¿Por qué la indumentaria fue el rubro que más aumentó sus precios durante la pandemia?

Fuente: iProfesional ~ El INDEC ublicó su más reciente informe que la inflación acumulada del 2020 en el rubro de prendas de vestir y calzado fue del 60 por ciento

La semana pasada el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) publicó su más reciente informe en el que se comunicó que la inflación acumulada del 2020 en el rubro de Prendas de vestir y calzado fue del 60 %, convirtiéndose así en los productos con mayor variación de precios en dicho año.

“Este incremento tiene mucho que ver con la pandemia. Para empezar, hay un serio problema de oferta tanto de tejido como de prendas finales porque las tejedurías estuvieron cerradas casi 120 días”, explicó en diálogo con FashionNetwork.com Alicia Hernández, gerenta general de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI).

A su vez, Hernández detalló que en un rubro tan antiguo como lo es el textil, muchos de los empleados son mayores de 60 años (quienes están exceptuados de ir al lugar de trabajo en pandemia) lo que se traduce en líneas de producción inactivas y una menor utilización de la capacidad instalada.

¿Por qué la indumentaria fue el rubro que más aumentó?

“El hecho de que los empleados del rubro no estén autorizados a utilizar el transporte público también eleva los costos, sumado a otros factores como la fuerte carga impositiva que hay en el sector”, agregó Hernández.

Según el último informe de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) consultores en base al Indicador de Precios Implícitos (IPI), la fabricación de productos textiles se contrajo en un 20,8 % en el acumulado de los primeros 11 meses de 2020.

¿Por qué la indumentaria fue el rubro que más aumentó?

También impactó en ello la imposibilidad de apertura de los centros comerciales, que permanecieron cerrados durante los meses más duros de la pandemia. En ese aspecto, la gerenta de la CIAI opinó que una vez abiertos “más allá de los protocolos y los cuidados mucha gente aún no quiere ir a comprar a un lugar cerrado.

“El shopping era un espacio más bien de salida, de recreación, donde de paso comprabas y eso ahora no está funcionando. Sus ventas están entre un 35 % y un 40 % por debajo que el año pasado”, comentó.

Desde el lado de la demanda, la caída de ventas se explica en parte por la contracción del salario real y por la ausencia de eventos o salidas sociales, que muchas veces funcionaban como incentivo de compra especialmente en rubros como indumentaria o calzado.

Para contrarrestar la caída de las ventas físicas, muchas marcas apuntaron a la modalidad online. Según Hernández, las ventas por e-commerce en aquellas firmas que ya tenían su estructura montada representan actualmente entre un 10 % y un 15 % de las ventas totales, mientras en la época prepandemia dichos números rondaban el 5 % o 6 por ciento.

Perspectivas de la próxima temporada otoño/invierno

Consultada sobre las perspectivas de la próxima temporada otoño/invierno que pronto estará en las vitrinas del país, Hernández opinó que la misma tendrá un ritmo más lento que otros años.

“Mientras siga la situación de pandemia va a ser difícil. Invierno ya se está fabricando y probablemente se incorpore stock de la temporada pasada, que tuvo ventas bajas. Las colecciones han sido muy cuidadosas, porque la perspectiva de cómo vamos a llegar al invierno es incierta”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *