Científicos argentinos desarrollaron «la primera tintura textil de origen microbiano»

Fuente: Télam – Protiva es la startup que conformaron cinco jóvenes científicos para desarrollar este producto que se propone como «la revolución en colorantes biodegradables».

Un grupo de científicos argentinos desarrolló «la primera tintura textil de origen microbiano» con el objetivo de mitigar el fuerte impacto ambiental de los colorantes sintéticos de telas y tejidos, a partir del cultivo de bacterias capaces de transformar residuos agroindustriales en tintes biodegradables y de alta calidad, según explicó a Télam uno de sus creadores.

«Nosotros estamos desarrollando la primera tintura textil de origen microbiano», dijo a Télam Esteban Silva, el director ejecutivo de Protiva, la startup que conformaron cinco jóvenes científicos para desarrollar este producto que se propone como «la revolución en colorantes biodegradables».

Este licenciado en biología molecular aseguró que «hoy en día no existen colorantes de este tipo en el mercado», es decir, que sean naturales y ecológicos pero al mismo tiempo producibles a gran escala para abastecer una demanda potencial de 11.000 millones de dólares anuales.

«La única alternativa natural (a los colorantes sintéticos) que podés encontrar hoy en el mercado son los colorantes derivados de plantas que es la lógica que se usaba antes de la Revolución Industrial para teñir la ropa», dijo.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

Pero si esta tecnología dejó de ser la dominante para fabricar tinturas fue porque es «muy costosa», desde el momento que requiere cultivar a gran escala los vegetales de los que se extrae, «compitiendo con la producción de alimentos en espacio y agua para riego», para finalmente obtener «unos poquitos gramos de colorante por kilogramo de planta».

Esta mala ecuación hizo que «el colorante vegetal fuera reemplazado por el colorante sintético de origen químico», responsable del 20 por ciento de la contaminación del agua a nivel mundial dado que vierte anualmente «200 millones de desechos derivados del petróleo y tóxicos» tanto para el ser humano como para el ambiente, pero que además requieren más agua para su fabricación.

«A nivel global y nacional hay otras startups desarrollando colorantes naturales, pero no trabajan con bacterias – como nosotros- sino con hongos o algas, por ejemplo», dijo Silva.

«Por otro lado, nosotros hacemos colorantes de aplicación textil, pero hay algunas startups que trabajan en colorantes para industria alimenticia, otras para cosmética…», agregó.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

Prototipos de tintura

Protiva Bioinks tiene desarrollados los prototipos para cuatro colores de tintura «a escala de laboratorio» –rosa magenta, amarillo, violeta azulado y negro– y estiman que el producto podría comenzar a comercializarse en el mercado «dentro de tres años».

«Los colorantes que producimos tienen relación con lo que se busca en la industria textil. El negro obviamente se usa un montón, pero los otros tres son colores que tienen mucho contraste entre sí, que se encuentran ubicados en espacios distantes del (espectro) color y podés mezclarlos entre sí para lograr los tonos intermedios», dijo.

No hay blanco, en tanto, porque este color «en la industria textil no se obtiene a través de un colorante sino por un tratamiento que se hace a la fibra, que se llama blanqueamiento, para lo cual se usan químicos que no son colorantes».

Los cuatro prototipos de tintura se obtuvieron a partir de cuatro diferentes «bacterias naturales (no modificadas genéticamente), una para cada tono», las cuales fueron «aisladas en diferentes ambientes del territorio argentino» y cuyos nombres se excusó de dar por tratarse de «información sensible» de este proyecto.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

Estos colorantes aún en estado líquido y con su versión sólida aún pendiente de elaboración para completar el prototipo, son capaces de teñir lana, algodón o poliéster; pero además son «de alta calidad» como tintes dado que son resistentes al sol, el roce y los lavados.

«Nosotros seleccionamos bacterias que tienen la capacidad natural de producir ese colorante y entonces las pensamos como fábricas (microrgánicas) que como insumo energético necesitan materias primas naturales de las cuales se alimentan -como pueden ser, por ejemplo, residuos de la agroindustria-, y que transforman en colorantes», dijo.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

El proceso de trabajo

El científico explicó que estos compuestos «naturalmente tienen otras funciones» para las bacterias que los producen, «como defensa ante otros microorganismos o ante la exposición solar».

«Ahora con eso solo no tenés producto, para eso lo que nosotros hacemos es retirar el colorante de las bacterias. Es decir, lo separamos y lo purificamos a través de un proceso biotecnológico», agregó.

En el final de este proceso «nosotros nos quedamos con el tinte puro que es libre de bacterias y de restos de bacterias», y que «a partir de ahí es un producto químico» aunque de origen natural.

«Por un lado, trabajamos con bacterias seguras incapaces de provocar alguna infección en el ser humano; y, por otro, trabajamos en un laboratorio con toda la seguridad», dijo.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

El biólogo comparó la obtención de estos tintes a partir de bacterias con otro «proceso biotecnológico» como es la fabricación de cerveza que a partir de la acción de otro organismo vivo -la levadura, que es un hongo- y un sustrato orgánico -como es la malta-, da como resultado una bebida alcohólica en lugar de un colorante textil.

«Los equipamientos que se suelen usar y los costos asociados son similares en ambos casos y por eso ese ejemplo sirve para explicar que la producción de este colorante se puede hacer en un espacio pequeño -al igual que como se hace la cerveza-, y se puede hacer en forma masiva», dijo.

Silva explicó además que «nosotros no buscamos vender solo colorantes para la industria textil, sino que nos abocamos a que estos colorantes no sólo cumplan con todos los estándares esenciales de la industria» sino que incluso «sean superadores en cuanto a esas cualidades», para lo cual ofrecen también «fórmulas de aplicación» para conseguir la mayor eficiencia del producto.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

Ciencia argentina

El fundador de Protiva Bioinks sostuvo que actualmente se encuentra en la búsqueda de una ronda de inversión de al menos 250.000 dólares, con el propósito de completar el producto mínimo viable y sumar capacidad de investigación y desarrollo

En estos años de I+D, el proyecto fue ganando diferentes concursos tales como el premio a la innovación 2021 de la Fundación Grupo Delsud; el «Potenciar Nuestra Innovación» (PONI) 2023 de la Fundación Empretec, INJUVA y la Subsecretaría de Desarrollo Emprendedor; y «Soluciones Innovadoras Banco Nación 2023».

Además, la iniciativa quedó finalista del IV50K del Instituto Balseiro y en el «Programa Impulso Joven» de Unesco y Nestlé aún pendiente de resolución.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

En 2022 Protiva resultó ganador en otra competencia de proyectos innovadores coorganizado por Elal Venture que ahora acaba de lanzar la primera edición del concurso «Proyectos Emprendedores de Innovación Tecnológica» junto al Instituto Universitario para el Desarrollo Productivo y Tecnológico Empresarial de la Argentina (IUDPT) que otorga 1,5 millones de pesos y de cuyo acto de presentación participó Silva.

«Protiva está muy enfocado en resolver una problemática, que es la contaminación que provoca los tintes sintéticos que requieren mucha cantidad de agua potable que al final del proceso deja de serlo porque muchos de los colorantes no migran a las telas y terminan siendo descartados diluidos al ambiente donde puede tardar 50 años en degradase; porque si bien hay plantas de tratamiento de efluentes textiles, suelen ser muy costosos e inaccesible para cualquier empresa», dijo.

«En cambio los colorantes naturales son biodegradables pero además, con la fórmula de aplicación, buscamos que migren totalmente la tela y no quede en el efluente textil; ahora, si queda, es un colorante sin impacto ambiental», concluyó.

Industria textil pierde empleo por la crisis económica

Fuente: BAE – Producto de la crítica coyuntura, el sector textil perdió alrededor de 100 mil puestos de trabajo en los últimos 60 días. Cerraron más de un centenar de empresas.

Producto de la crítica coyuntura, el sector textil perdió alrededor de 100 mil puestos de trabajo en los últimos 60 días ya que cerraron más de un centenar de empresas.

Así lo afirmaron a BAE Negocios fuentes sectoriales, desde donde plantearon un cuadro sombrío. Resaltaron que centralmente en la provincia de Santa Fe “desde diciembre a la fecha ya cerraron 160 talleres textiles. Son pymes que han abandonado el rubro”.

En forma conjunta, las fuentes sostuvieron que “de los 100 mil puestos que se perdieron, hablamos de 40 mil trabajadores que estaban registrados, otros 40 mil informales y unos 20 mil contratados”.

Asimismo, agregaron: “si usted mirá los avisos en el diario va a ver que se vende mucha maquinaria a precios irrisorios. La gente se va de esta actividad”.

Cartelización

También advirtieron que se ha cartelizado la importación de indumentaria. “Ahora son cuatro o cinco los que manejan todo, y ponen los precios que les da la gana. Y cuando nos dan precios”, afirmaron

Por último, sostuvieron que “si en 90 días esto sigue así y no hay un cambio, va a ser imposible fabricar ropa en la Argentina”.

La industria textil está comenzando a despedir trabajadores y todas las luces de alarma se encendieron cuando la empresa Australtex decidió 15 despidos y anunció que analiza suspensiones de más trabajadores.

Los interrogantes arrecian porque se trata de un sector que debería desarrollar su actividad sin sobresaltos. La industria textil fueguina cuenta con subsidios y exenciones impositivas de Estado y disposiciones aduaneras protectivas aduaneras.

«El problema se está desatando muy rápido»

Fuente: El Civismo – Luego de que Estampados Rotativos anunciara la suspensión de la producción, el secretario general de SETIA contó a este medio que la firma Sewtech anticipó que podrían comenzar los despidos en el corto plazo.

Días atrás, el dueño de Algoselan y presidente del Parque Industrial Villa Flandria, Carlos Diforti, adelantó a este medio la difícil situación que empieza a vivir el sector textil. El industrial habló de una baja en las ventas superior al 40 por ciento.

En ese contexto, la semana pasada la empresa Estampados Rotativos comunicó su intención, a partir de marzo, de suspender la producción por 30 días, “ante la grave situación que atraviesa el sector textil, de la que no somos ajenos, y ante la profundización en estos días de incertidumbre económica y financiera que retrajo aún más el mercado”. La medida, informada a la delegación local del Ministerio de Trabajo, incluye el pago de los salarios al 50 por ciento durante el tiempo que dure el parate de la producción.

La firma con sede en la ex Ruta 5 aclaró que “de haber actividad productiva por pedidos de clientes, se revertirá la misma en forma inmediata por sectores ocupados y se abonarán los haberes con sus correspondientes premios de presentismo gremial”. Por último, Estampados Rotativos solicitó a la dependencia estatal que lo dispuesto sea comunicado a la Asociación Obrera Textil (AOT) y al Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA), “a efectos de celebrar audiencias en su caso a fin de acordar las necesidades expuestas”.

ALTA VELOCIDAD

En este contexto, el secretario general de SETIA-Luján, Jorge Comezaña, expresó a EL CIVISMO que “esto era previsible, porque hay una historia en la zona de lo que significan estos gobiernos para la industria textil”. El dirigente gremial destacó que el panorama que se avecina “es mucho más que un ajuste, lo que está pasando es muy jodido. Esta vez el desastre va a ser peor”.

– ¿Cuál es la situación del sector?

– Nosotros preveíamos que iba a pasar esto, porque ya lo hemos visto en los procesos de 2015, 2001 y 1976. La industria textil es la primera que cae. Pero la situación actual se caracteriza por su velocidad. En los otros procesos hubo más tiempo de desgaste. Esta vez el problema se está desatando con mucha rapidez sobre la cabeza de los trabajadores. Todo se relaciona con la baja en la producción. Realmente está pasando eso. Y en poco tiempo, además, vamos a tener el problema de las importaciones. Cuando eso ocurra directamente muere la industria textil. En estos procesos siempre muere la industria textil. En el mejor de los casos quedan las grandes empresas.

– Además de Estampados Rotativos, ¿hay otras empresas en crisis?

– Tuvimos una reunión el viernes 16 de febrero con los dueños de Sewtech, que trabaja para Toyota. Nos dijeron que Toyota Argentina prevé una baja en el cuatrimestre sustancial en las ventas de vehículos. Y por lo tanto nos adelantaron que les va a sobrar gente. Van a prescindir de personal.

– ¿A cuántos trabajadores va a afectar esa medida?

– Entre 30 y 40 personas, en un plantel apenas superior a los 400 trabajadores. Después hay una reunión pautada con otra empresa que, según tengo entendido, analiza realizar un procedimiento preventivo de crisis. En general hay baja en las producciones del 40 o 50 por ciento.

– ¿Qué postura tienen respecto al planteo de Estampados Rotativos?

– La empresa se descolgó con una nota. Nosotros rechazamos categóricamente esa decisión porque consideramos que primero se debe realizar una audiencia en la Delegación de Trabajo. La decisión de la empresa fue intempestiva. Desde nuestro sindicato siempre pregonamos el trabajo, porque es la base de todo, porque si no hay trabajo no se puede discutir nada. Siempre buscamos que ante una situación de crisis, si la empresa demuestra con la documentación correspondiente, las suspensiones sean con una cobertura salarial del 75 por ciento en bruto. 

Argentina elaboró el primer proyecto del mundo para resolver la contaminación del agua por la industria textil

Fuente: Ámbito – En el marco del primer concurso “Proyectos Emprendedores de Innovación Tecnológica” del IUDPT, se propone revolucionar el sector textil. Conocé más sobre el emprendimiento biotecnológico .

El Instituto Universitario para el Desarrollo Productivo y Tecnológico Empresarial de la Argentina (IUDPT) realizó el viernes 16 de febrero el lanzamiento del primer concurso “Proyectos Emprendedores de Innovación Tecnológica”. Junto con Elal Venture, otorgará $1.500.000 a la iniciativa del campo de la biotecnología o la bioingeniería cuyos creadores cuenten con las competencias necesarias para el desarrollo de un nuevo negocio innovador y una empresa de base tecnológica.

En ese marco y como ejemplo de las iniciativas que se llevan a cabo en nuestro país, disertó el biólogo Esteban Silva, fundador y COO de Protiva Bioinks, un emprendimiento biotecnológico cuya meta es brindar soluciones sostenibles a la industria del color. En concreto, se propone revolucionar el sector textil mediante la producción y aplicación de colorantes naturales fabricados en base a bacterias. Se trata de la primera iniciativa en el mundo de esta naturaleza, según destacó el emprendedor.

“La industria textil es responsable del 20% de la contaminación mundial del agua, a raíz del desecho de 200.000.000 de kilos de colorantes sintéticos derivados del petróleo y tóxicos por año”, ilustró el emprendedor graduado en la Universidad Nacional del Sur.

“Como alternativa, sólo existen colorantes vegetales que no son escalables y cuya aplicación es específica, debido a que son muy costosos. Lo que desarrollamos, entonces, es una bio-dye tech. Es decir, usamos bacterias para la fabricación de pigmentos y seleccionamos los que tienen aplicación textil. Ya tenemos cuatro prototipos en escala de laboratorio: rojo, amarillo, azul y negro”, continuó.

“Pero también diseñamos una fórmula de aplicación que sea capaz de cumplir con los estándares textiles para las prendas de lana, algodón y poliéster, es decir la resistencia al lavado y al sol. Nuestro modelo es B2B y está dirigido a empresas tintoreras en los tres primeros eslabones de la cadena de valor, es decir la hilandería, la tejeduría y la confección”, aseguró.

El fundador de Protiva Bioinks sostuvo que se trata de un mercado de u$s11.000 millones anuales. Como consecuencia, se encuentra en la búsqueda de una ronda de inversión de al menos u$s250.000, con el propósito de completar el producto mínimo viable y sumar capacidad de investigación y desarrollo, ya que al momento emplea el laboratorio de tinción de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

De la jornada también participó el químico Julián Rengifo, investigador independiente del CONICET y cofundador de Environtek. El modelo de negocio del emprendimiento, aún en etapa más temprana, consiste en el asesoramiento tecnológico para el desarrollo de un superbiocarbón activado por luz y capaz de adsorber la contaminación del agua, tanto de origen natural por arsénico como producto del uso de fertilizantes en el agro. Se trata de un mercado de u$s1.700 millones anuales.

Al lanzamiento asistieron el presidente de la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico (CADIME) y fundador del IUDPT, Guillermo Gómez Galizia; el rector del IUDPT, Mariano Álvarez; la secretaria de Ciencia y Tecnología del instituto universitario, Cintia Hernández, y el director de Operaciones de Elal Venture, Federico Peruzzatto, junto con investigadores y docentes.

La convocatoria al concurso “Proyectos Emprendedores de Innovación Tecnológica”, del IUDPT y Elal Venture, estará abierta hasta el próximo 1° de marzo. Para participar, es necesario completar el Formulario de Postulación y el Plan de Trabajo, y enviarlos a: secretariacienciaytecnologia@iudpt.edu.ar.

Unitán y TintóreaNatur toman los colores de la naturaleza para vestir a la industria textil

Fuente: Comunidad Textil – Tintórea Natur, viene trabajando en conjunto con Unitán, empresa dedicada en el campo de extractos vegetales para diversas aplicaciones industriales y ahora presentando su línea de Colorantes Naturales para la producción textil. Estos colorantes naturales se desarrollan bajo la denominación TesilTM, con certificación IRAM -Producto Vegano y certificación bioproducto argentino- categoría sostenibilidad e innovación, brindando así una nueva herramienta en insumos sostenibles para la industria textil y el diseño.

Unitán tiene una experiencia centenaria en el desarrollo de taninos y de este tipo de productos. Cuenta con las instalaciones y los procesos de control y calidad que permiten ofrecer un producto regular a partir de especies locales y en cantidad suficiente para la industria textil viniendo a aportar otra alternativa para la tintorería.

Los colorantes se logran de diversas especies de plantas locales. De cada una se obtiene una especificación de color diferente. Después, durante el proceso de tintura se trabaja para obtener distintos resultados de color.

Tintórea Natur, tiene una reconocida trayectoria en la industria tintorera, especialmente con tintes naturales, tanto para nivel artesanal de pequeños volúmenes hasta escalando con procesos industriales con métodos de trabajo estandarizados, lo que permite teñir en volumen con aplicaciones por agotamiento.

Enrique Meltzer, titular de Tintórea Natur, sostiene que “en función de la fibra es el resultado. Con el mismo colorante uno puede teñir diferentes fibras, tanto vegetales como animales. Al combinar diferentes fibras en un mismo artículo, se puede obtener prendas con diseños diferenciados”.

Explica que los tintes se comercializan en polvo, lo que permite conservarlos por mucho más tiempo en las mismas condiciones que fueron adquiridos. Y agrega que “algo muy importante a considerar cuando se trabaja con tinturas tanto sintéticas como naturales son los efluentes. Utilizando Colorantes Naturales los parámetros de los efluentes se corrigen muy fácilmente y hasta puede existir la posibilidad de recuperación de aguas”.

Meltzer destaca que “el concepto de colorante natural se adjudica en relación a una funcionalidad. Lo que denominamos colorantes, son diversos compuestos químicos, como por ejemplo taninos, flavonoides, etc. Lo que se extrae de una planta, difiere entre cada especie y cada parte de la planta, así como los distintos procesos utilizados. Técnicamente podríamos decir que es un extracto vegetal enriquecido con determinado grupo de moléculas, que ante un mordiente y una fibra vegetal o animal actúa con un determinado concepto que llamamos color. Hay muchos colores en la naturaleza que no funcionan bien como colorantes textiles, por ejemplo, algunos carotenoides presentan baja solidez a la luz, al frote, etc. Cuando pensamos en colores de la naturaleza seguramente se nos viene a la mente zanahoria: naranja, tomate: rojo, pero no actúa de esa manera. Hay grupos fitoquímicos que son muy endebles a este tipo de función porque no resisten las condiciones de temperatura y pH que se necesitan para la industria y no resultan aptos”, aclara.

“El colorante se comporta de forma diferente dependiendo de los modificadores que se utilicen en la tintura. Además del color propio del producto de origen, haciendo modificaciones en el pH se puede obtener una amplia gama de colores con el mismo tinte y debemos destacar que hay una buena reproducibilidad de lote a lote”.

“Los colorantes pueden emplearse sobre una gran variedad de fibras, como fibras proteicas (seda, lana, alpaca, llama y todos los pelos) y celulósicas (algodón, yute y lino) los resultados son excelentes -prosigue-. En otras fibras regeneradas de celulosa, como el rayón e incluso el bambú y en fibras sintéticas como la poliamida también se obtienen muy buenos resultados.”

“Los procesos se encuentran estandarizados según la maquinaria disponible en las plantas de tintorería -aclara Meltzer-. Los colorantes fueron validados bajo los mismos controles que se aplican a otros colorantes de la industria tanto en la fabricación como en el producto final.

“Las normativas internacionales han obligado a los fabricantes de colorantes y productos químicos a cambiar su metodología de trabajo buscando la mayor sustentabilidad posible, hay una conciencia general y una tendencia al cambio obligándonos a ser cada vez más ecológicamente correctos”.

Asegura que con estos colorantes no pretenden reemplazar a los convencionales sino ser una alternativa más. “No somos los pioneros ni inventamos nada, queremos brindar una solución, una herramienta ante una demanda que vemos que hay en la industria y en el mercado en general. Unitán, ha sometido sus productos a ensayos biológicos que le permitan evaluar el grado de seguridad de su uso en contacto directo con la piel”.

El titular de Tintórea Natur apunta que no solo comercializan los colorantes y realizan tinturas, sino que ofrecen todo el asesoramiento necesario tanto para la aplicación artesanal como la industrial.

Textil TN&Platex lanzó una marca propia de ropa que va directo al consumidor

Fuente: Ámbito – La fábrica de los Karagozian aplica una estrategia innovadora en la producción de indumentaria. Pocos productos, pero de alta calidad y a precios bajos.

TN&Platex, la compañía textil de la familia Karagozian, comenzó como una hilandería en 1979. En pocos años se convirtió en líder en producción de hilados y telas en el país. Y luego dio un primer paso en el negocio de la confección, con la fabricación de medias y ropa interior para terceros, que en su momento involucró una inversión de u$s50 millones.

En la actualidad cuenta con ocho plantas industriales, un centro de distribución y oficinas administrativas distribuidas en seis provincias, donde ocupa 180.000 metros cuadrados productivos y da empleo en forma directa a 1.750 personas.

En base a la integración vertical de todos sus procesos, la compañía no domina sólo el negocio de hilados y telas sino que sigue consolidándose en la producción de indumentaria. Esta vez redobló la apuesta y lanzó una marca propia de prendas básicas que ofrece directamente de la fábrica al consumidor a través de un sistema de ventas online.

Esta marca se llama DFAC (Directo de Fábrica al Consumidor) y está disponible desde principios de año en su página web, aunque su lanzamiento formal se realizará en marzo próximo, según pudo averiguar Ámbito.

DFAC comenzó a funcionar en versión beta en octubre del año pasado y ahora ya está abierta al público, con página web propia. Por el momento, la difusión se hizo sólo a través de las redes sociales, porque la compañía prefirió iniciar un proceso de apertura gradual, asegurándose el stock necesario y garantizando también un sistema de distribución eficiente antes de lograr mayor masividad.

Teddy Karagozian, presidente de T&N Platex, trabajó en el proyecto codo a codo con sus hijos Tomás (CEO de la compañía) y Lucas (director).

TECNOLOGÍA. T&N Platex no sólo produce hilados y telas, sino también indumentaria y otros productos.

TECNOLOGÍA. T&N Platex no sólo produce hilados y telas, sino también indumentaria y otros productos.

Hacer moda desde el otro lado del negocio

La estrategia de negocios detrás de este lanzamiento tiene algunas particularidades que es necesario destacar. No es una fábrica textil más que fabrica ropa, sino que sus directivos buscan aprovechar dos elementos que se derivan de la fuerte inversión en maquinaria con tecnología de última generación que realizaron en los últimos años.

Por un lado, utilizar una mayor parte del potencial productivo de la nueva maquinaria. Y por el otro, sacar provecho de contar con un proceso productivo integrado verticalmente en casi todas sus etapas.

Pero esa capacidad técnica está subordinada a un concepto innovador en el mercado de la indumentaria. El plan de acción, según pudo saber Ámbito, es fabricar sólo unos pocos productos básicos que, por sus características, no pasen de moda, que tengan una calidad excelente y se vendan a precios muy competititivos.

Así es como se puede ver en la web de DFAC donde se pueden encontrar consignas como “Ropa atemporal al mejor precio”, o “La moda es actitud, el resto es ropa”.

Detrás de este marketing prima la idea de que la propuesta de DFAC no pretende ser masiva ni competir en el segmento de la moda, que se caracteriza por ser cruelmente efímera y cambiante de una temporada a la otra.

Esa condición convierte a la industria de la moda en un negocio muy complejo, con una oferta de productos muy amplia que para ser rentable requiere un mercado de gran escala y precios elevados. El mundo de la moda también exige inversiones que van más allá de las prendas, desde publicidad, arte, diseño, locaciones, búsquedas de mercados alternativos, liquidaciones de temporada, entre otros. Y todo esto influye en la estructura de costos y por ende en el precio final de una prenda.

Por eso, la fórmula de T&N Platex para ofrecer productos de alta calidad a buen precio se basa en cuidar la estructura de costos y fijar un margen de rentabilidad acorde. No se trata de la búsqueda del producto más novedoso, sino de lograr eficiencia en todo el proceso productivo. Desde la fabricación hasta la entrega.

Es un proyecto que consiste en hacer ropa desde el otro lado del negocio, es decir desde el rol de industriales, productores de hilados y telas, acostumbrados a tener a la eficiencia como un principio irrenunciable. Es decir, hacer valer el know how que T&N Platex tiene no sólo en la fabricación de materia prima sino también en confecciones como medias, ropa interior y prendas para terceros.

¿Cómo ofrecer alta calidad a precios accesibles?

La integración vertical (excepto el área de tintorería, todo es parte del grupo) le permite a la compañía ordenar toda su cadena para obtener un producto de alta calidad a muy buen precio. Pero eso no es magia. Lo logra a costa de mantener una oferta limitada en cantidades, según proyecciones muy prudentes de ventas. Además, está la especialización: fabrican productos en la gama del blanco, negro y gris. Remeras lisas, de distinto corte según sean corte masculino o femenino, varias opciones de básicos de underwear, medias y buzos. Para hacer más atractiva la propuesta, se ofrecen packs de tres o seis productos, según de qué prenda se trate.

Con solo verlos uno puede darse cuenta que son productos básicos que nunca van a pasar de moda. Y eso es algo buscado por la empresa, ya que nunca va a estar obligada a liquidar remanentes de temporadas anteriores, práctica muy tradicional en el mercado de la moda que consiste en rebajar un precio para sacarse un producto de encima, pero compensando esa rebaja con un mayor valor aplicado a productos de temporada.

Otra particularidad del proyecto DFAC, es que en la página web se puede ver la estructura de costos completa de cada producto. Al lado de la imagen de la prenda aparece un cuadro con el título Composición del precio. El objetivo es transparentar esos números para que el cliente pueda tener mayor conciencia de qué está pagando. Muchos quizás se van a sorprender cuando vean que casi el 44 % de la estructura de costos corresponde a impuestos. Y el margen de ganancia de la empresa 7.

Otro de los costos que se reduce drásticamente es la comercialización. No hay locales a la calle ni intermediación alguna. Las prendas se fabrican en las fábricas de T&N Platex en La Rioja y en Corrientes. Utiliza algodón e hilados que provienen de puntos como Tucumán, Chaco, Santa Fe o Santiago del Estero. La distribución hacia todo el país se hace desde el centro de logística ubicado en la localidad bonaerense de Tres de Febrero.

Concretamente, la confección clásica (que exige la mayor mano de obra intensiva de toda la cadena) se hace en La Rioja. Las telas están hechas en La Rioja, Tucumán y Corrientes. El hilado llega de Catamarca, La Rioja, Tucumán y Corrientes.

Otra línea de producción es la de las medias, en la planta de Monte Caseros (Corrientes) donde se emplea la tecnología seamless, que permite tener producto terminado con muy poca confección. El costo es diferenciado porque lleva mucho menos mano de obra.

Logística de última milla: un factor clave

Los productos sólo se venden online, práctica que permite reducir los márgenes de comercialización al mínimo posible. En la empresa reconocen que la cadena de comercialización tiene un rol fundamental para el negocio de indumentaria porque permite canalizar un volumen mucho más grande. Pero este proyecto prescinde de ella porque eso obligaría fijar márgenes para toda la cadena y no se podrían mantener los precios buscados.

En busca de la misma eficiencia es que las entregas hacia las provincias se hacen en los camiones propios de T&N Platex que recorren el país distribuyendo hilados, telas y otras líneas de productos. Es un recorrido federal por todo el norte del país, que comienza y termina en Tres de Febrero.

El único segmento de distribución que fue tercerizado es la entrega de última milla. Allí también primó la búsqueda de la mayor eficiencia posible y por eso firmó un acuerdo con la empresa de logística Shipnow, especializada en este tipo de tareas de entrega a domicilio.

En este aspecto, los directivos del grupo no quisieron arriesgar y fueron a buscar un partner que les asegurara 100% de efectividad. Saben que la entrega es un elemento clave a la hora de valorar una marca que vende sus productos en línea, sobre todo porque en Argentina está muy alta la vara de grandes plataformas como Mercado Libre. A través de Shipnow, los clientes de DFAC tienen seguimiento en tiempo real de sus entregas, pueden realizar devoluciones o comprar desde cualquier lugar del país, desde Tierra del Fuego a La Quiaca.

Empresario textil planea instalar planta industrial en Santa Cruz

Fuente: Ámbito – La firma textil South Latitude Argentina busca agregar valor en origen. Fabrica indumentaria a partir de lana orgánica que foco exportador.

La compañía South Latitude Argentina, fabricante de prendas de lana orgánica que no solo abastece al mercado interno sino que también exporta, planea instalar una planta industrial en la localidad de Puerto Deseado, provincia de Santa Cruz.

Alejandro Tirachini está al frente de la empresa que está llevando adelante la inversión y que planea inaugurar la fábrica a mediados de años. Este emprendedor tiene una larga trayectoria en el sector lanero ya que su familia hace más de 100 años se dedica a la cría ovina.

El foco de su negocio está en la producción y posterior procesamiento de lana orgánica, con parámetros de bienestar animal que son muy bien recibidos en el mercado internacional. En 2001 Tirachini se asoció con Eduardo y Alberto Tyszberowicz para crear South Latitude Argentina con el objetivo de producir prendas con la marca Koshkil “Viento Patagónico”.

La calidad de las prendas que produce se basa en la genética de las ovejas merino multipropósito (MPM), que producen lana suave y fina de 18 micrones.

Alta gama

La empresa está enfocada en la producción de prendas de alta gama a partir de lana orgánica y de calidad premium. Cuenta a su vez con un campo localizado en la zona sur de Puerto Deseado, Santa Cruz donde tiene entre 5.000 y 6.000 ovinos promedio en esquila por año.

En este contexto y con el claro objetivo de agregar valor en origen la empresa instalará una planta industrial que comenzaría a funcionar en julio. Actualmente contratan el hilado, teñido y tejido en Buenos Aires y lavado y peinado en Trelew.

Con este enfoque, la empresa busca promover un cambio cultural y resaltar la importancia de la capacitación y participación en toda la cadena de valor.

La importante empresa que generará más de 500 puestos de trabajo: dónde queda

Fuente: El Destape – Fue inaugurada durante el 2023. Se espera que contribuya al crecimiento económico regional.

El gobernador Ricardo Quintela visitó las instalaciones de la fábrica textil Dunord S.A, la cual está en pleno proceso de armado con vistas a un traslado desde su edificio actual. A través de sus redes sociales, el mandatario indicó que actualmente la fábrica cuenta con 106 trabajadores, mientras que esperan expandir este número para generar más puestos de trabajo una vez finalizado el proceso de armado.

«Vamos a seguir apoyando y profundizando la articulación de lo público y privado porque que dio muy buenos resultados y muchas empresas y fabricas pudieron instalarse en nuestra provincia generando empleo y crecimiento», publicó el mandatario en su cuenta de X (ex Twitter).

Por último, afirmó que lo llena de orgullo «que estas empresas sigan apostando a La Rioja y confiando en el soporte del Estado» para poder desarrollar la economía regional de la provincia.

Dunord S.A

Esta fábrica textil fue inaugurada el 28 de marzo de 2023 con un acto encabezado por Quintela en el Parque Industrial de La Rioja. Tuvo una inversión de más de 400 millones de pesos, y prevé una planta de 400 trabajadores adicionales para los próximos años, con una producción de tres millones de prendas al año.

«Más empresas en el Parque Industrial generan crecimiento y oportunidades. Inauguramos la nueva planta textil Dunord S.A que generará 500 empleos adicionales en los próximos años, con la proyección de producir más de 3 millones de prendas al año con tecnología de primera», sostuvo Quintela luego de la inauguración a través de sus redes sociales.

«Como gobierno, nos comprometemos a trabajar siempre de manera coordinada con las empresas que apuestan por nuestra provincia y a seguir promoviendo políticas que fomenten la creación de puestos de trabajo y el desarrollo económico de nuestra región», finalizó en la publicación.

TN&Platex, una de las industrias textiles más importantes del país, entró en el mundo de la confección abriendo la primera fábrica en enero de 2023 en “Hilados” con 100 empleados y tecnología de punta, con una capacidad actual para producir alrededor de 400 mil prendas al año.

En este sentido, invirtieron 220 millones de pesos en equipos y maquinaria de última generación, incluyendo un robot de corte automatizado único en La Rioja.

Textiles se suman a los festejos por los 150 años de Mar del Plata

Fuente: El Atlántico – Este martes 6 de febrero a las 10 horas, en el puesto caminero de la autovia 2 y la rotonda de Constitución, la Cámara Textil de Mar del Plata regalará de manera aleatoria a turistas que ingresen a la ciudad, los mejores sweaters del país, descataron.

En la ocasión, los integrantes de la Camara estarán acompañados por autoridades municipales y personalidades destacadas de la historia de Mar del Plata.

«Será un evento de cordialidad y agradecimiento a quienes han hecho grande a esta ciudad, orgullo de todos los argentinos. Mar del Plata Capital Nacional del Pulóver», destacaron.

Rubro textil: fabricantes explican por qué es el que más sube

Fuente: Uno Entre Rios – En los últimos cuatro años el rubro textil tuvo subas acumuladas que promedian un 1.250%, cuando la inflación en este período sumó 880%.

La inflación en Argentina finalizó el año pasado por encima del 200% interanual, según las primeras estimaciones privadas, y fue el registro más alto en más de tres décadas. En este marco, hubo rubros que de manera constante aumentaron por encima de la inflación general, como fue el caso de Prendas de vestir y calzado, que superó el 1.250% en los últimos cuatro años, frente a un promedio de inflación del 880% en este período. Y si bien muchas veces a los precios los establece la oferta y la demanda, también los costos de producción en el rubro textil impactan fuertemente en los valores de venta, y quienes fabrican prendas de vestir dan cuenta de los sucesivos incrementos que fueron sufriendo los insumos en este proceso.

La Coopertiva de Trabajo del Centro Ltda. produce para Entre Ríos y el país

La Coopertiva de Trabajo del Centro Ltda. produce para Entre Ríos y el país

Andrea David propietaria de una fábrica de ropa deportiva de calle Vucetich, en Paraná, que provee a clubes y comercios de Entre Ríos, Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, entre otros lugares. Sobre las subas de precios de insumos, confirmó a UNO: “Durante el 2023 ha habido constantemente aumentos en los costos de producción. Subió al luz, y durante todo el año fue aumentando la materia prima, ya sea lo que es sublimado, porque como la tinta para sublimar es importada, o en algún componente. Y las telas en general también fueron subiendo a medida que fue subiendo todo, quizás en los 12 meses fue el doble o más. En lo que respecto a las telas deportivas, había una fábrica que ya había dolarizado la lista de precios el año pasado: “Nos iban pasando el precio en base al dólar oficial, pese a ser una fábrica nacional”.

Asimismo, precisó: “Quizás como en los demás rubros, al principio no fue tanta la corrida con los precios. Pero en los últimos tres meses fue que se aceleró la inflación. Entonces ahí te diría que a 10 días, 15 días, según la fábrica, porque se va comprando en varias, cambiaban los precio por ahí una semana y volvían a remarcar recién a los 20; pero ya la semana siguiente te cambiaba la otra. Fue una locura”.

En cuanto a los productos importados, las dificultades con la disponibilidad de divisas generaron algunos inconvenientes también en el circuito productivo, y Andrea señaló: “Hemos tenido faltante porque no entraban por ahí los hilados que son importados. Entonces había épocas que teníamos baches”.

El rubro textil es el que más subió, pero mantiene su demanda

El rubro textil es el que más subió, pero mantiene su demanda

En cuanto a cómo influyó en la demanda las subas de precios, analizó: “Hoy no te puedo decir si impactó o no, porque como esta época para nosotros siempre bajan las ventas, porque ya los clubes terminaron con sus actividades. Pero además tenemos ventas mayoristas a locales comerciales, y ahí la verdad que cambió mucho: antes por ahí el cliente, la casa de deporte o el negocio de ropa, se armaba una precompra para la temporada. Entonces en mi caso trabajaba con lo que el cliente me pedía, y ya compraba insumos para toda la temporada. Pero ya desde hace un par de años no fue así. O sea, se fue fabricando y se fue vendiendo, pero el comercio compraba lo que necesitaba; no había como una previsión de la compra porque no sabía si iba a vender. En mi caso también pasó lo mismo: no sabías si iba a vender o no; en mi fábrica pasó eso y nos tocó ir como sobre la marcha. Y el comerciante en general trabajó de la misma manera, no se quiso stockear y me decían ´si me falta te pido´. Es como que había un temor a sobrestockearse y después no vender y que quede la plata parada”.

Sobre este punto, analizó: “Por ahí tiene que ver también un poco con esto de que a veces tal vez la rentabilidad no es la misma. Entonces por ahí algo clásico sí vale la pena tenerlo, porque vos lo vendes este año y el año que viene y es siempre lo mismo. Pero algo de temporada después lo tenés que estar liquidando. Es como que van más sobre lo que van necesitando, que previendo tener mercadería para después venderla, como pasaba antes, previo a al pandemia”.

La ropa subió más que la inflación en los últimos cuatro años.

La ropa subió más que la inflación en los últimos cuatro años.

Gentileza: Coopertiva de Trabajo del Centro Ltda.

Por su parte, Diego Gómez, gerente de ventas y apoderado de la Cooperativa de Trabajo del Centro (CTC) Limitada, que principalmente provee desde Paraná con uniformes y ropa de trabajo a diferentes organismo públicos de Entre Ríos y también de otras provincias, explicó a UNO: “Hay dos factores que hacen subir los precios. El primero es la inflación, que en nuestro rubro hizo que los precios de las telas mayoristas fueran aumentando en 2023 aproximadamente entre un 9% y un 11% cada 45 días. Además, los proveedores cambiaron las reglas de juego y no hubo más crédito, o sea que vendían al mejor postor y había poca oferta de tela desde los talleres o los telares durante gran parte del año pasado”.

Sin embargo, subrayó: “Esas dos variables hacían que el precio esté alto, pero luego se empezó a reactivar la industria nacional, empezaron a activarse más industrias para hacer las telas desde la base en la provincia de Buenos Aires, que comenzaron a comprar máquinas, y eso hizo que finalmente la oferta empezara a bajar de vuelta y a estabilizar, pero eso fue ya para diciembre. Lo que ocurre ahora es que hay un temor ante este espíritu mayor apertura del nuevo gobierno a las importaciones y va a generar una competencia distinta, así que el precio, en este momento, está alto todavía. No sé qué va a pasar después”.

En la Cooperativa trabajan unos 210 asociados y fabrican uniformes cuyos destinatarios son el Servicio Penitenciario y la Policía de Entre Ríos y de otras provincias como Corrientes, Formosa, Chaco, San Luis, Catamarca, Neuquén, y Gran Buenos Aires; y a nivel nacional para las Fuerzas Armadas en general, desde el Ejército, la Fuerza Aérea, Prefectura, Policía Federal, Policía de la Ciudad de Buenos Aires, y demás. Acerca del impacto de los incrementos en los valores de venta final, Gómez concluyó: “Por las subas de los costos fijos e insumos, estamos hablando de un aumento en nuestros productos de entre un 150% y un 200%, dependiendo del tipo de tela y de producción. Pero además en nuestro caso, debemos tener en cuenta que la mayoría de las ventas no son al contado efectivo. Son por licitación, y hay que contemplar en el precio la inflación proyectada a tres, cuatro meses, que es cuando nos van a pagar”.