Textil rosarina redobla la apuesta en la venta online con probador de ropa virtual

Fuente: Rosario3 ~ Después de 15 meses consecutivos con restricciones sanitarias, y aguda crisis económica, el canal de ventas digital se convirtió en el principal salvavidas de los negocios que lograron mantenerse a flote. Y si bien la tendencia de la compra online continúa en franco ascenso, todavía hay muchos que no se animan, les genera dudas o necesitan probar o medirse el producto antes de adquirirlo, sobre todo si se trata de una prenda. Es por eso que a una maca rosarina de indumentaria low cost se le ocurrió desarrollar un sistema informático único en el país, mediante el cual el cliente pueda probarse digitalmente la ropa. Actualmente se encuentran trabajando en el tema con un equipo específico.

Quien impulsa este innovador desarrollo es Othilia, marca de enorme crecimiento en los últimos años, merced a su amplia gama de productos textiles a precio muy económico. Tras un comienzo de fuerte expansión de sucursales, que los llevó a contar con cinco locales en Rosario y uno en Santa Fe, San Lorenzo y San Nicolás (entre propios y franquicias), la pandemia le puso freno al plan con el que pensaban desembarcar en ciudades con más de 200 mil habitantes, comenzando con Rafaela y Cañada de Gómez.

“Hoy ya no estamos pensando en sumar más locales físicos, sino en potenciar lo digital, que es donde realmente estamos creciendo”, admitió Brian Zabala en diálogo con Ecos365, y agregó que incluso no descarta en un futuro pasar a ser un negocio enteramente online. “Hoy nuestro grueso de staff está abocado a sistemas y manejo de redes sociales, y el otro grupo importante es -por supuesto- el de la confección”, destacó, siendo el de atención al público el sector más chico.

Local de Othilia

“Si unos años atrás me decían que la gente iba a comprar masivamente ropa por la web no lo creía, porque pensaba que iba a priorizar verla en el local, pero está pasando y por eso buscamos potenciarlo”, manifestó. Y es que en su caso -y a raíz de la pandemia- recibió en el canal digital no sólo a su habitual público de seguidores, en general chicas jóvenes, sino también a muchas compradoras que antes acudían a un local de un segmento superior y por la disparada de precios debieron bajar un escalón.

“Nuestros jeans salen en promedio $8.000, cuando en el escalón inmediatamente superior cuestan $3.000, algo que mucha gente ya no puede pagar. Ni que hablar lo que cuestan en los locales de primeras marcas de shopping”, graficó el empresario. Si bien este público suele conocer el carrito compras de internet, no todos sus integrantes lo usan a menudo, y por eso la idea es hacer una web más amigable que acabe con las dudas e invite a convertir la visita a la página en una transacción.

“No es lo mismo que alguien te acompañe al probador y te acerque otro talle si algo no te queda, a que tengas que jugártela con una prenda por internet. Es por eso que trabajamos sobre un esquema en el que vos puedas saber cómo es tu cuerpo y trasladarlo a la pagina. Partimos de las medidas de la ley de talles, para que después puedas cargar tus datos y hacer una especie de fotomontaje con el producto que quieras, para que luego puedas ver una imagen de cómo te quedaría”, explicó el joven.

Si unos años atrás me decían que la gente iba a comprar masivamente ropa por la web no lo creía, porque pensaba que iba a priorizar verla en el local, pero está pasando y por eso buscamos potenciarlo”, dijo Brian Zabala

Comentó que sistemas similares ya lo usan algunas primeras marcas del exterior, pero que Othilia sería la primera en implementarlo a nivel nacional, más allá de que todavía está en etapa de desarrollo. Las ventajas del mismo son muy importantes tanto para el cliente, que puede tener una vista preliminar a medida de la prenda, como para la empresa, que lograría bajar notablemente las devoluciones y cambios, uno de los principales problemas del comercio electrónico.

“Hace años que estamos en internet, pero ahora le ponemos muchas más fichas, tantas que cambiamos el esquema y pretendemos llegar a más provincias argentinas ya no con locales físicos, sino a través del sitio web”, adelantó Zabala. Y no sólo eso, sino que a partir de esta expansión online, comenzaron a dar los primeros pasos para incursionar en la exportación, algo que la firma rosarina estima que le llevará al menos un año más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *