Animal print: la historia del estampado que nunca pasa de moda

Fuente: Perfil ~ Divide opiniones y regresa cada cierto tiempo para acaparar las tiendas y redes sociales.

Hoy en día, no solo los estampados clásicos como el leopardo y el tigre se pusieron de moda: los patrones de cebra, vaca y serpiente también están ganando impulso entre las celebridades, pero esta no es su primera ola de popularidad. El animal print sin dudas volvió para quedarse. 

Las pieles de animales han formado parte de la vestimenta de los seres humanos prácticamente desde siempre, ya sea para protegerse del clima, demostrar estatus o simplemente por moda, pero su uso se popularizó a partir del Siglo XX.

Una breve historia del animal print:

En general, la moda femenina comenzó a ser más provocadora en los años 20, cuando las mujeres reclamaban prendas más versátiles y atrevidas que les permitieran mayor movilidad y libertad.

Los dobladillos se elevaron, las siluetas dejaron de ser tan rígidas y los estampados comenzaron a aparecer por doquier, incluyendo el animal print.

Una década después, en los años 30, el animal print conquistó a estrellas de cine como Carole Lombard, Marlene Dietrich, Bette Davis y hasta la mismísima Dolores del Río.

Durante la II Guerra Mundial (1939 – 1945) la moda fue golpeada por la realidad de una sociedad que debía apegarse a la austeridad y mujeres que se integraban a la fuerza laboral para sostener sus hogares, así que perdimos de vista este estampado por un buen rato.

Pero el glamour resurgió alrededor de 1947 con el llamado “New Look” de Christian Dior, quien incluyó el estampado de leopardo en múltiples diseños suyos y lo popularizó nuevamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.