El Primer Congreso Ibero Latinoamericano de Diseño repensará la industria de la moda

Fuene: Telam ~ @camaraargentinadelamoda – El Primer Congreso Ibero Latinoamericano tendrá lugar del 16 al 19 de noviembre, organizado por la Cámara Argentina de Moda junto a la ciudad de Las Flores, Provincia de Buenos Aires y Arte&Moda Las Flores, y coordinado por el diseñador y presidente de la Cámara Argentina de la Moda, Francisco Ayala y la Arquitecta Andrea Izzo-Capella, de la ciudad de Las Flores.

Con distintas ponencias y conversaciones en base a diferentes ejes temáticos, los objetivos del evento son poder dialogar y repensar entre actores de la moda sobre diferentes esquemas establecidos y lógicas tradicionales de la industria ibero latinoamericana. Quienes estén interesados en el congreso, pueden inscribirse en el formulario del siguiente link: https://forms.gle/52CHFp9Mgre8Ay3k7

En conversación con Télam, Francisco Ayala reflexiona sobre la industria, cuál es el camino a tomar para generar moda de calidad, auténtica y local. El diseñador explica que en el congreso “hay mucha gente que tiene mucho para decir. Es un momento de encuentro. Son cuatro días para repensar la moda latinoamericana. Para asumir nuestro destino, tenemos estas materias primas qué hacemos con ellas. El objetivo es tener y crear más valor agregado, generar más trabajo. El tema de la identidad no es un capricho, es porque allí entra toda la cadena de valor que queda en nuestras manos”.

Ejes temáticos del evento

El negocio del vestido y la moda (miércoles 17 de 10 a 13 horas)
La identidad del vestido y el diseño (miércoles 17 de 16 a 19 horas)
La sustentabilidad en la moda (jueves 18/11 de 10 a 13 horas)
Comunicación de la industria del vestido (jueves 18/11 de 16 a 19 horas)
Moda y políticas de estado (viernes 19/11 de 10 a 13 horas)

Información del Congreso

El evento será virtual y gratuito. “Contará con ponencias de prestigiosos profesionales y será una excelente plataforma de intercambio para todos los interesados en el mundo de la moda y el diseño”, señala la página web del gobierno municipal de Las Flores. Estarán presentes más de cincuenta profesionales de Argentina, Perú, Colombia, México, España, Ecuador, Guatemala, entre otros países.

Entre los expositores estrellas se encuentran Maria Luisa Ortiz (Colombia), José Miguel Valdivia (Perú), Romina Cardillo (Argentina), Eloisa Artuso (Brasil), Roberto Verino (España), entre otros.

La participación en el congreso es libre y gratuita. Los asistentes recibirán un certificado al igual que los expositores. El hecho de que sea virtual y gratis, democratiza el evento.

Los coordinadores del congreso, Ayala e Izzo-Capella, presentaron el evento en un vivo de Instagram hace unos días a través de la cuenta de la Cámara Argentina de la Moda.

La apertura del congreso y los ‘fashion films’

La apertura será el martes 16 de noviembre a las 19 horas, donde estrellas del diseño de Iberoamérica presentarán sus ‘fashion films’.

Los ‘fashion films’ fusionan los lenguajes de la moda, el cine y la publicidad. Se trata de una producción audiovisual, que puede parecerse a un videoclip o un cortometraje, que le sirve a una marca o a un diseñador para presentar un nuevo producto o una nueva colección. En general, tienen una duración entre 1 y 15 minutos. Este contenido audiovisual se popularizó en los últimos dos años debido a la pandemia, para que pudieran continuar difundiendo su trabajo sin necesidad de acudir a la presencialidad de los desfiles, presentaciones de colección, showroom, etc.

Conversación con Francisco Ayala

“El nuevo lujo no tiene que ver con un lujo brilloso sino que dure en el tiempo, un objeto que se transforme en un amigo”, explica el Presidente de la Cámara Argentina de la Moda al referirse a cómo debería concebirse y ser la relación entre los diseñadores, los compradores y las prendas.

Asimismo, Ayala manifiesta que la pandemia cambió el paradigma de la moda y la actitud de los compradores: “Los consumidores tienen otra madurez. Hay una nueva responsabilidad de quien compra”. 

Francisco Ayala diseador argentino de Santa Fe y Presidente de la Cmara de Moda Argentina Foto archivo
Francisco Ayala: diseñador argentino de Santa Fe y Presidente de la Cámara de Moda Argentina (Foto archivo)

Para el organizador del evento Francisco Ayala, uno de los ejes temáticos más importantes del congreso es el de moda y políticas de estado: “se fue sumando gente muy importante, por ejemplo la Fundación Proteger, el sello del Buen Diseño, BA Moda, la Federación de Comercio de Buenos Aires, Cancillería. Logramos llamar la atención y estar en la agenda desde una profundidad del trabajo. Se fue tejiendo y pregnando la necesidad de estar. No ha empezado el primero pero ya estamos soñando con el segundo congreso”.

El diseñador considera que en la región, con respecto a la moda “tenemos un chip colonizado”, lo cual nos limita a la hora de pensar productos originales y, a la vez, utilizar materia prima local para confeccionarlos, sin intentar copiar o aspirar a diseños extranjeros.

Francisco Ayala se pregunta “¿cómo podemos poner de moda, la moda latinoamericana? Para afuera somos todos latinoamericanos. Da lo mismo si sos argentino, colombiano, peruano o mexicano. Sos latino para la primera etiqueta. Pero a la vez eso tiene una grandeza. Quizás tengamos que unificar entre todos esas variables para atacar todos los latinos juntos. Después cada uno deberá luchar por su propia individualidad. Pero en principio tenemos que ser un barco conjunto”.

Semáforo CIAI de la Indumentaria Argentina – Noviembre 2021

Fuente: CIAI ~ Las ventas con el programa Ahora 12 están mostrando un fuerte dinamismo interanual, aunque el mercado continúa por debajo de los niveles alcanzados previo al estallido de la pandemia.

  • Durante los últimos meses, el retorno de una gran cantidad de eventos sociales y la reactivación económica están impulsando las ventas de indumentaria.
  • A esto se suma el efecto positivo del programa Ahora 12, que permite financiar en hasta 12 cuotas fijas las compras de ropa.
  • Sin embargo, el tamaño del mercado aún no logra alcanzar los niveles previos al estallido de la pandemia. Para ello, será necesario que los ingresos de la población ganen la carrera contra los precios.
  • La producción nacional de ropa está creciendo gracias a las mejores condiciones para la industria local, fundamentalmente a través de menores tasas de interés y una activa administración del comercio.

Aclaración metodológica: varios indicadores se comparan contra el año 2019 para evitar las distorsiones en la base de comparación generadas por la cuarentena de 2020.

El mercado de ropa de Argentina se está recuperando de los peores momentos sufridos por la pandemia del COVID-19. En todo el país, las ventas de indumentaria crecen fuerte respecto al año anterior, el más afectado por la pandemia.

Las ventas de artículos de moda (fundamentalmente ropa) con tarjetas del Banco Francés (el principal banco privado del país) crecieron en torno a 20% interanual en las primeras tres semanas del mes de octubre, descontando el incremento de los precios (es decir, en cantidades). En este punto, cabe agregar que octubre suele ser un muy buen mes gracias a las ventas por el día de la madre, a lo que se sumó el levantamiento de la gran mayoría de las restricciones a la movilidad, gracias a la caída de los casos de coronavirus.

El retorno de una gran cantidad de actividades sociales (casamientos, bautismos, fiestas, salidas, entre muchas otras) sumado al rebote económico de los últimos meses explican en buena parte esta recuperación. Por su parte, el programa Ahora 12 cuotas fijas del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación también está impulsando fuertemente las ventas del sector, tal como muestra el gráfico a continuación.

Cantidad de operaciones de venta de ropa con Ahora 12

En % de variación interanual

Fuente: CIAI en base a datos del Ministerio de Desarrollo.

El gráfico muestra que previo al estallido de la pandemia las ventas con el programa estaban creciendo a un ritmo anual entre 120 y 130%. También se observa la fuerte caída de operaciones asociadas a la pandemia y la lenta reducción del ritmo de las caídas desde el fin de la primera ola (octubre de 2020). El cambio en el signo de variación desde marzo de 2021 obedece a que se comienza a comparar contra los peores meses de la pandemia. El último dato disponible de agosto indica una suba de 79% versus mismo mes de 2020 y una caída de 21% respecto a agosto de 2019.

El menor tamaño del mercado respecto a 2019 obedece a que Argentina aún no pudo terminar de recuperarse de los impactos negativos de la pandemia. El poder adquisitivo de los trabajadores tuvo una reducción de 1,5% comparada con agosto de 2020 y de 7,6% respecto al mismo mes de 2019, según los datos del INDEC. Por su parte, el poder de compra de las jubilaciones y pensiones sufrió una caída aún superior: 6,2% y 3,8% respectivamente.

La producción de indumentaria está recuperándose fuertemente respecto al año pasado: en septiembre de 2021 creció 43,7% interanual. Comparado con septiembre de 2019, las cantidades fabricadas aumentaron 14,8%; en otras palabras, nuestro sector ya recuperó los niveles previos al estallido de la pandemia. El daño provocado por la crisis del COVID-19 para la industria nacional no fue superior gracias a la activa política de administración del comercio exterior que priorizó el abastecimiento nacional como forma de impulsar la recuperación de la producción y del empleo. En este contexto, las importaciones de ropa cayeron 22,2% en septiembre de 2021 comparado con mismo mes de 2019, según registros aduaneros del INDEC.
A continuación podrán descargar el Semáforo CIAI – Noviembre 2021: (click aquí)

Galfione: “Los empresarios textiles confían en el proceso de recuperación”

Fuente: El Economista ~ El secretario de la Fundación ProTejer, Luciano Galfione, destacó que actualmente las empresas de su sector tienen previstas varias inversiones de largo plazo.

La industria continúa su proceso de recuperación y el sector textil mantiene buenas perspectivas. En diálogo con El Economista, el secretario de la Fundación ProTejer, Luciano Galfione, destacó que actualmente las empresas de su sector tienen previstas varias inversiones de largo plazo. “Eso quiere decir que los empresarios confían en el proceso de recuperación”, afirmó el empresario.

El director de Galfione & Cía también resaltó la importancia que tienen los salarios para sostener y apuntalar la recuperación. Por otro lado, calificó de “adecuada” la política industrial actual y pidió que los movimientos políticos “no se lleven puestas las medidas que se están tomando de fondo».

¿Cómo evalúa el proceso de recuperación del sector textil?

Todo lo que tiene que ver con la parte industrial de la cadena de valor viene con una recuperación muy fuerte, muy vigorosa, que se explica por la sustitución de importaciones y un mayor consumo de los argentinos dentro del país, que antes se hacía en el exterior. Como en los últimos años se perdieron muchas empresas, las que quedaron tienen mucho trabajo. La inmensa mayoría está realizando inversiones. La capacidad instalada no crece porque a medida de que se avanza se sigue ampliando la posibilidad de producción. En términos concretos la producción creció mucho en comparación a los años previos.

¿Hay eslabones que no están alcanzados por la recuperación o que se verifica un sendero más lento?

Sí, por ejemplo no se da tanto en el área de la indumentaria, ya que muchos de los empleos que se generan tienen que ver con el comercio y ese segmento no recuperó buenos niveles porque estuvo un año y medio cerrado. Los últimos años, sobre todo 2018 y 2019, fueron muy duros para este segmento. El 70% de lo que se consumía en Argentina era importado. Entonces quienes se dedican a la comercialización de la indumentaria venden menos, pero eso da más trabajo en la industria porque lo poco que se vende es de producción local. Ahí juega un rol fundamental lo bajo que está el poder adquisitivo.

¿Considera que una mejora en la capacidad de compra de la población podría apuntalar la recuperación del sector textil?

Tenemos un problema importante ahí. Los ingresos vienen muy deprimidos y para nuestro sector, que depende del mercado interno, es muy difícil crecer. Nos preocupa mucho. Hay dos frentes, porque una recomposición de los salarios de manera escalonada se diluye con el avance de la inflación. Nosotros queremos que haya mejores salarios, pero también nos representa un mayor costo. Sin embargo, es seguro que sin buenos sueldos, se nos hace muy complicado sostener el crecimiento. Pero si los costos suben es una espiral que no termina nunca.

¿Cómo es discutir este tema con los trabajadores?

Es muy sensible porque el problema más grave que nos afecta es el de la inflación y que en el mediano plazo se va a solucionar. Siempre y cuando se mantenga una política de sustituir importaciones y generar una mayor entrada de divisas. El problema es que la población no puede esperar el mediano plazo, la madre tiene que ir a comprar mañana el litro de leche al supermercado.

El empleo formal se está recuperando, pero lentamente. ¿Qué problemáticas existen a la hora de contratar?

Si el entramado productivo no se hubiera destrozado como efectivamente sucedió en los últimos años, la oferta no faltaría. Hoy querés ir a buscar trabajadores para la confección y no hay. No hay personal capacitado para cubrir puestos en la industria. Es paradójico, tenemos una desocupación enorme y no conseguimos gente para contratar. Eso sucedió porque después de 2018-2019 mucha gente se dedicó a otros rubros o emigró, en un contexto en el que se trabajaba muy poco en la rama textil.

¿Se está trabajando con el Gobierno en algún programa para transformar planes sociales en empleo en el sector textil?

En algunos lugares del noroeste, donde más desempleo y pobreza hay, el Gobierno aplicó un plan de empalme de planes sociales a empleo. Después se está trabajando en algo similar con el Potenciar Trabajo, aunque aún no hay nada concreto. Ahora estamos tratando de incorporar personas que cobran asistencia social a un empleo fijo, pero muchas veces no se las puede contratar porque no cumplen con la capacitación necesaria. También sucede que muchos beneficiarios tienen miedo de perder su subsidio porque no saben si el empleo que le estás ofreciendo le va a durar mucho tiempo. Ya les ha pasado. Los desafíos hacia adelante tienen que ver con eso: dar una expectativa de que van a alcanzar un empleo digno y que no lo va a perder a los seis meses.

Respecto a los precios, ¿cómo está impactando el aumento de las materias primas a la hora de producir?

Un fuerte contenido de nuestras materias primas básicas son de origen importado y las que no, como en el caso del algodón, se mueven a precios internacionales porque no dejan de ser commodities. En algunos eslabones en particular, donde se utilizan fibras sintéticas o colorantes, el problema es todavía peor. Actualmente tenemos dificultades con el abastecimiento, porque los fletes pueden demorar meses, y hay aumentos de esos insumos. Antes un flete tenía una incidencia baja en el costo de la materia prima y ahora llega al 50%. Para repasar: en el último año las fibras sintéticas aumentaron 70% en dólares; el algodón, 100% y los fletes, 600%.

Las cifras del Indec muestran que las prendas de vestir y calzado aumentaron 65% en el último año, muy por encima de la inflación general. ¿Esa variación se explica sólo por los precios internacionales?

La presión de precios que tenemos tiene que ver mucho con lo que mencioné anteriormente. Por otro lado, la caída de ventas en unidades genera que muchos comercios ganen por precio. Hay una configuración de nuevos canales comerciales, sobre todo las tasas de financiamiento que cobran las plataformas digitales de pago. También hay que ver dónde se toman las estadísticas de los precios, porque la metodología del Indec releva los precios en shoppings y locales a la calle, que en el último año no estuvieron abiertos. No digo que sea a propósito o que no sirva la medición, sino que cambiaron los hábitos de consumo. Otro ejemplo es que se toman precios de lista y hoy existen muchas promociones, rebajas, planes de financiamiento. Nosotros tenemos nuestros relevamientos y la ropa aumentó en línea con la inflación en el último tiempo, como pasa en todos los sectores.

¿Le preocupan los cambios de hábitos que generó la pandemia y una posible merma en el consumo textil?

De a poco el consumo se empieza a normalizar, como venimos de niveles muy bajos no sabemos si eso se va a amesetar en un guarismo similar al prepandemia o más bajo. Mucha gente tal vez no vuelva a trabajar a la oficina y siga desde casa, algunos rubros van a tener que reconvertirse o quizás no. Lo sabremos en algunos meses recién cuando esté todo abierto hace algunos meses.

¿Qué expectativas de producción tiene para lo que viene?

Las perspectivas que tenemos son buenas en términos de producción. Diría que muy buenas. Lo que nosotros siempre sostenemos y decimos es que sería lamentable o muy mala idea que los movimientos políticos se lleven puestas las medidas que se están tomando de fondo. Vemos que la política industrial que se está llevando a cabo es correcta y va en el sentido que las empresas proponemos hace tiempo. Va a implicar un tiempo acomodarse, pero es el camino adecuado. Tenemos previstas muchas inversiones de largo plazo, eso quiere decir que los empresarios confían en el proceso de recuperación. 

La Camara Textil impulsa el Taller Empretec en la ciudad

Fuente: Luján en Línea ~ Totalmente gratuito para todos los que estén interesados en participar.

El Presidente de la Cámara Textil, Alberto Nicosia, dialogó con Luján en línea se refirió al retorno del Taller Empretec que por primera vez tendrá lugar en Luján. «Para nosotros es una grata alegría y sobre todo una responsabilidad enorme. Comienza el 29 de noviembre hasta la primera semana de diciembre. El miércoles 10 de noviembre habrá una charla informativa para abordar de que se va a tratar esta propuesta.

Antes del lanzamiento del taller, se hará una charla presencial con cada uno afín de que conozcan más a fondo de qué se trata la temática y metodología. «Es un taller intensivo de seis jornadas de capacitación de ocho horas cada una en forma muy intensiva», aseveró Nicosia. Para la inscripción pueden comunicarse con la cámara textil o través de este link: https://us06web.zoom.us/meeting/register/tZIqc-GupzgjHNaLR0VvYH45UtZf_Szxw-FI?utm_source=Zoom+|+Charla+de+sensibilizaci%C3%B3n+para+el+Taller+Empretec+en+Luj%C3%A1n+(nov2021)

La capacitación es totalmente gratuita:
Del 29 de noviembre al 4 de diciembre de 9 a 18 hs
España 137, Jáuregui, Luján. Actividad presencial
Inscripciones abiertas hasta el 23 de noviembre
Charla informativa virtual – Miércoles 10 de noviembre, 15 hs.

Informe Centros de Compras a nivel nacional Nº 6 – 2021

Fuente: CIAI ~ Para el período enero-agosto de 2021 se registró una suba interanual del 203,5% de las ventas a precios corrientes para los rubros de «Indumentaria, calzado y marroquinería» y «Ropa y accesorios deportivos» en todo el país respecto del mismo período del año anterior, pero continúan las divergencias entre regiones.

Los centros de compras de CABA y los del Gran Buenos Aires, luego de un primer semestre donde venían registrando aumentos en las ventas menores al resto, se reposicionan con una recuperación en julio y agosto. Así, registraron un incremento a precios corrientes del 226,2% y del 253,7% en el acumulado entre enero-agosto de 2021 y mismo período de 2020. Estas subas van por encima del promedio. La región Patagónica también mostró una mejor evolución que la media.

DESDE AQUÍ podrán descargar el informe completo

Crecimiento de inversiones: la industria textil busca igualar récord del 2011

Fuente: BAE ~ El sector terminará el año con un nivel de producción por encima del 2019. La mayoría de los empresarios están tomando personal.

Producto de la fuerte reactivación experimentada, la industria textil podría alcanzar este año el récord de inversiones en el sector, ya que lleva USD155 millones en los primeros diez meses pero está en condiciones de igualar los USD211 millones del 2011. 

Así lo expresó a BAE Negocios el secretario de la Fundación Pro Tejer, Luciano Galfione, al término del encuentro con la prensa durante la presentación de la nueva convención textil, que se lleva adelante en Pilar. «Seguro estaremos en los 200 millones de dólares en bienes de capital, pero podemos llegar al récord del 2011, perfectamente», aseguró, ya que las inversiones este año se encuentran 12% por encima del primer trimestre de 2019.

«Durante el gobierno anterior, se perdieron 25.000 puestos de trabajo registrados», dijo Galfione, quien lamenta la combinación de «recesión y destrucción de empleo con pandemia que terminó por castigarnos».

«Hoy en la Argentina los textiles estamos creciendo por las políticas y las correctas decisiones», afirmó el presidente de la Fundación, Yeal Kim, al presentar el informe a la prensa en un encuentro previo a la jornada Pro Textil 2021. Kim comparó el desarrollo de la industria textil en Corea del Sur que se dio entre las décadas de los 50 y 90, y consideró que la Argentina tiene «un potencial muy fuerte» para desarrollar el sector, pero que debería crecer en la escala de producción y avanzar en el valor agregado en la producción.

Por su parte la economista jefa de la Fundación, Priscila Makari, señaló que, en el período que fue entre 2016 y 2019, la cadena textil atravesó una crisis debido a la apertura comercial, el desaliento a la producción, la rentabilidad financiera de corto plazo y la pérdida de poder adquisitivo que derivó en una crisis industrial y social.

Más empleo

El tesorero y presidente de la Cámara del Sweater, Pedro Bergaglio, expresó que «en el último año hubo una creación neta de 2.500 puestos de trabajo en la industria textil y una pérdida de 4.800 puestos en el sector de la indumentaria».

Galfione fue gráfico: «Todos los empresarios presentes acá, estamos tomando personal; va a bajar la desocupación en el sector y hay que gente que no se terminó de reincorporar por la pandemia».

En esta dirección, Bergaglio calificó a la administración del comercio exterior como «importante» ya que el modelo de «sustitución de importaciones trae inversiones».

 En ese contexto, aseguró que este año «hay signos positivos de recuperación y a futuro», dado que «la economía viene recuperándose trimestre a trimestre, siendo la inversión el componente que más creció».

De todos modos, el consumo privado está siete puntos por debajo del nivel de 2019, por lo que el sector espera medidas con esa orientación para generar empleo genuino y lograr una mejora en el poder adquisitivo.

Capacidad instalada

La capacidad instalada de la industria textil se situó 2,7 puntos porcentuales por encima del mismo período de 2019. En cuanto a las importaciones, la economista Makari consignó que hubo un crecimiento neto respecto de 2019, con un cambio en la composición: mayores compras de insumos debido a la recuperación textil y una caída en el ingreso de prenda final.

Por su parte, Galfione destacó que «este año hay un récord absoluto de importaciones de bienes de capital» y sostuvo que las expectativas de los empresarios son «de crecimiento». Por ese motivo, consideró importante «seguir fortaleciendo el mercado interno e ir a una plataforma exportadora».

De hecho, valoró la importancia de «seguir teniendo políticas acordes al desarrollo de las inversiones», y destacó que «hoy nos estamos financiando a tasas negativas». Consultado sobre los aumentos en los precios de la indumentaria, Galfione dijo que se trata de un tema «multicausal» en el que influyó además «la pandemia ,que trajo un aumento sistemático de los commodities».

Precios, en la mira

En este punto, recordó que «un 60% del sector textil es importado en la Argentina; las fibras sintéticas aumentaron 70% en dólares; el algodón, 100%; y los fletes, 600%».

Además, se refirió a «una inflación de costos enorme» y consideró que existe una «distorsión» debido a que los precios de la ropa que se miden en el índice de precios al consumidor (IPC) -que tuvieron en septiembre una suba de 64% interanual- «son los precios de lista, de alta temporada y en centros de consumo», mientras que, en la práctica, «las compras se realizan en liquidación, con promociones bancarias y en otros lugares».

En tanto, Bergaglio señaló que «un control de precios es imposible (en la indumentaria), a diferencia del sector alimenticio», y aseguró que «las inversiones que estamos haciendo propician el aumento de la oferta y van a contribuir a estabilizar precios».

Empresarios textiles exhortan a generar más valor agregado para aumentar el empleo

Fuente: Grupo La Provincia ~ El presidente de la Fundación ProTejer, Yeal Kim, instó hoy a «producir más valor agregado para generar más y mejor trabajo para el país entre todos» y dijo que la industria textil tiene «la potencia productiva de un sector que crece y que puede crear mayor empleo».

En el marco de su convención anual, Kim remarcó: «compartimos esto con toda la cadena de valor Agroindustrial textil e Indumentaria. Estamos ante una nueva oportunidad. Nos enfocaremos en el potencial que tenemos en la industria 4.0 y cómo impactan estas transformaciones en la industria textil. Queremos producir más valor agregado para generar más y mejor trabajo para el país entre todos. Tenemos la potencia productiva de un sector que crece y que puede crear mayor empleo en uno de los sectores industriales más importantes de todo el país».

La industria textil en la Argentina transita este año una recuperación de la producción a niveles prepandemia, con una inversión anual proyectada de 200 millones de dólares, en bienes de capital, al tiempo que enfrenta aumentos de costos y caída en el consumo de indumentaria, de acuerdo con un informe presentado hoy por Fundación ProTejer.

«Hoy en la Argentina los textiles estamos creciendo por las políticas y las correctas decisiones», afirmó Yeal Kim, al presentar la Pro Textil 2021 ante empresarios y funcionarios del sector industrial.

Kim comparó el desarrollo de la industria textil en Corea del Sur que se dio entre las décadas de los 50 y 90, y consideró que la Argentina tiene «un potencial muy fuerte» para desarrollar el sector, pero que debería crecer en la escala de producción y avanzar en el valor agregado en la producción.

En este sentido, en referencia a lo sucedido con el sector durante la gestión presidencial de Mauricio Macri, sostuvo que «se perdieron 25 mil puestos de trabajo registrado en 2019 respecto de 2015 y hubo un crecimiento de la informalidad».

En este punto, subrayó que, luego, «la pandemia profundizó esta crisis del sector», mientras que en el último año hubo una creación neta de 2.500 puestos de trabajo en la industria textil y una pérdida de 4.800 puestos en el sector de la indumentaria. (Télam)

Congelamiento: para los textiles, el control de precios es imposible

Fuente: Ámbito ~ Sostienen que el 2021 cerrará con el nivel de inversión más alto de la década.

Los empresarios textiles nucleados en la fundación ProTejer consideraron que el control de precios en indumentaria y textil “es imposible”, debido a cómo está conformado el sector. Justificaron los aumentos de precios por las subas en las materias primas, y apuntan a un “problema estadístico” en las mediciones del Indec. Además, revelaron que recibieron un llamado de atención por parte del Gobierno y consideraron que el problema no está en el precio de las prendas sino en el “monto de los salarios”. Luego del congelamiento de precios en alimentos, y con los medicamentos en la mira de la Secretaría de Comercio Interior, el tema precios fue abordado durante la conferencia de prensa que brindaron los titulares de la Fundación ProTejer este miércoles por la mañana en el Hotel Intercontinental. La división “prendas de vestir y calzado” fue la que más subió en el último año, al trepar 63,9%, contra una inflación interanual del 52,2%. En la inflación de octubre, consultoras anticipan que este rubro podría volver a encabezar.

Esenciales

Consultados por la frase de Roberto Feletti, de que “no puede haber consumos esenciales que no tengan algún grado de regulación del Estado”, Pedro Bergaglio, miembro de ProTejer, contestó: “El control de precios en nuestro sector es imposible, somos muy diferentes al alimenticio, donde hay grandes y pocas empresas”. Por su parte, Luciano Galfione, secretario de ProTejer, agregó: “¿Cómo podríamos hacer para sostener un precio congelado si las materias primas nos aumentaron 70% en dólares?”. Galfione, dueño de la empresa de hilados Gepetto, enumeró los motivos que para el empresariado local explican las subas en los precios: aumento de commodities, con 50% del sector textil que requiere insumos importados; subas de 70% en dólares de la fibra sintética y hasta 100% del algodón; aumentos de los fletes, que pasaron de 1800 dólares a 12 mil; subas en las tarifas industriales y, baja en la oferta de producción debido a los cierres por la pandemia y por la política económica 2016-2019. “Tenemos un problema estadístico”, agregó sobre las mediciones del Indec.

Según Galfione, el IPC mira precios de lista en los centros de consumo, mientras que “el precio efectivamente pagado es mucho menor, con liquidaciones cada vez más altas”. Por otro lado, apuntó a los bajos salarios en la economía: “Un jean en la calle Avellaneda vale menos de 10 dólares, ¿en qué lugar del mundo pasa eso?, cabe preguntarse si la indumentaria es cara o ganamos dos mangos con cincuenta”. Priscila Macari, directora ejecutiva de ProTejer, indicó que los salarios perdieron 20% entre 2016 y 2019, y si bien el empleo en el sector crece, todavía no recupera los 25 mil puestos de trabajo perdidos. “Necesitamos buenos salarios para fortalecer el mercado interno y potenciar la industria exportadora”, agregó Galfione.

Cadena valor

En este contexto, en el Gobierno descartan avanzar en algún congelamiento en el sector textil, aunque desde ProTejer revelaron que les “llamaron la atención” por los precios, y que los convocaron a una mesa para analizar la cadena de valor. Los empresarios consideraron que las inversiones, que este año terminarán en 200 millones de dólares, el nivel más alto de la década, “van a estabilizar la oferta, y los precios se van a ir acomodando”, anticipó Galfione. “El modelo de sustitución de importaciones vuelve a precipitar inversiones”, agregó Bergaglio. En cuanto a la producción textil, en el acumulado de los primeros ocho meses se encuentra apenas 0,3% por debajo de 2019, por lo que la expectativa es cerrar el año por encima de los niveles prepandemia.

Destacan la articulación de pymes y Estado para la recuperación de la industria textil

Fuente: Télam ~ El proceso de articulación entre las pequeñas y medianas empresas y el Estado nacional apuntalaron la recuperación de la industria textil y de la indumentaria, en un marco de desarrollo industrial y de respuesta a la demanda de soluciones técnicas innovadoras en contextos adversos como el de la pandemia.

Así se destacó hoy durante la decimoséptima edición de la Convención anual de la Fundación Pro Tejer, que reúne a toda la Cadena de Valor Agro-Textil e Indumentaria de Argentina.

En el panel “Industria soberana. La importancia del textil en materia de salud y seguridad” participaron el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz; el presidente de la Agencia I+D+I, Fernando Peirano, y el secretario de la Fundación Pro Tejer, Luciano Galfione.

«Veníamos de una gestión anterior con un contexto muy difícil para las pymes por el incremento de importaciones, caída del salario y falta de apoyo a la industria nacional», explicó Merediz al reseñar que la llegada de la pandemia demandó «incrementar producciones desde el sector textil, con barbijos, ropa y otros elementos con desarrollo tecnológico que dieron soberanía sanitaria».

Tras destacar que en dos años el Ministerio de Desarrollo Productivo puso un paquete de $300.000 millones para las pymes y el sector productivo, el secretario recordó que «la cadena textil venía muy golpeada y ahora se está recuperando con producción, inversión, creación de empleo y encarando una recuperación productiva con innovación».

Peirano, por su parte, sostuvo que “la agencia tiene como misión tender un puente entre la investigación y la industria. Hay más de 1700 pymes que incorporan maquinaria con la colaboración de esta agencia, que estuvo muy activa con el Covid para poner la ciencia al servicio del sistema de salud con $1.200 millones de inversión».

«En el Gobierno anterior no se creía en el rol de las pymes, ahora las asistimos con subsidios, desarrollo y tecnología, para expandir esas ideas y que se conviertan en un producto. Es un momento para invertir porque se empezó a crecer. Vamos a invertir $4.000 millones en 2022 para, además, sustituir importaciones”.

Por su parte, Galfione, destacó que “la industria textil es futuro y antes era un sector para reconvertir».

«Tuvo que pasar una pandemia lamentable para que nos demos cuenta de la importancia de tener una industria. Si podemos hacer barbijos es porque tenemos una fábrica. Pudimos hacer esto e indumentaria sanitaria porque las industrias se desarrollan cuando hay un estado presente”, afirmó.

La industria textil en la Argentina transita este año una recuperación de la producción a niveles prepandemia, con una inversión anual proyectada de US$ 200 millones en bienes de capital, al tiempo que enfrenta aumentos de costos y caída en el consumo de indumentaria, de acuerdo con un informe presentado hoy por Fundación ProTejer.

Informe Exportaciones Prendas de Vestir: Enero – Septiembre 2021

Fuente: CIAI ~ Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO – SEPTIEMBRE 2021

• Las exportaciones de prendas de vestir continúan recuperándose respecto a los niveles pre pandemia. Al comparar enero-septiembre de 2021 con el mismo período de 2019, se observa un incremento del 6% en dólares. Si se lo compara con 2018, la suba es del 14,8%.

• Para enero-septiembre de 2021 el incremento de exportaciones de prendas de vestir en dólares fue de 62,4% y en kilos de 79,1% respecto del mismo período de 2020. El precio promedio por kilo exportado fue de 29 dólares, una caída del -9,3% para dicho período.

Desde aquí podrán descargar el Anexo Estadístico