La adaptación de la industria textil, clave para “insumos críticos” en la lucha contra el Covid-19

Fuente: Telam ~ La atención médica a los infectados por coronavirus debe realizarse con un equipo de protección especial considerado como un “insumo crítico” escaso a nivel global, lo que en Argentina comenzó a traducirse en una adapatación de empresas textiles para compensar esos faltantes.

De la correcta dotación de camisolines, cofias, cubrebocas y barbijos depende que los profesionales más expuestos no se conviertan en víctimas del virus, algo que se ha rastreado reiteradamente desde que comenzó la pandemia.

Durante una teleconferencia realizada con los titulares de las carteras sanitarias provinciales, el ministro de Salud, Ginés González García, comentó que se reforzó “la capacidad productiva del país (…) para tener recursos de forma masiva para ser distribuidos entre todas las provincias”.

En ese sentido, para responder a los requerimientos que puedan sobrevenir en las próximas semanas, además de las empresas tradicionales que abastecen de esos productos al sistema, una parte de la industria textil comenzó a adaptar sus establecimientos y a formalizar protocolos de trabajo.

Desde la fundación Pro Tejer, entidad que nuclea a 100 actores de la industria textil, confirmaron que ya se está trabajando en un pool de 30 empresas confeccionistas y que estiman poder producir unos 150.000 kits por semana de camisolín, tapabotas y cofias, cerca de 600.000 equipos por mes.

“Son empresas importantes, que tienen robots de corte en talleres propios, con todas las condiciones que corresponden según las muestras que envió el Ministerio de salud”, explicó a Télam el secretario de Pro Tejer, Luciano Galfione.

Sin embargo, no todo el sector textil -que atraviesa una crisis de larga data- puede sumarse. Y, en otros casos, los empresarios se debaten en “un cálculo de estrecho costo-beneficio”.

En ese sentido, desde la Cámara industrial Argentina de la Indumentaria comentaron a Télam que del porcentaje que podrían encarar la reconversión solo unos pocos lo hacen dado que “es difícil conseguir las habilitaciones, preparar las instalaciones, los protocolos y tramitar los permisos de tránsito para los trabajadores, entre otros puntos”.

Galfione, en cambio, reconoció dos limitaciones alternas: “Se podría producir más, pero los proveedores de materia prima son limitados”, y hay incertidumbre sobre “el acceso” a las posibilidades de venta de lo producido a los diferentes niveles del Estado y del sistema de salud en general.

Sin contar a empresas grandes que están haciendo inversiones de cientos de miles de dólares para adquirir máquinas automáticas, el pool antes mencionado prevé apostar entre 40 y 50 millones de pesos que van invertirse en el circuito operativo.

“No es el 5% del volumen productivo de las empresas, pero es un 5% menos de la pérdida que se tenía”, graficó el empresario textil.

Finalmente, además del aporte que puedan llegar a hacer estos actores, diversas entidades de diverso tipo se han lanzado a la tarea de elaborar implementos médicos, alumnos universitarios que producen máscaras con impresoras 3D hasta el personal de las Fuerzas Armadas que confecciona camisolines, barbijos y fundas para camillas.

Textiles pagaron los sueldos pero admiten que la situación “es muy difícil”

Juan Pablo Maissonave, titular de la Cámara Textil local contó cómo las empresas afrontan este panorama sin ventas. Aguardan la implementación de medidas para las pymes.

Continúa la preocupación del sector textil ante la suspensión total de las actividades por el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional, en el marco de la pandemia del coronavirus.

En diálogo con 0223, Juan Pablo Maissonave, presidente de la Cámara Textil de Mar del Plata, confirmó que desde que se inició la cuarentena, “las fábricas están todas paradas hasta el 13 y sin novedades a ver cómo sigue y si se empieza a levantar”.

Ante este adverso panorama, admitió: “Todas las empresas estamos en una situación difícil. En su mayoría están cumpliendo con el pago de sueldos de marzo. Veremos qué pasa cuando se instrumente la Ley de Emergencia para pymes, con todas las medidas que anunció el presidente. Porque está todo el decreto con sus artículos, pero no aun su instrumentación, para el mes de abril”, resumió.

Las empresas dejaron de tener ingresos desde el 18 de marzo en adelante. Imaginate de qué forma afrontas con todos los compromisos que tenés de pagos, sueldos, impuestos, créditos, proveedores, sin tener ingreso alguno. Estamos todos en una situación difícil, pero estamos peleándola”, evaluó.

En esa línea, el titular de la cámara que agrupa a los textiles de la ciudad, explicó que si bien la mayoría de los comercios del rubro poseen venta online, “el groso del consumo se da en los locales físicos”, situación que podría modificarse una vez que haya una gran apertura de la cuarentena.

“La venta online es una herramienta más, pero vivimos de la venta minorista y mayorista con muchas marcas. Al estar cerrado, se complica mucho”, razonó.

Por último, valoró el aporte que distintas empresas locales hicieron a centros sanitarios en la fabricación de barbijos y camisolines, que contó con la ayuda de un grupo de diseñadores, de la Municipalidad para aportar la materia prima y de algunos empleados que de manera voluntaria concurrieron a sus trabajos. “Concurrieron un grupo grande de empresas y se armaron pequeños grupos de trabajadores, que se pusieron a disposición. Fue nuestro granito de arena para ayudar en esta pandemia”, finalizó Maissonave.

Un grupo de textiles se reconvierte para abastecer las necesidades de ropa descartable del sistema de salud

Fuente: IProfesional ~ Un grupo de pymes producirá indumentaria de salud para mantener parte de sus talleres activos y poder pagar salarios. Desafíos y obstáculos de la urgencia

Un grupo de empresas textiles ultima por estos días los detalles para reconvertir, durante un tiempo, su producción de ropa para chicos, jóvenes y adultos, en otra, de corte, costura y confección de los cientos de miles de kits compuestos por cofias, camisolines y tapabotas. Será los equipos que necesitará el personal sanitario cuando el contagio por coronavirus comience a mostrar otras cifras, suban las internaciones y el recambio de esa ropa sea una constante en clínicas y hospitales.

Se trata de una iniciativa que impulsa una veintena de empresas nucleadas en la Fundación Pro Tejer que responden a un pedido que el Gobierno les hiciera semanas atrás para producir estos kits sanitarios.

Esas empresas, todas pymes aunque con suficiente nivel de automatización de la producción para responder a una demanda intensa, se están organizando en una especie de Unión Transitoria de Empresas (UTE) que abrirán parte de sus talleres con parte de su personal para confeccionar estos kits que necesita el Gobierno.

Haberse integrado de esta manera responde a la necesidad de que, como industria textil, no cuentan con los permisos respectivos para producir material para el sistema de salud, uno de los aspectos con el que se va contra reloj para contar con las autorizaciones necesarias para producir con los estándares requeridos. Hacerlo de manera conjunta facilita esos trámites y procesos.

“El objetivo es abastecer a una parte del mercado de la salud. Somos todas empresas chicas que presentamos una oferta unificada al Gobierno y que, en este proceso de reconversión de la producción, permitirá bajar un poco las pérdidas que significa que no haya actividad”, explicó a iProfesional, Luciano, Galfione, secretario de la Fundación Pro Tejer.

La industria textil es una de las más castigadas por el aislamiento social preventivo y obligatorio que comenzó a regir el pasado 20 de marzo y se extenderá hasta el próximo 12 de abril, cuando se conocerá la nueva fase de esta cuarentena. A partir del 13 de abril se irá abriendo el confinamiento a actividades que permitan comenzar a mover la economía, como la construcción, mencionada entre ellas.

Las empresas aspiran a formar parte de ese grupo que reabrirá sus puertas de manera paulatina a partir del 13 de abril. Especialmente cuando otra de las actividades a sumar a esta segunda fase sería el de los comercios, aunque con la posibilidad de incorporar el delivery e internet como las principales ventanillas de venta y distribución.

En cuanto al trabajo conjunto que realizan por estos días, las textiles unificarán procesos, es decir, un grupo se dedicará al corte, otro a la confección y otro a la compra de los insumos. Será el modo de ganar en eficiencia para lograr, así, la venta unificada de los kits al Estado.

“El Gobierno ya facilitó la muestra del producto que se necesita. Las empresas pueden reconvertir parte de su actividad rápidamente. En todos los casos son textiles con talleres propios, con buena confección. Es el modo de certificar que la producción se haga en las condiciones requeridas, es decir, que cumplan con los requerimientos técnicos y los protocolos de higiene tanto de los establecimientos como de las personas que asistan a trabajar”, agregó Galfione.

Estas pyme, que producen marcas nacionales reconocidas, cuentan con robots de corte y con suficiente tecnología para producir rápidamente la indumentaria que necesitarán médicos, enfermeros, camilleros, cocineros, y asistentes del sistema de salud en general cuando se registren los picos de contagio y, con él, una mayor demanda del sistema de salud.

En principio, este grupo estaría en condiciones de proveer unos 150.000 kits por semana, es decir, que en un mes podrían estar por encima del medio millón de conjuntos que necesita cada integrante de los hospitales, clínicas y sanatorios que recibirán los distintos casos.

A voluntad y cerca de los talleres

La convocatoria del personal de los talleres de estas empresas no será masivo. “Mi empresa hace ropa de niños. Esto tiene un costo que, como mínimo, es el de los salarios. En nuestro caso no vamos a convocar a todo el personal sino a los que quieran trabajar, que vivan cerca de la empresa o que cuenten con un auto para trasladarse. De 50 empleados que tengo, como mucho serán 10 los que se sumen a esta tarea”, comentó, por su parte, Hernán Ebekian, presidente de la Cámara Argentina de Indumentaria de Bebés y Niños (CAIByN).

La industria textil es una de las más golpeadas por la recesión que afecta a la Argentina, situación que e profundizó desde que el Gobierno comenzó a tomar medidas para prevenir un aumento vertiginoso de los casos de coronarivus en el país luego de que se detectara el primer contagio en el país, el pasado 3 de marzo.

De hecho, la semana pasada, la misma Fundación Pro Tejer pidieron medidas para evitar que se corte la cadena de pagos del sector que, desde mediados de marzo está en cuarentena y, por ende, los talleres totalmente parados.

Que las entidades financieras operen como banca de crédito y cubran los cheques de aquellos clientes para que se acrediten en las cuentas de aquellos a los que se les hizo el depósito.

Las ventas de indumentaria en el sector minorista cayeron 2,7% en diciembre de 2019 contra el mismo mes de 2018, de acuerdo a los datos de la Cámara Argentina de la Indumentaria, y si bien en enero vislumbraban un mejor panorama para el sector, la pandemia terminó rápidamente con las acciones a poner en marcha a partir de marzo.

Por eso es que, si bien este grupo de empresas está dispuesto a dar respuesta al llamado del Gobierno, y a reactivar y reconvertir durante este tiempo su producción, también aclararon que “no buscamos un negocio sino cubrir parte del costo que hoy tenemos por estar paradas”, advirtió Ebekian.

Entre las regulaciones y las finanzas

Además de la situación particular del sector, para embarcarse en esta iniciativa las textiles deben sortear dos obstáculos más: uno de ellos es el referido al cumplimiento de los protocolos de salud que exige el sistema sanitario y que aprueba la ANMAT, y sobre el que se busca obtener rápidamente las certificaciones para cumplir con las normas de producción de artículos para la sanidad.

El otro tiene que ver con el abastecimiento de las materias primas para confeccionar esa ropa, como la friselina para los camisolines o los elásticos para copias y otros artículos.

“La friselina y otras materias primas empiezan a escasear porque hay alta demanda de estos insumos a todo nivel. Hay capacidad para un abastecimiento normal pero no para esta situación excepcional. La producción de los proveedores está sobrevendida y todo eso se paga de contado. Al principio este capital lo van a financiar las empresas que participamos pero hasta que se pegue la vuelta va a demandar un tiempo”, apuntó Gialfone.

Por esa razón, le piden al Gobierno que se generen los distintos instrumentos para agilizar estos procesos. “No podemos esperar a que el Estado nos pague a los 120 días, pero sí podemos sostener esta situación si se paga a los 30 días, que es más razonable”, agregó.

A la hora de sacar cuentas se trata de unos $30 millones quen para las pymes del sector textil “es un montón de dinero”, se preocupó por destacar el directivo.

Esta tarea de reconversión, sobre la que se trabaja desde hace varias semanas, podría ponerse en marcha de manera efectiva a partir de la próxima semana. Una nueva configuración atada a ayudar a resolver las urgencias de la pandemia y los distintos escenarios que se manejan en la Argentina, y que también necesitará a parte del sector textil para enfrentarlo.

La movida que se encara a través de Pro Tejer con el Gobierno nacional se replica, a su vez, de manera similar con empresas textiles de las provinciales que encaran una movida similar con los gobiernos del interior del país.

Se firmó importante convenio para estimular la producción textil en Trelew

Fuente: Elchubut ~La Municipalidad de Trelew, la empresa Textil de los Andes y la Cooperativa Lanera Trelew, firmaron un importante convenio de ayuda y colaboración mutua para desarrollar acciones en conjunto y elaborar productos en base a fibras naturales.

Días atrás, el titular de la Agencia de Desarrollo Productivo y Economía Social del municipio, Hugo Schwemmer, había mantenido una reunión con la empresa Pyme y la Cooperativa para acercar las posibilidades de trabajo en conjunto y tras las exitosas gestiones y la buena predisposición de las partes, se dio la rúbrica del mentado convenio. De esta forma, y tal como se menciona en el acuerdo, el municipio de Trelew se compromete a “generar políticas y acciones necesarias que tiendan a desarrollar las economías regionales, a vincular y a articular a las diferentes entidades en forma solidaria, haciendo hincapié en el desarrollo integral de las mismas”. Además de poner a “disposición recurso humano, coordinadores, equipos técnicos ya existentes para realizar asesoramientos y acompañamientos necesarios”.

Por su parte la empresa y la cooperativa, se comprometen a elaborar “de manera asociativa Fibras e Hilados de fibras naturales, teniendo presentes el mejoramiento de la compra de materia prima, la calidad del producto y la posterior comercialización”.

El trabajo que realicen en conjunto estas entidades productivas pretende generar un alto valor agregado y además cuenta con el apoyo de del INTI, la UTN, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), el banco Creedicop, entre otros entes de gobierno.

Las pymes industriales crean un observatorio que informará sobre el sector

Fuente: La Nación ~ Frente a un panorama de bajo consumo, una caída del 6% del sector industrial en 2019 y que el Gobierno se encuentra en plena negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Industriales Pymes Argentinos (IPA), la asociación de pequeños y medianos empresarios industriales, creó un observatorio (en el que ya vienen trabajando hace tiempo) que servirá para que el sector industrial sepa “dónde está parado”.

Este nuevo ente medirá las variables de la actividad manufacturera y ayudará a saber qué deben hacer y hacia adónde ir, ya que las reglas económicas “los hacen cometer errores”.

“Sabíamos que era necesario crear este observatorio, somos más de 5000 pymes asociadas que necesitan saber qué es lo que está pasando, no sólo a nivel global, sino también en el ámbito sectorial. Para todos es importante que esta información sea pública y que los gobiernos conozcan la situación. Porque muchas veces toman algunas medidas que benefician a unos y perjudican a otros”, dijo a LA NACION el presidente de IPA, Daniel Rosato.

El observatorio, que funcionará como una consultora para el sector, presentará sus informes de manera bimestral y las encuestas serán trimestrales, al tiempo que centralizará la situación de cada sector, poniéndolos en perspectiva con otros sectores de la economía.

La presentación estuvo a cargo del presidente de la entidad, el empresario Gustavo Castells, integrante de la comisión directiva de IPA, quien expuso la situación actual del sector y las medidas que está tomando el Gobierno.

“En 2015 los industriales dieron trabajo a más de un millón de personas. En 2019, debido a la situación del país, ese número se redujo, y en los últimos cuatro años se perdieron 5000 industrias, lo que significó 150.000 puestos de trabajo menos“, detalló Castells.

Respecto a las medidas tomadas durante estos dos meses que lleva el Gobierno actual, dijo que hay “un cambio de rumbo” y mencionó algunas medidas tomadas: el impuesto PAIS a las compras con tarjeta, la actualización de las retenciones, la renovación del programa de Precios Cuidados y la política de baja de tasas, sumándose la aparición de crédito a tasa de entre el 27% y 30% por parte de los bancos públicos Nación y Provincia.

“El año pasado la situación fue insostenible. Ahora estamos viendo señales que no son negativas. En el sector textil comenzó a haber una mejoría”, dijo Castells. Sin embargo, observó que “hay que ser cautelosos”, ya que “con el tiempo se determinará si esas medidas tomadas son suficientes”.

En la misma línea, el secretario de IPA y empresario textil, Nicolás Santos, dijo: “La confianza con el Gobierno va a durar un tiempo, se están tomando medidas positivas. Todos estamos esperando que se termine de cerrar la negociación con el FMI. En este momento el Gobierno está atado de manos, aunque no de pies para tomar medidas. Por eso, es necesario que se pueda renegociar la deuda para poder tomar medidas más de fondo, a fin de mejorar la economía y no ir a una mesa de negociación con el FMI condicionados”, expresó.

Rosato agregó: “Unos de los grandes problemas que tenemos en Argentina son los precios de referencia, tiene que haber controles en la aduana. Han destruido parte de la industria, más que nada a los pequeños emprendedores que no pudieron competir con los productos que vinieron de afuera con precios poco reales. La aduana pasó a ser un gran problema para nosotros. Por lo que hemos conversado con el Gobierno, se va a trabajar en ese sentido”.

Marco Meloni, vicepresidente de IPA, dijo: “Acá no hay blanco y negro. Lo que hay que administrar no son dólares sino desarrollo industrial, ya que al administrar desarrollo industrial administra también lo que es el consumo interno. Y hay que asegurarse que la industria pueda estar en niveles de capacidades buenas para que se siga invirtiendo. Nosotros como IPA queremos que no se caiga en esos errores de administrar en dólares”, subrayó.

En el caso que las pymes tengan una inyección de actividad, LA NACION consultó sobre si tendrán capacidad para abastecer el mercado. Santos respondió que “las pymes tienen capacidad ociosa para abastecer el mercado interno”, pero “no hay capacidad financiera para poder prender las máquinas que hoy están apagadas”. Además, agregó que “no tienen espalda para soportarlo, ya que tuvieron que financiar el negocio durante todos estos meses”.

No obstante, los empresarios y economistas presentes en la conferencia que brindaron para presentar el observatorio IPA se mostraron optimistas frente a este nuevo panorama. “Lo primero que se necesita es capital de trabajo. Hasta ahora me parece que empezaron a haber señales positivas.”, concluyó Santos.

Empresario textil salió a apoyar al Gobierno

Fuente: El Intransigente ~ Raúl Hutin se mostró conforme con varias de las medidas del Gobierno aunque advirtió que aún no puede verse la reactivación económica.

El empresario PyME Raúl Hutin habló sobre los primeros pasos del Gobierno. En conversaciones con Andrea Recúpero por AM 530 el textil alagó las primeras medidas que tomó la gestión de Alberto Fernández. Hutin habló sobre la importancia de la reactivación del mercado interno en el país.

Hutin habló sobre la nueva gestión del Poder Ejecutivo nacional. En ese sentido, indicó que entre los empresarios ven “a este Gobierno con mucha esperanza, tenemos en anhelo de sacar al país adelante. Hay un intento real de girar 180 grados el curso económico en el que veníamos”.

“Las medidas que se están tomando son todas buenas, las distintas moratorias, los créditos de los bancos, la baja de tasas, regular los intereses para las tarjetas de créditos”, indicó el empresario PyME enumerando las nuevas propuestas del Gobierno de Alberto Fernández. Insistió que “son todas medidas fabulosas”.

“Hay que trasladarlo al futuro, si no hay demanda no arranca el país. La economía del país depende del Mercado Interno y todavía no está arrancando”, advirtió Hutin. De esta forma se suma a la gran variedad de voces que aplauden las medidas tomadas pero que insisten en que aún no se nota la reactivación económica.

El Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó la vuelta del programa Precios Cuidados con la inclusión de materiales de estudios por el comienzo de las clases. Según destacó el funcionario, el programa servirá como “referencia” de precios en útiles e indumentaria escolar. El programa tendrá vigencia hasta el 31 de marzo o hasta agotar stock.

A principios de febrero, el Gobierno anunció el lanzamiento de “Vuelta al Cole”, un programa con precios de referencia que apunta al material escolar. La iniciativa había sido anunciada en conferencia de prensa por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. Según explicaron los productos pueden adquirirse en hipermercados y librerías de todo el país.

En ese marco, este domingo Cafiero recordó la vigencia del programa por medio de su cuenta de Twitter. “Relanzamos Precios Cuidados con primeras marcas para la vuelta al cole. Las familias argentinas tendrán una referencia de precios en útiles e indumentaria escolar que les permitirá cuidar su bolsillo”, manifestó el Jefe de Gabinete.

Desde el Gobierno destacaron que el programa forma parte de Precios Cuidados y que los comercios y precios pueden monitorearse por medio de la aplicación móvil. El programa regirá hasta el 31 de marzo o hasta agotar stock en todos los hipermercados, librerías, papelerías independientes y tiendas de accesorios Todo Moda del país.

Según detallaron, la selección de productos está compuesta por 10 útiles: lápiz negro, bolígrafo, lapicera, lápices de colores, goma, regla, adhesivo, cuaderno tapa dura, carpeta N°3 y repuestos de hojas N°3. Además, en también sumarán resaltadores, marcadores y sacapuntas. En cuanto a indumentaria habrá zapatillas, pantalón de jogging y buzo escolar, guardapolvos y medias.

“La Provincia siempre apostó a la producción textil”

Fuente: Diario Exprés ~ El coordinador ejecutivo del Programa de Desarrollo Textil (FONTEX), licenciado Néstor Sosa, aseguró que desde la empresa «jamás hemos dejado de producir» gracias al firme apoyo del Gobierno Provincial, en especial ante las políticas nacionales de los últimos cuatro con la gestión macrista que «castigó muy fuerte a la industria textil». Medidas como apertura de importaciones, devaluación del peso argentino y la disparada del dólar hicieron que miles de industrias nacionales cierren en el país.

Pese al escenario adverso, «la Provincia siempre apostó a la producción, lo que permitió que 750 formoseñas y formoseñas cuenten con una fuente de trabajo» y que para este año 2020 «tenemos nuevos productos que estamos confeccionando».

La semana pasada, FONTEX entregó 150 mil guardapolvos para ser distribuidos a todos los establecimientos escolares de la provincia, y recientemente 2 mil uniformes policiales, que es una parte de los 10 mil solicitados por la Policía de la provincia. Asimismo informó que se preparan solicitudes de Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia de confección de ambos hospitalarios, juego de sábanas, chaquetas para los médicos y para el sector de cirugía e indumentaria para los clubes, por parte de la Secretaría de Deportes.

Por lo expuesto, Sosa reafirmó que fue la Provincia la que permitió que la producción textil no se paralizara porque los costos aumentaron considerablemente. Citó por ejemplo que el hilo de 4000 metros a 70 pesos y hoy cuesta 200 pesos; el metro de tela de industria nacional que costaba 80 pesos hoy tiene un valor de 380 pesos. Con lo cual llegaron a triplicaron los valores de todos los insumos que se necesitan para la confección de las prendas.

Este panorama igualmente pudo hacer frente FONTEX afirmó el licenciado porque «mantuvo la calidad de la producción y también llevó adelante la capacitación a todos los trabajadores tanto de la ciudad como en los distintos puntos del interior provincial».

Agregando que acerca de la excelencia de la confección de sus productos, hace pocas semanas tuvieron la visita de gente de Armstrong , Sante Fe y Corrientes, quienes comentaron en la oportunidad de ver como se trabaja en la planta del Parque Industrial «la manera pareja que cosen los trabajadores y la excelencia de los productos elaborados».
FONTEX tiene cooperativas en localidades como Riacho He Hé, Laguna Blanca, El Espinillo, Belgrano y Clorinda; en Pirané cuenta con cuatro consorcios, que aportan además costureras a la empresa de colchones del lugar. En tanto, en Ingeniero Juárez y Vaca Perdida, hay asociaciones conformado por mujeres de la comunidad originaria. Y se abrió un nuevo emprendimiento en Estanislao del Campo.

La producción textil subió 9,2% en diciembre y proyectan una recuperación este año

Fuente: BAE ~ En lo que representa un dato significativo a nivel industrial, la producción textil creció 9,2% interanual en diciembre, y por primera vez en dos años, todos los subrubros de la industria textil mostraron incrementos en su nivel de actividad.

De acuerdo con un informe de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), la dinámica de la producción textil “puede ser entendida como un anticipo del comportamiento del sector de indumentaria, pues la mayor parte de su producción es utilizada como un insumo por las fábricas de confección”. La relativa estabilidad económica de los últimos meses ha permitido cierto crecimiento en las ventas de indumentaria en shoppings y supermercados.

La estabilización del dólar en torno a $60 y los congelamientos de tarifas de fines del año pasado trajeron calma a una economía muy golpeada por los sobresaltos cambiarios desde abril de 2018, analiza la cámara. En este contexto, las ventas de ropa crecieron en noviembre 5,8% interanual en shoppings y 2,3% en supermercados. Por su parte, las ventas en locales minoristas se contrajeron 2,7% en enero de 2020 comparado con enero de 2019, aunque se trata de la menor caída desde marzo de 2018 (mes previo al inicio de la crisis).

El relevamiento de enero de la Universidad Di Tella muestra un crecimiento de 30% en la confianza del consumidor respecto al mismo mes del año anterior. La última información disponible en Indec de producción nacional de prendas de vestir muestra una disminución de 4,4% interanual en diciembre, la menor caída desde mayo de 2018. Para todo 2019, la fabricación de ropa se redujo 13,5% comparado con 2018.

Por su parte, en diciembre también crecieron las cantidades de ropa importada (35%), dinámica asociada al adelantamiento de importaciones.

Un empresario textil consideró que Alberto Fernández están realizando “cambios estructurales”

Fuente: El Intransigente ~ Teddy Karagozian, empresario textil, dialogó con “Terapia de Noticias”, de La Nación +, sobre la decisión del Gobierno nacional de postergar el pago del capital del bono dual, que se vencía el próximo viernes. “No solamente es un tema de cuánto debemos, sino todo lo que nos va a costar pagarlo”, afirmó el empresario textil. “Cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) nos prestó, sabíamos que la situación andaba mal”, analizó Karagozian.

“La deuda que tiene Argentina es fenomenal en un país que hace rato no produce nada”, manifestó el empresario. “No solamente es un tema de cuánto debemos, sino todo lo que nos va a costar pagarlo”, continuó Karagozian. A su vez, indicó que el Gobierno nacional se planteó como fecha tope -31 de marzo- como un “objetivo”, pero que “no es de una persona, sino de dos [en relación al bonista o acreedor]”.

“Hay mala praxis en Argentina hace mucho tiempo”, indicó Karagozian en LN+. “El problema es cómo se elige a los gobernantes, y, en este país, el político que más gasta dinero es el que más elecciones gana”, siguió el empresario textil. “Este fenómeno nos genera un aumento de deuda cada vez que nos prestan”, señaló Teddy Karagozian. “En los últimos cuatro años, la deuda aumentó astronómicamente, y la forma de pagar será dificilísima”, explicó el empresario.

Teddy Karagozian aseguró que el Gobierno de Alberto Fernández realizó un importante ajuste. “El sistema de jubilación tuvo una modificación, se frenó la indexación en los salarios de gobierno, el cambio estructural fue fenomenal”, indicó el empresario. “Desde el punto de vista del ajuste, lo que les están diciendo en los gobierno exteriores es que se tomaron nota de los cambios que se están haciendo y por eso hay buena voluntad”, explicó el entrevistado.

“El plan [económico] de Alberto Fernández es bajar el riesgo país“, indicó el empresario al tiempo que lo vinculó con el “gasto público, que depende de las tasas de interés que tiene el país”. “La forma en que están negociando es muy compleja y enfrente hay tipos que hicieron desastre”, apuntó Karagozian. “Cuando el FMI pagó el primer préstamo, este se transformó el primero en cobrarlo y todos los demás no cobrarán”, cerró.

Textil invirtió en maquinaria y sumará mano de obra

Fuente: La Union ~ El ministro de Industria, Comercio y Empleo, Lisandro Álvarez, junto al director de Parques Industriales, Carlos Segura, visitaron la fábrica Fibran Sur (compradora de Alpargatas) donde fueron recibidos por el responsable de la firma, José Rodríguez.

Rodríguez comentó que esta semana, la fábrica incorporó nueva maquinaria para el sector hilandería, con la que se podrá aumentar un 40 % la producción y mejorar la calidad del hilado. Este es el primer desembarque de maquinaria de un proyecto que está avanzando y estiman que para mediados de agosto se pueda duplicar la producción actual.

El titular de la firma confirmó que estas incorporaciones van a requerir nueva mano de obra, por lo que se prevé sumar a 20 personas, que, en principio, serían diez en estos días y diez más en el mes de marzo. Finalizando el proyecto, está contemplado un total de 30 a 35 personas sumadas a la fábrica.

El ministro Álvarez manifestó que la empresa está operando hace 7 meses en la provincia y, como se había establecido en su momento, vino a hacer inversiones de envergadura para actualizar la tecnología de la fábrica y, con ello, la incorporación de nuevos empleados, que es el compromiso del Ministerio a su cargo.