Ugly sandals: todo acerca de las sandalias que llevarás este verano

Fuente: Perfil ~ Llegaron para quedarse y este verano las ugly sandals se vienen con todo. Mirá.

Son aparatosas, grandes y hasta a veces bastante grotescas. Se las bautizó Ugly Sandals (sandalias feas), pero de a poco las celebrities las fueron adoptando y ya se transformaron en aliadas de muchos looks con altas temperaturas. Te contamos todo sobre esta tendencia que verás muchísimo en los próximo mes de verano. 

¿A qué se conoce como ugly sandals?

Los Ugly shoes nacen para romper con el mito de que la moda incomoda: lo confortable y la tendencia se unen y conviven en un solo modelo. Así como sucedió con los zuecos, estas sandalias que tomaron relevancia tras hacerse ver en la pasarela de Chanel (tuvieron su momento en la década de los noventa también), tienen la ventaja que su horma acolchada hace que sea un calzado que pueda llevarse durante largas jornadas sin convertirse en inconveniente.

«A su vez, son la perfecta combinación entre lo deportivo y lo sofisticado; generalmente se entrelazan bases típicas de las zapatillas y plataformas con capelladas más elegantes y refinadas», cuenta Camila Álvarez, del equipo de Oggi Zapatos. 

Ugly Sandals

 ¿Cómo surge esta tendencia? 

Llegó, sin dudas, para quedarse: van de la mano con el movimiento del street style que, hoy en día, es la nueva normalidad: la que prima y más se consume. La pandemia cambió las costumbres y las firmas de moda se adaptan al día a día de sus usuarios, donde la comodidad es primordial.

Por otro lado, forman parte de la ya instalada tendencia “Dad fashion”, donde aquellas prendas típicas del guardarropas de todo padre llegan a los roperos femeninos.

¿Vienen en diferentes versiones? 

Hay infinidad de modelos porque rompen con lo clásico: los ugly shoes abarcan sandalias, pero también zapatillas (los ya conocidos modelos de Louis Vuitton).

En cuanto a los primeros, pueden venir acompañados de hebillas, velcros, cordones, plataformas, doble tiras y tiras cruzadas. Las tonalidades también quedan a elección del usuario: hay para todos los gustos.

Ugly Sandals

¿De qué manera se pueden incorporar a los looks veraniegos? 

Al tratarse de una unión entre  lo deportivo y lo sofisticado, pueden amalgamar bien con cualquier conjunto y ocasión, ya sea para el día o la noche. Uno de los más elegidos que se vio en el verano europeo fue la combinación con vestidos largos, sobre todo en tonalidades como el rosa o verde, los colores de esta temporada.

Las más clásicas las llevaron con trajes monocromos en beige, blanco o negro.

Lo que tiene a favor este tipo de calzado es que estiliza la figura, además de su comodidad.

Para los días más frescos, las más jugadas las lucen con medias y jeans.

Zaffora Bespoke Tailoring presenta un nuevo concepto para la Moda Femenina

Fuente: Cronista ~ La sastrería de lujo anunció su nueva línea exclusiva «Zaffora for Women». Calidad ‘Bespoke’ para mujeres modernas, audaces e intensas que van en busca de la excelencia del diseño y los detalles que dan valor agregado y hacen de cada prenda un tesoro en sí mismo.

Tradicionalmente se relaciona a las Sastrerías como orientadas únicamente al mundo masculino. Pero hoy es un error. Las reglas de juego cambiaron y para las mujeres nacen nuevos espacios de lujo como Zaffora for Women.

De la mano del renombrado sastre Nicolás Zaffora, uno de los más prestigiosos Sastres de la Región, Zaffora Bespoke Tailoring presentó el lanzamiento de su nueva línea dirigida a mujeres que aprecian el valor de la experiencia «Bespoke», lo realizado en forma totalmente artesanal, a medida y personalizada. La propuesta incluye smokings, trajes, chaquetas, sobretodos, chalecos hasta pantalones, shorts y camisas.

«Hicimos esta pequeña colección para mostrar algunas alternativas que tenemos para mujeres. Lo que propuse al mercado es hacer prendas con diseño masculino en el cuerpo de mujer, pero que hoy suelta esa etiqueta para transformar esta tradición sartorial en una que invite a mujeres que quieran vivir esta experiencia, haciendo hincapié en los tejidos de lujo y moldería pensada milimétricamente para cada silueta con un calce perfecto y comodidad en su uso», explicó Nicolás.

Y agregó: «Contamos con más de cuarenta mil muestras de telas italianas e inglesas para que puedan elegir. Los mejores géneros internacionales sartoriales. Para esta nueva temporada primavera verano 2022 proponemos géneros de lino, lana y seda. Tejidos nobles, frescos y ultralivianos que permiten el paso del aire en tonos claros y fríos que realzan la femeneidad, silueta y sensualidad de la mujer con el característico toque masculino de la marca».

Zaffora Bespoke Tailoring es un exclusivo atelier dedicado a la confección artesanal y a medida de prendas de excepción, en inglés se le llama Bespoke, que se diferencia del ready-to-wear (una prenda en la vidriera lista para usar) o del made-to-measure (trabajada en forma industrial). Con esa conjunción de telas, identidades y estilos, el trabajo Bespoke del Sastre logra -según la afirmación del propio Nicolás- que el traje se convierta «en una segunda piel».

Además de tener la sede de su atelier en Buenos Aires, Arroyo 961, en el barrio de Recoleta (CABA), cuentan con clientes en el exterior.

La empresa Zaffora Bespoke Tailoring ya está presente también en Paraguay, con próximos desembarcos en países de la Región.

Cómo es la moda “slow” y vegana que se impone este verano

Fuente: Noticias ~ La post pandemia revaloriza las raíces y apuesta más que nunca por la sustentabilidad. Materiales nobles y reciclados, claves del nuevo lujo.

El temblor y las réplicas parecen haber quedado atrás. De a poco el mundo recupera la normalidad post pandemia, y a medida que pasa el tiempo también llega la perspectiva. En las semanas de la moda, esto parece decantar en ciertas tendencias fuertes que se reiteran en los diversos diseñadores. Mientras en el mundo la mayor impronta la deja el regreso del mega lujo, contraste histórico a toda crisis, en Argentina la lectura se inclinó, sobre todo, por la revalorización de lo propio. En un país sin tanto margen para la ostentación, el lujo retornó a las bases: la artesanía y los materiales autóctonos y nobles, así como el cuidado por el medio ambiente (tal vez el mayor tesoro en estos tiempos). Todo esto imperó en las colecciones que se presentaron en BAFWEEK y Designers BA.

De tesoros y sustentabilidad

“La colección está inspirada en piezas textiles que mi abuela atesoraba, desplegándome el cuestionamiento de qué es aquello que guardamos e invitándome a realizar un homenaje a mi familia”, destaca la diseñadora Lucía Chain, de la marca homónima. En sintonía con el regreso a la esencia, todas las prendas que presentó poseen además una pieza antigua reciclada y un amuleto de plata realizado por la joyera Jimena Ríos, evocando al tesoro, la familia, el hogar y lo cotidiano. Es decir, todo lo que se puso de relieve en pandemia. A la vez, creó prendas realizadas en una producción sin descartes, libres de plásticos e intervenidas artesanalmente con bordados. “Sin estación, sin género, sin edad, adaptable y oversized”, se presenta la colección, lanzada en un fashion film.

Vanesa Krongold

También en presentación con un formato digital, Uzal lanzó “Binomio”, apuntando a la noción de lo no-binario y trabajando con el fieltro artesanal, un textil icónico de la marca. A la vez, decidieron innovar con la incorporación de estampas generadas a través de la superposición de fibras de lana a contratono en un trabajo 100% manual. Reconocida por su espíritu sustentable, la pandemia no hizo más que reivindicar su misión: “cuando el mundo cerró sus fábricas y se empezó a evidenciar cómo el medio ambiente iba subsanando ciertos impactos, sentí una validación de nuestra búsqueda, que tiene que ver con el cuidado, con un despertar y con poder comunicar que todavía no es tan tarde”, detalla Sabrina Rodríguez Uzal, diseñadora. Así, esta colección acentúa la línea de prendas con fibras naturales y una moldería geométrica que permite acercarse cada vez más a la premisa de desperdicio cero en el sistema de producción. “La elección de nuestras materialidades siempre tiene que ver con materiales nobles. Buscamos que no existan en el medio más de lo que queramos, que de verdad no constituyan un residuo textil. Y a la vez, el hecho de conseguir materialidades nobles nos llevó a buscar procesos que estén alineados al respeto a ese material”, detalla Rodríguez Uzal.

Tejer redes

“Diseño arqueológico”. Así denominó su propuesta Nous Etudions, una de las marcas con mayor proyección internacional, que lleva cinco años plantando bandera con el “slow fashion”, sin género y con eje vegano. Bajo esa declaración de principios presentó en Designers “Oxímoron”, una colección con molderías por encastre, costuras artesanales y formas oversized. La pausa de la pandemia fue el espacio perfecto para llegar al desarrollo de una “biotecnología ancestral que entrelaza los materiales veganos con prácticas antiquísimas de la comunidad wichi”, de allí la idea de diseño arqueológico. A la vez, en este impasse lograron trabajar en colaboración con otros proveedores para crear un textil que imita al ecocuero pero es verdaderamente biodegradable, el gran pendiente de este producto. “Avanzamos en la reflexión sobre la utilización de los materiales y la moda. Creemos en la unión entre lo nuevo y las tradiciones, y esta es una colección que llegó para quedarse y seguir evolucionando”, sintetiza Romina Cardillo, directora creativa.

En BAFWEEK, en tanto, ciertas marcas y diseñadores hicieron su propio elogio del pasado. Fue el caso de Revólver, que en un desfile presencial en su local de Palermo revivió a los visitantes de la Mar del Plata de los años ’80. Con materiales 100% algodón, mucha raya y denim, apostaron a homenajear los clásicos edificios, monumentos y hasta puestos de comida de la época. A la vez, pusieron de relieve la tendencia “comfy” que la pandemia también dejó sobre el tapete, con figuras amplias y materiales que abrazan el cuerpo. Los artistas de la colección fueron Alan Berry Rhys, Studio Josefa y François Thevenet.

Nous Etudions

En tanto Vanesa Krongold trajo a colación una explosión de colores. Celebrando los 10 años de su firma, presentó “Construcción Amor” en La Casa Walsh, un centro cultural donde además tiene su atelier. La propuesta tendió puentes entre pasado y futuro: textiles de última tecnología se combinaron con telas halladas y vintage para un collage muy único y personal. Lo artesanal y lo digital se dieron la mano en uno de los desfiles más llamativos de esta semana de la moda, con la colaboración artística de Pablo Resoalbe, para crear una atmósfera postapocalíptica.

Razones de peso

“Si bien la conciencia ambiental, social y la digitalización del retail no son temas nuevos en la agenda de la moda, esta pandemia ha dado lugar a la aceleración de múltiples procesos asociados”, sostiene el especialista en moda Matías Tortello. Así, el cambio que venía impulsado especialmente por las nuevas generaciones y la tecnología se consagró con este nuevo orden sanitario, que evidenció la necesidad de cambiar cantidad por calidad. Y es que los consumidores finalmente lo demandan: según un informe de la Sustainable Apparel Coalition, una alianza internacional con más de 250 empresas e instituciones de la moda, se ha detectado una demanda creciente de piezas sustentables, confeccionadas bajo términos éticos y justos. “Las marcas que más están vendiendo son las que muestran algún tipo de compromiso social: desde donar parte de sus ganancias a sectores vulnerables a priorizar la preservación del medio ambiente”, describe el experto.

Somos fusión

Por eso, hoy la elección de una prenda no solo nos representa estéticamente, también da cuenta de nuestros valores. Y según Tortello, este cambio de paradigma va de la mano de esta revalorización del saber-hacer autóctono o regional. A la vez, el “upcycling”, la idea de reutilizar materiales para dar nueva vida a las prendas, fue el recurso ideal en tiempos de aislamiento. “Otrora ajeno a la noción típica de lujo, revirtió su connotación alineándose con la idea de algo único, irrepetible, sustentable y hecho a conciencia”. Sucedió aquí y en el exterior: nombres como Proenza Schouler, Dolce & Gabbana y Balenciaga lo acreditan. Todas iniciativas que demostraron que es posible generar algo novedoso y exclusivo sin caer en la superproducción “y abogando por un modelo de moda más sostenible y circular”.

Moda argentina. Diseñadores y marcas apostaron por nuevos formatos para presentar sus colecciones de verano

Fuente: La Nación ~ Los creadores nacionales se bajaron de la pasarela y pensaron experiencias distintas para mostrar sus propuestas.

La segunda quincena de octubre fue intensa para la moda argentina. Después de un año y medio difícil para la industria, las firmas que marcan el pulso presentaron sus propuestas para el verano de una manera distinta a la habitual. Solamente un puñado de marcas, como Mishka, Tramando y Prüne, apostaron al desfile tradicional, siempre en locaciones a cielo abierto, como el patio del Museo Isaac Fernández Blanco, la plaza Brasil y el Jardín Botánico, para cumplir con los protocolos sanitarios. La mayoría, en cambio, innovó con otros formatos, animados por la nueva normalidad y el boom del lenguaje digital.

Fiestas, almuerzos, recitales, performances y shows en las propias boutiques fueron las experiencias que varios de los diseñadores enmarcados en Bafweek pensaron para el reencuentro con su público, en vivo. Otros, como Evangelina Bomparola y Pablo Ramírez, rompieron con la presencialidad y produjeron films de moda que dieron a conocer en la galaxia digital, a través de las redes de Designers BA.

De visita en Buenos Aires (vive en Miami con su marido, Tomás Eurnekian), Angie Landaburu aprovechó para conocer lo nuevo de Prüne.
De visita en Buenos Aires (vive en Miami con su marido, Tomás Eurnekian), Angie Landaburu aprovechó para conocer lo nuevo de Prüne.Baf Week – TRIGO GERARDI
Vestida por la etiqueta, la actriz Candela Vetrano también ocupó un lugar en la primera fila.
Vestida por la etiqueta, la actriz Candela Vetrano también ocupó un lugar en la primera fila.Baf Week – TRIGO GERARDI
Precursor en la técnica de foliado, Martín Churba presentó una colección metalizada, realizada con un stock de telas a las que les dio otra chance con su técnica de impresión insignia, en la plaza Brasil.
Precursor en la técnica de foliado, Martín Churba presentó una colección metalizada, realizada con un stock de telas a las que les dio otra chance con su técnica de impresión insignia, en la plaza Brasil.
Florencia de la V y su hija Isabella se vistieron de JT y estuvieron entre los pocos afortunados que vieron el show de la marca en su boutique de Recoleta.
Florencia de la V y su hija Isabella se vistieron de JT y estuvieron entre los pocos afortunados que vieron el show de la marca en su boutique de Recoleta.Baf Week – TRIGO GERARDI
En la propuesta de Mishka abundaron las estampas y las referencias a aquellos míticos veranos europeos de principios de los 70.
En la propuesta de Mishka abundaron las estampas y las referencias a aquellos míticos veranos europeos de principios de los 70.Baf Week – TRIGO GERARDI
Violeta Urtizberea dio su presente en el desfile de Mishka en el Museo Fernández Blanco.
Violeta Urtizberea dio su presente en el desfile de Mishka en el Museo Fernández Blanco.Baf Week – TRIGO GERARDI
Feliz por la sensación de libertad tras una larga cuarentena, Evangelina Bomparola diseñó una propuesta para salir a disfrutar, de lleno, de la ciudad. En vez de hacer un desfile, la diseñadora dirigió un fashion film y lo compartió en redes sociales.
Feliz por la sensación de libertad tras una larga cuarentena, Evangelina Bomparola diseñó una propuesta para salir a disfrutar, de lleno, de la ciudad. En vez de hacer un desfile, la diseñadora dirigió un fashion film y lo compartió en redes sociales.
Blackmamba organizó una fiesta en la Mansión del Four Seasons para los amigos de la marca, como la influencer Guti Marzari, que protagonizó una producción fotográfica en vivo.
Blackmamba organizó una fiesta en la Mansión del Four Seasons para los amigos de la marca, como la influencer Guti Marzari, que protagonizó una producción fotográfica en vivo.
La actriz Bárbara Lombardo asistió al almuerzo de Furzai en una pizzería de Palermo y filmó el recital de Sofía Vítola.
La actriz Bárbara Lombardo asistió al almuerzo de Furzai en una pizzería de Palermo y filmó el recital de Sofía Vítola.
Ginebra, la etiqueta de Micaela Tinelli, dio a conocer su colección en el estacionamiento del Alcorta.
Ginebra, la etiqueta de Micaela Tinelli, dio a conocer su colección en el estacionamiento del Alcorta. Alcorta Flash
La influencer Stephanie Demner (vestida con un outfit de Chanel) asistió al desfile de Ginebra.
La influencer Stephanie Demner (vestida con un outfit de Chanel) asistió al desfile de Ginebra.

Sexo y moda. Cómo el erotismo irrumpió en la industria para provocar y vender más

Fuente: La Nación ~ En un mundo que ha modificado reglas y comportamientos, ¿se necesita seguir recurriendo a este tipo de impacto?

En Belle de Jour, Catherine Deneuve representaba a una mujer con oscuras fantasías, en las que su adicción al sexo y al masoquismo puertas adentro contrastaba, violentamente, con su vida burguesa más allá de las cuatro paredes de una habitación. Siempre vestida de manera impecable por un joven Yves Saint Laurent, el vestuario del film de Luis Buñuel de 1967 es más recordado por la ropa que por la trama: el vestido corto évasée con cuello blanco estilo colegiala, el trench de vinilo negro y los escarpines con la hebilla cuadrada grande en la capellada, un diseño fetiche de Roger Vivier, se convirtieron en el símbolo de una época y están también asociados a una suerte de perversión chic del cine francés. La moda determina una sexualidad que gracias a un lenguaje tácito no cae en la vulgaridad ni en imágenes prosaicas. Un dato de color: el vestuario fue tan importante que en 2019, la mismísima Deneuve lo subastó a través de la prestigiosa Christie’s.

Aquel 1969, un Saint Laurent ya elevado en lo alto de la nueva ola del feminismo decidió que la mujer podía vestir pantalones y puso la sexualidad otra vez en la mira de todos promoviendo el traje de saco y pantalón junto con el smoking como elementos fundamentales del guardarropas de las mujeres. El cuerpo de las mujeres estuvo siempre en la mira del diseñador, quien un año antes, en 1968, diseñó unos vestidos negros transparentes y se convirtió en pionero en desnudar los pechos de las modelos y ofrecerlos como elementos de poder. Además, la discreta amistad entre YSL y la escultora Claude Lalanne dio como resultado un colaboración que tuvo a la delantera femenina brillando al frente. La colección de alta costura otoño-invierno del 69 sorprendió con dos vestidos largos de gasa, uno azul mediterráneo y otro negro, que sostenían las obras de arte de Lalanne: dos caparazones de oro referían al busto y la cintura de la modelo Verushka en una combinación superlativa de arte y moda. Y también de erotismo. 1969 fue, sin dudas, un año erótico. Aunque también hay erotismo, cuando Coco Chanel apareció vestida con la ropa de su amante arriba de un caballo y enloqueció al establishment del momento, nunca desnudó a las mujeres en sus propuestas; en cambio, Yves Saint Laurent mostró el cuerpo femenino desnudo a través sus diseños. Pierre Bergé, la pareja del diseñador, no se equivocó: Chanel les dio libertad y Saint Laurent les dio poder.

Brooke Shields, posando para Calvin Klein
Brooke Shields, posando para Calvin KleinThe Advertising Archives / Alamy Stock Photo – www.alamy.com

Con los pechos al descubierto

En el Museo del Louvre, de París, se encuentra La libertad guiando al pueblo, la obra pintada en 1830 por Eugène Delacroix, quizás uno de los primeros cuadros políticos que se registran. Allí, una mujer, con el gorro frigio y la bandera tricolor del nuevo régimen, representa la libertad, una libertad con los pechos al aire porque, justamente, es libre. Libre como siempre lo fue el enfant térrible de la moda francesa. Desde siempre, el subversivo Jean-Paul Gaultier supo llamar la atención, desacralizar la ropa y volverse icónico. Durante la colección invierno de 1984, llamada Barbès, presentó el vestido de terciopelo que representa la década: un fourreau de terciopelo naranja drapeado cuyo bustier son dos conos de proporciones extremas y sujetan el brasier en una clara influencia sexual que, quizás a propósito, pasó inadvertido para toda la prensa de la época, que no lo incluyó en sus crónicas. Pasaron casi diez años y Gaultier dio el cachetazo. El 24 de septiembre de 1992, durante la gala de amfAR (Fundación para la Investigación sobre el Sida), el diseñador apareció en la pasarela del brazo de Madonna, quien al quitarse el saco develó sus pechos desnudos abrazados por tiras de cuero, como un arnés estilo sado que sostenía una falda tubo. Como la Libertad de Delacroix, fue un momento donde la moda se declaró libre una vez más. Desde antes de aquella quema de corpiños por parte de las feministas en 1968, la moda avanza con libertad en el vestir, a veces con desnudeces que a primera vista parecieran no tener sentido.

Catherine Deneuve, vestida por YSL para Luis Buñuel
Catherine Deneuve, vestida por YSL para Luis Buñuel

Francia y París, la cuna de la moda, cantan liberté, égalité et sexualité. Y también sensualidad, libertad y erotismo. La realidad llevada al extremo es una nueva manera de humanizar la sexualidad en una industria que se replantea a sí misma todos los días, las veinticuatro horas. En ésta época, la sexualidad y la moda actuales son algo más que cuerpos desnudos. Hijo de un pastor anglicano y una artista, el texano Daniel Roseberry presenta sus más recientes colecciones para la maison francesa Schiaparelli. La fantasía de Elsa Schiaparelli pertenecía a su época y el diseñador es muy consciente de ello, aunque se deja seducir por la realidad del momento y la inunda en cada nueva colección: de su fantasía surrealista actual nacen diseños modernos. El surrealismo de Elsa creció y disfruta hoy de una pubertad sin acné, con “cuerpos” listos para ser vistos, admirados, disfrutados y acariciados. Hay humor en cada diseño como así también un costado kitsch que se exacerba a través de nuevas series fuera de la realidad con un fuerte y audaz concepto corporal: la anatomía del cuerpo es obsesiva, perfecta y hasta neurótica. El diseñador, con sus nuevas propuestas, permite que la clienta tenga un cuerpo hegemónico diferente, ya sea el de un fisicoculturista por medio de un pequeño vestido color fucsia, una madonna negra o un top de caucho lustroso con piercings de brillantes. Les da la oportunidad de estar vestidas y sentirse desnudas a la vez que siendo otras. El vestido de cuero color piel oscura cumple con la premisa y permite fantasear que se está totalmente desnuda sin mostrar absolutamente nada. Accesorios superlativos dotan a sus colecciones con elementos de alto significado erótico-fetichista en la cartera con forma de candado de un enceguecedor brillo dorado. El candado y la cerradura tienen, en la iconografía sexual, una connotación que se hamaca entre la virginidad y el voyeurismo, la castidad de la Edad Media y el espionaje desde la cerradura de las cortes francesas. La moda aporta hoy nuevas maneras de despertar sentidos eróticos que hacen que se ponga la piel de gallina y se generen más ingresos. La falsa desnudez es una nueva arista que hoy trae la moda para vender (más) a través de una nueva sexualidad que en el caso de Roseberry desafía la perspectiva y reinventa los códigos de la couture francesa (Rosberry es, además, el único diseñador norteamericano al frente de una de las 34 firmas que componen la alta costura francesa).

Madonna desfila ante la sonrisa de Jean Paul Gaultier
Madonna desfila ante la sonrisa de Jean Paul GaultierKevin.Mazur/INACTIVE – WireImage

¿Quién desafió a la moda con una pregunta hace más de 40 años? Con apenas 15, Brooke Shields invitaba a examinar las fantasías ajenas cuando posó para Calvin Klein bajo la lente de Richard Avedon con la leyenda ¿Querés saber qué se interpone entre mis Calvin y yo? Nada. Ese 19 de noviembre de 1980 nació un eslogan que perturbó a muchos pero también reconoció el poder del sexo en la moda aún cuando la camisa y el jean ajustado no mostraban la piel de la actriz adolescente. Las ventas llegaron muy alto ese año. En los 90 en Argentina, la confianza de una todavía joven democracia asentándose permitió que la moda tuviera un deschave y una libertad que había que disfrutar. Y también aprovechar. Via Vai fue la icónica firma de culto nacional de Alan Faena y Paula Cahen D’Anvers, la entonces pareja de socios en el amor y los negocios que ofreció una nueva manera de ver, sentir y vestir la moda. Ser moderno y estar à la page significaba tener ese look que lo había cooptado todo. En 1993 lanzaron Básico, la primera colección de jeans, en la cual la pareja se desnudó para venderlos. Las fotos de Rocca-Cherniavsky fueron un golpe de efecto y de marketing genuinos sin la ayuda de las, hasta el momento inexistentes, redes sociales. Este acto de pionerismo fue adoptado –más no adaptado demasiado– por otras firmas de denim como NASA, que, con más descaro y menos pudor y bajo la lente de la misma dupla de fotógrafos, exploró y explotó la fórmula con modelos como Florencia Raggi, Lorena Ceriscioli y Máximo Morrone, entre otros.

Los 2000: la década erótica

Desnudar para vender ropa y provocar para vender más. Durante los 10 años que Tom Ford diseñó para Gucci siempre hubo erotismo, atracción y tensión sexual entre hombres y mujeres. La campaña de primavera de 2003 fue la más escandalosa y también la más efectista. Una modelo vistiendo un kimono de seda abierto en el frente se baja la bombacha y le muestra a un modelo arrodillado frente a ella que tiene una depilación con la forma de G. ¡Logomanía efectista! Fue la imagen más fuerte que dio la vuelta al mundo en ese momento. Si bien no existen estadísticas sobre cuantas mujeres se depilaron de esa manera, sí se sabe que llegó a opacar a otra de la misma serie donde el argentino Ivan de Pineda, acostado, le mira desde el suelo la entrepierna a la modelo Carmen Kass, quien viste una minifalda. La fórmula estaba descifrada: el sexo vende. Mucho erotismo y deseo en partes iguales en una agradable y totalmente intencionada oferta que los medios denominaron porno chic.

Sarah Jessica Parker, con la Saddle Bag de Dior
Sarah Jessica Parker, con la Saddle Bag de Dior

En París también pasaron cosas. Las imágenes de la colección verano 2000 de Christian Dior fueron un escándalo. Una campaña provocadora con un secreto encubierto. Giselle Bündchen, quien ya se perfilaba como una de las top del nuevo milenio, protagonizó junto con la destacada Rhea Durham bajo la cámara de Nick Knight, las fotos mas sexies que se recuerden entre dos mujeres. En una clara actitud de amor lésbico, las potentes modelos se mostraban enredadas con sus cuerpos, abrazadas con brazos y piernas y envueltas en un aparente sudor que seguramente olía a una fragancia femenina salida de los laboratorios Dior. Una historia entre ellas y también de atractiva complicidad con la cámara. Los diseños de John Galliano, la cabeza favorita de la firma desde hacía 3 años, referían a personalísimas prendas inspiradas en el lejano Oeste, que incluían minishorts de jean, vestidos de denim al cuerpo e irregulares que dejaban una pierna totalmente al descubierto, polleras ajustadas que cortaban la respiración y botas altas acordonadas con punta y tacos afilados con el tradicional logo repartido sin fin. Entre tanta sexualidad expuesta y jugueteo húmedo, estaba presente el nuevo chiche de la maison: la Saddle Bag, la primera cartera diseñada por Galliano para la casa francesa, hacía su debut dentro de los escandalosos anuncios. Su forma similar a las monturas para cabalgar, con la D mayúscula dorada colgando al frente como un estribo, tenía tiras cortas que obligaban a llevarla pegada a la axila en una amalgama entre pieza fetiche y amor infinito. Se convirtió en un éxito de ventas instantáneo, desbancó al modelo favorito del momento, la Baguette de Fendi creada en 1997, e incluso logró opacar al modelo Lady Dior, nacido y bautizado en 1995 en homenaje a la princesa Lady Di cuando la esposa del primer ministro francés Jacques Chirac le encargó a la casa de moda que creara un modelo para regalárselo. En ese momento, Paris Hilton lo abrazó de manera instantánea y Carrie Bradshaw, alter ego de Sarah Jessica Parker en Sex and the City, se la colgó del hombro. En aquel momento, Dior acusó un aumento del 60 por ciento en la venta de complementos a nivel mundial, acarreando para sus arcas varios billones de euros. Nada mal para una historia que nació de unas imágenes de alto contenido erótico. Las imágenes de aquella campaña, como el pecado original, fueron apenas la punta del iceberg para este bolso que lleva reediciones e incluso opciones para hombres. Pasaron casi 20 años y Maria Grazia Chiuri, la actual directora creativa, la relanzó en 2019, y ese mismo año apareció la versión Saddle Bag Men en la primera colección masculina del ingles Kim Jones para Dior Homme. Aquel modelo femenino icónico tiene incluso a una riñonera en su versión para ellos.

Se dice que el erotismo se coló en la ropa durante la era moderna. Y con ese concepto, modernidad y erotismo caminan a veces a la par y otras siguiéndose la estela. Con tantos cambios sociales, ¿la moda hoy necesita vender más apelando a la sexualidad de la misma manera? ¿Cómo juegan la ética y estética como valores en una industria que hoy viste a hombres y mujeres por igual, y muchas veces con las mismas prendas? Adoptar la desnudez para vender no es una paradoja más; sí un juego de marketing con reglas propias y también variables acomodables a la ocasión. En tiempos donde la moda incluye todo tipo de cuerpos, razas, sexos y preferencias sexuales, credos y demás el sexo sigue vendiendo desde una óptica más abarcadora, generosa y amable. Hoy, mientras que acompaña, la moda acaricia a los modelos y potenciales clientes quienes ya no se visten como lo hacía aquel emperador también conocido como El rey desnudo.

En primera persona. Así se vive la semana de la moda en París, entre pasarelas, presentaciones y protocolos por el coronavirus

Fuente: La Nación ~ Cuando empieza Fashion Week, París cambia. Una energía, una atmósfera, casi una sensación térmica. Como en todas las capitales de moda –Milán, Londres o Nueva York– esta semana se siente en el aire como una primavera. Hay modelos por todas partes. Las terrazas de los cafés se llenan de gente bien vestida. En la calle, se escuchan varios idiomas. El barman del Hôtel Costes, el mozo del café Charlot, el portero del Ritz, el concièrge del Hôtel Plaza Athénée: todos saben que los siete días de la moda arrancan y la ciudad explota.

Fashion Week es una estación que dura un mes, atraviesa cuatro ciudades y sucede dos veces por año: en febrero como septiembre, empieza en Nueva York, se traslada a Londres, sigue en Milán y da su última flor en París. Le dicen Fashion Month, un mes de moda recorriendo el hemisferio norte. Además de ser el reencuentro cosmopolita de una comunidad que el resto del año vive dispersa por el mundo, una pequeña máquina del tiempo. Una ventana al futuro. Diez días –porque la última semana es más larga– en que aquellos que hayan recibido una invitación en los buzones de sus casas podrán pispear, en septiembre/octubre, cómo será el próximo verano, y, en febrero/marzo, el próximo invierno.

Anteojos de sol, infaltables para Agustina Cattaneo
Anteojos de sol, infaltables para Agustina CattaneoGentileza

Esta vez, con el contexto de la pandemia por la Covid-19, ¿qué cambiaría y cómo? En Francia, la política sanitaria del gobierno ha sido alentar a tal punto la vacunación que se creó una polémica al respecto. Se impuso como condición de acceso a lugares públicos el uso del pass sanitaire (pase sanitario), un código QR que en la aplicación Tous anti Covid (Todos contra el Covid) indica que has sido vacunado. Quienes no lo están deben presentar una prueba de test Covid negativo. En la puerta de cada evento, un guardia de seguridad escaneaba el código QR. El uso de barbijos no fue una práctica muy vista durante los días que duró Fashion Week.

Algunas marcas, como Louis Vuitton, Chanel, Dior o Hermès, mantuvieron sus tradiciones intactas, con desfiles tal y como los han hecho siempre. Otras, como Paco Rabanne o Nina Ricci, decidieron suspenderlos. Hubo etiquetas que optaron por reemplazar sus eventos multitudinarios por otros con cita previa, limitados a una persona, como fue el caso de Roger Vivier. Su espectacular Hotel Vivier, que todos los años ofrece espectáculos de performance en vivo en sus habitaciones, fue reemplazado por un video que difundieron en redes, además de abrir un showroom exclusivo para periodistas con cita previa. Las firmas que integran Métier d’art de Chanel (como Goossens, Maison Michel, Barrie y Eres) decidideron esta vez postergar directamente su showroom, y para revelar sus colecciones más adelante.

Rosas en la presentación de colección de Schiaparelli
Rosas en la presentación de colección de SchiaparelliGentileza

Todo sobre Fashion Week

Apenas llego a la terraza del café Charlot –un clásico del tercer distrito preferido a la hora del aperitivo, para tomar una copa de vino tinto con una planche de fromages– veo el paisaje cambiado. La moda se respira. Sé que en cualquier momento me cruzaré con amigos brasileños, neoyorquinos, dinamarqueses o italianos. Salgo corriendo para el Ritz, donde las nuevas marcas jóvenes de Francia presentan sus colecciones. El chofer del Uber me saca charla mientras me mira por el espejo retrovisor. “¿Viniste para Fashion Week?”, me pregunta. Durante estos días, el streetstyle es tan importante como las colecciones que se verán en las pasarelas. Influencers y celebridades asisten con looks únicos que las marcas les hacen llegar, para que dibujen con ellos el paisaje de la ciudad. Dos éxitos rotundos del streetstyle en temporadas pasadas fueron las zapatillas Triple S de Balenciaga o las botas Madame de Celine. ¡Hasta yo caí en ese pecado y me las compré!

En lo personal, como me cuesta no vestirme siempre de negro, los accesorios suelen dibujar mi outfit del día. Miro mi reloj pulsera con doble correa de cuero, con una mano me toco el aro grande y dorado, y hago chocar los moños de mis chatitas como si fuera Dorothy del Mago de Oz. “Vivo acá”, le respondo. “Pero la sigo a donde vaya”, le digo sonriendo.

En el show de Rick Owens
En el show de Rick Owensarchivo

Fashion Week es muchas cosas y está por todas partes. Sus distintos eventos se despliegan por los 20 distritos de París: 20 barrios en forma de caracol que, atravesando el Sena, se dividen entre la rive gauche y la rive droite. Hay desfiles, hay presentaciones en showrooms, que a veces son en hoteles. A veces las organizan las marcas y otras, diferentes agencias de prensa que representan, a su vez, varias firmas. Hay cocktails. Hay re-sees (volver a ver), que es cuando al día siguiente de un desfile presentan una interacción íntima con la colección; tocar los géneros, ver las prendas en maniquíes o pedirles a las modelos que se las prueben.

Museos y monumentos históricos pueden convertirse en pasarelas, los hoteles pasan a ser hosts de diferentes eventos de la industria de la moda, que es inmensa y abarca a los más diversos oficios. Prestigiosas marcas abren sus casas para dejarnos ver su nueva colección desde el corazón de sus cocinas. La ciudad se viste de moda, como este año el Arco del Triunfo, que estuvo envuelto con la exposición de Christo y Jean-Claude. Como la prensa internacional está en París, es un momento ideal para lanzar productos nuevos. Hermès, por ejemplo, presentó sus esmaltes de uñas.

Anatomy Jewelry Bag, de Schiaparelli
Anatomy Jewelry Bag, de Schiaparelligentileza

En septiembre, en el primer distrito de París, el salón de té del Ritz se convirtió en el showroom donde la agencia de prensa DressCode presentó nuevas marcas chicas made in France, y el hotel Meurice abrió las suites 102 y 103 para que la etiqueta libanesa Georges Hobeika presentara su nueva colección. En el distrito 16, sobre la avenida Iéna, un espléndido salón del hotel Shangri-La fue la pasarela del desfile de la flamante firma Koché.

En Odéon, en una fusión entre la moda y los edificios históricos más lindos de la ciudad, la Universidad René Descartes acogió el desfile de Les enfants riches déprimés. En el distrito 7, vecino a Odéon, en la Délégation Générale Wallonie-Bruxelles fue el venue donde se presentó la marca belga Natan Couture, una favorita de la reina Máxima de Holanda. Yo también sucumbí a sus encantos, con la calidad y diseño me cautivaron a lo largo del recorrido que me hizo Gloria Barudy Vasquez, su directora general.

Percheros de Natan, favorita de la reina Máxima
Percheros de Natan, favorita de la reina Máximaarchivo

Michino, Yves Salomon, Roger Vivier y Elsa Schiaparelli dejan entrar en la intimidad de sus maisons. Pero no solo las marcas de lujo presentan sus colecciones, también lo hacen casas emblemáticas de moda urbana como Maje, que decoró sus oficinas del primer distrito como si fuera una florería, ofreciendo tragos vírgenes divinamente adornados con flores frescas.

Hay dos páginas web muy útiles para entender la agenda de Fashion Week: www.modemonline.com (para varios fashion weeks y otros eventos de moda en el mundo) y www.fhcm.paris/en/ (puntualmente para el fashion week de París).

Quiero ir a Fashion Week París, ¿qué tengo que hacer?

Lo que siempre me preguntan es ¿Dónde se compran las entradas?, y lo que siempre respondo es que la Semana de Moda no es como Roland Garros: nadie puede comprar su acceso. Se asiste única y exclusivamente por invitación. La moda tiene modales y sabe invertir en detalles. Las invitaciones llegan por correo, en formato papel, directo a tu boîte aux lettres (buzón). Esta costumbre tan formal como romántica le agrega un encanto a la experiencia. Todavía me acuerdo el día que abrí mi buzón y encontré la invitación al último desfile de Karl Lagerfeld: una tarjeta con el diseño de copos de nieve en el frente, anunciaba la sorpresa del centro de esquí en el que, por solo un día, se convertiría el Grand Palais. Allí, entre la nieve, antes de que empezara el desfile, hicimos un minuto de silencio en conmemoración al último genio de Chanel.

La mesa está servida, en la gala French Heritage
La mesa está servida, en la gala French Heritagegentileza

Pero, ¿cómo hacer para que te llegue una de esas invitaciones a tu casa? El truco está en la difusión que puedas darle al contenido al que accedés. En mi caso, una comunidad orgánica y muy leal de más de 27,000 seguidores en mi cuenta de Instagram @iamaguscattaneo, donde genero contenido de moda y lifestyle con un fuerte foco en lujo. Además, escribo para varios periódicos de América latina y Estados Unidos.

Por eso, es importante hablar con el encargado de prensa del país o de la región para el que se genera contenido. Cada Fashion Week, además de ser la oportunidad de conocer las últimas colecciones, es clave para invertir tiempo y energía en generar relaciones que sean durables y te permitan moverte cada vez más fluidamente por las aguas de la moda.

En el salón de té del Ritz se presentó un showroom
En el salón de té del Ritz se presentó un showroomgentileza

Como sucede en casi todas partes, los que participamos de la industria de la moda sabemos que el networking es esencial. Sobre todo en Francia, donde el vínculo personal se cultiva a lo largo del año. Una vez que la locura termina, vivir en París me da la posibilidad de juntarme con los encargados de prensa y comunicación de las distintas marcas, que, en su estilo tan francés, te invitan a desayunar con croissants o a almorzar una ensalada de queso de cabra o una soupe à l’oignonMi sueño es poder abrirle a mi comunidad cada vez más puertas al mundo íntimo de las más importantes maisons del lujo francés. Es por eso que en 2017 decidí fundar mi empresa de educación Learn While Exploring, que ofrece la oportunidad de estudiar durante dos semanas conmigo en París y acceder al behind the scene del lujo y la moda.

Así como cada año llevo a mis alumnos a conocer los secretos de Guerlain en una visita por su fábrica de perfumes, o descubro para ellos oficios que no saben que existen, como el de Frédéric Sanchez, cuyo atelier compone, junto con el director creativo de cada marca, música original para desfiles de Hermès, Prada y otros.

Puertas adentro de Gaultier
Puertas adentro de Gaultiergentileza

Un día en la Semana de la Moda

Me levanto a la mañana y desayuno en La Palette, un bar que adoro, en el distrito 6. Como son días dinámicos, a veces salgo con un look cómodo para toda la jornada –traje negro, pañuelo, chatas, anteojos de sol–, y otras le pongo un poco de más de luz, cámara y acción –por ejemplo, una pollera larga y llovida de lentejuelas plateada que combino con un cinturón marrón, un suéter, polera gris y un blazer azul–. En ciertas oportunidades, en cambio, me gusta volver a casa para ponerme algo más arreglado como un vestido de tafeta con estampado escocés azul y verde y un escote corazón de hombros caídos.

En el décimo distrito, donde los bo-bos [bourgeois-bohème] se dan rendez-vous para pasar la tarde a orillas del canal Saint-Martin, la energía de Fashion Week se vuelve joven, moderna y eléctrica. Cerca de la Gare de l’Est, en la Caserne, el primer incubador de moda francesa sustentable ubicado en un espacioso pulmón de manzana, un DJ copa el aire con música electro-árabe. Lleva puesto un kimono rosa, corto, abierto sobre el pecho, y baila sin sacarse sus anteojos blancos de marco grueso rectangular. Es la presentación de la marca joven Victoria/Tomas. Contra la arquitectura haussmanniana que rodea el evento, contrasta una inmensa pirámide de pelotas inflables color rosa chicle. Dando vueltas alrededor, las mannequins modelan la nueva colección: colores vibrantes, vestidos naranjas con cierres dorados y flecos amarillos y trajes verde agua.

La colección de carteras que presentó Roger Vivier
La colección de carteras que presentó Roger VivierGentileza

Almuerzo en el hotel Costes, siempre el mismo plato: pescado blanco con ensalada de palta y lechuga. A la tarde, paso por el salón de té del Ritz: la agencia de prensa DressCode presenta nuevas marcas francesas, lo que para mi empresa de educación puede llegar a ser un tesoro. Me sirvo un café, una croissant, y salgo al jardín a reflexionar sobre los percheros que acabo de ver. Es un excelente momento para conversar con los dueños de marcas, que están ahí acompañando sus colecciones. De todas, me enamoro de la nueva etiqueta francesa Rainbow K.

No tengo que perder tiempo porque me espera una presentación en Elsa Schiaparelli, donde el encargado de patrimonio de la marca, Franceso Pastore, hará un recorrido exclusivo por el lujoso departamento de la maison en Place Vendôme. En la misma plaza icónica, al lado, veo una muestra de Van Cleef & Arpels, y no puedo resistir entrar.

Presentación en el Ritz de Dresscode
Presentación en el Ritz de DresscodeGentileza

De ahí voy a la calle Faubourg Saint-Honoré donde Edda Oprandi, la encargada de comunicación de Roger Vivier, me espera para presentarme a Gherardo Felloni, el director creativo de la marca y juntos me presentan la colección. Al salir, sin abandonar el primer distrito ni cambiar de calle, voy directo al evento de Camille Fournet, una marca de diseños modernos que tiene como principal valor al más antiguo saber artesanal francés, y encuentra, en aquella reconciliación entre diseñadores y artesanos, un equilibrio único en el mercado.

Del primer distrito, parto hacia el 16 a ver el desfile de Rick Owens en el Palais de Tokyo. Una máquina de humo nubla la vista de los invitados, invadiendo todo el lugar. De golpe aparecen modelos que atraviesan la cortina de humo y vuelven a desaparecer. Al despejarse, emerge atrás, en el fondo, la torre Eiffel.

Antes de seguir con los eventos de la noche, paso por La Perle, unos de los bares emblemáticos de Fashion Week, y tomo unos tragos con mis amigos de la moda. A la noche, me espera un vernissage de Cinémode, la nueva muestra Jean-Paul Gaultier en la Cinémathèque Française, donde el mismísimo Jean-Paul se pasea y charla con sus invitados. Súper jovial, como siempre, y con un look relajado, vestido de negro y zapatillas, saluda a la gente.

Podría decirse que, durante la Semana de la Moda, uno se cansa tanto como se divierte al ritmo de la ebullición y las novedades. Aunque, en el medio, mi vida también sigue. Me calzo un vestido vintage negro traslúcido de canutillos para ir a la prestigiosa gala anual del French Heritage Society, en el Cercle de l’Union Interalliée. Esta sociedad promueve la cultura francesa y me invita por el trabajo que hago en la difusión del saber artesanal francés con mi empresa. Es cada vez un honor asistir, por eso no me pierdo ninguna, y en noviembre viajo cada año a su gala en Nueva York.

Al terminar, con un par de amigos vamos a tomar una última copa al nuevo bar que acaba de abrir el Ritz.

Ropa vegana para todos: la nueva propuesta de H&M

Fuente: TN ~ Los diseños de esta línea no incluyen tejidos ni procesos derivados de los animales.

Con una clara inspiración en la década de los 90, el gigante sueco lanza “Co-Exist Story”, una colección que combina tejidos innovadores y materiales de fuentes más sostenibles en la que los diseños es ropa vegana.

Sensibilizada con el medio ambiente y con los animales, la conocida marca de moda rápida H&M ha lanzado “Co-Exist Story”, una colección “animal-frinendly”, comunicaron hace algunas horas en una nota la asesora creativa de la firma Ann-Sofie Johansson.

La nueva línea de H&M respeta a los animales. (Foto: H&M)
La nueva línea de H&M respeta a los animales. (Foto: H&M)

“Esta colección personifica nuestro compromiso continuo en H&M de explorar alternativas innovadoras a los tejidos de origen animal y al mismo tiempo ofrecer a nuestros clientes moda de vanguardia”, añade.

“Co-Exist Story” es la tercera entrega de la iniciativa Innovation Stories de H&M, que se lanzó a principios de 2021 y tiene como objetivo proponer innovaciones, materiales y diseños más sostenibles.

Aprobada por PETA, (Personas por el trato ético de los animales), la colección ofrece innovadoras alternativas a los tejidos y procesos derivados de animales como el “Flwrdwn”, una alternativa al plumón de animales hecho con flores silvestres, o el “Yulex”, caucho natural como alternativa al neopreno, así como “Vegea”, un sustituto vegano para el cuero a base de uvas.

El cuidado de los animales es la consigna de esta propuesta. (Foto: H&M)
El cuidado de los animales es la consigna de esta propuesta. (Foto: H&M)

Esta nueva línea, que estará disponible en todo el mundo a partir del próximo 4 de noviembre, tiene una clara inspiración en los años 90 y combina tejidos innovadores y materiales de fuentes más sostenibles con una mentalidad de vanguardia.

Las piezas clave de mujer incluyen un abrigo de piel sintética color crema en poliéster reciclado y un vestido de punto de un solo hombro con un dobladillo con flecos dramáticos. Para el hombre, es un buen básico una cazadora extragrande de nailon reciclado con estampado de grafiti que evidencia una estética de estilo urbano.

Ropa vegana para todos: la nueva propuesta de H&M

En los accesorios, las botas de pescador de caucho de alta resistencia y cómodos zapatos acolchados. La colección también incluye maquillaje vegano: dos barras de labios y delineadores de ojos.

Para los niños, cazadoras de nailon reciclado y las chaquetas acolchadas aparecen en tonos fuertes, mientras que las camisetas y las prendas de estar por casa proponen parches con mensajes que declaran lealtad al reino animal.

El gigante sueco llegó a China. (Foto: EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI)
El gigante sueco llegó a China. (Foto: EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI)Por: EFE Servicios

H&M es una de las tiendas más famosas del mundo, reconocida por su moda low cost, una propuesta de la moda muchas veces cuestionada. En los últimos años, además de comenzar un camino a la sustentabilidad ha desarrollado colecciones cápsulas con algunos de los nombres más importantes de la moda como Donatella Versace, Roberto Cavalli y el recordado Karl Lagerfeld.

Moda sustentable: este gigante sueco apuesta por la ropa vegana

Fuente: iProfesional ~ Presentó una colección con tejidos innovadores y materiales de fuentes más sostenibles. ¿Cuándo estará disponible?

La moda también se adapta a los cambios que piden tanto los consumidores como los organismos internacionales para luchar contra la crisis climática. Así, este gigante sueco lanzó una nueva colección «Co-Exist Story» que apunta a que todos podamos usar ropa vegana.

Leé la nota completa en Economía Sustentable.

El fenómeno Shein. Cómo una marca china está revolucionando el negocio del fast fashion en EE.UU.

Fuente: La Nación ~ La empresa oriental se convirtió en el principal rival de H&M, Primark y Zara y avanza sobre nuevos mercados con su propuesta de renovación diaria de sus colecciones de ropa.

Amancio Ortega, fundador del imperio fast fashion Zara, comenzó vendiendo batas de baño en el norte de España. Erling Persson de H&M vendía ropa de mujer en un pequeño pueblo de Suecia durante décadas antes de volverse global. Xu Yangtian, en cambio, no tenía nada de su experiencia en el rubro de la indumentaria cuando lanzó Shein en 2008. El creador de la más reciente sensación del mundo de la moda era especialista en la optimización de motores de búsqueda.

Este conocimiento experto le dio a Xu la comprensión de cómo llamar la atención de los consumidores en el mundo digital. Ha llevado a los fashionistas occidentales un estilo chino de social commerce, que combina las redes sociales con las compras online. Agregando un enfoque revolucionario de la producción, los resultados han sido espectaculares. En 2019 el valor bruto de mercaderías -la medida preferida de las empresas de e-commerce a la hora de analizar las ventas totales en sus plataformas, conocida en la industria como gross merchandise value (GMV)- de Shein fue de US$2300 millones, según estimaciones del broker chino Zheshang Securities. Este año se pronostica que superará los US$20.000 millones. Para 2022 los analistas prevén que el GMV de Shein supere al de Zara. En mayo Shein se convirtió en la app de compras más descargada de Estados Unidos, superando a Amazon.

Xu también ha entendido como navegar las crecientes tensiones comerciales y geopolíticas entre China y Occidente. Es difícil decirlo con certeza, dado lo reservada que se mantiene su compañía privada, pero Shein probablemente haya tenido más éxito vendiendo directamente a consumidores occidentales que cualquier otra firma china en la historia. Estados Unidos es su mayor mercado representando entre el 35 y el 40% de su GMV. Otro 30/35% proviene de países ricas de Europa. Ha obtenido el respaldo tanto de grandes capitalistas de riesgo estadounidenses (como Sequoia Capital) y de China (como IDG Capital). Uniendo todo esto se tiene un nuevo modelo de compañía multinacional china.

El éxito de Shein tiene tres vertientes. La primera es una versión turbo de la fórmula de fast fashion de ofrecer una variedad constantemente actualizada de prendas a precios de descuento. Mientras Zara lanza alrededor de 10.000 nuevos productos por año, Shein presenta 6000 nuevas “unidades de stock” (incluyendo diseño viejo con nuevos colores) todos los días. Algunos se descontinúan rápidamente.

Aún así su guardarropas virtual permanente ahora tiene 600.000 ítems individuales. Y con un precio típico de entre US$8 y US$30, las prendas de Shein cuestan aproximadamente igual que los de Primark, un minorista británico decididamente offline, y 30/50% menos que los similares de Zara o H&M, según calcula Douglas Kim de la consultora Smartkarma.

Todo el poder a los algoritmos

Xu ha logrado esto combinando el dominio de las cadenas de provisión de ropa con fabricación a demanda originalmente facilitada por gigantes del comercio electrónico chino como Alibaba. Comienza por el diseño. Un equipo rastrea la red en busca de las últimas tendencias usando algoritmos para determinar qué es lo que está atrapando la atención. Uno de sus miembros le dijo a los medios chinos el año pasado que visitan miles de sitios para encontrar ideas. Estos conceptos son enviados a otro grupo que crea diseños, que entonces son manufacturados en tandas que pueden ser de no más de 100 ítems, comparado con la orden típica de miles de unidades.

La segunda lección que toma prestada de Alibaba es que Shein prueba los nuevos diseños simultáneamente en su aplicación. Como todas las ventas son digitales, los administradores tienen una visión en tiempo real del desempeño de cada ítem. Si un nuevo diseño resulta popular la compañía rápidamente pide más. Si los consumidores no se interesan por el nuevo estilo no se colocan nuevos pedidos. Centralizando el inventario en una pequeña cantidad de grandes depósitos y enviando directamente a los clientes, Shein ha reducido el giro del inventario a tan sólo 30 días, comparado con un promedio de la industria de 150 días, según un consultor que trabaja con la compañía.

Para agilizar todo el proceso Shein se ha mudado de la ciudad oriental de Nanjing a Guangzhou, un inmenso centro manufacturero en el sur. También ha estado ofreciendo mejores términos a las fábricas que la mayoría de sus rivales de moda rápida. La firma garantiza que comprará toda la partida y pagará dentro de los 14 días en vez de los 90 días que son comunes en la industria, a cambio de una provisión garantizada.

Alrededor de 400 de los aproximadamente 3000 proveedores de Shein en China han firmado este acuerdo, dice Chen Tengxi de Zheshang Securities. Una interfaz de software a medida les hace saber cuando tienen que aumentar la producción.

Pasarela instantánea

Shein ha desplegado su capacidad en el manejo digital no sólo en las compras sino también en las ventas y el marketing, la segunda vertiente de su éxito. Además de entregar productos gratis a miles de influencers, práctica común hoy en día, ha reclutado a cientos de diseñadores locales en EE.UU. y otros países. Además de imaginar nuevas prendas ofrecen sus productos y sus historias en redes sociales. La compañía planea contratar otros 3000 diseñadores independientes en 2022.

La estrategia ha ayudado a Shein a amasar 250 millones de seguidores en Instagram, TikTok y otras redes sociales. Alrededor del 70% de ellos compran a través de la app de Shein para celulares, que tiene 24 millones de usuarios activos diarios. En cualquier día uno de cada dos compradores de ropa del mundo usa su app. Este enfoque ha sido tan efectivo que otros están tratando de copiarlo. Gabby Lewis, una diseñadora de Los Ángeles que trabaja con Shein, informa que en cuanto la firma china comenzó a difundir videos de ella promocionando sus productos en las redes sociales, grupos de moda rivales tomaron contacto para ver si haría lo mismo por ellos.

Las marcas de fast fashion, como H&M, Primark y Shein, están en la mira de las organizaciones ambientalistas
Las marcas de fast fashion, como H&M, Primark y Shein, están en la mira de las organizaciones ambientalistasNicolas Asfouri – AFP

La tercera vertiente de la fórmula ganadora de Xu es evitar hábilmente las controversias geopolíticas. Shein no subraya su origen chino. A diferencia de otras marcas chinas que han intentado conquistar el mundo, como Huawei o Xiaomi, no vende casi nada localmente. Eso reduce su asociación de por sí escasa con China a los ojos occidentales. Los consumidores occidentales suponen, correctamente, que al igual que la mayor parte de su ropa, incluyendo las marcas occidentales, la vestimenta de Shein se fabrica en Asia. Son pocos los que advierten (o a los que les importa) que se trata de una firma china. Hay un elemento que ayuda: la mayoría de los embarques a clientes individuales en Estados Unidos son lo suficientemente pequeños como para evitar los aranceles sobre exportaciones chinas que han sido impuestos como parte de una guerra comercial entre los dos países.

Shein también ha evitado el radar del Partido Comunista chino. En parte porque vender vestidos es menos polémico que producir semiconductores o software de inteligencia artificial.

Su diminuta presencia en el país también le ha evitado el tipo de dolores de cabeza que han afligido a Alibaba y otros grupos de Internet con grandes negocios locales, al intensificar el presidente Xi Jinping su campaña por corregir lo que percibe como los males del capitalismo chino.

Impacto ambiental

A pesar de su estupendo éxito la fórmula de Xu tiene sus riesgos. Algunos de estos se relacionan con su industria. Al igual que otros jugadores en el negocio de la moda rápida, Shein está bajo la mira por el desperdicio y el fuerte impacto ambiental.

Muchas marcas de fast fashion se enfrentan a interrogantes acerca de si obtienen algodón de la región de Xinjiang en el occidente chino, donde se acusa al gobierno de usar trabajos forzados. Y el bajo precio de sus productos a veces va de la mano con la mala calidad. Imágenes en las que se compara la ropa de Shein recibida por las clientas con imágenes de catálogo se han convertido en memes online, afectando su reputación en Europa, señala una consultora.

Otros peligros pueden ser más específicos del modelo de negocio fuertemente digital de Shein. Si bien rondas de financiación con capital de riesgo han valuado la compañía en US$15.000 millones y según se dice ha tomado contacto con bancos de inversión respecto de un lanzamiento inicial de acciones, nadie fuera de la firma parece saber si tiene ganancias.

En los últimos años los ejecutivos de Shein han dado pocas entrevistas en los medios y ninguna a periodistas occidentales. Los medios chinos lo llaman sistemáticamente el “Unicornio más misterioso” de China. Los analistas se rascan la cabeza preguntándose por su rentabilidad y sus márgenes.

Eso podría no ser un problema, al menos en el corto plazo. El apetito de los inversores por startups vinculadas con la tecnología, incluso las que producen pérdidas, no se ha reducido. Otro riesgo específico de Shein puede demostrarse más difícil de manejar a largo plazo. La compañía se basa en obtener muchos datos de consumidores estadounidenses. Como resultado de ello puede enfrentarse a los mismos problemas que afectaron a TikTok, otra exportación exitosa China a Estados Unidos. El año pasado el dueño chino de la app ByteDance, apenas evitó una venta forzada de su preciado activo a inversores de EE.UU. por temor a que datos estadounidenses podrían caer en manos de los gobernantes comunistas chinos (acusación que TikTok siempre ha negado ruidosamente).

Tal como sucede con los rivales de las redes sociales de Estados Unidos con TikTok, los competidores occidentales de Shein pueden invocar la seguridad nacional como razón para contener su ascenso implacable. En cierto sentido eso sería un reconocimiento.

De camperas deportivas a camisas, qué prendas urbanas se vienen esta primavera

Fuente: La Nación ~ Si algo descubrimos con el home office es que la ropa confortable hace una diferencia, un concepto que ahora también se traslada a la nueva normalidad urbana.

Pisando más fuerte que nunca, la tendencia genderless se profundiza en la política, los consumos culturales y, por supuesto, también en la moda. Pero esta vez combinada con la consigna comfy. Un combo que nace durante la pandemia, cuando el guardarropa alternaba entre pijamas y jogginetas. Frente a esta revelación clarificadora de que el estilo no está atado al consumo ni a las etiquetas, sino al confort, cuatro marcas apuestan a ítems atemporales y de uso multifuncional.

La campera

Aunque parezca una campera sacada del guardarropa de nuestros padres y furor en los 80, la Windbreaker color block de Lacoste condensa todo lo que está bien esta primavera. ¿El único problema? Tendrás que compartirla con todos los integrantes de tu familia, porque a todos les quedará bien. La combinación de colores azul y rojo, bajada como de una paleta de Jean Paul Gaultier, hace referencia a los veranos en la Costa Azul, pero también podría ser la mejor representante del look retro-sporty. Lo cierto es que va bien con todo y es la compañera ideal para esas tardes frescas de primavera.

El buzo

El buzo Adicolor de Adidas es tendencia.
El buzo Adicolor de Adidas es tendencia.

Combinar prendas relajadas, como este buzo Adicolor de Adidas, con prendas más formales para poder ir a trabajar es una de las claves de esta tendencia. Te damos algunos consejos para que puedas adoptarlo: primero que nada, tené en cuenta que las partes de arriba se llevan más sueltas y, por eso, este modelo es ideal para combinar tanto con pantalones de vestir como con ropa de fin de semana. Elegí prendas de texturas suaves como el algodón, que remitan a la idea de confort. En este caso, se trata de un tejido de felpa francesa extrasuave con el logo del trifolio que ya todos conocemos. Por último, animate a mezclar clásicos, y ponete un blazer arriba del buzo.

La camisa

La camisa Shelter, de Perramus, está desarrollada en algodón pima.
La camisa Shelter, de Perramus, está desarrollada en algodón pima.

Nada mejor que celebrar la estación con estas flores en tonos azul y blanco, los colores protagonistas del verano 2022. La camisa Shelter, de Perramus, está desarrollada en algodón pima, el más suave del mundo, y se usa bien holgada con todo tipo de pantalones, bermudas, shorts, pero también debajo de un traje para darle un look mucho más descontracturado. Y a guardarla, atención, para llevarla arriba del traje de baño en la temporada de calores.

La zapatilla

Las Wild Rider de Puma retoman la estética de los movimientos musicales juveniles durante los 70 en la ciudad de Nueva York.
Las Wild Rider de Puma retoman la estética de los movimientos musicales juveniles durante los 70 en la ciudad de Nueva York.

El zapato fue uno de los accesorios más golpeados por la pandemia, porque la zapatilla ocupó casi todos los terrenos destinados al calzado. Van con casi todo y son, muchas veces, el ítem con el que los varones se animan a jugar en color y diseño. Para esto, destacamos las Wild Rider de Puma, que retoman la estética de los movimientos musicales juveniles durante los 70 en la ciudad de Nueva York. Inspiradas en el modelo clásico de la marca, con nuevas capas de material y círculos futuristas en la entresuela, se suman superposiciones de gamuza y una tira de cuero, junto con detalles de TPU en el ojal y el talón. Para hacer deporte, pero sobre todo para hacer facha.