La producción textil chaqueña es apta para todo público y pasarela

Fuente; Norte ~  Una vez más quedó demostrada que los diseñadores locales, saben lo que hacen y no tienen nada que envidiar a las grandes marcas.

El Ministerio de Industria lleva adelante el programa que busca la visibilidad de autores locales. En este marco, se llevó a cabo el desfile “Chacú Criollo” por las celebraciones del Día de la Patria. Una mezcla perfecta entre colores, texturas y folclore.

Algo qué hay que destacar, es que estás prepuestas están diseñadas para todos los cuerpos, para todos los talles y estilos como lo es la mujer chaqueña.

El tiempo acompañó, la tarde cayó y las modelos salieron a escena en una locación ubicada a la entrada del Parque de la Democracia que era gratuito y apta para toda la familia.

Los fotógrafos empezaron las corridas, se dispusieron al final de la pasarela. Cámara en mano y que comience el show. La apertura la dio Mariana Horiansky, quien lucía diseños de la marca y que levantó el ánimo del público que disfrutaba de unos pastelitos como parte del desfile. Mientras caía el atardecer del sábado, la agrupación 40 Grados interpretó temas del folclore clásico, fusionado con un estilo propio. Una destaca actuación que dio comienzo a las primeras pasadas.

MUTA, el colectivo integrado por varias marcas chaqueñas, abrió la pasarela y presentó la colección Mixturas. Chiliberta Flores, Liza Knezovich, Plutt y Patricelli fueron las encargadas de poner el foco de la temporada en este otoño e invierno con maxi sacos, telas con texturas y movimientos bien definidos, las transparencias como base de todo, pero con una mirada en el verano con colores llamativos y alegres. El cuero también ganó protagonismo en pasarela con mochilas, carteas y apliques de gran trabajo y dedicación.

Luego, la marca Chacú presentó lo que ofrecen para esta temporada. Camisas vestidos, sacos en de diferentes largos, y mucho animal print no faltaron en esta propuesta. Los colores fuertes también se hicieron presentes en una pasada que se llevó todos los aplausos.

El cierre no podía ser de otra manera, de la mano de Gustavo Pucheta. Que mención aparte merece su dedicación y perfección, parado detrás del escenario esperando a que las modelos salgan para estar atento a cada uno de los detalles.

Lo criollo, aparte de los pastelitos que repartieron y la música folclórica, venía de su mano. Los gauchos modernos no podían faltar, las damas con botas bucaneros, y las escarapelas pegadas al pecho dieron como resultado una pasada espectacular.

Pucheta cerró con vestidos transformados, que transcienden épocas, ideas y nombres. Con el poncho al hombro, los modelos lucieron prendas detalladamente trabajadas. Una vez más, y como solo él lo sabe hacer, el diseñador demostró porque trasciende las pasarelas.

En mucha de las prendas se podía leer “Identidad”, palabra que se podría usar para definir a este programa. Es una muestra de que en el Chaco hay mucho talento, dedicación y acompañamiento.

Solo queda soñar, diseñar y luchar que al final de la pasarela solo quedan los flashes y los aplausos del público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *