Argentina pospandemia: cómo les fue a las pymes en su primer año sin restricciones

Fuente: El Intransigente ~ Cómo fueron los números de la facturación del 2021 en comparación con el 2020.

La pandemia de coronavirusafectó la economía de las empresas y en especial la de las pymes. En ese contexto, una de las preguntas es qué pasó con la facturación de las pequeñas y medianas empresas de la Argentina, que debieron adaptarse a un nuevo escenario, que comenzó en el 2020, siguió en el 2021 y continúa vigente en la actualidad.

La respuesta sorprende, ya que, el volumen de facturación de las ventas tanto en comercios físicos como en tiendas virtuales en nuestro país obtuvo un crecimiento del 126% en 2021 respecto al 2020, acorde con los datos de un informe llevado a cabo por la firma Contabilium, que agregó que solamente las comercializaciones por Internet alcanzaron una suba del 108,93%.

De esta manera durante el 2021, el reporte registró un aumento en el número de facturas emitidas por ventas, surgidas tanto de locales físicos como online del 71,08%, lo que se traduce en alrededor de 17.823.948 comprobantes cuando en el 2020 esa cifra llegó a las 10.418.302 facturas. En consecuencia, las ventas del 2021 alcanzaron un crecimiento del 32,15 %, es decir, que el ticket promedio fue de $7.852,82 mientras que en el 2020 fue de $5.942,44.

¿Qué esperan las pymes para este 2022?

Daniel Rosato, titular de Industriales Pymes Argentinos (IPA) habló sobre el desarollo de las pequeñas y medianas empresas en este 2022 y destacó que «en todos los sectores hay buenas perspectivas para las pymes». En diálogo con Télam, remarcó que durante el 2021 el sector pyme industrial logró un crecimiento del 24,5%.

Explicó que «la apertura se trasladó a mayor producción por mayor demanda» y resaltó que eso «nos da amplitud, previsibilidad y confianza, que es lo que necesitamos». En la misma línea se expresó la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) que adelantó que hay «expectativas positivas de actividad e inversión para 2022, lo que va traduciéndose en mayor generación de empleo».

Por último, Luciano Galfione, secretario de la Fundación ProTejer, pronosticó que «vamos a terminar el año con índices de producción por encima de los de 2019» y remarcó que eso significa «que ya superamos ampliamente los niveles prepandemia».En ese sentido, recordó que en el 2021 «hubo inversiones récord con más de US$ 170 millones en maquinaria solamente».

Sin embargo, no todos se muestran tan optimistas. A fines del año pasado, el economista y empresario pyme, Gustavo Lazzari, hizo hincapié en que «las pymes se están preparando para atajar el tsunami antiempresas que está en su máxima expresión» porque «existe el miedo de que nos encierren de nuevo». En una entrevista a Radio Rivadavia, que aseguró que el escenario es «muy preocupante».

«Estamos creyendo que crecemos y estamos creyendo que se crea empleo», remarcó al tiempo que afirmó que «las dos cosas son falsas» y a modo de ejemplo, indicó que «si yo te lleno la heladera de tu casa y vos te comés todo lo que hay adentro, no estás creciendo», subrayó y aseveró que «lo que estás haciendo es comerte el stock».

En la misma sintonía, se manifestaron las pymes que participaron del relevamiento que llevó a cabo el Centro Pyme IAE Business School de la Universidad Austral, que encuestó a 51 empresas y detectó que la mayoría de los consultados (35%)está preocupado por no saber cuáles son las reglas de juego. En segundo lugar, con 26% se ubica la inflación y tercero, la carga impositiva con 16%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.