Alberto celebró inversión textil en Chaco y pidió mayor integración con Brasil

El presidente Alberto Fernández bregó hoy por una mayor integración con Brasil y dijo que Argentina “necesita de empresarios que confíen en el país después de 4 años de postración”

.“Se necesitan empresarios que confíen, inviertan, produzcan y den trabajo en el país, después de cuatro años de postración”, dijo Fernández al participar por videoconferencia desde Olivos del acto en el que la empresa brasileña Santana anunció una inversión de u$s 12 millones para su planta de Chaco.

En ese marco, el jefe de Estado destacó que “ver que se instala equipamiento y se generan 130 nuevos puestos de trabajo con una inversión” millonaria lo “llena de alegría” porque “esto potencia una región importante de Chaco y le hace muy bien al país”.

“Es muy importante para Argentina que los lazos que nos unen con Brasil estén cuidados, protegidos y promovidos, y queremos que esa integración crezca cada día más”, destacó el mandatario desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y la subsecretaria de Industria, Julieta Lousteau.

Fernández llamó a “explorar mucho más y trabajar más unidos” con Brasil para lograr “fortalecer el mercado común” que ambas naciones comparten.

Tenemos un mercado común que debemos explotar mucho más y trabajar mucho más unidos para lograr ese objetivo. Celebro que sea una empresa brasileñaa la que confía en Chaco y Argentina”, dijo el mandatario al participar del anuncio, junto al gobernador chaqueño, Jorge Capitanich.

Al dirigirse a los empresarios brasileños, que también participaron desde Fortaleza del acto virtual, Fernández les dijo: “Tengan ustedes el compromiso del gobierno nacional en seguir ayudándolos para que esa integración sea cada día mas fuerte”.

El proyecto de Santana Textil apinta a una inversión de u$s 12 millones para la importación de dos nuevas maquinarias productivas desde Suiza; la adquisición de una urdidora, una embaladora de rollos y una máquina de teñir Índigo; y la incorporación de telares para la producción de hilados y tejidos de alta calidad.

Además, prevé la realización de obras de infraestructura complementaria para la ampliación de los espacios de trabajo, montaje y mantenimiento y la adecuación de los servicios de energía, aire y gas. 

Se estima que así la firma presente en el mercado local desde 2008 alcance una producción estimada de 19,2 millones de metros lineales de denim por año, y 4,8 millones de kilogramos por año de hilo de algodón Open End, lo que representa un 40 por ciento de producción de tejidos básicos, 40 por ciento de tejidos Modal, y un 20 por ciento de tejidos Premium. También garantizarán la incorporación de 132 personas al área de producción, completando una dotación total de 500 empleados directos.  

Benito Fernández “lleva” sus diseños y barbijos no gender al New York Fashion Week

Fuente: Perfil ~ Con un formato híbrido que mezcla lo virtual y lo presencial (con concurrencia mínima y con férreos protocolos sanitarios), la nueva edición del New York Fashion Week contará con la participación de dos representantes argentinos.

Será a través de la sección que organiza la Federación de Diseñadores de Latinoamérica (FDLA) y que este año ofrecerá una edición íntegramente online, a través de su canal de Youtube. Por allí veremos a más de diez diseñadores y marcas de la región, incluidos entonces los dos argentinos: Cuarto Colorado y Benito Fernández.

El modisto presentará nada menos que Cambalache, una nueva colección primavera-verano que se distingue por los detalles, los bordados, los apliques, los avíos. Son prendas con géneros más trabajados; estampas entremezcladas, aunque el algodón será el gran protagonista, no solo en las remeras, camperas, buzos, que presenta el diseñador argentino sino también utilizado para el forrado de los vestidos de fiesta.

Barbijos y túnicas “no gender”

“Durante la pandemia nos acostumbramos a que el roce de la prenda sobre la piel sea muy suave, ya que estuvimos en pijamas, jogging y ropa casual” explica Benito.

Las túnicas y kimonos (pero también los barbijos) serán las prendas fetiche de toda la colección, y la incorporación del lamé (genero utilizado más en los años 70s y 80s) le dará una mezcla interesante a la propuesta de Benito Fernández.

Los colores que sobresalen para esta temporada van desde el naranja y amarillo al verde, y violeta. también se suman los colores fluo para darle aun mayor modernidad; y todo con detalles de negro.

“Soy un agradecido y tengo la alegría de que tanta gente me haya apoyado. El Fashion Week de New York es la pasarela que más amo porque es la que más modernidad tiene y, a su vez, es consciente de lo que nos pasa”, confiesa Benito.

Este desfile virtual de Benito Fernández (mañana miércoles a las 18, hora argentina) contará con la presencia de dos modelos masculinos que expondrán distintos diseños y el concepto que la marca comenzó a desarrollar basado en el “no gender” con prendas que pueden utilizar tanto hombres como mujeres.

Como gran sorpresa, Benito invitó a la supermodelo Valeria Mazza para hacer el cierre de su desfile virtual. “Valeria va a hacer el cierre de mi desfile. Es una mujer luchadora, trabajadora, aparte de bella, que hoy se pone los tacos para volver a subirse a la pasarela porque la industria la necesita a ella, así como a todos sus protagonistas”, concluye el diseñador.

Albania Rosario, fundadora de la Federación de Diseñadores de Latinoamérica (FDLA) y quien lleva adelante esta iniciativa, comenta: “La idea de organizar desfiles de moda durante los bloqueos globales relacionados con COVID-19 puede parecer imposible, pero en lugar de perder la esperanza, la industria de la moda está visualizando nuevas formas de comunicarse en tiempos de crisis. Así, desde Fashion Designers of Latin America presentamos esta nueva versión de desfiles online que tendrá lugar durante las fechas previamente programadas para New York Fashion Week: del 11 al 16 de septiembre 2020”.

Entre otros grandes diseñadores que se unirán a esta propuesta virtual, se incluyen como invitados especiales a los españoles Ágatha Ruiz de la Prada y Custo Barcelona; Dorin Negrau de Rumania, además de otros destacados diseñadores de América Latina.

Informe Exportaciones de Prendas de Vestir: Enero – Julio 2020

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO – JULIO 2020

Fuente: CIAI ~ En Julio de 2020, si bien las exportaciones de indumentaria continúan sufriendo el impacto de las medidas tomadas a causa de la pandemia Covid-19, se sitúan en valores cercanos a la media de los últimos años. De esta manera, se exportó por USD FOB 1,7 millones y 70 kilogramos (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto), lo que representa una variación interanual con respecto del mismo mes del pasado año de -25,1 y 26%, respectivamente. En junio también se había exportado por encima del millón de dólares, luego de fuertes caídas en abril y mayo del corriente.

El precio por kilo promedió los USD/Kg 25. Es una relación considerablemente inferior a la media de los últimos años (como ocurrió también en mayo y junio), siendo un -40% menos que en Julio de 2019.

En lo que hace al acumulado enero-julio, las exportaciones se contrajeron un -38,4% en dólares y un -21,2% en kilos en términos interanuales. Se registraron operaciones por USD FOB 8,2 millones y 262 mil kilos (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). El precio promedio, por tanto, resultó de USD/Kg 31,5 lo que implicó una baja del -21,7% en relación al acumulado enero-julio del año 2019.

Se trata del peor año en términos de dólares y de kilos exportados al menos desde 2001 (inicio de la serie), con precios USD/Kg históricamente bajos (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). Vale aclarar que, como se ha mencionado anteriormente, estos datos fueron afectados por exportaciones que no pudieron ser despachadas desde el 20 de marzo producto de la declaración del aislamiento social, preventivo y obligatorio como principal medida a nivel local contra la pandemia Covid-19, principalmente durante abril y mayo. Asimismo, la cancelación o postergación de órdenes desde el exterior probablemente haya acentuado la caída. De todas maneras, las exportaciones ya mostraban una fuerte tendencia a la baja.

Los principales productos exportados en julio fueron “las demás medias de algodón” (con el 3% del total), camisas de algodón (26,3%) y pantalones de algodón (ver Cuadro Nº 5 del Informe adjunto).

En el acumulado enero-julio, las calzas y medias quedaron el primer lugar, 16,6% del total, seguidas de las camisas y los pantalones de hombre, ambas categorías con el 10% sobre el valor total (ver Gráfico Nº 4 del Informe adjunto).

Respecto al segundo semestre, hay que monitorear si en el próximo mes se repiten exportaciones por valores similares a julio, de manera que permitan morigerar la caída del acumulado interanual, generada principalmente por el fuerte deterioro de las ventas externas en abril y mayo. De todas maneras, es de esperar que continúe la contracción respecto a 2019, debido principalmente a las medidas de carácter aduanero y sanitario (tanto local como internacional) y al detrimento de la demanda global provocada por la reducción del empleo y poder de compra que se registrará a nivel mundial.

Finalmente, como mencionamos en diversas ediciones del CIAI COMEX EXPO, es fundamental que desde el Estado, una vez normalizada la situación de los mercados a nivel mundial, se fomente la salida exportadora del sector ya que cuenta con una gran capacidad para emplear trabajadores a la par que cada prenda exportada contiene un alto nivel de valor agregado que permitiría el ingreso de divisas que alivianen la carga de la balanza de pagos.

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que el INDEC ha comenzado a publicar datos más completos en materia de importaciones a partir de enero 2020 pero no así para las exportaciones por lo que persiste la categoría ‘Confidencial’. Los mantendremos informados a este respecto.

A continuación podrán descargar el Anexo Estadístico: Evolución de Exportaciones 07 meses 2020

Hipermercados y marcas suben compras de ropa nacional

Debido a la política de sustitución de importaciones llevada adelante por el Gobierno, la industria textil está recuperando su actividad. Tanto las marcas fabricantes de ropa como los hipermercados elevaron al menos un 40% los pedidos de insumos o prendas nacionales, en detrimento de lo importado.

Así lo anticipó a BAE Negocios el secretario de la Fundación Pro Tejer, Luciano Galfione, quien expresó “al menos los pedidos hacia la industria se incrementaron un 40% en los últimos meses”. Funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo ya habían “solicitado” a las empresas que reorienten sus políticas y empiecen a sustituir importaciones, en un contexto claramente favorable.

“Las retailers piden producción nacional porque no pueden importar en forma indiscriminada, con una administración del comercio exterior inteligente, y porque se tienen que asegurar la provisión de mercadería en un mundo que no comercia, donde cada país se asegura el abastecimiento“, señaló Galfione.

Otras fuentes del sector detallaron que actores como las marcas de ropa o cadenas como Wall Mart, Falabella, La Anónima o Carrefour “que eran importadores seriales durante el gobierno anterior, ahora nos piden desesperadamente para la temporada de verano porque no tienen stocks”.

Gran incremento

Galfione especificó que en un momento de recuperación de la industria textil, el segmento comercial apunta a comprar pantalones (jeans, deportivos), remeras, camisas, fabricadas en la Argentina.

Estamos con una mejora notable, en algunos casos tomando más personal para cubrir la demanda de las marcas”, graficó Galfione.

Por su lado, el gerente de la Federación de Industrias Textiles Argentinas (FITA), Eduardo de Toma, ratificó el fenómeno que vive el mercado de fuerte sustitución de importaciones. Y amplió que “hay algunas empresas que están realizando inversiones en maquinaria porque ven un escenario de crecimiento“.

Incluso, como había publicado este medio, el sector textil cree que podría terminar este año en niveles por encima del 2019. Así lo expresó el vicepresidente de la Fundación Pro Tejer, Jorge Sorabilla, quien detalló que “luego de haber tocado el piso en mayo, comenzó la reactivación en junio y julio y la tendencia marca que el crecimiento va a continuar, por el proceso mismo de sustitución de importaciones”.

Sorabilla puntualizó que el reemplazo de compras externas por producción nacional es transversal en la cadena textil pero enfatizó ejemplos como “las telas terminadas y la ropa, como las remeras, indumentaria deportiva y vestidos”.

En esta dirección, dejó en claro que en este momento los “importadores están llamando a las fábricas nacionales para encargarles la producción de ropa que podría llamarse más popular, para clase media y media baja”, en un escenario en el que también “juegan” las denominadas licencias no automáticas que desalientan las importaciones.

Textiles alertan por menor producción por falta de materia prima

Fuente: Ambito ~ La industria textil es otra de las víctimas de la cuarentena por el coronavirus. Con shoppings cerrados hace casi seis meses y un público que se volcó hacia las compras online, las ventas en lo que va del año se desplomaron un 32%, según el informe de agosto de CAME. Y el futuro aún es complejo; a sólo días de que comience la primavera, el stock de ropa de verano es casi insignificante y los negocios continúan con la liquidación de invierno. “Es muy complejo fabricar y producir nuevas prendas en este escenario, no se consigue la materia prima importada, como hilos y telas y muchos talleres textiles cerraron sus puertas o se volcaron hacia la fabricación de productos para la salud”, explicaron desde el sector.

“Hay mucho producto que no se hizo y esto se debe a que hay faltante de materia prima. Mucho de lo que se quiere comprar no hay. El mercado está muy monopolizado y eso hace que sea muy difícil de conseguir productos. Además en este contexto no están aprobando la entrada de cierta mercadería al país”, explicó Horacio Ernesto Del Burgo, presidente de la Cámara Argentina de Innovación Textil y Afines (CAITA). En resumidas cuentas; “hay faltante de hilo, de tela, de elástico”, ejemplificó el especialista.

Con los días de sol y el incipiente calorcito, los compradores se vuelcan hacia la ropa de verano, lo cierto es que el stock de Primavera-Verano es muy reducido y de hecho algunas marcas aún no han presentado su nueva colección. “La cuarentena generó una ruptura del concepto ‘temporada’. Hoy las marcas venden lo que tienen y lo que pueden”, describió Del Burgo. “Estamos ante un comprador sin tanta pretensión por la realidad económica que atraviesa el país”, agregó

Desde la Cámara Argentina de la Indumentaria aseguraron que este año la liquidación de invierno se extendió hasta tiempo récord; “hay sobrante de ropa de invierno porque tenemos todos los shoppings cerrados, por lo que hay liquidación aún en septiembre, algo atípico para este mes, cuando ya se suele instalar la ropa de primavera-verano”, remarcó Claudio Drescher, presidente de la Cámara Argentina de la Indumentaria.

Las marcas más pequeñas dependen de sus talleres textiles y lo cierto es que muchos, durante la cuarentena, se desmontaron y otros se volcaron hacia los productos de salud. “Las empresas que subsistieron son las que se reconvirtieron y empezaron a fabricar otras cosas como camisolines, barbijos. Ahora eso repercute porque hay menos fábrica”, indicó Del Burgo. Además se mostró preocupado por la falta de materia prima, que se traduce en menos oferta de indumentaria para la temporada Primavera-Verano: “Se protege más al producto terminado que la materia prima entonces corres el riesgo de que entre al país el artículo final”, sentenció Del Burgo.

“No hay dudas de que el gran problema es la materia prima que no se consigue. Es muy difícil comprar materiales y aquellos pocos que aún tienen mercadería para vender lo retrasan porque piensan que van a aumentar y especulan con los precios”, finalizó Del Burgo.

Mientras desde el sector textil aseguran que el rubro atraviesa una fuerte crisis que generó que casi el 100% de las empresas estén inscriptas en el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), las ventas tanto en el canal online como en físico cayeron, de agosto a agosto, medidas en cantidades, un 32%, según Came ubicándose como el segundo rubro de mayor caída anual.

Shoppings, expectantes: con la mira puesta en la próxima semana, ya se sabe cómo será la vuelta y con cuántos locales en “pie”

Fuente: IProfesional ~ El extenso parate que mantiene en situación de desastre a los centros comerciales de Capital Federal parece, finalmente, estar a un paso de concluir. El resultado, señalan los actores del rubro, es “caótico”: más de 2.500 locales que se vaciaron de marzo a esta parte sólo en el escenario porteño, cerca de 10.000 empleos que ya son parte del pasado, pérdidas económicas superiores a los 100 millones de pesos cada mes.

La expectativa, ahora, está atada a lo que ocurra la próxima semana. Pero, por primera vez en meses, la perspectiva es por demás de positiva: según pudo saber iProfesional, el ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad, José Luis Giusti, recorrió los distintos niveles del shopping del Abasto durante la jornada del miércoles y avaló los protocolos generados por los administradores de los centros comerciales en Buenos Aires.

Si bien falta el aval final, todo indica que los shoppings comenzarán a retomar actividades durante la segunda parte de septiembre. Esto es, en coincidencia con el límite establecido para la cuarentena vigente.

“El ministro nos dejó su palabra de compromiso, de que brindará una respuesta la semana próxima, tras comprobar las medidas sanitarias que impulsa el sector. Si es por nosotros, podríamos abrir mañana mismo. Giusti entiende que estamos en una situación caótica”, dijo a iProfesional Mario Nirenberg, gerente general de la CASC, cámara que agrupa a los shoppings de todo el país.

“Ya no estamos pidiendo reabrir como galerías comerciales, como solicitamos hace algunas semanas. Ahora la intención es avanzar con la apertura global de los shoppings. Incluyendo a los patios de comidas, por supuesto que con todos los recaudos sanitarios pertinentes. Entendemos que la operación no sería en los horarios previos a la pandemia, pero no tendríamos en ajustarnos a las exigencias oficiales en ese sentido. Lo que necesitamos es volver”, añadió.

Nirenberg sostuvo que el sector está en condiciones de garantizar el mayor cuidado, y se mostró sorprendido de que el Gobierno de la Ciudad haya otorgado luz verde a los comercios en zonas de gran concentración de personas como Once o la calle Avellaneda y no a los centros comerciales.

“Abrieron galerías, áreas con locales que generan una enorme aglomeración, realmente no entendemos por qué se demora tanto el permiso para los shoppings. Mientras tanto, seguimos perdiendo inquilinos y es un desastre el nivel de empleos que se tuvieron que recortar. La reapertura, en ese sentido, será a media máquina”, dijo. Funcionarios de la Ciudad recorrieron el shopping del Abasto para comprobar los protocolos.

El protocolo que observó Giusti

Durante su reciente recorrida por el Abasto, Giusti estuvo acompañado por Ramón Villaveirán, presidente de la CASC. https://d63ae41a7ab0d8df5c9698bcd6db21b9.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

El funcionario comprobó “in situ” la aplicación del estricto protocolo de seguridad que se pondrá en marcha cuando se reabran los centros comerciales que operan en la geografía porteña.

Dicho protocolo contempla las siguientes medidas:

  • Termómetros digitales y cámaras que toman a la distancia la temperatura corporal de los visitantes.
  • Alfombras sanitizantes para el calzado de esos visitantes.
  • Instalación de múltiples dispensadores de alcohol en gel distribuidos en todos los espacios comunes.
  • Señalización de sentidos de circulación y distanciamiento social en el piso de los pasillos.
  • Calcomanías en las vidrieras de todos los locales en las que se indique el número máximo de clientes que pueden permanecer en su interior.
  • Limpieza permanente de superficies de roce comunes y de instalaciones sanitarias.
  • Cámaras cuentapersonas ubicadas en la entrada que se habilitará (la ubicada sobre la avenida Corrientes, en el caso del shopping Abasto) para garantizar que el número de visitantes no supere el aforo que deberán determinar las autoridades (que no superarán un cliente cada 15 metros cuadrados).

En el encuentro, Villaveirán informó a Giusti que todos los miembros de la CASC adhirieron al protocolo que “se elaboró en conjunto con reputados infectólogos”, y que aplicarán “medidas idénticas a las que pudo comprobar en Abasto”. Para cuando reabran los centros comerciales el rubro habrá perdido cerca del 25% de sus inquilinos.

El derrumbe, en números

Sólo en los primeros 4 meses de pandemia el segmento que conforman los centros comerciales perdió algo más de 550 millones de pesos en concepto de expensas no cobradas. En julio el rojo se ubicó por encima de los 100 millones en la misma moneda. Y ese monto se ha mantenido constante hasta estos días.

En lo que va de pandemia, apenas el 20 por ciento de los locatarios mantuvo los pagos por ese concepto, siempre según la CASC.

En la entidad dan por descontado que para cuando reabran los centros comerciales el rubro habrá perdido cerca del 25 por ciento de sus inquilinos comerciales. Esto es, alrededor de 2.500 locales que quedarán vacíos sobre un total de 10.000.

Los cuatro desafíos que enfrenta la industria del lujo

Fuente: La Nación ~ “El lujo es una necesidad que empieza cuando acaba la necesidad”, decía Coco Chanel y su frase cobra nuevo sentido en pandemia: por el Covid-19, este año las ventas de las marcas de primera línea podrían caer hasta un 35% a nivel global. La forma en que se propaga el virus no solo hizo que se tuvieran que postergar presentaciones de colecciones y cerrar tiendas a lo largo y ancho del planeta, sino que las restricciones sobre los vuelos hicieron que cayera el consumo de lujo asociado al turismo. ¿La contracara? Las firmas que están creciendo por el dinamismo con el que encararon la situación y que implementaron nuevas formas de llegar a los consumidores.

El panorama es claramente más complicado en el mercado local. De la mano del cepo y de las restricciones a las importaciones en los últimos años las grandes marcas de lujo habían iniciado un sostenido éxodo del país. El mejor ejemploes lo que sucede con la avenida Alvear que a partir de los ’90 se convirtió en un polo de atracción para las grandes casas internacionales y hoy muestra una sucesión de locales vacíos y carteles de “se alquila”.

Sin embargo, frente a este escenario, las marcas no se dan por vencidas y tanto a nivel mundial como en la Argentina buscan nuevas maneras de reinventar su negocio.

1. Acelerar la reconversión digital

Si hay una enseñanza que deja 2020 es que no importa la industria, la pandemia más que generar cambios lo que está haciendo es acelerar los procesos que ya estaban en marcha. De la explosión de apps de delivery a las reuniones por Zoom o las compras online en los supermercados, todos los mercados enfrentan un proceso de reconversión digital sin precedentes. En este contexto, la industria del lujo no se quedó afuera, a pesar de que tradicionalmente era vista como un negocio conservador y reacio a los cambios.

“El panorama es muy incierto porque nadie esperaba lo que iba a pasar y tampoco es fácil saber cómo será la recuperación. Un punto clave es lo que va a pasar con los shoppings. Acá llevamos seis meses cerrados y a futuro creo que vamos a tener que repensar el mercado de lujo, con menos metros cuadrados y una conjunción más grande entre canal físico y online”, explica Anabella Weber, directora de desarrollo de negocio de Libson Group, que tiene las licencias para el mercado argentino de las marcas Ermenegildo Zegna y Bally.

La idea de que el futuro será digital es confirmada en Lacoste. “El comercio electrónico es un aliado. Si bien se trata de un formato en crecimiento y que no llegó a la maduración, la sinergia con nuestras tiendas físicas es clave para generar experiencia”, explica Cecilia Mascardi, CEO Southern de Lacoste.

Para las marcas, la irrupción de la pandemia significó reconfigurar sus modelos comerciales y desarrollar -en muchos casos a contrarreloj- nuevos canales comerciales, que llegaron para quedarse.

“Estamos aprovechando nuestras redes sociales y nuestros sitios en línea para servir como potentes vehículos de narración, editorial y de creación de equidad, y creando nuevas experiencias virtuales para nuestros consumidores con herramientas centradas en la demanda, asistencia y educación. Los consumidores han descubierto en el online una nueva manera de comprar y de experimentar durante Covid-19 y esperamos que esto continúe una vez que salgamos completamente de la pandemia. Hemos visto el crecimiento en línea de consumidores de todas las edades”, señaló Esteban Antonijevic, country manager de Estée Lauder Argentina.

En la industria igualmente son conscientes que el paso del mundo físico al digital es especialmente complejo por las características especiales de su negocio. “el comercio electrónico es una expansión sin límites de nuestra vidriera, pero detrás de ella está todo nuestro expertise y un equipo de trabajo. No creemos en el comercio electrónico de productos de lujo como una máquina expendedora, sino como una gran vidriera, un gran mostrador detrás del cual nos encontramos para brindar el mejor servicio”, explican Sensation Du Temps, el nuevo punto de venta de Rolex en Patio Bullrich.

2. Apostar a la experiencia de compra

Uno de los grandes desafíos de las marcas es cómo lograr que el paso al mundo digital no signifique resignar la experiencia de compra que siempre representó a una tienda de lujo, ya sea en la Quinta Avenida de Nueva York, la calle Serrano en Madrid, la rua Oscar Freire en San Pablo o en propuestas más cercanas como la avenida Alvear o el Patio Bullrich.

“Una tendencia que estaba presente, pero que se magnificó con el coronavirus, es la necesidad de entretener, más allá de vender. Las marcas de lujo tenían más que ver con el estatus o la diferenciación del producto, pero ahora los consumidores buscan marcas que generen experiencias, que sean entretenidas o que tengan un propósito”, explica Gabriele Zuccarelli, socio de la oficina de Bain & Company en San Pablo.

“Creo que no solo en lujo, sino que, en la moda en general, una tendencia en crecimiento es usar experiencias, eventos en vivo y video para producir engagement, muchas veces involucrando a influencers. Es decir que no está solo la marca hablándole a los consumidores, sino que involucran a influencers a través de las redes. Estas cosas van a permanecer. Mostrar la colección en un evento de moda no va a ser suficiente. Se va a recurrir a las redes sociales para amplificar el evento y también va a haber eventos más allá del calendario tradicional”, asegura el director de Bain & Company.

“Lo que estamos viendo es una nueva manera de ver el lujo. Y vamos a tener que trabajar mucho en el perfil del consumidor, la experiencia de compra y entender de qué manera vamos a llegar al cliente”, asegura Weber.

“La experiencia es, sin dudas, algo clave en marcas como la nuestra y es algo que hemos trabajado desde el minuto cero. Ponemos especial énfasis en lograr una experiencia de consumo electrónico que mantenga los mismos estándares de una experiencia premium a la hora de estar en contacto con la marca”, coincide Mascardi.

A la hora de tener que recrear la experiencia de compra, en las marcas de lujo tienen el foco puesto en algunos detalles que hoy se volvieron sensibles, como la presentación y el llamado “unboxing”, es decir el desempaquetado del producto que se recibe por correo.

“El comercio electrónico es una herramienta pero no reemplaza la experiencia de lujo. El unboxing ha cobrado un lugar preponderante en la etapa de venta, y se cuida que el cliente viva la experiencia como si estuviera en nuestras boutiques”, señala Miriam Testorelli, socia de Testorelli 1887, distribuidor oficial de Rolex con locales en Unicenter, Alto Palermo y Galerías Pacífico.

3. Tener velocidad de reacción

Frente al impacto que significó la pandemia, la velocidad de reacción para adaptarse al nuevo escenario puede definir la suerte de las distintas empresas. La regla se aplica tanto para un pequeño comercio de barrio que sumó un servicio de entrega a domicilio como para una gran corporación que se vio obligada a introducir nuevos protocolos sanitarios en sus plantas.

El mercado del lujo tampoco se quedó al margen de estos cambios obligados y los jugadores que están demostrando una mayor capacidad de adaptación están empezando a cosechar los resultados.

“Las marcas de lujo siempre están liderando. Siguen adelante. Mantienen las inversiones y la presentación de colecciones porque es la única forma de llevar la delantera. Ellas son las generadoras de las tendencias, los colores que se usan y las texturas. Además, en Europa la gente sigue viviendo y se sigue divirtiendo. Llegó el verano y se olvidaron de la pandemia”, consideró Marcelo Sorzana, director de Surreal Marketing, una consultora especializada en moda.

A nivel local, esta capacidad de adaptación también será clave a la hora de definir ganadores y perdedores. “La Argentina tiene una gran ventaja por la enorme cantidad de marcas nacionales. No es fácil encontrar otro país en la región con tantas propuestas propias, aunque la enorme creatividad local tiene como principal traba del desarrollo la falta de financiamiento. La oportunidad hoy está dada para aquellas marcas y empresas que tengan mercadería, porque hay muchos competidores que por la pandemia y los problemas de la economía no van a tener una colección de verano”, explica Sergio Blanco, que durante quince años fue el responsable de Polo Ralph Lauren y ahora está al frente del Luxury Outlet, una propuesta que reúne a las principales marcas de indumentaria. Luxury Outlet abrió hace unos días su local de Luján -respetando los protocolos en materia de atención al público- y ya anunció para octubre la vuelta al Tribuna Plaza de Palermo con un formato itinerante y la apertura de otra tienda en el barrio de Barracas.

En Estée Lauder también destacan que la velocidad de reacción será fundamental para las marcas en la nueva normalidad. “Las empresas que puedan pivotar más rápido esta nueva realidad, acelerando las capacidades virtuales, digitales y de omnicanalidad para empoderar a los consumidores con opciones en cómo y dónde comprar, mientras sigan ofreciendo una experiencia diferenciada, serán las que ganen en el futuro”, señala el número uno de la marca de cosmética en la Argentina.

4. Buscar siempre nuevos mercados

A nivel mundial, 2019 fue un buen año para el mercado de bienes de lujo. Continuó el sendero de crecimiento moderado iniciado en 2010 con un aumento interanual del 4% frente a 2018, alcanzando los 281.000 millones de euros. Pero las restricciones que empezaron en enero en China y luego se expandieron al resto de Asia, Europa y América hicieron que el primer trimestre de 2020 terminara con una caída del 25%, que podría ser de entre el 20% y el 35% en el consolidado anual. Y para volver a los niveles de 2019 habría que esperar a 2022 o 2023, según un estudio global del mercado de bienes de lujo de la consultora Bain & Company.

“Probablemente no sea tan malo como una caída del 35%, sino que se ubicará entre el 25% y el 30% por la rápida recuperación de China, que justifica un poco más de optimismo para la segunda mitad del año”, aseguran en la consultora.

Pero si se observa lo que sucedió con el valor de las marcas de lujo, hay algunas que decrecieron frente a 2019, como Burberry (-18%), Prada (-13%), Cartier (-13%), Rolex (-11%) y Chanel (-2%), mientras otras crecen a pesar de la pandemia, como Hermès (7%), Gucci (8%), Dior (10%), Louis Vuitton (10%) e Yves Saint Laurent (11%), según el ranking BrandZ 2020 de las marcas más valiosas del mundo, elaborado por WPP y Kantar.

Sebastián Corzo, líder de Marketing y Desarrollo de Negocios de la División Insights de Kantar, explicó a este diario que las marcas de lujo francesas, italianas, suizas y británicas se centran cada vez más en el consumidor oriental, por lo que el freno del turismo es lo que más las afectó, pero las más sólidas se recuperan con mayor facilidad.

En este sentido, la francesa Louis Vuitton se consolidó como la principal marca de la categoría “Lujo” y llegó a entrar en el top 20 global, en el puesto 19. ¿Qué hizo Louis Vuitton durante la pandemia? Como muchas otras marcas reconocidas, utilizó sus talleres para la producción de cientos de miles de tapabocas para el sistema de salud francés e innovó para poder presentar sus colecciones. El director creativo de la línea femenina, Nicolas Ghesquière, fotografió a amigas y musas de la maison en su casa para la campaña de la colección otoño-invierno 2020.

En tanto, Virgil Abloh, director creativo de la colección masculina de la marca, elaboró cortometrajes animados que simulaban el viaje de la colección primavera-verano 2021 desde París hasta Shanghai, en China.

“La moda masculina de Louis Vuitton en lo sucesivo será reciclada e itinerante. Mis desfiles ahora van a recorrer el mundo y habrá algunas novedades y otras cosas ya vistas. Sabemos que la gente no va a poder viajar, así que haremos que la ropa viaje a los lugares donde se encuentra la gente”, anunció Abloh en una entrevista con la revista WWD en julio. Y pasando de lo virtual a lo real, la colección llegó físicamente al puerto de Shanghai el 6 de agosto último y se desplegó en un gran espectáculo que duró 30 minutos, dos o tres veces más que un desfile clásico.

Indumentaria y Calzado: El Covid es tema de científicos, la estrategia empresarial es nuestra

Fuente: Dr Héctor Cosentino  ~ En octubre las empresas tendrán decidida la estrategia para la temporada otoño-invierno 2021, y es aquí donde no se puede fallar.

La pandemia destrozó los pronósticos de la presente temporada, sabemos que la temporada de verano será floja, y la media de ventas se ubicará en torno al 65 % de lo vendido la temporada primavera-verano anterior

La tormenta perfecta conformada por el Covid, y la macroeconomía, presenta un dilema en relación a como seguir en el 2021.

La pandemia estará entre nosotros durante el primer semestre del 2021,y las variables macroeconómicas, no se corregirán mágicamente, siendo más probable que empeoren

El profesionalismo con que las empresas decidan su estrategia, será fundamental para afirmar a la empresa en el mercado.

¿Cómo diseñar esa estrategia?

La respuesta es “Conociendo el Mercado”

Deberemos tomar nota que hicieron nuestros competidores en la temporada del invierno 2020, y que resultados obtuvieron, allí podremos estimar que harán en el 2021.

Con este dato, diseñaremos nuestra estrategia, que contrarreste la del rival, siempre pensando, que el consumo afectado, no lesdará lugar a todas las empresas.

Las empresas que realicen un análisis muy profesionalizado de sus estrategias saldrán victoriosas, y de las que se equivoquen nuevamente, la mayoría desaparecerán del mercado

Estamos frente a un juego de ESTRATEGIAS, que hay que saberlo jugar

Dr Héctor Cosentino Ex CEO de Mazalosa
Asesor de Empresas Especialista en Mercados inestables
CP (UBA) Diploma (IEEC UCLP)
MBA Dir. Estratégica de Empresas (DEUSTO España)
MBA Dir. De MKT Estratégico (SUNY USA)

Coronavirus: fabricarán en el país la primera tela a prueba de Covid-19

Fuente: Cronista ~ La empresa textil Santista creó la primera tela con protección antiviral contra el Covid-19que promete desactivar al coronavirus en sólo tres minutos, con un 99,8% de efectividad.

El tejido será producido en la planta industrial que la compañía brasileña, con 90 años de experiencia, tiene en la localidad de Aguas Blancas, en Famaillá, a 25 kilómetros de la ciudad de San Miguel de Tucumán, desde la cual abastecerá al resto de América latina, junto con Brasil.

La fabricación de la nueva línea requirió la readecuación de la planta de Tucumán, en la que Santista invirtió alrededor de u$s 5 millones. “Apostamos por la renovación del establecimiento, que comprende distintas áreas, como hilandería, terminación y otras”, asegura Fernando Raddavero, Gerente de Negocios de Santista Workwear.

El primer tramo de la inversión se completó entre junio y julio, con un desembolso de u$s 3,6 millones en la incorporación de 30 máquinas Toyota. La segunda etapa contempla u$s 1,4 millones más en la implementación de otros 20 telares de última generacion para fin de año y comienzos de 2021.

Somos la primera textil con presencia en la Argentina en lanzar una línea de tejidos exclusiva para la protección antiviral en base a un nuevo desarrollo tecnológico. En principio, el objetivo es abastecer al mercado local y luego empezar a exportar“, anticipa Raddavero.

La innovación se aplicará en la confección de vestimenta profesional, especialmente de industrias “esenciales”, como personal de salud y operarios de fábricas, pero también en la producción de indumentaria convencional y de tapabocas, para así evitar la propagación del virus.

Salió a la venta hace 10 días y la textil ya recibió consultas por parte de grandes empresas de rubros como sanidad, producción alimenticia, frigoríficos y marcas de indumentaria, entre otros. “Actualmente, producimos 1 millón de metros mensuales. Apostamos que un alto porcentaje de nuestros clientes nos pedirá migrar a este tipo de tecnología”, señala el ejecutivo.

El lanzamiento se da en conjunto con Brasil, donde Santista tiene su casa matriz. La innovación fue testeada por el Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de San Pablo, referente internacional en investigación. 

Se verificó también su efectividad después de 30 lavados, proporcionado así la posibilidad de reutilizar el textil. La tecnología inhibe, además, la proliferación de hongos y bacterias, causa habitual de infecciones hospitalarias como neumonía, infecciones urinarias, candidiasis, meningitis y endocarditis, entre otras”, detalla Raddavero.

En el futuro próximo, la línea se ampliará con una versión que sumará la función de repeler líquidos y fluidos corporales, como estornudos, sangre, sudor y otras secreciones, manteniendo el tejido limpio y seguro por más tiempo. 

El producto es un aliado en la lucha contra el Covid-19 y patógenos infecciosos, pero no exime a los usuarios ni a las empresas de la aplicación de protocolos o medidas preventivas, como el distanciamiento social, la limpieza de superficies, la higiene regular de manos, el uso de tapabocas y demás acciones establecidas por las autoridades sanitarias para garantizar la seguridad de los ciudadanos y reducir el riego de contagios”, aclara. 

En 1995, Santista compró la textil Grandes Fábricas Argentinas (Grafa), especializada en la producción de tejidos de algodón y de mezcla de algodón con fibras sintéticas desde 1926, cuando fue fundada por Bunge y Born. 

En sus comienzos, la fábrica estuvo emplazada en Villa Pueyrredón y ocupaba 10 manzanas. Funcionó allí hasta 1993.

Hoy, Santista emplea emplea a más de 800 personas en la Argentina, en su planta de Tucumán y sus oficinas comerciales de la Ciudad de Buenos Aires. En 2019, facturó $ 3000 millones en el país.

La compañía posee dos unidades de negocios: Santista Jeanswear, fabricante de denim diferenciado (con distintos acabados) y kolor (gabardinas), y Santista Workwear, productor y comercializador de tejidos para indumentaria de trabajo con sus marcas Ombu y Grafa70. 


Lanzan tela que promete desactivar al coronavirus en 3 minutos

Fuente: BAE ~ El grupo textil brasileño Santista lanzó al mercado una nueva línea de tejidos con una exclusiva protección antiviral, incluso contra el Covid-19, para aplicar en la confección de prendas convencionales e indumentaria específica para segmentos como Sanidad, Alimenticio, Frigoríficos e Industria en general.

“Este lanzamiento, en conjunto y simultáneo entre Brasil y Argentina, fue testeado por el Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de San Pablo, referente internacional en investigación. Los análisis realizados a los nuevos productos de Santista, se mostraron eficientes para desactivar al nuevo coronavirus en tan solo tres minutos, con una efectividad del 99.8%”. indicó la compañía.

Según Santista, esta nueva tecnología inhibe además la proliferación de hongos y bacterias, causa habitual de infecciones hospitalarias como neumonía, infecciones urinarias, candidiasis, meningitis, endocarditis, entre otras.

“Una de las características más importante de este nuevo producto es que fue verificada su efectividad incluso después de 30 lavados (lavados caseros), proporcionado así la posibilidad de reutilización de la indumentaria luego de ser lavada”, indicó el grupo brasileño.

La línea también puede ser aplicada en la producción de tapabocas de uso no profesional, colaborando en la lucha contra la propagación del coronavirus. Además, los productos serán enriquecidos con una versión que sumará la función de repeler líquidos y fluidos corporales, como estornudos, sangre, sudor y otras secreciones, manteniendo el tejido limpio y seguro por más tiempo. De esta manera se combina protección y practicidad, atributos extremadamente demandados para los nuevos estilos de vida multitarea del mundo contemporáneo.

Telas con protección antiviral

“Somos la primera textil argentina en lanzar una linea de tejidos exclusiva para la protección antiviral. La innovación y la creatividad están en nuestro ADN”, explica Fernando Raddavero, Gerente de Negocios de Santista Workwear.

“Esta tecnología llegó para ser una gran aliada en la lucha contra el Covid-19 y patógenos infecciosos, pero no exime a los usuarios ni a las empresas de la aplicación de protocolos o medidas preventivas como el distanciamiento social, higiene regular de manos, uso de tapa bocas y demás acciones establecidas por las autoridades de la salud para garantizar la protección de los ciudadanos y reducir los riegos de contagios”, completa Marcio Coimbra, a cargo de la división Jeanswear de la compañía.

La filial argentina de Santista ya tiene 90 años. El grupo abarca dos unidades de negocios: Santista Jeanswear, líder en la producción de Denim diferenciado y Kolor (gabardinas); y Santista Workwear, líder en producción y comercialización de tejidos para indumentaria de trabajo con sus marcas OMBU, Grafa70 y su sistema de Garantía Total. Con más de 800 empleados, tiene una planta en Tucumán y oficinas comerciales en Buenos Aires.