“Ingeniería textil es una carrera hermosa y la industria argentina nos necesita”

Fuente: UTN ~ La Ing. Textil, Micaela Ocanto, trabaja en la empresa Fil Katia S.A., en donde se desempeña como responsable de calidad textil en hilados fibra larga y fantasía. En esta nota recordó su paso por la Facultad y la relevancia de su formación profesional en la UTN Buenos Aires Publicada el 30 de septiembre de 2020. Categorías: Graduados, Todas las noticias. Etiquetas: graduados, textil.

“Elegir a la UTNBA fue lo mejor que hice en la vida” resaltó la Ing. Textil graduada en UTNBA, Micaela Ocanto, al recordar sus inicios en la carrera: “empecé estudiando diseño de indumentaria en la UBA y luego decidí cambiarme. Arranqué en el 2007 y me recibí en 2014. No conocía mucho sobre la carrera, pero hoy puedo decir que es hermosa y que la volvería a elegir”.

La ingeniera textil nació en la ciudad de San Martin, pero tras recibirse y adquirir experiencias laborales en empresas locales, decidió irse a vivir a España, Barcelona,  luego de “enamorarse” del lugar en un viaje de vacaciones: “vine de vacaciones a Europa y me enamoré. Me encantó Barcelona. Empecé a averiguar para venir acá; no tenía papeles, me vine igual e intenté tramitar una visa de trabajo que no me salió y me volví a Argentina. Hice la ciudadanía Italiana y luego me vine a Barcelona.Estoy trabajando en una hilandería de hilados de fantasía que tanto me gustan”

Micaela trabaja como Ingeniera Textil en la empresa extranjera Fil Katia S.A. en donde se desempeña como responsable de calidad textil en hilados fibra larga y fantasía; tejidos de punto y plano, además del desarrollo y compra de telas estampadas a proveedores en lejanía, sumado al seguimiento de la producción e importaciones: “el problema de la industria textil en nuestro país es que suele estar bastante precarizada.  Lo que yo noté es que hay muchos cambios que se podrían hacer en una fábrica o empresa que se perciben como un gasto pero son una inversión para mejorar y crecer. Al considerarlo un gasto no te dan las libertades para mejorar ciertas cosas como plantear sistemas operativos para el control de la producción; información de máquinas, etc. Tengo la ilusión de que va a tender a mejorar y que los empresarios van a darse cuenta lo importante que es ese tipo de inversión para mejorar la producción o la calidad, es importante tener un buen registro de la información”.

Una cualidad sobresaliente de la UTNBA, además de la calidad educativa, según sostuvo la ingeniera, es “la facilidad para hacer trámites, más organizado, más fácil. Y académicamente tuve profesores muy buenos”.

Dentro de la industria textil, Ocanto expresó que el trabajo en hilandería es lo que más aprecia. Pero destacó que el campo de trabajo que permite la carrera es muy amplio, y contó su experiencia: 

“A mí me parece una carrera hermosa, estoy súper feliz de haberla hecho. La parte de la fábrica es muy sacrificada pero es muy lindo ver todo el proceso. Y dentro de la fábrica, aprendés muchísimo. Lo que perseguimos los ingenieros textiles es la calidad, que es muy importante; y eso se logra en la fábrica. Y se aprende en la fábrica; por más que en este momento yo estoy en calidad dentro del laboratorio, tener ese bagaje de haber estado en fábrica sirve mucho y me ayuda a ver un problema de calidad y saber de dónde vino. Además de la calidad, está la capacidad productiva que puede tener la fábrica; métodos y tiempo para mejorar la producción, el confort de  la gente que trabaja, hay muchas cosas que se pueden hacer mejor. Es muy entretenida la fábrica, estar ahí todos los días, el contacto con la gente, saber cómo hablarle a uno y a otro, cómo relacionarte para que las cosas vayan bien. Y la parte de oficina que tal vez es un poco más lo que estoy haciendo ahora, de desarrollo, trabajar con diseñadores que te cuenten lo que quieren hacer, que sea posible y ayudarlos a que sea factible de todas las maneras; de costo, de calidad y de tener la capacidad productiva para hacerlo también y que no lleve mucho tiempo”.

Su llegada a Barcelona, fue poco antes del inicio de la pandemia, y la Ing. Ocanto resaltó la incidencia que tuvo su formación en la UTNBA, para lograr los avances en su carrera:

“Estoy cien por ciento agradecida a la Facultad. El título vale mucho. Tener un título de ingeniero es una puerta enorme, es algo que está súper valorado. El inglés también es muy importante. Y como profesional estoy súper orgullosa de haber salido de la UTNBA y luego toda la red de gente que conocí en la Facultad. Nosotros somos muy unidos en nuestra especialidad; siempre que alguien necesita algo, alguien siempre te va a dar una mano, es una red muy solidaria, yo he conseguido trabajos a través de mis profesores. Nos compartimos cosas, estamos en contacto con la gente de la UTNBA”.

Al finalizar, la ingeniera expresó su mensaje hacia la comunidad de UTN Buenos Aires y, en especial, hacia los aspirantes a ingeniería:

Ingeniería textil es una carrera hermosa, la industria argentina necesita ingenieros textiles. Hay números que no son tan graves como parecen, hay que ponerse a estudiar, pero tiene una parte técnica que es súper linda y hay mucho campo para trabajar, mucho más del que uno cree. Ahora también se va a venir todo lo sustentable y reciclable y se necesitan personas que lo generen. Seremos seguramente los ingenieros. Es una carrera que vale la pena”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.