Locales inteligentes en Argentina: cómo son las experiencias de compra sin colas, sin cajeros y sin probadores

Fuente: La Nación ~ Lo mejor de los dos mundos: visitar una tienda, elegir, tocar, comprar o descartar, e irse con los productos pagos sin interactuar con nadie; cómo son los supermercados smart y los locales virtuales que ya son furor.

Lo que antes parecía un sueño, hoy es una realidad. El uso de la tecnología y de la inteligencia artificial gana cada vez más lugares en los comercios físicos y en la vida cotidiana. Este presente cambiante y singular no sólo experimenta un cambio de paradigma comercial, sino que además comenzó a dar forma a una nueva era de locales. Las modernas tiendas cada vez más fusionan lo mejor de los dos mundos: el presencial y el virtual.

Los espacios físicos comerciales cambiarán tanto desde su concepción como desde su filosofía. Hoy, el público -que ya vivió una pandemia-, en gran parte, modificó sus hábitos. En muchos casos, adoptaron el sistema de compras virtuales. Algunos quieren recibir sus adquisiciones en su hogar. Otros son partidarios de elegir los productos de forma presencial, mientras que optan por realizar transacciones virtuales. Según Eduardo Koglot, creador del primer supermercado inteligente de la Argentina: MiniGo, la gente cada vez más valora el tiempo y trata de evitar las aglomeraciones de público. “Hoy, las personas quieren que su experiencia de compras sea agradable, rápida y sin colas. El público está cada vez más exigente”, comenta.

Un estudio elaborado por la consultora Axis Communications e Ipsos sostiene que “los locales físicos necesitarán aumentar su valor agregado y diferenciarse de las tiendas online. Los comercios del futuro serán cada vez más sostenibles, originales e interactivos, y ofrecerán una gama muy amplia de productos y servicios”, dijo Azad Khamooshi, Business Developer Retail en Axis.

En este escenario, las nuevas tecnologías y las innovaciones tienen un rol vital, según el trabajo de Axis Communications e Ipsos, el 58% de los entrevistados entiende que estas características en muchos casos se traducen como herramientas que colaboran con la buena experiencia de compra, la velocidad y efectividad del servicio y los cuidados sanitarios. “El mundo cambió. Desde todos los sectores se está trabajando con un claro objetivo: progresar y brindar mejores servicios. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con los locales comerciales, se viene una revolución tanto en la forma de comprar como de entregar la mercadería. Sin ir más lejos, Amazon trabaja sobre una nueva aplicación que le permita a las personas escanear su cuerpo y mandar los parámetros a la firma de indumentaria elegida. Esto evitaría que la gente se junte en los locales con el objetivo de probarse las prendas y disminuiría la manipulación de productos”, cuenta Gonzalo Pellejero, gerente de oficinas y locales del Grupo Adrián Mercado.

Los productos se escanean en el celular y asi se arma la compra sin cajero
Los productos se escanean en el celular y asi se arma la compra sin cajeroDIEGO SPIVACOW / AFV<

Según Pellejero, cada vez será más habitual encontrar en tiendas, de alto tránsito, cajeros móviles. Se refiere tanto a robots como a empleados que llevan tablets y que se movilizan por la tienda. “Quizá, deberíamos esperar un poco más para disfrutar de salas virtuales, las cuales podrán estar equipadas con escáner morfológico alimentado con IA para tomar talles con precisión y evitando pérdidas de tiempo”, cuenta el broker.

En nuestro país, el modelo de los supermercados inteligentes, que tiene a Amazon Go como referente internacional, parece tener luz verde.

Aquí, con el objetivo de dar respuestas a la nueva normalidad nació MiniGo, la firma que se presenta como la empresa donde el cliente no debe hacer colas ni utilizar el efectivo para hacer sus compras. Se trata de un autoservicio inteligente que se instaló en el barrio de Colegiales. “Es una tienda que tiene una superficie de 50 m2 de salón y otros tantos de depósito. Allí se ofrece un surtido de 400/500 artículos (alimentos, bebidas, productos de limpieza y perfumería). La tienda tiene unas 40 cámaras y sensores de peso distribuidos en cada góndola. Esto está manejado por una plataforma virtual que administra el back-end (la parte del desarrollo web o de la app que se encarga de que toda la lógica de un sitio tenga un correcto funcionamiento) de las tiendas, tiene control automatizado de inventarios, precios, promociones y vencimientos”, sostiene Koglot.

Sin dudas, uno de los grandes desafíos en este tipo de negocios es la digitalización y los ajustes. “No es sencillo hacer que todo funcione de manera apropiada. Los desarrollos desde el software hasta elegir, distribuir y parametrizar el hardware demandaron más de un año. Se invirtieron unos US$900.000 y mucho trabajo. Lo que más tiempo llevó fue la creación de las góndolas inteligentes”, explica Koglot. Y agrega: Hoy, nuestro team nuclea unas 25 personas y cuenta con ingenieros en visión, programadores, diseñadores 3D, profesionales del retail y el staff de la tienda”. El próximo paso de la firma será inaugurar otro local en Pilar”, concluye Koglot.

Quick: un "súper" sin colas ni cajeros
Quick: un «súper» sin colas ni cajerosgentileza

El modelo de supermercado sin cajero o autónomo es impulsado también por la firma Quick, que tiene una sucursal en el dique 2 de Puerto Madero. “Esta propuesta responde a la modalidad conocida como scan & go”, cuenta Marcos Acuña, fundador y CEO de Quick. La firma abrió en 2021 su primera sucursal . Dos meses más tarde inauguró un local híbrido en el centro porteño. “El cliente elige si prefiere comprar sin tener contacto con el cajero o hacerlo de la forma convencional”, explica Acuña.

Pero la marca fue más allá, y propone instalar pequeñas tiendas dentro de oficinas, gimnasios, edificios, barrios privados. “Este modelo está pensado para lugares donde conviven más de 50 personas, montamos un minimercado que incluye una góndola con 700 productos y una cafetería”, dice Acuña.

En el caso de las tiendas que funcionan dentro de los edificios, el vecino puede bajar en cualquier momento, destrabar la puerta del local con la aplicación, escanear el producto que necesita, pagar e irse, sin cruzarse nunca con nadie.

Go Jiraf propone humanizar las compras virtuales, de la mano de la atención personalizada
Go Jiraf propone humanizar las compras virtuales, de la mano de la atención personalizada

Nuevas herramientas

“Hasta hace poco la inteligencia artificial (AI) sólo era un concepto delos libros y las películas de ciencia ficción, pero en los últimos tiempos los consumidores están recibiendo ofertas -cada vez que navegan online- acordes a sus intereses y ajustan las vitrinas digitales, adaptando la disposición de los productos en la web para cada tipo de consumidor”, comenta Jorge Gayoso, broker de la división locales de L.J. Ramos.

Live Streaming E-commerce es un sistema de venta online, en vivo, (como el clásico de la tv: “Llame ya”) que vende productos en tiempo real y es un fenómeno en Asia.

GoJiraf es una aplicación nacional, que responde al modelo comercial del Live Streaming E-commerce, que permite entrar a los locales de manera virtual para ser asesorado por sus vendedores o por un influencer. La firma que crearon Patricio Cossio y Agustín Campos en 2019, tiene presencia en seis países. “Desarrollar la compañía no fue sencillo y demandó una inversión inicial de US$850.000. La mayor porción se destinó a Live Shoppings”, cuenta Cossio. GoJiraf une el video en vivo con la posibilidad de comprar y pagar, en el acto. “En algunos de nuestros eventos virtuales convocamos a personajes famosos y ellos se convirtieron en los motores de venta. El resultado fue una tasa de conversión a ventas del 10% (usualmente, es del 1% o 2%)”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.