La mayor empresa textil reconvierte su estrategia comercial para sobrevivir

IProfesional ~ La mayor empresa textil de la Argentina debió readaptar sus líneas de producción, y focalizado parte de su produccion a bienes esenciales, para poder acompañar a las limitaciones operativas que plantean las medidas sanitarias para  combatir el coronarivur.

Se trata de TN & Platex, que posee seis plantas en todo el país y que durante la anterior administración de Mauricio Macri debió cerrar una de sus fábricas y despedir cientos de operarios por la fuerte competencia contra la apertura de las importaciones y los precios de productos que llegaban desde China.

Con el cambio de gobierno y la llegada del Frente de Todos a la Casa Rosada, este grupo que comanda la familia Karagozian volvió a encarar inversiones para reflotar sus operaciones durante este año.

Sin embargo, el desembarco del coronavirus en la Argentina los obligó a retroceder en sus planes debido a que, por las medidas impuestas a partir de la cuarentena, el sector textil es uno de los que se encuentra imposibilitado de realizar actividades de manera normal.

Adaptación

En este marco, TN & Platex optó por encarar una estrategia comercial de supervivencia pero  con un contenido social colaborativo para, a partir de esa propuesta, comenzar a fabricar insumos hospitalarios para la venta y a colaborar con los gobiernos provinciales en la lucha contra la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, esto no quiere decir que dejaron de hacer hilo y tela, de hecho del total de la gente el 85% sigue en hilanderías, con 550 personas trabajando.

El objetivo pasó por reconvertir su capacidad operativa para fabricar insumos básicos de emergencia al estilo de lo que ya llevan a cabo otras empresas en la provisión de equipamiento médico, insumos plásticos, barbijos, mascarillas, componentes de los equipos médicos, algo de alimentos para atención hospitalaria, medicamentos como antibióticos o antivirales y también gases y equipos de traslado y almacenamiento de gases.

En el caso de TN & Platex se volcó a la producción en masa de barbijos reglamentarios y sábanas para los hospitales de campaña como los 1.000 tapabocas que acaba de donar al gobierno de Tucumán, que si bien no son de uso profesional, serán útiles para la protección de la gente que circula en la vía pública o en cualquier lugar concurrido. 

La nueva fabrica de barbijos hace 8 millones de barbijos sanitarios por mes, de los cuales donarán 20.000 a La Rioja, Catamarca, Tucuman y Corrientes.

Además se comprometió a la próxima entrega de 20.000 barbijos quirúrgicos, para su uso por parte del personal comprometido en la atención del COVID-19 en los efectores provinciales.

“Frente al complicado escenario que estamos sufriendo, nos debimos adaptar al nuevo entorno momentáneamente convirtiendo nuestras hilanderías para orientar la producción a los sectores sanitarios y de limpieza”, explica Tommy Karagozian, director de operaciones de TN & Platex y presidente de UIA Joven.

En diálogo con EconoSus, el ejecutivo cuenta que para encarar este proceso debieron importar dos máquinas especiales desde China para armar en pocos días un nuevo depósito convertido en una fábrica con capacidad para producir 8 millones de barbijos sanitarios por mes.

“No sabíamos nada de cómo hacer  barbijos pero lo aprendimos de manera urgente a partir de charlas online y con teletrabajo con expertos en el tema”, agrega el joven ejecutivo de 29 años e hijo de Teddy Karagozian, presidente y CEO de TN & Platex.

En esta primera etapa, la planta producirá 200.000 barbijos que serán donados a todas las provincias donde el grupo tiene producción y también a San Juan, por una afinidad personal de la familia Karagozian.

Si bien prefiere evitar cifras, la inversión realizada es millonaria y será volcada íntegramente en fabricar los barbijos usados por el sector de salud y no para ser comercializados entre el público, por lo que las contratos comerciales serán con el sector público.

Este proceso insume el uso de 320 empleados de los 1.250 que trabajan en todo el grupo y que en sus plantas de Catamarca y La Rioja también se dedican a la producción de hilados para el mercado de sábanas utilizadas en los hospitales y para la fabricación de gasa sanitaria. 

“Debimos apelar a la creatividad para poder sobrevivir en un contexto que nos obliga a pensar más rápido nuestro modelo de negocios y adaptarnos a la incertidumbre actual”, asegura Karagozian.

La industria textil, entre la reconversión y la crisis

Fuente: BAE ~ “En los dos meses previos a la pandemia hubo cambios importantes, en lo que respeta a algo determinante para nosotros como la tasa para cambiar cheques en los bancos, que pasó del 90 al 17 por ciento, y en el congelamiento tarifario, que de representar el uno por ciento de la facturación de mi empresa en 2015 había llagado al 12 por ciento. Y cambió la expectativa, empezaron a traerme propuestas, diseños, colecciones. No podía creer que habíamos empezado a llenar de nuevo de pedidos a la fábrica. Pero nos cayó esto, totalmente incontrolable desde el punto de vista económico, político y social”.

Quien habla es Damián Regalini, director de la firma Canontex SRL y gerente de una segunda Pyme textil, además de presidir la Cámara Argentina de Fabricantes de Medias y ser vocal de la Fundación Pro-Tejer. Su caso representa lo que sucedió con parte de las 15.000 empresas registradas del rubro textil, que el 20 marzo debieron parar su producción por considerarse no esenciales, luego de transitar años muy delicados. Sucede que lo que en cualquier dinámica empresarial significaría un cimbronazo, pues las empresas deben continuar con el pago de gran parte de sus cargas impositivas y están impedidas de despedir personal, en el rubro textil tuvo una gravedad mayor, por su alto índice de informalidad y por haber sido una de los más damnificadas por las políticas instrumentadas durante los últimos años.

De hecho, desde Pro-Tejer señalan que, además de no estar registradas en un 75 por ciento, las empresas textiles, que en un 95 por ciento son Pymes, sufrieron en los últimos cuatro años una caída de su nivel de actividad del orden del 30 por ciento, perdiendo cerca de 23 mil puestos de trabajo.

Así, el panorama no podía ser más adverso para que este rubro enfrentara la actual pandemia, en el que los créditos o subsidios públicos, o la reconversión hacia la producción sanitaria, están actuando como un verdadero salvavidas en medio de la tormenta, para quienes pueden instrumentarlos. Si bien no hay cifras específicas sobre el rubro, fuentes gremiales empresarias afirmaron a BAE que hasta el momento se ejecutaron cerca de la mitad de los 500.000 subsidios Asistencia de Emergencia a la Producción y el Trabajo ( ATP) solicitados, no más del 25 por ciento de los 91.000 millones pesos que el Fondo de Garantía Argentino (Fogar) acordó con los bancos.

Regalini instrumentó ambas cuestiones, pues reconvirtió su fábrica para la confección de barbijos, y paralelamente recibió una ayuda estatal que califica como “buena y rápida, sobre todo teniendo en cuenta las limitaciones públicas actuales y la situación de otros países”. Aun así, señala las iniciales dificultades para obtener el crédito MiPyMEs a tasa del 24 por ciento, pues afirma que “los bancos veían nuestros balances de los últimos años en donde a todos nos había ido pésimo, y no les importaba la regulación del Banco Central para otorgar los créditos subsidiados, queriéndote incluso vender créditos hipotecarios. Esto también se dio desde la banca cooperativa, que llama socios a los clientes, pero al instante cortó el descubierto. Sin embargo, el esfuerzo posterior del Estado por lograr la garantía Fogar con recursos del Tesoro fue clave, y luego recibimos también el ATP“. 

Por su parte, Marcelo Siddig, cuya empresa Freenep S.R.L. de Chacarita producía ropa a pedido de tiendas, supermercados y retails, pudo reabrir luego de un mes porque comenzó a cortar barbijos y camisolines para otra empresa, pero se quedó con toda la producción de febrero y marzo sin entregar, además de que los pedidos de marzo bajaron 50 por ciento y fueron nulos en abril.

De todas formas, también él logró pagar parte de los salarios de sus 12 empleados mediante el programa ATP, aunque todavía no tuvo respuesta para el período de mayo. En relación al crédito Fogar que, también solicitó en marzo, pudo lograr un crédito del Credicoop, “aunque después de mucho insistir”, para los empleados bajo nomina en ese banco, pero no así de los que se encontraban en el Superville, por lo que, señala, “ya decidí que cuando esto se normalice me voy a pasar a un banco público”.

Ambos tienen a su favor tener una empresa regularizada ante la AFIP, aunque en una situación como la actual, nadie tiene asegurado el futuro. De hecho, Regalini afirma que la cadena de pagos ya está cortada, pues en su rubro “las lencerías no van a poder levantar los cheques que se dieron por las entregas, y muchos de esos cheques fueron dados a proveedores de hilados, en una cantidad como para empapelar una provincia, por lo que hay que instrumentar medidas para se financie ese agujero negro”.

De igual forma opina Rodolfo Liberman, titular de la tintorería industrial de tejidos de punto Tikvatex S.A. que emplea a 140 operarios, quien señala que la ayuda oficial que están recibiendo “deberá continuar, al menos todo el año, porque es incierto el país y el mundo que quedarán después de la cuarentena”. Liberman sostiene que sus ventas quedaron en cero a partir de marzo, cuando además cerraron completamente, y que si no hubiese sido por la ayuda estatal, a través de los préstamos al 24 por ciento y luego el ATP, “no estaríamos contando el cuento”.

Se firmó un convenio para fortalecer la industria textil

Fuente: Lujan en Linea ~ La Municipalidad de Luján informó que con el objeto de fortalecer a las industrias textiles locales, este jueves se realizó la firma de un convenio entre el Municipio de Luján y la Cámara de la Industria Textil de Luján.

Encabezado por el Intendente Municipal, Leonardo Boto, y Alberto Nicosia, Presidente de la Cámara de la Industria Textil de Luján, el encuentro tuvo lugar en el recinto municipal y contó con la presencia del Subsecretario de Industrias Textiles del Municipio, Rodolfo Bianchi; el Vicepresidente de la Cámara, Darío Brunetti y el Tesorero de misma, Emiliano Coggiola.

A partir del convenio suscrito, se podrán impulsar una serie de acciones conjuntas como la realización de cursos y capacitaciones; actividades que contribuyan al fortalecimiento de las PyMEs y a la mejora en la calidad de los servicios; proyectos o programas de asistencia técnica y financiera para empresarios del sector textil; entre otras medidas.También se acordó la realización de ferias, exposiciones, rondas de negocios y otros tipo de eventos con el fin de promocionar y difundir los trabajos de emprendedores y emprendedoras locales.

Así como, activar programas de desarrollo en innovación con la aplicación de sistemas de calidad y tecnologías, para promover la generación de valor agregado a través de la confección y comercialización de productos terminados.Este convenio de colaboración recíproca también es producto de todas las gestiones que vienen realizando la Subsecretaría de Industrias Textiles, dependiente de Jefatura de Gabinete, con el objetivo de reactivar la industria. En este sentido se ha logrado que unas 50 PyMEs de Luján se encuentren exceptuadas de la cuarentena por estar vinculadas a actividades esenciales.

En el actual marco de Emergencia Sanitaria es fundamental garantizar la producción local de insumos para abastecer a los efectores de salud de la localidad, brindando la posibilidad de que un sector que se ha desfavorecido durante la pandemia, pueda seguir desarrollando su actividad económica.

Textiles buscan ampliar las habilitaciones para los locales de indumentaria

Fuente: 0223 ~ La Cámara Textil elabora un protocolo para articular con el documento que elaboraron para los comercios. Los locales reemplazarían la cortina de tela de los mostradores y desinfectarían la ropa.

En medio de las habilitaciones que se concedieron para distintos rubros de Mar del Plata, la industria textil trabaja en estos días en un protocolo para ampliar los permisos de trabajo a los locales de indumentaria, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Luego de que el intendente Guillermo Montenegro elevara distintos pedidos al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, la administración de Axel Kicillof hablitó solo a la industria textil de tejido de punto. Y frente al avance de nuevos permisos, desde el sector buscan poner en marcha a los comercios de venta minorista.

Según pudo saber 0223, la Cámara Textil local a cargo de Juan Pablo Maisonnave confeccionó un protocolo en el que se plantea desinfectar la mercadería que se prueban las personas. La entidad trabaja con ingenieros que tratan de determinar qué tipo de herramientas se pueden utilizar para desinfectar la ropa, dependiendo de la fibra.

Otra de las medidas de seguridad que se barajan es reemplazar la cortina de tela de los mostradores por otro elemento de separación. Además, se deberá controlar el ingreso de los clientes para evitar algomeración de personas y garantizar el distanciamiento social y equipar el local con elementos de higiene y seguridad para desarrollar las tareas.

Las disposiciones que se establezcan deberán articularse con el protocolo que elaboraron la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (Ucip) y el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), que propusieorn llevar adelante una atención en base a la finalización del número del Documento Nacional de Identidad (DNI)Para ello, se utilizaría una regla memotécnica por finalización de número de documentos según los días.

También se recomendó la instalación de una barrera física dentro de los comercios, como un vidrio o un acrílico, y la colocación de dos trapos de piso con lavandina diluida en agua. Uno dentro del local y el otro del lado de afuera de la puerta de acceso.

Las empresas que quieran poner en marcha sus producciones deben completar un formulario online. La información es analizada por las autoridades municipales que luego la elevarán a Provincia para que otorguen su aprobación a través de una disposición especial.

Según la información oficial, la apertura administrada será sólo para aquellas industrias que tienen el proceso productivo dentro de la empresa. La flexibilización implicaría el retorno de 1.500 personas a sus puestos de trabajo.

Luego de que el Gobierno nacional autorizara a otras siete actividades, el intendente Montenegro anunció que el fin de semana se implementará una prueba piloto para permitir la apertura de comercios minoristas a cielo abierto y peluquerías. Los locales podrán funcionar solo el sábado y el domingo de 9 a 17 horas.

Qué tienen que tener en cuenta los textiles luego de la flexibilización

Fuente: El Marplatense ~ El tejido de punto será una de las tres actividades que podrán volver a la trabajar bajo la autorización que dio el gobierno provincial. Semanas después de la presentación que realizó la Cámara Textil el municipio comunicó la aprobación por parte del gobierno de Axel Kicillof.

“El protocolo sanitario focalizado en bioseguridad presentado por la institución al municipio fue desarrollado por ingenieros especializados en seguridad e higiene y consensuado entre las autoridades de salud y producción, sindicatos y la institución”, detallaron en un comunicado la entidad que preside Maisonave.

El mismo tiene como objetivo el inicio de la actividad propia de la industria textil del partido de General Pueyrredón, tomando las medidas de prevención correspondientes para cuidar la salud tanto de los empleados de las empresas como de los habitantes de la ciudad de Mar del Plata y alrededores.

Si bien la excepción corresponde a la industria textil en general, la reapertura de la actividad será administrada y se evaluará por empresa individualmente. Esto significa que no todo el sector comenzara a funcionar normalmente.

Inicialmente las empresas deberán completar el formulario destinado a tal fin en https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScp9F52XJA23QD4EW3UxcFL5nfuInlzVEQ1t2wXMMFeP88Evw/viewform . Luego de ser analizada la información, los Sindicatos, el Municipio y la Cámara Textil evaluarán en detalle las empresas y la información suministrada, para elevar a las autoridades provinciales su pedido de aprobación, a través de una disposición especial.

Una vez permitida para operar, cada empresa tendrá la posibilidad de iniciar su actividad de la forma que sea más conveniente, dependiendo el tipo de negocio que desarrolle, ya sea con todo su personal de planta, o de forma parcial, con jornadas especiales. Esto se debe a la gran heterogeneidad que existe en el sector y a la fecha incierta de reapertura del canal de comercialización mayorista y minorista.

Juan Pablo Maisonnave, presidente de la Cámara Textil, informó: “Es importante para todos los integrantes de la cadena de valor textil estar en conocimiento que con esta excepción no podrán abrir todas las empresas en esta etapa, únicamente lo harán aquellas que tengan el permiso provincial. Nosotros estaremos trabajando junto al Municipio y a los sindicatos para una reapertura administrada y responsable. El nuestro es uno de los cinco sectores que más empleo genera en la ciudad y la Provincia de Buenos Aires, por eso debemos ser conscientes y cumplir con las medidas preventivas dispuestas en el protocolo, que no sólo esta enfocado en las empresas sino también en quienes son parte de las mismas, únicamente será eficaz y positivo si todos cumplimos con las normas sanitarias previstas”

Maisonnave también recalco: “Los ingenieros y el equipo de la institución realizaron un gran trabajo en la confección de un protocolo para que contenga todos los requerimientos indicados desde el ámbito de Salud, que se adecue al sector y fundamentalmente que las empresas y el personal que trabajan en ellas lo puedan cumplimentar. Agradecemos la predisposición del Intendente, Guillermo Montenegro y de Fernando Muro Secretario de Desarrollo Productivo y su equipo, que siempre estuvieron disponibles para discutir sobre esta situación”.

Por ultimo, el titular de la institución detalló: “Si bien es una medida positiva que el sector industrial textil comience a operar, esto indefectiblemente debe ir de la mano de la reapertura del sector comercial. Inicialmente las empresas comenzarán a fabricar la mercadería que quedó en procesos productivos intermedios dentro de las plantas a causa del inicio abrupto de la cuarentena, esto conllevará a un incremento del gasto y lamentablemente aún estaremos sin percibir ingresos, por eso será muy importante el inicio de actividades del retail en el corto plazo”

La institución creó una casilla de correo electrónico especial para que puedan comunicarse quienes tengan inquietudes sobre como será el procedimiento en general o de instrumentación en la carga de información: excepciontextilmdp@gmail.com

La industria textil de Mar del Plata fue autorizada para volver a producir

Fuente: Vía País ~ Podrán reiniciar las tareas aquellas empresas que sean aprobadas por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, la Municipalidad, los gremios y la Cámara Textil.

A días de que la Cámara Textil marplatense presentara un protocolo de medidas preventivas para la industria, el Municipio comunicó la aprobación por parte del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires para exceptuar del aislamiento social, preventivo y obligatorio a quienes desarrollen actividades en empresas del sector.

El protocolo sanitario focalizado en bioseguridad presentado por la institución al municipio fue desarrollado por ingenieros especializados en seguridad e higiene, y consensuado entre las autoridades de salud y producción, sindicatos y la institución.

Si bien la excepción corresponde a la industria textil en general, la reapertura de la actividad será administrada y se evaluará por empresa individualmente. Esto significa que no todo el sector comenzara a funcionar normalmente.

Inicialmente las empresas deberán completar el formulario destinado a tal fin y luego de ser analizada la información, los Sindicatos, el Municipio y la Cámara Textil evaluarán en detalle las empresas y la información suministrada, para elevar a las autoridades provinciales su pedido de aprobación, a través de una disposición especial.

Una vez permitida para operar, cada empresa tendrá la posibilidad de iniciar su actividad de la forma que sea mas conveniente, dependiendo el tipo de negocio que desarrolle, ya sea con todo su personal de planta, o de forma parcial, con jornadas especiales. Esto se debe a la gran heterogeneidad que existe en el sector y a la fecha incierta de reapertura del canal de comercialización mayorista y minorista.

Juan Pablo Maisonnave, presidente de la Cámara Textil, remarcó que “es importante para todos los integrantes de la cadena de valor textil estar en conocimiento que con esta excepción no podrán abrir todas las empresas en esta etapa, únicamente lo harán aquellas que tengan el permiso provincial”.

Maisonnave puntualizó además que “si bien es una medida positiva que el sector industrial textil comience a operar, esto indefectiblemente debe ir de la mano de la reapertura del sector comercial“.

“Inicialmente las empresas comenzarán a fabricar la mercadería que quedó en procesos productivos intermedios dentro de las plantas a causa del inicio abrupto de la cuarentena, esto conllevará a un incremento del gasto y lamentablemente aún estaremos sin percibir ingresos, por eso será muy importante el inicio de actividades del retail en el corto plazo”, enfatizó.

Gremio textil acuerda suma fija de entre $17.000 y $20.000 para los que no están trabajando

Fuente: Ambito ~ Es un acuerdo entre la cámara empresaria del sector y el sindicato. Regirá durante los próximos tres meses.

La Asociación Obrera Textil (AOT) y la cámara empresaria del sector acordaron este lunes el pago de una suma fija de entre 17.000 y 20.000 pesos, que reemplazará al salario habitual durante los próximos tres meses de aquellos trabajadores que en el marco del aislamiento obligatorio por la pandemia no están cumpliendo sus jornadas laborales.

“Esta es una industria que ya venía muy golpeada y a causa de la pandemia tenemos actualmente más del 90% de la industria paralizada. Priorizamos discutir de qué forma podemos hacer que el trabajador que está en su casa pierda lo menos posible”, explicó Benítez en un comunicado.

Al respecto, el dirigente cegetista señaló que los trabajadores textiles que están en actividad “gozarán de su convenio colectivo de trabajo y deberán cobrar el cien por ciento del salario”.

“Acá cuando hablamos de rebajas de sueldos, hay que decir que una cosa es discutir salarios en épocas normales en una industria en plena actividad y otra cosa es discutir de qué forma podemos hacer que el trabajador pierda lo menos posible estando en su casa”, planteó.

Y agregó: “Tenemos que ser conscientes de la realidad; ni los trabajadores ni los empresarios tienen la culpa de lo que está pasando y aquí tenemos que repartir las pérdidas”.

El acuerdo alcanzado con la FITA contempla una suma fija de entre 17.000 y 20.000 pesos, según la categoría del empleado, mientras que dentro de 90 días las partes volverán a negociar cómo se instrumentará el pago de haberes para quienes no están yendo a trabajar por la pandemia.

En el caso de los compañeros que por suerte hoy tienen la posibilidad de asistir a las fábricas para hacer camisolines, barbijos y otros elementos de seguridad sanitaria, vamos a hacer respetar el convenio colectivo, ellos tienen que cobrar el 100%”, finalizó Benítez.

De esta forma, Textiles se sumó a otros sindicatos que vienen negociando algún tipo de rebaja salarial para evitar los despidos de los trabajadores que están impedidos de presentarse en sus puestos, como el caso también de Gastronómicos, Comercio, Petroleros y SMATA.

Las tiendas europeas planean desinfectar la ropa

Fuente: Clarín ~ El sector textil europeo, inmerso en una crisis sin precedentes debido al cierre de establecimientos por el estado de alarma, trabaja ya en cómo serán las tiendas de ropa tras su futura reapertura. Diagraman medidas de seguridad encaminadas a dar tranquilidad a los clientes y reactivar un negocio que teme perder hasta un 40% de la facturación este año.

Estudian someter las prendas a tratamientos descontaminantes con luz ultravioleta u ozono. El virus puede vivir 48 horas en la ropa.

Una de las cuestiones que originan más debate es qué ocurrirá con las prendas que los clientes se prueben y no compren. Encima de la mesa de varias cadenas de moda está la opción de desinfectar esas piezas para asegurar que no hay resto de coronavirus . Las empresas agrupadas en Modacc, el clúster del textil catalán con más de 140 compañías asociadas, estudian opciones como someter las prendas a tratamientos descontaminantes con luz ultravioleta u ozono. “Valoramos medidas junto al centro tecnológico Fitex, en Igualdad, que está estudiando la persistencia del virus sobre el tejido y vías para eliminarlo”, afirma David García, director de Modacc.

El sector textil y el deportivo piden al Gobierno español que regule la exención de alquileres comerciales Según las investigaciones, el coronavirus puede permanecer hasta 48 horas sobre los tejidos en condiciones de temperatura y humedad óptimas. Por lo que otra de las opciones que se estudian es apartar las prendas que los clientes se prueben durante dos días. Mango está aplicando ya esta medida en las tiendas que ha reabierto esta misma semana en Austria y Holanda, tras la reducción de las restricciones de las autoridades locales.

Durante esta semana, la firma con sede en Barcelona prevé reabrir también 42 locales en Alemania. En ellos, las prendas que sean devueltas o que alguien se haya probado permanecerán 48 horas en cuarentena antes de ser expuestas de nuevo al público. Otras de las medidas de seguridad que tanto Mango como Desigual han implantado ya en sus tiendas en Europa, y que puede marcar el camino de lo que ocurrirá en España, pasan por la desinfección de los probadores en aquellos países que permitan abrirlos, así como del resto de la superficie de la tienda, la reducción del aforo o el dispensamiento de geles desinfectantes a los clientes. “Se trata de un primer paso con el que empezar a repensar cómo serán las tiendas físicas en los próximos meses”, señala Alberto Ojinaga, director general de Desigual.

Diagraman medidas de seguridad encaminadas a dar tranquilidad a los clientes y reactivar un negocio que en Europa teme perder hasta un 40% de la facturación este año.

Mientras se espera a la reapertura de las tiendas, el sector teme por la supervivencia de parte de su tejido. “Las marcas de proximidad y el pequeño y mediano comercio sólo podrán sobrevivir si el Gobierno regula la exención de las rentas de alquiler durante el periodo de alarma”, señala David García, de Modacc. La presión para que el Gobierno apruebe una exención de los alquileres comerciales arrecia. Al SOS lanzado ayer por el sector textil se añadió la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas.

“Con la habilitación de la venta online, al menos, podremos pagar los salarios”

Fuente: Cronista ~ La entrevista es distinta, como todo lo que está sucediendo en estos tiempos. Del otro lado de la pantalla, con auriculares, Claudio Drescher conversa con El Cronista. Como histórico empresario del negocio textil, conoce el rubro como pocos y preside la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI).

Y, como todo lo que sucede en estos días, la charla, que había comenzado el jueves, tuvo que tener un segundo llamado, luego que el sábado a la noche el Gobierno diera el visto bueno al pedido de los comercios de poder realizar venta online.

“Andamos muy mal”, había iniciado la conversación el jueves el empresario que no solo vive en carne propia las penurias del sector sino que, como número uno de la cámara, escucha día a día a cientos de empresarios de uno de los sectores más afectados por la crisis sanitaria y económica. Hoy, tienen cierto alivio.

-¿En qué situación está la moda?

-Andamos mal. Y, cuando digo indumentaria, digo toda la cadena de valor: hilado, textiles, los que tiñen, los talleres de confección, el diseño, la marca y la comercialización. Esa es la cadena de valor de la moda, exactamente, 1 millón de personas.

Hay una discusión entre lo esencial y lo no esencial. Hay industrias que se consideran esenciales y es obvio que tengan prioridad. Lo único que digo es que, en la cadena de valor de la moda, donde está calzado también, hay 1 millón de trabajadores que dependen de que esto empiece a funcionar.

En el caso de las marcas, si no tienen ventas, no tienen ingresos. Y al tener cero ingresos no podemos dar trabajo al hilandero, ni al taller de confección ni a nuestro personal, ni a nuestras vendedoras. O sea, se rompe la cadena de pagos de todo el sector.

-¿Por eso la importancia de que se les habilite el e-commerce?

-Exacto. Estoy a favor de privilegiar el tema de la salud y lo compartimos 100 por ciento. Sabemos que, todavía, acá no llegó la ola más difícil, la gente está tomando conciencia relativamente de lo que se avecina. Va a ser duro, con lo cual estamos cien por cien de acuerdo con que la política que está desarrollando el Gobierno es correcta.

La dicotomía economía y salud es totalmente falsa: un descontrol sanitario en el país tiene un impacto económico enorme. Entonces, para los que dicen que el problema es la economía, todavía, no entendieron contra qué estamos lidiando. Si nosotros vamos a trabajar normalmente y se empieza a infectar la gente, va a dejar de ir. Se va a romper la economía igual, con la diferencia que va a producir un nivel de enfrentamiento entre sindicatos, trabajadores, empresas… Va a ser incontrolable.

-Pero esta flexibilización para la indumentaria era indispensable…

-Sí, es una noticia muy positiva. No estábamos pidiendo que abran los centros comerciales. Yo, como presidente de la cámara y por mi propia marca, tener los shoppings cerrados es como cortarme las piernas, no existo sin los locales. Pero consideramos que el método de entrega a domicilio es el más idóneo y el más saludable. Yo uso sistemas de entrega, justo hace un rato acaba de llegar el repartidor, tocó el timbre de mi departamento, no ingresó, dejó las cosas en el suelo, le di mi número de documento y se fue. Ahora yo tomó esa caja, la higienizo y la puedo abrir. En el caso de la indumentaria, con cuatro personas en un depósito, habilito la preparación de paquetería, cumpliendo las medidas de seguridad. Esa gente prepara los paquetes y los entrega a la empresa de logística con la cual trabaje.

-¿Y eso ya implica un gran alivio para cada empresa?

-Por supuesto, si bien el e-commerce representa en todas las marcas de indumentaria, del 100% de nuestra facturación global (locales, exportación, venta mayorista), solo el 10%. Si se tiene en cuenta solo el retail, es algo más del 20, un 23%.

-¿Pero en este tiempo podría pasar a ser el 15%?

-Posiblemente. Y me sirve para pagar salarios, obra social, retenciones. Todos los impuestos que estoy obligado. Hay muchos en los que estamos exceptuados.

-¿El lunes -por hoy- ya podrían vender online?

El lunes vamos a proceder al paso organizativo y tomar todas las medidas de seguridad e higiene. En nuestro caso, hemos hecho una capacitación online. La Cámara ha sugerido que estando en sus casas, las personas que van a manipular las cajas y hacer los envíos ya online hagan la capacitación. Todos los uniformes de seguridad ya están entregados. Mañana va a ser un día de adaptación. En los depósitos, va a haber un enfermero que va a tomar la fiebre a las personas antes de ingresar. Los turnos van a ser más cortos, y cada uno va a tener menos gente trabajando. Y cada vez que termina un turno se higieniza el lugar. Lo estamos haciendo con una enorme responsabilidad para que esto sea el primero paso paulatino para empezar a normalizar la economía.

-¿Que pasa el día después?

-Una característica de este momento histórico es que no tenemos fecha. Por eso, no sé si sirva cualquier plan que podamos hacer, aunque, por supuesto los estamos haciendo. En este momento, estamos comprando tela para el invierno 2021. Si frenamos, nos estamos suicidando.

-Pero, por supuesto, con cálculos a la baja…

-¡Obviamente! Estamos pensando en una caída del sector del 30%, 40% en cantidad de unidades. La economía se rompió y el Gobierno tiene que desarrollar una economía mucho más audaz de salvataje de la industria nacional. Si no se toman, y entiendo que lleva tiempo, sabemos que van a quedar muchísimas empresas en el camino. Y lo que va a suceder es una extranjerización de la industria.

Suárez: la firma textil Dass hace gestiones para volver a trabajar

Fuente: La Nueva ~ La firma textil Daas, que emplea en la planta exGatic a unas 800 personas, realizó un pedido formal para poder volver a trabajar en la producción de zapatillas. Lo hizo a través de un escrito dirigido al presidente de la Nación, Alberto Fernández, así como al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

De todos modos, desde los gremios afirman que el Comité de Crisis Municipal debe evaluar el protocolo enviado por la empresa pero, a su vez, reclaman un contacto directo con las autoridades de la fábrica.

Antonio Godoy, del Sindicato de Obreros del Caucho Anexos y Afines (Socaya), y Víctor Alejandro Ponce, del Sindicato de Empleados del Caucho y Afines (Seca), dijeron que no tuvieron contacto con la empresa sobre este tema, aunque sí lo hicieron con las autoridades municipales.

“Nos reunimos con un representante de la municipalidad, donde se nos planteó el pedido realizado por Dass Suárez de retornar su personal a los puestos de trabajo”, dijo Godoy.

Junto a Ponce agregaron que dicho pedido espera ser evaluado. Además de informar sobre esta cuestión, el representante municipal pidió la opinión de los representantes sindicales.

“Estando en un todo de acuerdo en que lo principal es la salud de quienes trabajan, pedimos la intervención de los especialistas que integran el Comité de Crisis Municipal, (a fin de) evaluar in situ el protocolo para volver a trabajar presentado por la empresa y que vean si es viable o no”, sostuvo Ponce.

“También necesitamos que, desde Dass Suárez, revean la exención de no concurrir a trabajar cubierta por la resolución ministerial 207/2020 art. 3°, la cual no fue implementada antes de la cuarentena obligatoria”, agregó el gremialista.

Los representantes gremiales pidieron, además, que quienes no están siendo efectivizados en este período de cuarentena tengan prioridad de ingreso una vez terminada esta etapa.

“Debemos volver a trabajar, (pero) sin descuidar en ningún momento que atrás de las 800 personas que vamos a concurrir a la empresa en esta pandemia hay una familia y una comunidad que, gracias al esfuerzo de quedarnos en casa, hoy no tenemos ningún caso del Covid-19 en Coronel Suárez”, afirmó Godoy.

“Dejamos en claro que, aparte de la autorización presidencial, los especialistas de salud del Comité de Crisis Municipal tienen que revisar el protocolo. Debemos firmar un acta donde cada uno asuma las responsabilidades de volver a la actividad para preservar la fuente de trabajo”, afirmó Ponce.

Godoy agregó que, sobre este tema, mantienen reuniones con el intendente suarense, Ricardo Moccero y con el presidente del Concejo Deliberante, Fabián González.