Sastrería militar avanza con la banda presidencial

Fuetnte: NA ~ A dieciocho días de la ceremonia del traspaso de poder ante la Asamblea Legislativa el próximo 10 de diciembre, la Sastrería Militar ultima por estas horas los detalles de la confección de la banda presidencial que usará el mandatario electo Alberto Fernández, a la que se agregará un botón “secreto” para que “no se le caiga”.

Fernández será el primero en ver terminada su banda presidencial, único atributo establecido mediante un decreto ley que data desde 1944 y donde se fijaron los patrones de los símbolos patrios: la Bandera, el Escudo y el Himno Nacional.

Así lo confirmó a NA el coronel Pablo López Bueno, titular de la Sastrería Militar del Ejército Argentino, entidad que históricamente a partir de su creación, en 1897, está a cargo de la Banda Presidencial.

La confección “a mano” de la banda comenzó hace semanas, en tela gross en color azul cielo y blanco, con la misma posición de la bandera argentina, con un sol bordado en hilos oro (con 32 rayos, como la primera moneda de 1813) y dos borlas de 30 alambrillos de oro cada una.

“Para Sastrería Militar es un privilegio poder hacer la banda de cada uno de nuestros presidentes, que a su vez es el jefe de las Fuerzas Armadas”, resaltó López Bueno, quien abrió para NA las puertas del taller ubicado en la sede militar de El Palomar, junto al subdirector del área, el teniente coronel José María Villani.

En el staff encargado de hacer la banda presidencial se desempeñan oficiales, suboficiales y personal civil del Ejército especializados, como el sargento Miguel Ángel Flores, encargado de “pompas”, e Hilda Gauna, quien estuvo entre los realizadores de la banda de la ex presidenta Cristina Kirchner, que por su pedido fue “de pana y con una sola borla, respetando los sesenta alambrillos” de oro.

Flores aclaró que para la confección se utiliza “cinta gross de 10 centímetros de ancho, que lleva en la parte interna una tela de algodón con poliester para darle textura a la Banda y la terminación con seda”.

Por su parte, Gauna indicó que “son tres capas de tela” las que conforman la banda, “tomada desde el hombro hasta el esternón, altura donde va el escudo y el cruce de terminación pinzada, desde donde cuelgan dos borlas”.
Dicha especificación es para que en el uso resulte “cómoda”, aunque también le darán un “secreto” a Fernández para que “no se le caiga” y colocarán un botón “a la altura del hombro” del saco que usará para la ocasión.

Por estas horas, la Sastrería Militar también confecciona las bandas de los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santa Fe, Omar Perotti; el mandatario reelecto por San Juan, Sergio Uñac; Gustavo Melella de Tierra del Fuego, y Rodolfo Suárez de Mendoza.
López Bueno aseguró a NA que su área “tiene el legado del personal que ha pasado” por allí, que no solo fueron “sastres”, sino “confeccionistas a mano, unos verdaderos artesanos”.

Según explicó, las coordenadas cromáticas del color azul cielo de la banda están resguardadas por las normas IRAM sobre certificación de Materiales.
La casa central de la Sastrería Militar del Ejército ubicada en El Palomar dispone de un taller en el que diariamente se desempeñan 120 personas, en la realización de todos los uniformes reglamentarios que se utilizan en la fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *