El barrio en el que todas las marcas quieren estar y tiene lista de espera para alquilar un local

Fuente: La Nación – Las tres variables clave que logró que el polo comercial sea aspiracional.

El eje comercial de la avenida Rivadavia en la zona de Caballito es, actualmente, una de las grandes atracciones del mercado de retail. Su protagonismo está dado por tres factores que definen a la zona: el valor de alquiler más alto del sector, una de las vacancias más bajas del mercado y una gran demanda por parte de las principales marcas comerciales.

Para Santiago Winokur, broker de Newmark Argentina, este submercado es uno de los más buscados por las firmas más importantes. “En este eje están presentes muchas de las empresas comerciales más importantes del sector, algunas de las cuales son de origen internacional. Aunque, cabe aclarar, que la mayoría de las marcas presentes son oriundas de nuestro país. Hoy, la mayoría de las firmas saben que contar con un local en este polo es mucho más que posicionarse. Sin dudas, el gran movimiento peatonal y vehicular que tiene la zona -a diario- justifica el valor de inversión que deben realizar para estar allí las distintas marcas. Esto es algo que ya nadie se cuestiona”, sostiene el broker.

La zona cuenta, apenas, con una vacancia que ronda el 1%. “Dicho de otra forma, aquí -más allá de la caída del consumo que se viene registrando en los últimos meses- hay muy pocas marcas o inquilinos que estén dispuestos a dejar sus locales comerciales. De allí que este sea uno de los sectores comerciales con menos locales libres de CABA”, cuenta Winokur.

Para Lucas Desalvo, broker industrial & retail de Cushman & Wakefield, este polo es reconocido históricamente por el cruce de las avenidas Acoyte y Rivadavia, pero evidentemente se generó un efecto derrame. Esto se observa en la expansión que muestra la zona. La fuerza comercial en Rivadavia y Acoyte se expandió más allá, por ejemplo, desde Acoyte hasta avenida de La Plata y desde Acoyte hasta Plaza Primera Junta. “Caballito, y en especial Acoyte y Rivadavia, se podría definir como la zona que tiene ‘el ladrillo de oro’. Hoy, todos quieren estar allí. Podría afirmar, que este es un lugar aspiracional para muchas empresas. Por allí han pasado gobiernos, ciclos económicos y modas, y -a pesar de todo- el sector siempre se mantuvo activo”, explica Desalvo.

Mientras que en Caballito hay consultas y demandas por propiedades XXL en Florida, los dueños de los espacios están pensando en subdividirlos
Mientras que en Caballito hay consultas y demandas por propiedades XXL en Florida, los dueños de los espacios están pensando en subdividirlosHernan Zenteno – La Nacion

Marcos Ballario, analista research de la firma LJ. Ramos sostiene que el tramo de Rivadavia que está ganando, en los últimos tiempos, mayor protagonismo es el que se extiende entre la avenida de La Plata y República de Indonesia. Este trecho, que atrae a una gran cantidad de personas y que se caracteriza por su constante movimiento y por la alta presencia de transporte público, se está consolidando como una de las áreas más solicitadas por los inversionistas.

Marcelo Zuliani, director comercial de la firma Colliers Argentina, hace una radiografía de Caballito. “Allí, en la actualidad existen unos 156 locales. La zona cuenta con un tenant mix muy interesante, que la convierte en uno de los ejes atractivos para el consumo”, sostiene el especialista.

Al igual que en otros sectores comerciales del mapa porteño, el pulso del lugar lo establecen tanto el rubro textil (ropa y accesorios) como el gastronómico; dos de los rubros -que según los expertos- mejor “performaron” pospandemia. “El 30,13% (48 locales) pertenecen a indumentaria y accesorios. El 24,36% (38 locales) están ocupados por propuestas gastronómicas. Le sigue higiene, salud y belleza, con el 13,46% (21) y el 7,05% (11) están ocupados por servicios financieros. El resto de los rubros lo conforman, en porcentajes menores, telefonía, educación, tecnología, consumo masivo”, acota Zuliani.

Las estadísticas que manejan los brokers consultados revelan que los mayores demandantes de alquileres, hoy, son las empresas ligadas con el rubro de indumentaria, regalería y telefonía, entre otras.

Ballario explica que el mercado de Caballito -como el resto del sector- se encuentra experimentando una transformación notable. “Este polo, en especial, se define como un corredor centrado en mejorar la experiencia del visitante. El gran objetivo de las marcas que allí se encuentran es invitar a que el público regrese, para ello se basan en la calidad del producto ofrecido y en una atención personalizada”, dice Ballario.

Los locales más buscados

Las propiedades más demandadas suelen ser las que tienen entre 300 y 500 m² y que poseen frentes que van entre los 5 y los 10 metros lineales. “Como siempre, los favoritos son las esquinas o los inmuebles que tienen vidrieras importantes. Otro factor que se encuentra en el top five de los pedidos es la altura para poder darle vuelo a la cartelería”, dice Desalvo.

Allí los precios de los alquileres arrancan desde los US$55/m2 y pueden alcanzar cotizaciones que trepan hasta los US$60/US$70 por m2
Allí los precios de los alquileres arrancan desde los US$55/m2 y pueden alcanzar cotizaciones que trepan hasta los US$60/US$70 por m2Hernan Zenteno – La Nacion

Otra característica de la zona es que en ese lugar se continúan demandando inmuebles de grandes dimensiones, una situación casi opuesta a la que se vive en la peatonal Florida. “Mientras que en Caballito hay consultas y demandas por propiedades XXL en Florida, los dueños de los espacios están pensando en subdividirlos para hacer de esos inmuebles espacios competitivos que logren satisfacer las necesidades de la demanda. En el caso de Caballito, las empresas más grandes o las internacionales son las que están a la caza de los inmuebles que ofrecen superficies de más de 900 m2″, afirma Desalvo.

Los precios de mercado

El valor del m2 en el eje de Caballito de la avenida Rivadavia es mucho más importante que en el resto del mercado, en gran parte esto se sostiene por el movimiento de público que hay en la zona, el poder adquisitivo de sus visitantes y por la escasa o casi nula oferta de locales libres.

Allí los precios de los alquileres arrancan desde los US$55/m² y pueden alcanzar cotizaciones que trepan hasta los US$60/US$70/m². “En tanto que para las operaciones de venta estos valores, en el caso de un local de 300/350 m2, puede cotizarse, en US$140.000″, cuenta Ballario.

En la zona, históricamente la vacancia supo estar por debajo del 5%, aunque en la actualidad estos índices suelen estar en el 1% o el 1,27%. “Aquí, en algunas zonas específicas -que en ocasiones están determinadas por tramos de 100 o de 200 metros-, suele existir lista de espera. Como también sucede en Cabildo y Juramento o en algunos tramos puntuales de la avenida Santa Fe”, afirma Desalvo.

En este tipo de ejes comerciales, el momento de la renegociación de los contratos existentes se convierte en períodos bisagras no solo para el inquilino, sino también para el resto del sector. Estos son momentos en que los locatarios deben decidir entre el precio de negociación y la puja subyacente que existe por parte de marcas que quieren entrar a este tipo de mercados, las cuales suelen ejercer presión para la recotización o la revaluación -siempre en alza- de los inmuebles.

En la zona, históricamente la vacancia supo estar por debajo del 5%, aunque en la actualidad estos índices suelen estar en el 1 % o el 1,27%.
En la zona, históricamente la vacancia supo estar por debajo del 5%, aunque en la actualidad estos índices suelen estar en el 1 % o el 1,27%.Hernan Zenteno – La Nacion

Respecto a la modalidad de contratos, según se sabe, gran parte de ellos se están cerrando en pesos y con actualizaciones trimestrales o cuatrimestrales por IPC o canasta de productos. En este presente también hay algunos casos de contratos en dólares con adelanto de alquileres, pero esos son la minoría. “Una de las características de los contratos locatarios actuales es que demandan más diálogo entre las partes y mayor consenso que en otros tiempos”, dice el hombre de LJ. Ramos.

La estabilidad de la zona está dada por la necesidad de “estar”. Este escenario, sin dudas, propone una mayor previsibilidad a la hora de entender el movimiento de ese mercado. Por ende, los brokers entienden que allí se mantendrá la actual tendencia: valores de alquileres altos, gran demanda, baja vacancia y precios en alza. “Este escenario, en muchos casos, puede llegar a instar a la radicación de nuevas e importantes marcas, las cuales podrán ir arribando a medida que los actuales contratos no logren renovarse con las actuales”, concluye Desalvo.

Con un fuerte plan de expansión regional, Todomoda e Isadora desembarcan en Uruguay

Fuente: La Voz – Hasta agosto, la compañía argentina BSG sumará tres locales. Cuál es el plan para el resto de Latinoamérica.

Este lunes, la compañía argentina Blue Star Group (BSG) abrió en Uruguay las primeras tiendas de venta de accesorios de moda de sus marcas Todomoda e Isadora.

Se trata de dos tiendas de Todomoda, una en el centro de Montevideo y otra en un centro comercial de Punta del Este, mientras que en agosto inaugurará su primera tienda de Isadora en Punta Carretas.

En este marco, el director del área Expansión de BSG, Claiton Santos, resaltó: “La expansión en Uruguay es un paso fundamental para nosotros, ya que refuerza nuestra presencia en la región y nos permite acercar nuestras propuestas a un mercado que valoramos mucho”.

En Uruguay, la firma prevé abrir 32 tiendas. Se trata del cuarto país donde el grupo implementa su modelo de franquicias, con los cuales llegó a Paraguay en 2022, a Colombia en abril pasado y a Panamá en mayo último.

Local de Isadora
Local de Isadora

Según informó la compañía, el plan es seguir con aperturas en El Salvador y Guatemala, como parte de su estrategia para contar con 1.600 tiendas a nivel global para 2028.

Blue Star Group tiene 800 tiendas distribuidas en Argentina, Chile, México, Perú, Brasil , Paraguay, Colombia y Panamá, emplea a 4.000 personas y vende cerca de 70 millones de unidades por año.

Reabrió The Palace Luxury Outlet el epicentro de la ropa barata: cómo llegar y qué descuentos tiene

Fuente: IProfesional – The Palace Luxury Outlet abrió nuevamente sus puertas y se pueden encontrar prendas de marcas reconocidas a precios súper accesibles.

La ropa en los shoppings está cada vez más cara y realizar compras es realmente difícil. Por esta razón, saber que volvió a abrir The Palace Luxury Outlet es una gran noticia para los amantes de las compras.

En este outlet se puede conseguir ropa de marca a precios razonables, incluso con descuentos adicionales.

¿Qué es The Palace Luxury Outlet, el epicentro de ropa barata en Buenos Aires?

El renombrado The Palace Luxury Outlet reabrió sus puertas en Buenos Aires, prometiendo una experiencia de compras única con precios inigualables en una variedad de categorías.

Ubicado en el Hipódromo de Palermo, en Tribuna Plaza, sobre la Av. del Libertador 4401, este evento al aire libre se lleva a cabo desde el 19 de julio, en un horario de 12 a 20 horas, de martes a domingos.

Para quienes deseen aprovechar aún más las promociones, se recomienda obtener la tarjeta Club La Nación, la cual ofrece descuentos adicionales del 35% en marcas seleccionadas y del 20% en productos deportivos.

Reabrió The Palace Luxury Outlet el epicentro de la ropa barata: cómo llegar y qué descuentos tiene

Los descuentos oficiales del evento son exclusivos para los socios de Club La Nación, aunque cada tienda también cuenta con sus propias promociones.

El The Palace Luxury Outlet combina la presencia de marcas prestigiosas con increíbles ofertas en un entorno espectacular. Con más de 15 años de trayectoria y 25 ediciones realizadas, este evento es una referencia en el mundo de la moda en Buenos Aires, ofreciendo una amplia gama de productos para mujeres, hombres y niños.

La entrada al outlet es gratuita y no se requiere reserva previa. Además, el evento es pet friendly y cuenta con estacionamiento dentro del predio, con ingreso sobre la Av. del Libertador. Los locales, todos cerrados, garantizan que el evento no se cancele en caso de lluvia.

Entre las marcas destacadas, se encuentran Fila, con zapatillas a $35.000; Legacy, ofreciendo camperas a $60.000 que en su sitio web están a $189.000, y chombas a $20.000.

Los jeans Wrangler y Lee se pueden encontrar desde $50.000, y las remeras desde $15.000. Para mujeres, hay remeras desde $9.000. También están presentes marcas como Levi’s, Adidas, Reebok y Columbia, con remeras Levi’s desde $26.000 y jeans desde $65.000.

The Palace Luxury Outlet tiene descuentos exclusivos con Club La Nación

The Palace Luxury Outlet tiene descuentos exclusivos con Club La Nación

El evento también cuenta con la participación de otras reconocidas marcas como:

  • Under armour
  • Topper
  • Asics
  • Kosiuko
  • Cannos
  • Oxford
  • Cardon
  • Airborn
  • Como quieres
  • la dolfina
  • Las oreiro
  • Yagomour
  • Dakine
  • Desiderata
  • Systemas
  • Portsaid
  • Nexxt
  • Gonzalez
  • Mountain hardware
  • Elepants
  • Guetaria
  • Rever pass
  • Brooksfiels
  • Furzai
  • Revolver
  • So pink!
  • Mistral
  • Red
  • Herencia
  • Queenjuana
  • Cheeky
  • Prototype
  • Jesus fernandez
  • Perramus
  • Garçon garcia

The Palace Luxury Outlet ofrece una oportunidad única para adquirir ropa y accesorios de alta calidad a precios accesibles, en un entorno cómodo y accesible para todos. Con su enfoque en brindar una experiencia de compra excepcional, este evento se consolida como una cita imperdible para los amantes de la moda y las compras en Buenos Aires.

Manual de supervivencia textil: cómo pasar de La Salada a las marcas internacionales

Fuente: La Nación – Aval comenzó como una importadora de acolchados, puso una fábrica y ahora sumó la licencia para el mercado argentino de Cacharel.

Si hay algo que aprendió Uriel Sadrinas, un empresario que se presenta como tercera generación de “textileros”, es que en su rubro hay que tener siempre una capacidad de adaptación extrema y a prueba de los cimbronazos que vive la economía argentina. Su abuelo José comenzó con un pequeño taller de blanquería -toallas, sábanas- en el barrio de Once y 90 años después su papá y su tío siguen con el tradicional negocio familiar. Cuando en 2009 Uriel lanzó, junto con su socio Gabriel Homsani, su propia empresa, llamada Alav, comenzaron como una importadora de línea blanca, pero diez años después se reconvirtieron en fabricantes y ahora acaban de alzarse con la licencia para importar y fabricar la marca francesa Cacharel en el mercado local.

Hoy Alav factura $1500 millones mensuales y suma más de 120 empleados. En su planta ubicada en el parque industrial de General Pico -que demandó una inversión de US$3 millones- además produce 50.000 prendas mensuales de blanquería, incluyendo sabanas, acolchados, frazadas, manteles, cortinas, toallas, y el objetivo es llegar a fin de año con 150.000.

A continuación las claves del empresario argentino para adaptarse a un escenario tan cambiante como el de la industria textil.

1. Dejar de lado los prejuicios

A lo largo de una carrera como empresario que ya cumplió 15 años, Sadrinas asegura que aprendió a vencer cualquier tipo de preconceptos sobre cuál debe ser la estrategia comercial de la compañía y a moverse con un modelo de trabajo más flexible y un espíritu pragmático. “El cambio de Gobierno trajo nuevas políticas y oportunidades, y estamos preparados para adaptarnos y aprovecharlas en beneficio de nuestra empresa y de la economía”, explica el empresario que comenzó como importador, se transformó en fabricante y ahora tomó una licencia de una marca internacional.

Esta capacidad para cambiar y adaptarse también aplica a la hora de sumar clientes y proveedores, sin ningún tipo de preconceptos. “Con nuestra marca histórica, Love and Home, trabajamos con clientes mayoristas de todo el país, incluyendo los grandes polos textiles que son Once, Flores y La Salada”, explica el empresario. “En el caso puntual de La Salada, tenemos clientes de las colectividades boliviana, peruana y también argentinos, y la verdad es que nunca tuvimos un problema. Es un mundo muy intenso, pero los clientes son triple A”.

2. Buscar nichos

Ganar clientes en un mercado saturado como el textil no es fácil y Sadrinas explica que de entrada decidieron especializarse en el nicho poco explotado por la competencia.

“Cuando comenzamos con mi socio, decidimos focalizarnos en el nicho de los acolchados, donde la competencia de las fábricas de Tierra del Fuego es mucho menor. Además, apuntamos a un producto de mayor calidad que los productos desde China y en el que la competencia importada no es tan fuerte porque los fletes encarecen mucho el precio final”, explica el dueño de Alav.

Uriel Sadrinas: "Al ser fabricantes tenemos una mayor libertad para definir cambios en colores y telas y controlar la calidad del producto, que pasa básicamente por la cantidad de guata que lleva el vellón del acolchado. Este factor del control de calidad, a su vez, fue clave para que Cacharel se decidiera a trabajar con nosotros"
Uriel Sadrinas: «Al ser fabricantes tenemos una mayor libertad para definir cambios en colores y telas y controlar la calidad del producto, que pasa básicamente por la cantidad de guata que lleva el vellón del acolchado. Este factor del control de calidad, a su vez, fue clave para que Cacharel se decidiera a trabajar con nosotros»

3. Apoyarse en marcas globales

Con su marca Love and Home, Alav hoy pelea el liderazgo en el mercado de la blanquería con otros jugadores nacionales como Danubio, Palette y Alcoyana. Sin embargo, cuando surgió la oportunidad de sumar la licencia de Cacharel a su portafolio, en la empresa no lo dudaron.

“La marca Cacharel se había ido del país hace cinco años por todos los problemas que tenía la economía argentina. Y cuando nos contactaron porque estaban buscando un licenciatario exclusivo para la línea de blanquería, nos decidimos rápidamente porque la marca seguía estando muy vigente y nunca se había quemado. El consumidor local la tenía muy presente y de hecho en estos meses que comenzamos con la comercialización, la ventas nos explotó. Hoy el 40% de las ventas son productos de Cacharel y la idea es llegar al 60%”, explicó Sadrinas.

4. No tener todos los huevos en una misma canasta

La decisión de montar una planta de producción en La Pampa se tomó en plena pandemia, cuando era incierto el abastecimiento de productos importados. Una vez retomada el flujo del comercio exterior, Sadrinas explica que fabricar en el país les aporta algunas ventajas frente a la competencia.

“Siempre es positivo no depender del producto netamente importado. Al ser fabricantes tenemos una mayor libertad para definir cambios en colores y telas y controlar la calidad del producto, que pasa básicamente por la cantidad de guata que lleva el vellón del acolchado. Este factor del control de calidad, a su vez, fue clave para que Cacharel se decidiera a trabajar con nosotros. Los franceses querían un acolchado con la misma terminación que los que se venden en Europa y no el típico producto chino que lo lavás una vez y no queda nada”.

Luciano Galfione: «Eliminar los controles aduaneros facilita la vida a los que no dan empleo»

Fuente: Tiempo AR – Es por la Resolución 156/2024, que elimina el requisito de etiquetado para ingresar al país productos textiles importados. Ahora, esa inspección se hará al momento de la comercialización.

Luciano Galfione es el referente de una de los sectores de la producción más comprometidos por la recesión. Analiza la Resolución 156/2024 de la Secretaría de Industria y Comercio, que permite el ingreso de productos textiles sin etiquetado. Advierte por los fabricantes que consideran convertirse en importadores y las proyecciones de cierres, despidos y suspensiones para el segundo semestre.

–¿Cómo va a impactar la eliminación de los controles aduaneros en el mercado textil?

–Lo vemos como una medida más de competencia desleal a la producción nacional. Ésta y otras se tomaron para alentar las importaciones. Pero ante todo, es una decisión que deja desamparado al consumidor final, porque los controles a la producción que ingresa al país protegen fundamentalmente al consumidor argentino. Cuando se saca una medida de control no tenés seguridad de que lo que estás consumiendo es lo que dice la etiqueta. Si la Aduana no controla lo importado, pensar que se va a controlar en un local comercial es complejo.

–¿Cómo evolucionó la importación desde el cambio de gobierno? ¿Ganó espacio en la torta del mercado?

–La importación todavía no es un gran problema a ciencia cierta porque hoy no se consume nada, ni producción nacional ni producción importada. No es que yo trabajo menos porque hay más importaciones, trabajo menos porque no hay consumo. Lo que hace el gobierno con la eliminación del control aduanero es facilitarle la vida a los que no dan empleo. En definitiva, es una medida que profundiza la crisis.

–¿Qué se dice en las fábricas? ¿Empieza a ser más conveniente importar?

–No tengo un dato certero. Lo que uno habla con colegas es que siempre importar es más fácil que producir, siempre es más fácil no tener empleados, no tener la carga de las tarifas, no tener que lidiar con los vaivenes económicos. Importar es más ágil, porque se reduce a comprar y vender, pero la verdad es que el Estado va a recaudar menos, porque si yo como empresario declaro algo que no corresponde, voy a pagar menos pero a la larga eso termina siendo un perjuicio. Y lo segundo, es que se pierde la protección, algo que impacta directamente en el consumidor. Después no debería extrañar si pasa algo, por ejemplo, por el ingreso de un material en condiciones peligrosas para las personas.

–Usted conoce la industria. ¿En los próximos meses va a haber empresas que pasen a la importación para sobrevivir?

–Yo veo que va a haber más empresas que pasen a cerrar. No sé qué va a pasar con cada uno en particular, qué decisión se tomará en forma individual, pero siempre van a ser para sostenerse como sea. Si eso significa cambiarse a la importación lo van a hacer, si no van a cerrar. Pero esto ya lo vimos en otros momentos de nuestra historia y la baja de los precios al consumidor no ocurrió. Ninguna de las medidas que se están tomando ahora van a hacer que cambie la tendencia, y las medidas que hay que tomar para que al consumidor le salga más barato consumir no se están tomando. Nosotros como industria estamos en condiciones, invertimos y estamos en la frontera tecnológica y del conocimiento. 

–El uso de la capacidad instalada mejoró levemente en el sector, según la última medición del Indec. ¿Qué indica el dato?

–No indica nada, sólo que llegamos al piso. Si nuestro piso de uso de capacidad instalada es el 40% no estamos en números compatibles con la producción industrial. Hasta que el consumo no se revierta, las variaciones de ese nivel sólo van a ser indicio de cambio de temporada.

–¿Qué proyección están haciendo para el segundo semestre, además de los posibles cierres de empresas?

–Creemos que el segundo semestre va a ser como fue el primero. En la primera mitad tuvimos un 40% menos de demanda y esperamos un 40% menos de demanda para el verano. Lamentablemente es una cantidad que supone menos fuentes de trabajo.

–¿Hay un cálculo de despidos y suspensiones?

–Hasta ahora tuvimos más de 5 mil despidos y 10 mil suspensiones. Y para el segundo semestre nadie está pensando en seguir invirtiendo. «

La industria pyme cayó 20,4% anual en junio (Textil -7,4%)

Fuente: CAME – La actividad manufacturera de las pymes disminuyó 20,4% anual en junio y acumula una retracción de 19,2% en el primer semestre del año frente al mismo período de 2023. En tanto, en la comparación mensual desestacionalizada, la actividad también declinó 3,1%.

Se destaca que el uso de la capacidad instalada descendió más de 10 puntos porcentuales en junio, ubicándose en apenas 60,1%. Este cambio refleja la compleja coyuntura que atraviesa el sector.

Si bien este mes se mantuvo con costos y precios más estables, no alcanzó para despertar una demanda que refleja la caída en el poder adquisitivo de las familias.

Los datos surgen del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), con una muestra que alcanzó a 420 industrias pyme a nivel federal.

Encuesta cualitativa

El 35,6% de las empresas consultadas señalan que la medida más esperada en este momento sería una reducción de impuestos, mientras que otro 14,6% menciona la flexibilización de las normativas laborales. Se tratan ambas de políticas que permitirían reducir los costos y mejorar la rentabilidad.

En la lista de prioridades, el tercer lugar de medidas esperadas lo comparten el estímulo a la demanda interna y los créditos blandos, en los dos casos mencionadas por el 13,6% de las industrias consultadas.

En cuanto a las problemáticas y desafíos, el 43,4% de los encuestados menciona la falta de venta, otro 34,9% los altos costos de producción y logística, y 11,1% las dificultades de acceso al crédito.

Por otro lado, las industrias fueron consultadas respecto a las medidas tomadas en los últimos 6 meses para adaptarse al contexto. El 37,7% de las empresas afirmó haber reducido gastos operativos, el 22,6% dijo haber diversificado los productos y otro 20,7% redujo las horas laborales.

Análisis sectorial

Los seis sectores manufactureros del segmento pyme tuvieron fuertes caídas en la comparación anual, siendo los más afectados “Papel e Impresiones” (-31,5%) y “Químicos y plásticos” (-30,3%).

1. Alimentos y bebidas

El sector registró una caída de 17,4% anual a precios constantes en junio y de -4,8% en la comparación mensual. Para el primer semestre del año acumula una baja de 16,7% anual. Las industrias operaron con apenas 58,1% de su capacidad instalada en el sexto mes del año (72,4% en mayo), niveles muy bajos para lo habitual del sector.

Las empresas consultadas manifestaron que el mes se vio perjudicado por los feriados y los vaivenes macroeconómicos. Algunas observan señales de reactivación esporádicas que luego se interrumpen. No se detectaron este mes mayores problemas con el abastecimiento de insumos.

2. Textiles e indumentaria

La producción se retrajo 7,4% anual en junio y -4,3% frente a mayo. Para el primer semestre del año acumula una caída de 2,7%. Las industrias operaron con 63,3% de su capacidad instalada, por debajo del mes pasado (71,5%).

Se detectaron más cierres de empresas, y un incremento en el temor por la pronta liberación de importaciones, de acuerdo con algunos anuncios oficiales. Empresarios consultados creen que se acabó el veranito para la actividad, y comienzan a pensar en cómo se acomodarán frente a un eventual contexto de menor demanda permanente.

3. Maderas y Muebles

En junio, el sector se retrajo 20,7% anual a precios constantes, y -3% en la comparación mensual desestacionalizada. En el período enero-junio la actividad cayó 18,7% frente a iguales meses del año pasado.

Durante el mes, las industrias operaron con solo 63,4% de su capacidad instalada (vs. 70,8% en mayo). La actividad sigue retraída, con consultas que no se concretan, y a la espera de una mejora en el poder adquisitivo, que es la única variable que hoy puede mover el mercado.

4. Metal, maquinaria y equipo, y material de transporte

El sector tuvo una contracción anual de 20% en junio, a precios constantes, y de -1,5% en la comparación mensual. Para el primer semestre del año, acumula una caída de 22,4% frente a los mismos meses de 2023. Las industrias operaron al 57,9% de su capacidad instalada, cuando en mayo ese nivel era de 66,6%, mostrando una acentuada caída.

Las empresas están buscando nuevos mercados e incorporando nuevos negocios para ampliar su espectro de clientes. Una novedad es la incorporación de procesos de automatización y software en la infraestructura metálica o en la producción de maquinarias.

5. Químicos y plásticos

En junio, el sector experimentó otra significativa contracción de 30,3% anual a precios constantes, y de -2,3% en la comparación mensual. Para el primer semestre del año, la producción acumula una caída de 27,2% frente a los mismos meses de 2023. Durante este mes, las industrias operaron con 63,1% de su capacidad instalada (vs. 68,8% en mayo).

Las empresas exportadoras son las que mejor están afrontando la crisis actual, mientras que el resto no vislumbra señales de reactivación en el horizonte cercano y ven peligrar sus fuentes de empleo. Los empresarios consultados sostienen que se hacen muy necesarias medidas para bajar los costos, y especialmente reclaman por el fuerte incremento en los precios de la energía.

6. Papel e impresiones

La actividad se retrajo 31,5% anual a precios constantes, siendo nuevamente el sector con mayor retroceso. En términos mensuales, también se registró una retracción de 2,6%, y para el primer semestre del año la actividad acumula una caída de 23,6% frente a los mismos meses del año pasado. Las empresas operaron con 63,1% de su capacidad instalada, muy por debajo de mayo, cuando alcanzó el 78,7%.

Frente a la falta de rentabilidad y una coyuntura que hace tiempo le viene dando la espalda a este sector, varias empresas comenzaron a planificar la incorporación agresiva de tecnologías para digitalizar y automatizar procesos, lo que les permitiría reducir costos. El principal obstáculo para consolidar esa decisión es la falta de financiamiento.

El poder del fútbol llegó a la moda: ahora Martín Churba diseña camisetas

Fuente: ClarínMartín Churba se pone la 10, diría la jerga de la redonda para referir a la nueva trama que está protagonizando el reconocido diseñador argentino. Y esta vez, la fusión es con el fútbol y Japón, en un relato textil que imagina un encuentro cumbre entre el mejor jugador del mundo, Lionel Messi, con quien supo ser uno de los popes fashion del siglo XX, Issey Miyake.

Así nació la línea de camisetas con tipologías más acordes a la moda que a la indumentaria deportiva, hechas a partir de registros gráficos anteriores. Presentadas recientemente en el país oriental, donde además Churba llevó obras de arte y otros proyectos de trabajo colectivo con diseñadores y artistas.

Uno de estos puso foco en la reparación sustentable realizado con Guillermo Cameron Mac Lean; otro con Jessica Trosman, apuntó a la nueva vida que se le puede dar a la basura; y un tercero, con el grupo Bondi y Alejandro Sarmiento, tiene que ver con el mobiliario urbano. A los que sumó el desarrollo de los kimonos ponchos que llevó a cabo con Carla Bonifacio.

También, teatro

Justamente, este último es el que pergeñó el año pasado y al que le está dando una relectura al ensamblar las prendas tradicionales de las dos naciones. Piezas que ya fueron usadas para una performance realizada por el bailarín argentino Daniel Proietto y el japonés Mirai Moriyama en Uruguay. También en octubre hará lo propio con un vestuario para una obra de teatro en Tokio.

Lo cierto es que, con cada una de estas iniciativas, el creador recofirma la correspondencia mutua que sostiene desde hace 20 años consecutivos cuando su ropa comenzó a venderse en Japón.

Y algo más -en el reverso- es que este nuevo capítulo coincide con la mudanza de la tienda de Tramando en la calle Rodríguez Peña, que de Casa Matriz pasó a denominarse el after (en Paraná al 1100).Trabajar en equipo. “Para cada proyecto busco consenso, acuerdo. Solo no podría haber hecho todo esto”, asegura. Foto: Gentileza Martín Churba.Trabajar en equipo. “Para cada proyecto busco consenso, acuerdo. Solo no podría haber hecho todo esto”, asegura. Foto: Gentileza Martín Churba.

-Cambiás el escenario lineal de la moda y pasás al del teatro y la danza que tiene otro movimiento, además de este nuevo enlace con el fútbol, ¿cómo lo vivenciás?

-Me interesa más la permanencia de lo cultural y menos lo efímero de la moda. Lo cultural construye un ladrillo sobre otro, sin necesidad de que éste tape al anterior. En cambio, en la moda es como una especie de bloque que tiene que ser lo suficientemente grande para cubrir al anterior y así sucesivamente, una cosa megalómana que no sé a dónde va. El fast fashion no solo se ocupó de derribar el ecosistema del planeta, sino cualquier idea de construcción cultural.

-Otro escenario que también tiene permanencia es el del fútbol y la camiseta es la prenda que no pasa de moda, se usa todas las temporadas más allá de las variantes. ¿Cómo surgió esta idea?

-Cuando el año pasado volví de Japón eran justo las PASO. Venía con nuevos sueños y me encontré con la gente con el cerebro tomado por ese puente utópico de ir de una política hacia otra, pero que, a la vez, era un absurdo porque parecía que nada podía mejorar. Estaba todo enviciado. Esa manera de vivir que tenemos los argentinos en los últimos años, como si estuviéramos en una guerra interna, ideológica, llena de pozos y grietas. Entonces, hice una especie de conjuro personal de no pensar desde Argentina, me quedé a cinco centímetros del piso, sin tocarlo, metafóricamente. Consideré qué podía juntar que nos uniera en una idea de la cultura, que estuviera el poncho y el kimono en una relación de reflejos y diálogos. A eso le puse “puente cultural”. Y no era solo entre Japón y Argentina, sino también entre la moda y el fútbol, había un encuentro inédito. Había una cuestión de poder mirar a través de esa prenda tan icónica, tan símbolo de la cultura nacional del deporte. Me resultaba increíble. Es raro porque a lo sumo Yohji Yamamoto diseñó la nueva camiseta de Japón…

-Y Emporio Armani hizo la del Napoli

-Pero no deja de ser una camiseta de fútbol. Yo quería ir más allá y abandonar esos niveles de tecnicismos. Tomé el poster que había traído de (Issey) Miyake de Japón y le puse arriba el cuadro de Messi que había hecho mi hijo Alexis. Enganchó justo la silueta de Messi con el pantalón. Empecé a tener como un déjà vu. Había algo en ese juego que me transportaba a esa idea de relaciones. En poder pensar el fútbol desde la moda y poder crear un producto de moda que pueda ser futbolero. En el mundo pasa algo cada vez más fuerte con Argentina y el fútbol. Me encantaría diseñar la camiseta de la Selección.

Quise crear un puente cultural entre Japón y la Argentina, la moda y el fútbol, a través de una prenda icónica

Martín ChurbaDiseñadorCamisetas de la nueva línea del diseñador argentino, Martín Churba. Foto: Gentileza Martín Churba.Camisetas de la nueva línea del diseñador argentino, Martín Churba. Foto: Gentileza Martín Churba.

-Hasta ahora lo que se hizo de moda y fútbol fue más como homenaje, pero no sobre cómo transformar una prenda tan cara a nuestros sentimientos en una tipología de moda.

-Claro, cuando empecé a crear los textiles y me involucré con la tecnología de corte láser, me puse a jugar como si fuera alta costura. En un momento vi que las telas eran tan lindas que empecé a ponerlas en bastidores. Ahí me vino la idea de que también es un oráculo al que uno le reza y creé esos altares que son cuadros. Eso me da la posibilidad de llevarlos a una galería de arte. Me presenté para hacer una muestra el año que viene junto con la galería argentina Fubolitis, que es la que me acompaña.

-¿De dónde salieron las camisetas que usaste?

-En lugar de imprimir telas convencionales, usé las de alta calidad, pero con papeles de cuadros de fútbol, por eso aparecen marcas, sponsors distorsionados y escudos. Reutilicé insumos de viejas camisetas. De alguna manera también propongo eso, que la moda revisite lo hecho porque no se puede seguir haciendo. Fui a Japón con el video que cuenta todo esto y cuando presenté el trabajo en una de las universidades, me convocan de otra, de las afueras de Tokio, para trabajar con el equipo de fútbol. Ese diálogo fue enriquecedor. Llevar la creatividad textil al ámbito académico también fue disruptivo para mí. Me encontré con gente que no es consumidora de moda pero que usando una camiseta se volvían locos.

-¿Qué te interesó del fútbol como expresión cultural?

-Es un lenguaje universal pacifista, a pesar de que a veces los muchachos se ponen un poco agretas. Un espacio donde la humanidad puede encontrarse en un juego. Y eso en un mundo como el de hoy, que es un drama en otros aspectos, nos deja en un lugar de valor. Más allá de la pasión y la angustia, cuando juegan dos equipos, uno gana, el otro pierde y no se matan.

-En los videos donde presentás los proyectos, hablás de la reparación, del trabajo colectivo, la relación entre las culturas. ¿Creés que la moda puede ir hacia ese lado o es algo muy lejano?

-Lo veo como un proceso. En Argentina, en un momento, fue muy importante lo autoral, en ese camino que veníamos cursando de la reversión de lo que sucedía en el hemisferio norte como si quisiéramos ser un poco más europeos. Esa fue una lucha no solo de la industria de la moda, sino también en la música y otros aspectos.

Estamos viviendo un tiempo muy negativo para la confección… En este mercado, más que innovar, nos queda resistir

Martín ChurbaDiseñadorModa y deporte entre Argentina y Japón. Foto: Gentileza Martín Churba.Moda y deporte entre Argentina y Japón. Foto: Gentileza Martín Churba.

-Persiste todavía la idea de descolonizar lo impuesto.

-Sí, por eso, lo autoral tuvo protagonismo y una misión trascendente fue que los autores pudiéramos decir más allá de lo que decía un europeo. Trosman Churba fue pionera en no seguir la tendencia de las temporadas. Hoy lo colectivo se para por sobre lo autoral individual, habla de construir entre todos. A Japón llevé cinco proyectos porque trabajé en colaboración. Compartir tiene el beneficio de diluir el ego. Busco consenso, construcción, acuerdo. Solo no podría haber hecho todo esto. A mí no me alcanza con una marca de ropa para lo creativo. Mi idea es que funcione en un centro cultural o en disciplinas más allá de la moda como pueden ser el deporte o las bellas artes.

-A su vez, mudaste Tramando a una nueva tienda, seguramente para reacomodarse a este contexto y a la nueva vista que está teniendo la marca.

-Estamos viviendo un tiempo muy negativo para la confección. Como industria estamos entre las primeras más golpeadas. Por más que Tramando fue supuestamente para un público de alto poder adquisitivo, la realidad es que toda la vida me compraron las abogadas, las psicólogas, las arquitectas, mujeres profesionales que necesitaban construir su propia fachada. Les hacía sentido invertir en Tramando. Tenía muchas clientas laburantes. Si contamos lo que cuesta pagar las expensas y la prepaga, una vez más los creadores de valor estamos siendo tratados como meros productores de materias primas sin ningún tipo de aliento. En este mercado más que innovar nos queda resistir. Al local le pusimos el after porque es lo que queda después de la fiesta…

-Pero el after también tiene su encanto.

-Por supuesto. Es como cuando se habla de la tercera edad que ya no es más la última. Lo decimos con honor, orgullo, creatividad y sueños, es lo que nos toca porque además no sabemos qué nos depara. Si termina o en realidad lo que viene ahora es un renacimiento.

El presidente de la Fundación Pro Tejer, Luciano Galfione, brindó un reportaje de calidad para el programa de televisión conducido por Gustavo Sylvestre

Fuente: Fundación Protejer – En el mismo, se abordaron los siguientes temas:

• Estado de coyuntura del sector textil e indumentaria. Luciano comentó sobre el estado actual de la industria textil en Argentina, destacando los desafíos y oportunidades que enfrenta. Sin dejar de mencionar las dificultades económicas, la competencia con productos importados y las políticas gubernamentales que afectan al sector.

• Impacto de la pandemia. Interrupción de las cadenas de suministro y la disminución de la demanda. Medidas que se tomaron para adaptarse a la situación y mantener la producción.

• Iniciativas y proyectos de la Fundación Pro Tejer para promover el desarrollo de la industria local. Programas de capacitación, inversiones en tecnología y esfuerzos para fomentar la innovación.

• Políticas públicas. Sugiriendo medidas que el gobierno podría tomar para apoyar al sector, como incentivos fiscales y protección contra la competencia desleal de productos importados.

• Sostenibilidad y futuro de la cadena de valor agro industrial textil y de confecciones. Cómo reducir el impacto ambiental y promover prácticas más ecológicas podría ayudar a posicionarse en un mercado global competitivo.

A continuación, los invitamos a ver la nota completa y dejar sus comentarios.

Ingrid Grudke invitó a diseñadores del interior del país a desfilar en Buenos Aires: “La pasarela más federal“

Fuente: TN – Representantes de distintos lugares de Argentina compartieron un evento para mostrar sus nuevas colecciones para el 2024.

De la mano de Ingrid Grudke, Mica Mataloni y Ailen Siboldi, reconocidas modelos de la alta costura de nuestro país, se llevó a cabo la primera edición de Pasarela Federal, un nuevo espacio de moda que convoca a diseñadores de todo el país para mostrar sus creaciones en Buenos Aires. No hay que olvidar que Grudke es de Misiones y a lo largo de su carrera ha viajado continuamente por todo el interior.

Mica Mataloni, Ingrid Grudke y Ailen Siboldi, las caras de Pasarela Federal. (Foto: Johnny Villagran)
Mica Mataloni, Ingrid Grudke y Ailen Siboldi, las caras de Pasarela Federal. (Foto: Johnny Villagran)

El desfile tuvo lugar en el hotel Hilton de Buenos Aires, donde mostraron sus colecciones Lorena Perazzo que sorprendió con diseños de cadenas y metales y The Joness Brand donde predominaron los colores plenos como el rojo, celeste y negro.

Lorena Perazzo se destacó por sus materiales. (Foto: Johnny Villagran)
Lorena Perazzo se destacó por sus materiales. (Foto: Johnny Villagran)
The Joness Brand apostó al rojo. (Foto: Johnny Villagran)
The Joness Brand apostó al rojo. (Foto: Johnny Villagran)

Marcela Daff jug con figuras geométricas, Especies Únicas con un gran cierre de novias de negro y Flor Azan quien trabajó géneros suaves y diseños femeninos. Como toque final, el famoso diseñador de zapatos Luciano Marra presentó lo último en accesorios.

Especies únicas mostró novias de negro. (Foto: Johnny Villagran)
Especies únicas mostró novias de negro. (Foto: Johnny Villagran)

Famosos en la primera fila

Pasarela Federal estuvo repleto de figuras de la moda y el espectáculo como Ale Fantino y Coni Mosqueira, las modelos Rocío Vivas, Guadalupe Juárez, Lorena Ceriscioli, Solange Cubillo, Dolores Moreno, Juli Puente y Facu Miguelena, Sofía Macaggi y Carmela Castro Ruiz. Entre los diseñadores se destacaron Claudio Cosano,Mario Vidal, Pani Margot y Marcelo Senra, todos amigos de Ingrid Grudke, quienes no dudaron en apoyar el nuevo emprendimiento de la modelo.

Flor Azán eligió la tendencia metalizada. (Foto: Johnny Villagran)
Flor Azán eligió la tendencia metalizada. (Foto: Johnny Villagran)

También se sentaron en la primera fila Natacha Eguia, Taina Laurino, Fabián Medina Flores y las conductoras Fabiana Araujo, Evelyn Scheidl, Carina Monteleone y Laura Rivarola, entre otros invitados.

El maquillaje estuvo a cargo de Gervasio Larrivey y su equipo, quienes siguiendo el lineamiento de las organizadoras realizaron un maquillaje muy fresco y natural, detrás del peinado de las modelos estuvo Estudio EFFE de Francisco y Franco que realizaron un rodete tirante y moderno.

Marcela Daff eligió efectos geométricos para su moda. (Foto: Johnny Villagran)
Marcela Daff eligió efectos geométricos para su moda. (Foto: Johnny Villagran)

El estilismo del desfile fue realizado por Roxana Harris, quien sumó su vanguardia y un toque único a las pasadas. Así, las gafas de Joaco Norelli complementaron los looks de The Joness Brands y prendas vintage hicieron match con los zapatos de Luciano Marra.

“Tras el éxito de la primera edición, se espera pronto el anuncio de la segunda fecha que ya es pedida por muchos nuevos diseñadores emergentes provenientes del interior del país para la pasarela más federal que se ha visto hasta ahora“, dijo Ingrid Grudke que contó con la colaboración de las modelos que del staff de LO Management, la agencia de Lorena Ceriscioli para el evento.

Luciano Marra mostró tendencia en zapatos. (Foto: Johnny Villagran)
Luciano Marra mostró tendencia en zapatos. (Foto: Johnny Villagran)