Semáforo de la Indumentaria Argentina – Diciembre 2020

El nuevo Ahora 12 logró recuperar, en parte, las ventas de ropa

En el peor año de la historia para nuestra industria, el relanzamiento del programa Ahora 12 y 18 cuotas sin interés con 3 meses de gracia logró impulsar las compras de indumentaria durante noviembre.

En todo el mundo, la pandemia generó una fuerte crisis en el mercado de la moda, de la cual nuestro país no fue la excepción. Los problemas económicos desatados para millones de familias como la desocupación y la pérdida de ingresos, así como la minimización de las reuniones sociales masivas (fiestas, casamientos, bautismos, entre muchos otros) redujeron intensamente las cantidades vendidas de ropa. Estimaciones propias de la CIAI indican que el 2020 cerrará con una contracción de 40% del mercado en comparación con los niveles registrados durante 2019, que había sido un año regular en la comparación histórica. Las ventas de indumentaria por parte de comercios minoristas tuvieron una contracción de 11,3% en noviembre, según la encuesta realizada mensualmente por la CAME.

En este difícil contexto, el relanzamiento del Ahora 12 y 18 cuotas sin interés con tres meses de gracia para la indumentaria generó el primer impulso positivo para las ventas del sector de los últimos 9 meses. En noviembre, las cantidades vendidas de ropa con tarjetas de crédito crecieron 20% en comparación con el mismo mes del año anterior, primer registro positivo desde el inicio de la pandemia, como informó un reciente informe del BBVA Francés (una de las entidades privadas con más clientes del país). Cabe advertir que las favorables condiciones de plazo, tasas de interés y meses de gracia del programa generan un incentivo a comprar con tarjetas de crédito en detrimento del uso del efectivo y de las tarjetas de débito, lo que explica que las ventas totales continúan cayendo a pesar de la expansión de las ventas con tarjetas de crédito.

Ayer el INDEC informó que la producción de indumentaria cayó 21,1% interanual durante octubre mientras que las cantidades fabricadas de hilados y tejidos se contrajeron 13,4%, cifras que dan cuenta de que el sector a siete meses de su comienzo no logra superar el golpe de la pandemia. En la actualidad, todas nuestras esperanzas están depositadas en que la vacunación de la población argentina sea lo suficientemente rápida para impedir la aparición de una segunda ola que obligue a las autoridades sanitarias a re-intensificar los controles. Sólo en ese caso el mercado de indumentaria podrá comenzar su recuperación durante 2021. Sin embargo, las graves consecuencias que dejará el COVID-19 sobre nuestro sector en materia de descapitalización de empresas, quiebra de marcas y fábricas, pérdida de puestos de trabajo y niveles de endeudamiento convertirán en imprescindible a la asistencia pública a las empresas argentinas de indumentaria.

A continuación podrán descargar el Semáforo de Diciembre 2020: CIAI_Semáforo_Diciembre2020 (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *