Sustentable: qué es el upcycling y por qué puede salvar al mundo de la moda

Fuente: Economía Sustentable ~ Ropa olvidada o fuera de temporada, de qué se trata la nueva tendencia que alcanza también a las marcas más importantes del mundo.

La industria de la moda está en jaque. Gigantes como H&M ya empezaron a realizar algunas acciones para cuidar al medioambiente y acercar a los consumidores prendas más sustentables.

En la COP 26, más de 130 compañías se unieron con un objetivo común: recortar en un 50% las emisiones en sus actividades de aquí a 2030.

Es que el cuidado del medioambiente se volvió uno de los principales temas de agenda en los últimos años y el mundo de la moda no es la excepción, y tanto las grandes marcas como pequeños emprendedores, trabajan en direcciones similares cuando se trata de esta temática.

Upcycling, ¿una posible solución?

Un concepto que empieza a sonar es el “upcycling”. ¿De qué se trata? Es un movimiento que si bien existe hace ya mucho tiempo cada día toma más fuerza. Consiste en aprovechar productos, residuos o materiales de desecho con el objetivo de fabricar nuevos productos o materiales de mayor calidad.

En relación a la industria de la moda se trata de la reutilización de una prenda que por algún motivo se decide dejar de utilizar.

No sólo se trata de dejar de tirar la ropa y/o de transformarlas en otras prendas sino que además esta práctica colabora al ahorro de recursos.

“Las grandes marcas están implementando hacer nuevas colecciones de prendas con los residuos que quedan de otras producciones. Forman nuevas prendas de otras que se las consideraba como ´desechos´. Impulsado por ellas, es probable que en un futuro esto sea algo que se instale en el resto de las marcas; ya que cada vez más personas están tomando conciencia de la importancia de estas acciones”, afirmó Sole Silva, dueña y creadora de la importadora de telas Sole Silva Textiles.

Ahorro de recursos y de energía

No sólo se trata de dejar de tirar la ropa y/o de transformarlas en otras prendas sino que además esta práctica colabora al ahorro de recursos y energía que conlleva la fabricación de nuevas prendas.

Por otra parte, las ferias vintage, o locales de ropa usada, forman parte de este movimiento, igual que páginas en redes sociales donde se venden “prendas con poco uso”, “como nuevas”, a precios más accesibles de lo que se encuentra en las primeras marcas.

Así, este movimiento promueve por un lado el cuidado del medioambiente (eliminar residuos, y ahorrar energía de producción) y por otro, precios económicos.

Consiste en aprovechar productos, residuos o materiales de desecho con el objetivo de fabricar nuevos productos o materiales de mayor calidad.

“En la moda, Margiela promovió esta tendencia en la década de los 90, siendo uno de los primeros diseñadores de alta costura en introducir el reciclaje a sus colecciones”, comentó Sole Silva.

Y agregó: “En la actualidad, grandes diseñadores como Vetements o Marine Serre y grandes marcas como las de Inditex se sumaron a esta nueva tendencia que trata de dar salida a las prendas de stock que no se venden o mejorar aquellas prendas viejas que aún están en buen estado para darles una segunda (o tercera, cuarta o quinta) vida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.