De casi cerrar, la textil Soltex se repuso a las crisis y opera a un 70% de su capacidad

Fuente: El Chubut ~ Sostener la operatividad textil en Soltex parecía utópico previo al 2012. El contexto regional -el Parque Industrial de Trelew siempre corrió con desventajas logísticas e impositivas comparadas al resto de los núcleos productivos del país- tampoco ofrecía mayores posibilidades de progreso. Y se sucedieron cierres a gran escala, obligando a números forzados de desocupación. Frente a ese escenario, sin el aporte firme del Estado, era improbable la radicación de empresas, o al menos de capitalistas interesados en revertir, por mínimo, la situación motriz del mayor centro productivo industrial que tiene la ciudad.

Emergió un inversor y el Estado acompañó. No sucede con frecuencia, pero fue suficiente para que una de las textiles simbólicas de la ciudad revierta una pálida producción. De casi colocar candados a sus portones, Soltex opera en la actualidad al 70% de su capacidad. Y desde la nueva conducción empresarial, ya hace 12 años, no despidió personal y sumó becas municipales para aportar a la actividad empresarial, que dentro de su planta ya activó otro sector.    
«En junio de 2012 vine a Chubut, compré la empresa; nadie confiaba, y desde ese momento fuimos sorteando escollos. Transcurrido un tiempo, vamos sacando la cabeza debajo del agua, y con nuevas expectativas a futuro», dijo a EL CHUBUT Sebastián Santiago, responsable de Soltex.
«Tuvimos muchos altibajos, desde el 2012 a 2016 o 2017. Y desde marzo de 2020 hacia la actualidad la cuestión cambió, mejoramos. Reactivamos la tejeduría, la hilandería. Y toda la fábrica está funcionando. Ese es el secreto de la subsistencia. No dependemos de nadie, tenemos todos los procesos dentro de Soltex, por lo tanto, lo que hacemos es desde el ingreso de la fibra acrílica, fabricar el hilo, retorcerlo, teñirlo, tejerlo, y ese producto es la lona acrílica que usa una empresa multinacional y otra nacional para la sombrilla de los bares, que es un mercado que está en auge», confió Santiago.

BECAS MUNICIPLES

En este contexto, relató que «estamos operando a un 70% de la capacidad instalada. No hubo despidos. Se fueron jubilando muchas personas, porque el plantel de Soltex era de gente de mucha antigüedad, y lo compensamos. Hace más de 2 años que estamos con un sistema de becas del municipio de Trelew, donde capacitamos a la gente, trabajan cuatro horas por día, pero se pueden quedar un tiempo más donde se les pagan horas extras».
También «hay una alianza estratégica con dos empresas de Buenos Aires, que producen en Dolavon, donde se hace acrílico para hilados manuales».

VISITAS

Santiago recibió ayer al coordinador de la Agencia de Desarrollo Productivo y Economía Social, Hugo Schvemmer; y los concejales, Lorena Alcalá, Juan Aguilar y Ezequiel Perrone, quienes recorrieron la planta y se interiorizaron sobre el proceso íntegro de producción.  

One thought on “De casi cerrar, la textil Soltex se repuso a las crisis y opera a un 70% de su capacidad”

  1. Seria interesante wue no pierdan la oportunidad dere capacitar a su personal joven.
    El resto, se jubilara y como en todas la empresas de Argentina, habra deficit de conocimientos tecnicos textiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.