13 Nov, 2019

La indumentaria de Forever 21 desembarca en el mercado argentino

Fuente: Crónica ~ Al final, la marca de indumentaria estadounidense Forever 21 no abrirá locales propios en la Argentina, pero sus prendas desembarcarán este fin de semana en The Luxury Outlet de Palermo y desde el martes en el local de  Luján Walk Shopping. Se trata de excedentes de sus colecciones que no llegaron a venderse en el exterior.

El empresario que importó las prendas es Arturo Alacahan y eligió comercializarlas en exclusividad en The Luxury Outlet, el mismo espacio que seleccionó para vender la indumentaria que trajo de la cadena sueca H&M que tanto furor hizo en su llegada a la Argentina.

Sergio Blanco, generador de The Luxury Outlet, emprendimiento generado por Sergio Blanco, señaló a BAE Negocios: “Las prendas de Forever 21 tienen precios imbatibles. Ofreceremos ropa de dama desde los 5 años hasta adulto y ropa para adolescentes varones. La superficie será de 500 metros cuadrados y compartirán espacio con H&M”.

Cuando hace pocos meses desembarcó la ropa de H&M el entusiasmo fue tal que los fanáticos de la marca recorrían más de 80 kilómetros para visitar el shopping de Luján y los fines de semana hasta hacían filas de 200 metros. Los precios de las prendas de H&M rondan los $1800 por un jean, $100 una remera, camisas de hombre $1700 y vestidos $1850.

Entre las prendas que llegan habrá remeras, jeans, buzos, camperas, vestidos. La marca Forever 21 es considerada “low cost” justamente por sus precios que son muy competitivos. El público va de los 5 a los 35 años, según explica la filosofía de la etiqueta estadounidense.

Los empresarios esperan que Forever 21 sea recibida de manera similar por los teenagers. Si bien, no es el mejor momento para la marca estadounidense, preferida por muchos adolescentes. En septiembre entró en bancarrota: hasta ese día, operaba 800 tiendas en todo el mundo. Fundada en 1984, anunció que cerrará 200 locales en varios países para reordenarse y seguir operando.

Aunque no se retirará de América Latina, busca concentrarse más en Estados Unidos. Hasta ahora, las y los fans argentinos de la marca iban a Uruguay o a Chile para buscar las prendas. Ahora tendrán la posibilidad, hasta el 24 de noviembre, de encontrar la marca en The Luxury Outlet ubicado en Tribuna Plaza de Palermo. Abierto de 12 a 20 horas, sólo cierra los lunes. Y en el outlet del shopping de Luján, abierto todos los días, desembarcará el martes.

En Palermo, como en Luján, comparte vidriera con con etiquetas como H&M, Prüne, Cheeky, Como quieres que te quiera, Rochas, La Martina, Levis, Legacy, María Cher, Kosiuko, Canon, Desiderata, Portsaid, System, New Balance, Perramus, Daniel Hechter, La Dolfina y Bershka, entre otras.

En el mercado internacional, Forever 21 es conocida como una marca “low cost” de moda rápida cuyos precios rondan los US$22 un vestido o blusas por US$5,5. Los que analizan su quiebra, opinan que los jóvenes ya no están interesados en un modelo de consumo tan poco sostenible. Sumado a que priorizó la apertura de tiendas, antes que el desarrollo on line que hoy representa sólo un 16% de sus ventas.

El desembarco en el mercado local de una marca tan esperada por los más chicos, podría tener una bienvenida similar a la llegada de las prendas excedentes de la marca sueca H&M. Para los que en el verano elijan Punta del Este, los excedentes de las colecciones que se venden en Uruguay estarán disponibles desde el 20 de noviembre en The Luxury Outlet Punta del Este.

Los shoppings, con la mira en el potencial del rubro

Fuente: Cronista ~ “Sin duda, el mercado argentino de shopping centers tiene mucho para crecer y las ciudades con 100.000 habitantes o más califican para estos emprendimientos. Para ello lo importante, más que la recuperación de la economía, es el establecimiento de reglas claras para la inversión y el crédito porque hay proyectos muy importantes que prevén el desarrollo de centros comerciales”, afirma Mario Nirenberg, gerente general de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC). Si bien hay diversas escalas de centros comerciales, en los registros de la CASC existen en el país 125 que califican como tales.

“Distintas localidades del Interior reclaman este tipo de inversiones. Por supuesto que la baja del consumo no ha sido ajena a los centros comerciales, aunque se ha hecho sentir en menor medida que en los comercios a la calle. Pero, el desarrollo de shoppings no atiende a situaciones coyunturales dado que se trata de inversiones a largo plazo y, por metro cuadrado por habitante”, agrega.

Entre los proyectos activos, cabe mencionar al Ópera Mall Villa Carlos Paz, en la ciudad homónima de Córdoba, desarrollado por Grupo Proaco; Puerto Plaza Mall & Towers, en la ciudad de Santa Fe, impulsado por la empresa Torre Puerto Santa Fe; y Paso del Paraná, en esa ciudad entrerriana, propuesta de Grupo Di Santo. Además, hay tres centros comerciales en proceso de ampliación: Alto Palermo, de IRSA, obra que sumará alrededor de 5.200 m2 a la superficie existente, presenta 50% de avance y prevén inaugurar en julio del año próximo; Palmares Open Mall, en Mendoza, que pertenece al Grupo Presidente; y Tortugas Open Mall (TOM), en el Km. 36,5 de Panamericana.

Sobre este último, el área locativa es de 51.700 m2, pero están finalizando una expansión que se inició el año pasado: “Se agregarán más de 8.300 m2 que incluyen la ampliación del área de cines. Adicionalmente, se suman locales de indumentaria y un fuerte crecimiento del sector de entretenimiento”, cuenta Diego Chevallier Boutell, CEO de la desarrolladora ARG Realty, propietaria de TOM. La inversión total en la expansión supera los u$s 8 millones y está previsto inaugurar por etapas desde fines de 2019 o principios de 2020.

Respecto a otro proyecto que este grupo analiza (que preveía construir un complejo de oficinas, depósitos industriales/logísticos y locales en el entorno de TOM), Chevallier Boutell aclara: “Esta segunda etapa de expansión aún está en evaluación. Hemos tomado a principios de año la posesión del terreno con una capacidad constructiva de más de 60.000 m2. Estamos en etapa de análisis del potencial del terreno y de sus sinergias con TOM”.

Experiencias cordobesas

El grupo Edisur creó en 2017 su División Centros Comerciales como una nueva unidad de negocios de la compañía. “Hoy esta División está orientada al desarrollo en predios propios, pero con la visión de desarrollar posteriormente proyectos en lotes de terceros. El rubro tiene potencial ya que no solo Córdoba es la segunda ciudad del país y un importante polo económico-tecnológico, sino que además hay pocos jugadores”, considera Horacio Parga, socio de este grupo empresario.

La firma avanza en la construcción y venta del primer corredor comercial en Manantiales, su principal desarrollo residencial en la zona suroeste de la ciudad de Córdoba, que posee más de 30 emprendimientos en marcha entre casas, urbanizaciones, countries, edificios y casonas. Son 20 locales de 220 m2 cada uno.

“Estamos trabajando en la proyección de un paseo comercial de 3.500 m2 en una zona estratégica en Manantiales, frente al Parque La Cañada, con la idea de combinar servicios y esparcimiento, con un diseño moderno. Además, en Manantiales tenemos en marcha proyectos residenciales con basamento comercial y estamos analizando otros proyectos en diversos lugares de la ciudad”, describe Parga.

También Grupo Proaco avanza en Córdoba con la construcción de un proyecto de usos mixtos -Pocito Social Life- ubicado sobre la avenida Vélez Sarsfield al 1100, integrando los barrios Güemes y Nueva Córdoba, en el denominado “distrito joven” de esa capital provincial. Allí se dispondrá un shopping mall, oficinas corporativas y del tipo coworking, viviendas residenciales, estacionamiento y espacios para actividades al aire libre.

Sobre Vélez Sarsfield se ubican los ingresos principales al complejo de usos mixtos y 15 locales comerciales que expanden con sus bares y vidrieras sobre la vereda y la recova. En la primera etapa se pusieron a la venta sólo 10 de estos locales y en pocos meses se vendió el 50% del stock disponible.

“Con respecto a los locales interiores del mall lo estamos reservando para un grupo reducido de inversores con una participación mayoritaria de Proaco. De esta manera podremos controlar el tenant mix que consideremos pertinente para agregar valor al producto y asegurar su éxito”, cuenta Martín Buzzetti, gerente de Centros Comerciales del Grupo.

El shopping constituye un basamento de 30.000 m2 que se compone de planta baja y dos pisos superiores. La oferta comercial del mall se propone desde la flexibilidad: un tenant mix que se configura a partir de 180 locales comerciales de 60 m2 promedio, los cuales pueden agruparse hasta formar grandes nodos temáticos.

“Hace pocos días se dio inicio formal a la ejecución del emprendimiento. Decidimos ir por un proyecto de usos mixtos porque a nivel global gozan de las mejores proyecciones y maximizan la utilidad de la tierra. En Villa Carlos Paz hicimos la primera experiencia con Opera Shopping & Towers. La experiencia fue muy positiva”, destaca Buzzetti.

Coyuntura

“No es una novedad que el consumo se ha visto impactado ante las devaluaciones y el incremento de precios y tarifas. Algunos shoppings individualmente considerados registran un incremento de vacancias; aunque, en porcentajes, este fenómeno se halla dentro de los estándares normales para la industria. La rotación de inquilinos no se ha visto incrementada pues quien tiene una locación en un centro comercial no tiene tendencia a abandonar esa posición sino, por el contrario, a preservarla. Los valores de los contratos no han variado en porcentajes. Pequeños shopping centers de cercanía muchas veces obtienen resultados nada desdeñables y los outlets vinieron para quedarse”, concluye Nirenberg. En general, hoy se habla de las tres F -Food, Fashion and Fun- como traccionadores de público: “La gastronomía y el entretenimiento ganan mucho más peso”, apunta.

Desde una mirada empresaria, el gerente de ARG Realty señala: “En el actual contexto de incertidumbre, estamos expectantes sobre la evolución de la macroeconomía. Nuestra visión de crecimiento en el sector de retail no ha cambiado. El potencial del sector sigue siendo muy atractivo. Venimos de un período de más de 12 meses de retracción del consumo, pero esa retracción no le pega a todos los segmentos por igual. En TOM, la performance de los locales fue dispar y el actual contexto presenta ganadores y perdedores. Pero, en su conjunto, estamos conformes con el resultado en este contexto de crisis. Esto se refleja en las tasas de ocupación -cercanas al 100%- y en la muy buena afluencia del público. Estamos expectantes pero con mucha cautela en el actual escenario de volatilidad”.

Indumentaria: de la tormenta actual al Polo Exportador 2028

Fuente: Ambito ~ La fabricación y el comercio de indumentaria sufrieron una tormenta perfecta en el cuatrienio 2016-2019. Por un lado, con una combinación de malas políticas macroeconómicas que derivaron en una dramática caída del consumo, a lo que se agregó un importante aumento de los costos de producción (energía e insumos importados fueron los más notables). A ello se sumó un nivel de tasas de interés incompatible con la producción, más una enorme carga impositiva con tributos que, como agravante, desincentivaron la inversión y las ventas.
A este panorama interno se adicionó una administración del comercio mal realizada, por varias vías: por un lado, se realizó una apertura indiscriminada. Y a ello se agregó un dólar artificialmente bajo durante largos meses del cuatrienio, lo que generó mayor importación por los canales tradicionales y una abrupta suba de la compra de ropa en viajes al exterior. Otro aspecto negativo fue la ampliación de los topes en los sistemas de puerta a puerta con proveedores del extranjero. Las consecuencias de todo esto están a la vista: la fabricación de indumentaria presenta a fines de 2019 una aguda caída de la producción y una altísima capacidad ociosa, y se acumulan por decenas las empresas que cerraron sus puertas o redujeron verticalmente su actividad. Como consecuencia, en el sector se destruyó empleo formal e informal hasta niveles nunca vistos.

A pesar de todo esto, los fabricantes argentinos de indumentaria somos optimistas. Creemos que se abren excelentes oportunidades para nuestro sector en la nueva etapa, con énfasis en diferentes ejes. En primer lugar, el aumento de la productividad y la incorporación de tecnología. Debemos dejar atrás el proteccionismo extremo o los secretarios de comercio todopoderosos. Queremos y sabemos competir, solo necesitamos reglas claras, una macro que nos acompañe, y previsibilidad.

En segundo lugar, queremos impulsar un sector manufacturero argentino que sea sustentable, considerando el triple impacto de la actividad: en primer lugar, obviamente, el crecimiento de la producción y de la rentabilidad de las empresas. Pero también que respete las pautas ambientales del desarrollo, dado que nuestra industria es la segunda más contaminante del mundo. Y tendremos un especial cuidado sobre el tercer impacto, el social, en una actividad muy demandante de mano de obra, pero a la vez muy propiciadora de la precarización laboral.

Justamente, el tercer eje de nuestra estrategia a futuro apunta a ir desarmando la informalidad del sector. Propuesta que no queremos denominar bélicamente como “combate”, sino como “integración paulatina”. Creemos que los pequeños empresarios y sus trabajadores, que hoy operan fuera del sistema formal, pueden ir paso a paso sumándose a las empresas que operamos en la formalidad. Y lo mismo puede ocurrir con los vastos corredores comerciales que operan en aquel circuito.

Por último, queremos crecer también fuera de nuestras fronteras. La indumentaria argentina posee virtudes como ningún otro país de América Latina, que la colocan en el Top 30 mundial en muchos aspectos, a saber: capacidad empresarial; calificación de la mano de obra; adopción de tecnología; RR.HH. en diseño textil y de indumentaria; proveedores con experiencia y flexibilidad; construcción de marcas; segmentación y sofisticación de mercados; sustentabilidad de la materia prima. Así, fuimos capaces de alcanzar los u$s200 millones de ventas externas al año, aunque luego decaímos muchísimo producto de las malas políticas. Pero esas virtudes y esa vocación persisten, pese a todo. En ocho años, queremos alcanzar los u$s1000 millones de exportaciones anuales, incluyendo las otras actividades vinculadas –industrias textil, de calzado y marroquinera. Y constituir de ese modo un potente polo exportador y superavitario en divisas. Para lograrlo necesitamos un consenso exportador de largo plazo –acordado entre el gobierno y buena parte de las fuerzas políticas y sociales- y un tipo de cambio competitivo, que nos permita generar planes de exportación sostenibles en el tiempo.

Exportación de indumentaria: cuatro casos que muestran que es posible

Fuente: Clarín ~ Consiguen entrar a mercados exigentes, como EEUU o Japón, a base de diseño.

Los diseñadores locales han tenido un llamativo retroceso en los últimos años a la hora de conquistar y mantener mercados en el exterior. En 2012 la Argentina llegó a exportar productos textiles por US$ 110 millones y el año pasado esas ventas al exterior sumaron sólo US$ 27 millones, según datos de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), laos . Los principales mercados son los países vecinos, junto con ventas puntuales a Estados Unidos y Japón.

Aun en ese contexto adverso, algunas empresas locales de indumentaria supieron hacerse un lugar en el mundo a fuerza de diseño y sostenimiento de la marca.  Claudio Drescher, socio de Jazmín Chebar, que hoy exporta el 25% de su producción, afirma: “Lleva entre tres y seis años desarrollar una marca en el exterior”.

Creada hace 22 años, la firma comenzó con un local en la zona de Palermo como una sociedad entre la diseñadora Jazmín Chebar y una socia, con Drescher como mentor. Al poco tiempo este empresario, quien antes había desarrollado y posteriormente vendido las marcas Caro Cuore y Vitamina, se integró como socio de Chebar, ambos con 50% de la empresa. Y desde el minuto uno de esa alianza, cuenta Drescher, comenzaron a regionalizarse.

Para esto se armó una estrategia apuntando al mercado de Sudamérica, el más cercano en cuanto a logística, temporada y cuestiones culturales. “Nos planteamos como una marca de lujo accesible y con un diseño innovador”, destaca el empresario. Para Drescher, frente a las dificultades que atraviesa el sector, “existen también ventajas: la primera es el reconocimiento de las marcas argentinas por parte de los turistas latinoamericanos. Algo que no se ve en otros países de la región, donde predominan las marcas internacionales”. En segundo lugar, y no menos importante, la calidad y creatividad de los diseñadores argentinos, con profesionales surgidos de distintas universidades con carreras de diseño textil y de indumentaria muy reconocidas en la región.

“Teniendo calidad, buen diseño y desarrollo de marca, no tiene sentido competir con los países asiáticos que nos exportan indumentaria”, dice Drescher. “Más bien deberíamos seguir el modelo de Italia, un país donde los costos y los salarios no son bajos y, sin embargo, exporta US$60.000 millones anuales sólo en moda, calzado e indumentaria”.

Pese a la falta de una política industrial y de incentivo a las exportaciones no tradicionales, el empresario rescata algunas iniciativas recientes, como el programa “Exporta Simple” que permite enviar muestras y pequeñas cantidades de productos para ventas puntuales en el exterior”.

Grande en Japón

Creada en 1998 por la diseñadora Mariana Cortés, en un subsuelo del barrio de Palermo, la marca de ropa interior Juana de Arco exporta un 70% de su producción a Estados Unidos, Europa y Japón.

Mariana Cortes y Juan Lanusse, socios de Juana de Arco en su local de Palermo. Foto Maxi Failla

Hasta 2004, la firma sólo vendía en su propio local y en comercios multimarca a lo largo del país. A través de una amiga, ese año Cortés llevó algunas prendas a Estados Unidos y allí, el dueño de una distribuidora que maneja varias marcas de indumentaria en Japón, vio los diseños y le compró un muestrario.

Así se inició un camino de mejora continua de la calidad, y hoy la firma tiene presencia en dos locales propios en Tokio y Kyoto, y 80 locales multimarca del territorio nipón. “Uno de los atractivos de la marca es su diseño y la combinación de texturas y colores. Tanto las telas como la mano de obra son locales, y esto es algo muy apreciado por los compradores internacionales”, afirma Juan Lanusse, socio de la firma.

Más que ingresar a un mercado altamente exigente como el japonés, Lanusse destaca el logro de mantenerlo. “Para esto es clave no cambiar los precios. Ellos nos hacen pedidos todos los semestres, y debemos cumplir con lo pactado, por más que aquí los costos y la inflación se disparen”, destaca el empresario.

Más allá de contar con diseños originales en sus distintos productos (ropa interior femenina, pijamas, y una línea para niños), la marca practica el “diseño ecoconsciente”, reutilizando los desechos y retazos para crear una línea de accesorios en tela. Además, genera impacto social al trabajar junto a la cooperativa Enhebrando Metas, una organización social que brinda capacitación y empleo a mujeres en vulnerabilidad de la provincia de Santa Fe.

Identidad local

Gaucho Buenos Aires es una marca de moda y accesorios de lujo creada por el empresario estadounidense Scott Mathis. Con diseño y materiales puramente argentinos, los tejidos, artículos de cuero y joyas de metales preciosos de la marca se venden hoy en boutiques de alta gama de Estados Unidos y Europa, y a través del e-commerce.

Scott Mathis, inversor de EEUU. Tras haber adquirido una bodega y un petit hotel, avanzó con su propia marca de indumentria, Gaucho Buenos Aires.

Todo comenzó hace más de diez años, cuando Mathis visitó la Argentina y decidió invertir en una bodega, Algodón Wine, en San Rafael, Mendoza, a la que siguió la compra de un petit hotel, Algodón Mansión, en el barrio porteño de Recoleta.

Scott Mathis, inversor de EEUU. Tras haber adquirido una bodega y un petit hotel, avanzó con su propia marca de indumentria, Gaucho Buenos Aires.

“¿Por qué le puse Gaucho a la marca? Porque quería reflejar el espíritu argentino y las mejores tradiciones de este país con gran talento creativo”, afirma Mathis, en conversación telefónica.

“Apuntamos a un público de alta gama, con gran exigencia de calidad, diseño y estilo”, comenta el empresario. “La comercialización se realiza en tiendas y plataformas especializadas en lujo y estamos abriendo un local en Buenos Aires, dirigido tanto al público local como a turistas”.

Tanto los diseñadores y artesanos como el cuero y la mayor parte de materias primas son argentinos. Sin embargo, parte del proceso de curtiembre del cuero se realiza en Italia. “Esperamos pronto desarrollar proveedores locales para poder hacer todas las etapas de producción aquí”, destaca Mathis.

Prueba y error

The Dignanis, la marca de accesorios creada por las hermanas Zulema (diseñadora) y Sol (publicista) Dignani, “surgió de un proyecto anterior que no funcionó. Antes teníamos una pequeña marca de ropa, pero nos costaba diferenciarnos y llegar con los tiempos. En 2014 hicimos una pequeña tirada de pañuelos (accesorio que siempre nos gustó y heredamos de nuestras abuelas) y se vendieron muy bien. Así cambiamos el nombre y el foco del negocio, con el pañuelo como protagonista”, cuenta Sol.

Zulema y Sol Dignani, diseñadoras. Foto Gerardo Dell'Oro

Las emprendedoras se encargan de los diseños, y se terceriza la producción. Tienen un showroom en el barrio de Palermo, con cita previa, pero el fuerte es la venta online, con envíos a todo el país.

Una de las claves para empezar a exportar es haber estado desde un principio en las redes sociales. “Hace dos años nos contactaron desde la tienda online Anthropologie y así empezamos a vender nuestros pañuelos en Estados Unidos, con envíos puntuales y a través del programa Exporta Simple”, cuenta Sol.

Actualmente, la marca exporta a Chile, Uruguay y Croacia; participó de ferias internacionales en Nueva York y Santiago de Chile y el año pasado fue seleccionada por la Agencia Argentina de inversiones para participar del encuentro de mujeres She Trades Global, en Liverpool, Reino Unido. •

Indumentaria infantil, el rubro que más crece en el e-commerce

Fuente: Ambito ~ Así lo destaca un informe de Mercado Libre. El segmento creció 120% interanual en junio pasado.Un nuevo informe de Mercado Libre destaca que el consumo de indumentaria online crece cada vez más en el segmento infantil. Según consigna la empresa, las ventas en el rubro “Ropa y Calzado” aumentaron un 120% en junio en la comparación interanual.

Este crecimiento se da específicamente en e-commerce ya que el canal comienza a tener especial relevancia en marcas que quieren llegar a nuestro país y que eligen primero probar plataformas digitales.

Un ejemplo es la reciente apertura de la tienda online de Carter ́s, marca estadounidense de indumentaria infantil que abrió primero su tienda oficial en Mercado Libre y su propio e-shop.

La tienda ya cuenta 600 publicaciones, de las cuales más de 25 productos tienen envío gratuitos. A su vez, registra más de 27.000 consultas realizadas por los usuarios, lo que la transforma en una de las más solicitadas.

En cuanto al perfil de las búsquedas, el 40% se concentra en el rango etario 25 a 34 años y un 28% de 35 a 44 años. El 90% de las búsquedas del período enero-junio 2019 se realizaron desde smartphones, facilitando la experiencia de los usuarios.

Actualmente, la plataforma cuenta con 26 tiendas oficiales de marcas internacionales, entre las que se destacan Nike, Adidas, Under Armour, Luxxotica, Estée Lauder, Grupo L ́oreal, Stanley, New Balance, Puma, Reebok. Dichas tiendas, representan el 10% de la facturación de esta categoría en el e-commerce.

Zapatillas: las marcas trasladan su pelea al negocio de la moda

Fuente: Clarín ~ Adidas, Nike y Puma lanzaron líneas de uso informal, que ya les representa el 30% de las ventas. Llegan y se expanden en el país nuevas marcas internacionales.

Las zapatillas pegaron el salto del deporte al mundillo de la alta costura. Fabricantes y comercios especializados redoblan la apuesta por el llamado “canal moda”, en sintonía con la mayor demanda de calzado e indumentaria deportiva para uso cotidiano. Casi todas las marcas líderes cuentan con líneas específicas para “vestir”, que les representan cerca del 30% de la facturación total. Adidas (Originals), Nike (Sportswear) y Puma (Sportstyle) fueron las pioneras, pero la movida viene creciendo.

En la Argentina se venden alrededor de 60 millones de pares de zapatillas, cuyos precios oscilan entre $1.500 y $6.000. El mercado local está bastante convulsionado, porque llegan y se expanden marcas internacionales de la mano de socios locales (Avia, Skechers, Pony y Olympikus, entre otras) y también en forma directa, como la japonesa Asics y la norteamericana Under Armour, que acaba de inaugurar su primer tienda en el Unicenter. “Nuestro plan es seguir sumando locales para tener presencia en los principales shoppings del país”, adelantó Juan José Roque, su Country Manager.

Nacida en 1996, el despegue de Under Armour es un caso notable. Desde 2014 es la segunda marca deportiva más vendida en los Estados Unidos, después de Nike, cuando desplazó a Adidas. En el país, sus productos eran distribuidos por el Grupo Vieytes hasta su desembarco formal, a inicios de 2017. A diferencia de sus principales competidores, la marca hace foco únicamente en los deportes: “El objetivo es ser líderes en ese segmento, sobre todo fitness, running y training”, añadió Roque.

Gran parte del volumen de ventas proviene de la línea Sporstyle”, introduce Raúl Fagalde, director de Marketing de Puma. El ejecutivo, por otro lado, explica que el canal moda “es un nicho de mercado muy grande y que el consumidor continúa validando”. En los últimos años, las zapatillas extendieron su influencia a otras actividades menos exigentes, como caminar, salir de compras e incluso trabajar. Por eso, Puma contrató otra clase de celebrities para publicitar la imagen de la empresa alemana: “Además de Agüero y Usaín Bolt, hoy tenemos a Selena Gómez y Cara Delevingne como embajadores de la marca”, finalizó Fagalde.

El cambio de tendencia produce cruces curiosos. Así como las marcas asociadas al deporte saltan al mundo de la moda, las de moda incursionan en el universo de las competencias. Tal es el caso de Skechers, un fabricante de calzados muy popular en los EE.UU., con presencia en la Argentina desde 2013 a través de Trend Mill. “A nivel global, Skechers produce todo tipo de calzado, pero en el país nos centramos en el canal deportivo”, explicó José Piccardo, su Brand Manager. El ejecutivo remarca que la búsqueda del confort y la comodidad no es un hábito pasajero: “Es el nuevo estándar del mercado”, aseguró.

Ya no sorprende, por ejemplo, que las grandes casas de alta costura (Dolce & Gabbana, Louis Vuitton, Versace, Ermenegildo Zegna y Salvatore Ferragamo) incorporen modelos de zapatillas a sus colecciones. En el país ocurre lo mismo. Ona Sáez creó OSX, su propia marca de indumentaria deportiva y es dueña de la licencia de Saucony. “Hoy casi todos los fabricantes tienen modelos de zapatillas urbanas”, señaló Ricardo Abal, dueño de la licencia de Giorgio Redaelli en la región. Y mencionó a modo de ejemplo los casos de Prototype y Key Biscayne.

El mercado de pases de las marcas de calzado deportivo está muy movido. La licencia de Olympikus (del coloso brasileño Vulcabras Azaleia) pasó de Grimoldi al grupo Blanco. Y dos estadounidenses (Pony y Avia) retornan al país con nuevos socios: la brasileña CooperShoes (controlante de Converse) y la argentina Latin Shoes, respectivamente.

“Originalmente, en los años 70, Pony estuvo vinculada al fútbol (cuando Pelé jugaba en el Cosmos) y a la NBA. Hoy es más una zapatilla urbana”, recuerda Guillermo Garay, gerente comercial de CoperShoes. El plan para la marca en el país es “a largo plazo”, dice Garau y agrega: “Hicimos una preventa en febrero, con 80 modelos y variantes de colores, que estamos importando desde Brasil”. CooperShoes tiene una planta en la Argentina y comenzará a producir para Pony “a partir del primer semestre de 2020, con el lanzamiento de la nueva temporada”.

El desembarco de Avia es más reciente. En rigor, es el reingreso al país, en este caso en alianza con Latin Shoes, una empresa argentina que produce y distribuye calzado para un total de 9 marcas, entre ellas Sergio Tacchini y Stone. “Avia no le apunta al deporte de competencia, porque ese mercado está saturado, sino al calzado para caminar y otras disciplinas aspiracionales ligadas al bienestar”, introduce María Carla Sage, gerente de Producto de la compañía.

La ejecutiva destaca que, inicialmente, el objetivo es lanzar 64 modelos de zapatillas (incluyendo las variantes de colores), con “una producción estimada de 70.000 pares más otras 30.000 prendas, como remeras, buzos, pantalones y shorts”.

Al igual que Under Armour, el gigante japonés Asics (“Anima Sana In Corpore Sano”) desembarcó oficialmente en el país en forma directa en 2017. Anteriormente, la marca era distribuida por GCM en cadenas comerciales deportivas. La normalización del mercado cambiario y la liberación parcial de las importaciones generaron un contexto propicio para la llegada de varias marcas globales.

Las importaciones, sin embargo, representan el 30% de la oferta local de zapatos y zapatillas, según datos de la Cámara Argentina del Calzado. “En 2018, el consumo rondó los 126 millones de pares, lo que representa una caída del 6% respecto al año anterior”, dicen en la entidad.

La tendencia de las “zapatillas urbanas” de uso cotidiano no resulta tan sorprendente, añade Laura Barabas, de la cámara sectorial, porque “la misma informalidad de las ocasiones hace que hoy por ejemplo el hombre ya no use tanto traje”, comenta y ejemplifica: “Lo ves hasta al propio Presidente y en reuniones más protocolares, donde el hombre y la mujer están con otro tipo de atuendo y con un calzado informal”.

Consumo, producción e importaciones

Según datos de la Cámara Argentina del Calzado, en 2018 se vendieron 126 millones de pares, “mostrando un descenso del 6% respecto al año anterior y explicando así un consumo per cápita de 3 pares”. El mismo informe estima que “el 30% del consumo nacional se abastece con productos importados, siendo el 70% restante cubierto con producción nacional”.

El 35% de las importaciones provienen de Brasil (12,6 millones de pares). Vietnam e Indonesia, por su parte, se ubicaron en segundo y tercer lugar con una participación del 30% y 16% en pares, respectivamente. En cuarto lugar figura China. “Esos 4 países representan entonces el 96% del calzado terminado importado en 2018”, explican los autores del informe elaborado por la principal cámara del sector.

Indumentaria inteligente. Campera que abraza, leggins que corrigen posturas y más

Fuente: La Nación ~ La revolución de la indumentaria inteligente llegó para transformar la experiencia textil y sumarle valor a las prendas. Mucho más que suaves, cómodas o funcionales, esta tendencia wearable se posiciona en el mercado a partir de dispositivos interactivos que se llevan en la piel. Una campera de jean que reproduce la sensación de un abrazo reparador, leggins para practicar yoga que avisan si la postura es correcta o accesorios de alta montaña que abrigan a partir de energía solar incorporada.

Ahora, en vez de cierres o botones, las prendas esconden en sus costuras hilos invisibles en formato de gadgets que optimizan el desempeño y apelan a la memoria emotiva del usuario.

Camperones en denim que se activan de acuerdo con las sensaciones vividas previamente
Camperones en denim que se activan de acuerdo con las sensaciones vividas previamente
Si hubo un abrazo la campera reproduce la sensación vivida gracias a sensores
Si hubo un abrazo la campera reproduce la sensación vivida gracias a sensores

Entre los diseñadores emergentes volcados a este desafío que combina innovación y diseño se destaca Pauline van Dongen, diseñadora de indumentaria nacida en Amsterdam y especializada en tecnología wearable. Pauline desarrolló la línea de camperones Issho, en denim, que se activan de acuerdo con las sensaciones vividas previamente. Con sensores a la altura de los omóplatos, “la prenda promueve que el usuario viva el presente, el aquí y el ahora, en tiempos donde manda la aceleración constante”, señala la diseñadora, graduada en la Universidad Tecnológica de Eindhoven (Países Bajos).

“El sensor avisa cuando detecta una experiencia vinculada al sentido del tacto, entonces invita a vivir el momento con más conciencia del presente”. Los sensores entretejidos y motores de vibración están unidos a la parte posterior de la chaqueta. Sin aplicaciones ni celulares, la experiencia apenas requiere una batería recargable.

Campera solar
Campera solar

Otro de sus diseños apunta a mejorar la performance en actividades al aire libre y expediciones de alta montaña. En conjunto con la línea de indumentaria sustentable Blue Loop Originals, Pauline desarrolló una campera color grafito de poliéster reciclado e impermeable que cuenta con un cargador portátil de energía solar. Se llama Solar Windbreaker y está equipada con un dispositivo que garantiza 10 horas de carga a smartphones, cámaras y dispositivos USB.

“El diseño empieza y termina con un cuerpo en movimiento”, sentencia Pauline, la diseñadora que se volcó a investigar los nuevos diálogos interactivos desde la indumentaria. Abrigo y carga. Memoria emotiva y moda. Comodidad y posturas correctas. Las funciones integradas son la clave de esta tendencia que combina diseño, tecnología e inteligencia artificial.

Campera térmica con inteligencia artificial MInistry of Supply
Campera térmica con inteligencia artificial MInistry of Supply

En este sentido, la campera térmica Mercury Intelligent Heated Jacket ajusta la temperatura en forma automática a través de una app que se activa sólo con la voz del usuario. La firma Ministry of Supply desarrolló la prenda con dos de los protagonistas clave de esta movida techie: conectividad Bluetooth y sensores térmicos. “Cuanto más utilicemos la campera, más aprenderá de nuestra rutinas para poder personalizar los cambios de temperatura en los diferentes escenarios”, señala Aman Advani, fundador de la empresa que nació en la plataforma colaborativa Kickstarter y hoy tiene siete tiendas.

Las funciones integradas son la clave de la indumentaria interactiva e inteligente. Por eso el camino de Playr fue pensado en esa dirección: mejorar el rendimiento deportivo a partir de algoritmos. Deportistas de cualquier disciplina pueden activar la aplicación cuando transpiran la camiseta, una usina de datos que evalúa musculación, fuerza, nutrición, cansancio, medición de distancias y rendimientos personalizados. En alianza con la empresa de análisis deportivos y tecnología Catapult, el dispositivo combina el seguimiento del GPS.

Especial para deportistas que transpiran la camiseta, una app evalúa musculación, fuerza, nutrición, cansancio, medición de distancias y otros rendimientos personalizados.
Especial para deportistas que transpiran la camiseta, una app evalúa musculación, fuerza, nutrición, cansancio, medición de distancias y otros rendimientos personalizados.

Las manualidades futuras

Con estadísticas individuales o de equipo, el Smartpod detecta hasta 1250 movimientos por segundo para elaborar resultados comparativos. Además, cuenta con asistencia online, desarrollada a partir de la experiencia de entrenadores profesionales y científicos del deporte. La tecnología LED y la batería de recarga inalámbrica completan el menú de prestaciones.

Diseño Textil y Superficies es una de las nuevas carreras de la Academia de Arte de Berlín. Allí estudió Essi Johanna Glomb y se acaba de convertir en la primera graduada en obtener un premio en el German Design Awards 2019. Centrada en el desarrollo de textiles innovadores y sostenibles, Essi explica los fundamentos de las “manualidades futuras”, un término que combina saberes ancestrales con imputs de la ciencia y el diseño. En este momento, la diseñadora desarrolla Smell Memory Tools, una línea de textiles que conservan en las prendas el perfume de otra persona, “para contribuir a sostener las relaciones a la distancia”, señala la autora. Intimidad, cercanía y recuerdo en un pañuelo, un suéter o una remera a partir de esta investigación de laboratorio que busca preservar la memoria emotiva a partir del olfato. El desarrollo se realiza en el Instituto Fraunhofer para la Investigación de Polímeros Aplicados y el Knitwearlab de Amsterdam.

Para fanáticos del yoga, la firma Nadi lanzó la línea de leggins inteligentes que avisa si la postura está bien resuelta, desde una aplicación que se baja al celular. El usuario recibe la información desde un sensor oculto en la zona de las rodillas. Como un coaching personal, las vibraciones alertan sobre el éxito de la postura, según el diseño de Billie Whitehouse.

La indumentaria wearable se lleva en la piel, nos invita a revivir experiencias inteligentes e interactivas. Avanza, discreta, hacia el guardarropas del futuro.

La marca de indumentaria de origen sueco H M hace su debut en el mercado argentino

Fuente: BAE ~ Desde este jueves, cuando inaugure oficialmente el Luján Walk Shopping Center, los fanáticos de la marca de indumentaria H&M podrán comprar sus prendas por primera vez en el país. La marca sueca contará con un espacio de 100 metros cuadrados en The Luxury Outlet, un lugar que ofrecerá 23 etiquetas a precios rebajados y será una de las estrellas del flamante shopping.

H&M es una cadena de tiendas de indumentaria, complementos y cosmética con 4.700 tiendas propias repartidas en 69 países. Tiene presencia en Europa, Oriente, África, Asia y América y cuenta con más de 161.000 empleados. Además, vende ropa por catálogo e internet en 44 países. Hacía bastante tiempo que se especula con su desembarco oficial en el país.

Arturo Alacahan, presidente de JMC Group, propietario de las licencias de New Balance, Speedo, Joma y Birkenstock en el país, es quien trae a Argentina la ropa discontinuada y sobrante de stock de H&M, Custo Barcelona y Bershka. Si la venta funciona bien, promete llegar con uno o dos contenedores de mercadería al mes. Los locales más cercanos de H&M en la región están en Chile y Uruguay.

“Tengo la autorización para vender excedentes de stock, que en algunos casos fueron pedidos pero no llegaron a comercializarse en las tiendas de Europa. Todo es ropa femenina y de todos los talles”, explicó Alacahan a BAE Negocios y agregó que “ofreceremos precios un 20% menos de lo que se consigue en Europa. Las prendas saldrán entre $500 (remeras y shorts) y $1.500 (vestidos y camperas)”.

Sergio Blanco, director de The Luxury Outlet explicó a BAE Negocios que “H&M será una de las marcas que estará en la tienda departamental de formato de outlet más grande del país. Se comercializará a precios a nivel outlet de Estados Unidos”. Hoy su estilo se define como fast fashion, ya que produce masivamente al menor costo y al poco tiempo remata sus prendas.

Nuevo shopping

La marca se presentará en el flamante Luján Walk Shopping Center, creado por Novillo Astrada Desarrollos con una inversión de US$15 millones. El mall ocupa 13.000 metros cuadrados en un espacio de 5 hectáreas donde convivirá con un complejo de cines Village, un Walmart y un parking con 680 cocheras gratuitas. Contará con 20 locales, incluido el Luxury Outlet de 1.000 metros cuadrados.

Eduardo Novillo Astrada es un conocedor del tema. En 1996 inauguró el primer centro suburbano de Village Pilar, en 1998 abrió Village Rosario y el complejo de Village en Avellaneda. En todos es propietario y operador. Además, en 1999 desembarcó con el Village en el Recoleta Mall, del que se desprendió en 2014. En Luján, a metros del shopping tiene dos clubes de campo, La Concepción 1 y 2.

Ante la pregunta cómo se animó a invertir en estos momento, Novillo Astrada explicó que “comenzamos en junio de 2017, cuando teóricamente esperábamos la lluvia de inversiones y el crecimiento, pero el año pasado vinieron los cuadernos y se apagó la luz, pero había que terminarlo. No imaginamos que íbamos a tener una devaluación del 120% en un año, teníamos mucha inversión de equipamiento en dólares”.

Así y todo siguieron adelante. Ahora, de la mano de The Palace Luxury Outlet tendrá marcas como Portsaid, Desiderata, Cheeky, La Dolfina, Prune, Perramus, entre otras. “Fue más difícil atraer a todas las marcas, en este contexto económico, que llevar adelante la obra. El shopping es muy atractivo y cuenta con el exclusivo diseño del estudio BMA Arquitectos y Asociados”, señaló Novillo Astrada.

El costo de alquiler de los locales es de 25 dólares el metro cuadrado y cada espacio paga un porcentaje sobre sus ventas que va entre el 7 y el 10%, dependiendo el rubro. Queda un solo local libre de 270 metros cuadrados. En el área gastronómica figuran KFC, Burger King y La Farola, entre otras. Y cuenta con un espacio de Playland.

En la segunda etapa, Novillo Astrada tiene pensado sumar 40 locales más y quizás un Home Center. En otras 24 hectáreas linderas continuará con un desarrollo de oficinas y viviendas. La apertura de este shopping es una buena noticia en un contexto donde a fin de mes, después de 24 años, cierra Del Parque Shopping, en Villa del Parque.

¿Que paso con la ley de talles?

Fuente: Para Ti ~ “Pensar el diseño” es la impronta que guía esta edición 2019, que viene con todo. Del 26 al 29 de septiembre La Rural celebra la creatividad de los diseñadores argentinos en una fiesta que es incubadora y plataforma de nuevos proyectos Conseguir talle de ropa es un calvario para muchas mujeres.

El mediano de una marca es grande en otra, y generalmente no tienen en stock más allá del 40. Por eso es necesaria una ley de talles que unifique las medidas de acuerdo a los estándares de cuerpo de las argentinas. Cuando el 20 de marzo pasado el Senado dio media sanción al proyecto de Ley de talles, fue acompañado de aplausos y vítores. Muchos esperábamos el paso por las comisiones y por la Cámara de Diputados en un plazo breve de tiempo para que por fin pudiera convertirse en ley.

¿Qué pasó? ¿En qué instancia está el proyecto? ¿Por qué no se habló más del tema?

“No lo están tratando en las comisiones del Congreso de la Nación”, le respondió a Para Ti de manera tajante Sharon Haywood, fundadora y directora de la ONG AnyBody Argentina, del movimiento glo¬bal Endangered Bodies (“Cuerpos en riesgo de extinción”).

“Si bien este proyecto tiene mucho apoyo por el voto en el Senado, está parado. Creo que tiene que ver con el presupuesto nacional y con la economía”, comentó Haywood. Y, preocupada, agregó que “si alguien quiere cambiar algo del proyecto de la Ley de talles, todo vuelve para atrás”. Hay cuatro comisiones abocadas a estudiar el proyecto de ley para que luego pueda ser debatido en la Cámara de Diputados. Son la Comisión de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Com¬petencia, que es la que denominan “cabecera” porque está a cargo de organizar las reuniones con las otras comisiones para tratar el proyecto: la de Industria, la de Comercio y la de Legislación General. Graciela Peralta, la presidenta de la Comisión de Defensa del Con-sumidor, nos explicó que el expediente del proyecto de ley “llegó del Senado el 4 de abril.

Está en estudio. Lo vamos a tratar a la brevedad, pero tenemos que organizamos con las otras comisiones”. Y estimó que planean hacerlo “a mediados de junio”. Una vez que se trate en esa reunión con las otras comisiones, pasa a recinto, siempre y cuando no haya modificaciones ya que eso puede significar que vuelva todo para atrás. Otra cuestión que interfiere en los plazos son los proyectos de ley que entran en comisiones con mayor prioridad.

La Cámara de Diputados tiene un plazo de tres años “calendario”, es decir hasta el 20 de noviembre de 2022, para tratar este proyecto de ley. O sea que todo parece indicar que estaría dentro de los plazos previstos. al 18 de noviembre de 2018. El 20 de marzo el proyecto de ley de talles tuvo media sanción en el Senado. Es un paso muy im¬portante porque este proyecto para que exista una ley nacional incluye la implementación del Sistema Único Normalizador de Identificador de Talles.

“Tiene como eje principal la creación de un sistema nacional de talles homogéneo, basado en el estudio antropo¬métrico de la población argentina en prendas de vestir y calzado”, le cuenta Haywood a Para Ti. En el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) están haciendo el estudio antropométrico desde hace cuatro años. Con la adquisición del equipo escáner corporal 3D por parte del Ministerio de Industria y el INTI se comenzó el Primer Estudio Antropométrico Nacional del País.

El mismo busca contar con las medidas corporales actuales y propias de los argentinos. Al no haber un parámetro nacional, las marcas locales trabajaron hasta ahora con los estándares europeos o norteamericanos. Otro tema es el stock de talles de cada prenda en los locales. Como en la Argentina las medidas más vendidas son el 38 y el 40, los comerciantes refuerzan su oferta comercial en este rango, algo que ha tenido en cuenta la diputada María Lucila Lehman a la hora de pensar en su proyecto de Ley de talles, que junto a otros formó parte del que recibió la media sanción en el Senado.

Desde Para Ti hablamos con Carlos Correa Arias, jefe de despacho de la diputada Lehman: “Todos los proyectos sobre la Ley de talles van en el mismo sentido, por eso se han juntado todos y se hizo uno que fue el que se presentó en el Senado. Todos plantean la necesidad de tener un sistema único de talles y que se haga el estudio antropométrico, a la vez que se propone la obligatoriedad de que los comercios ofrezcan todos los talles.

Nuestra contemplación es que esta obligatoriedad se cumpla con solo un modelo de cada tamaño deprenda porque hay una realidad que es necesario observar: el comerciante quizás no puede tener diez prendas de cada talle en su local. Vamos a debatir y a plantear esta cuestión”.

El sistema busca garantizar que todas las personas encuentren ropa de su tamaño y lucha contra los trastornos alimenticios relacionados a este problema. Sería de aplicación obligatoria en todo el país.

TAMAÑO REAL En el país existen 14 leyes de talles, pero no una nacional que se aplique de manera unánime. Según Haywood, el 70% de los argen¬tinos tiene dificultades siempre o frecuentemente para encontrar ropa a su medida de acuerdo a los datos arrojados por una encuesta realizada por dicha ONG en redes sociales desde el 4 de octubre

La producción de indumentaria acumuló once meses de retracción

Fuente: Bae ~  La producción nacional de ropa registró una caída interanual de 18,9% en abril en paralelo con una fuerte baja en la fabricación de hilados y tejidos para la industria textil.

Así lo informó este martes la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (Ciai) al dar a conocer su “semáforo” sobre la actividad en el país.

“La reducción del consumo de prendas impacta de lleno en el sector, afectando empresas y puestos de trabajo”, señaló el informe, que agregó: “El desplome en la fabricación de ropa en Argentina no encuentra su piso”.

Es así que la actividad industrial de las productoras de indumentarias llevan once meses consecutivos de caída y se encamina a cerrar el año en rojo, advierte el análisis de Ciai.

Si se compara con abril de 2016, se observa una caída del 36,3% en la elaboración de prendas de vestir.  En paralelo, la producción de hilados y tejidos también mostró una fuerte disminución interanual de 17,9% en abril de 2019, conforme las estadísticas reveladas por el Indec.

Según señalaron desde la Cámara, la dinámica se explica en primer lugar, por la caída del consumo doméstico de ropa: las ventas de indumentariaen comercios minoristas de todo el país se redujo 16,8% en mayo respecto al mismo mes de 2018, según CAME.

En shoppings del Gran Buenos Aires, las ventas se contrajeron 7,7% en marzo de 2019 comparado con el mismo período de 2018, mientras que en supermercados de todo el país se redujeron 6,2%, según el organismo estatal.

La caída de las ventas ocurrió a pesar de los descuentos y promociones aplicados por los comercios y del abaratamiento relativo de las prendas: mientras los precios de la ropa subieron 41,1% interanual en abril de 2019, el índice de precios al consumidor se ubicó en 54,7% en el mismo período, como muestra el relevamiento del Indec.

“La reducción de las ventas obedece estrictamente a la caída del poder adquisitivo de la población. Según el IEP, el poder de compra de los salarios de los trabajadores formales (en blanco) disminuyó 11,3% entre marzo de 2019 y marzo de 2018”, explicó la Ciai.