Sica admitió la crisis, pero vaticinó que en diciembre se recupera el consumo

Fuente: Clarín ~ Estimó que octubre y noviembre fueron los meses más duros. Y que en 2019 se iniciará un lento crecimiento.

“Nuestra expectativa para 2019 es favorable, entre noviembre y diciembre empezamos a ver en términos mensuales una recuperación del salario real producto de la desaceleración de la inflación y la apertura de las paritarias en función de las cláusulas de revisión”, aseguró Dante Sica, ministro de Producción, en una conferencia de prensa en la Casa Rosada, luego de la reunión de Gabinete.

“En diciembre estamos estimando una mejora en el nivel del consumo y el año que viene sectores que venían desacelerando y cayendo de a poco van recuperando la normalidad del crecimiento que traíamos hasta finales del año pasado”, agregó Sica con la expectativa en la cosecha, el turismo y otros rubros.

A la acumulación de indicadores económicos negativos se encadenó el marcado crecimiento de la pobreza en la medición del Observatorio Social de la UCA y la inminencia del fallo de la Corte por el reclamo de un índice más favorable a los jubilados en los cálculos de haberes, que el Gobierno procura acotar o dilatar su cumplimiento.

En la Rosada creen que llegó el momento de recomponer las expectativas, con la salvedad de evitar los pronósticos con confianza excesiva como indicó Mauricio Macri en el inicio de la campaña electoral.

“Estamos observando una caída en el tercer trimestre, seguramente el cuarto también. Estimamos que ya estamos viendo los números más duros de caída entre octubre y noviembre”, reconoció el ministro, y diferenció entre la actividades en retroceso por el desplome del consumo interno y otro 30% más estable aunque con menor impacto sobre el nivel de empleo. La producción industrial de las pymes cayó 5,6% interanual en noviembre, el séptimo mes consecutivo en baja, de acuerdo con un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). La cámara pidió medidas urgentes y extender al sector los descuentos y beneficios en hipermercados.

La puesta en escena del ministro fue un modo de sugerir lo que funcionarios del área económica venían transmitiendo en privado: la percepción de que la crisis tocó fondo y que el cambio de tendencia se irá advirtiendo lentamente.

La recuperación en algunos sectores y medidas para atenuar la caída del consumo funcionan como argumentos oficiales para sostener un panorama más alentador de cara a la etapa en la que el Presidente se jugará su reelección.

Como contó Clarín, el Gobierno lanzó descuentos para las vacaciones en el país, promociones en ropa y productos navideños para mitigar la pérdida de poder adquisitivo de amplios sectores en dificultades. En provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal anunció un bono de $3.500 para jubilados que cobran la mínima y descuentos de 50% con tope de $1.500 para compras en supermercados con el Banco Provincia.

La crisis profundizó la caída del consumo desde julio, en octubre la baja de ventas en supermercados y autoservicios fue de 5,9% -según consultoras privadas- y otros relevamientos indicaron que la clase media incluso empezó a ajustar gastos antes considerados “intocables” como en educación y salud. “Somos optimistas para el año que viene y muy cautelosos respecto a la velocidad y los tiempos en los cuales los vamos a ir observando”, aclaró Sica.

“Entre noviembre y diciembre empezamos a ver una recuperación del salario real producto de la desaceleración de la inflación y de las nuevas paritarias”.

“Estimamos que ya estamos viendo los números más duros de la caída entre octubre y noviembre. El año que viene va a volver lentamente el crecimiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *