Conocé a Tavo García: el diseñador del momento

Fuente: Clarín ~ Su pasión por el diseño ya se dejaba ver cuando de chico ordenaba la caja de hilos de coser de su abuela y confeccionaba vestidos para las muñecas de sus amigas. Hoy, con 28 años, este uruguayo soñador y talentoso, es nuestro favorito (¡y el de todas!).

¿Desde cuándo el amor por la moda?

¡Desde muy chiquito! Nací y crecí en Tacuarembó, rodeado de energía femenina, con tres hermanas mayores y sus amigas que siempre iban a casa para montarse y salir a los cumpleaños de 15. Recuerdo que me preguntaban si me gustaba o no cómo vestían, y yo sin ningún filtro les daba mi humilde opinión, maravillado con sus atuendos.

Tavo García

Mi juego favorito desde entonces era dibujar vestidos y quinceañeras y también hacerle ropa a las muñecas de mis amigas (muchas veces a escondidas). A los 13 años descubrí que existían los diseñadores de moda y ese juego de dibujar lo volqué al diseño de manera responsable. A los 15 le pedí a mi mamá que me comprara una máquina de coser y me puse a confeccionar vestidos de manera autodidacta por encargue. Todos iguales con moldearía simple que cortaba con la forma de otras prendas, pero cada uno con su toque diferente. Llegué a hacer más de 60 vestidos a 30 chicas en menos de un año.

¿Un amor heredado…?

Mi abuela Lila era costurera, y siempre me generaba curiosidad su máquina de coser a pedal, ¡pero nunca me dejaba tocarla!, recuerdo que le ordenaba sus cajas de hilos y me llamaban la atención todas sus herramientas y avíos. Gracias a ella pude comprarme mi máquina de coser recta industrial que es la que uso hoy en día.

¿Siempre autodidacta?

Comencé de esa forma como te contaba, a los 15 años. En 2021, con 17 me mudé a Montevideo para estudiar corte y confección en la UTU (una escuela técnica). Así aprendí a realizar moldes y a coser de manera profesional. Cursé 2 de los 4 años y luego seguí mi camino, opté por trabajar ya que siempre estaba cosiendo e inventando cosas por mi cuenta. El trabajo me generaba más trabajo y más experiencia

A los 18 Tuve mi primer desfile en la semana de la Moda de Montevideo en una colaboración en conjunto con un amigo, Gonzalo Rodríguez, que me invitó a participar con la escuela de diseño donde trabajaba a una pasarela que reunía varios proyectos de diferentes diseñadores.

Natalia Oreiro

¿Un antes y un después en tu carrera?

El desfile para “Lúmina 8” que era el concurso de diseño más importante del país para diseñadores emergentes, donde Ana Torrejón era jurado entre otros referentes de la moda de mi país.

Entre más de 120 estudiantes, logré quedar entre los 5 finalistas y pude obtener el primer premio que me abrió muchas puertas.

Desde entonces no paré de hacer colecciones para desfiles que realizaba “Moweek”, colaboraciones con diferentes marcas nacionales como diseñador, modelista y costurero. También comencé a dar clases en dos instituciones educativas de diseño de colecciones, moldería, costura y dibujo, hasta la actualidad. Mi familia y amigues me apoyaron siempre y estoy agradecido.

dr

¿Tenés referentes?

No tengo grandes referentes, me da un poco de vergüenza pero soy muy poco “fashionista” y bastante ignorante en el tema, aunque sea increíble. Admiro a muchos diseñadores pero vivo en mi mundo. Me gusta seguir mi instinto.

¿Qué te inspira?

El proceso de creación, las telas, colores y formas…

Creo que al no haber estudiado diseño, no tuve ese ejercicio de experimentación creativo más conceptual. Soy de dibujar directamente y de manera caprichosa en base a mis conocimientos técnicos y gustos personales.

Y a tus diseños, ¿cómo los definirías?

Me cuesta mucho definir un estilo. Me considero súper versátil y me gusta adaptarme a diferentes propuestas, pero dentro de todo creo que siempre busco la simplicidad pero con un toque especial, de cortes fuertes, coherentes y elegantes. Y sobre todo busco que la persona que los luzca se sienta feliz y radiante, ese es mi gran compromiso y lo que me da satisfacción.

¿Cómo es la mujer que elige a Tavo García?

Creo que puede ser variada. He tenido el honor de trabajar con mujeres y personas de todo tipo, de diferentes edades y estilos, he llegado a vestir desde niñes hasta personas mayores. Mi trabajo como diseñador es realizar en conjunto y adaptarme a los gustos y necesidades de cada uno y así fusionarlo con mi impronta, estilo y experiencia. No busco ni buscaría un público en particular.

¿Hacés colecciones completas cada temporada?

Vengo trabajando hace más de 10 años y he hecho de todo. En este momento post pandemia me dedico más que nada al diseño de prendas a medida (ropa comercial, novias, vestidos de fiesta) y realización de vestuarios para teatro, cine y televisión. Trabajo en mi apartamento que comparto con mi pareja Valentín, donde lo tengo todo copado por mi taller, “cual modista de barrio”, como digo yo.

Obviamente fantaseo con poder tener en paralelo líneas comerciales por temporadas, pero se necesita mucha inversión económica y diferentes recursos como para poder gestionarlo. Trabajando solo muchas veces se me hace difícil abarcar más de lo que ya hago. Igual disfruto del camino y sé que ya llegará la posibilidad de poder contar con un espacio y equipo de trabajo coherente para poder llevarlo a cabo y expandir mi trabajo a más personas como tanto me gustaría.

dr

¿Cómo ves a la moda latinoamericana?

Creo que hay muchísimo talento y potencial. Gracias a la globalización de las redes sociales y las plataformas de internet hoy en día es más fácil estar visible y poder mostrar nuestro trabajo al mundo. En cuanto a lo creativo no tenemos nada que envidiarle a las grandes marcas, con equipos de muchas personas con infinidad de recursos. Aprecio y valoro el triple trabajo que tenemos la mayoría de nosotres con los pocos recursos que tenemos muchas veces, y así mismo nos adaptamos a los materiales y herramientas que tenemos y podemos destacarnos cada uno con su esencia.

Argentina en especial es un país con muchísima más gente comparado con Uruguay, el mercado es inmenso y creo que hay más oportunidades en cuanto al rubro y manejan una cultura de moda mucho más avanzada y valorada. Es importantísimo el apoyo para nosotros los diseñadores latinoamericanos para nuestro crecimiento.

¿Qué te gustaría que sucediera con tu marca?

Me encantaría poder concretar pronto un espacio tipo atelier, estudio, y contar con un equipo de modistas y demás, para poder expandir mi trabajo y que pueda estar al alcance de todes.

Muchas veces trabajando solo se me hace difícil abarcar mucha cosa, y entre la costura, la organización y demás me vuelvo loco.

Estoy muy contento por que próximamente lazo mi página web donde van a poder conocer más de mi y mi trabajo y voy a estar en contacto de manera más profesional con mis clientes.

También me tiene muy entusiasmado la idea de ir y venir a Buenos Aires, estamos cerquita y siempre que voy surgen trabajos y colaboraciones impensadas.

¿Cuál es tu sueño?

Tengo muchos. (Además del que comentaba del atelier). A veces ni siquiera soy muy consciente de todas las cosas lindas que he vivido con mi trabajo. Desde ganar el concurso de “lumina 8” y vestir a personalidades importantes del Río de la Plata, hasta diseñar un vestuario para una obra del Ballet Nacional en mi país. Sé que esto recién empieza y que tengo que trabajar mucho para que se cumplan. Lo importante es querer.

A puro color

Trabajaste con Natalia Oreiro…

Realmente desde niño fantaseaba con conocer a Natalia Oreiro. Es nuestra única estrella Internacional y admiro muchísimo su belleza y trabajo. Siempre supe que en algún momento se iba dar. Creo que se dio mucho antes de lo que imaginaba, gracias a Rosario San Juan (productora de moda uruguaya) que hizo esta gran conexión en el 2019 cuando trabajamos juntos para “Got talent Uruguay” donde tuve el privilegio de hacerle 15 vestidos a medida y compartir una experiencia única de crecimiento.

También gracias a mi trabajo he tenido el placer de vestir y conocer a artistas que admiro muchísimo tanto en mi país cómo en argentina, como por ejemplo, a Bárbara Lombardo, Érica Rivas, Romina Ricci, Jimena Barón, Juliana Gattas y más.

¿Qué soñabas cuando eras chico?

Me cuesta decirlo ¡pero siempre soñé y sueño en grande! Quizás por venir de un lugar humilde y pequeño, donde las cosas muchas veces tienen un techo y además con una condición sexual poco aceptada por la sociedad, donde muchas veces fui discriminado. Desde siempre sé que quiero “conquistar el mundo” y más.

Un vestuario de película:

El vestido strapless Azul, con guantes blancos de la película De Disney “Anastasia”. Inolvidable.

Un libro:

El Principito.

Tu paleta:

Soy fan de los colores vibrantes, aunque ahora ya estoy un poco más dark. Siempre me obsesiono con algún color. Ahora estoy con el chocolate y el bordó. Me encanta la combinación chocolate y neón, bordó y rojo.

¿Qué es lo que se refleja de vos en las piezas que creás?

Creo que la simplicidad, que muchas veces es mismo por adaptarme a los recursos que manejo. No quita que me gusten las cosas más extravagantes y cargadas, pero también me dejo llevar y lo dejo para experimentar más adelante. ¡Esto recién empieza!

Dos hermanos coreanos crearon en Argentina una innovadora marca de ropa que explora el metaverso

Fuente: Iprofesional – Journey to Metaverse es la creación de dos hermanos que vieron en la virtualidad una manera de innovadora de llegar a sus clientes

REVOLTes un proyecto iniciado por Daniel y Samuel Cho, hermanos y emprendedores coreanos que viven en Argentina hace casi 30 años. Poco antes de la pandemia, decidieron apostar por la industria argentina y crearon una marca de indumentaria masculina inspirada en la calidad y originalidad. Recientemente fueron por más: presentaron Journey to Metaverse, la combinación entre la moda y el blockchain.

Daniel y Samuel tienen una larga data en el rubro textil. En 2018, más allá de las empresas que ya habían consolidado, querían crear algo con el fin de expresar, ofrecer y transmitir sus valores y estilo. «Nuestro point of view», dicen a iProfesional. «Y al estar sumergidos en este rubro, lo primero que pensamos es hacerlo mediante una prenda, una marca de ropa. Así nació la idea de Revolt», cuentan.

Horas de juntadas entre los dos en la casa de uno u otro, ideando, tomando cursos, llenándose de informaciones, viajando, investigando, probando. Así se fue gestando esta propuesta. «Si bien teníamos en claro muchos aspectos del rubro, nunca habíamos tenido una marca de indumentaria, por ende, tuvimos que estudiar e investigar muchísimo», explican.

La marca para fue creciendo y evolucionando «de manera prolija», explican. «No esperábamos ser algo como un fósforo, que enciende rápido y fuerte, pero se apaga rápido. Queríamos ir creciendo de a poco, que nuestros clientes sean testigos y parte de este camino que emprendimos. Lanzamos la marca únicamente con venta online en plena pandemia en el año 2020. Luego, a medida que fue cambiando la situación con respecto al Covid, abrimos el showroom solamente con cita previa y finalmente por la mayor demanda, terminamos poniendo un horario de apertura y cierre de martes a sábados», relatan.

En cuanto a desafíos, «el hecho de emprender en cualquier rubro en la Argentina te llena de retos. En nuestro caso fueron conseguir las materias primas, la calidad que deseamos, fábricas para producir, limitación en terminaciones de las prendas. También podríamos decir que es un desafío constante tratar de romper un poco ciertos esquemas ya estructurados en el rubro», argumentan..

Según mencionaban los hermanos, ofrecen un producto de mayor calidad y autenticidad que quizás otros que están en el mercado por el mismo valor. El diseño es otro punto que destacaban. «Tenemos prendas super auténticas. Hacemos colaboraciones con artistas locales; ofrecemos nuestra marca como plataforma donde diversos artistas, diseñadores, emprendedores y profesionales locales pueden expresar sus visiones mediante nuestras prendas», cuentan.

REVOLTes un proyecto iniciado por Daniel y Samuel Cho

Cómo entrar al metaverso para trascender

El crecimiento que venían teniendo no les alanzó y fueron por más. «Siempre tuvimos la idea de hacer propuestas diferentes para el mercado argentino. Empezamos a hacer producciones limitadas con artistas mezclando la moda con el arte. Cuando conocimos a los chicos de Bifrost, hicimos un brainstorm para crear una propuesta innovadora trasladando nuestra idea de colaboraciones artísticas con la entrada al mundo de blockchain. Esa unión dio luz a Journey to Metaverse».

Al respecto, explican: «El mundo del consumo, como nosotros lo conocemos, está cambiando mundial y localmente también. Las tiendas físicas ya no tienen la misma importancia que tenían en el pasado. El mercado online está creciendo abismalmente en todos los rubros. En países más conservadores, esa migración al mundo online fue más lenta, pero la pandemia hizo que ese proceso se acelere aún más».

Estas tendencias son el puntapié al mundo del metaverso. «Esto da lugar a una nueva evolución en las transacciones. Tenemos que estar preparados para poder entender y adaptarnos a esta evolución y consideramos que la manera más amigable para aceptar este gran cambio es creando contenidos y productos de arte, ocio y entretenimiento», plantean.

A partir de las noticias sobre NFTs, la blockchain y las criptomonedas, entendieron el ruido que tales conceptos generan y cómo repercute su interés comunicacional en el consumidor. Por eso, decidieron hacer algo relacionado a ese novedoso sector tecnológico para publicitar la marca.

El camino de Revolt al Metaverso

Un abogado que los asesora tenía constituida en el país una empresa importadora de máquinas para el minado de criptomonedas que también exploraba distintos rubros comerciales en lo que es la tecnología blockchain. «Así conocimos al Bifrost», narran.

Bifrost es una empresa dedicada a servicios de stacking y finanzas descentralizadas liderada por Fernando Marinelli, Felipe Zuluaga, Ezequiel Tortorelli, Francisco Zunino Díaz y Facundo Arango. Las dos empresas se unieron para crear una expresión artística sobre prendas como lienzo.

El viaje de Revolt al Metaverso

«Ellos tuvieron la idea de crear los NFTs de nuestras prendas, dado que para ese momento muchas marcas de ropa estaban explorando los mismos horizontes cibernéticos en plataformas virtuales (metaversos) conocidas: marcas como Nike y Adidas lanzaban sus prendas para ser utilizadas con avatares en realidades virtuales como Decentraland y The Sand Box», detallan.

Daniel y Samuel tuvieron la idea de intervenir las prendas con artistas de renombre y no simplemente convertirlas a NTFs para ser utilizadas en blockchain, ya que con ello lograban agregarles una característica especial: que sean únicas.

Ese fue el camino de Revolt al Metaverso, a la posibilidad de que avatares de realidad virtual utilicen/vistan prendas únicas de la marca, el cual decidieron llamar «Journey to the Metaverse».

Desde el punto de vista de la rentabilidad de este desarrollo, plantean: «Los negocios tienen diferentes maneras de tener éxito y rentabilidad. El único factor coincidente en todos los rubros y negocios en el mundo es poder estar presentes en donde se juntan las personas. Crear una comunidad es nuestro objetivo, un negocio con una comunidad va a traer rentabilidad de una manera u otra».

En línea con ello, «el primer paso más cercano del ecosistema blockchain en la moda sería la utilización de criptomonedas como forma de pago», proyectan. Luego, un paso más ambicioso sería el crecimiento del metaverso y que la moda pueda llegar a puntos de expresión mucho más altos en la historia de la humanidad, sin depender de materiales o la tecnología industrial. «Se podría crear una nueva percepción de la moda, obligando a la tecnología de producción a innovar para poder manifestar la moda del metaverso en nuestras vidas», concluyen.

Elina Costantini: ‘Quiero llevar la moda argentina al mundo’

Fuente: Diario La República ~ Es la creadora de la primera semana de la alta costura en Buenos Aires. Aquí posa con los nuevos diseños de autor para el verano 2023.

Elina Costantini comenzó su carrera en la moda a los 12 años en su Mendoza natal. Su papá puso la foto de su hija para participar de un desfile para una marca infantil en un buzón repleto que había en el shopping.

La pequeña Elina quedó elegida y fue parte de la presentación.

A los 14 entró al mundo de la moda con mayúsculas: participó en la Semana de la moda en Mendoza, que se hacía en el Hotel Hyatt, donde desfilaban los grandes nombres del diseño para los que luego trabajaría, como Gabriel Lage, Laurencio Adot o Jorge Ibáñez, su gran amigo a quien siempre recuerda y extraña.

​”Ya tengo propuestas para hacer la Semana de Alta Costura en otros países, lo que posibilitaría llevar a estos diseñadores al mercado internacional.”

Elina Costantini

“No creo en los imposibles, soy perseverante y estoy convencida de que uno puede lograr lo que quiere“, dice la creadora de la primera semana de la alta costura en Buenos Aires, mientras se prepara para hacer las fotos con los vestidos de verano de algunos de los diseñadores más famosos del país en Oceana Puerto Madero.

“La verdad es que hoy me emociona pensar en SAC (así llamó a la semana de moda que se realizó en el Teatro Colon, la Embajada de Brasil, Oceana Puerto Madero y el Museo Malba). Cuando estaba metida en toda la vorágine de esos días no tenía la dimensión que tengo ahora que ya pasó un tiempo”, comenta.

-¿Se viene entonces una nueva edición?

-​Sí, en principio vamos a hacerlo una vez por año y si va creciendo, serán hasta dos. Además, yo sigo con mi proyecto de desfiles en Uruguay en el verano, apoyando también a los talentos de allá. Y ya tengo propuestas para hacer SAC en otros países, lo que posibilitaría llevar a estos diseñadores al mercado internacional. Luego de la primera edición todos vendieron muy bien: les llegaron nuevas clientas y las que ya tenían les compraron más que antes.

El apoyo de la mujer del empresario Eduardo Costantini a la moda le valió el apodo de “mecenas”, un título que ella relaciona con su marido.

“Sé que lo dicen y claro que influye que él es un mecenas del arte por su museo. Todo lo que sea para ayudar, para mí, es una bendición. Si es con el fin de que todo esto crezca, me parece fabuloso”, explica Elina, quien tiene 32 años y también sueña con una escuela de alta costura para que este arte no desaparezca. Se autodefine como una apasionada de su trabajo. 

“Tengo necesidad de trabajar hasta el último día de mi vida. Amo hacerlo. Soy una emprendedora nata, voy a seguir trabajando mucho.”

Elina Costantini

“Creo que tengo necesidad de trabajar hasta el último día de mi vida. Amo hacerlo. Soy una emprendedora nata, voy a seguir trabajando mucho. Y soy muy exigente conmigo”, confiesa.

Fanática de los diseñadores argentinos más que de las grandes marcas de lujo internacionales, reconoce que en su vestidor hay buenos básicos acordes a su bajo perfil y que cuando necesita un vestido para una ocasión especial, compra moda argentina o uruguaya.

​“Ya estoy pensando con el equipo en la próxima semana de la alta costura. ¡Quiero sorprenderlos!”

Elina Costantini

“Me gustan los que hacen algo diferente, como Lage con sus bordados, Brown con sus volados o Ramírez con sus vestidos negros. Los que crean moda”, dice Elina.

De todos los diseñadores con los que ha trabajado o es amiga, Jorge Ibáñez, quien sufrió muerte súbita en marzo de 2014, tiene un lugar especial en su corazón.

“Lo extraño mucho, como a Javier Musetti, de quien era muy amiga también y se fue hace dos años. Cuando hice SAC me imaginaba a Javier en la primera fila y sentí a Jorge muy cerca. Fue increíble: surgía un problema, yo pensaba en él y se solucionaban. Guardo todos sus vestidos, sus sobres, los premios que me dio. Está presente todo el tiempo”, dice.

¿El futuro? “Ya estoy pensando en la próxima semana de la alta costura. No sé si será en distintos lugares de Buenos Aires o en uno solo, estamos pensando con el equipo. ¡Quiero sorprenderlos! Ya tengo nueve nombres en mi cabeza. Mi marido me pidió que me tome un mes cuando terminó el último desfile y a la semana yo ya estaba arrancando de nuevo. Quiero llevar los talentos de la moda al mundo.”

Nazar, el dueño de Cardón y Pampero, cuenta el secreto para expandirse cuando muchos cierran

Fuente: Perfil ~ En un año complicado para las empresas, el modelo de negocio que impulsa Gabriel Nazar a partir de las franquicias, le permite «solidaridad» entre los licenciatarios en momentos de contracción, pero unen fuerza para expandirse cuando la situación cambie.

No es nueva la estrategia de crecer para estar bien posicionados cuando el mercado de reactive. Pero más allá de la novedad o no, lo importante es tener «espalda financiera» para hacerlo realidad, cuando el resto apenas trata de sobrevivir. Aunque también se necesita tener una misión definida del negocio

Y este parece ser el objetivo indelegable que impulsa a Gabriel Nazar, empresario de indumentaria en la Argentina, a seguir su expansión aún con los indicadores de una macro complicada. Ejemplo de esto es que espera cerrar el 2022 con 90 locales.

Pero Nazar tiene un secreto, y lo comparte en esta entrevista con PERFIL. «Crecer apalancado en una red de franquicias y licenciatarios que apuestan en tiempos de crisis».

Hacer negocios en un sector textil con muchas trabas

La semana pasada «Gabo» Nazar abrió un nuevo local de una de sus marcas (Pampero) en Barrio Norte en medio un año raro y difícil en muchos aspectos, con los desafíos que le imprime este contexto macro de la Argentina muy adverso en término de dificultades productivas por todas las trabas que hay para la producción y para la importación de insumos, además de las dificultades para conseguir talleres de confección. 

«En el mundo de la confección hay mucha dificultad para producir, imposibilidad total para importar producto terminado, además de muchas dificultades para importar insumos, con lo cual el mundo del abastecimiento está realmente complicado», explicaba Nazar a PERFIL en una charla a fondo sobre el negocio textil.

«La demanda está fomentada por múltiples medidas que buscan alentar al consumo y eso es bueno, pero en ese contexto de desalentar la actividad económica, muchas marcas han cerrado, otras marcas internacionales se han retirado pero nosotros -tanto con Cardón como con Pampero- apuntamos al crecimiento», aseguró. «En Cardón apostamos a fortalecer nuestra red mejorando algunos locales, como por ejemplo ampliamos uno importante en Palermo, en la calle Gurruchaga; pero sobre todo con Pampero estamos apostado a un crecimiento muy notorio y este año vamos a abrir unas 25 sucursales», adelantó a PERFIL.

Vale recordar que el año pasado abrieron el primer local en CABA de esta marca que es sinónimo de ropa de trabajo, en la calle Loyola (Villa Crespo); hace un par de meses otro en Av. San Martín y la semana pasada un nuevo local en la calle Juncal (Barrio norte).

«Esta apertura se da en un mes en que abriremos 3 o 4 sucursales más en Tucumán , en Concepción, en San Luis capital y en Orán, Salta. El objetivo es que de acá a fin de año se abran otros 6 locales para estar a fin de año con más de 90 locales», aseguró.

– ¿Cuál es la fórmula para crecer en este contexto?

–  Creemos que los momentos más adversos son los de apostar y tomar mercados. Nuestros franquiciados y licenciatarios están sufriendo mucho pero los invito siempre en la adversidad a tomar riesgo; aún teniendo una propuesta de producto sub-óptima y aún entregando tarde, aún teniendo una presentación de colección que está por debajo de lo que quisiéramos y aún frustrando nuestra expectativas de ventas, que sigamos apostando a abrir sucursales porque es el momento para reposicionarnos. 

– ¿No es un contrasentido abrir una sucursal cuando hay problemas de abastecimiento?

– Si. Parece un contrasentido abrir una sucursal cuando falta abastecimiento, pero lo que hacemos es reposicionarnos y aumentar la presencia en el mercado, porque creemos que cuando se normalice el abastecimiento y la importación, vamos a estar mucho mejor preparados. Creemos que las crisis no son para siempre. Hemos vivido y producido y expandido nuestras redes desde hace más de 30 años. Cardón lleva 34 años desde la apertura de su primera sucursal y nuestro modelo de negocio ha demostrado ser más ser versátil, resiliente y resistente que el modelo tradicional.

Pampero inauguración local de Palermo 20220905
El último local que Pampero inauguró el pasado 1 de setiembre en Barrio Norte, CABA. 

– ¿Cómo describirías este modelo de negocios en el que se apalanca el «exito»?

Nuestro modelo se basa en franquicias y licencias. Al enfrentar crisis de abastecimiento, o bien crisis financieras sobre una sola espalda es mucho más difícil de soportar que cuando tenés toda una comunidad de negocios unificada y comprometida en una causa común. Si bien en nuestro modelo puro reparte la ganancia, también reparte la carga y el riesgo y así soportamos mejor los problemas y nos preparamos colectivamente para cuando comience a soplar nuevamente el viento de cola. Lo hemos vivido en reiteradas oportunidades. 

¿Qué otras crisis fueron significativas para la empresa?

Argentina es un país que nos tiene acostumbrados a estos momentos y no es la primera vez que pasa. Ya llevamos varios procesos de características comparables. Cuando arranqué en 1988 apareció el Plan Primavera, luego la crisis de 1989, más tarde el arranque de Menem; luego a la bonanza de Domingo Cavallo, siguió la crisis del ’95, del Tequila;luego la gran crisis del 2001, la recuperación hasta 2007 y finalmente otra en 2009 con lo de Lehman Brothers. Fueron varios parates que tuve que enfrentar; sin embargo este modelo de negocios ha permitido sostener mejor los embates que el modelo tradicional porque podemos hacer negociaciones pensando más en el largo plazo.

¿La casa matriz mantiene locales propios o son todos licenciados?

No, la mayoría están licenciados. En el caso se Cardón sólo dos pertenecen a la casa matriz y en Pamepero sólo 1. Una cosa importante es que estos locales no son los más importantes para la marca, sino los que necesitan que le pongamos más trabajo en un momento en particular.

¿Y cómo funciona eso?

Lo estratégico es que nos hacemos cargo de los locales que no está bien porque hay problema con el franquiciado o porque tiene alguna situación puntual que no le permite atender como requiere el negocio. Ahí desembarcamos en esa sucursal, la ponemos operativa y cuando vuelve a operar en niveles de sustentabilidad la volvemos a licenciar. 

¿Tienen operaciones en el exterior?

Si. En el caso de Paraguay Tenemos licenciatarios de ambas marcas. Hemos tenido también en Uruguay pero la cedimos a terceros. Y en la actualidad estamos explorando el mercado de Bolivia. También tuvimos operaciones en medio oriente pero lamentablemente tuvimos que cerrarlas, aunque siempre estamos atentos a nuevas oportunidades. 

¿Qué pasa hoy con los insumos? Comentabas un gran faltante de productos….

La restricción es tal que no hay insumos, no llegan en tiempo y forma, y cuando llegan el que logra importarlos toma decisiones abusivas. Además, se suma el problema de los talleres que tienen alta demanda y poca mano de obra. Esto presiona la inflación sobre los costos de la producción. Básicamente, al no haber disponibilidad de insumos – y los pocos que hay están en extremo caros- el mercado ajusta al nivel del paralelo.

Con lo cual el mercado ya ajustó al paralelo los insumos, porque las medidas que toma el gobierno son hiperinflacionarias. La inflación es la consecuencia.

Pero más allá del contexto seguís apostando…

La expectativa es positiva porque me resisto a pensar que no se van a dar cuenta de que hay un paquete de errores que se han venido tomando a nivel de economía que son de mala praxis. Es muy simple ajustar los errores cometidos, por eso creo que se va a normalizar y vamos a poder tener una oferta lógica y una gestión razonable. Y mi sensación es que las empresas que hayamos apostado a nuestro país y al sector podremos salir mejor paradas.

Nazar, el dueño de Cardón y Pampero, cuenta el secreto para expandirse cuando muchos cierran

Fuente: Perfil – En un año complicado para las empresas, el modelo de negocio que impulsa Gabriel Nazar a partir de las franquicias, le permite «solidaridad» entre los licenciatarios en momentos de contracción, pero unen fuerza para expandirse cuando la situación cambie.

No es nueva la estrategia de crecer para estar bien posicionados cuando el mercado de reactive. Pero más allá de la novedad o no, lo importante es tener «espalda financiera» para hacerlo realidad, cuando el resto apenas trata de sobrevivir. Aunque también se necesita tener una misión definida del negocio

Y este parece ser el objetivo indelegable que impulsa a Gabriel Nazar, empresario de indumentaria en la Argentina, a seguir su expansión aún con los indicadores de una macro complicada. Ejemplo de esto es que espera cerrar el 2022 con 90 locales.

Pero Nazar tiene un secreto, y lo comparte en esta entrevista con PERFIL. «Crecer apalancado en una red de franquicias y licenciatarios que apuestan en tiempos de crisis».

Hacer negocios en un sector textil con muchas trabas

La semana pasada «Gabo» Nazar abrió un nuevo local de una de sus marcas (Pampero) en Barrio Norte en medio un año raro y difícil en muchos aspectos, con los desafíos que le imprime este contexto macro de la Argentina muy adverso en término de dificultades productivas por todas las trabas que hay para la producción y para la importación de insumos, además de las dificultades para conseguir talleres de confección. 

«En el mundo de la confección hay mucha dificultad para producir, imposibilidad total para importar producto terminado, además de muchas dificultades para importar insumos, con lo cual el mundo del abastecimiento está realmente complicado», explicaba Nazar a PERFIL en una charla a fondo sobre el negocio textil.

«La demanda está fomentada por múltiples medidas que buscan alentar al consumo y eso es bueno, pero en ese contexto de desalentar la actividad económica, muchas marcas han cerrado, otras marcas internacionales se han retirado pero nosotros -tanto con Cardón como con Pampero- apuntamos al crecimiento», aseguró. «En Cardón apostamos a fortalecer nuestra red mejorando algunos locales, como por ejemplo ampliamos uno importante en Palermo, en la calle Gurruchaga; pero sobre todo con Pampero estamos apostado a un crecimiento muy notorio y este año vamos a abrir unas 25 sucursales», adelantó a PERFIL.

Vale recordar que el año pasado abrieron el primer local en CABA de esta marca que es sinónimo de ropa de trabajo, en la calle Loyola (Villa Crespo); hace un par de meses otro en Av. San Martín y la semana pasada un nuevo local en la calle Juncal (Barrio norte).

«Esta apertura se da en un mes en que abriremos 3 o 4 sucursales más en Tucumán , en Concepción, en San Luis capital y en Orán, Salta. El objetivo es que de acá a fin de año se abran otros 6 locales para estar a fin de año con más de 90 locales», aseguró.

– ¿Cuál es la fórmula para crecer en este contexto?

–  Creemos que los momentos más adversos son los de apostar y tomar mercados. Nuestros franquiciados y licenciatarios están sufriendo mucho pero los invito siempre en la adversidad a tomar riesgo; aún teniendo una propuesta de producto sub-óptima y aún entregando tarde, aún teniendo una presentación de colección que está por debajo de lo que quisiéramos y aún frustrando nuestra expectativas de ventas, que sigamos apostando a abrir sucursales porque es el momento para reposicionarnos. 

– ¿No es un contrasentido abrir una sucursal cuando hay problemas de abastecimiento?

– Si. Parece un contrasentido abrir una sucursal cuando falta abastecimiento, pero lo que hacemos es reposicionarnos y aumentar la presencia en el mercado, porque creemos que cuando se normalice el abastecimiento y la importación, vamos a estar mucho mejor preparados. Creemos que las crisis no son para siempre. Hemos vivido y producido y expandido nuestras redes desde hace más de 30 años. Cardón lleva 34 años desde la apertura de su primera sucursal y nuestro modelo de negocio ha demostrado ser más ser versátil, resiliente y resistente que el modelo tradicional.

Pampero inauguración local de Palermo 20220905
El último local que Pampero inauguró el pasado 1 de setiembre en Barrio Norte, CABA. 

– ¿Cómo describirías este modelo de negocios en el que se apalanca el «exito»?

Nuestro modelo se basa en franquicias y licencias. Al enfrentar crisis de abastecimiento, o bien crisis financieras sobre una sola espalda es mucho más difícil de soportar que cuando tenés toda una comunidad de negocios unificada y comprometida en una causa común. Si bien en nuestro modelo puro reparte la ganancia, también reparte la carga y el riesgo y así soportamos mejor los problemas y nos preparamos colectivamente para cuando comience a soplar nuevamente el viento de cola. Lo hemos vivido en reiteradas oportunidades. 

¿Qué otras crisis fueron significativas para la empresa?

Argentina es un país que nos tiene acostumbrados a estos momentos y no es la primera vez que pasa. Ya llevamos varios procesos de características comparables. Cuando arranqué en 1988 apareció el Plan Primavera, luego la crisis de 1989, más tarde el arranque de Menem; luego a la bonanza de Domingo Cavallo, siguió la crisis del ’95, del Tequila;luego la gran crisis del 2001, la recuperación hasta 2007 y finalmente otra en 2009 con lo de Lehman Brothers. Fueron varios parates que tuve que enfrentar; sin embargo este modelo de negocios ha permitido sostener mejor los embates que el modelo tradicional porque podemos hacer negociaciones pensando más en el largo plazo.

¿La casa matriz mantiene locales propios o son todos licenciados?

No, la mayoría están licenciados. En el caso se Cardón sólo dos pertenecen a la casa matriz y en Pamepero sólo 1. Una cosa importante es que estos locales no son los más importantes para la marca, sino los que necesitan que le pongamos más trabajo en un momento en particular.

¿Y cómo funciona eso?

Lo estratégico es que nos hacemos cargo de los locales que no está bien porque hay problema con el franquiciado o porque tiene alguna situación puntual que no le permite atender como requiere el negocio. Ahí desembarcamos en esa sucursal, la ponemos operativa y cuando vuelve a operar en niveles de sustentabilidad la volvemos a licenciar. 

¿Tienen operaciones en el exterior?

Si. En el caso de Paraguay Tenemos licenciatarios de ambas marcas. Hemos tenido también en Uruguay pero la cedimos a terceros. Y en la actualidad estamos explorando el mercado de Bolivia. También tuvimos operaciones en medio oriente pero lamentablemente tuvimos que cerrarlas, aunque siempre estamos atentos a nuevas oportunidades. 

¿Qué pasa hoy con los insumos? Comentabas un gran faltante de productos….

La restricción es tal que no hay insumos, no llegan en tiempo y forma, y cuando llegan el que logra importarlos toma decisiones abusivas. Además, se suma el problema de los talleres que tienen alta demanda y poca mano de obra. Esto presiona la inflación sobre los costos de la producción. Básicamente, al no haber disponibilidad de insumos – y los pocos que hay están en extremo caros- el mercado ajusta al nivel del paralelo.

Con lo cual el mercado ya ajustó al paralelo los insumos, porque las medidas que toma el gobierno son hiperinflacionarias. La inflación es la consecuencia.

Pero más allá del contexto seguís apostando…

La expectativa es positiva porque me resisto a pensar que no se van a dar cuenta de que hay un paquete de errores que se han venido tomando a nivel de economía que son de mala praxis. Es muy simple ajustar los errores cometidos, por eso creo que se va a normalizar y vamos a poder tener una oferta lógica y una gestión razonable. Y mi sensación es que las empresas que hayamos apostado a nuestro país y al sector podremos salir mejor paradas.

Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda  

Fuente: Perfil ~ El prestigioso diseñador, que también es médico anestesista, convive de manera armónica con sus dos grandes pasiones.

Desde 2001, Fabian Zitta basa su interés en la transformación de vestidos, con géneros ultra procesados, aplicación de volados, plisados o tableados sobre molderías no convencionales. Con una impronta retro y vanguardista a la vez, desde hace 20 años define y conceptualiza la idea de diseño. En marco de su 20ª aniversario en la moda, el diseñador realizó un íntimo festejo en su atelier de Recoleta.

Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda  
Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda

Con tan solo 18 años, Fabián dejó Concordia para dedicarse a estudiar medicina en la UBA. Pero con el correr de los años, al finalizar sus estudios y posterior residencia, entendió que debía encontrar una vía de escape para estar más relajado. El creativo, que se considera multitasking, llegó al mundo de la moda, de la mano de sus hermanas, que tenían una boutique en su ciudad natal. 

Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda  
Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda

Sin estudios previos ni experiencia, llegó a armar una colección completa, que posteriormente presentó en un desfile a beneficio en Entre Ríos. Si bien reconoce que la moda era algo desconocido, pero que le atraía, con el correr de los años logró destacarse por sus colecciones prêt-à-couture o demi-couture y novias, abordando un lenguaje visual amparado en los lineamientos de la arquitectura moderna. 

Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda  
Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda

Durante la cuarentena de coronavirus, Zitta buscó reinventarse. Lo primero que hizo fue trabajar más horas como anestesista y después de dos meses de aislamiento, retomó con más fuerza su trabajo en la clínica privada donde ejerce hace 24 años. “Desde que empezó el confinamiento elaboré los protocolos de seguridad del grupo de anestesiólogos que manejo y de los infectólogos. En un momento sentí que tenía que estar cuerpo a cuerpo con mis equipos y con todos los amigos que tengo entre el personal de salud. Ser médico y poder ayudar es muy gratificante en estos momentos» expresó.

Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda  
Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda

Así como salió de su lugar de confort hacia el quirófano, también buscó reacomodarse como diseñador. “Nosotros somos una empresa pequeña, y nos encontramos en marzo con nuestra colección prêt à porter colgada, sin saber qué hacer. En cuanto se pudo, pusimos en marcha `Zitta en tu casa´ con mis clientas de siempre a las que conozco mucho. Hablé con ellas, seleccioné las prendas que sé que le quedan bien, y empecé a mandárselas. Así se prueban en sus casas, tranquilas, eligen y las pasamos a retirar a las 48 horas. Vendimos muy bien, el ejemplo más claro una medica de General Pico, que de 20 prendas se quedó con 14. La ropa fue ida y vuelta a La Pampa y cuando volvió la sanitizamos con vapor y por 48 horas la dejamos separada” agregó.

Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda  
Fabián Zitta: el diseñador favorito de las celebridades celebra 20 años en la moda

Fabián Zitta sostiene que tanto su profesión en la medicina, como la de diseñador, conviven de manera muy armónica en su rutina diaria. «Mi acción en la medicina comienza con la anestesia y termina cuando finaliza esta. Entonces me puedo desconectar, venir a mi atelier, diseñar y volver a la medicina en forma alternada. En ambos casos, trabajo sobre el cuerpo humano: cuando la persona está dormida o cuando está despierta» expresó el creativo en una entrevista.

Tomi Karagozian: «Los empresarios tenemos que empatizar más con la sociedad»

Fuente: BAE ~ Con apenas 32 años, Tomi Karagozian es la tercera generación de la mayor empresa de hilados de la Argentina y presidente de la UIA Joven.

Una nueva generación de empresarios busca acercar las industrias a la gente. Con 32 años, Tomi Karagozian es director ejecutivo de TN&Platex, Presidente de la UIA Joven y tercera generación de una familia que construyó la empresa de hilados más importante de Argentina y ahora suma la confección. En el marco del 25 Aniversario de BAE Negocios, Karagozian reflexionó sobre el futuro del país, la industria y su empresa.

TN&Platex tiene seis complejos fabriles en seis provincias  y da trabajo a 1600 personas, en breve abrirá tres fábricas más y sumará 700 empleados. Tomi Karagozian se las ingenia para recorrer el país junto a sus pares de UIA Joven para conocer la industria desde el interior profundo.

¿Cuáles son los principales desafíos y potencialidades que le ves a Argentina en los próximos 25 años?

-“Estamos por inaugurar tres fábricas, algunos nos dicen que estamos locos, pero somos optimistas y nos guiamos por lo que sentimos y no por lo que algunos dicen. Siempre digo, que tengo un problema, al igual que mi viejo y mi abuelo que es el exceso de optimismo. La verdad que nosotros como industriales tenemos ese arraigo y ese orgullo de generar trabajo. Creo que Argentina tiene grandes oportunidades hoy estamos en un momento coyuntural complejo pero por las necesidades que tiene el mundo, por ciertas cosas que vivió Argentina y por el optimismo que tengo con nuestra generación creo que las cosas van a cambiar. Como empresarios no queremos que el 90% de nuestros ingresos provengan de un solo cliente. Tenemos una enorme dependencia a un sector  que nos genera los dólares, esa presión que se le está haciendo al campo creo que es injusta. Argentina, con sectores como los de hidrocarburos minería y servicios basados en conocimientos, tiene que poder hacer cambios estructurales y licuar un poco la dependencia. La pregunta es cuando tengamos los dólares, vamos a hacer un desarrollo industrial y federal  o queremos tener el 38% de la población concentrada en el AMBA”.

-Sos de una nueva generación de empresarios que recorre el país, abre las fábricas a la gente. Qué descubrís en tus viajes.

-«Nosotros somos parte de una generación industrial que respeta mucho a quienes están, que aprende, pero vamos haciendo nuestro propio camino. El año pasado recorrimos 17.000 kilómetros, 14 o 15 provincias. Soy industrial e igual tengo preconceptos. Una de las cosas que tenemos que cambiar, militando el territorio, dialogando, estableciendo vínculos de confianza es empezar a derribar preconceptos de manera multisectorial, industriales con industriales, industriales con otros empresarios, industriales con la parte sindical. Queremos conocer el entramado productivo a nivel federal, a nivel sectorial, hablar con los fundadores entender como fundó su compañía, sus problemas y oportunidades. Mi viejo y mi abuelo me hicieron textil y la UIA me hizo industrial. Me hizo entender que cuando uno solo defiende su sector, la sociedad y los dirigentes interpretan que está cuidando su bolsillo. Tenemos que entender que todos somos parte de un todo. Los textiles somos parte de la industria, los industriales somos parte del empresariado, el empresariado es parte de la Argentina. Tenemos que hacer un esfuerzo para acercarnos y salir de la zona de confort y a partir de ese diálogo, empezar a buscar esos consensos. Cada tres o cuatro años, cambiamos las reglas de juego. Tenemos que buscar de manera transversal establecer ciertas bandas a largo plazo, que se decida pero desde ahí adentro».

-Qué sentís que les falta a las industrias para crecer, ¿Cuáles sectores crees que están invirtiendo y proyectándose a los próximos 25 años?

-“Voy a mi sector, a veces nos dicen vos no son competitivos. Vos sabes la diferencia entre competitividad y productividad,  muchos no me saben responder. La productividad es lo que pasa puertas adentro de nuestras fábricas y la competitividad es lo que pasa puertas afuera. Hay muchas variables que los industriales no controlamos. Los industriales privados solo tenemos 10% de acceso al crédito sobre PBI contra países como Brasil que tienen el 70%, contra Chile que tiene arriba del 100%. Nos faltan rutas, tenemos una alta dependencia del Puerto de Buenos Aires, Cuyo no puede salir por Chile, tenemos bajo acceso al crédito, tenemos un sistema impositivo que no promueve el valor agregado. El objetivo de generar diálogo es poder discutir de manera multisectorial, temas estructurales de fondo para que no haya variables que no controlamos que terminen afectando la competitividad de nuestros sectores”.

25 de BAE con Tomi Karagozian
Tomi Karagozian en los 25 años de BAE Negocios

-¿En qué se diferencia tu generación de empresarios a las anteriores?

-Tengo 32 años y vivo una situación muy distinta a la que vivió mi padre a mi edad, eso me permite tener mayor tranquilidad en un país democrático para dedicar mucho más tiempo a la construcción de esos consensos. Creo que hay oportunidades, la comunicación se democratizó bastante. En el pasado, las fábricas eran un lugar hermético, cerrado. La gente, la sociedad, las comunidades no sabían lo que pasaba ahí adentro y ahí se generaban esos preconceptos de qué es lo que pasa adentro. Nosotros tenemos fábricas en varias provincias, pero tenemos una fabrica en Monte Caseros, Corrientes, ahí están las cenizas de mi abuelo. Imaginate lo importante que es para nosotros. Ahí no tenían acceso a la fábrica y se hablaba como si fuera algo malo. Nosotros como generación, hoy tenemos nuevas herramientas para abrir nuestras fabricas de manera digital para mostrarle a nuestra sociedad como se produce en la Argentina lo que ellos consumen todos los días. Es el rol que tenemos los industriales y los empresarios. En vez de echarle la culpa a los que nos critican tenemos que hacer una autocrítica. Por qué damos esa imagen, capaz es porque nos la merecemos en no haber dedicado tiempo, esfuerzo y dinero en demostrar quiénes somos y qué hacemos. Nuestro mayor orgullo es generar trabajo. Hay herramientas que al democratizar la comunicación nos permiten mostrar que hacemos, como producimos y creo que eso va a ser un antes y un después en el vínculo que los industriales tenemos con la sociedad. No es que lo hacemos mejor que la generación anterior, tenemos herramientas que nos facilitan el trabajo”.

-Cómo te imaginas que va a cambiar ese vínculo con la gente?

-“La empatía es un tema central en las sociedades. Uno no puede querer lo que no conoce y uno empieza a querer, cuando conoce. Si la sociedad no ve como se produce en Argentina, si no tiene acceso tampoco nosotros podemos pedirle que nos quieran. Me parece que no es una posición altruista es una posición de fortalecer a nuestro sector, tenemos que empatizar más con la sociedad que compran algo y no saben cómo se produce”.

-¿Crees que la educación puede ser un pilar para repensar la matriz productiva?

-“La educación hay que repensarla. Queremos ser como un Tinder industrial que pueda lograr hacer match con mundos que están separados. A veces vemos que la educación y la producción van por caminos separados. La demanda laboral no matchea con la oferta educativa. El departamento de educación de la UIA busca entender las necesidades técnicas que hay en cada región. Si logramos en ciclos más cortos y enfocados generar carreras o cursos a partir de la demanda laboral de la zona, creo que vamos a tener una mayor salida laboral más eficiente. Hay que acercar el mundo educativo al mundo productivo y viceversa es un tema pendiente”.

-¿Cómo te imaginas a TN Platex dentro de 25 años?

“Hace cuatro o cinco años éramos una empresa muy distinta. No hacemos política partidaria pero es un dato de la realidad,  a nosotros como empresa y a nosotros como sector no nos fue bien. Pero así como no nos fue bien, nos hizo aprender que teníamos una empresa que era frágil para los vaivenes de la Argentina y a partir de eso cambiamos el modelo de negocios. Empezamos a integrarnos, nos volvimos una compañía más digital que cuida el centavo. Nos gustó empezar a conocer al consumidor con marcas propias, empezar a tener un ecommerce, salir de la fábrica y venderle al cliente final. Imagino en 25 años una empresa muy digital, una empresa más diversificada. Si bien exportamos entre un 6 o 7 %, el objetivo es exportar un 35%. Imagino una internacionalización de nuestra compañía a partir de nuestras marcas. Mi sueño es tener locales propios de Ciudadela en Madrid, Estados Unidos, creo que es posible. No es fácil entrar al retail para una empresa que nació industrial, pero yo creo que es posible”.

UIA Joven
Empresarios de UIA Joven recorren el país militando por la industria nacional

-¿De haber sido la principal empresa de hilados, ahora comenzarán a confeccionar?

-“Tal cual, en tres o cuatro meses empezaremos a confeccionar. En La Rioja y Catamarca se están formando dos polos textiles muy interesantes. Hubo una reducción de aportes patronales a la confección, muy zarpado. Lo que se está dando es que las grandes y formales empresas de confección están yendo a instalar sus plantas al interior del país y eso es lo que necesitamos”.


Justamente Catamarca es una de las provincias donde abrirán una planta. ¿Pensas que el norte está apostando mas al futuro?

-“Mira si yo tuviera que apostar plata al bitcoin o al norte se lo pondría al norte. Le tengo una fe tremenda, creo que hay muchos motivos para crecer y uno es la minería. El tema es, ¿vamos a tener la decisión política de desarrollarnos federalmente? Creo que es importante trabajar para el desarrollo de proveedores locales y regionales. Me parece que el norte tiene una oportunidad clave. La Argentina tiene una deuda pendiente con el federalismo,  hacen falta muchas cosas, conectividad e infraestructura. Yo le apostaría al norte”.

-¿A que industrias o sectores le apostarías, pensando en los próximos 25 años?

-“Hay un montón, uno que me encanta es la biotecnología. Hay empresas que están haciendo muy bien en acercar el mundo científico tecnológico al mundo productivo. Sin desmerecer al Conicet, hay veces que los estímulos no hacían que entren a las compañías. Hay empresas que están trabajando en acercar esos mundos y están armando empresas que desarrollan tecnología que no hay en el mundo. Es un sector al que como familia estamos apostando lo vemos como algo central.  Hay muchos sectores que pueden exportar, unos pueden exportar por costo, otros por diferenciación”.

 –Sos parte de una empresa familiar, ¿Cómo ves a futuro de este sector, esto de involucrar a los hijos y repensar las empresas entre todos?

– “En la UIA joven tenemos empresas que son cuarta generación, tenemos los Medoro de San Martín y los Rodríguez Prado de Tucumán, una empresa de 107 años que hace jabones. La historia es impresionante. Las empresas familiares son una pasión enorme, a veces uno no puede distinguir si el sábado está en la empresa o con la familia. Los buenos momentos se festejan en la familia y los malos momentos se sufren en la familia. Por supuesto yo estoy en una empresa familiar que ha tenidos buenos y malos momentos, pero siempre se preservó el contexto familiar. Es un desafío, es una pasión, a mí me despierta algo muy lindo todos los días. Yo me levanto todos los días y voy a mi empresa,  me encanta cruzarme con mi viejo, mis tíos o mi hermano o mis primas. Cada empresa familiar es un mundo y depende del contexto, nosotros somos felices. En la UIA Joven, entre el 70 y el 80% son empresas familiares”.

-Justamente fue Georgalos, una empresa familiar quien hizo uno de los grandes pases de marcas del año.

-“Sí, por supuesto Miguel Zonnaras, ex presidente de UIA joven, tercera generación. Me genera un orgullo tremendo. Que hayan tenido que vender su marca Mantecol en una crisis, lo que esto representa a nivel sentimental porque era una marca que ellos habían creado y que hoy la puedan recuperar, es como ganar la Copa del Mundo.  Veo su alegría y la de su familia y se me pone la piel de gallina”.

Francisco Ayala presentará su colección «Impares»

Fuente: Télam ~ El diseñador argentino mostrará su nueva línea en la 59º edición de la Argentina Fashion Week, el próximo martes 23 de agosto. 

La colección «Impares» de Francisco Ayala primavera-verano 2022-2023 será presentada en el Gran Hall de Honor del histórico Palacio Paz ubicado frente a las barrancas de la plaza San Martín en el barrio porteño de Retiro, en el marco de la 59° edición de Argentina Fashion Week.

Con la participación del Estudio de Danzas de Margarita Fernández habrá una fusión de artes que formarán un espectáculo con cinco bailarinas y un vestido con dimensiones fuera de lo común, de 10 metros.

En charla con Télam, el diseñador compartió que se siente «satisfecho y realizado porque estos momentos son siempre una recapitualización del trabajo, al ver cristalizado todo lo que se hizo en una colección». 

En «Impares» Ayala continúa su alianza con «Manos Andinas», un proyecto que combina el diseño textil y el diseño de moda. Esta colaboración tiene por objetivo revalorizar las fibras naturales autóctonas, proponiendo una moda cien por ciento argentina. Continúa trabajando junto a la diseñadora Marisa Camargo en la creación de los tafetanes, gasas modificadas y  jacquards de algodón autóctono que utilizó en esta colección.

Telam SE

Ayala creó para los hombres prendas veraniegas como remeras de algodón, sacos de hilo, pantalones faldas y faldas envolventes realizadas en telar.

El diseñador explicó que esta colección es «el resultado de todos los procesos artesanales que venimos trabajando. Se trata de la sumatoria de la industria nacional y nuestro diseño. De nuestro diseño más la artesanía». 

Por otro lado, junto a Susana Larrambebere siguen explorando el mundo de la iconografía prehispánica y, en esta oportunidad, incorporan una técnica de bordados de la India llamados «Kantha«.

También hay géneros pintados por Sergio Falcon, artista plástico chaqueño, que recrean el universo del Litoral: «en los diseños hay pescados, cabezas con víboras, figuras antropomórficas», describió Ayala. 

‘Impares’ muestra trabajos de distintos oficios y técnicas

•Plisados: se pueden ver el traje negro de tafeta de seda natural con falda doble campana plato recubierta de volantes totalmente plisados.
•Bordados en cristales: que vemos en las guardas de origen mapuche bordadas en plata en un vestido corto negro de shantung de seda.
Bordados en sedas: presentes en el vestido de pétalos grises bordados en seda vegetal .
Tocados: inspirados en los peinetones que usaban las damas criollas recrean con crin, puntillas y bordados este accesorio para acompañar las distintas propuestas de trajes de novia realizados por Fabiana Pojatti.
Accesorios: los aros, brazaletes y collares fueron creados exclusivamante para cada traje por Maria Byzance.

Como es habitual desde el inicio de su trayectoria, «Impares» es un trabajo intercultural donde se pueden observar tendencias europeas de siglos pasados en las siluetas, vestigios del mundo precolombino en la reproducción de guardas y motivos y géneros realizados con materiales y materias primas autóctonas, presentado de manera no hegemónica por lo que se suman a la pasarela cuerpos diversos y modelos de edades varias.

Para el diseñador, la Argentina Fashion Week es «una posibilidad para visibilizar nuestro trabajo. Es la posibilidad del intercambio con otros diseñadores de nuestro país. Es una manera de convocar y mostrar todo lo que trabajamos, que es un montón».

«Nuestro trabajo es multicultural, intercultural porque hay cuestiones europeas mezcladas con telas pintadas a mano, trabajo de otros artistas, diseños precolombinos, uso de algodón y demás. La cultura como eje me ayuda a definir el trabajo que hago porque vamos por otro camino que lo que marcan las tendencias, mi trabajo va por otra ruta, por lo nacional, lo artesanal, lo autóctono y de alta costura», explicó Ayala. 

Créditos de la colección

•Ballet Folklórico Nacional
•Estudio de Danzas Margarita Fernandez
•Estilismo Bruna Berois
•Accesorios Maria Byzance
•Tocados Fabiana Pojatti
•Arte Textil Susana Larrambebere
•Arte Textil Sergio Falcón
•Prensa The Press Group

La marca de indumentaria del interior cordobés que llegó a vestir a un equipo de Primera Nacional

Fuente: La Voz ~ @athleticargentinaoficial – Una firma pequeña y joven de la provincia de Córdoba diseñó y fabricó una camiseta para jugar en la principal categoría de ascenso del país. Saltaron de los equipos de “pueblo” al fútbol profesional.

Mientras jugaba al fútbol en la primera de su club, luego de terminar el colegio secundario con orientación comercial, a un joven se le ocurrió una idea, que más que idea era un sueño: juntar esas dos facetas de su vida para tener su propio emprendimiento, su “fábrica”.

Leonardo Olmos, el protagonista de esta historia, muchas veces contó ese pensamiento en voz alta en el vestuario y sus compañeros le dijeron que estaba “loco”, que era imposible armar una marca de indumentaria deportiva desde el interior de Córdoba que llegara a los primeros planos, al fútbol profesional.

Y hoy, a sus 34 años, el mismo Leonardo Olmos siente que después de mucha lucha, de muchas piedras en el camino, empieza a alcanzar ese espacio. Que llegó “a las grandes ligas”, como le dice a su círculo íntimo.

Aunque eso significa, ahora, muchísimo más trabajo, y también nuevos desafíos y metas. Un horizonte nuevo, difícil.

Olmos, quien hoy sigue jugando en el club Sportivo Belgrano de Almafuerte de su ciudad (ubicada a 97 kilómetros de la capital cordobesa, en el departamento Tercero Arriba), le dio vida a su propia marca, que ahora observa con mucha emoción en partidos que se televisan por TyC Sports.

Athletic Argentina,una marca de indumentaria deportiva nacida en 2014, acaba de “debutar” en la Primera Nacional.

Luego de una larga espera y cientos de licitaciones que no se dieron, quedaron seleccionados por Gimnasia y Esgrima de Jujuy para vestir al “Lobo” (finalizó contrato con Retiel).

Firmaron un vínculo hasta diciembre de 2023 para vestir a todas las categorías y disciplinas de la institución jujeña.

La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)

Vivieron una presentación con todas las luces, y esta exposición les abrió la chance de arribar también a otros clubes de la divisional. Algo que parecía una quimera poco tiempo atrás, cuando la pandemia de Covid-19 los paralizó.

“Esto arranca en 2014. Yo siempre quise tener una empresita, algo propio. Siempre fui curioso, me gustó aprender. Con lo que estudié en secundaria, en la especialidad comercial, me largué y empecé a darle forma a mi idea de tener una marca de indumentaria deportiva. Conseguí una costurera y arrancamos. En ese inicio fue vestir a los equipos de fútbol de los dos clubes de mi ciudad, Belgrano y Atlético de Almafuerte, donde yo jugaba en ese momento. Hicimos 700 prendas en total en ese primer año. Luego les fuimos vendiendo a los equipos de la Liga Riotercerense, y en el tercer año empezamos a salir con equipos de afuera de la provincia. Así se fue dando todo, paso a paso”, recuerda Olmos.

Ocho años después de ese comienzo, Athletic Argentina se transformó en una de las marcas que viste a equipos de la principal categoría de ascenso del país. Un paso enorme.

Sport Lyon (Ferro, Instituto), Hummel (Chacarita), Mitre (Estudiantes de Río Cuarto, Nueva Chicago), Il Ossso (All Boys, Independiente Rivadavia) y Errea (Belgrano) son algunas de las firmas que visten a los clubes de la divisional.

Ahora, la cordobesa Athletic forma parte de ese selecto grupo.

“Con distintos contactos que fuimos conociendo de los clubes, empezamos a licitar, a intentar avanzar y a dar otro salto. Estuvimos en varias oportunidades cerca de llegar a equipos de la Primera Nacional y se dio ahora con Gimnasia de Jujuy. En su momento, varios clubes nos llamaron para participar de sus licitaciones, pero competíamos con marcas internacionales. En Platense perdimos con Hummel, para darte un ejemplo. Nunca podíamos mostrar nuestro trabajo a ese nivel. Sabíamos que el producto era bueno, pero nos faltaba ese espaldarazo. Es una marca nueva y chica. Siempre que nos preguntan, decimos que es del interior del interior. Y es todo más cuesta arriba. En algún momento tenía que salir y se dio ahora”, destaca Olmos, de 34 años, su propietario y fundador.

La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)

De Almafuerte a la Primera Nacional

Athletic Argentina es un emprendimiento familiar que ha ido creciendo y actualmente emplea de forma directa e indirecta a unas 40 personas. El arribo a Gimnasia de Jujuy generó interés de otras instituciones importante y abrió nuevas puertas.

“Luego de esto de Gimnasia, ya han preguntado y llamado varios clubes de la categoría. Se empezaron a dar más reuniones. Ha generado expectativa. Que te llamen para pedir una reunión ya es importantísimo. Quiere decir que la ropa ha tenido aceptación. Es todo nuevo para nosotros. En el caso de Gimnasia, hubo que hacerles la ropa a todas las disciplinas del club. Se presentaron las muestras, con ropa de concentración, de entrenamiento, de verano, tiempo libre, todo. Una vez que el club da el visto bueno, se empieza a producir. Desde aquí, en el interior de Córdoba, se hace todo”, destaca Olmos, quien recuerda aquellos inicios en la casa de su madre: “Arrancamos a fabricar en un salón en la casa de mi mamá. Ahora nos estamos reestructurando, luego de la pandemia. Estuvimos un año sin hacer nada y nos liquidó realmente. Estamos renaciendo en todo sentido. Ahora nos trasladamos al centro de la ciudad de Almafuerte, en un local chiquito con venta al público. En el otro salón está la parte de producción y los talleres de costura, que están tercerizados, porque la mayoría de la gente que cose es mayor. La gente mayor quiere hacerlo en su casa. Nosotros les armamos todos los cortes semanales y se los enviamos. Tenemos talleres de costura en las ciudades de Los Cóndores, Berrotarán, Almafuerte, Río Tercero, Alta Gracia y Córdoba”.

La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina).
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina).

Olmos se apoya en su pareja, Mara Martínez, quien lleva la parte administrativa de la marca que es conocida en el fútbol amateur cordobés. Además, su hija Carola suele ser la “modelo” de muchos diseños de ropa de tiempo libre.

Algunos clubes que visten actualmente son Sarmiento de Leones, Mutual San Jorge de Santa Fe, Caleta Córdoba de Comodoro Rivadavia, todos en el Regional Amateur.

Del interior provincial, también hacen la indumentaria de Banda Norte de Río Cuarto, Atlético Río Tercero, Vecinos Unidos de Río Tercero, Lutgardis Rivero de Alcira Gigena, y más.

“Todo fue creciendo. Empezamos con un diseñador y ahora tenemos tres. Antes, en impresión y estampado teníamos un solo chico, y ahora tenemos cuatro. Estamos cociendo actualmente 1.500 prendas en una semana y en el primer año hicimos solo 700 prendas, para que te des una idea. Y hoy tenemos 20 costureras repartidas en distintas localidades. Debemos ser unas 40 personas que trabajan, sin contar los revendedores… A veces tenemos miedo a la situación económica, como todos. Hay inestabilidad y poca ayuda para los emprendedores. No somos una gran empresa, somos una empresa familiar, como digo siempre. Se hace difícil acceder a créditos y a beneficios para poder armar tus instalaciones y la infraestructura. Tenés que ir haciendo todo muy medido, porque de un momento a otro quedás patas para arriba. Hay varias propuestas para agrandar nuestras instalaciones. No queremos dejar de lado a las ligas del interior porque tenemos mucha demanda. Ya empezamos a trabajar en el diseño de otro club de Primera Nacional del que no podemos decir su nombre, porque tiene contrato. Sería para el año que viene. Hasta fin de año no podemos tomar más nada. Esperemos en 2023 tener mayor estructura para tomar dos o tres clubes más del fútbol profesional”, se ilusionan desde Athletic.

La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina).
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina).

La nueva piel del Lobo y lo que viene

La nueva camiseta de Gimnasia de Jujuy se estrenó el pasado lunes 8 de agosto, en el triunfo 3 a 1 ante Quilmes de la fecha 28.

La aceptación y el primer impacto fue muy bueno entre los hinchas, que destacaron el diseño clásico, pero también jugado, con un Lobo que puede verse en tono gris en el fondo de la camiseta.

La presentación contó con la presencia de jugadores históricos del club, con Mario Humberto Lobo a la cabeza, y también con figuras de, actual plantel, como Cristian Luchetti, Gabriel Méndez y Leandro González.

La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina).
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina).
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)
La nueva indumentaria de Gimnasia de Jujuy, en la Primera Nacional, diseñada y fabricada en el interior de Córdoba. (Fotos gentileza Lorena Farías para Athletic Argentina)

La camiseta tiene, además, toda una tela aireada de fácil secado, con mayor comodidad y mayor rendimiento.

“Siempre la idea fue hacer las cosas bien, cumplir con todos los clubes. Queremos entrar en el mercado para quedarnos. Queremos perdurar, ir creciendo y darle trabajo a la gente del pueblo. Que el día de mañana sea una fábrica con muchos más empleados. Sería algo hermoso. Creemos que tenemos una línea muy actual, siempre estamos innovando en lo que se usa. El futbolista te obliga a crear, diseñar y evolucionar. Queremos estar a la vanguardia, que los modelos sean lindos, llamativos. Eso nos llevó a poder vestir un club de la Primera Nacional. Los dirigentes de Gimnasia de Jujuy nos trataron muy bien, han sido agradecidos y están contentos con el producto. Les presentamos el proyecto de abrir más puntos de venta de su indumentaria, para que en Jujuy haya más acceso a comprar la ropa del club. Queremos que el producto llegue a todos lados. Tenemos también nuestra tienda online, pero nos reunimos con todas las casas de deportes en Jujuy. Por ser la primera experiencia, ya es muy buena”, cierra Olmos, quien trabaja “de lunes a lunes” en este emprendimiento y “sólo corto para ir a jugar los domingos los partidos de la Liga Rioterencerse”, se ríe.

De esa forma, con esfuerzo y sacrificio, pero también soñando en grande, logró que una marca del interior cordobés pisara la Primera Nacional.

El adiós a Issey Miyake: el diseñador japonés que transformó la moda

Fuente: Clarín ~ Sobrevivió a la bomba de Hiroshima, trabajó más de 50 años como diseñador de moda y logró transformarla para siempre plasmando su arte en cada pieza. Maestro de los plisados, Issey Miyake, murió a los 84 años y deja un legado intacto.

Tenía sólo 7 años cuando la bomba atómica de Hiroshima destruyó su ciudad. «Nunca quise compartir mis recuerdos o pensamientos de ese día», escribió Miyake en el New York Times en 2009. «He intentado, aunque sin éxito, dejarlos atrás, prefiriendo pensar en cosas que se pueden crear, no destruir, y que aportan belleza y alegría».

Luego de dos años de pandemia, la firma participó en la Semana de la Moda de París con un desfile masculino con modelos, acróbatas y bailarines.

Su recorrido:

Estudió en una escuela de arte de Tokio y se trasladó a París en 1965, donde estudió en la selecta Ecole de la Chambre Syndicale de la Couture Parisienne. Tras licenciarse en los años sesenta, se mudó a París y Nueva York para trabajar en Givenchy .

Estableció el Miyake Design Studio en 1970 en Tokio y poco después abrió su primera tienda en París.

En 1980, su carrera estaba en pleno apogeo y comenzó a experimentar con materiales como plástico, metal, alambre y papel artesanal japonés.

A finales de esa década comenzó a experimentar con plisados, influido por Fortuny y por el origami japonés. De aquel trabajo surgió una nueva técnica conocida como “Pleats Please” (plisados, por favor) y por la que pasó a la historia de la moda.

Entre sus inventos están la línea «Pleats Please», prendas con pliegues permanentes que no se arrugan, los triángulos futuristas de su bolso «Bao Bao» y su concepto «A-POC (A Piece Of Cloth)», que utiliza computadoras para cortar prendas enteras sin costuras.

Otra de sus genialidades fue haber hecho más de cien cuellos de tortuga negros para el cofundador de Apple, Steve Jobs.

Con la naturaleza como referencia, buscó de manera incansable una moda “habitable” y que recogiera el movimiento, combinando técnicas ancestrales y nuevas tecnologías.

Se retiró de la moda en 1997 y centró su labor en investigar. Su marca sigue estando activa y sus perfumes, con L’eau D’Issey Miyake a la cabeza, son de los más populares.

Naoki Takizawa asumió la dirección creativa justo después de la ida de su fundador. Luego, Makiko Minagawa se haría con el control hasta el año 2011. Ese año, Yoshiyuki Miyamae se convirtió en diseñador de la marca. El último en llegar a la dirección creativa fue Satoshi Kondo.