Textiles locales afirman que no hay mercadería ni precio

Fuente: ON24 ~ Aseguran que los costos de las materias primas se les incrementaron 400% y que gran parte de los fabricantes está trabajando a pérdida.

“Está caótico en todos los aspectos: no hay mercadería, no hay telas, hilos, botones y tampoco hay precio”. Así resumió el panorama ante el que se enfrenta hoy la industria textil local el presidente de la Cámara de la Indumentaria de Rosario, Mario Giambatisleli, con costos en alza que no son 100% trasladables al público y proveedores que optan por no entregar mercadería ante la incertidumbre de no tener garantizada la reposición.

“Cuando la gente va a comprar, dice ´me están robando´, y a mí me daría la misma sensación si fuera a comprar un ambo, por ejemplo, y me piden $ 90.000, pero si tuviéramos que trasladar todo el aumento de costos al público, hay que bajar las persianas porque no habría forma de vender”, explicó al señalar que la inflación del sector en materiales alcanzó un 400% en comparación con la temporada otoño-invierno anterior, de lo que se trasladó un 200% al público.

“Se sigue produciendo porque no podemos parar la cadena y debemos pensar en conservar los empleos, pero gran pérdida de los fabricantes pymes estamos trabajando a pérdida”, afirmó.

Giambatisleli manifestó, incluso, que en Buenos Aires el sector se maneja muchas veces con un “dólar celeste”, que es un intermedio que fijan algunos proveedores entre el blue y el oficial para entregar mercadería: “Cuando fuimos a Buenos Aires reponer a cierres, por ejemplo, que son importados, nos entregaron a ese precio mix”. En tanto, indicó qie otros proveedores “han suspendido entregas” y “otros pusieron entre 50 y 80% de aumentos por si acaso”.

En ese sentido, enfatizó: “Producimos a ciegas porque no sabemos si vamos a poder reponer. Eso pasa en todas las prendas y rubros de indumentaria. Con los locales minoristas, tampoco sabemos si entregar o no porque no sabemos el precio que vamos a tener para reposición”.

Consultado sobre el comportamiento de la demanda en este contexto, el empresario rosarino explicó que si bien “se mantiene porque la gente ve que la plata le vale cada día menos y la gasta”, subrayó que hay rubros como Niños y Bebés en los que “hay una sobredemanda que no se puede abastecer en este momento por falta de materiales y precios”.

Además, en lo que refiere a ambos o trajes para hombres “está prácticamente paralizado, porque es imposible sacar el costo, que son siderales”, recalcó y apuntó que hoy “un sweater común no baja de los 12.000 o 15.000 pesos”. Incluso, agregó que hay segmentos específicos en los que “se trabaja sobre consulta previa” para saber si hay efectivamente materia prima y precio aproximado. “Tiene que ser una operación de 24 horas máximo porque cambia al otro día”, puntualizó.

Textiles viven una “situación crítica” por el riesgo de desabastecimiento

Fuente: La Capital de Mar del Plata ~ La Cámara Textil de Mar del Plata advirtió que «está en riesgo la producción» para la próxima temporada de invierno por «trabas» en la importación de insumos. Temen que se pierdan fuentes de trabajo en la industria y piden soluciones al Ministerio de la Producción.

Desde la Cámara Textil de Mar del Plata volvieron a mostrar “fuerte preocupación” a causa de la circular emitida meses atrás por el Banco Central en materia de acceso al mercado de cambios que afecta al sector. Por eso, advirtieron que se encuentran en “una situación crítica” con “riesgo real de desabastecimiento” de cara a la producción para la próxima temporada de invierno.

Juan Pablo Maisonnave, presidente de la Cámara, explicó que las empresas textiles atraviesan hoy “un escenario muy complejo” en relación con los insumos importados, principalmente hilados y fibras naturales.

“Hemos enviado esta semana una nueva nota al ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, para que desde su ministerio intente traccionar con el Banco Central para modificar algunas de las medidas que salieron en la comunicación, que nos restringen girar divisas por adelantado a nuestros proveedores”, señaló.

Al respecto, Maissonave explicó que “el Banco Central no permite girar divisas por adelantado”, mientras que “en el mundo únicamente se trabaja de contado o con una financiación de un mes como máximo”.

Entonces, “hablar con el proveedor y decirle que le vas a pagar dentro de 180 días lamentablemente corta la relación comercial”, dijo y advirtió que “si esto no se corrige en el corto plazo, vamos a tener muchos inconvenientes, más aún teniendo en cuenta que somos una industria estacional”.

En este sentido, si bien para el verano el sector textil “ya está produciendo”, la gran preocupación pasa por la producción para el próximo invierno: “Si no tenemos esa materia prima para agosto-noviembre, eso puede generar desabastecimiento de producto y poner en peligro la temporada de invierno”.

Impacto preocupante

El titular de la Cámara Textil advirtió que estas restricciones tienen un “preocupante impacto” en las empresas y que, de no revertirse, cada una “definirá qué hacer con sus equipos”, lo que deja entrever que se pondrán en riesgo puestos de trabajo dentro de la industria.

El problema, precisó, incluye hilados específicos que no se fabrican en la Argentina, sino que principalmente provienen de Italia, China y Perú, entre otros países. Y es que si bien “en Argentina ha crecido el algodón”, para la temporada invernal “se utilizan fibras naturales que son más amigables para el frío al ser más térmicas” y que la industria nacional necesita importar.

Por último, el empresario referente del sector explicó que “si bien la lana sale de Argentina, se termina industrializando en otros países” y, ante estas trabas impuestas por el Banco Central, los productores textiles están “a contrarreloj” esperando que “se llegue a buen puerto” porque, de lo contrario, esto “será crítico para la industria y para la ciudad de Mar del Plata también”.

Se reactiva y expande el sector textil en Rosario

Fuente: La Capital ~ Ayudado por la limitación a importaciones, pero también por el crecimiento del consumo, toma empleo y se convierte en un polo consolidado.

Producto de las limitaciones a algunas importaciones que se introdujeron para cuidar los dólares, pero también al crecimiento del consumo, el sector textil en Rosario vive un momento de reactivación y expansión. Así lo muestran indicadores elaborados por la Secretaría de Empleo y Desarrollo Económico, que marcan que con el 10 por ciento es el que más inserciones laborales está provocando en el marco del trabajo de la Dirección General de Empleo.

Rosario es un polo textil importante a nivel nacional, con presencia de al menos cinco fábricas fuertes que están en proceso de ampliación y expansión. De hecho, es uno de los sectores que más empleo toma en la ciudad, en especial de mujeres, porque tiene una llegada importante en los programas de promoción del trabajo, tanto de Nación como de provincia.

Las empresas de Rosario, sobre todo las que fabrican el producto final, como Sonder, Vandalia, o Compañía de Indumentaria (que tiene las marcas Huapi y Tannery) en general cuentan con un nivel de tecnificación bastante importante y con un alto nivel de ocupación de mano de obra. Spy Ltd., por ejemplo, está por construir una planta nueva en el parque industrial Uriburu Oeste.

Dentro del sector industrial de Rosario, la facturación de la rama textiles, confecciones y cuero participa con el 2,3 por ciento dentro del sector. En cuanto a los locales, los mismos representan un 10,8 por ciento del sector industrial, y un 1,1 por ciento del total de la ciudad. Además, esta rama ocupa alrededor de 1.500 trabajadores, 7,1 por ciento de los empleados del sector, y un 1,3 por ciento de la cantidad total de empleados.

En el desagregado por actividad de las inserciones laborales que realiza la Dirección General de Empleo, el rubro representa un porcentaje muy importante, de casi el 10 por ciento de las colocaciones. En enero fueron 47 personas, en febrero 53, marzo 68, abril 54, y mayo 44. Todos son puestos registrados, es decir trabajo en blanco y genuino que fueron direccionados a las empresas desde el servicio de búsqueda laboral del Estado local.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) muestran que el Gran Rosario vive un momento de tasa de actividad récord, en torno al 50 por ciento, una de las más altas a nivel nacional (3,5 puntos por encima de los otros conglomerados del interior) y la mejor desde 2014. La tasa de empleo está en el 46,5 por ciento, primera en todo el país, lo que muestra que es la zona que mejor provee de trabajo a sus habitantes no siendo capital de provincia, especialmente en el sector privado.

La manufactura textil es una de las líderes en estos guarismos, un sector en clara recuperación post pandemia, luego de que fuera muy castigado entre 2015 y 2020, cuando se abrieron indiscriminadamente las importaciones y sufrió problemas de competencia. A medida que se cierra la entrada de productos extranjeros, es una rama que se va para arriba. Y si bien todavía no se llegó a los niveles del 2016 y 2017, está creciendo como toda la actividad, y también lo hacen muchas empresas terciarias de la confección.

En cuanto a la facturación de la actividad económica, la variación porcentual entre abril del 2022 y el mismo mes de 2021 fue del 36,4 por ciento para el rubro textil, calzado y cuero, muy por encima de la recuperación general que fue del 11,35 contando todas las ramas principales. En tanto, los números del Centro de Información Económica de la Municipalidad de Rosario arrojan que la comparación enero-abril del corriente año contra el mismo período de 2021 fue de un 33 por ciento positivo para la actividad textil.

Sin embargo, aparece como una luz amarilla lo que le cabe a casi todos los rubros de la economía: la inflación carcome el salario real y la rentabilidad de las empresas. Entonces, el crecimiento es real, porque hay buena actividad y suben los números de facturación, y hay empleo, pero aumentan también los costos.

Mano de obra

Otro fenómeno de los últimos tiempos es que todos los sectores industriales sufren la falta de mano de obra calificada: costureras, albañiles, operarias, entre otros. Las empresas tienen dificultades para tomar personal, no por la coyuntura económica, sino por la falta de ese recurso humano que pueda insertarse. Se espera que haya rotaciones, es decir que las firmas comiencen a competir entre sí para quedarse con los mejores trabajadores, como ya sucede en rubros como el tecnológico.

En ese sentido, un dato interesante es que el año que viene está planificado que largue la carrera de Diseño de Indumentaria y Textil y Accesorios que se cursará en las facultades de Humanidades y Artes y Arquitectura de la Universidad Nacional de Rosario. Para eso, se consultó a las empresas más grandes del rubro, junto a la Cámara del Calzado, quienes asesoran para la confección de la currícula. Hubo reuniones donde se expusieron las ideas principales de la carrera, e hicieron aportes para facilitarla inserción laboral.

Destacan el crecimiento de la industria textil tucumana

Fuente: Comunicación Tucumán ~ Funcionarios provinciales y empresarios trabajan en la constitución de la Mesa del Sector Textil.

Se llevó a cabo la primera reunión para constituir la Mesa del Sector Textil de la Provincia. El encuentro estuvo presidido por el secretario de MiPyME y Empleo, Jorge Domínguez; el director ejecutivo del IDEP, Maximiliano Martínez Márquez; el director de MiPyME, Juan José Merlo y el coordinador del Programa de Formación Sectorial, Luis Martínez. Participaron representantes de diversas empresas del sector: por la Empresa Santista S.A, Roque Aguilar; por TN Platex, Santiago Bonatti; por Tecotex, Raúl Baldacci; por la Asociación Obrera Textil Seccional Tucumán participaron el secretario general, Miguel Andrada y Mario Ruiz.

Durante el encuentro se evaluó la situación productiva del sector textil destacándose el crecimiento en el número de empresas del 13% en los últimos 10 años, los nuevos puestos laborales, registran un incremento del 13% en el último año y el aumento salarial paritario fue del 60%, como así también, la expansión de algunas firmas en las provincias de Catamarca y la Rioja, beneficiadas por regímenes de promoción para el sector.

Los empresarios coincidieron en la importancia de la convocatoria del Ministerio de Desarrollo Productivo, para establecer prioridades y acordar una planificación que mejore la competitividad del sector y la generación de empleo.

En tal sentido, manifestaron su preocupación ante inconvenientes en las importaciones de insumos necesarios para los procesos productivos, que pudieren afectar los niveles de producción, trabajar de manera coordinada en mejorar la cadena de proveedores que permita de modo gradual ir sustituyendo bienes importados, como así también desarrollar conjuntamente con la Provincia, un programa para mejorar la calificación de los trabajadores de la industria textil y capacitar de manera permanente para cubrir los nuevos puestos de trabajo que está generando el sector en pleno crecimiento.

Por su parte, los representantes gremiales, manifestaron su beneplácito con la convocatoria, destacando que el Gobierno de la Provincia siempre estuvo atento para apoyar a las empresas cuando estuvieron en crisis y con ello preservaron la fuentes laborales, pero que hora ven una oportunidad inmejorable para lograr un mayor crecimiento en los puestos laborales, para lo cual coinciden en la necesidad de fomentar planes de capacitación laboral.

Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo se asumió el compromiso de avanzar en una planificación conjunta para consolidar el crecimiento, poniendo a disposición políticas y programas que están en vigencia y se pueden aplicar, como así también ir pensando en estrategias regionales que vayan resolviendo situaciones externas.

De un asado con amigos a una empresa textil con desarrollo de punta

Fuente: Los Andes ~ Cuatro amigos confeccionan chalecos calefaccionados y encontraron una rápida demanda en el mercado nacional. Una aventura que en dos años de trabajo reclama su espacio para seguir creciendo en el país.

“Por si no lo notaste el frío es opcional”, dice el slogan de la publicidad de Wanderwarm en las redes sociales. Un chaleco calefaccionado, producido en Mendoza, que además de la provincia tiene una creciente demanda en los mercados de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y Neuquén. Un producto que fue abriendo su propio camino entre la necesidad de los amantes de las actividades outdoors y de las motocicletas. Pero esta síntesis, que habla de una incipiente trayectoria, está lejos de aquella conversación entusiasta de un grupo de amigos durante un asado en 2020, en Luján; en poco menos de dos años aquella idea se trasformó en una realidad y en la manufactura de 200 prendas semanales.

“Es un proyecto a largo plazo, la marca se está instalando en todo el país y los pedidos superan lo que podemos fabricar, por ahora”, sostiene Nicolás Molina. Además de las solicitudes de los mayoristas, algún cliente aleatorio también accede al producto haciendo un doble click.

Molina, de 26 años, está muy cerca de recibirse de administrador de empresas, antes tuvo un paso por ingeniería y luego de rendir 25 materias decidió un cambio de rumbo. Kevin Schejter es esquiador e instructor de esquí; él se recibió de ingeniero industrial y conoce a Nicolás y a Matías Arias, estudiante de la carrera de administración de empresas, desde jardín de infantes en el Colegio San Nicolás, en Chacras de Coria. Ellos son Wanderwarm, las personas detrás del “¿Quiénes somos?” de su página web: “este proyecto surgió de nuestro amor por la aventura y por los deportes al aire libre. Con una pandemia de por medio, pudimos arrancar”.

“En un principio, la idea originaria fue de Kevin y mía; habíamos charlado en un asado sobre la posibilidad de fabricar ropa calefaccionada porque un amigo nuestro, Teo Burlot, vendía los insumos que utilizamos para el sistema de calefacción en las prendas. Para nosotros no quedó ahí, no quedó en esa charla, los sumamos Matías y a Julián; decidimos hacer algunas pruebas y le fuimos dando forma a este producto. Además, Teo por su experiencia en los negocios nos ayudó en el arranque, nos mentoreó los primeros meses”, explica Nicolás.

“Un vez que empezamos vender más prendas se formó nuestra sociedad y, desde marzo del año pasado, el emprendimiento se hizo más serio. Ahora queremos expandir nuestra marca en todo el país”, agrega Molina.

Julián Sánchez es el cuarto integrante del grupo, pero desde mayo de 2021 decidió dedicar su tiempo a las criptomonedas. Sus amigos reconocen el aporte de Julián para que Wanderwarm lograse su despegue como emprendimiento. “Él nos ayudó para empezar y junto a su familia, que se dedica al rubro textil, realizaron un aporte fundamental durante los primeros meses”, sostienen.

Diversificación orgánica

El desarrollo fue orgánico como su presencia y la publicidad en las redes sociales. “Una agencia de marketing nos sugirió el nombre y se encargó del diseñó de la marca. Cuando comenzamos con la fabricación hicimos una sesión de fotos para publicitarnos y una preventa, comenzamos a trabajar desde nuestra página web y nos sorprendió el nivel de demanda. Argentina es un buen mercado, no hemos parado de crecer. En parte nos ayudó el público de las motocicletas, un nicho que rápidamente adoptó nuestro producto y que hoy representa el 50% del volumen de nuestras ventas”, cuenta Nicolás.

Las tareas están repartidas entre ventas, marketing, locaciones, administración y producción. Y aquella idea, que nació en una charla de asado, se ha convertido en un sistema automatizado que ha buscado la eficiencia para acompañar el crecimiento apalancado por la diversificación de la propuesta. En su catálogo en línea además de chalecos, camperas y calzas térmicas, han armado una línea de buzos, remeras y gorras. “Ya que la marca se instauró queremos empezar a vender además de ropa de abrigo, nuevos productos que estamos desarrollando”, comentó Kevin Schejter.

“Lo que entra de producción sale rápido, gran parte de nuestro stock se vende a los mayoristas de otras provincias. Hemos tercerizado la producción de nuestras prendas en varios talleres”, explica Matías Arias. En temporada, están fabricando 200 chalecos térmicos por semana. “Me encargo de la producción, de la compra de las telas, del corte de las prendas; planifico la cantidad de unidades que necesitamos. También me encargo del empaquetado y de las muestras textiles para hacer nuevos productos”, puntualizó Arias.

Por su parte, Kevin destaca que su trabajo es organizar el software. “Conocemos en tiempo real el stock por talles, los despachos, nuestro costo, precios y organiza un balance mensual”. Además de armar los reportes de administración, “manejo las redes sociales en conjunto con un equipo, que contratamos, organizamos las estrategias y planificamos alguna acción con un influencer, sesiones de fotos. Manejo la tienda online y ayudo a Matías en la producción”.

En tanto que Nicolás se encarga de las ventas, de gestionar las finanzas, fue el encargado de armar la sociedad, de los pagos, de manejar las cuentas de los bancos, además de todo lo concerniente a los alquileres; la empresa tiene dos locaciones en Godoy Cruz, una oficina comercial y un galpón que cumple su función como depósito de los materiales.

Propuesta original

La marca ha tenido alguna incidencia en los medios, aunque su fortaleza se ha cimentado en videos explicativos de Youtube. Una propuesta original, una idea que partió desde un insumo importado y que al aplicarla fue ganando espacio en el mercado textil. “Pensamos en prendas que tuvieran la posibilidad de ser calefaccionadas, para la gente que le gusta tener actividades al aire libre, que le gusta disfrutar de actividades en la montaña. La idea funcionó, es novedosa. La gente pregunta, tiene interés en el producto y en su autonomía, se abrió un nicho más grande del que pensábamos”, detalla Molina.

La fabricación es totalmente artesanal y es realizada por mujeres emprendedoras. En torno al producto se ha generado un ecosistema que contempla entre otros aspectos el tratamiento de los residuos electrónicos, que son entregados a empresas que se dedican al tratamiento de los mismos. “Estamos trabajando en el cálculo de nuestra huella de carbono, para compensar la marca que dejamos a nuestro paso en el planeta”, sostienen.

Para Arias, Schejter y Molina, Wanderwarm es mucho más que una idea de ropa de abrigo, que una empresa, una sociedad o una marca; es un aprendizaje continuo, un punto de partida, un encuentro, una aventura de emprendimiento de un grupo de amigos que se conocen desde hace más de 20 años; una buena historia para contar en un próximo asado.

Tras varias iniciativas, dan media sanción a la adhesión provincial de la “Ley de Talles”

Fuente: Página12 ~ Se trata de una adhesión a la ley nacional 27521 “Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria”. 

Por unanimidad la Cámara de Diputados de Catamarca otorgó ayer media sanción al proyecto que busca la adhesión a la Ley Nacional 27521 que crea “Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria”. El año pasado, la Cámara de Senadores había aprobado un proyecto propio que tenía el mismo objetivo, pero fue descartado.

La iniciativa que fue debatida y aprobada por todos los 41 diputados, tenía el objetivo de reforzar la implementación de la norma nacional y asegurar que se cumpla en Catamarca. Es por esta razón que se decidió, ante un proyecto aprobado por los senadores el año pasado, votar por la adhesión fiel de la citada Ley y así evitar que cada jurisdicción tenga su propia norma y de ahí su consecuente dificultad de aplicación y cumplimiento por la industria textil.

El sentido de la conocida como “Ley de talles” que fue aprobada en 2019 y reglamentada en 2021 ese el de asegurar que los talles de las prendas de vestir sean iguales en todos los comercios, sin importar la marca o el fabricante de la prenda. Esto, con el objetivo de prevenir situaciones de discriminación y hacer posible que los consumidores tengan acceso a la compra de prendas de moda sin prejuicios sobre su cuerpo y sobre la base de información adecuada y veraz.

Al respecto, la iniciadora del proyecto, Paola Fedelli explicó que “La ley establece medidas contra la discriminación en los comercios y se dirige a enfrentar enfermedades como la bulimia y la anorexia. Establece también que los comerciantes deberán garantizar condiciones de atención y trato digno y equitativo a los consumidores. Por otra parte también exige a los comercios exhibir en un lugar visible un cartel, de cuyo tamaño mínimo será de 15×21 centímetros la tabla de medidas corporales normalizadas y esto está vigente para indumentaria como para calzado”.

Por su parte, Natalia Herrera respaldó la propuesta de adhesión indicando que “es una ley fundamental que permite avanzar en la lucha contra la discriminación de los cuerpos”.

El talle único no es el único talle. Celebro que se haya tratado una ley real para cuentos reales. Es una ley fundamental que cambiará a gran parte de la población”, continuó la legisladora y agregó que lamentablemente aún no puede aplicarse porque los estudios antropométricos de la población aún no se concluyeron, pese a que existía un plazo de 240 días para realizarlo. “Esperemos que pronto pueda ser aplicada como corresponde y que la misma sea acompañada por campañas de deconstrucción de la idea del cuerpo perfecto, y también con información para empoderar al consumidor ante incumplimientos”, concluyó.

Al respecto, la diputada Adriana Díaz manifestó que “la Ley de talles es dar cumplimiento a tratados internacionales con jerarquía constitucional. El tema en cuestión habla, ni más ni menos, que sobre el derecho constitucional de cada ser humano de vestirse como mejor le parezca. Lo que se ve vulnerado es nuestro derecho como consumidores finales de un producto al cual no podemos acceder, incluso en el caso de que se tengan los medios económicos para llevarlo a cabo que significa un acto de discriminación”.

“Esto afecta no solo a la persona en sí misma, sino a su autoestima, integración social y la disminuye en su dignidad por el hecho de que la hace sentir excluida por no cumplir con los parámetros físicos impuestos”, dijo.

“La mercantilización del cuerpo ha propiciado el consumo exacerbado de símbolos, sin importar las consecuencias físicas o emocionales que la demanda social por construir la figura ideal pueda traer a los sujetos. Espero señora presidenta que esta ley rompa definitivamente con esta violencia y vulneración de derechos”, aseguró Díaz.

Se aprobaron dos nuevas carreras de Diseño en la Universidad Nacional de Rosario

Fuente: El Ciudadano Web ~ El Consejo Superior dio el ok para la creación de la Licenciatura en Diseño de Indumentaria y Textil y la Licenciatura en Diseño Gráfico que comenzarán en el 2023.

Durante la sesión realizada el 28 de abril en la sede de la UNR, el Consejo Superior aprobó la creación de estos nuevos trayectos de formación que se incorporarán a la actual oferta académica de grado a partir del año próximo y de esta forma saldarán un área de vacancia dentro de las propuestas de la Universidad.

La Licenciatura en Diseño Gráfico funcionará en la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño con el objetivo de formar profesionales del diseño y la comunicación visual en sus diferentes soportes. Los alcances del título incluyen áreas de incumbencia tanto en el sector público como en el privado ya sea en la producción de bienes y servicios, el desarrollo científico y el académico.

Cabe destacar que el diseño gráfico se constituyó en una disciplina autónoma a mediados del siglo XX, ante la necesidad de organizar todas las producciones de comunicación visual con los fundamentos de la gráfica. A partir de ese momento se desarrolló incorporando nuevas tecnologías de comunicación que proveyeron otros soportes, hoy vitales en la comunicación cotidiana, tanto en el tejido social como en el productivo y cultural.

Esta carrera comparte contenidos y asignaturas con la también nueva Licenciatura en Diseño de Indumentaria y Textil que se cursará en la Facultad de Humanidades y Artes y constituye una oportunidad para cientos de jóvenes.

Dado que la ciudad de Rosario y la región tienen un desarrollo en crecimiento de las industrias de indumentaria, textil, calzados y accesorios, se proyectan espacios para prácticas pre profesionales. Asimismo se evalúa la posibilidad de desarrollos científicos de la producción sustentable de indumentaria y la recuperación y reciclado para el cuidado y preservación ambiental.

Por otro lado, la profesionalización creciente de docentes y graduados en el ámbito del diseño en relación a la producción y a la investigación, es un hecho que “da cuenta de su importancia cultural y económica en la ciudad, la región y el país por tratarse de un sector y una actividad estratégicos para el desarrollo socio-productivo”, expresó el decano Alejandro Vila.

La creación de estas carreras implicó un trabajo articulado entre las dos Facultades que se refleja en la propuesta para el cursado. “A los contenidos específicos para cada una, se suman materias comunes que cursarán alumnos de Diseño de Indumentaria, Diseño Gráfico y Diseño Industrial en cátedras en funcionamiento en ambas Facultades”, explicó Vila.

En relación a esta construcción de saberes en la que participaron actores de distintos campos, expresó: “Nos moviliza la idea de construir una experiencia compartida en la creación de estas nuevas carreras, fomentando una cultura institucional, académica y curricular con trayectos y espacios comunes que potencien la lógica del saber disciplinar pero que incorpore la interdisciplina, el trabajo colaborativo, el diálogo de saberes y la circulación de estudiantes y docentes en diversos espacios universitarios”.

Ambas propuestas son las primeras que tienen incluido en su programa la Práctica Social Educativa (PSE) obligatoria en el último año de cursado y que busca articular la formación académica con el trabajo en el territorio.

La Rioja: la industria insiste por tarifas diferencias para sostener la productividad

Fuente: Página12 ~ La cámara empresaria sostiene que se triplicó el precio del gas en dólares.

El sector industrial riojano vive un buen momento a partir de la reactivación económica que se produjo en el Parque Industrial luego de la etapa más dura de la pandemia. Pese a eso, en el sector preocupa el aumento de los costos por la suba de tarifas y reclaman contar con un sistema diferenciado en materia de cargas impositivas.

Bogos Ekserciyan, presidente de la Unión de Industrias Riojanas (UNIR) alertó sobre el fuerte aumento que el sector sufre en cuanto a las tarifas, en especial en lo que hace al gas y la energía eléctrica. Y en ese marco, desde la cámara industrial se reclama al Gobierno nacional por tarifas diferenciadas para mejorar así la producción y la competitividad.

«En la Argentina tenemos un costo bastante alto de impuestos internos y eso de algún modo nos juega en contra. Por eso bregamos por tarifas diferenciadas de impuestos para ser competitivos con respecto a las industrias del AMBA ya que estamos a 1.200 kilómetros de distancia del puerto y el costo de transporte que tenemos se ha encarecido muchísimo», dijo el empresario en declaraciones a Riojavirtual Radio.

Ekserciyan sostuvo que el precio del gas sufrió un incremento que triplicó su valor en dólares. «El precio del gas se triplicó en dólares y esto afecta a todo el sector pero principalmente a la industria textil ya que hacen un uso intensivo del gas. Son todos aspectos que nos hacen muy difícil la producción», afirmó.

El titular de UNIR destacó que el sector industrial riojano no cuenta con subsidios a la energía y a la provisión de gas y que las empresas deben comprar este insumo en el mercado libre. «Nosotros sabemos que el Gobierno nacional necesita recaudar pero si bajara el costo impositivo recaudaría mucho más porque se reactivaría aún más la actividad de las industrias», argumentó.

Ekserciyan subrayó que en el Parque Industrial crece constantemente el empleo genuino de la mano de la reactivación económica que vive ese sector. «El Parque Industrial está trabajando a plena producción. Desde hace casi dos años estamos incorporando gente y se están incorporando nuevas empresas. Todos los días entra alguien a trabajar al Parque Industrial», aseguró.

Sin embargo, volvió a marcar al incremento del precio del gas como un condicionante para el crecimiento del sector. «Si bien es muy bueno que esté creciendo el empleo, esperamos que el aumento en el precio del gas no frene esta incorporación de gente al Parque Industrial», señaló.

Por otro lado, Ekserciyan ponderó al Gobierno provincial al sostener que desde la Casa de las Tejas se promueven políticas para fortalecer y hacer crecer a la industria riojana. «Por esta reactivación que está teniendo la industria, el Gobierno está proyectando un nuevo Parque Industrial para albergar a nuevas empresas. Hay un esfuerzo grande de la Provincia para poner en valor a todo el sector industrial», completó.

Hilandería Warmi. Las tejedoras artesanales de la Puna que exportan lana de llama al mundo

Fuente: La Nación ~ Rosario Quispe (la primera, a la izquierda) gestó en 1994 un movimiento que llamó Asociación Warmi Sayajsunqo (en quechua, “mujeres perseverantes”), cuyas integrantes son ahora accionistas de esta hilandería que paga un precio justo por la lana de llama y oveja. La compran a unas 3.500 familias de pequeños productores, que pertenecen a 120 comunidades originarias de Jujuy.

Desde la ciudad jujeña de Palpalá llegan al mundo tejidos e hilados de altísima calidad que se confeccionan con saberes ancestrales, un ejemplo de producción sustentable textil.

Hace exactamente un siglo, unas maderas –lustrosas, enormes, relucientes como el metal que las contenía– brillaban bajo el sol de Jujuy. Eran máquinas hechas en Bélgica y, a partir del talento de las y los hilanderos del noroeste argentino, nacerían de ellas deslumbrantes tejidos artesanales. El gobierno provincial las había importado e iban a servir para “erradicar la pobreza”. Resultó totalmente inútil: no solo llegaron cuatro años más tarde de lo convenido, sino que eran eléctricas, y en la Puna no había energía.

Distintos tipos de lana cruda, clasificados por color.
Distintos tipos de lana cruda, clasificados por color.Estrella Herrera

Treinta años estuvieron esas máquinas embaladas en galpones y depósitos de Abra Pampa, mientras los inspirados tejedores y las hacendosas hilanderas de la región soñaban con producir a otra escala, en algunos casos, o con tener qué comer.

A mediados del siglo pasado los engranajes silentes fueron despertando. Las máquinas fueron armadas en San Salvador de Jujuy y las pusieron en funcionamiento en fábricas de capitales mixtos, públicos y privados. Pero el devenir de la industria nacional, con el paso de las décadas, las fue haciendo acallar. En 1999 las trasladaron a Palpalá y en 2012 estuvieron a punto de ser vendidas a un chatarrero.

Una de las máquinas de madera importadas de Bélgica hace cien años "para erradicar la pobreza" y recuperada por la hilandería Warmi después de décadas de abandono.
Una de las máquinas de madera importadas de Bélgica hace cien años «para erradicar la pobreza» y recuperada por la hilandería Warmi después de décadas de abandono.

Pero ahora, cien años más tarde de que llegaran al país, esas mismas maquinarias (y otras más recientes) vibran. Todo es ritmo y producción en sus corazones de madera y metal. Con ellas se confeccionan bufandones, ruanas, chalinas, bufandas, mantas, alfombras, buzos, mantones, pies de cama, fundas de almohadones, ponchos, remerones, pantalones, vestidos, chaquetas y medias.

En la Puna siempre hubo energía, pero de la creativa. Y hoy confluye en Hilandería Warmi, un emprendimiento de economía social que ya tiene alcance global.

Proyecto económico y social

No teníamos para comer, por eso empezamos a juntarnos las mujeres que hilaban, las que tejían, las que bordaban… Y armamos un sistema de microcréditos. Llegan a nosotros los emprendedores con sus sueños anotados en una hoja. Ahí ponen lo que necesitan, vemos cuánto cuesta y les damos la plata. Hay muchos jóvenes en la puna con buenas ideas. Se necesita reunirlos, capacitarlos, apoyarlos. Y los proyectos funcionan”, dice con simpleza y profundidad Rosario Quispe, líder comunitaria.

En la planta de Abra Pampa, donde hacen el acopio de la lana.
En la planta de Abra Pampa, donde hacen el acopio de la lana.Estrella Herrera

La tejedora gestó en 1994 un movimiento que llamó Asociación Warmi Sayajsunqo (en quechua, “mujeres perseverantes”), cuyas integrantes son ahora accionistas de esta hilandería que paga un precio justo por la lana de llama y oveja. La compran a unas 3.500 familias de pequeños productores, que pertenecen a 120 comunidades originarias de la provincia.

En la sede que Warmi tiene en Abra Pampa (a 220 km de San Salvador) se hace el acopio, lavado, mezclado y peinado, y se generan los carreteles de hilo con los que luego, en Palpalá, unos 30 empleados confeccionan los artículos. Así, la sabiduría ancestral de lo artesanal se da la mano con el desarrollo sustentable y la pujanza de los negocios globales.

Máximo cuidado: los tejidos de fibras naturales se envuelven en papel de seda y se colocan dentro de unas finas cajas para ser entregados.
Máximo cuidado: los tejidos de fibras naturales se envuelven en papel de seda y se colocan dentro de unas finas cajas para ser entregados.Estrella Herrera

“La hilandería Warmi nació en 2012, cuando se creó la marca y se compraron maquinarias nuevas. Después de algunos años de ajustar procesos, reordenar esquemas y optimizar recursos, logramos en 2016 su producción récord: más de 13.500 prendas. Luego empezamos a exportar a Estados Unidos y pudimos certificar a la compañía como Empresa B, es decir, comprometida con el desarrollo socioambiental”, explica Gastón Arostegui, ingeniero electrónico y Gerente General de la firma.

Apoyados en sus productos auténticos, estos artesanos generan un impacto comunitario positivo y ponen en marcha una cadena de valor transparente que puede verse en acción, ya que la hilandería abre sus puertas para las visitas guiadas.

Marta, una de las artesanas de Warmi, frente al telar.
Marta, una de las artesanas de Warmi, frente al telar.Estrella Herrera

Suave como algodón

Ángel Condorí es encargado de Warmi en Abra Pampa y también es productor de lana de llama. Desde sus dos roles, observa que el circuito funciona: “La gente está contenta, ya no tiene que ir a Bolivia a vender su producción”.

En la sede de Abra Pampa se hace el acopio, lavado, mezclado y peinado y se generan los carreteles de hilo con los que luego, en Palpalá, confeccionan los artículos.
En la sede de Abra Pampa se hace el acopio, lavado, mezclado y peinado y se generan los carreteles de hilo con los que luego, en Palpalá, confeccionan los artículos.Estrella Herrera

El responsable de la planta invita a recorrer el enorme galpón donde el proceso, de punta a punta, demanda una semana y media entre que se recibe la lana virgen y sale convertida en hilo, rumbo a la hilandería.

“Primero armamos partidas de unos 350 kilos con la lana que acopiamos. La lavamos y la empezamos a mezclar. La proporción es 65% de llama y 35% de oveja, porque así se obtiene mayor suavidad y a la vez resistencia”, detalla.

Luego, en unas máquinas que recuerdan el oficio de los viejos colchoneros, se va abriendo la fibra para que se ablande y no esté apelmazada. Una espolvoreadora permite más tarde limpiarla, y posteriormente se somete la lana a la acción de humidificadores, para conseguir un resultado antiestático y que no se pegue a la ropa.

La lana ya refinada, lista para ser trabajada.
La lana ya refinada, lista para ser trabajada.Estrella Herrera
El registro de los tejidos realizados, se va actualizando en una pizarra de la planta.
El registro de los tejidos realizados, se va actualizando en una pizarra de la planta.Estrella Herrera

“A partir de ahí entra en juego la cardadora, que es el corazón de la hilandería porque elimina completamente restos vegetales y tierra, y hace que la lana quede pomposa como algodón. En esa parte del proceso cobra cuerpo, se empareja y se convierte en mecha para hilar, después de que la partida pierda unos 40 kilos de los 350 originales. Va cayendo la lana que no sirve y también decantan todos los residuos. Esa lana vaporosa se peina después tres veces para que las fibras queden alineadas en un solo sentido. Y finalmente se enrolla en carreteles”, precisa Condorí.

Los hilos que llegan a Palpalá son de cuatro tonos: visón, crudo, marrón y blanco. Allí, un staff de 30 artesanas y artesanos procesa de a 500 kilos. En grandes piletones y con ayuda de unos tridentes, los hilos son lavados con agua caliente, detergente, y luego agua fría.

A la lana la ponen en unos tambores para transportarla.
A la lana la ponen en unos tambores para transportarla.Estrella Herrera

Son secados al sol y pasan al sector de tejeduría, donde los expertos usan los telares para hacer realidad sus ideas creativas. En la tarde que los visitamos, uno de ellos ata a mano los 1280 hilos de una manta, a pocos metros de Flora, que lleva 45 años diseñando motivos para hilar, y de Marta, segunda generación de artesanas que convierte esas ideas abstractas en chalinas y ruanas.

Cosmovisión y crecimiento

“Todas las terminaciones son 100% artesanales y estamos a punto de certificar nuestros productos como orgánicos e incorporar tintes naturales para teñir”, se entusiasma el Gerente. Arostegui conversa con LUGARES junto a la máquina que hace el urdido, es decir, la que alinea los hilos en paralelo. Es una de las belgas originales que, recuerda, “iban a servir en 1922 para erradicar la pobreza”.

Gastón Arostegui, ingeniero electrónico y Gerente General de la firma.
Gastón Arostegui, ingeniero electrónico y Gerente General de la firma.Estrella Herrera

Jujuy es una de las regiones del país con mayor pobreza multidimensional a pesar de contar con un recurso estratégico como es el pelo de las llamas. Darle un uso sustentable y favorecer tanto a los pastores como a las artesanas, pagando por encima del precio del mercado, colabora con el desarrollo socioeconómico de la zona. Tenemos un fuerte compromiso -dice- con el comercio justo, con comprar de manera directa a las familias de productores, con profesionalizar el talento de los diseñadores”.

El 100% de las utilidades de Warmi se reinvierten en microcréditos productivos para generar un impacto multiplicador en el territorio. “Tomamos decisiones con un concepto de interculturalidad que nos llevó a trabajar con respeto, aprendiendo de la cosmovisión de estos creativos. Ellos tienen una percepción del tiempo distinta, igual que de la naturaleza, de los recursos, de los vínculos… Fue un desafío extraordinario los primeros años pero hoy el modelo está consolidado y proyectamos un gran crecimiento”, se ilusiona Arostegui.

Acopio y depósito de los tejidos artesanales de Warmi, listos para salir al mundo.
Acopio y depósito de los tejidos artesanales de Warmi, listos para salir al mundo.Estrella Herrera

Los artesanos resumen el siglo de sueños y esfuerzos que han atravesado desde que llegaron a Jujuy las primeras máquinas en una idea que los guía: “Todo proceso de transformación lleva su tiempo y requiere energía. A los tiempos los respetamos, a los recursos los cuidamos y la energía la ponemos nosotros”.

Visitas guiadas y compras

Ruta N° 66 – Parque Industrial Ing. Snopek, Palpalá, Jujuy.

Tel: +54 388 405-2777.

hola@warmi.org

Acosta: Se vuelve imprescindible unir fuerzas para defender la industria textil fueguina

Fuente: El Ojo Noticias ~ Con 10 plantas fabriles en Río Grande y una en la capital y cerca poco más de mil familias afectadas, la industria textil fueguina –a través de sus sindicatos-, esperan que la mirada de la ampliación de la Ley nacional N° 19.640 y su decreto, visibilice a la industria del vestir.  Ayer, el Parlamento recibió a tres sindicatos que nuclean a obreras y obreros del sector y acordaron sendas reuniones con autoridades con miras a revertir la situación. Mónica Acosta (FORJA), recordó que el decreto N° 727/21 no contempla las actividades textiles.

En diálogo con Prensa Legislativa, la Legisladora afirmó que “hay un Ejecutivo que sigue gestionando pero que se vuelve imprescindible unir fuerzas a través de las instituciones y actores, como asi también la participación de los Legisladores que tenemos la representación de los trabajadores en la Cámara fueguina”.

Acosta detalló que las trabajadoras y trabajadores se nuclean en 11 empresas en Tierra del Fuego y llegan a mil familias afectadas de manera directa. “Gran parte de las expectativas que los trabajadores poseen, es gestionar frente a las autoridades nacionales, la cuestión de la competencia”, dijo.

En este sentido, consideró que no solo hay que “defender” al sector textil como un compartimento estanco, “sino comprendiendo que es parte de la 19.640 desde sus orígenes” y que la mano de obra hoy “es especializada”. Respecto de las modificaciones y debates sobre los procesos productivos, entendió que “la realidad es que dependen exclusivamente de esta actividad” y agregó que en gran mayoría se trata de jefas de hogar.

Finalmente consideró que, desde el Parlamento, la Comisión para el Área Aduanera Especial (CAAE) y las gestiones de la Provincia, deben ser llevados adelante por los actores decisorios “en defensa de una industria integrada” al tiempo, que garantizó el “compromiso” con ese sector de la industria fueguina. Asimismo, informó que se gestionó un encuentro con el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, “para trabajar articuladamente desde todas las instituciones en conjunto, para rodearlos de solidaridad”, cerró.

Los legisladores del bloque FORJA, Mónica Acosta, Daniel Rivarola  y Emmanuel Trentino, recibieron a dirigentes gremiales del sector textil de Río Grande y Ushuaia. Los representantes del  Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA); de la Asociación Obrera Textil (AOT) expusieron ante los Parlamentarios su reclamo ante las inequidades que se generan a través de la extensión del subrégimen industrial que prevé la Ley nacional N° 19.640 anunciada por el Gobierno nacional. Evidencian desigualdad de condiciones a los trabajadores del “vestir” en relación a otras industrias fueguinas. Pedirán a funcionarios nacionales que se revierta la situación que afecta a más de mil doscientas familias riograndenses.