Mariah Schutz, la diseñadora de ropa para cuerpos reales: “Los talles son siniestros”

Fuente: Clarín ~ Mariah Moda Social es un emprendimiento creado por Mariah Schutz (50), que confecciona prendas a medida para cuerpos distintos. Dona el 100% de sus ventas a organizaciones no gubernamentales.

Al llegar al atelier de Recoleta, los percheros con ropa a medida exhiben prendas hechas con sedas italianas, bordados y aplicación de piedras, strass y lentejuelas. Están hechas taylor-made por artesanos de la costura, como modistas y bordadoras y, además, por pedido de clientes que “co-crean” el diseño.

Ropa sin talles, para todos los cuerpos, la consigna de Mariah Schutz. Foto: Gentileza Maria Schutz Social.

Ropa sin talles, para todos los cuerpos, la consigna de Mariah Schutz. Foto: Gentileza Maria Schutz Social.

“Todo surge por una experiencia personal. Si bien mi talle creció, cuando era menudita tenía problemas para vestirme porque tenía mucho busto o mucha cola. Los talles son siniestros. Me da terror por los chicos; una con el tiempo lo va asimilando pero igual te cuesta, cuando decís en este pantalón no entro y en este tampoco… Es grave cuando les pasa a los jóvenes que están formando su personalidad y sienten que no pertenecen a una media o a un talle. ¡Porque ni siquiera un 52 les va, si es un 46 de antes! Cada vez tenés que ser más chiquito y más delgado. ¡Y llega la importación china! La ropa que viene de China, por una cuestión antropomórfica, es más chica. Andá a explicarle eso a una chica que de por sí tiene problemas de autoestima como casi todos los adolescentes. Entonces descubrí y brego por una idea que es la de que cada talle es único, como única sos vos y yo, y cada persona…” dice Mariah, una rubia de ojos claros que se apasiona con su experiencia y acaba de ser elegida embajadora solidaria de la Cámara Argentina de la Moda.

“La ley de talles no se cumple. Además, el cuerpo es asimétrico. Una prenda no puede ser simétrica porque el cuerpo no lo es. A veces te tira de un lado, o la manga es más corta… Voy a meterme activamente en el tema de esta ley. Sé que la industrialización de la moda implica una métrica estandarizada para cada talle. El problema es que no se respeta, sea por abaratar costos o por otras cuestiones… hay prendas que lavás la primera vez y ya se encogió o destiñó” señala.

La ley de talles no se cumple. Además, el cuerpo es asimétrico. Una prenda no puede ser simétrica porque el cuerpo no lo es. A veces te tira de un lado, o la manga es más corta… Voy a meterme activamente en el tema de esta ley.

Mariah Schutz, diseñadora de moda.

“Mi emprendimiento es único en el mundo. ¡Yo no compito con ninguna marca industrial, mientras yo hago dos prendas, la industria, 19 mil! Pero si lo mío se replica en distintos lugares y me copian, la gente va a tomar conciencia de todo esto” concluye.

¿Alta costura y precio imposible?

Si hay una prenda para cada uno y a su medida, si los géneros son importados y la tarea de bordado exige mano de obra calificada, estas prendas serían para muy pocos. Pero no es el caso. “Son prendas para verse bien, no son carpas para gordas. Y también la gente con capacidades diferentes tiene derecho a vestirse bien, verse mejor y sentir confort. O que puedan ponerse solos la ropa porque los cierres no son complicados. Lo más caro de mi tienda, hoy, cuesta 37 mil pesos pero siempre hay un perchero de ofertas” dice Mariah.

¿Cómo es el proceso? “Alguien llega y elige un modelo. Me encanta este kimono, por ejemplo. Le tomamos las medidas, todas. Cuando te sentás, cuando estás parada… porque no piensan en el cambio que se opera en la prenda cuando uno se sienta.” Luego se muestran los géneros y los avíos. Y la clienta pide los cambios si quiere; “en vez de bordado con piedras prefiere aplicar una cinta azul. No queremos asesorar tanto, porque si digo hagamos escote en V porque estiliza, le estoy diciendo que es gorda. Acá se visten con lo que les gusta, no vienen a usar ropa para disimular defectos. La idea del emprendimiento la tuve el día de mi cumpleaños –el 12 de mayo– y en plena pandemia, el año pasado. Le mandé a la gente unos canolis con una inscripción: ‘Mi mayor deseo es que el tuyo se cumpla’. Fue mi regalo para ellos. Compartí mi cumple así. Y recibí un regalo divino, una vincha bordada con un tul, con un packaging hermoso… Ahí me iluminé”, comenta.

"Mis clientas se visten con lo que les gusta", dice la diseñadora Mariah Schutz. Foto: Gentileza Mariah Schutz Social.

“Mis clientas se visten con lo que les gusta”, dice la diseñadora Mariah Schutz. Foto: Gentileza Mariah Schutz Social.

Y agrega: “Yo venía ayudando a diferentes organizaciones pero bueno, tenía un límite para dar. Entonces pensé. ¿Qué pasa si la plata que dono, o mejor, parte de ella, la empleo para pagar mano de obra que confeccione prendas y el precio que paga la clienta va a parar a una ONG, fundación o comedor de barrio al que quiere ayudar?. Cuando el vestido está listo, la clienta deposita el dinero en la cuenta de la entidad y viene a retirarlo con el comprobante de su transferencia. La plata no ingresa a la tienda para la mayor transparencia. Y ella se lleva su kimono con una etiqueta con su nombre, porque participó del diseño. Tengo dos intenciones claras: hacer prendas únicas y que me ayuden a ayudar”.

Colecciones cápsula

Hicimos una colección junto a Lucas Poggi,nadador paraolímpico. El eje es ropa que se adapta a una silla de ruedas. “Vamos a seguir haciendo indumentaria para cuerpos que tienen otra capacidad de movimiento. Me pregunté siempre por qué se tienen que vestir con jogginetas. Y apareció Lucas. Algunas personas con capacidades diferentes se visten solas u otras necesitan ayuda. Usamos aberturas con imanes, cierres con cremalleras especiales; es inteligencia aplicada a nuevas prendas con otra moldería y una mirada ergonómica.”

Vamos a seguir haciendo indumentaria para cuerpos que tienen otra capacidad de movimiento. Me pregunté siempre por qué se tienen que vestir con jogginetas.

Mariah Schutz, diseñadora de moda.

Lucas los asesoró con cosas que le pasan a él y después lo hicieron otros y así fueron conociendo lo que les ocurre. “Hay prendas para la gente que se sondea. Vienen con un bolsillo estilo cargo para que puedan transportar la sonda y entrar a un baño. ¿Cómo cerrás un pantalón si no puede ser en la zona púbica? Será de costado o desde abajo, al costado, con un cierre especial. Porque si no tienen sensibilidad en la pierna puede complicarse. Difundo lo que hago por Instagram y en diferentes medios. Y estoy muy satisfecha con las repercusiones”.

"La ropa tiene que sentirse cómoda al estar parada o al estar sentada", comenta la diseñadora Schutz. Foto: Gentileza Mariah Schutz Social.

“La ropa tiene que sentirse cómoda al estar parada o al estar sentada”, comenta la diseñadora Schutz. Foto: Gentileza Mariah Schutz Social.

Túnicas masculinas

Para Mariah, el próximo paso es que el hombre argentino se atreva a las túnicas, muy sobrias, con estilo Armani. Porque cree que hay que vestirse con otras formas. “Una túnica, un kimono o un caftán son prendas nobles, que cubren y dan comodidad”, concluye. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *