El arte de tejer la naturaleza

Las obras de Alexandra Kehayoglou que alertan sobre el cuidado del medio ambiente.

Siete días navegó por el Río Santa Cruz, desafiando las inclemencias del tiempo y acampando de noche en tierras sin rutas ni caminos. Documentó todo lo que veía, desde el caudal de un río amenazado por represas hasta la flora y fauna destinadas a desaparecer. Así Alexandra Kehayoglou, artista por elección y aventurera por naturaleza, comenzó a vislumbrar la obra que la llevaría meses más tarde a la trienal de National Gallery of Victoria, en Australia.

Toda su creatividad la plasma en el arte textil, y su soporte son las alfombras y los tapices. A partir de sus tejidos llegó a lugares que ni imaginaba. Como a una pasarela de Paris Fashion Week, convocada por el diseñador belga Dries Van Noten, o atravesar con un kayaks un río patagónico.

Volvió a sus raíces -aunque nunca se había ido- cuando Hermès la convocó para crear una instalación en la vidriera de su tienda en Atenas. Nieta de inmigrantes griegos, creció rodeada de alfombras (en su casa natal había hasta el baño) y se apasionó por los trabajos en lana. Su abuela había llegado a la Argentina con el telar bajo el brazo, y en su casa de Saavedra les enseñó a tejer primero a sus hijos, y más tarde a vecinas que adoptaron el oficio. Cuando en los 60 comenzaron a trabajar con telares industriales, nació una importante empresa de alfombras del mercado....ver nota completa  ~ Fuente: La Nación ~

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.