Cosiendo redes: el proyecto solidario que busca capacitar a los que menos tienen

Fuente: Big Bang News ~ Más de 7000 alumnos lograron egresar con los conocimientos necesarios para trabajar en una empresa o para comenzar su propio emprendimiento textil. De qué se trata y quiénes forman parte de este proyecto.

Hay personas que tienen el don de hacer el bien y de ayudar a los demás, sin pedir ni esperar nada a cambio. Algunos eligen colaborar con donaciones, otros hacen recorridas nocturnas para brindarle abrigo a la gente que no tiene un techo, y otros, intentan enseñarle un oficio a aquellos que no tienen recursos para poder estudiar o emprender un negocio propio.

Este último ejemplo es el caso de Cosiendo Redes, el principal proyecto de la Fundación Paz por la No Violencia Familiar que busca de manera gratuita formar profesionales de calidad en oficios relacionados con el área textil. “La formación es fundamental para el crecimiento personal y profesional de las personas”, aseguraron a este portal los principales referentes del proyecto.

La historia de Cosiendo Redes empezó en el año 2008, y según explicó a BigBang la coordinadora general del proyecto, María Gisele Chairrasco, surgió con el objetivo de dar respuesta a la demanda de mano de obra calificada que exige el mercado textil, y a la necesidad de insertar laboralmente a los sectores más vulnerables de la población de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires.

El proyecto está dirigido a personas desocupadas o con empleos precarios, y la principal tarea es brindar capacitación en oficios vinculados con la indumentaria, con el fin de que quienes pasan por las aulas logren hacia el final de los cursos la inclusión laboral en la industria textil.

“En sus inicios, Cosiendo Redes se propuso trabajar con las mujeres la temática de la independencia económica; lo que les permitiría salir de la relación de dominación y de sometimiento. Sin embargo, en la actualidad trabajamos tanto con mujeres como con hombres en situación de vulnerabilidad social”, explicó Chairrasco, quien además agregó que hoy en día los alumnos que participan del proyecto se ven envueltos en varias problemáticas sociales, como dificultades con la salud, el trabajo, la vivienda o hasta la violencia de género.

“Algunos alumnos tienen experiencia en el rubro textil y otros no. Varios de ellos cursan el nivel primario o secundario mientras se capacitan en Cosiendo Redes en tanto que otros son egresados universitarios. También asisten alumnos que tienen arresto domiciliario y que cuentan con el permiso requerido para capacitarse. Del mismo modo, hemos tenido alumnos que estaban en situación de calle y otros que provenían de institutos psiquiátricos como el Hospital Moyano o el Hospital Borda. Todos ellos buscan en la formación en indumentaria una posible reinserción social y laboral”, aseguraron.

En Cosiendo Redes trabajan 33 personas, entre docentes y el equipo de gestión. Además de ayudar en lo formativo a los alumnos, cuando se presenta alguna problemática fuera de lo textil, se la suele derivar a los organismos o áreas que cuentan con las herramientas necesarias para resolverlas, por lo que se trabaja de forma articulada con diferentes ministerios.

Los cursos que dictan desde la fundación, la cual está a cargo de Liliana Crigna, se dan en tres sedes: Barracas, Cañitas y Tigre. Desde sus comienzos hasta ahora, Cosiendo Redes logró llevar a cabo 1483 vinculaciones laborales, mientras que se egresaron 7013 alumnos, los cuales terminaron sus cursos con todos los conocimientos necesarios para poder trabajar en una empresa o en un negocio propio.

“Teniendo en cuenta las necesidades sociales y las específicas del sector productivo textil, Cosiendo Redes impulsa acciones eficientes y sostenibles que articulan lo económico con lo social, lo público con lo privado, y promueve el desarrollo de la creatividad y la autoestima como valiosas herramientas para la inclusión social. El proyecto cuenta, asimismo, con un equipo especialmente abocado a la inserción laboral, que realiza un acompañamiento personalizado de los alumnos, los apoya durante el proceso de aprendizaje y los orienta a nivel laboral”, indicaron desde la fundación.

Para cerrar, María Gisele Chairrasco comentó a este portal que actualmente cuentan con distintas líneas de capacitación. Entre ellas, se encuentran los talleres que abarcan los procesos de Operario de Máquinas, de Corte y Tizado, de Corsetería, de Estampería y de Moldería. “Además, capacitamos en el Mantenimiento Preventivo de Máquinas y hacemos hincapié en el fortalecimiento a Cooperativas de Trabajo Textil. Esta última es una línea de trabajo que comenzó a desarrollarse en 2017 y por medio de la que se busca brindar herramientas técnicas, metodológicas y prácticas a las cooperativas textiles que articulan con programas de gobierno, a fin de potenciar la calidad de la producción y de mejorar los tiempos de entrega”, finalizó.

“Nuestro objetivo es constituirnos en un puente que logre unir la necesidad de inserción social y laboral de las personas que lo necesitan y la demanda de mano de obra y de talleres por parte de las empresas y diseñadores”, dijeron por último desde Cosiendo Redes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *