Kicillof fue a la UIA y endulzó los oídos de los industriales

Cronista ~ La cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) recibió ayer al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien llegó acompañado por Augusto Costa, ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense.

Fue una reunión del Comité Ejecutivo de la entidad con los funcionarios, para escuchar de primera mano el sendero que el gobierno quiere transitar para encaminar la economía.

El almuerzo duró dos horas y media y arrancó con las palabras de bienvenida del presidente de la entidad, Miguel Acevedo, seguido por la presentación del “Plan Productivo 20/23“, a cargo del director Ejecutivo de la UIA, Diego Coatz.

Luego fue el turno del gobernador, quien arrancó con fuertes críticas a la herencia recibida en materia económica y el impacto en el sector productivo, indicando que el modelo de tasas de interés altas, restricción monetaria, tipo de cambio atrasado y apertura económica fue causante de la destrucción de miles de puestos de trabajo y el cierre de empresas.

“No quiero que cierre ninguna empresa más“, enfatizó Kicillof y señaló además que su gestión va a “cuidar a las empresas y a la industria”. Fue música para los oídos de los empresarios, en especial del segmento pyme, que desde hace casi dos años atraviesan una situación muy compleja, con caída de la actividad, pérdida de rentabilidad, endeudamiento y altas de interés.

Si bien no se esperaban anuncios ni medidas concretas, la sensación general fue una “muy buena reunión”, con un diagnóstico compartido, coincidencia en la necesidad de impulsar al sector productivo, proteger al mercado interno y facilitar el acceso al crédito a tasas razonables, aunque “todo está supeditado al arreglo de la deuda“, indicaron fuentes empresariales.

Kicillof se mostró absolutamente alineado con el gobierno nacional en cuanto a la resolución del tema de la deuda y si bien manifestó no estar involucrado en la negociación, sí mencionó la posibilidad de una “negociación rápida”.

“Fue un encuentro muy productivo, es importante que un político defienda y apoye el desarrollo productivo“, señaló Martín Rappallini, presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires y miembro de la conducción de la UIA.

Por su parte, José Urtubey, dijo estar “en línea con su mirada del sector productivo e industrial, pero el mayor desafío hoy es la deuda“, y de eso depende la marcha de la economía futura.

Sobre este punto, el gobernador apoyó una negociación con quita y extensión de plazos, y señaló que su gobierno “no tiene vocación de default”.

Un aspecto que Kicillof valoró es el rol que tendrá el Banco Provincia como promotor del crédito para el sector productivo. “El gobernador resaltó que en los últimos años el Banco Provincia había tomado muchas Leliq y su idea es poner de nuevo al banco al servicio del desarrollo industrial”, destacó Miguel Rodríguez, empresario pyme y directivo de la UIA.

Tras destacar la fuerte baja de tasas de interés que indujo el gobierno provincial, por ejemplo con tasas del 28% para cambio de cheques, y la extensión de la moratoria pyme en la provincia, Kicillof recordó la intención de la administración provincial de avanzar en instrumentos financieros, pero en un contexto de restricción de recursos.

Guillermo Moretti, en tanto, destacó que la provincia “quiere trabajar con las empresas”, para que no se profundice la crisis, valoró el objetivo de defender el mercado interno e impulsar las exportaciones y la necesidad de reducir el costo del financiamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *