NOA-NEA: piden extender impulso a empleo

Fuente: Ámbito ~ Planteos son motorizados desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa y desde el sector textil, vía la Fundación Pro Tejer.

En paralelo a los planteos a Nación contra las asimetrías motorizados por el febril bloque de gobernadores del Norte Grande, desde un amplio arco del sector empresario también elevan pedidos concretos y uno de ellos apunta a prorrogar -y a ampliar a nuevos destinatarios- el beneficio de la reducción de aportes patronales en la región para alentar la generación de nuevos puestos de trabajo y promover el desarrollo.

Por esa senda avanzan, por caso, desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y desde la Fundación Pro Tejer, una organización sin fines de lucro con la misión de asistir y desarrollar la cadena de valor agro-industrial textil y de confecciones de Argentina.

La Fundación Pro Tejer salió a pedir esta semana “la prórroga del Régimen de Promoción de Generación de Empleo en el Norte Grande”, establecido por el Decreto 191/21 y complementarios, con foco en “aplicar el beneficio de reducción de contribuciones patronales para los nuevos trabajadores que se incorporen hasta el 31 de diciembre de 2023” en Catamarca, Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán.

En esa línea, puso la lupa en el Régimen de Promoción de las actividades industriales en Confección de Indumentaria y Calzado radicadas en Catamarca y La Rioja, al que considera “un éxito”. Por eso, vía un comunicado pidió “ampliar el beneficio para los trabajadores nuevos que se incorporen a la actividad” hasta el 31 de diciembre de 2023 y extender “la finalización del beneficio hasta diciembre de 2026”, lo que “permitirá que las empresas que apliquen al régimen puedan recibir los beneficios durante 36 meses completos”.

El planteo apuntó a además a alentar “la actualización periódica de los montos” de los Aportes No Reembolsables (ANR), para “mantener actualizado el valor real del beneficio ofrecido, así como también elevar el cupo actual de 500 trabajadores por provincia a la totalidad de trabajadores de los proyectos que se presenten durante la vigencia del régimen”.

“Es conveniente señalar que la cadena de valor textil-confecciones necesita desarrollar su eslabón de mayor debilidad estructural en términos de informalidad y productividad, como es la confección”, sostuvo Pro Tejer, y remarcó que “esta actividad industrial es la que mayor empleo genera y, desde la creación del régimen, se ha vuelto aún más fundamental para el desarrollo integral de la cadena de valor en el interior del país”.

Por su parte, CAME alienta la ampliación del Decreto 191/2021 -que reduce las contribuciones patronales para nuevos puestos en el sector industrial- también a los sectores del comercio y los servicios, en pos de apuntalar la generación de empleo formal. Una aspiración que ya elevó al bloque de gobernadores norteños.“Comercio y servicios son los rubros que más mano de obra generan”, señaló días atrás el titular de CAME, Alfredo González.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.