¿Querés saber cómo resolver las problemáticas que se te presentan a diario en tu comercio?

 Zoo Logic el líder en sistemas de gestión para puntos de ventas, puede ayudarte con este dilema.  Este mes estará presente en EMITEX, ofreciendo sus soluciones tecnológicas desde el 9 al 11 de abril. Además, el día miércoles 10 de abril a las 19 hsdictaránuna charla sobre las Problemáticas en la Gestión de los Comercios y cómo resolverlas. No dejes de anotarte y aprovechá para consultar y conocer las soluciones que ofrecen los sistemas de gestión a los problemas típicos de los comercios.

Para más información podés visitarlos en el stand 3F-60, y enterarte sobre las novedosas funcionalidades de Dragonfish Color y Talle y Lince Indumentaria, las ventajas de herramienta cloudcomputing zNube y las aplicaciones Factura zMobile y Stock y Precios zMobile. También se expondrán las integraciones de los sistemas con Mercado Libre, QR y Mercado Pago Point.

Integraciones: La clave del éxito para la gestión de los negocios

Fuente: Prensa Zoologic ~ Durante 2019, Zoo Logic continúa incorporando tecnologías para mejorar el trabajo de sus clientes. Suma a Dragonfish Color y Talle, el sistema de gestión líder en el rubro indumentaria, nuevos desarrollos que amplían las ventajas del software de escritorio.

El avance de la tecnología de los últimos tiempos nos permite conectar sistemas con aplicaciones y funcionalidades de otros programas y así poder integrar dos o más procesos de nuestros negocios con muy poco esfuerzo. Este es el caso de las REST API (RepresentationalState Transfer- Transferencia de Estado Representacional) que,hoy en día es clave para el desarrollo de servicios de aplicaciones. REST surge como respuesta a una estandarización para tener protocolos de intercambio y manipulación de datos en los servicios de internet. Este resultado cambió por completo el desarrollo de software.  En la actualidad no existe proyecto o aplicación que no disponga de una REST API.

Esto posibilitó que, desde hace ya varios años, Zoo Logic consolide numerosas alianzas estratégicas con distintas empresas de tecnología e innovación para llevar a sus clientes herramientas que faciliten su tarea diaria, ahorrando tiempo y dinero, y agreguen valor a sus productos. Desde el 2018, los comercios pueden disfrutar de la integración con Mercado Pago para sumar la forma depago con el dispositivo “Point”.

Gracias a la colaboración conjunta, los clientes de Zoo Logic tienen la opción de cobrar a través del lector de tarjetas con todos los beneficios de cuotas y bancos asociados. Y los usuarios de Mercado Pago podrán incorporar a su estrategia de negocio a Dragonfish Color y Talle, el sistema líder de gestión para puntos de venta, y contar con las ventajas del manejo de stock, facturación, control de inventarios, gestión de compras, contabilidad, y otras múltiples funcionalidades. Es decir que tanto quienes posean el sistema Lince Indumentaria como Dragonfish Color y Talle, podrán disfrutar de este beneficio que mejora la experiencia de compra de sus clientes.

Este añojunto a Mercado Pago, se lanzará la posibilidad de pagar a través del sistema QR. “Los usuarios de las Apps de Mercado Libre y Mercado Pago podrán abonar en las tiendas que posean nuestro sistema y tengan habilitado esta opción. Asimismo,nuestros clientes recibirán el dinero en sus cuentas de Mercado Pago al instante” comenta el gerente comercial de la compañía, Sergio Boghossian quien explica la simplicidad del proceso: “al momento de realizar la factura, se selecciona ‘pago electrónico’, la persona escanea el código QR, confirma el pago y listo, así de simple.”

Todas estas integraciones se suman a la lista de productos que se unen con los sistemas de Zoo Logic y les posibilitan a sus clientes reducir tiempos de trabajo, aumentar sus ingresos y optimizar su gestión.

Zoo Logic refuerza las estrategias de negocio de sus clientes ofreciendo más funcionalidades que ayuden a aumentar sus ventas, y mejorar la experiencia de compra del cliente final. Para más información acerca los servicios vinculados a los sistemas de gestión ingrese en www.zoologic.com.ar/integraciones

Una revolución en el vestuario: los algoritmos copan la venta de ropa

Fuente: La Nación ~ Con un modelo radicalmente basado en el procesamiento de datos y la inteligencia artifcial, la marca online Stitch Fix está reinventando el comercio minorista de indumentaria en los Estados Unidos

Mientras trabajaba en su doctorado en astrofísica, Chris Moody utilizó supercomputadoras para simular cómo chocan las galaxias. Cerca de un año más tarde
comenzó a hablar con algunos amigos dedicados también a la ciencia de datos que estaban empleados en una startup llamada Stitch Fix, un servicio de comercio electrónico que hacía delivery de cajas con varios ítems de ropa y accesorios de moda que la gente puede comprar o devolver, lo que se conoce como “fixes” (arreglos) usando una mezcla de curación algorítmica y humana.

Moody quedó absorto. “¿Qué están haciendo en una empresa de ropa?”, recuerda haber preguntado. Pero la respuesta que recibió le incendió el cerebro. ¿Cómo se hace para enviar ropa que les encante a las clientas y que les vaya perfecta sin que se midan o vean el inventario? Pronto comenzó a intentar conseguir un empleo en la empresa. “Cuando hacía las entrevistas pensaba: este es un lugar en el que voy a estar pensando continuamente en estas cosas en la ducha, al acostarme, al despertarme por la mañana”.

Finalmente, ingresó a la empresa en enero de 2015 y hoy sigue obsesionado. Frustrado por el hecho de que la compañía solo recibía opiniones de las clientas sobre los cinco ítems enviados en cada caja, en 2017 diseño un recurso llamado Style Shuffle, que permite a las clientas calificar un conjunto de imágenes de ropa cada día. Una especie de Tinder de ropa, el recurso estuvo disponible desde marzo en la app De Stitch Fix para iOS, y se ha demostrado enfermizamente adictiva. No solo entrena el algoritmo de la compañía para entender holísticamente el estilo personal de la clienta, sino que además
hace que las clientas vuelvan a la app y las interesa en el inventario de Stitch Fix. Más del 75% de las 2,9 millones de clientas de Stitch Fix la han usado, lo que ha aportado a la compañía más de 1000 millones de calificaciones. Style Shuffle ha mejorado enormemente la capacidad de la compañía de personalizar sus ofertas y ha aumentado los pedidos. “Los problemas de esto son extremadamente interesantes”, asegura Moody, vestido con una camisa de cuello Nehru.

Stitch Fix está usando su manejo de datos en todos los aspectos de su negocio para reinventar la industria de la ropa en los Estados Unidos, un negocio valuado en US$334.000 millones. Para los consumidores está resolviendo el problema del descubrimiento, exacerbado por la interminable catarata de productos online, donde se vende ahora más de un cuarto de la ropa.

“Hay todas estas cosas hermosas -dice Katrina Lake, CEO de Stitch Fix, sentada en una sala de reuniones con forma de pecera en su sede de San Francisco en el otoño boreal pasado-, pero la realidad es que solo un subconjunto de cosas son adecuadas para mí”. Al solicitar la opinión de millones de clientes y medir con precisión cada aspecto de la ropa que vende, de más de 1000 marcas más sus propios sellos, Stitch Fix puede ofrecer estilo personal a escala, ampliando el mercado al consumidor promedio, que actualmente paga a la compañía un promedio de US$55 por ítem para evitar el dolor de cabeza de hacer las compras.

Stitch Fix también está llevando la innovación a los proveedores. Las marcas con las que trabaja -incluyendo Kate Spade, Karl Lagerfeld París, Sam Edelman, John Varvatos, Toms y Rebecca Minkoff- obtienen así no solo un vehículo para llevar mercadería directamente a las manos de nuevas clientas, sino también un tesoro de informes sin precedente sobre el mercado. Stitch Fix ofrece a las marcas una alternativa a las tiendas de departamentos declinantes, las cadenas dedicadas a determinadas especialidades o las ofertas a lo Amazon donde tienen que vender el alma, convirtiéndose a la vez en el lugar donde mejorar su estilo, no importa donde se vendan sus prendas.

Cuando Lake llevó a Stitch Fix a cotizar en bolsa en noviembre de 2017 a la edad de 34 años no solo era la fundadora mujer más joven en encabezar un lanzamiento inicial de acciones, sino que también estuvo en el podio de Nasdaq con su bebé en brazos. La compañía se ha expandido de vender exclusivamente ropa de mujer a ropa para hombres, para chicos, tamaños grandes y cosas básicas como ropa interior, y se lanzará en el Reino Unido este año. Stitch Fix ha sido rentable desde fines de 2014. Generó US$1200 millones en el año fiscal 2018 con ganancias de US$45 millones y recaudó US$366 millones en el primer trimestre de 2019. La compañía también registró su tasa más alta de ítems comprados por contacto entre las clientas mujeres en su más reciente declaración de ingresos, lo que indica que toda esa ciencia de datos y personalización está dando réditos.

Pese a todo este impulso sostenido, las acciones de Stitch Fix se han mostrado volátiles, llegando a su pico a mediados de septiembre cuando los inversores valuaron al compañía en US$5100 millones antes de caer dos tercios, a su precio de lanzamiento, en tres meses, luego volviendo a subir en enero. Los inversores y analistas no parecen apreciar lo que hace funcionar la compañía. Mientras que los datos han adquirido una imagen perniciosa en manos de Google y Facebook, en el contexto de Stitch Fix, la cuestión principal es que “datos” ha sido desprovisto de todo significado de tecnología. “Hay tal exceso de uso de clichés de Silicon Valley que creo que cuando mucha gente oye decir a Stitch Fix ?ciencia de datos’ o ?IA’ o ?aprendizaje de las máquinas’ cree que se dice porque sí”, dice Bill Gurley, miembro del directorio de Stitch Fix y uno de los capitalistas de riesgo que apostaron tempranamente a la compañía. “Algunos pueden pensar que simplemente ponemos cosas en una bolsa y se las mandamos”.

Los algoritmos guían cada movida de Stitch Fix. Hay uno para anticipar las necesidades de compra y recompra, lo que permite a la compañía saber, por ejemplo, que va a necesitar renovar su inventario de los talles 12 y 14 de un estilo particular de jeans. Otro algoritmo asigna cada entrega a uno de cinco depósitos y otro establece el camino más eficiente que debe recorrer un trabajador de un depósito armando los pedidos de varios clientes a la vez. Stitch Fix también requiere eficiencia de sus clientes, que tienen que decidir qué comprar en un plazo de tres días. El tiempo de giro acelerado combinado con las compras algorítmicas permite a Stitch Fix hacer seis veces al año el recambio de su inventario en vez de cuatro, como las tiendas de departamentos.

El directorio de Stitch Fix es femenino en más del 60% y su personal de tecnología es un 35% mujeres, lo que aún no da paridad de género, pero es mucho mejor que el promedio de la industria y sin cuotas de contratación. Se informa a los entrevistados que la compañía valora a la gente “brillante” más que a los puramente leídos y a la gente “buena” más que a la amable. Durante el proceso de solicitud de ingreso, en vez de tener solo que resolver un problema técnico a los candidatos se los hace trabajar junto a un empleado no técnico de estilo o merchandising para colaborar, lo que hace que se distingan rápidamente los solicitantes inventivos.

Lake también insiste en promover el equilibrio entre trabajo y descanso. Lo más notorio es que ofrece 16 semanas de licencia por paternidad a todos los empleados que tengan hijos a cargo, ya sea que trabajen en ciencia de datos o en un depósito. Nunca se le ocurrió a Lake crear un sistema de castas con beneficios desparejos para distintos tipos de trabajadores, cosa que es prevaleciente en muchas compañías tecnológicas.

Hace unos meses se tomó las 16 semanas completas luego del nacimiento de su segundo hijo, en noviembre. “Hubo un tiempo, hace años, en el que me hubiera sentido un poco más incómoda tomándome licencia”, dice. “Tenemos muchas mujeres en Stitch Fix que están criando sus familias y haciendo un gran trabajo aquí. Poder tomarse licencia es lo adecuado para la familia. También es lo correcto para el trabajo para poder volver y estar concentrada y entusiasmada”.

Mike Smith, el jefe operativo de Stitch Fix, encabezó la llamada a los inversores por ganancias en diciembre. Lake difundió fotos de su bebé por Instagram durante todo el mes y una foto de la torta de su cumpleaños 36 en Navidad. “La realidad es que mi equipo está fuerte y todo va a salir bien”, asegura en un tono alegre, que suena como si lo creyera de verdad. Porque no se trata solo de ella o Stitch Fix. “No voy a ser la última que esté embarazada siendo CEO de una compañía que cotiza en bolsa”.

La sexta edición del Hot Sale en Argentina ya tiene fecha y se esperan más de 6.000 ofertas

Fuente: IProfesional ~ La Cámara Argentina de Comercio Electrónico confirmó que la edición de e-commerce que reúne a las tiendas online se realizará del 13 al 15 de mayo

Tras celebrar la primera acción de Argentina en 2014, y consolidada como una de las campañas nacionales de venta online más importantes del país, la nueva edición del Hot Sale ya tiene fecha.

La Cámara Argentina de Comercio Electrónico (Cace) confirmó que esta estrategia de e-commerce que reúne a las principales tiendas online se lleva

Según detalla en su portal oficial, el lunes 25 de febrero se realizó el envío de la propuesta comercial de la iniciativa y se inició la etapa de contrataciones. Tras su lanzamiento y en la previa, la entidad realizará dos instancias más de webiners para capacitar a todos los interesados en participar del evento.

En su última edición, el evento alcanzó una facturación de $6.170 millones a través de más de 1,9 millones de órdenes de compra. Datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) revelan que este resultado representó un alza del 79 % con respecto a la edición 2017 en términos de facturación.

En 2018, el Hot Sale contó con la participación de más de 450 empresas y 6.000 ofertas, una cifra que se espera sea rebasada en esta nueva edición 2019.

¿Por qué hay que usar corpiños inteligentes para hacer deportes?

Fuente: La Nación ~ Fueron los olvidados de las innovaciones tecnológicas de la indumentaria deportiva por mucho tiempo. Hasta ahora. Y la razón es que varias de las marcas más reconocidas del mercado comenzaron a concientizar sobre la importancia de usar el sostén o brasier -también llamado bra- correcto al momento de hacer deporte. ¿Por qué? Así como no es lo mismo usar cualquier tipo de zapatilla para hacer running porque puede traer problemas al pisar y posteriormente dolores en las rodillas, cintura y espalda, tampoco se puede hacer deporte con cualquier tipo de top o corpiño. Simplemente porque esto puede traer problemas fisiológicos e incluso a hacer que nuestra performance deportiva disminuya.

“No todas las mujeres utilizan un bra para hacer deporte, quizás usan un corpiño normal y no tienen conciencia sobre cómo esto puede estar afectando a su cuerpo”, señala María Cecilia Candia, licenciada en psicología y responsable en capacitación en Adidas Argentina. Un estudio que realizó en 2017 la Universidad de Portsmouth arrojó cifras para tener en cuenta: un 64% de las mujeres experimenta incomodidades en el busto durante la práctica de ejercicio. El 80% no sabe cuál es su talle de bra o usa uno que le queda incómodo porque es chico, es grande o se estira luego del uso. Un ajuste adecuado puede reducir el dolor producido por el movimiento del busto en un 73%.

El uso de un corpiño o top normal solo reduce el movimiento del busto en un 23%. Y, dependiendo del tamaño, los senos pueden moverse hasta 21 cm durante el ejercicio. “La glándula mamaria es unos de los órganos de mayor movilidad y con escasos elementos de sujeción. El uso incorrecto de un corpiño deportivo podría ocasionar caída prematura de la glándula, lesiones en el ligamento de Cooper que une la glándula mamaria a la dermis y los tejidos entre sí”, cuenta la doctora Betina Llanes (MN 90.9089), jefa del servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Alemán.

Para Llanes es importante el uso de un sujetador adecuado para la práctica de cualquier deporte, sobre todo la talla correcta. A mayor impacto en el deporte, mayor deberá ser la sujeción en todos los planos alrededor del busto, arriba, abajo y en los laterales, para evitar el movimiento excesivo
de las mamas y provocar caída prematura de la glándula y lesiones irreversibles en los ligamentos.

Si una mujer practica running, que es un deporte de impacto, no utilizar un corpiño o bra con un buen ajuste supone dolor, lo que puede derivar en una mala posición del cuerpo. “Puede que al correr nos estemos sosteniendo los pechos y eso hace que no usemos los brazos para lo que tenemos que usarlos al correr o también pasa que nos encorvamos hacia delante para que no nos duela la espalda, todo eso trae consecuencias en nuestra performance y en el organismo”, aclara Candia. Para Viviana Echevarría, manager de Running & Training en Reebok Argentina, durante mucho tiempo la consumidora se sintió insatisfecha con las propuestas de tops deportivos en el mercado.

“No se llevaba a cabo ningún tipo de avance tecnológico que incluyera estudios en profundidad por parte de la industria”, añade. Según explica, los principales factores que causan incomodidades en la mujer a la hora de realizar actividad física, ya sea de alta y baja intensidad, son las partes adicionales, pesadas y abultadas como ganchos, cierres, almohadillas de espuma, capas extra de tela, varillas o tiras regulables, además
de la poca capacidad de soporte y ajuste.

Raúl Alejandro Supital, docente de biomecánica y anatomía funcional de la Fundación Barceló, explica que es indispensable elegir el talle correcto porque un talle grande se traduce en la falta de sujeción necesaria, mientras que un talle chico puede afectar la capacidad respiratoria y consecuentemente el rendimiento deportivo. “Respecto al material, hay que evitar aquellos que tienen mucha Lycra pueden traer lesiones en la piel como irritación, micosis y otros problemas dermatológicos”.

Las marcas fueron desarrollando tecnologías para lograr una mayor protección y comodidad. Por lo general, los bra deportivos se clasifican en tres categorías: para deportes de bajo, medio y alto impacto. Las características suelen variar entre unos y otros, los de soporte bajo se utilizan para actividades como yoga, pilates, tai chi o caminatas; los de medio para bicicleta, rollers y los de alto para running, aerobics, crossfit y entrenamiento funcional. Lo principal a observar es la capacidad del bra de aislar y darle contención a cada pecho, la buena sujeción que da la banda inferior que se
pega al cuerpo e impide que la prenda se mueva y la presencia de tiras que puedan regularse.

Reebok desarrolló un sostén que se adapta a los distintos tipos de entrenamiento gracias a la tecnología motion sense. Se trata de un tejido de alto rendimiento compuesto por una solución gelatinosa llamada STF (fluido espesante traslúcido), que se mantiene en estado líquido mientras está estático y se solidifica a medida que avanza el movimiento hasta alcanzar el ajuste necesario. El tejido se adapta al deporte que la mujer realice; la prenda no tiene costuras y suma perforaciones en el pecho y la espalda para evaporar la transpiración.

Mientras que Adidas propone tres tipos de bra, uno de compresión ligera, acolchado y con tiras ajustables; otro de soporte medio con alto ajuste al cuerpo, tiene opción de acolchado o no y tiras fijas. Y el de alto soporte que viene con copas encapsuladas para individualizar y sostener cada uno de los pechos de manera de reducir el movimiento al máximo; en esta prenda el 80% de soporte lo hace la banda inferior, que tiene ranuras que se pegan bien al cuerpo. Las tiras reducen el rebote y tienen ganchos ajustables, también pueden cruzarse para maximizar el ajuste.

Por su parte, Nike también tiene tres modelos de bra deportivos con tecnología que protege contra el movimiento y el rebote. El de soporte liviano viene con tiras ajustables, con una malla que facilita el movimiento y se aconseja para yoga, spinning, danza o pilates. El medio cuenta con una banda inferior que lo hace más firme y confortable, ajusta y controla el rebote. Se usa para entrenamiento funcional, running, baile o spinning. Por último, el de soporte alto viene con una banda elástica, un cierre gancho y tiras regulables a la vez que sus tazas reducen el movimiento. Está indicado para entrenamientos de alta intensidad como tenis o crosfit.

Moda verde: usan tecnología molecular para producir ropa que repele manchas y olores

Fuente: Perfil ~ Las start-ups por lo general crean un producto, encuentran proveedores y luego lo venden. En lugar de eso, Kasper Brandi Petersen se saltó el primer paso y aprovechó su experiencia en la gigante naviera Maersk para contribuir a hacer algo más sostenible la industria de la moda, que tiene una creciente tendencia a lo descartable.

Nick Rigillo y Christian Wienberg La popularidad de sus prendas se inscribe en una ola de crecientes críticas en Europa a la cultura de la “fast fashion” que alienta el excesivo consumo de ropa de corta vida útil.

El partido gobernante de México cerró un acuerdo de tarifas con bancos Netflix le robó el Director Ejecutivo a HBO Según Accenture, la industria petrolera debería aumentar las “inversiones verdes” Las start-ups por lo general crean un producto, encuentran proveedores y luego lo venden.

En lugar de eso, Kasper Brandi Petersen se saltó el primer paso y aprovechó su experiencia en la gigante naviera Maersk para contribuir a hacer algo más sostenible la industria de la moda, que tiene una creciente tendencia a lo descartable.

Labfresh, de Petersen, usa tecnología molecular para producir camisetas informales que repelen manchas y olores.

Quienes las probaron dicen que se las puede usar durante una semana y que siguen luciendo como nuevas a pesar de la transpiración y del vino tinto derramado. Como no hace falta lavarlas con tanta frecuencia como a las camisetas de algodón, se estima que durarán más.

“Para nosotros la sostenibilidad no pasa por el algodón orgánico sino por comprar 10 productos en lugar de 50”, dijo Petersen en una reciente entrevista telefónica desde Ámsterdam, donde dirige Labfresh junto con su novia holandesa Lotte Vink.

La popularidad de sus prendas se inscribe en una ola de crecientes críticas en Europa a la cultura de la “fast fashion” que alienta el excesivo consumo de ropa de corta vida útil. En el Reino Unido, los legisladores evalúan un impuesto especial para financiar el reciclaje y reducir las emisiones de gases de invernadero de la industria.

Como Nike La tecnología de Labfresh no es nueva ni exclusiva, pero no es tan común en Europa como en los Estados Unidos, donde se utilizan sobre todo materiales sintéticos. “Observamos que en el mercado había mucha tecnología que usaban marcas deportivas como Nike o Patagonia, pero que las marcas de moda se mostraban renuentes a utilizar”, dijo.

Petersen ingresó al sector de la moda con su primera startup, un comprador personal online llamado The Cloakroom, que vendió a Modomoto en 2016. La idea de su último emprendimiento llegó durante un fin de semana romántico en París en el verano (boreal) de 2016, cuando la pareja hizo un alto en sus paseos y degustaciones de vinos para visitar a algunos científicos locales.

“Habían creado una tecnología y un género asombrosos y nadie quería comprarlos”, dijo el dinamarqués, que tiene 33 años. Fue ahí donde a Peter le resultó útil su experiencia en el sector naviero. Al visitar centros logísticos en Nigeria, Omán o India como miembro de un programa de Maersk para graduados, Petersen se dio cuenta de que podía crear una cadena de suministro propia que contribuiría a darle una ventaja competitiva.

“Lo que más me enorgullece es el hecho de haber podido convencer a tantos eslabones de nuestra cadena de suministro de adaptarse a procesos de producción por completo nuevos”.

Petersen y su socia llevaron su nuevo emprendimiento al equivalente televisivo dinamarqués del británico “Dragon’s Den” y el estadounidense “Shark Tank”, donde obtuvieron una inversión de 600.000 coronas (US$91.000) del capitalista de riesgo más famoso de Dinamarca, Tommy Ahlers, a cambio de una participación de 15 por ciento en Labfresh.

Desde entonces, Ahlers se ha convertido en ministro del gobierno y ya no tiene un papel activo en la compañía. El año pasado Labfresh tuvo una pequeña ganancia, la primera de la carrera empresarial de Petersen, que dice que ahora apunta a un “crecimiento de al menos 200 por ciento” anual y a ventas de 10 millones de euros (US$11,3 millones) para 2020.

Las camisetas son caras -119 euros, en comparación con 99 euros de un equivalente básico Eton-, pero Petersen dice que las economías de escala pronto le permitirán bajar los precios un 20 por ciento.

Provocativa, diversa y real: la revolución de la moda

Fuente CIAI ~ Bye, bye a los estereotipos. La moda abandona su postura solemne y se anima a descontracturarse.

Los protocolos fashion cambiaron. Con una visión amplia y fresca, los diseñadores alteraron las reglas tradicionales de las pasarelas y las reemplazaron por lo que se ve en la calle, en la vida real. Modelos como Winnie Harlow, con vitiligo (ya en el 2014 Desigual la contrató para su campaña), no fue un fenómeno pasajero, este año desfiló para Hilfiger entre otros (aunque confesó en su Instagram que casi se baja del taxi, por los nervios). Brenna Huckaby, top model y campeona mundial de los Juegos Paralímpicos de snowboard, a quien le amputaron una pierna, se mostró en la pasarela de Sports Illustrated, en el Swim Week de Miami.

Cuando se apagan las luces y empieza el show, todo puede pasar. La diosa de 1.80 es excluyente para muchas firmas. Pero otras se lanzan a la aventura de dejar atrás el mundo binario: modelo hombre o mujer. En los castings ganan desde la chica de talla oversize, la trans y hasta los casos más sorprendentes como el de Rain Dove. Fue bombero y mujer de negocios. Aunque a esta chica de rasgos más bien masculinos no le gusta definir su género, reconoce que se adapta a posar como hombre o mujer según le convenga. “¡Que pena! Si hubiera sido hombre en el Titanic, me hubieran pagado tres veces más que a una mujer”, pregona desde su activismo en pos del “capitalismo de género”. (“Soy solo un ser humano”, suele decir). Su charla TED al respecto tuvo más de 200 mil reproducciones.

Así como Rain, muchos reconocen que sacan rédito de sus facciones andróginas para duplicar ganancias. La Maison Margiela también le tomó el gusto a esta tendencia, que se acerca más a lo que pasa en la calle, y exhibió la ropa femenina inclusive en los hombres (que desfilaron vestidos y faldas de manera masculina, sin travestirse). Muchos redoblaron la jugada. Durante la fiesta musulmana de Ramadán, en Arabia Saudita, como las mujeres tienen prohibido desfilar, Dolce & Gabbana exhibió sus carteras, por las pasarelas, colgadas de drones.

En Twitter fue trending topic como el “desfile fantasma”. Más clásica pero no menos creativa, Chanel nos llevó de vacaciones a la playa para exponer su colección en un escenario con agua, arena, espuma y hasta un parador. El Grand Palais se convirtió en una costa ficticia (y hasta se les advirtió a los presentes que llevaran calzado cómodo para sobrevivir al decorado). Mientras tanto, en el escenario urbano, Andreas Kronthaler para Vivienne Westwood reveló sus prendas en modelos que iban en skate.

Lil Miquela, la chica que no existe

La influencer con 1.4 millones de seguidores es una proyección. Lil viaja, se hace selfies, tiene novio, amigas y las marcas la aman.

El mundo de la moda en la era digital: ¿Por qué trabajar en la industria textil?

Los desafíos del diseño de indumentaria aumentarán con el paso de los años
  • El mundo de la moda no es inmune al efecto de las nuevas tecnologías, y quienes deciden formarse en él lo saben.
  • Estudiantes con interés por el diseño, la moda y la confección deben conocer la realidad que enfrenta el sector en la actualidad.
  • Existen nuevas profesiones de la moda por las que decantarse gracias a la tecnología, y algunas tradicionales que presentan una serie de cambios.

Nos encontramos en una época ideal para la innovación, donde las posibilidades tecnológicas permiten llevar la creatividad al máximo e incluso demandan ideas disruptivas que permitan impactar en el mercado. Por ello, las carreras creativas cobran un valor particular.

Un claro ejemplo de ello son las carreras vinculadas al mundo de la moda. Estudiar diseño de moda puede ser una forma de introducirse de lleno en un campo que combine tecnología con creatividad.

Los profesionales del campo de la moda se ocupan de analizar el comportamiento y las necesidades de los seres humanos, y crear prendas que se adapten a su estilo de vida, gustos, condicionantes económicos, etc. En la era de la tecnología, estos profesionales podrían dar un giro completo a su carrera y abandonar así ese carácter tradicional que durante años se ha atribuido a las carreras de moda.

El futuro del sector textil

Al analizar el futuro del sector textil existen dos grandes posturas. Por un lado, una que plantea una vuelta hacia los materiales naturales y la moda sustentable; por otro, una corriente que promueve la implicación de la tecnología en la creación de prendas y tejidos a forma en que esta permita personalizar de mayor forma los productos elaborados y optimizar su rendimiento.

De hecho, existen algunas prendas que implican el uso de tecnología revolucionaria. Un claro ejemplo de ello es el Graphene Dress, un vestido desarrollado por CuteCircuit y el National Graphene Institute de la Universidad de Manchester, que capta una serie de datos sobre quien lo utiliza y a partir de ello se modifica en tiempo real, cambiando su color para reflejar el estado de ánimo de la persona.

¿Trabajar en la industria textil?

Pensar en buscar un empleo en el sector considerando esta serie de cambios puede parecer arriesgado, pero lo cierto es que el mismo presentará más oportunidades que desafíos.

Aquellos estudiantes que:

  • Busquen una carrera en la que desarrollar su creatividad.
  • Consideren el emprendimiento como una posibilidad de cara al futuro.
  • Deseen generar un impacto con su trabajo.

Pueden encontrar en los estudios de moda el desafío perfecto para el futuro con el que sueñan. Sin embargo, este camino puede no ser sencillo, e implicar cambios rápidos del mercado a los que será necesario ajustarse.

Así es el plan para que Alibaba y Amazon revolucionen la forma en que firmas argentinas venden al mundo

Fuente: IProfesional ~ La Agencia de Inversiones cerró acuerdos con los dos gigantes del e-commerce para promover productos argentinos en Asia y Estados Unidos

“Las formalidades del comercio mundial están cambiando. Y el canal electrónico es el futuro. Para mí no es una alternativa más, es la gran solución para las Pymes y para la globalización”, afirmaba en su última presentación en Buenos Aires Jack Ma, el fundador de Alibaba Group, uno de los dos gigantes del e-commerce a nivel mundial.

Y esto, lejos de ser una tendencia cuyos efectos se verán recién a largo plazo, es algo palpable en la actualidad y que, incluso, lo están experimentando empresas y emprendedores de la Argentina.

Miel, langostinos, vinos, instrumental médico, indumentaria y otros productos con diferentes niveles de valor agregado conforman la oferta que pequeñas y medianas compañías hoy están comercializando en China, a través de Alibaba, o en Estados Unidos, de la mano del otro peso pesado del comercio electrónico: Amazon.

La estrategia de ofrecer productos a través de Internet y llegar de manera directa a compradores asiáticos o de América del Norte no es consecuencia de esfuerzos aislados.

Por detrás de estos casos de éxito, hay un plan que viene encarando la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI), que está trabajando con un grupo de empresas en sus diferentes programas orientados a utilizar las páginas de comercio electrónico como plataforma para exportar y generar negocios.

“Estamos llevando adelante tres iniciativas vinculadas con el e-commerce: una con Alibaba, otra con Amazon y una tercera, denominada Buy Argentina, que consiste en un portal mediante el cual las Pymes promocionan sus productos para generar contactos con compradores del exterior”, explica Juan Pablo Tripodi, presidente de la Agencia de Inversiones, a iProUp.

“Todos estos programas, que se complementan con un plan de apertura de hubs logísticos en diferentes puertos del mundo para facilitar la llegada de los productos y bajar los costos de exportación de las pequeñas y medianas firmas, tienen como finalidad potenciar la integración de Argentina con el mundo, apoyándose en el gran crecimiento del comercio electrónico a nivel global”, agrega el directivo.

Ambicioso acuerdo con Alibaba

Según datos provistos por la AAICI, en la actualidad, el 20% de las operaciones de compraventa en China se efectúan vía Internet.

De ese total, el 85% ya se realiza a través de smartphones. Y, el jugador número uno del gigante asiático es Alibaba y sus diferentes portales.

Para tener una noción del tamaño de la operación, durante el “Día del Soltero”, una celebración informal que se realiza cada año en el mes de noviembre, Alibaba registró una facturación de u$s30.000 millones en 24 horas, equivalente a lo que exporta la Argentina en todo un semestre.

En una primera etapa, la AAICI, junto con Wines of Argentina, firmaron un acuerdo con la compañía fundada por Jack Ma para crear una tienda oficial en Tmall, una de las plataformas más populares del grupo.

Finca las Moras (Grupo Trapiche), Luigi Bosca, Atamisque y El Porvenir de Cafayate, son algunas de las bodegas que hoy están presentes en Alibaba.

“Comenzamos enfocándonos en vinos, pero luego fuimos sumando otros productos frescos, como pescados, langostinos y calamares, que terminaron siendo las estrellas. También, estamos incorporando carne vacuna, especialmente cortes premium”, señala Tripodi.

En estos momentos, la Agencia está implementando un plan para que capacitadores de la compañía vengan a la Argentina y entrenen a Pymes que fueron previamente preseleccionadas para formar parte del programa Global Gold Supplier.

El objetivo es que cada firma aprenda a utilizar la plataforma y potencien sus ventas.

Incluso, está previsto realizar una misión de negocios en 2019 con algunas de estas mismas pequeñas y medianas firmas a la ciudad de Hangzhou, donde se ubica el headquarter de Alibaba.

Además, como parte de este paquete de beneficios, la Agencia firmó un acuerdo para que las pequeñas y medianas empresas nacionales puedan obtener la membresía Global Gold Supplier a un valor más bajo. La misma permite que sus productos aparezcan dentro de las tres primeras páginas del buscador, que son las que concentran el 90% de las ventas.

Tras dicho acuerdo, las microempresas acceden a un descuento del 60%, mientras que para las medianas la reducción es del 40%.

En paralelo, para facilitar la inserción de Pymes en ese mercado y que puedan tener stock de mercadería en China y a un menor costo, la AAICI inauguró recientemente su propio hub logístico en Shanghái, dentro de una zona franca.

Esto permite a las empresas acceder con un financiamiento especial del BICE y con los primeros 60 a 90 días 100% bonificados, para reducir aún más los costos.

“El objetivo es acercar el mercado porque sabemos que entrar en China no es fácil. Con el acuerdo con Alibaba nos enfocamos en la parte virtual, mientras que con el hub apuntamos a facilitar todo el proceso logístico y de almacenamiento”, detalla Tripodi, quien afirma que ya hay unas 25 empresas argentinas aprovechando estas ventajas.

El objetivo del Gobierno para este año es contar con otro hub en el sur de China, y luego abrir un tercero en el norte del gigante asiático, además de los que ya hay operativos en Dubai, Panamá y Amberes.

En paralelo, la Agencia de Inversiones está arrancando una tercera etapa del plan, que contempla proveer directamente a la plataforma para que se encargue de la distribución de la mercadería.

“La compañía de e-commerce está apuntando a un modelo de negocios similar al de Amazon, que incluye no solo conectar la oferta con la demanda sino también hacerse cargo del almacenamiento y la logística”, explica Tripodi.

Bajo esa estrategia, el funcionario asegura que en los últimos meses “recibimos a una delegación de Alibaba que visitó plantas pesqueras en Puerto Madryn, frigoríficos, plantas avícolas y hasta bodegas”.

Como resultado de este relacionamiento, “ya compraron los primeros contenedores de carne, vinos y langostinos. Y nuestra idea es poder incluir, en breve, a proveedores de frutas y también de lácteos”.

En cuanto a las expectativas, desde la Agencia aseguran que “el objetivo a largo plazo es contar con unas 500 empresas nacionales ofreciendo sus productos a través de Alibaba o vendiéndole directamente a esta compañía”.

A EE.UU. por la puerta grande

El gigante Amazon, que explica el 50% de las ventas online en Estados Unidos y cuya área de influencia se extiende a Canadá y México, también forma parte de la estrategia del Gobierno.

En este caso, la modalidad de negocios se denomina Amazon Fulfillment, que consiste en venderle directamente a la compañía que comanda Jeff Bezos.

El grupo posee nueve depósitos en diferentes puntos de Estados Unidos, desde los cuales cubre toda la demanda.

“Es un modelo simple pero muy eficiente, que está comenzando a permitirle a algunas Pymes ingresar al mercado de América del Norte”, explica Tripodi.

El funcionario agrega que “el acuerdo marco que firmamos con Amazon es para que las empresas seleccionadas reciban capacitación virtual para operar en la plataforma. Además, nosotros les ponemos un consultor especializado que les hace un seguimiento personalizado”.

“El objetivo es aportarle masa crítica a esta plataforma, ya que tenemos acceso a un listado de más de 5.000 firmas con potencial”, recalca.

La Agencia apunta a promover productos con alto valor agregado, como indumentaria, cosmética, perfumes, productos orgánicos, bebidas sin alcohol, equipamiento médico, suplementos deportivos y alimentos.

Apenas fue lanzada la iniciativa, se registraron casi 80 compañías para recibir capacitación y 10 fueron las que comenzaron a exportar. Y si bien el objetivo es duplicar la cifra antes de que culmine el primer trimestre, desde la Agencia aseguran que es un programa que no tiene techo.

“El interés que se generó fue muy grande. Y, cuanto más insistamos, más Pymes se irán agregando. Es un tema de constancia”, señala Tripodi, quien subraya que desde que se anota una firma hasta que concreta una venta se debe dar un proceso de aprendizaje.

Una de las compañías que ya está exportando y comercializando a través de Amazon, luego del acuerdo firmado por la AAICI, es Mieles de Chaco,

“Nosotros enviamos la mercadería al depósito que tienen en Seattle y ellos luego se encargan de la distribución. Hemos tenido un nivel de rotación muy bueno. De hecho, ya realizamos tres envíos. Y si bien las comisiones son elevadas, la rentabilidad es buena, con lo cual termina siendo una buena ecuación”, indican desde la empresa que provee a Amazon con mieles de alta calidad.

En la actualidad, un frasco de 250 gramos se comercializa a través de esa plataforma a u$s9, es decir, casi $360 al tipo de cambio oficial. El de 500 gramos, en tanto, se ofrece a u$s12 (cerca de $480). Son valores interesantes considerando que en la Argentina el kilo de una miel de buena calidad no supera los $200.

Tripodi igual remarca que “la exportación hay que entenderla como un negocio a largo plazo. La experiencia nos indica que, desde que una firma se registra y comienza a ser capacitada hasta que logra su primera exportación pueden pasar unos seis meses”.

“Así que es necesario una cuota de esfuerzo por parte de los privados que quieren sumarse a este programa”, agrega el funcionario.

Además de conectar a Pymes locales con compradores de China y Estados Unidos, la Agencia de Inversiones se lanzó a crear un directorio de firmas con potencial exportador, las cuales ya forman parte de un showroom virtual denominado Buy Argentina.

“Ya tenemos inscriptas más de 2.500 empresas, de las cuales 1.500 ya realizaron ventas al exterior, mientras que el resto todavía no concretó operaciones pero tiene las condiciones para hacerlo”, indica el presidente de la Agencia de Inversiones.

Este portal no es transaccional. Y desde la Agencia aseguran que el objetivo es que se mantenga así.

“Para sitios de e-commerce están los grandes jugadores y con los que ya tenemos acuerdos.Con este portal tenemos otro objetivo: nuclear buena parte de la oferta argentina de productos con valor agregado con la demanda internacional y que sea una herramienta útil para nuestras embajadas alrededor del mundo”, señala Tripodi.

Para luego concluir: “2019 fue decretado por el Gobierno como el año de la exportación. Y todas estas alianzas que hemos hecho con estas plataformas resumen el espíritu y la visión que tenemos para lograr que los productos argentinos con valor agregado lleguen a los consumidores del exterior”.

Crece el interés por la ropa con factor de protección solar

Fuente: Clarín ~ Existe evidencia que demuestra que los usuarios de protectores solares sobreestiman sus beneficios y tienden a prolongar su permanencia bajo los rayos más allá de lo aconsejable. Por esa razón, un grupo creciente de investigadores y médicos está impulsando una herramienta complementaria para prevenir el impacto nocivo de la radiación ultravioleta (UV): prendas de vestir que declaren un “factor de protección” de modo similar al de las cremas.

“Usar solo protectores solares no ha demostrado ser una solución integral para la prevención del cáncer de piel, especialmente el de células basales y el melanoma”, afirmó en declaraciones a la Agencia CyTA-Leloir Nathan Downs, investigador de la Facultad de Salud, Ingeniería y Ciencias de la Universidad del Sur de Queensland, en Australia.

“Así como existen filtros de radiación UV químicos (geles, cremas o sprays), también están los físicos: la vestimenta o accesorios como sombreros, paraguas y lentes”, explicó el doctor Rubén Piacentini, director del Grupo de Física de la Atmósfera, Radiación Solar y Astropartículas del Instituto de Física Rosario (IFIR), que depende del CONICET y de la Universidad Nacional de Rosario.

¿Pero hay forma de medir o cuantificar el beneficio protector de las prendas? En 1996, Australia fue pionera en un método para evaluar la capacidad de los tejidos de la ropa para bloquear o atemperar la radiación UV y comenzó a impulsar normas en esa dirección, al igual que Nueva Zelanda, Estados Unidos y la Unión Europea. Sin embargo, como lamentó la Organización Mundial de la Salud (OMS), aún no se ha desarrollado un estándar internacional consensuado para el concepto del FPS o “factor de protección solar” de la vestimenta. En Argentina se comercializan remeras que declaran un “factor de protección UV” (UPF) o un “filtro UV” mayor a 50, pero no hay regulaciones que lo certifiquen.

La situación podría empezar a cambiar. El propio Downs propuso en 2018 la creación de un “Factor de Protección Solar de las Prendas de Vestir” o “Garment Protection Factor” (GPF). El GPF integraría dos variables: datos de la protección que confieren los textiles y la proporción del área de superficie corporal que queda expuesta. Así, para el mismo material y color de la prenda, el GPF de una remera de manga corta sería menor al de una de manga larga; y, yendo al extremo, el de un bikini sería inferior al de una malla enteriza.

“Cuanto más alto sea el GPF, mejor será la protección provista por la prenda de vestir en términos de cobertura de la superficie corporal y protección UV del material”, afirmó Downs, quien también integra la Unidad de Investigación del Cáncer de Piel de la Facultad de Salud Pública, Ciencias Médicas y Veterinarias de la Universidad James Cook, en Queensland, Australia.

Y añadió: “Si los consumidores desean prendas con mayor GPF, los fabricantes diseñarán ropa que se adapte a esa demanda”.