Profesionales del diseño: ¿cómo prepararlos para anticipar las tendencias?

Fuente: La Nación ~ La amplia propuesta educativa de UADE pone el foco en la creatividad relacionando la vida urbana con la factibilidad económica, social y ambiental de los proyectos.

La imagen de un arquitecto, un diseñador de moda, de interiores, industrial, gráfico o audiovisual creando únicamente por inspiración y en soledad se ha modificado por un proceso más interactivo entre diferentes disciplinas, lo que exige concebir su rol inmerso en el sistema productivo de las industrias creativas y, como tal, sensible a las tendencias sociales futuras.

“Cuando hablamos del diseño, hoy los productos generados se relacionan con múltiples problemáticas sociales, inscriptas a su vez en una amplia complejidad urbana y ambiental. Por lo tanto, entender ese universo no es simplemente un acto de inspiración sino una práctica de decisiones transversales entre diversas disciplinas, lo cual ha de permitir que el producto diseñado sea adecuado, útil y bien recibido por la sociedad, siendo fundamental para ello en el ámbito de la enseñanza relacionar al proyecto con las influencias y el espíritu de la época”, señala Roberto Converti, arquitecto y decano de la Facultad de Arquitectura y Diseño de UADE.

Aunque exploran disciplinas muy diversas, todas las carreras de diseño de UADE comparten en la actualidad la idea de la vida urbana como concepto principal.

Laboratorio de Diseño Industrial en el Campus UADE con centros de mecanizado de 3 y 4 ejes, cortadoras láser, impresora 3D y cabina de pintura. También disponen de laboratorios de prototipos, laboratorios de serigrafía, de fotografía y de multimedia e interacción.
Laboratorio de Diseño Industrial en el Campus UADE con centros de mecanizado de 3 y 4 ejes, cortadoras láser, impresora 3D y cabina de pintura. También disponen de laboratorios de prototipos, laboratorios de serigrafía, de fotografía y de multimedia e interacción.

“La idea de lo urbano como eje pondera la noción de sistema, noción que todo diseñador desarrolla y por la cual su formación adquiere una dimensión metodológica. Reflexionar sobre cómo se camina en una ciudad, cómo se recorren y habitan sus espacios, qué vínculos se ponderan, qué sentido ético y estético se asume al vestir y qué objetualidades cotidianas nos interpelan, nos permite comprender las prácticas sociales surgidas con las que todo diseñador debe sensibilizarse para poder interpretar los signos del propio tiempo y proyectar nuevas visibilidades”, resume Turquesa Topper, coordinadora de la Facultad de Arquitectura y Diseño.

“Es en la ciudad donde se reflejan todo tipo de tendencias y es ahí donde el diseño tiene un amplísimo terreno para acompañar las nuevas necesidades individuales y colectivas e incluso anticiparse a ellas. Cercano a una visión antropológica, en UADE, el alumno de Arquitectura y Diseño es un observador urbano, atento a la singularidad de cada espacio arquitectónico, del paisaje público e interior, del objeto industrial, del mensaje visual y de la estética en la indumentaria, influencias todas inescindibles de la dimensión social, económica y cultural”, señala Converti.

El diseño se anticipa

Con la carrera de Arquitectura y las Licenciaturas en Diseño Audiovisual, Diseño Gráfico, Diseño Multimedia y de Interacción, Diseño de la Imagen Visual, Diseño y Gestión de Estéticas para la Moda, Diseño Textil e Indumentaria, Diseño de Interiores y Diseño Industrial, UADE ofrece un amplio abanico de carreras de grado relacionadas al sistema de la producción creativa. A ellas, se le suman una serie de diplomaturas únicas en el universo académico, como Antropología Urbana, Diseño del Espacio Escénico, Storytelling y Tecnologías Inmersivas, y Diseño de Mobiliario; próximamente, también la Maestría en Curaduría en Moda, Diseño e Innovación.

El otro distintivo de UADE es el recientemente creado Observatorio de Tendencias, un espacio de investigación y reflexión transversal en el que se analizan los procesos culturales y estéticos que la arquitectura y el diseño proveen a las ciudades.

También los laboratorios y las aulas taller son espacios privilegiados en los cuales el alumnado toma contacto con la producción y la factibilidad técnica, de modo de integrar a la creación con los diferentes procesos de gestión y a la dimensión estética con los fundamentos de inclusión e identidad.

“Así, el alumno de Arquitectura y Diseño en UADE se forma sobre la realidad, pero atendiendo su futuro profesional. Por eso, la enseñanza contempla la investigación como instrumento predictivo, un saber clave en el momento de tomar decisiones”, destaca Converti.

Roberto Converti, arquitecto y decano de la Facultad de Arquitectura y Diseño de UADE.
Roberto Converti, arquitecto y decano de la Facultad de Arquitectura y Diseño de UADE.

La moda como fenómeno cultural

Dentro de la oferta educativa orientada al diseño de UADE, hay una carrera sumamente original en la que se combinan todos estos elementos que distinguen a la Facultad de Arquitectura y Diseño. Se trata de la Licenciatura en Diseño y Gestión de Estéticas para la Moda.

La carrera aborda la configuración de la imagen en moda, pensada y proyectada más allá del vestir, en tanto su dinámica es de renovación constante. Por lo cual, es posible abordar e incorporar también servicios para industrias o empresas de múltiples sectores en las que el ámbito estético excede a la indumentaria como, por ejemplo, la industria automotriz, la cosmética o la gastronomía. Así, la moda es en UADE un fenómeno cultural que puede ser percibido como colaborador de una mejor gestión social”, explica Topper,quien también dirige la Licenciatura.

Turquesa Topper, coordinadora de la Facultad de Arquitectura y Diseño.
Turquesa Topper, coordinadora de la Facultad de Arquitectura y Diseño.

Con el concepto de la creación relacionado a los procesos de desarrollo de la industria y la economía de producción, las carreras de Arquitectura y Diseño de UADE rompen con la propuesta académica tradicional, al comprender que los profesionales del futuro deben ser capaces de entender cuál es el espíritu de época y cuál es la factibilidad social de sus proyectos. Solo así podrán insertarse con éxito en el mundo actual y aportar soluciones para una vida mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *