El sector textil advierte que la carga impositiva impulsa el cierre de empresas

Fuente: IProfesional ~ Aseguran que los impuestos representan el 50% del precio de un producto y admiten no poder competir con las importaciones y el sector informal

En medio de la mayor presión fiscal que el Gobierno busca lograr a través del Presupuesto 2019, los industriales textiles a reclamar una rebaja en los tributos que pesan sobre esta industria, al advertir que ya representan el 50% del precio de un producto.

El vocero del pedido es Yeal Kim, presidente de la Fundación ProTejer para quien la carga impositiva le quita competitividad a este sector y es una de las principales responsables de la fuerte caída productiva que se viene evidenciando entre las empresas textiles en los últimos dos años.

“La carga impositiva es el principal factor que explica la no competitividad sistémica de la economía argentina y no puede ser que debamos multiplicar por dos nuestro precio a puerta de fábrica para soportar la carga fiscal”, enfatizó Kim en el marco de la convención anual ProTEXTIL 2018, que se lleva a cabo en el hotel Hilton de Puerto Madero.

En dicho escenario, el empresario advirtió también que su sector “está atravesando un momento muy difícil” y dijo que “el 50% de los empresarios pierde dinero y piensa en cerrar sus plantas”.

Kim, quien también es dueño de la empresa Amesud, remarcó que “en los primeros siete meses de este año el sector textil registró una caída de su nivel de actividad del 8% respecto al mismo período del 2017” y recordó que “el año pasado ya se había registrado una caída del 16,4% respecto del nivel alcanzado en 2015”.

El escenario descripto por el titular de ProTejer, una entidad que nuclea a más de 1.000 industriales del sector textil, obliga a las empresas a utilizar actualmente solo el 54% de la capacidad instalada de las plantas, situación que habría causado la pérdida de 13.000 puestos de trabajo entre 2015 y lo que va de este año, donde además la demanda ya se redujo un 20%.

De hecho, según un relevamiento de la entidad empresaria, apenas el 30% de los industriales textiles logra sostener el negocio y nada más que un 20% obtiene algún margen positivo con el desarrollo de la actividad.

“Pedimos medidas urgentes para reactivar el consumo interno y defender la industria nacional para poder confeccionar productos a precios competitivos para exportar y conseguir un ingreso de dólares genuinos en la economía local”, reclamó Kim, el primer empresario de origen asiático en presidir la Fundación ProTejer.

Con respecto a las perspectivas para lo que resta del año, sus colegas presentes en el evento estiman que se registrará una caída del 27,7% de las ventas, una baja de la actividad del 24,1% y un retraso en los pagos de los clientes del 18,3%.

En este sentido, el empresario aseguró que hace dos años la industria textil local controlaba el 50% de un mercado estimado en 500 toneladas. “Ahora, por el avance de las importaciones y la caída de la demanda estamos nada más que en un 20%”, argumentó.

También responsabilizó de esta situación al mercado en negro. Según sostuvo la informalidad que sufre la industria textil se ubica en niveles que ya rozan el 75% y que comprende a pequeños emprendimientos y a talleres clandestinos que, evadiendo el pago de impuestos, pueden vender a precios muy bajos.

Kim estimó además que en los próximos 20 años, apenas un 20% del material textil va a ser utilizado para fabricar ropa” y dijo que el 80% restante “servirá para crear productos utilizados en construcción, minería, salud, satélites, aeronavegación y fabricación de autopartes”.

Por ese motivo, reclamó al Gobierno que genere “el marco adecuado para que la industria textil local pueda aprovechar este sendero de crecimiento global”.

Agregó que para que eso se logre, “hace falta una política industrial y que el Gobierno entienda que el sector textil es viable y que puede crear puestos de trabajo con bajos costos de inversión”.

Conociendo la industria, el “Quienes Somos” de LedLan Hilados

Fuente: Guia@Textil ~ Ledlan es una empresa familiar con más de 30 años de trayectoria en el mercado y distribución en todo el país.

En Ledlan usted puede encontrar gran variedad en hilados. Desde los clásicos como lanas y mezclas, algodones y acrílicos en todos los colores y grosores, hasta hilados manuales para el tejido de dos agujas, crochet o en telar, estos últimos con lanas diseñadas a partir de mix de texturas, retorcidos especiales, boucles o moulines. Siempre teniendo en cuenta la carta de colores y materiales según la tendencia de la temporada.

Trabajamos en conjunto: experiencia comercial y diseño, dos aspectos que se complementan muy bien a la hora de satisfacer las necesidades del mercado. Escuchamos siempre a nuestros clientes y tratamos de mejorar nuestros productos con esas mismas inquietudes, comentarios y críticas.

Siempre se piensa en la prenda como la que lleva el diseño sola, en Ledlan nos parece interesante que el diseño nazca de la misma materia prima para la realización de la prenda, un paso antes de tejer, encontrarse con una variedad de productos; la elección del material es la clave de una buena prenda.

Nuestra idea es una línea masiva de productos con soluciones estéticas para todo tipo de clientes.

Ledlan lanza al mercado una nueva marca de hilados: Ambar.

El objeto es proporcionar a sus clientes una mejor calidad de hilados pensados desde el diseño, ya sea desde una nueva textura, nuevos matices de color o también de un producto básico mejorado en su suavidad, en su acabado y todas las características que puedan hacer que una prenda sea distinta.

Ambar tiene dos líneas, la línea Básica, con hilado de acrílico 4/7 y 2/7, para tejido menual y máquina en una variedad amplia de colores. Y la línea Plata con hilados con texturas muy trabajadas, peluches, cintas bicolores y estampados, donde se destacan hilados con materiales que tienen mucho brillo, texturas suaves, delicadas y elegantes.

Hilados Ledlan
Av. Scalabrini Ortiz 1047
Teléfono. (0054) 011 4774.6322 / 4773.1395
CABA, Argentina
info@ledlan.com.ar

Refuerzan en Ciudad controles por venta ilegal

Fuente: Cronista ~ Al menos 669 puestos de venta ilegal callejera estaban activos en la Ciudad hace apenas un mes, según un relevamiento de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC). La central empresaria detectó que en agosto se produjo una suba del 2,3% en el comercio informal y 31,4% más respecto a julio del corriente.

El relevamiento de la CAC tomó en cuenta las principales avenidas con centros comerciales a cielo abierto, como lo son Avellaneda, Rivadavia, Pueyrredón, Corrientes, Santa Fe, Córdoba, Cabildo, y las zonas de Once, Liniers y Microcentro, entre otras. En estos lugares, sobre todo en Avellaneda, el Gobierno porteño incrementó de lunes a sábados los controles con policías, efectivos de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y agentes del ministerio de Ambiente y Espacio Público en busca de desplazar su presencia.

Sin ir más lejos, la Policía de la Ciudad detuvo la semana pasada a una mujer peruana en Perón al 2600, Balvanera, con 4800 pares de medias de marcas apócrifas. La mujer quedó imputada en una causa que recayó ante el juez Marcelo Martínez de Giorgi por infringir la Ley de Marcas 22.362, y la mercadería quedó incautada. Similares procedimientos le ocurren a otros vendedores ambulantes de indumentaria y calzado, el rubro que más creció, con más de 280 puestos esparcidos en la Ciudad.

Según el reporte empresario, la avenida Pueyrredón concentró 111 stands de venta informal. La cuadra más perjudicada de toda la ciudad es Bartolomé Mitre al 2700, a metros de la estación Once, donde se relevaron 51 puestos. El segundo lugar más nutrido es la avenida Pueyrredón al 200, con 44 stands. El segundo rubro con más presencia informal fue Alimentos y bebidas, con 170 puestos detectados. Al igual que en la indumentaria, el epicentro se ubica en la estación Once

Frente a este fenómeno, signado por la retracción del poder adquisitivo, la Ciudad determinó expandir la presencia de las Ferias Itinerantes de Abastecimiento Barrial (FIAB), donde pueden hallarse productos de primera necesidad a precios sustancialmente menores que en comercios.

El Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, reforzó esta semana la comunicación de estas ferias barriales, que ampliaron sus horarios de atención y su presencia las comunas, al anunciar la incorporación de posnets para el pago con tarjeta de débito. “Queremos acercarnos a la gente, ayudar en este momento, con precios más baratos y más facilidades de pago”, sostuvo el alcalde.

Nuevos aires para el algodón

Fuente: Clarín ~ Dos jóvenes empresas anunciaron ayer la constitución de una alianza estratégica para brindar nuevo impulso al algodón, considerado “la cenicienta” de la agricultura. Las protagonistas son Gensus SA, el único semillero comercial en el país que produce y comercializa semilla legal de algodón, e Indigo Ag, que provee tecnología microbiana aplicada en las semillas.

Ambas compañías son de muy reciente nacimiento. Gensus surgió en 2016, cuando unieron esfuerzos dos empresas: Cazenave y Asociados SA, y Estrateco SA, para adquirirle a Monsanto la alicaída operación de Genética Mandiyú, con sede en Avia Terai (provincia del Chaco). Indigo Ag, por su parte, llegó a la Argentina el año pasado, en lo que fue la primera incursión internacional de la startup originada en 2014 en Boston, que rápidamente se convirtió en la niña mimada de los inversores en biotecnología.

En el acto realizado ayer en los salones del Centro Naval en Olivos, el titular de Gensus, Pablo Vaquero, presentó las nuevas semillas fiscalizadas para la campaña 2018/19, dotadas de la tecnología Indigo. Remarcó la intención de retomar el crecimiento de un cultivo de enorme importancia económica y social en el Chaco y otras provincias del NEA y el NOA. Y dijo que un grupo de productores líderes, que representan el 80% de la producción, renovaron la apuesta por el cultivo. Varios de ellos estuvieron en el acto.

Pablo Vaquero es el presidente del semillero Gensus.

Pablo Vaquero es el presidente del semillero Gensus.

La llegada de nueva tecnología, tanto en biotecnología como en mecanización (en particular la llegada de las nuevas cosechadoras automotrices que entregan grandes rollos de algodón compactado), abrieron nuevas perspectivas para una cadena que ocupa muchísima mano de obra desde el campo a la industria derivada. En el acto estuvo el concesionario de John Deere Andrés Parra, quien informó a Clarin Ruralque ya entraron 30 cosechadoras de última generación y que este año esperan colocar otras 20. “Cambiaron totalmente la logistica del algodón humanizando el trabajo y eliminando riesgos”, dijo.

Desmotadoras, hilanderías y tejedurías forman parte de un entramado clave en las provincias involucradas con la actividad. Mencionó el compromiso de estos productores con el reconocimiento de la propiedad intelectual del obtentor de las semillas.

Carlos Becco, titular de Indigo Ag en la Argentina, explicó la “propuesta de valor” de su tecnología, que se basa en la actividad de un sinnúmero de microorganismos que circulan por el interior de las plantas. Se inoculan en las semillas, tratadas profesionalmente, y luego crecen y desarrollan protegiendo al cultivo durante su desarrollo. Lo más original es que la empresa no vende el producto, sino que asume el riesgo y acompaña al productor hasta la cosecha. El productor debe dejar un testigo del 10%, para medir la diferencia de rendimiento. Una vez determinada, se divide el excedente obtenido respecto al cultivo en partes iguales.

Con un mejore manejo, el cultivo tiene potencial para crecer en Chaco, el norte de Santa Fe, Formosa y Santiago del Estero, entre otras provincias.

Con un mejore manejo, el cultivo tiene potencial para crecer en Chaco, el norte de Santa Fe, Formosa y Santiago del Estero, entre otras provincias.

Becco comentó que si bien no hay antecedentes en el país, los resultados obtenidos en las últimas dos campañas en Texas fueron contundentes, con mejoras en los rendimientos de un 12%. “Es donde mejor se expresa la ventaja del manejo del microbioma”. Lo atribuyó a que en el proceso de “deslintado” (operación que remueve la fibra que rodea a la semilla de algodón) se utiliza ácido sulfúrico, lo que prácticamente elimina todos los microorganismos presentes. Luego, cuando se inoculan los del sistema IndigoAg, colonizan rápidamente la planta sin competencia, potenciando sus beneficios, “en particular la calidad, ya que se define en los primeros 13 días del cultivo”.

Vaquero destacó que la genética de algodón había quedado retrasada respecto al resto del mundo, donde el avance de la biotecnología permitió combatir plagas y mejorar los rendimientos. Espera contar pronto con los eventos que se están utilizando en Brasil y Paraguay con grandes beneficios, y que aquí no están todavía disponibles por la falta de una ley de semillas que establezca la protección de la propiedad intelectual.

El futuro del diseño es eco friendly

Fuente: Veintitres ~ La nueva prioridad en el mundo de la moda es el desarrollo de productos de calidad y sustentables. Los consumidores se alejan del fast fashion y se vuelcan a la compra ética

Luego de años de hiperconsumo y sobreexplotación de recursos naturales, la sociedad actual se encuentra en pleno proceso de cambio hacia un futuro más sostenible.

Aunque el diseño eco friendly pueda ser catalogado por algunos como una moda pasajera o una estrategia de marketing por parte de las empresas, la tendencia viene creciendo a pasos agigantados impulsada en gran parte por las nuevas generaciones que poseen más información sobre procesos productivos y valoran el cuidado del medioambiente.

La moda sustentable no solo implica el uso de elementos naturales para la manufactura, sino también la innovación en los métodos de producción, el desarrollo de procesos cada vez más efi cientes que reduzcan el impacto medioambiental, condiciones laborales justas y, como todo negocio, viabilidad económica.

Desde la Asociación Moda Sostenible Argentina expresan: “respetar el comercio justo es una prioridad. Para que una prenda sea considerada sustentable se debe disminuir la huella de carbono. Quienes hacen upcycling (una forma de reciclaje creativo que trabaja sobre la transformación de residuos en objetos de valor utilizando la imaginación) o practican residuo cero encuentran puntos a favor. Pero existen otras dificultades como la limitación de materiales y la dificultad para recolectar materia prima”.

El desafío para los emprendedores es grande, la sustentabilidad involucra toda la cadena de producción, incluida la distribución, el packaging, el plan de negocios de una marca y hasta la utilización de recursos en el punto de venta; pero además el consumidor asume un rol importante, sobre él también cae la responsabilidad de preguntarse ¿quién, dónde y en qué condiciones se elaboró la ropa? Las formas de compra han cambiado, atrás quedaron los días de consumo desenfrenado, de a poco se va dando lugar a la noción de que comprar menos y éticamente es la mejor estrategia de cara al futuro.

Diseñadores

Desde hace años ya son muchos los diseñadores internacionales y locales que reivindican la moda sostenible. Entre ellos se destaca una de las principales impulsoras Stella McCartney, quien desde el lanzamiento de su marca supo llevar la sustentabilidad como bandera. La diseñadora trabaja continuamente en el desarrollo de materiales eco friendly y utiliza sustitos del cuero. Kering, el grupo francés al cual pertenece la marca, se ha posicionado como líder en sustentabilidad en el sector del lujo.

En la última edición de la semana de la moda argentina, mejor conocida como BAFWEEK, se realizó el desfile de Laura Layana, ganadora del concurso Terma de diseño sustentable. La colección incluyó prendas livianas basadas en el verano patagónico confeccionadas en materiales de origen natural donde predominó la lana merino, el algodón orgánico y la seda. La diseñadora utilizó descartes industriales de textiles sintéticos bajo la premisa de reparar con perspectiva sustentable, poniendo el foco en el trabajo manual y artesanal.

En la Asociación Moda Sostenible Argentina destacan los diseños emergentes de Carla Andrea y Lucía Chain; Cubreme textiles, una etiqueta posicionada hace ya varios años; y el trabajo de upcycling de Biótico, con un marcado acento en lo social. “A nivel local se observa la inquietud de marcas posicionadas por lograr algún adelanto en cuánto al trabajo justo, mayor control de talleres y búsqueda de materiales. Para las nuevas generación la sustentabilidad lo es todo”, comenta Rosa Woudwyk una de las integrantes de la organización.

Además del trabajo de las marcas y diseñadores, hay fundaciones que ayudan a lograr un cambio de paradigma en la moda actual. Fashion Revolution se trata de un movimiento global que trabaja en más de 100 países, incluyendo Argentina, nacido a partir del desplome del complejo textil Rana Plaza en Bangladesh que dejó 1127 muertos. Sus campañas tienen como objetivo modificar el sistema en que se produce y consume moda, como por ejemplo el hashtag que lanzaron a nivel mundial #whomademyclothes (¿quién fabricó mi ropa?), que busca generar conciencia entre los consumidores para que sean ellos quienes exijan a las marcas mayor transparencia y productos sustentables.

El futuro de la industria de la moda estará ligado al esfuerzo de las empresas y diseñadores por reinventarse y dejar atrás el “fast fashion” (moda rápida), concepto que se hace insostenible en materia de recursos y ya no representa los valores de sus consumidores. La transformación depende de ambas partes, marcas comprometidas a reducir el impacto de su producción en el medioambiente y clientes que consuman de forma inteligente e informada.

Crean un software para cambiar el futuro de la industria de la moda

Fuente: La Nación ~ Más del 25% del material que se utiliza para producir ropa son restos. Sin embargo, se estima que solo el 1% de esas telas se reciclan para ser utilizados como hilo y volver a la cadena como ropa nueva.

Desde Tallinn, en Estonia, Ann Runnel fundó Reverse Resources. Esta empresa ofrece una plataforma de software que establece un puente digital entre los distintos eslabones de la cadena: marcas, fábricas de ropa, recicladores y comerciantes de restos textiles. “Es fascinante ver cómo la economía circular se está convirtiendo en una realidad”, celebró Runnel.

Este modelo beneficia a las marcas de moda brindándoles estadísticas y una visión más general sobre la industria. Además, les permite determinar cuántas sobras se generan a partir de la producción y a dónde van destinados esos restos. A las fábricas de ropa, las ayudan a clasificar el material y a los comerciales, les ofrece una plataforma de inventario simple para que puedan comprender quién necesita esas sobras y dónde está.

Finalmente, los recicladores se benefician con esta plataforma dado que les permite tener mayor control de su materia prima. Esta empresa eligió Bangladesh como el destino para ejecutar el proyecto piloto. Allí, ayudan a una fábrica a separar los restos que se generan al cortar la tela. Una vez concluido este paso, una planta de reciclaje toma esos restos y los transforma en hilo, que puede utilizarse para fabricar telas y producir prendas de vestir.

Runnel reconoció un problema en la industria de la moda: la gran cantidad de comerciantes informales envueltos en el proceso. “No se dispone de información sobre la cantidad de residuos generados a través de esa red de comerciantes”, explicó la mujer y, se preguntó: “¿Cómo se puede usar ese desperdicio más eficientemente?”.

Se vienen tres días de descuentos on line para ropa de temporada

Fuente: IProfsional ~ Los organizadores prometen rebajas del 40% en la indumentaria de marcas de primera línea de la próxima primavera/verano 2019. Habrá financiación

La moda también se prepara para su semana de descuentos porinternet. Entre el 17 y el 19 de septiembre se realizará una nuevaedición del CyberFashin, que promete ofrecer descuentos de hasta40% en 25.000 prendas de temporada primavera/verano 2019.

En esta oportunidad participarán más de 25 marcas de moda que, como servicio, tendrán servicio de envío a domicilio y cambio odevolución sin costo extra.

Otro de los atractivos de esta gran barata on line de la moda será, asu vez, que se podrá financiar hasta en 12 cuotas a través deMercadoPago. Otras tarjetas participantes, algunas de afinidad, sumarán descuentos adicionales de 5 por ciento.

Entre las marcas que se podrán encontrar en estos tres días seencuentran Admit One, Ayres, Blaqué, Broer, Materia, Mimo,Rapsodia, Sweet, Tucci, Umbra, Vitamina y Wanama, entre otras.

Organizada por Glamit, esta iniciativa comercial permitirá quequienes se registren con anticipación en la página obtendrán lasprincipales novedades y promociones en su casilla de correoelectrónico.

Pese a superdólar, la ropa sigue más cara que en Europa y EE.UU.

Fuente: Ambito ~ El incremento de la divisa estadounidense ya se refleja en las etiquetas de indumentaria. Las ventas minoristas cayeron solo en agosto un 8% y se espera que la crisis se profundice a lo largo de septiembre.

En plena turbulencia económica, con un dólar que en sólo nueve meses se incrementó un 116% su valor en comparación con el peso, los precios de la indumentaria siguen siendo más caros que en Estados Unidos o en Europa. Y en algunos casos hasta duplican su valor.

Por ejemplo, en Zara se vende un suéter clásico en la sede de Argentina a $1.090, mientras que la misma prenda se puede conseguir en cualquier ciudad europea por 10 euros, lo que equivale -según la cotización del último viernes- a $460, es decir, un 58% más económico a pesar de la abrupta devaluación de los últimos 15 días. Mientras que en Estados Unidos, en la misma cadena, los precios para esa prenda llegan a u$s12, lo que representa $456, menos de la mitad que el valor local.

Las remeras básicas que vende este tipo de cadena de indumentaria hoy tienen un piso de $460 y en general rondan los $650, es decir, entre u$s16 y u$s23, cuando en Miami es muy común conseguir remeras básicas por la mitad, entre u$s8 y u$s10.

Los jeans también tienen una diferencia más que abrumadora. La clásica marca estadounidense se consigue en ciudades como Miami o Nueva York a u$s30 -sin tener en cuenta aquellos de oferta-, es decir, $1.150; esa misma marca en la Argentina tiene un precio promedio de $2.500, u$s65, casi el doble de lo que se paga en Estados Unidos por la misma prenda.

Los ejemplos pueden seguir en una larga lista; lo que queda claro es que el aumento de la moneda estadounidense pronto llegó a las etiquetas de la ropa. Para los comerciantes, el principal problema es que en la Argentina los alquileres aumentaron en promedio 40% en lo que va del año; a eso debe sumarse el pago de los servicios, que también tuvieron importantes incrementos; y, por su puesto, el arancel de los impuestos.

Esta realidad se refleja en la caída de las ventas minoristas, en donde los más afectados son los comercios pymes. Según los últimos datos de CAME, en agosto cayeron 8% las ventas frente a igual mes del año pasado, lo que acumulan una baja anual de 3,7% en los primeros ocho meses de 2018. Frente a julio se desplomaron 11,2%, que si bien, en parte, se explica porque agosto generalmente es más bajo en consumo que su antecesor, este mes influyó el pronunciado derrumbe de la demanda en general como consecuencia de la fuerte devaluación.

En una recorrida que realizó este diario por la avenida comercial Santa Fe, los locales buscan atraer a los clientes con beneficios. La estrategia que utilizan muchos son los planes de financiación con hasta tres o seis cuotas sin intereses. Mientras que sólo algunas marcas contaban con descuentos con ciertas tarjetas, aunque en las últimas semanas este tipo de beneficios parece estar desapareciendo. Muchas prendas estaban sin precio y esto se debe a que a último momento los comerciantes remarcaron los valores. Las remeras para la temporada de verano arrancan en los $600 y según la marca pueden llegar hasta los $1.800.

Los proyectos argentinos que vieron al mundo como mercado y se animaron a cruzar fronteras

Fuente: La Nación ~ Diseño de indumentaria, productos hechos con cuero reciclado y restaurantes de mate y empanadas son algunos de los productos “made in Argentina” que apostaron a exportar

Para nosotros fue una explosión de satisfacción tremenda, pero también fue aprender todo y entender que lo que nos generaba una mayor dedicación no pasaba por la fabricación del producto en sí, sino por entender cómo funcionaba el proceso exportador”, contó Matías Fernández Moores, CEO y fundador de Vacavaliente, empresa que elabora productos compuestos en un 100% de cuero reciclado, con foco en la venta a clientes profesionales y corporativos.

Fernández Moores fue uno de los integrantes del panel de emprendedores, conformado también por Mariana Cortés, fundadora y directora creativa de Juana de Arco, y Fernanda Tabares, chef argentina que abrirá el primer bar dedicado exclusivamente a la venta de mate y empanadas en Nueva York, que fue moderado por José Del Rio, de la nación.

La explosión que describió el emprendedor sucedió en 2008 y se dio gracias a que la muestra Destination BA, realizada en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), los preseleccionó junto con otros 11 diseñadores para exponer sus productos en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa).

“Lo que pasó fue que el canguro, nuestro producto icónico, terminó siendo una de las imágenes de la muestra. No teníamos ni un año de vida”, recordó Fernández Moores, a quien las órdenes de compra se le multiplicaron por 15 y tuvo que aprender a exportar sobre la marcha junto a su equipo, que para ese entonces era de solo cinco personas. “Entendimos que la Argentina está muy lejos y con esto no me refiero sólo a los costos, sino también a una barrera psicológica que tienen los consumidores”, contó.

Quien también llegó lejos fue Mariana Cortés, de Juana de Arco, empresa de indumentaria que llegó a vender sus creaciones en Japón. “Todo comenzó en2004. Estábamos vendiendo en Nueva York y una chica japonesa se hizo fan de la marca”, relató quien aseguró que, en ese momento, la única referencia cultural que tenía de Japón eran las grullas de origami que le hacía su papá.

Cortés fue una de las primeras diseñadoras en instalar su espacio en el barrio de Palermo, en1998. “Lo abrí intuitivamente porque me gustaba mi barrio, me recordaba a mi pueblo y para los diseñadores, en ese momento, encontrar trabajo en empresas textiles era muy difícil, no estaban abiertas a la idea de tener un diseñador”, contó la oriunda de Arribeños, provincia de Buenos Aires.

Las prendas que habían llamado la atención a la japonesa eran los conjuntos de ropa interior que, en plena crisis de 2001, Cortés empezó a diseñar y fabricar a partir de los retazos de tela restante de sus colecciones. La chica que se vio atraída por este producto en particular no era una persona cualquiera: trabajaba para Takanao Muramatsu, CEO de H.P.France, una de las tiendas más importantes del país nipón. “Vino él con sus asistentes y compraron todo el perchero que teníamos, eran US$ 7000”, recordó Cortés, y agregó: “A los cuatro mes es nos llamaron diciendo que estaban interesados en hacer unpop upy, a partir de ese momento, empezamos a enviar 5000 prendas por mes”, explicó.

Pero la Argentina hace que, a veces, salir al mundo no sea rentable. “Había momentos en que exportar a Japón no nos daba ganancias, pero decidimos mantenerlo porque fuimos ganando en cantidad y  reciendo en el negocio, teniendo paciencia, porque es una inversión a largo plazo”, reconoció Cortés.

Si hay un símbolo argentino por excelencia, ese es el mate. Fernanda Tabares, chef y propietaria de Raíces, un restaurante ubicado en el barrio porteño de Saavedra, se animó, junto a su socia, a abrir el primer bar exclusivo de mates y empanadas de Nueva York. La inauguración será en octubre y el espacio, ubicado en Williams burg, barrio ubicado en Brooklyn, llevará el nombre Porteñas. “El mate es cultural, es argentino, pero es poco conocido y está poco explotado a nivel mundial como infusión que da energía y es saludable”, contó.

La idea de esta emprendedora culinaria es enamorar a los paladares de los estadounidenses. Para eso, diseñó diferentes blends de yerba combinados con sabores más locales como el caramelo de chocolate. “Va a haber mate tradicional y va a haber mate nuevo, renovado”, aseguró. El desembarco de Porteñas
no es improvisado. Tabares y su socia contrataron a una consultora y realizaron un estudio de mercado, a partir del cual se dieron cuenta de que ya existían restaurantes argentinos, pero que solo vendían dos o tres gustos de empanadas a precios elevados. Tabares explicó que, en Estados Unidos una empanada cuesta entre US$5 y US$6, y que quieren venderlas a US$4. “Queremos mejorar la oferta, la calidad y dar más gustos, algunos argentinos, como las de carne cortada a cuchillo, pero otros más relacionados a las comidas que les gustan a los estadounidenses, como el pollo kentucky o las ribs con barbacoa, pero dentro de una empanada”, detalló.

Diez años pasaron de la llegada de Vacavaliente al MoMa. Al hablar del recorrido exportador que hizo la firma, Fernández Moores reconoce dos grandes etapas: “La primera parte consistió en acompañar la demanda que tuvimos de afuera. Ahora, en una segunda etapa, estamos tratando de empezar a mantener la promoción comercial”, reconoció, y agregó que es una decisión que implica enormes inversiones y decisiones. “Estar afuera es una construcción de largo plazo”, aclaró.

Cortés coincidió y destacó que fue su marido y CEO de la marca, Juan Lanusse, quien insistió en  mantener las exportaciones para no perder los kilómetros ganados. “Con su visión, insistió en sostener, porque en la Argentina los procesos son cíclicos. Había momentos en los que mandábamos las planchas, pero no teníamos ninguna ganancia”, comentó la diseñadora.

Actualmente, Juana de Arco cuenta con tiendas en Buenos Aires y Japón, y sus productos también se venden en distintas ciudades de Estados Unidos y de Europa.

Por su parte, Tabares aclaró que tienen un asesor que la está ayudando a armar el modelo de negocios. A largo plazo, esperan poder abrir cinco locales de Porteñas, en un lapso de dos años, para lo que están mirando a áreas como el estado de Florida o la costa oeste. Vale destacar que el businessplan tampoco descarta la creación de franquicias con el foco puesto en la expansión a nivel internacional.

Qué dicela gente que hace M. Fernández Moores “Entendimos que la Argentina está muy lejos, no sólo en cuanto a costos, sino también a una barrera psicológica que tienen los consumidores” Fernanda Tabares “El mate es cultural, es argentino, pero es poco conocido y está poco explotado a nivel mundial como infusión que da energía y es saludable” Mariana Cortés “Había momentos en que exportar a Japón no nos daba ganancias, pero decidimos mantenerlo, porque es una inversión a largo plazo

Informe Exportaciones de Prendas de Vestir: Enero – Julio 2018

Fuente: CIAI ~ Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur, Período considerado: ENERO –JULIO 2018

En el mes de julio las exportaciones de indumentaria apenas superaron los USD FOB 1,4 millones disminuyendo un  -28% en dólares en relación al mismo mes del año anterior. No obstante, los volúmenes exportados verificaron un alza interanual del +13% en kilogramos totalizando 47,7 mil Kg (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto).

La caída en el valor exportado estuvo lógicamente explicada por los menores precios promedio por kilo del mes ya que estos sufrieron una contracción del -37% en comparación con julio de 2017: pasaron de USD/Kg 46,52 a USD/Kg 29,54. La caída fue notoria incluso con respecto al mes anterior, mes en el cual los precios por kilo promediaron los USD/Kg 44,53.

En el acumulado anual se registraron ventas al exterior por USD FOB 13,1 millones mientras que el volumen ascendió a los 326,5 mil kilos (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). En efecto, las ventas al exterior en los primeros siete meses del año cayeron un -9,4% en valor y un 0,5% en kilogramos en relación al mismo período del 2017.

Ahora bien, comparando este período con el mismo pero del año 2015, la caída resulta de gran relevancia: -58% en dólares y -45% en kilos. De esta manera, los datos del acumulado del 2018 muestran que los valores y volúmenes de exportación resultan los más bajos de -al menos- los últimos 17 años (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). En relación a los precios promedio por kilo de enero-julio 2018, estos profundizaron la baja cayendo un -9% en relación al mismo período del 2017 y un -23% en relación al mismo período pero de 2015.

En el marco de un mercado interno con menor volumen de ventas y con aumento de la participación de los productos importados, las exportaciones resultan insuficientes para impactar de manera positiva y contundente sobre la industria de la confección local. El nuevo tipo de cambio tenderá a impactar positivamente sobre la competitividad precio de nuestras ventas al exterior por lo que su impulso a través de distintas medidas de incentivo serán clave de cara a potenciar sus efectos.

Finalmente, se destaca que el precio por kilo del período rondó los USD/Kg 40,04 verificando –al efectuar la comparación con las prendas importadas cuyo precio por kilo promedió los USD/Kg 21,43- el alto contenido de valor presente en las exportaciones argentinas de indumentaria, particularmente en materia de diseño, y su gran potencial en ese sentido.

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que tanto desde la CIAI y como desde la Unión Industrial Argentina se continúan haciendo gestiones de cara a restablecer el flujo y la calidad de los datos. Los mantendremos informados a este respecto.

Aquí podrán descargar el Anexo Estadístico