Quienes no encuentran sus talles de ropa “se angustia y puede sufrir trastornos”

Fuente: TodoJujuy – Mercedes Estruch, de la ONG Any Body, remarcó la importancia de que se aplique en el país la Ley de Talles y que la sociedad tome conciencia.

El sobrepeso, la obesidad o la delgadez extrema son problemas que gran parte de la población en Argentina sufre y que pueden ser más agravantes si las personas no encuentran sus talles cuando se compran ropa.

Ante esa situación, se creó en el país una Ley de Talles que lamentablemente aún no se aplica. Al respecto, Mercedes Estruch, activista de la diversidad corporal y forma parte del grupo Ong Any Body Argentina comentó, en diálogo con Canal 4 que “el problema con la Ley de Talles, que la tenemos aprobada y promulgada hace más de un año, pero no está reglamentada ni implementada, necesitamos que el Ejecutivo de el Ok y la pueda reglamentar para que rija en todo el país”.

“Uno de los puntos más importantes que tiene la ley es que a partir de unos estudios que se están haciendo, poder hacer la curva de talles que se les dará a la industria textil. Eso es lo primero que va a lograr la Ley de Talles”, añadió.

En Argentina el 65% de las personas tienen problemas para conseguir la ropa por sus talles, “casi el 45% de los encuestados nos responde que cuando no encuentran ropa en su talle, lo primero que se les viene es un sentimiento de tristeza, se angustian y se genera un malestar crónico en ellos. Muchos cuestionan su cuerpo también y eso puede desencadenar trastornos alimenticios. No encontrar ropa es una cuestión social que puede llegar a influir en una persona que puede terminar haciéndose un daño. Las corporalidades cambian mucho según las regiones del mundo”, indicó.

Asimismo aconsejó que “hay que empezar a educarnos más en la diversidad, empezar a entender lo diversos que somos y eso hace a una sociedad más justo e igualitaria. El cuerpo tiene que entrar en esas categorías de diversidad que de a poco se van abriendo en nuestra sociedad. Tenemos que generar una sociedad donde la diversidad sea nuestra norma y no el motivo para la discriminación. Como adultos hay que cuestionar ciertas prácticas que tenemos naturalizadas como opinar sobre el cuerpo de las personas o hacer comentarios que incomoden al otro, etc”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *