Provocativa, diversa y real: la revolución de la moda

Fuente CIAI ~ Bye, bye a los estereotipos. La moda abandona su postura solemne y se anima a descontracturarse.

Los protocolos fashion cambiaron. Con una visión amplia y fresca, los diseñadores alteraron las reglas tradicionales de las pasarelas y las reemplazaron por lo que se ve en la calle, en la vida real. Modelos como Winnie Harlow, con vitiligo (ya en el 2014 Desigual la contrató para su campaña), no fue un fenómeno pasajero, este año desfiló para Hilfiger entre otros (aunque confesó en su Instagram que casi se baja del taxi, por los nervios). Brenna Huckaby, top model y campeona mundial de los Juegos Paralímpicos de snowboard, a quien le amputaron una pierna, se mostró en la pasarela de Sports Illustrated, en el Swim Week de Miami.

Cuando se apagan las luces y empieza el show, todo puede pasar. La diosa de 1.80 es excluyente para muchas firmas. Pero otras se lanzan a la aventura de dejar atrás el mundo binario: modelo hombre o mujer. En los castings ganan desde la chica de talla oversize, la trans y hasta los casos más sorprendentes como el de Rain Dove. Fue bombero y mujer de negocios. Aunque a esta chica de rasgos más bien masculinos no le gusta definir su género, reconoce que se adapta a posar como hombre o mujer según le convenga. “¡Que pena! Si hubiera sido hombre en el Titanic, me hubieran pagado tres veces más que a una mujer”, pregona desde su activismo en pos del “capitalismo de género”. (“Soy solo un ser humano”, suele decir). Su charla TED al respecto tuvo más de 200 mil reproducciones.

Así como Rain, muchos reconocen que sacan rédito de sus facciones andróginas para duplicar ganancias. La Maison Margiela también le tomó el gusto a esta tendencia, que se acerca más a lo que pasa en la calle, y exhibió la ropa femenina inclusive en los hombres (que desfilaron vestidos y faldas de manera masculina, sin travestirse). Muchos redoblaron la jugada. Durante la fiesta musulmana de Ramadán, en Arabia Saudita, como las mujeres tienen prohibido desfilar, Dolce & Gabbana exhibió sus carteras, por las pasarelas, colgadas de drones.

En Twitter fue trending topic como el “desfile fantasma”. Más clásica pero no menos creativa, Chanel nos llevó de vacaciones a la playa para exponer su colección en un escenario con agua, arena, espuma y hasta un parador. El Grand Palais se convirtió en una costa ficticia (y hasta se les advirtió a los presentes que llevaran calzado cómodo para sobrevivir al decorado). Mientras tanto, en el escenario urbano, Andreas Kronthaler para Vivienne Westwood reveló sus prendas en modelos que iban en skate.

Lil Miquela, la chica que no existe

La influencer con 1.4 millones de seguidores es una proyección. Lil viaja, se hace selfies, tiene novio, amigas y las marcas la aman.

One thought on “Provocativa, diversa y real: la revolución de la moda”

  1. Muy de acuerdo con toda la nota. Brevemente mi temor a seguir la tendencia de replicar lo que se ve en la calle y que escapa a las normas estandarizados del fashion pues eso deja al diseño sin vanguardias o muy reducido en el trabajo de campo de la indumentaria.
    Remato con que todos los cuerpos a vestir son un desafio etico para todo creador de moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *