Under Armour se rearma en la Argentina: qué plan tiene para ganar mercado

Fuente: Cronista ~ La reconocida marca que cerró su filial local, acaba de firmar un acuerdo de distribución e inversión con BISA, un fabricante de indumentaria. Cuál es la estrategia para los próximos cincos años.

A pesar de haber cerrado su filial en el país, Under Armour no deja la Argentina. La reconocida marca deportiva, ya tiene distribuidor local exclusivo con un plan de negocios que apunta a la mayor producción local de sus prendas y calzados; desarrollo del canal online y apertura de locales.

La etiqueta creada por Kevin Plank en los Estados Unidos firmó un acuerdo de distribución e inversión con BISA, la unidad de la empresa textil Baysur creada especialmente para operar la marca deportiva que tiene planes de inversión para la marca de entre u$s 7 y 10 millones. 

En tanto, Baysur seguirá produciendo indumentaria para sus clientes, marcas como Topper, Puma, New Balance, Joma, y para el Grupo Dass que tiene etiquetas como Umbro y Fila.

«Hace un tiempo Under Armour comenzó una reorganización mundial por la cual decidieron salir de algunos países como subsidiaria, como fue el caso de Argentina pero también Chile, Uruguay, Brasil… Ellos sabían que para estar en el país necesitaban una unidad productiva. De ahí, que el año pasado empezamos a conversar con ellos para hacernos cargo de la marca en el país», cuenta Hernán Corominas, dueño de Baysur que, hasta el momento era una de las principales fábricas de producción de indumentaria para terceros.

Ahora, con este contrato por 5 años y con la posibilidad de extenderlo dos años más, comienza a operar una marca propia, haciéndose cargo de la fabricación de indumentaria, distribución, retail y venta online.

La marca estadounidense busca tener el 50% de producción local

La relación de Baysur con Under Armour comenzó en 2017, cuando la marca se instaló en el país de forma directa. Además, ese fue el año en que la empresa argentina inauguró su fábrica en Hurligham, una planta moderna y totalmente integrada: entra la tela y sale el producto terminado. De ahí, que ya tiene la homologación de la firma internacional. «Ellos nos fueron formando», dice el empresario argentino. 

Mientras Baysur fabricará la indumentaria, el Grupo DASS seguirá ensamblando el calzado y se sumará Biocontinentar, empresa que ya fabrica Adidas en Chivilcoy.

«Vimos la oportunidad de cambiar el paradigma de empresa industrial «, señala Corominas, quien produce unas 700.000 prendas por año y emplea a 210 persona.

Los planes

«Nuestro objetivo es llegar a un mix de 50% de fabricación local y 50% de productos importados y para ello estamos en conversaciones para definir el cupo de importación».

Cuando Under Armour tenía la filial en el país, el 95% de sus productos eran importados. Con la nueva gestión se traerán de afuera las prendas y calzados de más performance, lo más técnicos. En el país se producirán lo más básicos que, a su vez, serán los de mayor volumen de venta con precios más baratos.

El primer paso en los planes de BISA para la marca internacional es crear una plataforma propia de e-commerce. «Under Armour no tenía presencia online en la Argentina y es lo primero que vamos a hacer», indica el dueño de Baysur.

Pero, además, la distribuidora planea abrir un mínimo de siete locales exclusivos de la marca. Podían ser propios o franquiciados. El primero abriría sus puerta a fines de 2022.

BISA producirá la indumentaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.