Adiós a Nino Cerruti, el “estilista filósofo” que revolucionó la moda masculina

Fuente: La Nación ~ A los 91 años, murió el modisto italiano que inventó el saco deconstruido, vistió a varias estrellas de Hollywood y lanzó a Giorgio Armani.

A los 91 años, murió ayer Nino Cerruti, célebre estilista italiano que vistió a varias estrellas de Hollywood, lanzó a Giorgio Armani y revolucionó el modo de vestir masculino.

El “señor Nino” murió en un hospital de Vercelli, Piamonte, en el norte de Italia, por complicaciones después de una operación de la cadera, dijeron medios italianos.

Nacido el 25 de septiembre de 1930 en Biella, en el norte de Italia, e hijo de empresarios textiles, fue a los 20 años, en 1950, cuando se vio obligado a tomar el timón de la industria familiar luego de fallecer su padre. Entonces, debió dejar sus estudios de filosofía, hecho por el cual luego, al triunfar en el mundo de la moda masculina, algunos pasaron a llamarlo el “estilista filósofo”.

Repentinamente catapultado al frente del Lanificio Fratelli Cerruti pese a que tenía otros sueños, en lugar de seguir con la tradición, con visión de futuro y entendiendo hacia dónde iba el mercado, le dio un giro a la empresa familiar. En 1957 fundó Hitman, una línea de vestir masculina de lujo, a la que le sumó, cinco años después, Flying Cross.

Nino Cerruti en 1985
Nino Cerruti en 1985RALPH GATTI – AFP

“El estilo es equilibrio, con un golpe de teatro”, solía decir el estilista, que en 1965 se atrevió a abrir una boutique en la Place de la Madeleine de París. Fue en Francia, en efecto, que entendió las tendencias de la sociedad, según destacó La Repubblica, que recordó que fue él quien primero hizo entrar los pantalones en el vestuario cotidiano femenino, en momentos en que algunos restaurantes no admitían el ingreso de mujeres con pantalones. Esa audacia fue apreciada por la entonces anciana y temible Coco Chanel, que enseguida le comisionó pantalones para su colección y fue una de sus admiradoras.

En 1967 fundó Cerruti 1881, marca para la que comenzaron a trabajar nombres emergentes de la moda italiana como Giorgio Armani, que entonces debutaba como diseñador. Es en este período que Cerruti lanzó el denominado saco deconstruido, que luego se convirtió en la insignia de Armani.

Moderno y revolucionario

Considerado el más francés de los estilistas italianos, el estilo moderno y revolucionario, pero indiscutiblemente elegante de Cerruti, conquistó entonces a la clientela internacional. A fines de la década de 1970 el estilista y empresario lanzó también el primer perfume masculino Nino Cerruti y se vinculó al mundo del deporte gracias a líneas dedicadas al esquí y al tenis, auspiciando a atletas de fama mundial como el tenista estadounidense Jimmy Connors y el esquiador sueco Ingemar Stenmark.

Conquistó al mismo tiempo al mundo del cine, con Jean Paul Belmondo que se convirtió en uno de sus clientes preferidos, así como estrellas de Hollywood como Richard Gere a quien vistió en Pretty Woman, Michael Douglas, Tom Hanks, Jack Nicholson y muchos otros.

La popularidad de su marca creció aún más en 1994 cuando fue nombrado diseñador oficial del equipo de Fórmula 1 de Ferrari y cuando, un año después, comenzó la producción de la línea femenina Cerruti Arte, esta vez diseñada por otro joven y prometedor estilista, Narciso Rodríguez. Con esto otro talento del mundo de la moda, completó la imagen femenina de la maison, “nunca banal, nunca vulgar, nunca excesiva y siempre atenta a los cambios”, según el diario Il Messaggero.

En 1998 presentó el último de sus perfumes masculinos, Cerruti Image en el Museo Guggenheim de Bilbao. Ese mismo año, abrió una tienda Cerruti en la Madison Avenue de Nueva York y, en el 2000, otra en Hong Kong.

Para muchos Cerruti fue uno de los pocos verdaderos maestros de estilo y uno de los hombres más elegantes del mundo de la moda. Tanto es así que en 2015 la famosa reseña de moda masculina Pitti Uomo, de Florencia, le dedicó una muestra titulada “El señor Nino” a su guardarropa. “No sorprende entonces por qué los poderosos de la tierra amaran tanto su moda, capaz de darle estilo también a quien no lo tenía”, subrayó La Repubblica.

Giorgio Armani expresó tristeza por el fallecimiento de Cerruti y destacó que pese a que en los últimos años habían tenido poco contacto, siempre lo consideró una de las personas más influyentes de su vida. “De él aprendí no sólo el gusto de la suavidad de la sastrería -comentó-, sino también la importancia de una visión redonda, como estilista y como empresario. El señor Nino tenía una mirada aguda y una curiosidad verdadera, capaz de osar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.