La industria textil crece a paso acelerado

Fuente: Página 12 ~ El presidente de la Fundación ProTejer atribuyó la mejora a la baja de las importaciones y el freno de las compras de argentinos en el exterior por la baja de los viajes.

El presidente de la Fundación ProTejer, Yeal Kim, afirmó que la industria textil se recuperó del impacto inicial que provocó la pandemia y en la actualidad la actividad se ubica un 20 por ciento por encima de los niveles prepandemia. El empresario aseguró además que durante este año el sector invirtió y creó empleo en cifras superiores a las de 2019.

Sin embargo señaló que cuando se flexibilizó el ASPO “desde mayo, empezó a repuntar la actividad”, y afirmó que “ya en junio o julio se recuperó el 100 por ciento de lo que se había perdido en la cuarentena”. “Y desde agosto superamos el nivel de actividad en un 20 por ciento. En comparación con el año pasado, estamos trabajando a full”, subrayó el titular de Pro Tejer.

De acuerdo a un informe sobre coyuntura textil, elaborado por la entidad, “el consumo de energía del sector evidencia que la producción creció en setiembre último, y se estima que para el último trimestre del año también se registren importantes incrementos”.

Kim dijo que hay varios motivos para explicar este crecimiento, y señaló que “uno de ellos es que muchos argentinos viajaban al exterior y traían prácticamente 3.000 millones de dólares en ropa”, pero indicó que “por la pandemia nadie puedo viajar en estos meses”.

También precisó que “la Argentina en el rubro textil se abastecía en un 50 por ciento desde el exterior”, y puntualizó que “cuando comenzó la pandemia muchos importadores dejaron de hacerlo”. En ese sentido remarcó que “las importaciones bajaron abruptamente más de 50 por ciento interanual”.

Asimismo, puso de relieve que “este gobierno apoyó mucho la producción nacional desde el inicio”, y señaló que la merma en las importaciones también obedece a la decisión de la administración de Alberto Fernández de que “no hay dólares suficientes para malgastar en el exterior”.
El dirigente gremial empresario también destacó que “si bien las inversiones no llegarán a ser como las calculadas a principios de año, por el parate que hubo de marzo a junio, serán mayores a las de 2019”.

Al respecto, el informe de Pro Tejer precisó que la proyección de desembolsos “para el año se ubica en torno a los 100 millones de dólares”, lo cual representa un 56,25 por ciento más “si se lo compara el año anterior para el cual el monto invertido cerró en 64 millones de dólares”.

En tanto que para el 2021, se proyectan inversiones relevantes por parte el sector textil que totalizarían unos 250 millones de dólares, y se estima que “estas superarán las realizadas en el 2011, el año con mayor nivel de inversión de la década”.

En cuanto al empleo, Kim afirmó que “hubo fábricas que tuvieron casos de Covid-19 y gente de alto riesgo licenciada”, pero subrayó que “también frente a la demanda, hubo que emplear más cantidad de personas”.

El reporte precisó que “el empleo de la cadena textil creció en promedio un 15 por ciento en relación con 2019”. El sector textil, desde el rubro algodonero hasta el comercial, pasando por el hilandero, la tejeduría y la confección, emplea un millón de personas y está compuesto por 30.000 empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *