Bordados de Chanel: la historia detrás del detalle más icónico

Fuente: Perfil ~ Con la llegada de Karl Lagerfeld a Chanel, la icónica tienda de bordado Casa de Lesage comenzó a colaborar con la reconocida firma de lujo. La historia se remite a 1868 cuando la bordadora Michonet incluyó sus trabajos en la alta costura. Para 1924, Albert y Marie-Louise Lesage se hicieron cargo del taller de Michonet y se convirtió en Lesage et Cie. Herederos de un saber hacer único, los bordadores comenzaron a adornar prendas y accesorios de lujo.

A partir de 1996 establecen una alianza con Chanel y dos años más tarde proponen sus propios de diseños de bordado para las colecciones. Desde 2008 la casa de hilos estableció una línea exclusiva para la firma que hoy dirige Virginie Viard. La Casa de Lesage cuenta con 75 mil muestras de bordado y la mayor colección de bordados de alta costura del mundo. Hoy Hubert Barrère es el director artístico de la casa luego de la muerte de François Lesage en 2011.

Bajo ese espiritú es que las colecciones actuales siguen teniendo esa impronta de bordados que terminan por determinar el estilo de la prenda. Para el último desfile Ready-to-Wear Otoño-Invierno 2020/21, los tweed tejidos combinaron terciopelo con hilos metálicos y cintas de organza, en un sutil juego de contrastes entre materiales y texturas. Una chaqueta con un plastrón y tiras de encaje bordadas completamente por Lesage, mientras que otras tienen adornos con charreteras y ranuras compuestas de cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *