Kulfas puso al principal referente textil como Secretario de Industria

El designado ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se prepara para dar un giro de 180 grados en la política industrial, para lo cual se rodeará de un gabinete integrado por especialistas heterodoxos, incluido el principal referente en materia técnica de los fabricantes textiles.

Kulfas está dispuesto a utilizar todas las herramientas a mano que tiene el Estado para otorgar financiamiento para inversiones a sectores que se sintieron postergados durante el gobierno de Mauricio Macri, como las pymes industriales textiles y del calzado.

Así, como secretario de Industria, Comercio Exterior y Conocimiento irá Ariel Schale, hasta ahora director ejecutivo de la Fundación Protejer y un hombre que viene asesorando a los industriales textiles desde hace dos décadas.

Al frente de Comercio Interior -área que alguna vez encabezó el polémico Guillermo Moreno- irá Paula Español, economista cercana al futuro gobernador bonaerense Axel Kicillof.

La lista se completa con Sergio Lanziani en Energía, ingeniero nuclear que fue ministro de esa área en Misiones durante la gobernación de Hugo Passalacqua, desde donde hizo activas gestiones para que avance el gasoducto del NEA que llevará gas natural por red a esa provincia, Chaco, Formosa y Corrientes.

Lanziani deberá trabajar en forma muy coordinada con el futuro presidente de YPF, Guillermo Nielsen, en lo que serán las políticas para desarrollar el megayacimiento no convencional de Vaca Muerta, segunda reserva mundial de shale oil.

En el área de Minería, Kulfas finalmente designará al sanjuanino Alberto Hensel, mientras que para la Secretaría Pyme eligió a Guillermo Merediz, profesor de la Universidad de San Martín muy cercano al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Jorge Neme es el elegido para manejar la Subsecretaría de Comercio Internacional en Cancillería.

Tras la decepción de los industriales con la política de Macri, y luego de que dirigentes de la UIA afirmaran que Cambiemos “nunca se interesó” por la industria, Kulfas deberá dar señales rápido del giro en la política hacia el sector.

Para ello, se espera la aplicación de un fuerte mecanismo de créditos blandos para la inversión a través de la banca pública, el regreso de una agresiva política de subsidio de tasas aplicada durante el kirchnerismo y un rol activo del Estado para lograr que la industria vuelva a utilizar su capacidad instalada.

Otro cargo clave es la Agencia de Inversiones y Comercio Exterior, que pasará a depender de la Cancillería a partir de la asunción de Felipe Solá.

Al frente de esa Agencia irá Juan Usandivaras, ex director de la Fundación Exportar.

“Es urgente conseguir una financiación sin tasas estratosféricas”

Fuente: 0023 ~ Juan Pablo Maisonnave, el titular de la Cámara Textil local, trazó un panorama de la industria en medio del proceso de transición de Gobierno. “Necesitamos reglas claras”, sostuvo.

La necesidad de reactivación del mercado interno, de tener reglas claras en la economía y de conseguir financiación bajo tasas razonables se anticipan como algunos de los pedidos más urgentes que tiene el sector textil, en consonancia con la voz que hacen oír otros importantes actores de la industria.

En medio del proceso de transición de Gobierno, Juan Pablo Maisonnave, el presidente de la Cámara Textil de Mar del Plata, trazó su mirada sobre el presente que atraviesa una actividad que cierra un “año complejo” y con la expectativa ya puesta en lo que será la performance turística de la próxima temporada estival.

“Ganó en las elecciones una persona que por lo menos está presentando políticas totalmente contrarias al Gobierno actual así que esperamos que esta transición sea paulatina y nos permita en el 2020 trabajar con reglas claras a futuro y sin problemas”, sostuvo en una primera instancia el referente empresario, en declaraciones a 0223.

El titular de la entidad consideró que la administración de Mauricio Macri tuvo “cosas buenas y malas” y dijo que espera que la gestión de Alberto Fernández “tome las cosas pocas buenas que hizo Macri y modifique todo lo que hizo mal”. “Debe haber una reactivación del mercado interno. Hace rato que estamos en recesión y el sector de textil e indumentaria fue uno de los más golpeados en el último tiempo”, reconoció.

“Esperamos que se tomen las medidas necesarias para que el sector industrial pueda reflotar. Uno de los puntos que nos tienen más preocupados es el tema de la financiación de las pymes: hoy prácticamente estamos sin financiación porque la tasa es de valores estratosféricos y ningún sector industrial se puede financiar con una tasa por encima del 60 por ciento. No hay negocio rentable que pueda soportar ese interés”, afirmó.

Al mismo tiempo, Maisonnave instó al Gobierno entrante en este 10 de diciembre que fortalezca las políticas de comercio exterior. “Es importante administrar el comercio como corresponde. No hay que tener una economía ultrabierta ni cerrada. En un mundo globalizado, hay que estar conectado porque así lo mandan los negocios. Hay que cuidar a las industrias que generan mano de trabajo especializada y trabajo intensivo”, reclamó.

El contacto con Montenegro

Respecto del escenario político que se plantea en Mar del Plata, el máximo responsable de la Cámara Textil confirmó que ya mantuvo diferentes conversaciones con el intendente electo, Guillermo Montenegro, y su equipo de trabajo después del triunfo en las urnas del 27 de octubre.

Inclusive, el referente del sector confió que este jueves mantuvo un encuentro con el futuro Secretario de Desarrollo Productivo, Fernando Muro, y su Subsecretario, Gustavo Serebrinsky, para delinear distintos puntos de la agenda de trabajo en el próximo Gobierno.

“En la reunión hablamos de los lineamientos que ellos van a plantear y qué es lo que necesitamos nosotros. Después ya queremos plantear una reunión formal una vez que estén en actividad para hacerlo con el sector completo y tratar de plantear temas que competen más a Provincia y Nación pero que ellos también van a acompañar para que sea beneficioso para la industria textil”, adelantó.

Además, Maisonnave ratificó expectativas por el verano y dijo que “siempre se recibe con buenas expectativas cada temporada que llega”. “Nosotros trataremos de tener precios acordes y la atención que el turista se merece para mostrar el producto y el diseño marplatense que tanto caracteriza a nuestros sweaters”, concluyó.

Textiles pedirán endurecer el control a las importaciones bajo normas OMC

Fuente: BAE ~ Frente a la asunción del nuevo gobierno, que prometió tener como eje central a la industria, los sectores sensibles salieron a plantear un endurecimiento en los controles a las importaciones, que “han devastado” la producción local en los últimos cuatro años.

A partir de un relevamiento de BAE Negocios surgieron innumerables medidas, pero se destacó el regreso al cumplimiento obligatorio del plazo de 60 días para aprobar licencias no automáticas de importación (LNA), como establece la Organización Mundial Del Comercio. Varios industriales coincidieron en que la gestión de Cambiemos licuó las LNA, que en la actualidad “no existen” como tales porque se aprueban como máximo en una semana.

El presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, Emmanuel Poletto, expresó a este medio que “lo peor es el comercio desleal, como sucede en el caso de los triciclos, donde hay abierta una investigación por dumping en importaciones de China a precios viles, que generaron daño importante en los fabricantes nacionales”. La entidad ya elevó al gobierno electo propuestas para mejorar los controles, como el retorno del régimen de aduana especializada para juguetes, derogado en 2017, el cual es importante para el control de normas de seguridad. “Otro reclamo es controlar la subfacturación y poner valores-criterio a más partidas arancelarias“, además de reinstaurar la garantía en efectivo en lugar de seguros de caución para la diferencia de tributos, marcó Poletto.

En el mismo sentido, el secretario de la Fundación Pro Tejer, Luciano Galfione, también pidió por el regreso de las “aduanas especializadas”, ya que “fueron destruidas por este gobierno y no tiene sentido mandar veedores”. En cuanto a los valores-criterio de la Aduana, “hay que ampliar a algunas posiciones, y en otras tal vez no tiene sentido”, agregó. El directivo coincide en que “las licencias no automáticas a 60 días deben volver al centro de la escena porque hoy están a una semana, casi que todo es automático”.

Por su parte, el titular de la cámara que agrupa a fabricantes de marroquinería, Ariel Aguilar, manifestó: “Vamos a pedir la suba del arancel externo en productos realizados con cuero, y la elevación de los valores criterio. Además, tenemos que volver a fuertes garantías en efectivo para combatir la subfacturación y no más seguros de caución de dos mangos con 50″. El director ejecutivo de la autopartista AFAC, Juan Cantarella, sostuvo que “uno de los principales reclamos es la baja de los derechos a la exportación que afectan la competitividad“, y dijo que “mayores ventas al exterior servirían para morigerar la caída del mercado interno”. Ligado con este punto, sostuvo que “hay que cambiar la forma de cálculo ya que en las retenciones paga solamente lo nacional y no lo importado, lo cual es un sinsentido”.

A su vez, la industria del conocimiento no se queda atrás con planteos que potencien la producción. Carlos Norryh, uno de los referentes de Pymes Sur (entidad que agrupa a firmas de tecnología de punta) señaló que “el sector precisa protección para el mercado interno si por ejemplo se busca el desarrollo de vehículos eléctricos y baterías de litio”. También pidió menor carga impositiva para el segmento del software.

Director de Alpargatas en Argentina deja su cargo y asume en otra textil

Fuente: Iprofesonal ~ Continuará al frente de Nea Tex, la firma que fundó el empresario que compró las plantas de Alpargatas en Corrientes y Chaco

El empresario argentino Carlos Peñarrocha anunció recientemente que deja su cargo como director de Alpargatas a nivel local, para asumir como CEO de Nea Tex, nueva empresa textil argentina.

Fundada en Argentina, pero actualmente en manos de capitales brasileños e internacionales, Alpargatas puso fin el pasado mes de octubre a su actividad textil en su país de origen, tras el anuncio de venta de sus fábricas en las provincias de Corrientes y Catamarca y en la localidad bonaerense de Florencio Varela, por las que obtuvo 14,4 millones de dólares.

Tanto la planta de Corrientes, donde se realiza el proceso completo de hilandería, tejeduría y tintorería del algodón, como también la planta de Chaco, dedicada al desmote de dicha fibra, fueron adquiridas por el empresario textil Alberto Maria, dueño de la empresa Mafra S.A y ahora presidente de la nueva Nea Tex, indicó Fashion Network.

Peñarrocha contó que su alejamiento de Alpargatas fue a raíz de un pedido del mismo Alberto Maria, quien le propuso que se sumara como CEO de Nea Tex. “Conservaremos la marca Alpargatas Textil, con el logo azul y negro que tenía la empresa originalmente, antes de que fuera comprada por los brasileños. Este grupo empresario tendrá la planta de Corrientes como base textil y las 5 desmotadoras de la empresa Marfra, concentrando los procesos de producción y cosecha de algodòn, desmotado, hilandería, tejeduría y tintorería. Será un proyecto agroindustrial y 100 % argentino”, explicó Peñarrocha.

“Alberto Maria está dispuesto a hacer inversiones en el próximo año y en principio vamos a mantener la nómina de empleados que tiene Alpargatas Textil, con unas 420 personas trabajando. Haremos primero un foco fuerte en el mercado interno, pero sin perder de vista la exportación. Queremos volver a ser referentes regionales”, finalizó Peñarrocha.

Las oficinas comerciales tendrán sede en Buenos Aires en el emblemático edificio Molina de Barracas (exfábrica de Alpargatas Textil en Argentina).

Por su parte, el grupo Alpargatas, de capitales brasileños, mantendrá en Argentina únicamente la factoría ubicada en la provincia de Tucumán, concentrada en la producción de calzado marca Topper.

La industria chaqueña logró crecer pese al contexto nacional adverso

Fuente: Diario Norte ~ El Ministerio de Industria, Comercio y Servicios realizó un balance de la gestión implementada durante los últimos cuatro años a través de programas dirigidos a fortalecer las cadenas de valor de los sectores textil, foresto industrial y de alimentos, con la innovación como política pública.

Con Chacú continuó el programa de valor agregado de la cadena textil, a través de la asistencia técnica en el desarrollo de una colección, moldería, costos y control de calidad de prendas textiles. Asistencia financiera, mediante las líneas de financiamiento que ofrecen la Dirección de Vinculación Empresarial e Incubadora Empresa Joven. Y la asistencia a la comercialización, a través de un nuevo formato comercial, como lo es Espacio Origen Chaco.

Chacú desarrolló en forma ininterrumpida 16 colecciones colectivas, dos por año, una por cada temporada, de la que participaron más de 110 diseñadores chaqueños. Además asistió en la curaduría y comercialización de colecciones de autor, organizando también los desfiles de presentación y las campañas comunicacionales de cada lanzamiento.

Este programa originó también el evento Chaco Tex, que tuvo tres ediciones durante la última gestión. Se trata de un encuentro de diseño, moda y cultura, a través del cual el Ministerio de Industria, Comercio y Servicios se propuso potenciar y fortalecer el sector a nivel regional, ofreciendo seminarios, salón de exposiciones, y desfiles de moda de diseñadores locales y nacionales.

Veta Noble

Además se continuó con el programa Veta Noble, que busca el aprovechamiento máximo de la madera en la elaboración de muebles, utilizando estrictamente pequeños trozos del recurso, que se ensamblan para conformar un tablero alistonado. Este método da como resultado una madera homogénea y de resistencia elevada a la humedad ambiental.

Veta Noble incorporó además el diseño consciente en muebles, a partir de la utilización de los materiales estrictamente necesarios, sin sobrecargar cada proyecto, lo que se refleja en un estilo minimalista, limpio y contemporáneo.

Durante la actual gestión se lanzaron nuevas líneas de diseño y, si bien el programa busca el aprovechamiento máximo de la madera de algarrobo, incursionó también en la utilización del eucalipto.

En 2017  se realizó el Workshop Competitividad en Muebles que convocó a diseñadores, carpinteros, tapiceros, arquitectos, fabricantes, emprendedores, distribuidores, comerciantes y estudiantes avanzados de arquitectura y diseño industrial, con el objetivo de conectar ideas y seguir analizando alternativas para el sector.

Red de Proveedores

El sector de alimentos fue impulsado por el programa Red de Proveedores Locales, que en los últimos cuatro años relevó 135 empresas chaqueñas de diferentes rubros, principalmente alimenticio y de limpieza, como potenciales incorporaciones al programa, siendo 44 las constantes renovaciones. Las firmas recibieron asistencia técnica (en conjunto con personal del INTI Alimentos y Bromatología Provincial); asesoría en marketing y packaging (mejoras en diseño, imagen y calidad de los productos); registro de propiedad intelectual (Programa Protegete) y financiamiento a través del Ministerio de Industria.

Las empresas integrantes del programa que han renovado anualmente su participación tienen como denominador común la promoción e implementación de la exención impositiva de ATP, como parte de su estrategia de comercialización, y nuevas empresas que han regularizado su situación fiscal o con entes regulatorios como la Dirección de Bromatología y a partir de ello iniciaron su comercialización a nivel provincial/regional.

Golpeados por la crisis, textiles apuestan al verano para repuntar

Fuente: La Capital ~ El sector textil no escapa a la difícil realidad que atraviesa a la mayoría de los rubros. El año cierra con una abrupta caída en las ventas, gran cantidad de locales que no sobrevivieron a la crisis y bajaron la persiana, una producción en baja y una gruesa pérdida de rentabilidad al no poder trasladar a las prendas el aumento de costos y la suba de los insumos, muchos de ellos importados. La temporada y el arribo del turismo es lo único que a esta altura genera “una luz de esperanza” para la industria.

La recesión que padece la industria textil marplatense comenzó a sentirse con firmeza hace más de dos años. Cayeron las ventas progresivamente y por ende la producción, y en consecuencia se redujeron los puestos de trabajo que históricamente el sector generó. Mantener los precios lo más estable posible a cuestas de perder ganancia fue parte de una estrategia común aplicada por algunos de los principales productores de indumentaria.

En su anteúltima visita a la ciudad, el gobernador electo, Axel Kicillof, se refirió al sector textil -como también del Puerto, el comercio y la metalmecánica- como una de las víctimas de la “masacre laboral” que acusó en Mar del Plata como consecuencia de las políticas económicas aplicadas en los últimos cuatro años.

El 2019 deja un balance “terrible” para la industria textil local con “una recesión tremenda” que se intensificó antes de las PASO y después más aún hasta las elecciones del 27 de octubre, como reacción de la caída del consumo pero también de la incertidumbre política y económica, según analizó en diálogo con LA CAPITAL María Liberati, exitosa referente de la industria textil de Mar del Plata.

Liberati se encuentra al frente de una empresa con más de 60 años de experiencia en el rubro. “Hemos pasado por todas las crisis y sabemos que al final siempre hay una luz y por eso uno hace lo imposible para seguir adelante”, dijo, ilusionada con que la temporada que se aproximada sea una bisagra para revertir este presente.

Luego de las elecciones “el mercado empezó a moverse un poco”, aunque después de más de dos años de recesión continua “hay que remar muchísimo” para afrontar los costos y cumplir con el pago de sueldos, impuestos y obligaciones, analizó. Crecer, para la industria, está siendo imposible. El sector debió resignar ese sueño y centrarse en subsistir, en superar la crisis.

“Veíamos hasta octubre que la gente no gastaba, pero no sólo la que no puede, sino también la que sí puede gastar. El mercado se frenó”, agregó.

Expectativa por la temporada

Luego de un año “muy complejo” que en varios sectores se tradujo en cierres y pérdidas de fuente de trabajo, “más que nunca” el rubro textil espera con ansias el verano y el movimiento turístico.

La mayoría de los exponentes del sector espera que el valor del dólar (sin certezas sobre su cotización en el corto plazo) favorezca al turismo interno y por ende a la Costa Atlántica y en particular a Mar del Plata.

El rol de la temporada, frente a este escenario, resulta fundamental para los textiles. Liberati definió en este sentido al verano como “el inicio de un año nuevo y de una esperanza renovada para lo que viene”.

“Es la esperanza de la ciudad. Más allá de quién ganó la elección, es importante que se ocupen del turismo, porque eso hace funcionar a todos los sectores”, indicó la empresaria asociada a la Cámara Textil de Mar del Plata -de la cual es ex presidenta- y remarcó que el turismo “es una industria muy fuerte que genera trabajo en todas las demás”. “El día que marplatenses y dirigentes entendamos eso, Mar del Plata va a ser otra ciudad”, subrayó.

Mantener los precios

Es evidente e inocultable que la indumentaria aumentó en estos años. Los precios se dispararon como en casi todos los sectores. Sin embargo, los productores textiles explican y advierten que en su rubro “es imposible trasladar los aumentos a los precios” y que hacen lo posible por “mantenerlos” para incentivar la compra.

Prima la necesidad de vender. Si la ropa aumentase a la par de los incrementos de costos y el valor de los insumos (muchos cotizan en dólares o euros) “no se vendería nada”.

Intentar aumentar lo necesario para mantener el local, la fábrica, la producción y el empleo. Ese fue el desafío de los desarrolladores textiles, que en muchos casos terminan “vendiendo por debajo del costo” para enfrentar los gastos mensuales, resignando “drásticamente” su rentabilidad.

En muchos casos, las fábricas trabajan con hilados o máquinas importadas, tanto de Estados Unidos como de países de Europa como Alemania, Italia, Francia o Inglaterra. Los repuestos e insumos de esas herramientas de trabajo se cotizan en moneda extranjera y hoy resultan “imposibles de comprar”, pero a la vez se impone la necesidad de seguir produciendo y vendiendo, lo que lleva muchas veces a endeudarse para comprar estos elementos.

Recursos financieros

Si algo necesita el sector textil, como también el comercio y la industria en general, es que las ventas crezcan, es decir, que se incremente el consumo, o dicho más claramente, que circule más dinero en la calle.

Pero sumado a esa necesidad compartida, el sector textil demanda también especialmente “recursos financieros” que faciliten la adquisición o cambio de maquinarias, o la compra de hilados nuevos.

“Es muy importante la parte financiera para proyectar a mediano plazo y hoy eso no se puede hacer; ojalá eso cambie y haya un impulso de estos recursos”, indicó María Liberati.

— Fuerte caída del empleo

El sector textil fue históricamente un gran generador de puestos de trabajo. En los años dorados de la industria en Mar del Plata, las fábricas en Juan B. Justo concentraban a una importante cantidad de obreros textiles, costureras y todo tipo de mano de obra especializada.

Dicha realidad se desplomó por varios motivos a lo largo de últimos 30 años, pero en estos últimos dos años el empleo “se redujo notablemente” al caer las ventas “estrepitosamente”, según indicaron productores.

Si bien algunas grandes empresas hacen lo posible por mantener al personal, justamente porque se trata de mano de obra especializada que si se pierde resulta “muy difícil” de recuperar, algunas firmas de menor calibre redujeron su planta de trabajadores para subsistir.

“Hay mucha gente que se ha quedado sin trabajo, muchos no repone al personal que se va y eso es un puesto de trabajo menos. El panorama es bastante negro. En nuestra empresa hemos podido trabajar y resistir sin reducir personal, pero sabemos que hay muchas que se vieron afectadas”, indicó la referente del rubro textil María Liberati.

Con expectativas en el nuevo gobierno, reabre una planta textil que cerró hace un año

Fuente: BAE ~ Resurge TN&Platex y Teddy Karagozian dice que a los textiles, el gobierno de Mauricio Macri no sólo los despreciaba, sino que los ignoraba. Invertirá U$S4millones y dará 200 puestos de trabajo. Tiene 1100 empleados y seis fábricas en cinco provincias

En marzo de este año se conoció el cierre de la planta riojana Hilados 1, era la cuarta planta que Teddy Karagozian, CEO de TN&Platex, cerraba en estos últimos cuatro años. En total, sumaban 800 despidos entre todas. Tras las elecciones, con el cambio de gobierno asegurado, adelantó a BAE Negocios que la reabrirá en marzo y tomará 100 empleados.

El anuncio fue realizado hoy por el propio Karagozian en un recorrido por la planta de San Martín, que recibió la visita del presidente electo Alberto Fernández.

Se trata de uno de los más importantes empresarios textiles del país, tiene seis plantas. En Monte Caseros tiene una hilandería y una fábrica de medias y calzoncillos, dos hilanderías en Tucumán, otra en Catamarca y una en La Rioja. Con presencia en cinco provincias y con oficinas compradoras de fibra en Chaco, Formosa, Santiago del Estero y Salta, da trabajo a 1100 empleados.

Fue uno de los empresarios que más creyó en Mauricio Macri, hasta aportó a su campaña en 2015. “El gobierno que está por iniciar habla de las industrias del país, un discurso ausente en estos últimos cuatro años. A las industrias en general y a los textiles en particular, no sólo se nos ignoró, sino que se nos denostó no comprendiendo la capacidad que tiene el país para la industria textil”, puntualizó molesto Teddy Karagozian.

Sin muchas vueltas, Karagozian le dijo a BAE Negocios: Yo fui defraudado por Macri, en conversaciones privadas nos dijo que iba a valorizar el trabajo argentino pero cuando estuvo en el Gobierno fuimos a escuchar, pero nunca fuimos escuchados. Me siento muy defraudado, tenía muchas expectativas, como el resto de los argentinos”.

En estos últimos cuatro años, sus plantas llegaron a trabajar al 40%, recién ahora mejoran y comienzan a trabajar al 70% de la capacidad instalada. El CEO de TN&Platex señaló: “Cuando vimos que la tendencia era que ganaba otro Gobierno y que iba a ser necesaria la producción para pagar la deuda externa, llegamos a la conclusión que había que volver a invertir. La inversión inicial es de un millón de dólares, pero alcanzará los cuatro millones. Recuperamos un edificio de 10.000 metros cuadrados de nave en La Rioja que está valuado en U$S10 millones. Vamos a reconvertir la planta de fabricación de hilados a tela de tejido de punto”.

La nave de producción de Hilados 1 estaba parada desde marzo. Karagozian explicó: “Nos faltaba demanda que había sido reemplazada por importación con dólares, para mantener baja la inflación, se mantenía artificialmente baja con tasas de interés altas. Cayó la demanda de productos nacionales, por un aumento de costo en dólares, aumentó el costo financiero que afectó no sólo a la industria textil sino a todas las industrias, hasta a la automotriz”.

Sobre el personal que tomará, el CEO de TN&Platex señaló: “A medida que vayamos avanzando sumaremos 100 personas a la planta Hilados 1 de La Rioja. La velocidad en la que podamos invertir depende de que consigamos créditos, préstamos o beneficios. El crecimiento será orgánico. Las máquinas que había ahí se relocalizarán. En las plantas de Tucumán, La Rioja, Catamarca y Monte Caseros también incorporaremos un total de 100 trabajadores”.

Se lo vuelve a notar entusiasmado, fue a la asunción del gobernador Juan Manzur en Tucumán. “Argentina volverá a crecer mucho más rápido de lo que la gente imagina. La sensación de crecimiento creo que se va a dar en el tercer trimestre de 2020. Luego vamos a tener un crecimiento entre el 4 y 6% anual ininterrumpido por muchos años. Me baso en la economía que viene, por la claridad conceptual que este gobierno tiene y el anterior no tenía”, aseguró a este medio.

Cuando se le pregunta cómo esta el sector textil, responde con una mezcla de bronca y dolor: “El sector textil es un sobreviviente de muchas crisis, vemos pasar ministros y cuando vemos que son malos, empezamos a resguardarnos para poder estar vivos en el siguiente ciclo. Muchos textiles van a renacer con mucha más fuerza, están esperando una señal de aliento de alguien que no sólo los comprenda, sino que los aprecie. A nosotros no sólo nos despreciaban, sino que nos ignoraban”.

Cuando se refiere a Mauricio Macri se lo siente con bronca. “El presidente le hablaba a las empresas extranjeras que iban a venir. Pero el extranjero no va a venir hasta que los empresarios argentinos vuelvan a invertir. Lo malo es que parte del mismo equipo del presidente se lo decía y él los dejó de lado”, confesó Karagozian.

Hace pocos días editó su libro “Revolución impositiva”, que según dijo “remite a revolución productiva. La base del libro es que para acabar con la inflación y la pobreza los impuestos tienen que estar en la cabeza de quienes tienen, no en la cabeza de quienes trabajan. Tienen que ir en la cabeza de Teddy, no en la empresa de Teddy. Necesitamos un cambio político para que eso suceda, no económico, se necesita que haya correspondencia fiscal, para eso la cooparticipación debe ser a la inversa”.

La pregunta clave es por qué está tan esperanzado y Karagozian responde: “Soy como el soldado que ya no puede retroceder más, no hay más dinero, no hay otra forma que trabajar. La capacidad del argentino cuando trabaja es enorme y no hay ninguna razón, teniendo el potencial que tenemos para no hacerlo. Ya probamos todo. Ahora sabemos que sólo podemos hacer lo que sabemos, trabajar. Si después de cuatro años, de vuelta volvemos a malgastar el dinero, no lo sé”.

Alberto Fernández prometió reactivar y proteger la industria argentina

Fuente: La Voz ~ En medio de la recesión aconómica, el presidente electo Alberto Fernández prometió este miércoles reactivar la actividad manufacturera y proteger la industria nacional.

“Lo que en Argentina nos va a salvar es una Argentina que produzca y donde la gente encuentre trabajo”, dijo en el marco de una visita a una fábrica textil en la localidad bonaerense de San Martín.

Fernández aseveró que en los últimos años “a aquellos que querían producir le hicieron todo absolutamente difícil”.

En esta línea, indicó que el paísno no debe ser un lugar donde se “especule financieramente” sino un sitio donde “hay que invertir, arriesgar y poner en marcha las máquinas que emplean más personas”.

“La inmensa mayoría de los argentinos está cansada de levantarse cada mañana para ver cuál es la tasa de interés que los bancos cobran del Banco Central en un juego especulativo”, sostuvo Fernández.

Luego, afirmó que “lo que sí nos interesa ver es cuánto dinero quieren invertir los que crean trabajo, los que crean riqueza en Argentina” y explicó que las industrias no venden “a pesar de que la importación ha cesado”, porque “Argentina no consume y la Argentina no consume porque han empobrecido a la gente. Ningún capitalismo funciona sin un consumidor que mueva la demanda”, afirmó.

Industria argentina

La actividad industrial argentina registró en agosto pasado una caída interanual del 6,4  por ciento y acumuló en los primeros ocho meses del año un descenso del 8,1 por ciento, según las últimas estadísticas oficiales.

En esta línea, la utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicaba en agosto en el 60,5 por ciento, por debajo del registrado en el mismo mes de 2018, es decir, un 63,0 por ciento.En lo que resta del año seguramente la industria volverá a exhibir un “retroceso significativo” y “el deterioro de empleo fabril difícilmente se detenga”, según informó la consultora Ecolatina.

Anuncian la reapertura de una planta textil que había cerrado por la crisis

Fuente: NA ~ El empresario textil, Teddy Karagozian, anunció el miércoles la reapertura de una fábrica de hilados en La Rioja que estaba prácticamente cerrada para lo cual invertirá 4 millones de dólares y empleará a 100 personas.

Así lo anticipó el titular de TN Platex, Teddy Karagozian, en el marco de un acto realizado en la localidad bonaerense de San Martín del que participó el presidente electo, Alberto Fernández.

Allí, Karagozian indicó que la fábrica de Hilado I de la familia -que tiene un valor de 10 millones de dólares- estaba sin actividad desde marzo de 2019 y que ya venía parada desde hacía un año.

Informó que para eso se invertirán 4 millones de dólares y que la maquinaria que estaba ahí va a ser distribuida en otras plantas de la familia para aumentar la producción, que implicará la creación de otros 100 puestos de trabajo.

En una recorrida junto al intendente local Gabriel Katopodis y al empresario textil, Fernández prometió generar las condiciones para que aquellos que quieran “arriesgar e invertir” lo puedan hacer.

TN Platex tiene seis plantas en todo el país: en Monte Caseros tiene una hilandería y una fábrica de medias y calzoncillos, dos hilanderías en Tucumán, otra en Catamarca y una en La Rioja.

La moda sustentable, causa de la caída del imperio fast fashion

Fuente: La Capital de Mar del Plata ~ El quiebre de la marca internacional Forever 21 no es un caso aislado, se inserta en un contexto en el cual los jóvenes se inclinan cada vez más hacia tendencias como la moda sustentable, que protegen y concientizan sobre el cuidado al medio ambiente.

La cadena minorista de moda, que revolucionó la industria textil con la fórmula de ropa barata y nuevos modelos en cortos períodos de tiempo, se declaró en bancarrota en Estados Unidos. La empresa anunció que cerrará un total de 350 tiendas a nivel mundial, siendo Estados Unidos el más afectado, ya que implicará el cierre de 178 tiendas solo en ese país, además de otras decenas en Europa y Asia.

La empresa en cuestión, además, fue acusada e investigada por explotación laboral en Los Ángeles. Forever 21 se ha resistido a intentar incorporar medidas que preserven al medioambiente, alinearse con la sustentabilidad, y con políticas laborales, como sí lo han hecho en los últimos años otras marcas mundialmente conocidas como H&M y Zara.

Hoy en día se postula si el declive de dicha marca podría ser un signo de la decadencia del imperio de la moda, así como también del declive de los centros comerciales. Otros sostienen que la “fast fashion” en sí misma no irá a ninguna parte, ya que la ropa sigue siendo igual de barata y se sigue comprando tanto como siempre, sólo que ahora cambia el lugar donde se la adquiere. Hay una creciente tendencia a pasar de la tienda física a la tienda online, fenómeno que ha quedado recientemente evidenciado tras el cierre de sucursales de la gigante tienda Macy´s en varias ciudades de los Estados Unidos.

Se estima que cada año se producen 100 mil millones de prendas en todo el mundo. La industria textil tiene un claro impacto en el medioambiente, incluida su huella de carbono, que interfiere con los viajes aéreos internacionales y afecta la agricultura. El departamento de Mercadotecnia de la región centro en el Tecnológico de Monterrey (México) explica que las empresas que no aportan a temas ambientales, ni se alinean con los valores de los consumidores, tienden a vivir menos que aquella que sí lo hacen. Al mismo tiempo, el aumento de las compras sostenibles y éticas es un fenómeno muy real en el cuál las marcas que usan materiales sustentables y cuentan con mejores estándares laborales se han beneficiado de la mala reputación de la moda rápida o “fast fashion”.

Forever 21 constituye un claro ejemplo del cambio de mentalidad de las nuevas generaciones, según señala Jorge Sentíes, de Estrategia y Mercados de Consumo de PwC. Sus consumidores son personas jóvenes y adolescentes, quienes cada vez están más conscientes del factor medioambiental así cómo también comprometidos con las causas que consideran justas. Los medios estadounidenses estiman que las ventas de Forever 21 han caído más de 20% en 2018.

Los compradores ya no priorizan la producción en serie, sino que se inclinan por productos de calidad, con mayor valor agregado, artesanales y personalizados. Esto se suma a la innegable fuerza que está cobrando la digitalización del comercio (tiendas online), que ha puesto en jaque a las tradicionales tiendas físicas de gran tamaño.

Uno de los grandes desafíos para el mundo textil es la incorporación plena de los millenials al mercado. En los últimos años y particularmente en los países más desarrollados, los jóvenes buscan un tipo de vida más relajada. Insisten en comprar en compañías respetuosas con el medio ambiente y los derechos humanos y, a su vez, luchan por una economía más sustentable. Cada vez son más los que se suman a practicar el “minimalismo” a través del cual intentan no acumular objetos o ropa que no utilizan o necesitan, sino que buscan el desapego a las cosas materiales. Esto impacta directamente en la “fast fashion” o “low cost fashion” ya que este segmento del mercado elige comprar menos prendas pero más duraderas y atemporales, fabricadas con materiales sustentables y que no impliquen explotación de ningún tipo por detrás.

Si bien en Argentina este fenómeno todavía no está tan instalado como en otros puntos del planeta, su llegada es inminente. Varias empresas están buscando alejarse de la “fast fashion” siguiendo la línea de las líderes como Inditex, que ya no hace moda de usar y tirar, buscando adaptarse a un mundo cada vez más variable e incierto. Es la llamada “flexible fashion”. Otras, como H&M, proponen a sus clientes la entrega de sus prendas como jeans en desuso para ser reciclados. Este tipo de moda busca crear productos atractivos, éticos y de calidad que sean “justos” para los clientes, empleados, proveedores, para las comunidades en las que operan y para el entorno.