#FRONTROW. La semana de la moda digital anticipa el verano

Fuente: La Nación ~ Si existe una evolución del see now buy now que se planteó algunas temporadas atrás en las fashion weeks más importantes del mundo. Si hay algo más que la industria de la moda pueda hacer para continuar su evolución digital y llegar de una forma más amigable a los consumidores. Algo que les permita captar el interés de este nuevo público millennial que no entiende de esperas ni de firmas muy aspiracionales o acomodados en viejos estandartes. Si ocurriera un nuevo fenómeno en la industria que cambie los códigos, que permita que todos nos sentemos en la primera fila, que podamos adquirir una pieza en el momento que la estamos conociendo por primera vez, recién horneada y llegada a su stock online, que en un solo lugar podamos conocer la propuesta de muchas de las marcas que nos interesan.

#FRONTROW, la fashion week de LA NACION, se alza como una plataforma que permite encontrar soluciones a muchos de estos puntos que -en definitiva- interfieren entre la marca y su público. Y crea una red que se nutre de contenidos dinámicos y atractivos.

Producido por La Nación Content Lab, la quinta edición de la Semana de la Moda Digital -que se puede disfrutar desde frontrow.lanacion.com.ar y todas las plataformas de LA NACION- presenta las colecciones primavera-verano 2020 de Jazmín Chebar, Prüne, Mishka, Giesso, Lazaro, Cibeles, Mimo & Co, PUMA y Bensimon.

Benito Fernández: “La industria textil está muy destruida en Argentina”

Fuente: CNN Radio ~ El diseñador brindó una entrevista a Ángel De Brito en CNN Radio a propósito de los Martín Fierro que comenzarán a entregarse pero no pudo escapar a dar su opinión sobre la situación económica actual

Benito Fernández es uno de los diseñaes de moda más reconocidos del país y por ello fue elegido por APTRA (Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas) para ser parte del jurado que elija a los más destacados en los Martín Fierro de la Moda. El modisto en diálogo con Ángel De Brito por CNN Radio contó sus sensaciones y además describió cómo afecta la situación económica a la industria textil. “Hoy en Argentina es muy difícil hacer ropa, la industria textil acá está muy destruida“, describió el también jurado de Corte y Confección (Canal 13), y amplió: “Fue un golpe muy duro de mayo a mayo, fue uno de los peores momentos; la venta bajó entre un 30 y un 40%, y ahora repuntó hace 3 meses un poco“.

Hago 12 mil prendas por colección, la tengo que pagar ahora y la empiezo a vender en marzo“, apuntó el dueño de “Pret a Porter“, que destacó que “la gente se está acostumbrando bien a esa modalidad” y contó que crecieron las ventas online además de sustentarse en gran parte por las ventas al por mayor. A su vez, criticó que la industria textil “está muy castigada” pese a ser una de las que genera más fuentes de trabajo y resaltó que son importantes los Martín Fierro de la Moda para unir al sector.

"Hoy en Argentina es muy difícil hacer ropa" @BENITOfz en #ElEspectador. #CNNRadioArgentina
Escuchanos por https://t.co/pNOvQeChO3 pic.twitter.com/2IEIX9z2eN

— CNN RADIO ARGENTINA AM950 (@cnnradioarg) September 12, 2019 “>

Respecto a los premios que otorgará APTRA, Fernández adelantó algunas de las ternas que habrá -mejor tapa de revista, mejor modelo, mejor diseñador, mejor colección, entre otras- y agradeció a Luis Ventura por haber “posibilitado este Martín Fierro“. El evento será en el Tattersall, con la conducción de Valeria Mazza y se transmitirá por la Televisión Pública Argentina. Por último, el diseñador aseguró: “Los argentinos tenemos una obsesión con la imagen, pero en el mundo de hoy es algo mucho más importante que el contenido“.  ( Audio de la nota )

Ropa que se planta: la nueva tendencia sustentable de crear prendas con semillas y flores

Fuente: IProfesional ~ En el día dedicado a la sustentabilidad dentro de Designers Buenos Aires, Sabrina Rodríguez Uzal, creadora de Germin.ar y ganadora del concurso Terma Moda Sustentable, mostró sus creaciones en un marco de celebración del diseño y el cuidado del ambiente

Según datos de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo -UNCTAD-, la industria textil es la segunda más contaminante del mundo: cada año utiliza 93.000 millones de metros cúbicos de agua -suficientes para satisfacer las necesidades de cinco millones de personas-, a la vez en que se tiran al mar medio millón de toneladas de microfibra, equivalentes a 3 millones de barriles de petróleo.

Es por eso que productores y consumidores de moda son cada vez más conscientes del cambio necesario para solucionar esta problemática, integrando estrategias de desarrollo sustentable para sus negocios. En esa línea, Terma comenzó a apostar al diseño sustentable en la moda hace tres años, a través de un concurso que transmite los valores de la bebida.

Cada prenda de Germin.ar está realizada 100% con fibras naturales, biodegradables y teñidas naturalmente con desechos alimenticios

A través del mismo, la diseñadora Sabrina Rodríguez Uza -creadora de Germin.ar- participó del Designers Buenos Aires junto a grandes de la moda. Terma cree que “vivir mejor es una elección”, por eso atesora combinaciones de hierbas seleccionadas que son cultivadas, cosechadas, molidas, mezcladas e infusionadas por expertos. El objetivo es lograr productos ricos, de origen natural, para acompañar a los consumidores que eligen una vida más saludable.

Germin.ar representa este cambio de paradigma: no es una colección más, ya que tiene una impronta innovadora en la que se abarca el ciclo completo de cada prenda, desde su nacimiento hasta su final.

Sabrina Rodríguez Uzal, diseñadora sustentable

Sabrina Rodríguez Uzal, diseñadora sustentable

¿Qué la destaca? Cada prenda de Germin.ar está realizada 100% con fibras naturales, biodegradables y teñidas naturalmente con desechos alimenticios. A esto hay que sumarle un detalle que dará vida más allá de la vida: cada producto contiene entre la trama pequeñas semillas de flores y hortalizas que, una vez que la vestimenta ya no es utilizada como tal, entonces puede ser “plantada” y así germinarán las especies que aguardaban el momento preciso para crecer y desarrollarse.

Emocionada y con el reconocimiento de grandes de la moda, Sabrina Rodríguez Uzal, creadora de Germin.ar, participó en Designers Buenos Aires con un éxito rotundo. Allí lució su colección sustentable y plantable, de estética moderna y minimalista, y también dio un taller en el que enseñó la ancestral técnica del fieltro. Ella es la ganadora de la tercera edición del Concurso Terma Colección Sustentable, distinción que le dio la chance de participar de este gran evento de la moda.

“Fue una experiencia única en todos los aspectos, un empujón, un salto a pasar de ser diseñadora recién recibida a poder pensar en el diseño emergente, en un emprendimiento que tiene futuro y una propuesta a la que la gente puede apostar”, asegura Sabrina Rodríguez Uzal, quien recibió el reconocimiento de sus pares.

Como parte de su jornada enfocada en la sustentabilidad, Designers Buenos Aires brindó charlas y talleres sobre la temática

Como parte de su jornada enfocada en la sustentabilidad, Designers Buenos Aires brindó charlas y talleres sobre la temática

Esta innovadora idea fue valorada por Ana Torrejón, periodista especializada en moda, Verónica Alfie, empresaria de indumentaria, y la diseñadora Luz Ballestero, las tres jurados del certamen.

“Teníamos la premisa de pararnos 50 años en el futuro y pensar la colección desde esa óptica. Entonces, al investigar y ver las proyecciones desalentadoras de la industria y todo lo que el fast fashion provocó, con grandes cantidades de ropa que al quedar en desuso empieza a contaminar, me convencí que no quería que mis prendas fueran un residuo en cinco décadas, que si se había decidido descartarlas se hayan transformado o desaparecido de forma natural”, agregó Rodríguez Uzal.

Como parte de su jornada enfocada en la sustentabilidad, Designers Buenos Aires brindó charlas y talleres sobre la temática. Además, también presentó una colección cápsula Romina Cardillo, de NousEtudions, una de las impulsoras de la moda sin género y comprometida con el slow fashion. Sus creaciones se lucieron en las pasarelas de las semanas de la moda de Milán y Londres, entre otras.

Cada prenda de Germin.ar está realizada 100% con fibras naturales, biodegradables y teñidas naturalmente con desechos alimenticios

Cada prenda de Germin.ar está realizada 100% con fibras naturales, biodegradables y teñidas naturalmente con desechos alimenticios

Terma reafirma su compromiso para impulsar la sustentabilidad con el “Concurso Terma Colección Sustentable”, invitando a estudiantes y diseñadores de indumentaria y textil, a realizar una colección basada en la sustentabilidad y la consciencia social. De este certamen resultó ganador el proyecto Germin.ar, que se llevó $120 mil para poder desarrollar la línea que presentó el pasado 30 de agosto.

Adoptar el concepto de moda sustentable permite bajar los índices de contaminación de la industria en su versión tradicional, impulsa la expansión del comercio justo, evita el maltrato animal y recupera el valor de lo duradero como un aspecto positivo.

Nikole Tursi. Quién es la sombrerera argentina que conquista Europa

Fuente: La Nación ~ “Tus manos saben cosas que tu mente no sabe. Ahí es donde nace el estilo”. Con esa frase plasmada en su página web, ya desde el vamos, Nikole Tursi, artista del vestir, no solo se presenta sino que además procura dejar en claro que su trabajo es artesanal.

Especializada en sombreros, a los 21 años empezó a hacer coronas solamente guiada por la intuición. Después estudió el oficio con Cesar Orlando Núñez y Laura Noetinger, además exploró las potencialidades que pueden tener los textiles con la diseñadora Araceli Pourcel. En el 2016 se anotó en el Taller de Realización de Tutú Romántico en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, y al poco tiempo fue convocada para trabajar en vestuario. Hizo realizaciones para ópera (Aida, La Traviata) y ballet (El Cascanueces, Coppélia, La Italiana en Argel, El Corsario, entre otros). Ahí estuvo dos años, hasta que a fines del 2018 se animó a irse. ¿Cuál fue su mayor aprendizaje? “Que todo lo que se me cruce por la cabeza es posible” señala.

En lo que va de este año ya participó de la London Hat Week, la reconocida celebración de sombreros que, en esta edición, tuvo como tema “World Garden” (Jardín del Mundo). Para ello eligió trabajar con la figura del ceibo. Salió de su impronta clásica -negro, blanco o gris- y realizó tocados en rojo tal cual la flor nacional. Quedó en la selección de los mejores 200 y a su vez de los 32 que tuvieron un encuentro especial con la prensa en la capital británica. Eso pasó al mismo tiempo que cumplía 33 años y sus creaciones eran parte de “Reinos” la muestra montada por las diseñadoras de joyas de la firma Cabinet Oseo en el Museo Nacional de Arte Decorativo en Buenos Aires. Las realizó experimentando con materiales diversos (tul, gasa, organza, plástico y foil, entre otros) fusionándolos para lograr nuevas texturas y un efecto metalizado, como el del cobre o la plata.

En junio ganó el Premio Colbert Argentina que por primera vez se entregó en el país en asociación con la Unesco y el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos. El concurso “Mi oficio. Mi historia” contó con la presentación de 100 artesanos y el objetivo fue estimular la puesta en valor y el reconocimiento social de los oficios de excelencia. Además, de recibir una suma de dinero, Tursi viajará a Francia en diciembre para conocer cómo trabaja una de las casas que ella elija y que conforma el prestigioso Comité Colbert; podría ser Chanel, Hermès, Christian Dior, Louis Vuitton e Yves Saint Laurent, entre otras. Antes, en octubre, estará dos semanas realizando un workplacement, una especie de pasantía, en el Royal Opera House de Londres.

“Toda mi vida me imaginé esto que me está pasando” dice, mientras se prepara para aplicar a The Queen Elizabeth Scholarship Trust, conocida como la beca de la Reina. Si la obtiene le permitirá financiar nuevos estudios. Para eso ya tiene armado un cronograma de las clases que va a tomar con expertos en sombrerería a los que fue a conocer uno por uno. Además está realizando diseños a pedido para Burberry, la tradicional marca inglesa. Trabaja freelance para el área vip a donde desarrolla piezas únicas hechas a mano, destinadas a celebridades que las usarán en videos musicales, shows, red carpet o desfiles.

“Siempre me gustó hacer cosas diferentes”, reconoce. Así es que se sale de los límites del sombrero en sí; su valor está en el cómo lo hace, las herramientas que utiliza y la búsqueda que emprende con cada trabajo. ¿Su meta más próxima? Hacer conjuntos que incluyan prendas, guantes, sombrero y paraguas, todo con la misma tela. Por eso dice que lo suyo es el “wearable art”, el arte para usar. “Quiero que la gente se anime y que use lo que estoy haciendo; llegar a un equilibrio entre la moda que se muestra en la pasarela y la que se ve en la calle”, concluye.

La moda sigue andando

Fuente: Clarín ~  A pesar de la crisis, los desfiles no se detienen. Hay tres semanas de colecciones en Buenos Aires. Apuesta creativa.

Fue un lujo la apertura de Designers Buenos Aires, el lunes pasado. A pleno sol, en la plaza de las Naciones Unidas, junto a la flor Floralis Genérica, con el desfile de Fabián Zitta, un diseñador que impacta permanentemente con sus creaciones y es muy popular desde su partipación en el reality Corte y Confección.

Sastrería e impactantes vestidos de noche, de líneas rectas, texturas caleidoscópicas, recortes estilo origami y volúmenes arquitectónicos, que hacen referencia a los grandes diseñadores de los años 30, espe Noetingercialmente al ilustrador ruso Erté (al que admira) desfilaron con accesorios-joya, pendientes y brazaletes creados por la joyera Isabel Englebert y tocados de Laura Noetinger. Además, volvió a incluir una colección para hombres e innovó con gamuzas y rafias italianas y sus clásicas sedas naturel en amarillo, rosa, fuccia y habano. Una colección sofisticada, rica, a años luz del clima que agobia al país. ¿Crisis? Ninguna arriba de la pasarela. Y tampoco abajo, entre el público, en primera fila. Nadie quería recordar lo que la realidad anuncia minuto a minuto: “La última devaluación terminó por destruir a la industria textil”.

A pesar de la recesión y la caída abrupta del consumo, lo cierto es que la moda continúa a full con dos semanas de colecciones a falta de una, luego de BAFWeek: Designers Buenos Aires y Argentina Fashion Week (ARFW), donde se presentan más de 35 diseñadores y referentes del diseño, como Laurencio Adot, Mariana Dappiano, Pablo Ramírez y Verónica de la Canal, quienes este miércoles cierran los dos ciclos de desfiles, respectivamente.

La creatividad se impone, pese a todo. “Las crisis siempre agudizan nuestro ingenio como creadores. Recurrimos a géneros no tradicionales, desarrollamos nuevas texturas. Las situaciones adversas nos potencian como diseñadores. No hay que olvidar que la pasarela es un show donde presentamos nuestra más pura esencia. Al consumidor la prenda le llega ‘bajada’ a un uso real y posible”, dice Zitta, que sigue apostando a un “futuro mejor” porque de otra manera “resulta imposible seguir”, como asegura a horas de sorprender con su colección.

En esa misma sintonía está Alejandra Gougy, de Cosecha Vintage y presidenta de la Asociación Moda Sostenible Argentina, que el sábado presentó una colección sustentable e inclusiva en ARFW, semana de desfiles agrupados que cuenta con el auspicio de la Fundación Noble. “Con respecto a este momento tan complicado para el país, creo que los que trabajamos en sustentabilidad tenemos una leve ventaja, que es el upcycling: nos permite recuperar diferentes tipos de descartes urbanos e industriales y trabajar con remanentes de telas. Esto hace que los costos sean menores porque no tenemos que comprar materiales, salvo algunos tejidos y detalles más puntuales”, explica.

Muchas de las prendas que elaboran son artesanales, piezas únicas creadas con materiales disponibles. Y esto ayuda, reconoce Gougy. “Como toda crisis, es un momento especial: también es una oportunidad para hacer negocios”, agrega. Alejandra se refiere a la moda sostenible, hoy en pleno auge. “Pone en valor lo que venimos trabajando hace años: el cuidado del medio ambiente, de los recursos, de las personas, de los valores”.

Para la especialista en sustentabilidad, que también brindó una charla sobre Ready to Wear Slow Fashion and Couture en el Hipódromo de Palermo, los momentos críticos ayudan a generar cambios. “Espero que todos estemos a la altura de las circunstancias. Que las marcas y los creativos tomen conciencia de lo que le ocurre al planeta y que no sean sólo acciones de marketing. Hay que transmitir esta nueva forma de entender la moda”, asegura esta pionera del reuso de materiales.

¿Más tendencias, además del reciclado? Blanco como color dominante con toques flúo (como se vio en la presentación de AY Not Dead, en BAFWeek), líneas simples en FP, materiales nobles como algodón y lienzo natural en Mauro Pesoa y mucho batik en el desfile de Kosiuko, que cerró la primera semana de la moda. Mishka apostó a la explosión de color y al espíritu bahiano de los 60 para su colección, a la que bautizó Saudade. Término que apela a la tristeza y la alegría justamente.

“Lamentablemente, vivimos en crisis, con picos de incertidumbre. Es un estrés enorme el trabajo diario y la imposibilidad de planificar en un país con moneda inestable, tasas altas, inflación y cargas impositivas elevadas, donde no hay políticas a largo plazo y la política económica es tan incierta que hace imposible hacer planes. La especulación le gana a las ganas de invertir, generar trabajo y desarrollar una industria o empresa”, dice Marcelo Cantón, director creativo de la marca.

Las fibras neuquinas desfilaron por el Congreso de la Nación

Fuente: Río Negro ~ El cashmere, la lana merino y el mohair se exhibieron en creaciones de  ocho diseñadoras de la provincia

Con el salón de Los Pasos Perdidos del Congreso convertido por primera vez en su historia  en una pasarela de diseño y moda, se desarrolló ayer el evento “Neuquén Está de Moda”, donde desfilaron  fibras naturales neuquinas que se exhibieron en las creaciones de 8 diseñadoras de la provincia.

La actividad alrededor de el cashmere, la lana merino y el mohair nucleó a referentes del mundo de la moda, tejedoras, crianceros,  diseñadores e hilanderías neuquinas.

Entre ellas las diseñadoras  Abril Ghilini, Aín Nievas, María Eugenia Charriere, María Eugenia Argüelles y Lucinda Walmsley, Marianela Rodríguez, Mariela Arocena, Paula Rosas y Paulina Di Santo.

Por parte de las hilanderías participaron Fibras del Viento (Zapala) con el trabajo conjunto realizado con el grupo de artesanas de “Tejiendo Mohair Neuquino” y Huellas (Chos Malal), presentando una nueva colección cápsula  junto a la diseñadora Natalia Kazakov.

Además, los alumnos de la carrera de indumentaria de la Escuela de Diseño en el Hábitat, se hicieron presentes a través de su colección “piensa global, actúa local”.

A medida que el público ingresaba al salón eran recibidos  por la  voz de Marité Berbel,  quien además de cantar  las canciones más representativas de su repertorio, fue la encargada de entonar el himno provincial.

La actividad fue organizada por la Diputada Alma Chani Sapag,  el Ministerio de Producción e Industria  de Neuquén,  Centro  Pyme ADENEU y la Cámara de Diputados de la Nación, con el apoyo del COPADE, CFI y Gas y Petróleo del Neuquén.

“El evento es una muy buena oportunidad para mostrar las fibras, pero también su historia. Por ello nos acompañan hoy los crianceros como primer eslabón con sus cabras y ovejas  trabajando el proceso  a través de organizaciones, o en pequeñas empresas  que están aquí presentes para que la fibra sucia que sale del campo vaya generando valor a lo largo de toda su cadena, y hoy están viendo hasta donde llega la fibra que ellos producen”, señaló  el ministro de Producción e Industria, Facundo Lopez Raggi.

 El evento contó además con un workshop en el que disertaron referentes del diseño.

La Subsecretaria de Producción, Amalia Sapag, expuso sobre “El universo de las fibras naturales”, haciendo hincapié en la producción en la provincia atravesando el proceso de hilatura, la marca sectorial (Filosofía Natural) y cadena de valor.

El diseñador Marcelo Senra, por su parte, habló de su experiencia con las fibras y de “lo importante de entablar los vínculos que se generan entre todos, artesanos y  diseñadores”.

Puntualizó en “la importancia de atender las demandas de la moda” y “poner en valor la artesanía con calidad”.

La diseñadora Josefina Goñi, quien trabaja proyectos de economía circular, habló en esta instancia de la “articulación con los artesanos” como factor importante para potenciarse con otros eslabones de la cadena. Además, destacó la importancia de vincularse con la parte académica para incorporar la tecnología y mejorar la calidad de la hilatura

María Abdala Zolezzi, referente de tejidos de diseño, y diseñadora que exporta a Japón, aportó su experiencia en el trabajo con mohair y destacó la herramienta “Exporta Simple”, extendida desde el gobierno nacional y que facilita la logística para hacer envíos a cualquier país del mundo, sin necesidad de registrarse como exportador ni hacer trámites.

“Yo hice tu ropa”, la campaña que busca más transparencia en la industria textil

Fuente: Clarín ~ La propuesta de la ONG Fashion Revolution para cambiar las reglas en la cadena de producción de la moda.

La mayoría de las prendas que elegimos y usamos  -no importa la marca o el rango de precios- está hecha en serie o a escalas inmensas. ¿Quiénes están en  la cadena de producción? y ¿cuáles son las condiciones de trabajo en cada eslabón?

Uno de los casos extremos que responde a estas preguntas ocurrió en 2013 con un terrible derrumbe en Bangladesh de un edificio que contenía varias fábricas textiles y donde murieron 1.128 personas.

Esto impulsó a la ONG Fashion Revolution, con sede en más de 100 países, a exigir mayor transparencia en los procesos industriales y a fomentar la visibilización de los hashtags #YoHiceTuRopa o #QuienHizoTuRopa.

“Sin denuncias, boicots ni mensajes contra las cadenas masivas, buscamos generar conciencia, y que los consumidores entiendan el impacto de la realización de cada artículo”, explica la diseñadora de indumentaria Paula Aguirre, voluntaria a cargo de la sede argentina de Fashion Revolution. Además, junto a su hermana Mariángeles, lleva adelanta la firma Therapy Recycle & Exorcise,  un emprendimiento especializado en ropa hecha a partir de descartes y prendas de segunda mano o vintage, que cuenta con puntos de venta en Argentina, Berlín y Holanda.

“La propuesta de Fashion Revolution es que los fabricantes y diseñadores muestren su cadena de valor y que los consumidores tomen el hábito de preguntar y preguntarse qué y quiénes están detrás de la ropa que usan”, explica Marianela Balbi, diseñadora de indumentaria y a cargo de Cuarto Colorado, una marca de pilotos y demás accesorios para lluvia. El diferencial de Cuarto Colorado: los estampados originales y coloridos y la confección en pequeños talleres.

“Therapy Recycle & Exorcise”, de Mariángeles y Paula Aguirre, crea nuevas prendas a partir de prendas en desuso.

Marcas que marcan
Existe una gran cantidad de opciones alineadas con estos conceptos y todas coinciden en ciertas pautas fundamentales.

Un punto en común es que haya un pago justo entre las partes. Sobre todo, en la instancia de confección, que es el sector con retribuciones más bajas y que, de acuerdo a los datos obtenidos por Aguirre, emplea en un 80 por ciento a mujeres.

Marianela Balbi, diseñadora de indumentaria y una de las seguidoras de esta tendencia.
“Los oficios relacionados con la costura son hermosos. Pero muchas veces se dan, en las sombras, condiciones de explotación o trabajo infantil. Los diseñadores no queremos eso. Yo trabajo con los mismos talleres desde hace mucho tiempo. Veo sus dificultades y también, los logros que obtienen con sus tareas”, puntualiza la emprendedora independiente, Paula Liarte. Después de formar parte de una empresa de renombre, Liarte decidió lanzar su propia línea. “Darle el toque personal y el tiempo de confección a cada prenda, me permitió lograr identidad en mis productos y seguir adelante”, reflexiona.

Otro requerimiento es que los emprendedores o diseñadores abran sus espacios o talleres y muestren en las redes sociales o distintos medios el desarrollo de sus productos. “Tenemos que ser transparentes, visibilizar a quienes intervienen en cada artículo. Contar nuestra historia con alegría dignifica nuestra labor”, dice Balbi.

La traba difícil de sortear está en los costos. Aunque, “al ir para atrás en el circuito, se puede comprobar que alguien está pagando ese precio final tan bajo”, infiere, rotunda, Aguirre.

Compras bien pensadas
La siguiente arista vendrá del lado del consumidor. “Tenemos que cambiar nuestro enfoque. Dejar de pensar que lo de afuera es mejor o que la ropa es descartable. En Argentina, hoy hay emprendedores muy competitivos”, sugiere Jesica Pullo, diseñadora de indumentaria y voluntaria de la sede local de Fashion Revolution. Las carteras y accesorios de su marca, Biotico, están hechos con descartes y en la confección participan hombres y mujeres miembros de la Asociación Laboral para Adultos con Discapacidad Intelectual (ALPAD).

El volumen de prendas producidas es otro indicador de confianza. “Los talleres clandestinos trabajan con volúmenes grandes de producción. En cambio, los emprendedores hacemos tiradas muy chicas”, distingue Pullo.

También, “involucrarnos, preguntarles a las vendedoras el origen de la marca, mirar las etiquetas y buscar los hashtags #yohiceturopa, #modasostenible, #fashionrevolution, #pagojusto o #comerciojusto. Apoyar nuestra industria textil es súper importante, ya que genera muchísimo empleo”, agrega Balbi. El circuito de ferias y showrooms son buenos espacios para dar con este tipo de iniciativas.

“Abrir el placar y saber que lo que vayas a usar contribuirá a una sociedad mejor, reconforta y es lo que nos hace lindas. Eso es estar a la moda para mí”, finaliza Balbi.

Pacto global de la moda. Qué empresas firmaron por la sustentabilidad en el G7

Fuente: La Nación ~ Desde Chanel hasta Hérmes, pasando por Carrefour, Zara y Adidas, las marcas de la moda que impulsan un compromiso mayor con el medioambiente en el proyecto que llevó a la cumbre François-Henri Pinault, líder del grupo de lujo Kering

La cumbre del G7 en Biarritz tuvo su prólogo en línea con la creciente preocupación global por la sustentabilidad y el ámbito de la moda -una de las industrias más contaminantes del planeta- no quedó afuera de la agenda.

En un hecho sin precedentes, 32 empresas líderes de la moda y la industria textil -entre las que se encuentran desde grupos de lujo hasta firmas deportivas y empresas asociadas al f ast fashion- adhirieron a un pacto (Fashion Pact) por el cual expresan su compromiso con el clima, la biodiversidad y los océanos.

El documento, que plantea objetivos prácticos compartidos que se proponen “limitar el calentamiento global, restaurar la biodiversidad y proteger los océanos”, fue entregado el viernes pasado al presidente francés Emmanuel Macron en el Palacio Eliseo para ser elevado a los jefes de Estado durante la reunión del G7 en Biarritz. El mandatario recibió a los 32 representantes de la moda junto al ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire; el ministro de Trabajo, Muriel Pénicaud, y el viceministro de Transición Ecológica y Solidaria, Brune Poirson.

Quien estuvo al frente de la iniciativa fue François-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de Kering, de acuerdo al compromiso que asumió en abril de este año cuando le asignaron la misión de reunir a los principales actores de las industrias de la moda y textiles con el fin de establecer lineamientos comunes para reducir el impacto ambiental.

Esta iniciativa alcanzó un amplio espectro al lograr reunir empresas como Zara -que forma parte de Inditex- y H&M con categorías de lujo de la talla de Prada o Louis Vuitton -del grupo Kering-.

Se espera que muchas más se sumen al compromiso. Hasta el momento, las firmas que adhirieron al pacto presentado son (en orden alfabético): Adidas, Bestseller, Burberry, Capri Holdings Limited, Carrefour, Chanel, Ermenegildo Zegna, Everybody & Everyone, Fashion3, Fung Group, Galerías Lafayette, GAP, Giorgio Armani, H&M, Hérmes, Inditex, Karl Lagerfeld, Kering, La Redoute, Matchesfashion.com, Moncler, Nike, Nordstrom, Prada, Puma, PVH, Ralph Lauren, Ruyi, Salvatore Ferragamo, Selfridges, Stella McCartney y Tapestry.

La carteras argentinas de lujo que usa Ivanka Trump y compiten con Hermes y Prada

Fuente: La Nación ~  Las carteras tienen un valor de entre US$900 y US$4300

“Estas son las carteras por las que me escribe Laura Busch. Ella es una de mis clientas más importantes”, dice con total naturalidad Daniela Ortiz. Estamos sentadas en su local de Worth Ave, la avenida más emblemática de Palm Beach. Justo frente a Tiffany y Chanel. Las paredes blancas impolutas lucen coloridas carteras del mejor cuero argentino. También hay joyas de cuero con cristales de Swarosky. A esta ciudad soleada llega del norte la alta sociedad en el invierno.

Pero su historia arrancó casi por casualidad, o “por amor”, añade Daniela con su enorme sonrisa. Egresada de Relaciones Públicas en Buenos Aires, la contrató la universidad Nova Southeastern, por lo que se asentó en Miami. Su tarea era obtener donaciones de empresarios norteamericanos para ampliar la casa de estudios. Pero en un viaje a la Argentina, una noche conoció a Alfredo Ortiz Baeza y 11 meses después se estaban casando. Alfredo necesitaba crear un negocio en los Estados Unidos para desembarcar con ella. Pensó importar muebles italianos, hizo ropa para hospitales, pero un día Daniela le contó que en las reuniones de entidades benéficas que frecuentaba por trabajo, todas las damas de la alta sociedad le halagaban sus carteras. Incluso le pedían que le trajera de su próximo viaje a la Argentina.

Con el dinero de los regalos de casamiento y US$5000 que Ortiz Baeza tenía ahorrados hicieron su primera mini colección, que llamaron Daniella Ortiz. Un amigo les prestó la parte de abajo de su casa en Fort Lauderdale y allí empezaron con un pequeño showroom que atendían solo con cita. “Hicimos nuestro lanzamiento con 20 mujeres que conocía de la universidad y vendimos 40.000 dólares. Ahí nos dimos cuenta de que el producto podía funcionar”, recuerda.

Sobre una pared del local están las carteras de pieles exóticas: cocodrilo, lagarto, avestruz y mantarraya. “Están súper bien los precios -cuenta- y las clientas lo saben. Cada una va de los US$900 hasta los US$4300. Por eso, hay quienes compran varias a la vez. Una cartera que acá sale US$4300, en Hermes cuesta US$55.000. La misma calidad, solo que no es Hermes, claro”, recuerda Daniela.

El 50% de sus ventas provienen de las carteras de pieles exóticas y el otro 50% son las de cuero, confeccionadas completamente con calidad clase A, la mejor. “Algunos diseñadores, por ejemplo, fabrican adelante con clase A, atrás con B, laterales con G, y lo hacen en China. Nosotros fabricamos todo en la Argentina y usamos de las curtiembres solo lo mejor. Producir nuestras carteras es caro”, explica. Hoy Daniella Ortiz invierte US$500.000 en la Argentina por cada temporada.

Las de cuero son más fáciles de vender porque son más “económicas”. Van de US$300 a US$600. “Por ese valor te compras una cartera Michael Kors y nada que ver la calidad. La gente lo sabe”, insiste. Michael Kors es otro de sus vecinos con vidriera en Worth Ave.

En la mesa ratona se exponen revistas de la alta sociedad de Palm Beach. Aquellos que tienen jet privado o yate. Por su tienda pasa el 65% de las figuras sociales que llegan a estas playas. Pero casualmente durante una hora de charla al local no entra nadie. Es temporada baja y es ahora cuando Daniela recorre el país en eventos privados: Nueva York, Chicago, Washington, Colorado. Visita 62 shows en el año adonde acarrea sus productos y prepara cuidadosamente su muestra. En cambio de noviembre a marzo su local late a todo ritmo. Ahí es donde esa boca al público hace entre el 80 a 85% de sus ventas. En Orlando también tiene un local en el lobby del hotel Waldorf Astoria. Y sueña con abrir en Madison Ave, en Nueva York, y Rodeo Drive, en Beverly Hills.

“Los diseños los hacemos nosotros dos con un equipo de diseñadores en la Argentina. Solemos llevar la idea inicial, pero después definimos con ellos el producto final.

Entre sus clientas hay nombres fuera del conocimiento de cualquier mortal, como Lois Pope, una de las figuras sociales más conocidas de Palm Beach, filántropa de la Universidad de Miami. O Michele Kessler, esposa de un magnate del rubro de las tarjetas de crédito, que le pidió que le hiciera la muestra de las carteras en su mansión, y le entregó un cheque por muchas de ellas que aún hoy guarda en un cuadrito.

Y también historias increíbles, de esos recuerdos que quedan cuando se emprende a pulmón. “Empezamos este negocio con Alfredo y no éramos nadie pero dábamos la imagen que teníamos la super marca. Recién arrancábamos cuando nos invitaron a un evento en la isla privada de Fisher Island. Usamos todo nuestro dinero para stockearnosestoquearnos, teníamos tanta mercancía que Alfredo alquiló un camioncito de mudanzas para trasladar todo. Llegamos bien temprano, y teníamos contratado el lugar con un catering para que le diera champagne y algo más a quienes se acercaran. ¡Pero no teníamos dinero para pagarlo! Nos jugamos a que venderíamos carteras. Nos vestimos impecable y atendimos nuestro stand. Fue increíble, vendimos 65.000 dólares en tres horas. No lo podíamos creer”, cuenta. Lo gracioso es que cuando terminó el evento, Ortiz Baeza, aquel empresario elegante, debía manejar el camioncito con el sobrante de stock, y subirse al ferry de vuelta con el resto de los invitados. Entonces le pidió a un amigo que había ido a ayudarlo que manejara, y él volvió escondido en la caja del camión.

Con el incremento de las ventas y clientas, cuatro años después abrieron su local en Worth Ave. Con el dinero para pagar los primeros dos meses, apostaron todo una vez más para posicionarse con una boca al público. La alta sociedad le levantó el pulgar.

Su fórmula para ingresar en el circuito más alto fue donando carteras para las entidades de beneficencia. “Se nos ocurrió empezar a donarlas para eventos en los que se recaudan fondos como la Cruz Roja, Cancer, Leucemia y linfoma, Boys and Girls club, entre otras. Si les dono una cartera de US$ 600, ellos pueden recolectar eso o más porque en las subastas, como lo pueden debitar de impuestos porque son donaciones, a veces el valor llega por encima del retail. Es publicidad pero además me causa satisfacción”, asegura. La firma dona unas 50 carteras al año.

A partir de ahí le ofrecieron poner stands en desfiles y eventos privados, donando a las entidades de caridad una porción de sus ventas. También estuvo presente un año en Saks Fifth Avenue y Bloomingdales. El nombre se hizo cada vez más conocido. Hoy, Melania e Ivanka Trump tienen las carteras de cuero argentino. “Ivanka es super humilde, tiene un par de carteras nuestras”, menciona al pasar Daniela.

El próximo paso será inyectarle capital a la venta online. Para ello Ortiz Baeza contrató una empresa argentina que hará el social media y rediseñará la página web. Además en diciembre está lanzando otra marca en conjunto con fabricantes argentinos, “son de fierro y quisiera que se abran a un mercado más estable”, cuenta. La nueva marca tendrá al principio venta netamente online.

“Sabemos que hemos logrado una pequeña porción de todo lo que se puede llegar a hacer. Tenemos que seguir trabajando”, concluyen. Saben que aunque jueguen en primera liga, siguen siendo pequeños. Solamente la marca Coach, líder americano en el rubro, factura US$ 4.300 millones, por lejos mucho más que todo el mercado argentino.

Prendas teñidas con yerba y algodón sin agrotóxicos: una apuesta a la moda sostenible

Fuente: Telam ~ Son mecanismos que emplean diseñadores argentinos de indumentaria que buscan llevar la naturaleza en el vestir.

Teñir prendas con yerba mate o piel de palta, usar algodones libres de agrotóxicos y limitar el stock de acuerdo a pedidos para contribuir al consumo responsable son mecanismos que emplean diseñadores argentinos de indumentaria, que buscan llevar la naturaleza en el vestir bajo el concepto de moda sostenible.

Desde la selección de los materiales hasta el método de venta y consumo forman parte de este proceso artesanal que desarrollan en sus colecciones los diseñadores argentinos Carla Andrea Escalera y Mauro Pesoa, ganadores de la quinta edición de Autores de Moda BA, en el marco de la Semana de la Moda.

Se trata de un ciclo abierto a todo público, que se extenderá hasta el 31 de agosto en la ciudad de Buenos Aires, para ofrecer una variada oferta de actividades gratuitas vinculadas con el ecosistema de la moda, la cadena de valor y el diseño de indumentaria.