Redes sociales: cómo contribuyen al consumo del fast fashion y perjudican al medioambiente

Fuente: Cronista ~ El ‘see now, buy now’ sigue creciendo en las redes sociales. El nuevo paradigma que beneficia a las marcas de fast fashion y afectan el cuidado ambiental.

Las redes sociales son parte de nuestra vida cotidiana y es difícil recordar la vida sin ellas. Donde quiera que vayamos hay alguien a nuestro alrededor consumiendo contendió a través de algún tipo de plataforma social. Según Jeff Goins, autor de The Art of Work, hay dos tipos de usuarios de redes sociales: “aspersores” y “aspiradoras”. Los rociadores de las redes sociales comparten contenido y las aspiradoras lo absorben. Es de alguna manera como la cadena alimenticia: uno no puede existir sin el otro. Combinados mantienen en marcha el motor de las redes impulsado por el fenómeno de la influencia, el descubrimiento social y, en última instancia, lo que hoy conocemos como “social proofing”, unos de los desencadenantes psicológico más poderoso del marketing.

El fast fashion es la industria que está cosechando los beneficios que estos hábitos producen y que todo indicaría que continuarán en los próximos años. “Fast fashion” es un término utilizado en la industria de la moda para describir a aquellos diseños que traducen rápidamente las tendencias de las pasarelas a las tiendas a precios ridículamente accesibles para satisfacer la necesidad de consumir nuevas tendencias de forma inmediata por parte de los consumidores. Como resultado, el sistema tradicional en el cual se lanzaban productos en las tiendas por estación está siendo desafiado por empresas como Inditex. Esta firma, fundada en 1985 por Amancio Ortega, quien hoy es considerado uno de los empresarios más ricos del mundo, contiene marcas como Zara, Bershka, Oysho y Massimo Dutti, entre otras. Lo destacable es que las marcas del grupo, como Zara, lanzan nuevos productos en el piso de venta dos veces por semana. Inditex cuenta con 2200 tiendas en 96 países alrededor del mundo incluyendo la Argentina y sus ventas online en 2017 aumentaron un 41%. Otros ejemplos de marcas que siguen estas prácticas son H&M, Primark y Forever 21...ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *