Pigüé dejó la ropa deportiva y ahora hace barbijos y delantales

Fuente: La Nueva ~ Acuerdo de la entidad con la secretaría de Salud de la comuna de Saavedra. La actividad está exceptuada de la cuarentena.

   “Surgió ante la necesidad de insumos para la sanidad. Somos una empresa textil y lo podemos hacer, pero más que nada para ratificar el espíritu que transmitimos desde nuestra conformación solidaria”.

Lo dijo Francisco Martínez, director de Cooperativa Textiles Pigüé que, ante una mayor demanda de artículos sanitarios por la aparición del coronavirus, habían decidido dejar la ropa deportiva y trabajar en la elaboración de barbijos y delantales para profesionales de la salud, desde médicos hasta enfermeras.

“Con la decisión que tomó ayer el Gobierno nacional (NdR: una cuarentena casi total) hemos acentuado esta propuesta de estar en la necesidad social. Con la municipalidad de Saavedra lo hemos podido aunar con lo productivo”, agregó.

La actividad que realiza la cooperativa está exceptuada de la cuarentena, de acuerdo con el inciso número 11 del artículo 6, que alude a “(…) industrias de alimentación, su cadena productiva e insumos; de higiene personal y limpieza; de equipamiento médico, medicamentos, vacunas y otros insumos sanitarios (…)”.

“Tenemos la autorización para la fabricación, ya que son insumos para la salud”, manifestó Martínez, en diálogo con La Nueva.

“Estamos trabajando con una guardia mínima, al margen que las instalaciones (NdR: de la explanta de Gatic, a la vera de la ruta 33) son muy grandes. Es un grupo de alrededor de 20 personas”, señaló.

“De todos modos, hay empresas atentas a proveer esos insumos. Es decir, no nos vamos a quedar sin materiales para trabajar, ya que si no no tendría sentido este esfuerzo”, aseguró el dirigente.

Por el cumplimiento de los protocolos para evitar el coronavirus, la elaboración de calzado y ropa deportiva de la Cooperativa Textiles Pigüé no se podrá realizar en lo inmediato.

La provisión de barbijos y de uniformes es para el área de Salud municipal, aunque no se descarta que haya demanda de distritos cercanos.

“Estaremos atento a eso. Al margen de la necesidad de insumos relacionados con la salud, apuntamos a acompañar con recursos a trabajadores como los monotributistas, por ejemplo, que son los que más sufren en estas circunstancias”, explicó Martínez.

Respecto del futuro, más allá de esta coyuntura que nadie tiene certeza sobre cuándo podrá finalizar, el dirigente cooperativista dijo que había expectativas de repunte en el sector del calzado.

“Lo pudimos notar a partir de las nuevas políticas del ministerio de Desarrollo Productivo, así como por una mirada para nuestro sector cooperativista desde la llegada de Mario Cafiero a la presidencia del INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social). La intención de que la casa madre tenga un acercamiento más federal”, afirmó.

“Pretendemos generar más mesas locales y trabajar como una comunidad organizada en función del trabajo y de una distribución equitativa”, concluyó Martínez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.