Los fabricantes de indumentaria mencionan al Indec entre las causas de la suba de precios

Fuente: La Nación ~ La Fundación Pro Tejer realizó un informe que explica los motivos de los incrementos de los valores de la ropa, entre los que señala al organismo por una desactualizada e inadecuada medición de los productos; también cita el aumento de los fletes internacionales, el tipo de cambio devaluado y los precios récord de las materias primas.

A partir de abril de 2021, con excepción del mes de julio, los precios de la indumentaria subieron por encima del promedio de la economía. Se trata de un fenómeno nuevo: no ocurría desde diciembre de 2016. Este mes fue el segundo entre los rubros con mayor aumento (4,1%), solo detrás de Restaurantes y hoteles (5%), y 1,6 puntos porcentuales por encima del nivel general (2,5%).

En el sector textil adjudican los aumentos a diversas variables, como el aumento de los fletes internacionales, una búsqueda de mejora en el margen de rentabilidad de las empresas, el tipo de cambio devaluado y un récord en los valores de las materias primas.

Sin embargo, la Fundación Pro Tejer, que agrupa a más de 100 socios, asigna una parte de la responsabilidad al Indec, el instituto encargado de hacer la medición de precios, que conduce Marco Lavagna. En una nota, comunicaron todas las “consideraciones metodológicas” que apuntan contra la estructura del IPC, el índice de inflación. Las diferencias están generando una serie de reclamos de las organizaciones. Piden que se cambie la metodología de medición.

Los reclamos, punto por punto

  • Consumo viejo. “El IPC utiliza la estructura de consumo que surge de la Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares del año 2004. Esto significa que para calcular cuánto pesan en el total los productos, circuitos de comercialización (shoppings, locales a la calle, ferias) y canales de venta (presencial, online) se utiliza lo que las familias consumían casi 20 años atrás”, comentaron desde la Fundación.
  • Nuevos patrones de consumo. También explicaron que la pérdida de poder adquisitivo en los últimos cinco años hizo virar el consumo de la clase media, que está acudiendo a marcas alternativas, emprendimientos, showrooms, outlets o “incluso realiza compras en la calle Avellaneda”. Debido a estos cambios, desde su visión, están perdiendo protagonismo las gamas más altas y los shoppings.
  • Venta online. Además, criticaron una falta de actualización digital del IPC debido a que no toma en consideración canales de venta online como Mercado Libre o vendedores a través de Instagram.
  • Producción nacional. “El IPC es un indicador que se nutre de la medición de bienes tanto nacionales como importados. No es correcto atribuirle a la producción nacional el incremento de los precios cuando también se están relevando bienes textiles importados”, dijeron.
Criticaron una falta de actualización digital del IPC debido a que no toma en consideración canales de venta online como Mercado Libre o vendedores a través de Instagram
Criticaron una falta de actualización digital del IPC debido a que no toma en consideración canales de venta online como Mercado Libre o vendedores a través de Instagram
  • Desagregación de productos. Por último, apuntaron contra una deficiente desagregación de los productos que presenta el IPC. Pro Tejer dice que el incremento de precios de algunos bienes está agregado dentro de categorías que contienen servicios. Por la falta de detalles (”ya que su publicación para GBA fue interrumpida en mayo de 2017″) no podría ser identificado con precisión.
  • En una reunión a principios de noviembre, Luciano Galfione, secretario de la Fundación y director de Unifibers S.A., explicó: “¿Cuándo alguien paga el 100% del precio de una prenda? Nadie. El precio que deberían tomar es el que compra el consumidor, no el que aparece en una lista”.

No consideramos correcto atribuir falsos responsables a la problemática sin presentar una argumentación sólida en términos técnicos. Prejuicios ideológicos y argumentos anacrónicos que golpean incansablemente a la industria de bandera, no hacen más que colaborar en lo que Ha Joon Chan ha llamado ´patear la escalera´”, sostuvo el comunicado.

Detrás de estos reclamos se esconde un ida y vuelta entre entidades representativas de la industria textil y el Indec. Ante la consulta de LA NACION, el Instituto contó: “Nos pidieron una reunión la semana pasada y, como solemos hacer habitualmente con todos los organismos y personas que nos piden reunión, la armamos. En ese encuentro les contamos cómo se aplica la metodología del IPC”.

“Con el Indec simplemente estamos intercambiando puntos de vista en cuestiones técnicas, en el marco del respeto al secreto estadístico”, contestaron desde la Fundación.

Fuentes del Gobierno admitieron a LA NACION que no coinciden con los reclamos del sector. “No gusta lo que refleja la realidad, que es un aumento en el precio de la ropa. Las consultoras o el IPC de Ciudad también reflejan un comportamiento similar al que difundió el Indec. Hay una realidad”, dijeron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.