Reconocida marca de lencería dio marcha atrás y no vendrá a la Argentina por el coronavirus

Fuente: IProfesional ~ Con una caída de ventas de casi un 40% a nivel internacional, la empresa se vio obligada a cerrar 250 tiendas en Estados Unidos y Canadá

Un año y medio atrás, la reconocida empresa estadounidense Victoria’s Secret había anunciado su desembarco en la Argentina. Pero muchas cosas fueron ocurriendo en este período que hizo a la empresa posponer su decisión, desde un cambio de dueño de la marca, un conflicto de negocios con un fondo de inversión y hasta una pandemia, por lo que ahora tampoco llegará al país.

Grupo David, que es su licenciataria en varios países de Latinoamérica, apuntaba a la apertura de su primer local en un shopping a fines del 2019. 

Según lo que había planificado la firma en ese momento, los primeros puntos de venta de la empresa de moda íntima corresponderían a su concepto Beauty & Accesories (belleza y accesorios), aunque el grupo no descartaba seguir con el full concept store, tanto en Argentina como en alguno de los otros dos países a los que esperaba llegar en Sudamérica: Uruguay y Paraguay.

Los planes pasaban por desembarcar en estos países también Bath & Body Works, otra marca de cuidado de la piel del portafolio de L Brands.

Además, esperaba abrir su primera tienda en Buenos Aires a fines del año pasado y principios de este 2020, y luego seguir hasta llegar a 12 locales en todo el territorio hacia el 2025.

Sin embargo, y a pesar de sus intenciones, el año pasado las inversiones extranjeras tuvieron un retroceso cuando la gestión del entonces presidente Mauricio Macri instaló el cepo cambiario, el que se fue ajustando con el tiempo y con el nuevo Gobierno de Alberto Fernández. Esta medida también repercutió en el negocio de Victoria’s Secret, que volvió a retrasar su llegada al país. Y ahora, con la crisis del coronavirus, vuelven a dar marcha atrás.

A nivel regional, hasta el año pasado contaba con locales en Colombia, Costa Rica, El Salvador, Panamá, Perú, República Dominicana, Venezuela y México y Chile.

Crisis a nivel mundial

La compañía matriz de Victoria’s Secret, L Brands, dijo que, después de que sus tiendas se vieran obligadas a bajar sus persianas debido a la pandemia del coronavirus y su consiguiente caída de ventas (un 37%), decidió llevar a cabo el cierre definitivo de 250 tiendas en Estados Unidos y Canadá.

Pero esto no fue todo. Además de este anuncio, también informó que planeaba cerrar en forma permanente 50 tiendas Bath & Body Works en EE.UU. y una en Canadá. Esto fue dado a conocer por la compañía como parte de sus resultados trimestrales.

Victoria’s Secret cuenta con una red de 1.600 tiendas repartidas por todo el mundo y, además, opera con su e-commerce en los mercados internacionales.

En cuanto a la red de tiendas que Victoria’s Secret mantendrá abiertas, L Brands explicó que “tiene la intención de abrir las tiendas cuidadosamente, tomando medidas para garantizar la seguridad de nuestros clientes y asociados, y cumpliendo con las pautas gubernamentales”. El grupo espera que la mayoría de sus establecimientos estén abiertos a fines de julio.

La noticia llega un día después de que otros retailers también anunciaran movimientos similares, como fue el caso de JC Penney, que clausurará definitivamente 242 como parte de sus planes para salir de la bancarrota.

Arde el “e-commerce”: la gigante Zara puso fecha a la venta digital en Argentina

Fuente: La Voz ~ Zara, la marca de indumentaria con alta valoración en el consumidor mundial y en el argentino, es el corazón del grupo español Inditex, holding de moda número uno del mundo por volumen de negocio. 

La etiqueta que llegó a Argentina en 1998 logró, con sus tiendas locales y la presencia que tiene en 202 mercados, cultivar un público fiel en el país integrado en su mayoría por mujeres, aunque también ofrece indumentaria infantil. 

Ese posicionamiento se mantiene incluso en Córdoba, donde desembarcó en los años ‘90 para luego replegarse y cerrar su único local (en Nuevocentro shopping) en el marco de la crisis del año 2001. 

Ahora, está decidida a transformar ese mapa: esta semana puso fecha al lanzamiento de la venta on line en el país, en plena cuarentena.  El primer anticipo había sido hace un par de meses, cuando detonó expectativas al confirmar el plan de lanzar su e-commerce en Perú, en Uruguay y en Argentina.

Desde su propia web oficial, Zara “saluda” al mercado argentino y señala que el shop on line estará disponible desde el 20 de mayo. A la vez, invita a los usuarios a bajar la app que facilita la experiencia de compra, aunque, en ella, no exhibe aún productos ni precios. Y convoca a suscribirse a su newsletter.

La modalidad es similar a la adoptada por la compañia en otros desembarcos, en los que también limitó el anuncio de su llegada a ese espacio. 

Gigante del comercio digital

La llegada digital de Zara a Argentina se enmarca en una ambiciosa estrategia global de Inditex para crecer a través del canal on line. La meta del grupo, que en 2018 puso en marcha la plataforma Zara.com, es llegar a todos los mercados del mundo apalancado en la venta digital.

Esa estrategia incluye a América latina, donde Zara lanzó su e-commerce en 2019 en Brasil (ya vendía en México), un país donde tiene 72 tiendas físicas. A nivel mundial, Inditex controla una red de 7.469 tiendas físicas de nueve marcas, con llegada a 202 mercados. 

Las ventas on line del grupo aportan alrededor del 14 por ciento de las totales. En 2019, el e-commerce creció 23 por ciento: facturó 4.315,7 millones de dólares.

El desembarco de Zara en Argentina se da en un momento en que el comercio on line crece de manera sostenida y, sintetizan en el mercado, “avanzó lo que se esperaba que creciera en dos años” a causa de las medidas de aislamiento social obligatorio. 

A la vez, el cierre forzoso de tiendas físicas en distintos países recortó ingresos del grupo español y subrayó aún más el protagonismo de su plataforma de comercio electrónico. 

Almacenes ciegos 

El ambicioso plan de impulso del comercio digital de Inditex se apoya en un plan logístico de igual magnitud. A inicios de año, el gigante planeaba sumar 33 plataformas logísticas o stock rooms (almacenes sólo de stock) sobre los 19, por un total de 400 mil metros cuadrados, que ya tenía en 17 países.

Se trata de espacios que funcionan de manera similar a una tienda física, pero sin atención al público, sino focalizados en satisfacer la demanda del ecommerce. 

En Argentina, su lanzamiento del canal digital “sacude” al mercado de la indumentaria en plena crisis. Vale destacar que la última novedad fuerte en el sector previa a esta situación fue la llegada al país de Renner, la mayor cadena de moda por facturación de Brasil.

La brasileña abrió dos tiendas en Córdoba y otras dos en Buenos Aires, que permanecen cerradas al público desde el inicio de la cuarentena.

John Foos cumple 40 años y lanza su línea de indumentaria

Fuente: Infonegocios ~ En el marco de su 40° aniversario, la marca de zapatillas decidió festejar con nuevos productos y proyectos con los amantes del arte como protagonistas. Dentro de las novedades se encuentra el nuevo modelo de calzado “Flashback”, la reversión de su modelo de 1995. 

La empresa John Foos, que abrió sus puertas en el año 1980 y rápidamente se convirtió en la marca creadora de “las únicas zapatillas hechas para no hacer nada”, festeja sus 40 años de trayectoria con la reversión de su calzado “164 Aero”.

Con un tinte de nostalgia, el objetivo de John Foos es homenajear su camino recorrido bajo el lema “Volver al origen nos fortalece”. De esta manera, no solo trasladan al pasado a sus fieles seguidores, sino que también acercan a las nuevas generaciones a un diseño que marcó un antes y después en la moda juvenil.
 

“164 Flashback” es un modelo que logra distinguirse de cualquier otro por su tinte retro, su altura media acorde al largo de los pantalones de la época y su firma: un aplique circular bordado que responde al sello de John Foos desde sus inicios.

Sin embargo, el festejo está lejos de terminar. En esta nueva etapa, la marca decidió que es buen momento para expandir sus fronteras y sumergirse en el mundo de la indumentaria. Por primera vez, completarán el look de sus consumidores con gorras, medias, remeras y buzos.

Además, la compañía de calzado habilitó tres proyectos con la intención de continuar apoyando al arte: “Puerta al Arte”, “John Foos Session” y “John Foos LAB”.

Las dos primeras se tratan de iniciativas de la empresa destinadas a visibilizar a nuevos talentos, generándoles un espacio en sus redes sociales o sponsoreándolos.

“Este proyecto surge ante la necesidad de las personas de expresarse. Es un espacio creado para que puedan hacerlo y visualizar su arte”, explicó María José Fosati, Content creator de John Foos.

Por su parte, el “John Foos LAB” es un laboratorio de tendencias que apuesta por la creatividad en el cual, la comunidad de más de 108 mil personas de la compañía, podrá seleccionar y hacer comentarios sobre las estampas que la marca propone con el fin de idear la futura colección de zapatillas, codo a codo con los diseñadores.

Las marcas de ropa ofrecen rebajas online de hasta 60% y evalúan adelantar la liquidación de invierno

Fuente: IProfesional ~ La pandemia golpea fuerte a todos los sectores de la economía, con mayor fuerza en aquellos no “esenciales”, que ante la dilatación del aislamiento preventivo y obligatorio están haciendo malabares para que sus empresas no se conviertan en otra víctima fatal del coronavirus.

Hay algunas industrias que la pasan peor que otras: según señalan de la plataforma PayU, el sector de indumentaria (que incluye ropa y calzado) mostró en la Argentina una caída de casi 30% respecto al mismo período del año anterior.

El parate puede verse a simple vista en los principales polos textiles de la Ciudad: desde los elegantes shoppings, pasando por las zonas de outlets -que eran ruta obligada de la clase media- hasta la siempre concurrida y popular zona de la avenida Avellaneda o Santa Fe. Las vidrieras, que solían mostrar las últimas colecciones y oportunidades, hace un mes están cubiertas por cortinas metálicas.

Así, las grandes marcas y los comercios ven cómo sus balances se ponen aun más en rojo. “Al ser una actividad considerada no esencial, no hay ventas y esto se extiende a toda la cadena productiva, lo que afecta a talleres, empresas de confección, logística y proveedores de tela”, explica a iProUP Alicia Hernández, gerente general de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI).

Si bien el Gobierno habilitó a este rubro para que pueda empezar a enviar los productos que tiene disponible, el mes perdido no se recupera. Los niveles de comercialización son paupérrimos y el stock de prendas y calzado, impensado.

Hernández detalla que todas las previsiones quedaron alteradas y que las compañías ahora, más que nada, están abocadas a conseguir líneas de financiamiento a cómo dé lugar. Es decir, a través de programas de emergencia, con beneficios para pagar los sueldos, así como créditos para cumplir con sus otros compromisos.

“Hay que empezar a innovar para el verano. La temporada de invierno está perdida y las marcas van a quedarse con un stock altísimo. No podemos pensar de ninguna manera que van a venderse prendas para el frío en agosto”, asevera. 

Según pudo saber iProUP, varias de las principales etiquetas darán inicio a las liquidaciones de invierno, algo impensado para abril o el arranque de mayo. Claro que deberán apelar al marketing para evitar esa palabra, ya que por normativa sólo pueden efectuarse entre el 1° de agosto y el 30 de septiembre. “Sale”, “Off”, “Rebajas” y otros conceptos sirven para sortear esa limitación legal. 

Las dos caras del ecommerce

En un escenario más que desolador, las compañías salieron con promociones agresivas para hacer algo de caja. Te puede interesar

“Ya se están efectuando descuentos muy importantes y prolongados en el tiempo, algo que no estaba planificado”, explica a iProUP Luciano Margolin, chief development officer de Glamit, una plataforma de gestión de eCommerce específico del sector indumentaria.

En este sentido, la compañía impulsó junto con más de 20 marcas –como Levi’s, Tucci, Wanama, John L. Cook y Kosiuko– la iniciativa Moda desde Casa, para potenciar el canal digital y “surfear” en este difícil momento. 

Allí se observan rebajas fuera de lo común, de hasta el 60%, envíos gratuitos a todo el país, cuotas sin interés y liquidación de productos de temporadas anteriores, todo en indumentaria para hombres, mujeres y niños.

Por ejemplo:

– Cardigan Harper de Wanama, para dama: $1.490 contra $4.969 (-70%)

– Cartera UMA bordo de Blaqué: $1.832 versus $3.380 (-45%)

– Campera Jacket Kindly de Sweet para mujer: $2.334 en vez de $3.890 (-40%)

– Zapatillas Fila V94M para caballero: $3.794 contra $5.059 (-25%) Te puede interesar

– Jeans Levi’s 720 para hombre: $3.990 en lugar de $4.980 (-20%)

El foco de “Moda Desde Casa” radica en un servicio que optimiza tiempos y motiva a una planificación de compra. Además, cuenta con una gran variedad de beneficios vigentes hasta el levantamiento del aislamiento, con el objetivo de incentivar el cuidado y seguridad de los consumidores para que se queden en sus casas.

“Hoy más que nunca, las personas están viviendo una transformación profunda en los hábitos de consumo. La cuarentena obliga a comprar online, ya no solo por comodidad o conveniencia sino por necesidad. Desde Glamit creemos que, en este contexto tan desafiante, es vital que las marcas estemos más unidas que nunca y lleguemos con un mismo y claro mensaje a miles de clientes”, asegura a iProUP Alan Idesis, CEO de Glamit.

En este sentido, algunas marcas como Zara y Mango están sumando la opción de “aplazar entrega“, como una herramienta para no exponer a los repartidores que siguen trabajando hasta que se levante el aislamiento.

Además, le ofrecen al comprador el beneficio del envío gratuito de productos según la zona o con algún descuento. Otras tiendas proponen guardarlo para que sea retirado de algún local, a elección, cuando el fin del aislamiento así lo permita.

Más allá de que el comercio electrónico aparece como alternativa, desde la CIAI explican que el aislamiento anula por completo la posibilidad de ingresar a las empresas para el armado de potenciales pedidos. A eso hay que sumarle los problemas logísticos que sufren hasta las compañías más grandes, como Mercado Libre.

Sin embargo, no creen que el ecommerce vaya a salvar la temporada, especialmente por los “grises” que tienen los permisos que entregan las autoridades para circular.  “El Gobierno no nos autoriza a preparar los envíos. Si bien la distribución se puede realizar, la gente no puede ir a los depósitos para hacer los armados de los paquetes”, explica la ejecutiva.


Si bien desde la Cámara apoyan el accionar de las autoridades con respecto a las medidas paliativas, aseguran que muchas firmas entrarán en procesos preventivos de crisis, lo que pone en riesgo a más de 100.000 empleos. Te puede interesar

“Si el Gobierno no autoriza que las empresas pongan gente a armar los paquetes para entregar, el comercio electrónico no es una alternativa que pueda sostenerse en el tiempo”, aclara Hernández, quien agrega que están en contacto con los ministerios de Trabajo y Desarrollo Productivo, y sindicatos para buscar alternativas que reduzcan el impacto en toda la cadena.

¿Y los shoppings?

Uno de los grandes perjudicados por el aislamiento son los shoppings, que permanecen cerrados salvo aquellos que tienen supermercados en sus instalaciones, si bien no permiten el acceso a la zona de comercios.

“El sector se está dedicando a liquidar para pagar sueldos. La cuarentena terminó terminó de darle un golpe fatal a las empresas, que encima arrastraban un rojo de meses”, remarca una fuente de peso en la industria.

En efecto, los centros de compras registraron un retroceso de 7% en su facturación según el INDEC, golpeando fuertemente al rubro indumentaria, que concentra 45% de las ventas en estos establecimientos. No sólo eso: los ingresos correspondientes a los locales de moda ni siquiera pudieron acompañar a la inflación anual acumulada, quedando 11 puntos por debajo.

Mientras preparan un protocolo para cuando puedan volver a abrir sus puertas, que incluye un distanciamiento de 16 metros cuadrados por persona y puestos para medir la temperatura de los clientes, los shoppings han ofrecido sus páginas web para publicar cupones de descuento “digitales” y así acompañar a las firmas de indumentaria.

De esta forma, el Grupo IRSA -propietario de los centros comerciales Abasto, Alto Palermo, Los Arcos y Dot, entre otros- lanzó durante la última semana de la cuarentena “administrada” fuertes rebajas online, a las que se acceden con el código de descuento “shopping”, que debe ingresarse antes de abonar en las plataformas de ecommerce de las marcas de indumentaria adheridas.

El que aceleró su migración a lo digital es el Shopping de San Justo: planificaba su lanzamiento cerca de fin de este año, pero con el inicio de la cuarentena tuvo que apurar sus planes para convertirse en el primer shopping online de la Argentina.

“La idea era llevar el establecimiento offline al ámbito digital para darle un valor diferencial, en el que ambas experiencias se potencien entre sí”, explica a iProUP Julieta Naldi, líder de operaciones y tiendas marketplace del establecimiento. Con un trabajo contrarreloj a sus espaldas, la plataforma permite adquirir de forma online productos que se venden en los locales a los vecinos que residan en zonas aledañas al shopping.

Para despachar los pedidos, algunas firmas ya tienen los permisos correspondientes, mientras que otras brindan la opción de retirarlo una vez que termine la cuarentena. Así, las empresas de indumentaria, sin importar su tamaño, comenzaron el camino que ya arrancaron otros sectores para la venta online, mientras esperan la luz verde del Gobierno para tratar de reactivar su actividad. 

“En los últimos días experimentamos una sorpresiva explosión digital a nivel global, impensada hace un mes atrás. Este proceso hubiera llevado quizás más de cinco años, y no tiene nada que ver con la adaptación o madurez del consumidor omnicanal y las nuevas formas de consumir, sino que es empujado por un escenario inusual“, dice a iProUP Marcos Pueyrredon, presidente del Ecommerce Institute.

Y agrega: “Ya no volverán a ser las mismas porque esta adaptación no sólo implica cambios, sino una resiliencia sin igual. El impacto en el negocio offline fue ‘cuasi apocalíptico’’”. 

“Hablar de cómo lo están haciendo Mercado Libre o Amazon sería un dato interesante. Sin embargo, lo realmente destacado es ver cómo lo están haciendo los retailers y marcas que se encontraron sin brújula o a mitad de camino, en cuanto comenzaron a tomarse las primeras medidas preventivas por la pandemia”, destaca.

En definitiva, Pueyrredón asegura que esta situación actual es un “acelerador de la transformación digital”, con una exponencial curva de virtualización y necesidad de aprendizaje en todas las dimensiones de la vida y el trabajo de las personas. Y cierra: “Los negocios no van a estar cerrados para siempre, pero nos encontraremos con un nuevo consumidor y con hábitos diferentes“.

Moda: las primeras marcas apuestan a materias primas recicladas

Fuente: Clarin ~ La sostenibilidad es tendencia mundial y el sector textil, una industria que depende de muchos recursos naturales limitados, se alinea a sus consignas para sobrevivir. Apostando fuertemente por el reciclado, la economía circular y la digitalización, la moda sostenible es lo que se viene y por eso cada vez son más las empresas que se vuelcan a esta manera de pensar y trabajar.

“Este cambio de paradigma busca minimizar el impacto negativo de la industria textil, una de las más contaminantes del planeta, después de la agroindustria. Lo hace reduciendo consumos energéticos y el impacto medioambiental, ya sea mediante la customización y el reciclaje o mediante el empleo de materia prima proveniente de cultivos que no utilizan químicos agresivos para el entorno y las personas”, amplía Belén Arce, directora de Summa, consultora en sustentabilidad y docente universitaria.

En este sentido, las firmas chicas suelen adoptar de lleno esta propuesta de preservación, reducción y reutilización (ver recuadro), mientras que las más grandes lideran proyectos donde, por ejemplo, el reciclaje de materia prima es su bandera.

Una de ellas es The LYCRA Company, una firma especializada en el desarrollo de fibra y de tecnología para la industria de la indumentaria, cuya línea EcoMade está ideada exclusivamente con el objetivo de reducir desperdicio y mantener los materiales en producción. “Este producto está elaborado con desechos preconsumo que provienen de la producción de fibra LYCRA que no se puede utilizar. Estos remanentes se cortan en trozos, se disuelven, se mezclan con polímero virgen y se vuelven a hilar en fibra LYCRA con un contenido reciclado del 20%. Es apto para confeccionar ropa deportiva, lencería y hasta jeans”, explica Mariana Jimenez Siquieros, responsable de marketing.

A la tendencia de hacer “más con menos” también se sumó adidas, quien este año anunció que producirá entre 15 y 20 millones de pares de zapatillas con plástico recolectado de playas y regiones costeras, el principal contaminante de los océanos del mundo. Conjuntamente con esta iniciativa, esta multinacional alemana tiene pensado utilizar ese material para elaborar el poliéster con el que fabrica todos sus productos deportivos, al tiempo que trabaja en artículos que sean fáciles de reciclar, como la zapatilla de running Futurecraft Loop, que está hecha de un único material reciclable de suela a cordones que se amalgama sin necesidad de pegamento.

Seguimos un modelo de fabricación circular, donde las materias primas pueden reutilizarse una y otra vez.

Federico Saravi (Adidas)

“Para nosotros la producción de productos reciclables implica asumir la responsabilidad de toda la vida del producto. A tono, seguimos un modelo de ‘circuito cerrado’ o de fabricación circular, donde las materias primas pueden reutilizarse una y otra vez. De este modo, buscamos abrir nuevos caminos y aportamos nuevos materiales y procesos para ayudar a los atletas y al medioambiente”, explica Federico Saraví, Brand Manager Running & Training de Adidas Argentina.

Esta forma de trabajo a la vez fue adoptada en la nueva colección Tommy Jeans primavera 2020 de Tommy Hilfiger, donde el producto estrella es una línea de denim 100% reciclado hecho con telas sobrantes, adornos reutilizados, parches de cuero e hilos elaborados a partir de botellas de plástico reutilizado. Estos diseños también fueron sometidos a varias técnicas de acabado láser de bajo impacto para reducir drásticamente la cantidad de agua, productos químicos y energía que generalmente insume la confección.

Otro hito del reconocido sello americano es TommyXLewis, una cápsula eco co-creada por el mismísimo Tommy Hilfiger y el campeón de Fórmula Uno, Lewis Hamilton, donde más del 75% de los diseños están elaborados con algodón orgánico y materiales reciclados, alternativas de cuero vegano, lavados de mezclilla de bajo impacto, una huella de bajo contenido de carbono a base de aceite vegetal, agente de acabado y absorbente de secado rápido.

La estrategia de la empresa se concentra en la obtención de algodón de fuentes más sostenibles y en la capacitación de los trabajadores.

Tommy Hilfiger, diseñador

“Estamos decididos a ser una de las principales marcas de estilo de vida de diseño sostenible en el mundo y éste es un compromiso que compartimos con Lewis. Desde el primer día, ambos nos propusimos crear moda que abra mentes. Desde 2018, la estrategia de sostenibilidad de la empresa se concentra en la obtención de algodón de fuentes más sostenibles y en la capacitación de los trabajadores de 17 parques industriales en la cuenca del río Taihu de China sobre la gestión de riesgos del agua”, reveló el diseñador.

A nivel local, OHNEST es la nueva línea verde de Portsaid, que vio la luz en 2019. Integrada por 16 prendas realizadas con fibras naturales y recicladas (bambú, Tencel y Cupro) que suman tintes naturales provenientes de la cebolla y el índigo, la propuesta también incluye remeras realizadas por Stay True, una marca que fabrica prendas de algodón 100% orgánico, y un modelo de zapatillas cuya suela se logra a partir de Neumáticos Fuera de Uso (NFU) realizadas en co-branding con Xinca, empresa B reconocida en la región por su modelo de desarrollo sostenible.

Si bien no recicla, la marca argentina AY NOT DEAD lanzó su primera línea de jeans de algodón orgánico bautizada “Diffesa de la natura”. Los jeans de esta cápsula están confeccionados con un algodón cultivado en campos libres de pesticidas y herbicidas sintéticos, que luego es sometido a un proceso de lavado que reduce un 60% del uso del agua y ahorra energía, dado que no emplea calor para teñir las prendas. La marca le confió este encargo a la fábrica Candiani, la firma italiana número uno del mundo de la jeanería, certificada por la sustentabilidad y la innovación de sus procesos.

En esta línea, Reebok, la marca de fitness global, lanzó la única zapatilla del mercado realizada a partir de cosas que crecen: la NPC UK Cotton + Corn. Este modelo, que recibió la certificación de la USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.) por contar con un 75% de materiales de origen biológico en su composición, posee una capellada hecha 100% de algodón sobre una suela a base de maíz. El material de las plantillas es un derivado del aceite de ricino y el empaque es 100% reciclable.

“La mayoría del calzado deportivo está hecho a base de petróleo, que se utiliza para crear el caucho sintético y los sistemas de amortiguación de espuma. Cada año se fabrican 20.000 millones de pares de calzado de una manera nada sostenible. Por eso empezamos a usar recursos cultivables como materia prima y logramos crear un calzado con un nivel de rendimiento y una sensación igual a la que brinda cualquier otra zapatilla”, reveló Bill McInnis, director de Reebok Future.

Cumple 40 años y lanza a la venta una reedición de su modelo más icónico

Fuente: Punto Biz ~ La empresa John Foos, que abrió sus puertas en el año 1980 y rápidamente se convirtió en la marca creadora de “las únicas zapatillas hechas para no hacer nada”, festeja 40 años de trayectoria con la reversión de “164 Aero”, el calzado que todos los millenials querían tener.

Con un tinte de nostalgia, el objetivo de John Foos es homenajear su camino recorrido bajo el lema “Volver al orígen nos fortalece”. De esta manera, no sólo trasladan al pasado a sus fieles seguidores, si no que también acercan a las nuevas generaciones a un diseño que marcó un antes y después en la moda juvenil.

“164 Flashback” es un modelo que logra distinguirse de cualquier otro por su tinte retro, su altura media acorde al largo de los pantalones de la época y su firma: un aplique circular bordado que responde al sello de John Foos desde sus inicios.

Sin embargo, el festejo no termina acá, ya que, tras cuatro décadas de especializarse en calzado urbano, la marca decidió que es buen momento para expandir sus fronteras y sumergirse en el mundo de la indumentaria. Por primera vez, completarán el look de sus consumidores con gorras, medias, remeras y buzos.

En un principio, para acompañar el aniversario, los modelos se mantendrán bajo la esencia retro de los años 90, pero muy pronto John Foos dejará ver grandes novedades y más ediciones limitadas a través de sus redes sociales y su página web, donde se podrán conseguir todos los modelos.

John Joseph Foos Co. abrió sus puertas por primera vez en América del Sur en el año 1980. Desde entonces, se especializó en el diseño y la fabricación de zapatillas de lona clásica, creando tendencias y posicionándose rápidamente como la marca líder de calzado juvenil.

Coronavirus en la Argentina: 10 tiendas online donde comprar barbijos de tela

Fuente: La Nación ~ Los barbijos o tapabocas serán de uso obligatorio en la ciudad de Buenos Aires a partir del próximo miércoles. Se trata de una medida que se viene extendiendo cada vez más por todo el mundo y que en nuestro país ya fue implementada por las provincias de Jujuy, Misiones, Santiago del Estero y La Rioja, además de las localidades de Zárate, Tigre y La Matanza.

A diferencia de los barbijos profesionales destinados únicamente al personal de salud, los tapabocas pueden ser confeccionados en casa. La única condición que deben cumplir es que tapen la cara desde el tabique de la nariz hasta por debajo del mentón. La moda ya los ha convertido en accesorios de diseño.

Salvo que nuestro trabajo o nuestros intereses estén relacionados con el uso de telas que dispongamos en casa, conseguir un retazo hoy es complicado: las sederías están cerradas y la cuarentena nos impide pasar por la casa de alguna tía o abuela que nos preste. Por suerte, la confección y venta de tapabocas se ha multiplicado frente al escenario impuesto por la pandemia. Aquí recolectamos los datos de diez tiendas online que hacen entregas o retiros.

The Dignanis.

Venden pañuelos confeccionados con telas de estampas únicas creadas por las hermanas diseñadoras del negocio. Hoy utilizan la materia prima para hacer tapabocas de tres capas con elástico regulable. El 20% de las ventas será donado al Hospital Municipal José María Gomendio, Ramallo, la localidad de donde vienen las dueñas. Cuestan $380 cada uno. Se pueden retirar con Glovo o Rappi por Palermo: www.thedignanis.com .

Alabama.

La casa que ofrece ambos trendy para hombre y mujer también se sumó a la confección de cubrebocas. La iniciativa también tiene un costado solidario: la mitad de lo que cuesta cada pieza se destinará a comprar guantes y barbijos para centros de salud de La Plata, Villa Elisa y Quilmes: www.ambosalabama.com .

Carola Cornejo Sustentable.

La tienda de ropa bohemia y sustentable incorporó un diseño de tapabocas de cuatro capas de tela con bolsillo para colocar un filtro. Hay modelos reversibles y de diferente tamaño para todas las caras. Cuestan 200 pesos cada uno y hacen envíos en moto: www.carolacornejo.mitiendanube.com .

Costuras de la nada.

Los artículos de tela como riñoneras, banderines, neceseres y muñecos de este emprendimiento fueron reemplazados por el momento por simpáticos tapabocas confeccionados con bolsas ecológicas reutilizadas. Tiene capa doble con tres pliegues en el frente y bolsillo para colocar un filtro. Son lavables y reutilizables. Cuestan cuatro por 200 pesos. Se hacen envíos: @costurasdelanada.

Rebel Label.

Para los perfiles alternativos, esta marca ofrece tapabocas con estampas vibrantes y rockeras. Se confeccionan con restos de la producción de otras prendas. Vienen con doble tela y bolsillo para filtro. Hay packs para aprovechar también las remeras de diseño: un tapabocas más una remera cuesta $1100 mientras que cinco barbijos y una remera salen $2110. Se hacen envíos gratis: www.rebellabel.com.ar .

Anthology Objetos.

Las telas estampadas son las protagonistas de este emprendimiento de billeteras, bolsos, monederos, cartucheras y baberos, entre otros productos. Hoy, frente a la pandemia, la marca confecciona cubrebocas con retazos sueltos para aprovecharlo todo. Son de gabardina con tres capas y un bolsillo en la cara interna para colocar un filtro. Hacen envíos: @anthologyobjetos.

Florencia Casarsa.

La marca de vestidos de fiesta también ofrece máscaras tapabocas de dos capas con bolsillo para filtro. Se hacen envíos y también se pueden retirar por Villa Urquiza. Cuestan $250 cada uno: www.florenciacasarsa.mitiendanube.com .

New Pops.

Con las telas y las máquinas de coser que utilizan para hacer sus almohadillas terapeúticas, la marca lanzó su línea de tapabocas lavables. Están confeccionados con gabardina importada, son reversibles, tienen doble capa y un bolsillo para filtro. Salen $ 250. Por ahora, se entregan por las zonas de Belgrano y Pachecho: @newpops.

Raquel Gallardo.

La diseñadora se dedica a los vestidos de novia y a la alta costura, pero su máquina de coser también confecciona barbijos en dos tamaños: para adultos y niños. Son de algodón y doble capa con bolsillo para filtro. Los hace con cintas para atar porque de acuerdo con la experiencia de los médicos que consultó para diseñarlos, “las cintas permiten adaptar el tamaño a la cabeza y no aprietan las orejas como los elásticos”. Las promociones son: uno por $200, cuatro por $ 700 y seis por $ 1000. Se pueden hacer retiros por la zona de Belgrano: @erreraquelgallardo.

Henky Penky.

Pensadas para personalidades minimalistas y cancheras, las máscaras de la marca masculina tienen doble capa y están hechas en algodón. Son reversibles y cuestan $ 600 cada una. Se hacen envíos: www.henkypenky.com.ar .

Qué pasará con la moda argentina durante el aislamiento

Fuente: La Nación ~ Cuando en la escena de la moda internacional se conocieron las primeras reacciones ante el avance del coronavirus , para el ámbito local todavía era algo lejano. Del COVID- 19, se sabía que había comenzado en China y que se estaba propagando por Europa y Asia. Hasta que, finalmente, tomó centralidad con el crecimiento indiscriminado en Italia y España, y al conocerse los primeros casos en Argentina que, a la fecha, ya suman 128.Tras el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que establece el aislamiento social, preventivo y obligatorio comunicado anoche por el presidente Alberto Fernández, lo concreto es la celeridad y la exponencialidad que puede lograr este virus, aunque el reverso; es la incertidumbre que provoca en todos los sectores. “La economía, sin duda, se va a ralentizar y en esa lentitud vamos a tener menor actividad económica, menor recaudación y problemas fiscales que resolver”, expresó el primer mandatario. Por eso es clave empezar a considerar cuál puede ser la repercusión a corto y mediano plazo para los rubros de indumentaria y calzado ¿Cómo será la continuidad de las marcas en los próximos días? ¿Se podrá vender el stock de la temporada otoño-invierno? Y si se hace, ¿de qué modo?

La preocupación es aún mayor, si se tiene en cuenta que la crisis que trae aparejada esta pandemia, podría profundizar aún más la ya atravesada por la industria y el comercio, desde al menos el 2018. Vale recordar que antes de la aparición del virus el país estaba batallando, día a día, contra la inflación y el aumento del dólar.

¿Cómo seguir?

Tal cual lo establece el artículo 5 del DNU, desde las 00 hs de hoy quedó suspendida “la apertura de locales, centros comerciales, establecimientos mayoristas y minoristas, y cualquier otro lugar que requiera la presencia de personas”. Esto, por supuesto que implica a los shoppings y a todos los locales de ropa y zapatos. Y es en este contexto que las marcas argentinas analizan cómo continuar en cuanto al sistema de ventas y también en lo referido a la organización interna; se trate de una firma masiva, una Pyme, un diseñador con showroom, puertas adentro, o con un local a la calle.

Hasta ahora, las consultadas expresan haber seguido al pie de la letra las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Ministerio de Salud de la Nación, en cuanto a los requerimientos de licencia para personas en riesgo ya sea por la edad (más de 60 años) o por sufrir una enfermedad inmunosuprimida, entre otras cuestiones y, a su vez, en adoptar, en la medida de lo posible, la opción del teletrabajo. Aunque no todos los puestos de las áreas de indumentaria y calzado se pueden cubrir de ese modo y tampoco existe una normativa al respecto. En ese sentido desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) pidieron “regular a la brevedad la modalidad de teletrabajo (home office), dando certidumbre al empresario y al empleado”. Además, alientan a consumir lo hecho en Argentina “mediante un acuerdo nacional donde el sector público y el privado eleven el consumo de bienes fabricados en el país”. La misma entidad,ante el impacto que puede causar la pandemia, también, solicitó medidas para mitigar el costo laboral; financieras; impositivas y complementarias.

Repensar la estrategia

“Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para colaborar en que la curva de contagios sea lo más lenta posible”, dice Patricio Bayá , dueño de JT. En los últimos días – previos al DNU- la marca redujo al mínimo la estructura operativa, con la alternativa del home office para el 80% de los empleados y horarios rotativos, para que en los espacios de trabajo conviva la menor cantidad de gente posible. Como, desde hoy, las tres tiendas (Villa Crespo, Recoleta y el Pop-up del shopping Alcorta) estarán cerradas, y estas constituyen el 70 % del ingreso de la marca, la idea es apuntalar el ecommerce con bonificaciones en los envíos.

Mariana Dappiano , dueña de la marca homónima, es otra de las que está enfocada, especialmente, en reforzar la venta online, que tampoco constituye su principal ingreso pero representa una opción al menos por ahora. La diseñadora con 20 años de trayectoria, es, a su vez, miembro del grupo Somos Palermo, al igual que la firma Juana de Arco, que si bien tiene la tienda cerrada desde el lunes pasado, en consonancia con el aislamiento gradual que comenzó ese día, Mariana Cortés , su fundadora, comenta que la actividad principal será difundir y convocar a las clases online, gratuitas, de yoga, meditación para niños y pound fit, además de otras propuestas de aprendizaje vinculadas a la filosofía de la firma.

Dos de las marcas masivas que decidieron cerrar sus tiendas aún cuando algunos shoppings insistían en permanecer abiertos, fueron Levi´s y Mishka. Esta última, especializada en zapatos y marroquinería, también hace hincapié en la venta online considerando que esta opción es análoga a la de una tienda ya que ocupa entre el tercer y cuarto lugar en el volumen de ventas. Para ello ofrece los outfits presentados en el último desfile en la semana de la moca local, en seis cuotas sin interés y freeshipping sin monto mínimo.”Vamos a fomentar que la gente compre por e-shop y que trate de no moverse”, explica Marcelo Cantón , socio y director creativo de la firma.

¿Tiendas virtuales?

Sin dudas la propuesta del ecommerce es uno de los recursos más extendidos para la venta de indumentaria, más allá de esta situación particular que atraviesa el país y el mundo. Según el último informe de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) en el 2019 las ventas aumentaron un 20% respecto del año anterior y se sumaron 828.000 nuevos compradores. Además, en cuanto al ranking de rubros más solicitados, indumentaria deportiva estuvo en cuarto lugar y la no deportiva entró en el sexto puesto.

Aunque relacionadas a esta alternativa en línea, aparecen dos cuestiones fundamentales: una, es cómo se llevará a cabo la logística y distribución de las compras de modo virtual en un país en el que no se podrá circular normalmente, al menos hasta el 31 de marzo, inclusive. Si bien esto lo responde el artículo 6 del DNU que entre las excepciones, en el punto 19, solo exceptúa el “reparto a domicilio de alimentos, medicamentos, productos de higiene, de limpieza y otros insumos de necesidad”, sin mencionar la vestimenta, queda especificar qué implica el punto 21 del mismo documento, que alude al desarrollo “servicios postales y de distribución de paquetería”.

El otro aspecto es que, aunque el comercio online es una tendencia que crece, no todos cuentan con esa estructura y si la tienen varía en cuanto a la escala y el volumen que manejan. Silvina Bolognini , por ejemplo, del local Ina Ini especializado en diseño de autor, en la Galería Patio del Liceo, comenta que como vende prendas en su mayoría únicas de más de treinta diseñadores de todo el país hasta ahora el e-shop no había sido una opción por eso, ante el primer aislamiento, pensó atender con cita previa pero esa idea declinó con la aparición del nuevo decreto.

En Panorama, otra de las tiendas que comercializa ropa y accesorios de diseño, el propósito está en el diálogo con los proveedores y en la comunicación vía redes sociales para mantener “el contacto con nuestra audiencia y promover el consumo local”, explica María Lee , dueña del negocio. Su planteo, trasciende, más allá del aquí y ahora, y tiene que ver con pensar en un cambio de paradigma que pone el foco en los productos locales. “Vamos a necesitar más que nunca replantear no solo nuestros hábitos de consumo sino cual es el aporte que le estamos dando a nuestra propia comunidad”, sintetiza.

En la venta de prendas vintage, rubro que tomó notoriedad en el último tiempo, sobre todo por los clientes que eligen consumos más sostenibles, El Almacén de Lulú está pensando en hacer envíos gratis, quedaría definir si antes o después del aislamiento obligatorio, o en algún descuento especial para las compras realizadas durante este período. Al mismo tiempo, Jazmin Rodríguez del local Bimba Vintage aprovecha este momento para dar un servicio gratuito de asesoramiento virtual para que los clientes puedan concretar la compra a través de las redes sociales. “Me preparo para lo que venga, estoy muy atenta a los cambios y ya venía viendo que la onda va por el online, obvio que, además, me interesa cuidarme y cuidar a los demás”, concluye.

Moda: el impacto del coronavirus podría ser mayor

Fuente: La Nación ~ Las marcas del rubro sufren por la menor demanda china y los problemas para producir

Era una vista inquietante: hace un par de semanas Giorgio Armani realizó su show de la Semana de la Moda en Milán en un teatro vacío y, al final, el propio Armani mismo salió a saludar frente a filas de asientos vacíos. La noche antes del show había quedado claro que el coronavirus estaba golpeando duramente Italia, con cientos de nuevos casos confirmados. Como resultado de ello, la casa de modas pensó que sería más seguro proceder sin público y en cambio transmitir el show por streaming en vivo.

El coronavirus se está expandiendo rápidamente y los economistas ahora temen que tendrá un fuerte impacto en la economía global. China, donde se originó el virus, es un importante centro de fabricación para muchas industrias, incluyendo la moda. Actualmente China produce más de un tercio de toda la ropa y los textiles globalmente, si bien su participación en el mercado de fabricación del vestido ha declinado ligeramente en los últimos años. Y marcas de moda de todo el espectro fabrican sus productos en China, desde sellos de lujo como Prada y Armani, hasta marcas de “moda rápida” como H&M y Zara.

El problema es que las fábricas en todo China siguen cerradas y no está claro cuándo volverán a trabajar. Esto significa que todas las marcas de moda que se proveen de China van a enfrentar importantes demoras en la obtención de sus inventarios en los próximos meses.

El diseñador Thakoon Panichgut, por ejemplo, dice que ya ha sabido de las fábricas que sus colecciones para el verano boreal llegarán un mes retrasadas. Muchas otras marcas de moda están viendo demoras de entre 25 y 45 días, dice Aaron Luo, cofundador de Terracotta Partners, una compañía que ayuda a marcas de moda a construir cadenas de producción en China. “Las colecciones del verano boreal se verán ligeramente demoradas, pero en lo que se refiere al otoño, es menos claro lo que sucederá”, dice Luo. “La cadena de producción de la moda es muy complicada y muchas partes han sido afectadas por este proceso”.

¿Qué es exactamente lo que está causando las demoras? Por empezar, dice Luo, muchos trabajadores de fábrica volvieron a sus hogares para el Año Nuevo chino, lo que se dio en el momento en que se extendía el brote. Muchos tienen grandes problemas para regresar a sus fábricas porque sus ciudades están en cuarentena y el transporte público se ha paralizado.

El gobierno chino también ha hecho prolongadas inspecciones de las fábricas y a los trabajadores se les hacen tests. “Muchas fábricas del vestido y accesorios están lejos de Hubei”, dice Luo, refiriéndose a la provincia que está en el epicentro del brote en China. “Pero fábricas de todo el país, incluso lejos de Wuhan, se ven afectadas por esto”.

La cuestión mayor ahora es si algunas marcas se retirarán por completo de China debido a la severidad de esta crisis. Luo no está recomendando que sus clientes hagan esto porque lleva mucho tiempo encontrar un socio fabricante que trabaje bien y priorice su marca. Lo que es más, trasladar la producción a otra parte de Asia o Europa lleva tiempo y no aseguraría que los pedidos para el otoño boreal se entreguen más rápido. Pero esta crisis está llevando a Panichgut a repensar su cadena de producción, si bien advierte que no puede evitar las actuales demoras, piensa que podría ser una buena estrategia fabricar productos en varios países, en vez de sólo en uno. “Todos vemos lo que sucede cuando uno pone todos sus huevos en una sola canasta” dice.

OMBU viste a los hombres y mujeres del campo

Fuente: Revista Chacra ~ Con nueva tecnología e innovaciones textiles, Ombú expondrá desde la clásica bombacha de campo hasta camisas, pantalones, trajes de lluvia y mucho más.

En la próxima edición de la Capital Nacional de los Agronegocios, que se realizará del 10 al 13 de marzo en el predio ferial de San Nicolás -RN 9, Km 225-, Ombú será la Indumentaria Oficial del equipo de Expoagro 2020 edición YPF Agro. Al respecto, Fernando Raddavero, gerente de Negocios de la empresa, expresó: “Nuestra marca tiene una muy extensa y estrecha relación con Expoagro; desde hace más de 20 años acompañamos y apoyamos el desafío de armar este gran show de cuatro días en medio del campo”, y enfatizó: “Hemos pasado calor, tormentas y hasta huracanes, pero lo que siempre recordamos es la excelente organización y el cariño de la gente que nos visita año tras año. Ahora como auspiciante oficial el compromiso de Ombú es aún mayor”.

Por otro lado, analizando la situación actual, Raddavero dijo: “Si bien el 2019 fue difícil para la Argentina, en especial para la industria textil, siempre apostamos a acompañar a este sector que nos identifica y que es el motor de la economía”.

Indumentaria óptima para trabajar en el campo En su espacio ubicado en el lote P-40, Ombú exhibirá sus productos confeccionados pensando en el confort y respetando las costumbres argentinas. En este sentido, Raddavero detalló: “Todos nuestros productos fueron concebidos teniendo en cuenta los tradicionales atributos de Ombú y que forman el ADN de la marca; la durabilidad ligada directamente a la fortaleza y la resistencia a las exigencias diarias y en condiciones extremas”, indicó Fernando.

Para la firma, la clásica bombacha de campo es el ejemplo de aquellos productos que trascienden las generaciones y se visten con el orgullo de formar parte de esta gran familia. También, en la gran colección de Ombú se encuentran las camisas, pantalones, camperas, trajes de lluvia, fajas lumbares, zapatos, botines, botas de lluvia, guantes, que protegen a los hombres y mujeres del campo sin descuidar la imagen y el confort.