Diseña lencería, se animó a soltar su local y hoy la rompe en redes sociales

Fuente: ON24 ~ Lua Maluca nació como un espacio multimarcas en el 2012 en un local de España y Córdoba, a metros del Paseo del Siglo, en un año donde la calle España era el furor de las tiendas de diseño. Ocho años después su creadora la convirtió en su propia marca de lencería, mallas y pijamas y vende sus productos a todo el país a través de su tienda virtual, con Instagram como gran vidriera.

El sueño del local propio nació a los veinti pocos años de Barbara Ybarra, cuando terminó su carrera de Bellas Artes y apostó a traer a Rosario marcas de diseño exclusivas que no se conseguían en la ciudad. Buscó el rincón más pujante como fue en su momento el Paseo del Siglo: utilizó todo su conocimiento en montar un local que funcione: “La marca de entrada explotó, el local llamaba mucho la atención, su diseño, su decoración. Había algo estético que gustaba y la gente lo seguía”, cuenta como comenzó con un impacto visual que luego supo sostener, aplicar también a sus propios diseños y luego aprovechar para migrar hacia el comercio virtual.

En estos ocho años Lua Maluca pegó dos grandes saltos: el primero fue en el 2016 cuando tuvo que dejar el local de calle España y mudar su multimarca y su incipiente marca propia a un espacio compartido. Irse a un Showroom fue un riesgo más que positivo: La incentivó a “mover mucho más las redes para llamar la atención y mover la gente hasta allá”, la cosa le funcionó tan bien que dos años después la tienda pasó a ser cien por ciento virtual.

“Las mismas clientas me decían que venían a buscar algo que ya habían visto en redes. Eso fue muy singular y decidí prestarle atención”, cuenta Bárbara cómo fue el salto a sus redes sociales y a una tienda nube cuando aún no eran el furor que son hoy. “La tienda la abrí en el 2015 y la gente no se animaba en ese entonces a comprar de manera virtual, fue de a poco creciendo, por suerte para este año en que la modalidad de venta fue virtual o virtual, la pandemia nos encontró con toda la logística armada y una tienda totalmente encaminada”.

Sus diseños se destacan por su comodidad: materiales amigables, con talles que van desde el S al triple XL. Ella misma es la modelo de sus producciones, y sumó a su propia madre y hermana para los catálogos que se pueden ver en su Instagram @Luamaluca_ que ya tiene más de 35 mil seguidores.

Hoy la mitad de sus productos se venden en Rosario y la otra mitad de su producción es para localidades de distintos puntos del país. Pasar de un local tangible a uno virtual fue un crecimiento que le permitió a Barbi adaptar su trabajo a lo que la vida le fue presentando: diseña sus prendas, las embala y arma toda la logística de venta y distribución desde el altillo de su casa. A la par cría a sus dos pequeñas hijas, contesta los pedidos y maneja sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *