Las claves logísticas de la indumentaria

Fuente: InfoTyL ~ Cuatro especialistas de esta industria, con experiencia local e internacional, contaron cómo hacen para desempeñarse con éxito, sin dejar nada librado al azar.

Garrido Salinas: “Los grandes retailers exigen hasta que uno se queda con la lengua afuera. No sólo quieren buenos diseños, sino que los precios también lo sean”.
Planificación, coordinación, controles y seguimiento de cada eslabón de los procesos logísticos y productivos fueron las claves del webinario que se realizó hoy en esta plataforma sobre las “Experiencias en la logística de la industria de la indumentaria”.
Los protagonistas del encuentro virtual, en el marco del Supply Chain Summit, fueron destacados referentes del sector que compartieron sus conocimientos, consejos y diferentes conceptos sobre la relación entre logística e indumentaria.
Luego de la presentación de Alejandro Espoueys, de Expotrade SA, el encuentro estuvo moderado por Alejandro Leiras, director de Estudios e Investigación de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (Arlog), que dialogó con Ignacio Garrido Salinas, director de Logisfashion Asia; Martín Javier Navatta, gerente de Abastecimiento y Logística en Hanesbrands Argentina SA; de la misma empresa, Juan Pablo Portas Esquivel, director de Operaciones; y Silvio Rocco, director de Logística y Customer Service para Argentina y Uruguay, de Arredo.

En primer lugar, Garrido Salinas, se refirió a los desafíos de la cadena de distribución internacional de indumentaria desde Logisfashion Asia. La compañía tiene distintas filiales en España y varios países de Latinoamérica. Por esa razón, expresó el directivo, “nos enfrentamos todos los días a gestión de la cadena de suministros. En ese sentido, ese reto tiene dos partes: la gestión de la intralogística dentro del país y hacer llegar toda la mercancía en el tiempo y con la calidad requerida cada destino internacional”.
Garrido Salinas destacó las características de la cadena de suministro y la importancia de controles para optimizar los procesos de distribución.
“Los grandes retailers exigen hasta que uno se queda con la lengua afuera. No sólo quieren buenos diseños, sino que los precios también lo sean y constantemente”.
También afirmó que Logisfashion Asia desarrolló equipos en todos los países de trabajo para poder acompañar a sus clientes en las inspecciones”. La idea de la marca es ofrecer las ventajas de una economía de escala y hacerse cargo de una tarea que otros dejan en sus manos debido a su comprobado conocimiento.

El gran eje
Por su parte, Martín Javier Navatta, comentó que en Hanesbrands Argentina representa marcas de ropa interior femenina y masculina, como también ropa de uso externo. Cuenta con dos plantas, una en provincia de Buenos Aires y la otra en San Juan. Entre ambas, se hace desde la recepción de las materias primas, el corte y confección. Cada una cumple su función. Después se llega la etapa del empaquetado, de acuerdo al cliente y la distribución.
El directivo dio el ejemplo de la compleja logística en la confección de corpiños, que demanda entre 15 y 20 insumos, los cuales tienen que llegar de forma coordinada a la línea de producción. Cada línea de artículo tiene una gama de cuatro colores y cinco talles.
Para realizar esa tarea trabajan en conjunto con en los proveedores, que eligen después de rigurosos estudios
“Todo está basado en la planificación como gran eje. Partimos de una estimación de venta, que se analiza de acuerdo a los volúmenes que se demandan mensualmente y lo contrastamos con nuestra capacidad productiva Sobre eso, desarrollamos un plan de producción y un plan de abastecimiento”. También se hace un listado de insumos, siguiendo un orden de prioridades para que pueda llegar en tiempo y forma.
A su lado, Juan Pablo Portas Esquivel, describió  tres aspectos de los costos del producto: la materia prima, la mano de obra y la fabricación. “El desafío no está en los miles de kilómetros de la entrega entre Buenos Aires y San Juan, sino en los centímetros y milímetros de la confección”, dijo.
Entre otras consideraciones, hizo hincapié en la planificación y lo vital de la estandarización “para garantizar que no haya diferencias entre cada trabajador, porque las instrucciones están claras. Aunque, no están exentas de errores humanos, pero al cierre de cada mes analizamos las variaciones contra los estándares, para detectar el origen de esos desvíos y pérdidas”.

Sustentabilidad
A su turno, Silvio Rocco contó que en Arredo hubo “una transformación total en la logística”, que consistió en “tener proyectos sustentables y de cuidado del ambiente, desde hace seis años, cuando no se hablaba tanto de esos temas, pero fue una inquietud del equipo”.
Una de las iniciativas fue reutilizar las cajas de cartón para el embalado, cuando antes se desechaban y se debían comprar continuamente. Otro proyecto fue cambiar la iluminación alógena por led en los centros de distribución ubicados en la Argentina, con 7.000 m2, y en Uruguay, con casi 3.000 metros cuadrados. A su vez, se redujo el packaging plástico del módulo del envase y el de la unidad.
El ejecutivo dio cuenta de la nueva posibilidad que se abrió en el mercado a través del e-commerce. “Debimos transformarnos en estos últimos siete años para atender esta nueva unidad de negocios, donde la operación es diferente hasta llegar al punto de venta”.
Al respecto, añadió: “Pasamos de 20 a 30 paquetes por día, con una operación totalmente manual. Con el primer Hot-Sale en cinco días pasamos a preparar 700 paquetes. Tras el evento, pasamos a tener 5.000 unidades. Realmente no estábamos preparados. Ese momento bisagra generó una conciencia de cambio permanente, porque vimos que iba a ser exponencial, tanto que en el último evento estuvimos en 45.000 paquetes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.