Conociendo la industria, el “Quienes Somos” de Textil Ibero Americana

Fuente: Guía@Textil ~ Con más de 70 años en el rubro, Fabricamos y comercializamos Corderoy – Denim – Gabardinas de algodón (terminación moda y ropa de trabajo)

Nos especializamos en la fabricación de tejidos planos en sus diversas construcciones textiles Somos por tradición algodoneros y sus
mezclas con fibras sintéticas y elastoméricas

Realizamos los procesos de preparación de hilado, tejeduría, tintorería y acabado de telas. Unicos fabricantes de corderoy (rígido y
elastizado) en la República Argentina (Colores a pedido del cliente)

Fábrica y Administración:
Cisneros 1533
(B1704JLE) Ramos Mejía
Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: (+5411) 4484-3033
Fax: (+5411) 4484-3037
recepcion@textilibero.com

Desde 1943

Em­pre­sa pio­ne­ra en el rubro tex­til del te­ji­do plano. Si­tua­da en el par­ti­do de La Ma­tan­za, ob­tie­ne en el año 1943 la au­to­ri­za­ción de la Mu­ni­ci­pa­li­dad del men­cio­na­do dis­tri­to para ser ha­bi­li­ta­da como te­je­du­ría de lan­za­de­ra.
Co­rrían los años donde gran parte de las ca­lles del mu­ni­ci­pio eran de tie­rra y en una pe­que­ña sala, ubi­ca­da en la ac­tual Av. De Mayo en su in­ter­sec­ción con la calle Cis­ne­ros, co­mien­za a pro­du­cir te­ji­do crudo uti­li­zan­do seis te­la­res Dra­per de tec­no­lo­gía nor­te­ame­ri­ca­na, de baja ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción pero acor­de a los es­tán­da­res de la época.
Trans­cu­rren vein­te años de con­ti­nua ex­pan­sión y la em­pre­sa de­ci­de in­cur­sio­nar en el mundo del cor­de­roy, para lo cual añade los equi­pos ade­cua­dos por ser éste un pro­duc­to tex­til de alta cuan­tía adi­cio­nal.
Con­tem­po­rá­nea­men­te se agre­gan nue­vos te­la­res de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción para la época, con mayor efi­cien­cia en ren­di­mien­to y ca­li­dad que hacen po­si­ble el na­ci­mien­to de una nueva te­je­du­ría con má­qui­nas Pi­ca­ñol de tec­no­lo­gía belga.

Con el tiem­po y en sos­te­ni­do avan­ce, sigue in­cor­po­ran­do ma­qui­na­ria hasta trans­for­mar­se en líder en el mer­ca­do del cor­de­roy, a tal punto de ser hoy el único pro­duc­tor en la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na.
Para ello fue pre­ci­so ver­ti­ca­li­zar la em­pre­sa desde el te­ji­mien­to hasta la ter­mi­na­ción. Por esto se in­te­gra el mó­du­lo de en­no­ble­ci­mien­to tex­til que com­pren­de las áreas de pre­pa­ra­ción, tin­tu­ra y aca­ba­dos del sec­tor hú­me­do.
Al­can­za­do este punto de desa­rro­llo, par­ti­ci­pa ac­ti­va­men­te en la rea­li­za­ción de ga­bar­di­na, ta­fe­ta­nes y otras va­rie­da­des de cons­truc­ción tex­til con fi­bras de al­go­dón apli­ca­bles a ropa de tra­ba­jo y moda.
A efec­tos de afian­zar la evo­lu­ción, se ins­ta­lan los equi­pa­mien­tos para la fa­bri­ca­ción de ar­tícu­los denim, con­vir­tién­do­se en una de las cua­tro fir­mas del país que en ese mo­men­to dis­po­ne de la má­qui­na de tin­tu­ra con­ti­nua de hi­la­do con co­lo­ran­te ín­di­go para la ela­bo­ra­ción de los te­ji­dos ne­ce­sa­rios a ser usa­dos en la con­fec­ción de pren­das usual­men­te co­no­ci­das como jeans.

El pro­gre­so tec­no­ló­gi­co pro­si­gue ac­tual­men­te con la ane­xión de uni­da­des que per­mi­ten in­cre­men­tar la par­ti­ci­pa­ción en el ám­bi­to de la moda. Se uti­li­zan mez­clas de al­go­dón con fi­bras sin­té­ti­cas y elas­to­mé­ri­cas y se pro­fun­di­za la pre­sen­cia en estas áreas de alta exi­gen­cia y ca­li­dad.
Se dis­po­ne de los ser­vi­cios de ve­ri­fi­ca­ción de co­lo­res por sis­te­mas óp­ti­cos y con­trol de ca­li­dad a tra­vés del mé­to­do in­ter­na­cio­nal de pun­ta­je. En pa­ra­le­lo, el de­par­ta­men­to téc­ni­co de do­cen­cia, ca­pa­ci­ta­ción y asis­ten­cia está al ser­vi­cio del clien­te para efec­tuar los pro­ce­sos per­ti­nen­tes en fun­ción de los re­que­ri­mien­tos del mismo.
El valor agre­ga­do que puede mos­trar la com­pa­ñía fren­te al mer­ca­do, in­di­ca que hoy las ca­lles ya no son de tie­rra y se­ten­ta años des­pués re­si­de en el mismo lugar de ori­gen, pero con una plan­ta de 18.000 me­tros cua­dra­dos que brin­da tra­ba­jo a mu­chas fa­mi­lias y apues­ta al cons­tan­te cre­ci­mien­to en un todo de acuer­do con las ac­tua­les pau­tas es­ta­ble­ci­das para el cui­da­do del medio am­bien­te en tiem­po, forma y ca­li­dad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *