El barbijo del Conicet se fabrica en una pyme y bate récord de ventas

Fuente: BAE ~ Venden cerca de un millón de unidades por mes

Si el virus es más potente, además de extremar los cuidados, una posible solución es buscar barbijos más fuertes para librarle batalla. Un equipo de investigación del Conicet, de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), con el apoyo de la textil Kovi, que tiene la licencia exclusiva, desarrolló telas que tienen la capacidad de inhibir el coronavirus. 

Más conocido hoy como “el barbijo del Conicet”, su nombre oficial es Atom-Protect y bate récords de ventas con un millón de unidades al mes. 

Los barbijos se fabrican en las plantas de Lomas del Mirador y Bella Vista que tiene Kovi, propiedad de la familia Gontmaher, históricos en el rubro textil. Hace cuarenta años que producen toallas, sábanas y manteles con la marca Sweet Home, además de Lola Prada. 

Sufrieron los vaivenes de una industria, que esta vez les da una gran alegría. Gerardo y su hijo Allan no dan abasto con la producción y venta de barbijos a $390, valor que varía si la compra es por mayor en su tienda online. 

El secreto del éxito es la tela tratada con activos antivirales, bactericidas y fungicidas. Sus propiedades antimicrobianas fueron testeadas con éxito por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y su acción antiviral por el Instituto de Virología del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). En el Conicet explican que no solo disminuye la probabilidad de infectarse con el patógeno que provoca el Covid-19 a través de boca y nariz, así como también contagiar a otros, sino que además es más higiénico, ya que el individuo no respira sus propios gérmenes. Las propiedades de este barbijo están intactas por al menos quince lavados. 

En la sede de Kovi, Jorge Ignacio explicó a BAE Negocios: “Los barbijos vienen en bolsas cerradas, esterilizados, se pueden usar sin lavar. Se requiere un uso de por lo menos ocho horas antes de lavarlo con agua fría y jabón. No se puede retorcer, lavar en el lavarropas ni poner alcohol”. 

Se adquiere en la sede de Kovi, en farmacias o en la tienda online de Atom Protect. 

En una publicación del Conicet, Silvia Goyanes, investigadora y una de las directoras del proyecto, explicó: “Los estudios realizados en el Instituto de Virología del INTA mostraron que estas telas tienen la capacidad de inhibir coronavirus similar al SARS-CoV-2, agente patógeno que causa el Covid-19- en menos de cinco minutos”. 

Venta al público Ignacio asegura que “la gente se acerca muy preocupada, más que antes. Algunos hacen un esfuerzo enorme y vienen con moneditas, porque se dieron cuenta de que los que usan estos barbijos no se contagian. No puedo entender que la gente se preocupe por el color, las florcitas y no busque un barbijo seguro que le salve la vida. Hay gente que vino y no se lo llevó porque no había en negro o en colores y luego se los ve volver, muy tristes. Siempre les pregunto qué pasó y muchos me cuentan que perdieron familiares queridos. Hay que tomar conciencia que un barbijo reduce las posibilidades de infectarse”. 

Tienen pedidos desde varios países, pero las ventas aún no se pudieron concretar. 

Primera empresa argentina de indumentaria para chicos en obtener certificación Marca Perú

Fuente: iProfesional – La certificación reconoce la calidad en la producción y confección de sus prendas con algodón pima peruano, considerado el mejor tejido de punto del mundo

Hacia fines de 2020, la empresa argentina de indumentaria para bebés y niños “Tecomoabesos” obtuvo la certificación como licenciataria de Marca Perú, siendo la primera y única marca de ropa para bebés y niños de 0 a 6 años argentina, en contar con este reconocimiento. La marca fue seleccionada porque utiliza en su producción materiales nobles como el algodón orgánico y el pima peruano, considerado el mejor algodón de punto del mundo. Sus diseños se destacan por su confección con fibras de altísima calidad y confort en todas y cada una de sus colecciones. 

“Para nosotras este reconocimiento es una insignia que llevaremos adelante con mucha responsabilidad y orgullo. En el plano internacional, prestigiosas marcas como Prada, también han certificado con Marca Perú. Estamos convencidas que este logro nos potenciará como marca a nivel mundial” explicó Ximena González Cid, Socia Fundadora de TecomoaBesos.

En octubre de 2020, Promperú Argentina, que es el organismo encargado de la promoción del Perú en materia de exportaciones, turismo e imagen; convocó a Tecomoabesos para ser representantes de su Marca Perú. El objetivo de esta certificación, es dar a conocer distintas ramas en las que Perú es líder a nivel mundial como la gastronomía o como este caso, la excelencia de su algodón. La empresa, luego de haber cumplido con todos los requisitos y tras haber sido examinada rigurosamente por expertos tanto en Argentina como en Perú, logró obtener la licencia Marca Perú.

“Somos una empresa familiar liderada íntegramente por mujeres, que nació en la ciudad de Rosario y fue creciendo dentro del país y en el exterior. Haber recibido esta distinción es un honor y nos impulsa a seguir creciendo y trabajando con dedicación, amor y perseverancia, desde los primeros bocetos hasta el empaquetado. Generando una atención personalizada y un contacto estrecho con cada uno de nuestros clientes.” destacó Cid.

El fin de la certificación, es dar a conocer distintas ramas en las que Perú es líder a nivel mundial 

La firma, cuenta con tres locales de venta al público, una plataforma online y ventas mayoristas a multimarcas. El año pasado, durante los primeros meses de cuarentena con sus locales cerrados por el aislamiento obligatorio, impulsaron sus ventas en la plataforma de e-commerce, con un crecimiento exponencial respecto al año anterior. Además, Tecomoabesos, no solo realiza envíos a todo el país, sino también a todas las ciudades del mundo. Uno de los grandes objetivos para el 2021, es concretar la apertura de los mercados en Asia y Estados Unidos.

“La llegada del Covid-19 fortaleció e incrementó nuestras ventas online, es un canal que nos permitió llegar a todo el país y también al mundo entero. En el exterior cada una de nuestras prendas es muy valorada, y por esa razón estamos felices de anunciar el lanzamiento de nuestro e-commerce para Asia y Estados Unidos este año” concluyó Luciana González Cid, Socia Fundadora de Tecomoabesos.

 “Tecomoabesos”, una empresa familiar 

Creada en 2005 en la ciudad de Rosario por Gabriela Cid y dos de sus hijas: Luciana González Cid y Ximena González Cid. Tecomoabesos, es una empresa familiar dedicada al diseño, producción y venta de indumentaria para bebés y niños de 0 a 6 años, todas las prendas son confeccionadas con algodón orgánico y pima peruano.

Poseen tres locales de venta directa al público, dos en Rosario y uno en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A través de su canal de E-commerce, realizan envíos a todo el país y también a todo el mundo https://tienda.tecomoabesos.com/. 

Slow fashion: conocé esta marca de diseño de autor cordobesa que apuesta a los sustentable

Fuente: Perfil ~ En primera persona la creadora de Humano nos cuenta cómo fue el proceso de creación de su emprendimiento y cómo logró diseñar respetando el medio ambiente y potenciando su entorno.

Soy Mara Emilia Coleoni, Fundadora y Directora Creativa de Humano, una marca de indumentaria nacida en las sierras cordobesas, conectada con la tierra y sus tiempos desde sus orígenes, que busca deconstruir siluetas acercando orgánicamente el concepto genderless y slow a nuestro vestir cotidiano. Estudié Relaciones Internacionales, teniendo la posibilidad, además, de conocer la realidad latinoamericana al vivir parte de mi formación en Perú, Paraguay y Chile. 

Conecto con el diseño desde la cuna, con mi madre vistiéndonos a mí y a mis hermanos con creaciones que llegaron a las pasarelas del Santiago Fashion Week. Vinculé mi pasión por el arte de vestir los cuerpos complementando mis estudios con Asesoría de Imagen y Marketing de Moda. En 2016, ya instalada en mi Córdoba natal, decidí dar nacimiento a Humano como expresión de lo que quería entregar al mundo. 

En 2018 tuve el placer de conocer la historia de Hilanderia Warmi de boca de su fundador Juan Collado. La magia fue instantánea. Hilandería Warmi es una empresa social (Empresa B Certificada®) con el propósito de generar un impacto positivo en el desarrollo socio-económico de la Puna Argentina, a través del uso sustentable de los recursos camélidos y ovinos de la región. Una Empresa B, o Triple Impacto, utiliza el poder del mercado para dar soluciones concretas a problemas sociales y ambientales, creando nuevos modelos de negocios que cambian el paradigma imperante. 

Le propuse a Juan y a su equipo crear una línea de diseño bajo el concepto del Humano Warmi, o Warmi Humano, un ser sin condicionamientos de género ni edad, que danza con los cambios buscando alinearse con el bienestar, conectando con la calidez y calidad humana. Nos tomó 2 años unir distancias, escuchar los tiempos y coordinar desde lo remoto sin perder lo real. Nuestros diseños fueron pensados sin caducidad, para un consumidor consciente del escenario actual.  La idea fue crear siluetas oversize, rememorando a los abrigos de antaño, proponiendo su versión sustentable y amable.  

Tuve el placer de contar con mi madre, Mona Ferrari, en el proceso creativo, importante motor de inspiración en este camino.  Buscamos generar una misma base como punto de partida, y con diferenciales impregnar a cada uno de un mood particular. Cada prenda responde a tiempos naturales de producción y consumo responsable. Utilizamos hilados de llama, oveja y algodones reciclados. En tapados, Sarga de llama y oveja; Picote de llama algodón en buzos y kimonos de media estación, y Epigado y Picote de puro algodón reciclado para segunda piel de verano.  Buscamos llevar diseño y tradición, de Argentina, al mundo. Ética y estética. De acuerdo al cuidado que se le dé, apostamos a una prenda eterna. 

Una textil amplía sus inversiones en Corrientes y proyecta crear 500 puestos de trabajo

Fuente: El Litoral ~ El CEO de TN & Platex, Teddy Karagozian, confirmó que cerró el contrato para construir un edificio de 16 mil metros cuadrados en Monte Caseros. Piensa tomar 500 personas y hacer la inaguración en octubre de 2021, como parte de un plan de inversión de U$S 40 millones hasta 2022.

Karagozian aseguró que “su producción ya es hoy un 50% mas alta que en octubre de 2019 y está muy por encima de los niveles de pandemia”. Si no avanza más rápido, afirma, es “porque no puede financiar la compra de maquinaria”. 

“Los bancos escuchan a los formadores de opinión y no prestan. El negocio bancario no tiene riesgo, se acostumbraron a prestarle al Estado y no le prestan a los empresarios argentinos”, se quejó ante la imposibiilidad de lograr celeridad en sus proyectos.

La compañía amplió len 2017 la planta de hilandería. La familia Karagozian abrió su primera fábrica en Monte Caseros, hace 42 años, a la que incorporó la fabricación de telas y la fabricación de medias, inversión que esperamos sea.

La planta tiene hoy máquinas para hilandería de punto por 200 toneladas y de medias para 20.000 docenas de capacidad. La compañía tiene hoy alrededor de 400 empleados.

Quedó constituida la Mesa Textil Industrial de Corrientes

Fuente: El Litoral ~ Funcionarios provinciales y empresarios textiles concretaron un encuentro virtual en el que analizaron la situación del sector y habilitaron formalmente un espacio de trabajo articulado.

Con el fin de identificar la problemática del sector textil de Corrientes y a fin de formular acciones tendientes a solucionarlos o mitigarlos, como así también de visibilizar y potenciar al rubro, se llevó adelante una reunión virtual entre los industriales textiles de la provincia y funcionarios del Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio. En ese marco, ambas partes dejaron formalmente constituida la Mesa Textil Industrial, espacio que será útil para volcar propuestas que apuntalen al sector.

Este espacio nació para procurar por la vía del diálogo y la interrelación estado- industria privada y llevar adelante acciones conjuntas que redunden en beneficio de las empresas y del estado provincial.

Se debatieron temas de actualidad del sector, además del rol que debe tomar el estado para la generación de condiciones y oportunidades. También se destacó la recuperación que mantuvo el sector textil en esta última etapa del 2020, donde las inversiones pasaron de los 64 millones de 2019 a los 100 millones de inversión en el año en curso, pese a este marco de pandemia.

Desde el Ministerio manifestaron que continuarán trabajando junto a los textiles para mejorar las condiciones en las que ellos se desenvuelven para lograr un mercado mucho más competitivo a nivel nacional e internacional, generando valor agregado con la confección de prendas como un desafío central.

Vale recordar que anteriormente desde la Subsecretaria de Industria se había desarrollado una experiencia similar, orientada a la competitividad del sector textil. En esa oportunidad, el encuentro tuvo lugar en el laboratorio que el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) tiene de Barranqueras, Chaco. En la ocasión participaron los mismos actores que estuvieron en la reunión virtual, además de UTRASA y Tenimbó que no pudieron participar. 

Participaron de la reunión virtual Juan Pablo Seferián por la empresa Tipoití; Marcelo y Roberto Alal por la firma Emilio Alal; Teddy y Tomas Karadogian por TN Platex; Dionisio Cañete por Textil Iberá; Enzo Maria por Nea Tex S.A. Alpargatas Textil. En tanto, por el Ministerio de Industria estuvieron, su titular, Raúl Schiavi; el subsecretario de Industria, Edgar Benitez; el director de Coordinación y Planificación, Javier Silva; la directora de Industria, Mariel Gabur y Andrés Bajac.

Las marcas Grafa y Ombú vuelven a manos brasileñas

Fuente: Iprofesional ~ El grupo mexicano Siete Leguas vendió la empresa Santista Textil, dueño de ambas marcas nacionales, a un empresario del país vecino

A casi dos años de haber sido vendidas por sus dueños brasileños a un grupo mexicano, las marcas Grafa y Ombú vuelven a manos de un holding con sede en el principal país del Mercosur.

Hasta el 2018, ambas etiquetas formaron parte del pool de activos de la empresa brasileña Santista Textil, propiedad del grupo Mover Participaciones, que ese año vendió su participación en la gigante de la indumentaria a la mexicana Siete Leguas.

Santista es uno de los mayores productores latinoamericanos de denim y líder regional en el segmento de ropas profesionales. Y ahora vuelve a manos brasileñas al haber sido comprada por el conglomerado GBPK, liderado por el empresario Gilberto Mesrtriner Stoche, quien hasta ahora lideraba Santista Brasil.

Se trata del segundo cambio que la fabricante textil sufre en menos de dos años y la operación incluye el traspaso de todas sus operaciones en el área textil, que incluye Santista y sus subsidiarias en Brasil y Argentina.

La textil tiene tres plantas industriales y unos 3.000 empleados, fabrica tejidos denim, brins y workwear en Brasil y en Argentina, donde es propietaria de las tradicionales marcas de indumentaria de trabajo Grafa y Ombú.

Hasta el 2018, Santista Textil perteneció a la empresa Mover Participaciones, marca usada por Camargo Correa en su nueva estrategia y posicionamiento, tras el caso de corrupción conocido como Lavajato en el que se vio involucrado el holding.

La marca Ombú vuelve a estar bajo control de capitales brasileños.

Las operaciones en Argentina

En la Argentina, el año pasado alcanzó una facturación de $3.000 millones, siendo propietaria de una planta en Tucumán que produce 2,5 millones de metros mensuales de tejidos y da empleo a 900 personas.

La empresa nació como Grandes Fábricas Argentinas (Grafa) en 1926, bajo el paraguas del grupo Bunge & Born, con una planta en el barrio porteño de Villa Pueyrredón que se dedicaba a la producción de sábanas y frazadas, pero que con el paso del tiempo fue sumando nuevas líneas de negocios como la marca de ropa Ombú, en la década del 40.

En los años 90, fue vendida al grupo brasileño Santista que le cambió su nombre por el de Santista Textil. Luego, en diciembre del 2018, pasó a manos de los mexicanos de Siete Leguas y ahora vuelve a ser controlada por capitales brasileños.

Expectativas de la industria textil

La industria textil proyecta crear 200.000 nuevos puestos de trabajo en los próximos tres años, según un informe presentado por la Fundación ProTejer a fines de noviembre.

“A pesar de la pandemia, se estima que las inversiones del sector textil cerrarán el 2020 en u$s100 millones, por encima de los u$s64 millones del 2019”, indicó la entidad en el marco previo al inicio de la 16ta. Convención Anual de la Agro Industria Textil y de Indumentaria en la Argentina, que comenzará esta tarde y se extenderá hasta mañana.

La industria textil, clave para el empleo.

“2021 se proyecta como el año con la mayor inversión de la década con u$s250 millones”, subrayó Pro Tejer.

El sector se recupera a niveles pre-pandemia, con un nivel de producción en septiembre por debajo del mismo mes del año pasado, pero “en octubre se registró un consumo de energía similar al año pasado, dato que nos adelanta el repunte textil que se reflejará en los indicadores de producción y capacidad instalada del mes (aún no publicados)”.

Agregaron que “si las políticas de incentivo al sector se mantienen vigentes durante el mandato de Alberto Fernández y con una administración inteligente del comercio, estimamos que podremos recuperar durante los próximos 3 años, 200.000 puestos de trabajo en toda la cadena agro-textil e indumentaria”.

A su vez, aseguraron que la incorporación de sistemas de automatización, permitirán incrementar la competitividad del sector, y generar nuevos empleos de calidad que tenderán a “mejores salarios”.

Consultados sobre la legislación laboral, indicaron que “en el corto plazo podemos generar empleo con las normas actuales” porque la demanda principal del sector está en “la creación de nuevos mercados”.

Moda antiviral. La vestimenta con telas funcionales se impone en la pandemia

Fuente: La Nación ~ Que la ropa además de vestirnos nos proteja y sea útil es la premisa. La ciencia y la tecnología enfocan sus desarrollos de materiales funcionales para una indumentaria cotidiana eficiente en tiempos de COVID

La nueva ola de telas funcionales se reactivó, al menos en la Argentina, con la reciente aparición de los barbijos nacionales fabricados con nanotecnología que inhiben la acción de bacterias y virus, en particular del COVID-19. A partir de un proyecto conjunto entre investigadores del CONICET y el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) en poco tiempo se logró producir y distribuir este producto y hoy es uno más que compite en el mercado.

Pero, debido a que la pandemia sigue su curso y aun está lejos de controlarse, diversos actores del sector de la moda -especialmente, algunos fabricantes globales- imaginan un mundo con indumentaria funcional (es decir, la que cumple objetivos como el de hacerle barrera a los virus), sobre todo para trabajadores esenciales pero también en ropa deportiva, telas para el hogar y ¿por qué no? jeans y accesorios.

Desde la mirada de la ingeniera Patricia Marino, directora de la carrera de posgrado Gestión de la Innovación en Empresas Textiles y de la Moda de la UTN, este es el comienzo de un nuevo proceso: “El COVID 19 aceleró de manera abrupta los procesos vinculados al rediseño del sistema de la moda, a la valorización de innovaciones por parte de los consumidores y a impulsar profundos cambios en el estilo de vida de la sociedad y sus prioridades”. Y agrega: “La industria mundial de la moda en este contexto es una de las grandes perdedoras, según la consultora McKinsey en 2020 sufrirá una retracción del 30% con la desaparición de numerosas de las marcas que hoy conocemos, siendo los artículos de alto lujo los mas afectados”.

Sin embargo esa caída que identifica Marino no es pareja para todos los sectores. De acuerdo al portal Fashionating World, un rubro en crecimiento es el de la indumentaria e implementos vinculados al deporte, las ventas de indumentaria deportiva, kits de gimnasia y calzado a nivel global crecieron sostenidamente para actividades desarrolladas en el hogar, se observa los consumidores valoran la importancia del ejercicio para aumentar la inmunidad contra el virus. “De tal manera se están abriendo nuevas categorías de productos para el fitness”, define Marino.

En este contexto Santista, uno de los mayores fabricantes globales de ropa de trabajo y jeans, presentó hace unas semanas una nueva línea de tejidos con una exclusiva protección antiviral, incluso contra el COVID-19, para aplicar en la confección de prendas convencionales e indumentaria específica para segmentos como salud, industria alimenticia, frigoríficos e industria en general. Según la empresa, esta nueva tecnología inhibe además la proliferación de hongos y bacterias, causa habitual de infecciones hospitalarias como neumonía, infecciones urinarias, candidiasis, meningitis, endocarditis, entre otras.

Marcio Coimbra, gerente de Negocios de Santista JeansWear explica que “se abre una ventana de nuevos negocios en la industria textil en Argentina, sobre todo en los segmentos jeanswear y workwear para que las personas puedan elegir vestimenta de moda que ofrezca, al mismo tiempo, protección adicional. Conciliar las tendencias de moda que incluyen el aspecto visual, colores, moldería o construcciones con funcionalidad es el desafío que tenemos. Por ejemplo, el consumidor en este período de nueva normalidad incrementó el uso de la bicicleta como vía de transporte y podemos ofrecer un producto con protección a fluidos (agua y aceite) y suciedad para que la persona llegue a su destino laboral sin manchas”.

Más allá de la pandemia y el virus

Las telas funcionales y la nanotecnología tienen más de 10 años de investigaciones en el país. Pero sí es responsabilidad del COVID-19 la aceleración en su uso: “En el marco de los estudios del INTI tenemos desarrollos para con nanopartículas que inhiben los virus y las bacterias y pensamos en aplicaciones para los profesionales veterinarios, los trabajadores de feed lot y todos aquellas personas que necesitan tener ropa con protección como puede ser los trabajadores rurales y sus tradicionales bombachas o bien los docentes y sus alumnos. En la actualidad estas nanoparticulas pueden cubrir cualquier textil desde una camisa, una sábanas de hospital o un tapizado”, explica Mariana Carfagnini, miembro del departamento INTI Textiles.

El investigador argentino Laureano Mon, radicado en París desde donde comanda una consultora sobre tendencias globales explica que “el sistema de la moda incorporará estos nuevos tejidos en la medida que se adapte a ciertos criterios estéticos y funcionales de la moda urbana: prendas livianas, una paleta de colores amplia y diferentes texturas para que la ropa se pueda usar en una ciudad sin estar vestidos como científicos o con mamelucos”. Uno de los principales vectores, explica Mon, es que estos tejidos se han abaratado y los primeros lugares donde se verán en cortinas, alfombras, tela para sillones o repasadores para la cocina.

El planteo que sostiene que la indumentaria funcional llegó para quedarse se potencia a partir de uno de los diagnósticos que el investigador argentino de tendencias identificó en unos de sus recientes papers: “Estamos frente a la definitiva fragmentación de los hábitos de consumo, lo que implica el desterramiento de categorías clásicas del marketing -como targets y estilos de vida- que resultaron útiles en el pasado para poder ordenar preferencias, ritmos de consumo y hasta identidades comunes entre amplios grupos de personas. Si hoy eso resulta cada vez más difícil, en el futuro será imposible. La diferenciación como pauta social habilita a las personas a buscar de manera incesante, potenciando el interés por acceder a una amplia variedad de productos y servicios y a utilizar novedosas herramientas tecnológicas para facilitar la experimentación y compra en un mercado global e hiperconectado“.

Hasta el momento, la innovación de productos textiles acompañó las necesidades impuestas por el virus. En una primera instancia, ante la emergencia, se desarrollaron barbijos y máscaras faciales que tienen la posibilidad de inactivar las bacterias y virus exhalados y que se constituyen con productos textiles tricapa. Desde el punto de vista técnico se trata de producto que contienen nano partículas de cobre, plata y tratamiento anti fúngico en la capa del medio e impermeabilización en la capa externa.

Ahora se espera que una segunda ola de productos con telas funcionales se acerque más a los lineamientos que sugiere o impone la moda. Vinculado al sector de indumentaria deportiva investigadores chinos desarrollaron un tejido que calienta y enfría la piel sin requerir entrada de energía de una fuente externa y son tejidos muy livianos. “El desarrollo se basa en realizar la inclusión de polietilen glicol (polímero que al cambiar de fase libera o absorbe energía térmica) en los poros de fibras de seda y quitosano y luego los mismos son sellados con un polímero. Los test indicaron que en una cámara caliente el material mantuvo la piel refrigerada y en una fría calentó la piel y este desarrollo ya se está escalando para productos en masa de acuerdo a un artículo de la revista Nonwoven Technical Textiles Technology”, explicó Marino.

Antes del Covid la aproximación científica hacia los textiles con nanopartículas estaba más relacionada con la indumentaria deportiva de alto rendimiento y el monitoreo de la salud con la incorporación de sensores. Pero ahora se volvió al origen de la ropa, que es la protección. Y en este sentido todos los especialistas coinciden que habrá una preocupación latente por más y nuevos episodios sanitarios y la sociedad incorporará este tipo de telas e indumentaria en su moda cotidiana.

Diseña lencería, se animó a soltar su local y hoy la rompe en redes sociales

Fuente: ON24 ~ Lua Maluca nació como un espacio multimarcas en el 2012 en un local de España y Córdoba, a metros del Paseo del Siglo, en un año donde la calle España era el furor de las tiendas de diseño. Ocho años después su creadora la convirtió en su propia marca de lencería, mallas y pijamas y vende sus productos a todo el país a través de su tienda virtual, con Instagram como gran vidriera.

El sueño del local propio nació a los veinti pocos años de Barbara Ybarra, cuando terminó su carrera de Bellas Artes y apostó a traer a Rosario marcas de diseño exclusivas que no se conseguían en la ciudad. Buscó el rincón más pujante como fue en su momento el Paseo del Siglo: utilizó todo su conocimiento en montar un local que funcione: “La marca de entrada explotó, el local llamaba mucho la atención, su diseño, su decoración. Había algo estético que gustaba y la gente lo seguía”, cuenta como comenzó con un impacto visual que luego supo sostener, aplicar también a sus propios diseños y luego aprovechar para migrar hacia el comercio virtual.

En estos ocho años Lua Maluca pegó dos grandes saltos: el primero fue en el 2016 cuando tuvo que dejar el local de calle España y mudar su multimarca y su incipiente marca propia a un espacio compartido. Irse a un Showroom fue un riesgo más que positivo: La incentivó a “mover mucho más las redes para llamar la atención y mover la gente hasta allá”, la cosa le funcionó tan bien que dos años después la tienda pasó a ser cien por ciento virtual.

“Las mismas clientas me decían que venían a buscar algo que ya habían visto en redes. Eso fue muy singular y decidí prestarle atención”, cuenta Bárbara cómo fue el salto a sus redes sociales y a una tienda nube cuando aún no eran el furor que son hoy. “La tienda la abrí en el 2015 y la gente no se animaba en ese entonces a comprar de manera virtual, fue de a poco creciendo, por suerte para este año en que la modalidad de venta fue virtual o virtual, la pandemia nos encontró con toda la logística armada y una tienda totalmente encaminada”.

Sus diseños se destacan por su comodidad: materiales amigables, con talles que van desde el S al triple XL. Ella misma es la modelo de sus producciones, y sumó a su propia madre y hermana para los catálogos que se pueden ver en su Instagram @Luamaluca_ que ya tiene más de 35 mil seguidores.

Hoy la mitad de sus productos se venden en Rosario y la otra mitad de su producción es para localidades de distintos puntos del país. Pasar de un local tangible a uno virtual fue un crecimiento que le permitió a Barbi adaptar su trabajo a lo que la vida le fue presentando: diseña sus prendas, las embala y arma toda la logística de venta y distribución desde el altillo de su casa. A la par cría a sus dos pequeñas hijas, contesta los pedidos y maneja sus redes sociales.

En sólo 10 días, ¿cuánto vendió GAP en Argentina?

A sólo diez días del lanzamiento de GAP en la plataforma Dafiti, los resultados superaron las expectativas y la tienda de moda online más importante de América Latina ya planea una recompra de producto para la próxima temporada.

“Sabíamos del gran interés que existe por esta icónica marca en nuestro país y hace tiempo estábamos pensando en hacer este lanzamiento. Dafiti es una empresa que apuesta por la Argentina desde el 2011 y la incorporación de nuevas propuestas deseadas por el público argentino, como GAP, es parte de nuestra estrategia para seguir siendo el destino de moda número 1 de la región“, afirmó Carlos Diez, CEO de Dafiti Argentina.

¿Cuánto vendió GAP en Argentina?

Con respecto a algunos datos de consumo, desde Dafiti apuntan que alrededor del 75% de la venta fue para prendas de adultos, distribuidas equitativamente entre indumentaria femenina y masculina y un 25% estuvo en categorías infantiles. Las prendas que generaron mayor volumen de ventas fueron remeras y buzos, seguidos por pantalones y vestidos. El producto más vendido fue una campera con el logo de GAP.

Sobre la distribución de venta, el 65% se centró en el AMBA y el otro 35% estuvo distribuido en el resto del país, principalmente en Santa Fe y Córdoba.

¿Cuánto vendío GAP en Argentina?

Es una empresa que forma parte de Global Fashion Group, el mayor grupo de e-commerces de moda del mundo, con más de 8.000 marcas y 450.000 productos. Está presente en Argentina desde 2011, donde emplea a más de 200 personas y tiene un amplio catálogo para jóvenes, adultos, bebés y niños.

“Todas las marcas que desarrollamos apuntan a ser vínculos que se mantienen a lo largo del tiempo; para nosotros son muy importantes las alianzas con nuestras marcas nacionales y los partnerships con marcas internacionales. Dentro de nuestro extenso portfolio contamos con excelentes propuestas locales como Wanama, Cheeky, Prune y también reconocidas apuestas internacionales como Levi’s, Tommy Hilfiger y Calvin Klein, por nombrar algunas”, finalizó Diez.

Sobre el recién finalizado Cyber Monday, Dafiti se muestra conforme con los resultados de venta y ahora apunta a la próxima temporada de fiestas. Navidad y Año Nuevo son históricamente muy buenas fechas para la plataforma de venta de moda que ya prepara descuentos y promociones para sorprender a sus clientes.

GAP en Argentina

“La incorporación de una marca como GAP responde a nuestro objetivo de ser el destino número 1 de moda. Nos esforzamos todos los días para ofrecer el más amplio surtido, a los mejores precios y con una excelente experiencia de compra; con lo cual creemos muy importante sumar a nuestro catálogo a una marca tan deseada por los argentinos como lo es GAP”, expresó Carlos Diez, CEO de Dafiti Argentina.

Para este lanzamiento, Dafiti tendrá beneficios especiales para sus clientes, con precios a partir de $2.000 para ropa de niños, $3.000 para ropa de adultos y un 10% off extra para aquellos usuarios que compren desde la APP hasta el 15 de noviembre inclusive.

También podrán acceder a envíos gratis los pedidos que superen ciertos valores estipulados en la plataforma, dependiendo de la zona de destino.

Sobre el comportamiento del comprador argentino durante la pandemia, Diez explica que las ventas totales se duplicaron y que hubo un marcado incremento en la demanda en categorías para estar en casa, como joggings, pijamas y buzos donde algunas crecieron 300% versus 2019.

Dafiti es la tienda de moda online más importante de América Latina, con operaciones en Argentina, Brasil, Chile y Colombia. Es una empresa que forma parte de Global Fashion Group, el mayor grupo de e-commerces de moda del mundo, con más de 8.000 marcas y 450.000 productos. Está presente en Argentina desde 2011, donde emplea a más de 200 personas y tiene un amplio catálogo para para jóvenes, adultos, bebés y niños.

Acerca de Gap

Gap es una de las marcas de ropa y accesorios más reconocidas a nivel mundial, especializada en estilo casual americano. Fundada en San Francisco en 1969, las colecciones de Gap están diseñadas para construir un estilo moderno basándose en un look denim, clásicas camisas blancas, khakis y tendencias imprescindibles.

Empezando por la primera tienda internacional en 1987 en Londres, Gap continúa el contacto con los clientes en línea y en las casi 1.700 sucursales y franquicias operadas por la compañía en todo el mundo.

Gap incluye ropa y accesorios para hombres y mujeres y tiene las colecciones GapKids, BabyGap, GapMaternity, GapBody y GapFit. La marca también cuenta con colecciones diseñadas específicamente para los Outlets y GapFactory Stores. Gap es el homónimo de la marca Gap Inc. Líder mundial de la especialidad minorista que incluye Gap, Banana Republic, Old Navy, Intermix y Athleta.

Visita a Santana Textiles: “La inversión en producción de denim convertirá al Chaco en un referente textil nacional”, destacó Sager

Fuente: Diario Chaco ~ “La inversión anunciada semanas atrás busca duplicar la capacidad de producción de denim”, destacó el presidente de la Legislatura, Hugo Sager luego de visitar este jueves junto con el gobernador Jorge Capitanich, la planta Santana Textiles, ubicada en el parque industrial de Puerto Tirol.

De esta manera, el diputado acompañó al primer mandatario provincial, al ministro de Producción, Industria y Empleo, Sebastián Lifton, y directivos de la textil, Igor Pedigao y Raimundo Delfino Filho, en una recorrida por la planta a fin de acordar una agenda conjunta en el marco de inversiones. Santana Textiles prevé una millonaria inversión en bienes de capital para la industria de este sector, que significará la incorporación de nuevas máquinas de hilados para multiplicar su producción de tela denim. 

Está previsto que para marzo del 2021 estén instalados los nuevos equipos, lo cual permitirá que la empresa multiplique su plantel de trabajadores, llegando a 600 empleadores. 

En este sentido, Sager valoró el trabajo realizado por la firma desde sus inicios,  recordando cuando la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró la planta el 21 de mayo de 2008. “Siempre con expectativas positivas, aún en los momentos más complejos como el de hoy, podemos decir que esta nueva inversión para acrecentar su producción convertirá al Chaco en un referente nacional en la industria textil”, destacó el legislador.