Reconversión de cuarentena: histórica empresa argentina comienza a fabricar sus propios barbijos sustentables

Fuente: IProfesional ~ Los chicos juegan y juegan y juegan; van de paseo, van a la escuela, con los soquetes y con las medias… Ciudadela”, decía uno de los comerciales más famosos de la historia de la publicidad argentina.

Un jingle que quienes tienen 50 años o más recuerdan de sus días de colegio, cuando Ciudadela era casi sinónimo de medias, al estilo de lo que es Paty para las hamburguesas o Savora para las mostazas, entre otras marcas que se convirtieron en genéricos de su categoría.

En el caso de Ciudadela, fue creada en 1949 y pertenecía a la familia Abraham. Su producto estrella eran las medias Tom, bautizadas en homenaje al hijo de los fundadores, el filósofo Tomas Abraham.

La empresa vivió su momento de mayor esplendor en las décadas del 60 y 70  y se fue convirtiendo en una de las empresas textiles más emblemáticas de la industria de las medias y una de las principales textiles de la Argentina.

Liderando los segmentos alto y medio tanto en medias de hombre como de mujer y niños, en el 2017 fue comprada por el grupo TN& Platex.

Considerada la hilandería textil más importante de la Argentina, se quedó con esta empresa de indumentaria en el marco de un plan de expansión en el mercado local que contemplaba inversiones por u$s18 millones.

Se buscaba aumentar el volumen de fabricación en un 20% y mejorar la productividad y con ambos efectos impulsar una mayor competitividad frente al mercado externo y a las subas de costos así poder bajar los costos.

Escenario complejo

Sin embargo, en el 2018 y a partir de las políticas económicas del gobierno del ex presidente Mauricio Macri, el grupo decidió reducir drásticamente sus plantas textiles en todo el país, incluyendo las de Ciudadela, además de haber abierto un proceso de retiro voluntario para su personal.

Fue en el marco de una preocupante situación que golpeó a todo el sector textil local producto de una apertura sin límite de las importaciones y la caída del consumo.

De hecho, y según datos del sector, en el 2016 la producción textil cayó 8,6% mientras que las compras al exterior aumentaron un 27% en valor y 52,5% en volumen respecto de los mismos meses del 2016.

Los mismos parámetros se fueron dando en el 2018 y el 2019, hasta que con el cambio de gobierno nacional se recuperó la esperanza de que la industria textil local comenzara una etapa de crecimiento.

Prueba piloto: una empresa textil registró filas de hasta una cuadra y media

Fuente: 0223 ~ En la mayoría de los casos los clientes llevan insumos para fabricar barbijos, gabardinas y polar. En el comercio esperan repetir la experiencia de venta tradicional el próximo fin de semana.

La “prueba piloto” dispuesta por el gobierno municipal en el marco de la nueva etapa del aislamiento social preventivo y obligatorio fue bien recibida por comerciantes y ciudadanos que de manera moderada se acercaron a los negocios.

Sin grandes concentraciones de público dentro de cada local y un estricto control de distanciamiento una empresa textil céntrica registró filas de gente que superaba, por momentos la cuadra y media.

En diálogo con 0223, Miguel, encargado del lugar contó que en el negocio desde que abrieron sus puertas por la mañana “se está trabajando bien. En está época del año siempre se trabaja bien”,dijo.

En este sentido, el comerciante indicó que dentro del local ingresan hasta dos personas “aunque pueden entrar tres” y  se cumplen todos los protocolos de higiene y seguridad.

Consultado sobre cuál es la mayor demanda de los clientes, Miguel afirmó que “llevan de todo, la mayoría elige telas para barbijos, gabardinas y el polar, ahora que se viene el frío está saliendo bastante”, explicó.

En este sentido, el comerciante sostuvo que, si bien hubo un incremento de precios desde que se inició la pandemia, en el local trataron de no trasladarlos al público: “Tuvimos que subirlos, pero no lo hicimos de manera significativa. En estos casi dos meses que estuvimos cerrados los insumos se incrementaron”, afirmó.

Por último explicó que durante la cuarentena en el local trabajaron con venta on line y se mostró esperanzado con la  posibilidad de repetir la experiencia de venta tradicional el próximo fin de semana.

Reebok explica cómo llevan adelante la digitalización de canales para “vender sin probarse”

Fuente: IProfesional ~ Es una de las marcas líderes en ropa deportiva, y su rapidez para adaptarse al escenario de pandemia la explica una de las número uno en el país

Deportistas de todo el mundo lucen las prendas de Reebok, la marca que ha sabido posicionarse como una de las líderes de un competitivo mercado, y que se rearmó para vender online y sin probarse, en un mundo donde el contacto está, por ahora, prohibido.

Morina Pesenti, Sr Brand & OMNI Channel Manager de Reebok Argentina, respondió a iProfesional sobre cómo se adaptaron y cómo piensan que será vender indumentaria y calzado de ahora en más, cuando probarse es un problema y se debe ser muy cuidadoso.

Ventas online sin probarse

iP: Por ahora no se podrán reabrir los locales de ropa y calzado, pero ¿cómo piensan que será ese momento y cómo seguirán conviviendo con las estrategias de ventas online?

MP: El nuevo contexto que enfrentamos a raíz del brote de COVID-19 obligó al sector de Marketing a ajustar y rediseñar sus planes Omni-Canal para enfocarlos 100% en digital por lo tanto, el canal de e-com fue potenciado, impulsandonos a ser más creativos en las propuestas y lanzamientos.

De esta manera, pudimos enfocarnos más en el canal online, en el que buscamos asegurarnos de compensar la caída de física de los locales. Este enfoque adicional nos ha llevado a identificar ajustes para tratar de mejorar la User Experience a corto plazo, y también nos ha dado oportunidad de mapear proyectos de optimización para los próximos meses.

iP: ¿Contarán con nuevas condiciones para acceder a los productos y cómo será cambiarlo ante cualquier inconveniente?

MP: Desde el inicio de la cuarentena se ampliaron los días de cambio y eso se mantendrá aún después de que pasemos a otra fase.

Probadores post pandemia

Un tema clave es qué cosas cambiarán en los probadores cuando se permita abrir el negocio y si habrá nuevos protocolos para higienizarlos.

En este sentido, la directiva explicó que “Para cuando pasemos a una nueva etapa de la cuarentena, y se comiencen a abrir las tiendas nuevamente, se activarán protocolos de “Health & Safety” enfocados en cuidar a los colaboradores y a los consumidores.

Estos protocolos -tanto para nuestros colaboradores como para los clientes-, implicarán la toma de temperatura en la puerta de la tienda, la entrega de barbijos para quienes no los tengan, puestos de dispenser de alcohol en gel a disposición, higienización de probadores después de cada uso, la ropa que sea probada queda apartada para seguir protocolos de desinfección de cada una de las prendas.

Además, se pedirá la colaboración de los clientes para cumplir con el debido distanciamiento social, habrá un límite en la cantidad de personas que ingresen al local de acuerdo a los metros cuadrados de la tienda, por solo nombrar algunas iniciativas que implementaremos.

Las pymes más versátiles, listas para resistir

Fuente: Cronista ~ “Uno de los aprendizajes que va a dejar la pandemia es la importancia de tener estructuras adaptables y flexibles. Van surgiendo cambios en los procesos, como la digitalización”, anticipa Gustavo Schutt, consultor de Negocios y asesor de dueños de empresas. Se escucha decir que dentro del sector pyme “muchas firmas van a quedar en el camino” a raíz de la ‘corona-crisis’ y, según el especialista, la rapidez al tomar decisiones basadas en análisis realizados a consciencia será clave para sobrevivir durante esta etapa.

A partir del 20 de marzo, gran parte de este segmento entró en tiempo de espera. Por lo menos en el caso de las firmas que no califican dentro de la categoría de actividades esenciales. Pero, nadie quiere quedar atrás y, en este contexto, el pensamiento lateral se hace indispensable para sobrevivir.

Desde los distintos sectores industriales están ideando estrategias de transformación para sobrevivir a la ‘corona-crisis’. “Muchas pymes están iniciando procesos de transformación porque tienen negocios que, en este contexto, son inviables”, informa Schutt, quien recomienda a las empresas que, si pueden reconvertirse, lo hagan rápido para poder sostener el ingreso y solventar el gasto. Y aconseja que la reconversión sea dentro del rubro en el que la firma se desempeña.

Otro tema a tener en cuenta es “que haya demanda de lo que tienen para ofrecer” y sugiere tomar decisiones rápidas, aunque en base a datos reales, para evitar situaciones de estrés. “Calcular su flujo de caja para ver qué gastos tienen y analizar si los van a poder mantener. También les digo que antes de tomar un crédito sepan a qué están apostando”, agrega.

Uno de los empresarios que está explotando este costado versátil es Luciano Galfione, director de la productora de hilados con 70 años de historia Galfione y Cía. y secretario de la Fundación Pro-tejer, para quien el argentino es extraordinario para reinventarse. “La pasamos tan mal tantas veces que hacemos cualquier cosa para sobrevivir. Vivimos una reconversión constante”, destaca.

El representante del sector textil forma parte de un grupo de unas 30 firmas, especialmente confeccionadoras, de entre 20 y 30 empleados cada una, que coordinan en conjunto la oferta de insumos para la protección de personal médico a fin de proveer al Gobierno.

“Como para estas empresas era difícil presentar una oferta significativa para atender la demanda, se conformó un conglomerado, al estilo de una unión transitoria de empresas coordinada a través de la Fundación para fabricar kits de insumos médicos, que incluyen cofia, camisolín, barbijos y tapabotas”, dice Galfione.

Esto les facilitó la dinámica de producción y pudieron realizar compras en volumen de las materias primas que necesitan, como telas para uso médico.

Si bien resultó en una experiencia positiva para los talleres del grupo, no es un negocio que les reporte grandes ganancias, sino “una especie de amortiguador para resistir el golpe y cumplir con las obligaciones y compromisos de pago”.

“Están trabajando unas cinco personas por empresa para garantizar las medidas de seguridad y la capacidad instalada y el know-how de cada firma y de sus empleados superan los requerimientos para la confección de los productos que integran el kit”, cuenta. Pero, tal como lo explica Schutt, “estas iniciativas les permiten a las empresas mantener la productividad. No son ‘el’ negocio”.

El objetivo final es llegar “al día después”, cuando se ponga en marcha la matriz productiva y, a la vez, les da la posibilidad de hacer un aporte a la situación sanitaria y conservar los puestos de trabajo.

Una pyme textil de Barracas se reconvirtió y ahora fabrica tapabocas reutilizables de alta calidad

Fuente: Ambito ~ La empresa Victoria Outdoor, que cuenta con 30 años de trayectoria, se dedicaba a la confección de indumentaria para personal de seguridad. Debido al cese de la actividad económica por la pandemia, comenzaron a fabricar máscaras faciales a gran escala y están saliendo adelante gracias a esa producción.

Victoria Outdoor es una pyme textil del barrio porteño de Barracas, que cuenta con 30 años de trayectoria y solía dedicarse exclusivamente a la confección de indumentaria para Fuerzas Armadas, Policía y personal de seguridad. Debido al cese de la actividad económica que desató la pandemia del coronavirus Covid-19, Victoria Policicchio, titular de la firma y miembro de Industriales Pymes Argentinos (IPA), se vio en la necesidad de reconvertir su producción, no parar su taller y prepararlo para fabricar un producto de primera necesidad: máscaras faciales reutilizables de alta calidad.

En diálogo con Ámbito, la empresaria pyme relató que, en un principio, empezó a recibir llamados de algunos clientes quienes le preguntaban por “barbijos lavables” o “barbijos impermeables”. “Realmente no sabía qué era eso, pero empecé a investigar en Internet y me di cuenta de que era un artículo que podíamos hacer. Tenía una tela tricapa con membrana interna, que utilizo en algunas prendas de uso militar, entonces hice unas primeras pruebas, le mandé algunos prototipos a mi costurera que en su casa tiene máquina de coser y finalmente quedaron muy lindos”, explicó la empresaria textil.

Luego, junto a su hijo, advirtieron que podían incorporarles estampados. “Él me preparó unos diseños, hicimos pruebas y quedaron muy bien. Lo publicamos en nuestras redes sociales y empezamos a tener muchos pedidos”, señaló Policicchio, quien aseguró que tener el taller y la oficina en la plata baja de su casa “es una suerte” y fue lo que les permitió seguir trabajando durante aislamiento preventivo para evitar el contagio masivo.

“Todas estas ventas me ayudaron a poder cubrir cheques rechazados y a poder pagar sueldos atrasados a mis empleadas”, detalló Victoria, y agregó que está saliendo adelante con esta producción que fue inesperada pero que le dio muy buen resultado. “Tuve muchos pedidos de empresas donde entregamos tapabocas con el logo y también de la Televisión Pública. Esa son cantidades grandes, y si bien se los dejo a precio mayorista, me ayudó y dio un impulso más fuerte”, sumó.

A su vez, hay muchas otras pymes, como boutiques o casas de indumentaria infantil, que llamaron a Victoria Outdoor para hacer pedidos grandes y comercializarlos de forma minorista. La empresaria explicó que eso ayuda a su negocio, porque los ingresos son más grandes, y también las ayuda a ellas para que puedan tener una entrada de dinero con el comercio cerrado, porque la venta la hacen a través de las redes sociales.

Por último, Policicchio aseguró que este artículo ya lo incorporó a su lista fija de producción, pero que en cuanto se retome la actividad económica a nivel nacional, volverá a su línea anterior. “Sigo participando en licitaciones de uniformes, contestando mails y preparando presupuestos”, advirtió, mientras continúa cortando tela y preparando pedidos para un contexto en el que las máscaras faciales podrían haber llegado para quedarse.

Victoria Outdoor SRL Barbijos Barracas

La empresaria textil explicó cómo se confeccionan las máscaras faciales.

Las pymes en crisis

Si bien las condiciones dadas eran favorables y suficientes como para que la firma Victoria Outdoor pudiera adaptarse rápidamente al cambio de paradigma, la situación de las pymes es crítica y, en algunos casos, desesperante. Además de ser miembro de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Victoria Policicchio también forma parte de la asociación civil sin fines de lucro PymeSur.

“Desde el Gobierno, con el decreto 332/2020 y con la ampliación del decreto 376/2020, nos ofrecieron un subsidio del 50% de los salarios y un 95% en aportes patronales”, explicó Policicchio, y agregó: “Lo que vamos a necesitar es que los bancos se alineen con el Gobierno para que nos puedan otorgar un crédito a tasa 0%, porque cuando salgamos de esta parálisis tan larga, vamos a necesitar reactivar la producción y levantar todos los cheques rechazados que tenemos”.

En suma, detalló que no están pidiendo que les regalen dinero, sino que les den un crédito a tasa 0%, con unos meses de gracia y un tiempo para poder pagarlo de dos o tres años. “El miércoles tendremos una reunión con Claudio Lozano, director del Banco Nación. Allí, IPA va a presentar una propuesta que fue elaborada en su observatorio, donde vamos a solicitar ese crédito a tasa 0%”, concluyó la empresaria textil.

Una propuesta para ir de shopping sin salir de casa

Fuente: La Nación ~ En tiempos de aislamiento social preventivo, Glamit desarrolló una iniciativa para apoyar a los trabajadores que forman parte de la Industria Indumentaria, de marcas nacionales que durante este período sus funciones y ventas se ven comprometidas. El sitio se llama Moda Desde Casa y reúne a más de veinte marcas premium. “Hoy más que nunca la gente está viviendo una transformación en sus experiencias de compra. La cuarentena nos obliga a comprar online, ya no solo por comodidad o conveniencia sino ahora también por necesidad. Desde Glamit creemos que en este contexto tan desafiante, es vital que las marcas estén más unidas que nunca con acciones como ModaDesdeCasa, donde buscamos llegar con un mismo y claro mensaje a miles de clientes”. Asegura Alan Idesis, CEO de Glamit.

En la plataforma hay tres categorías: indumentaria para mujeres, hombres y niños. En las mismas se pueden encontrar marcas como: Admit One, Ayres, Bensimon, Blaquè, Broer, Clara Ibarguren, Fila, Furzai, Grisino, Herencia Custom Garage, John L. Cook, Kosiuko, Levi’s ®, Mimo & Co., Sweet, Tucci, Uma, Umbro, Wanama, Wanama Boys & Girls, entre otras.

Las compras se hacen en forma online y los pedidos se reciben en domicilio. Como la realización de los envíos está sujeta a las normativas nacionales vigentes, las marcas ofrecen beneficios adicionales a sus productos: precios especiales, financiación y bonificación de envíos.

Coronavirus en la Argentina: 10 tiendas online donde comprar barbijos de tela

Fuente: La Nación ~ Los barbijos o tapabocas serán de uso obligatorio en la ciudad de Buenos Aires a partir del próximo miércoles. Se trata de una medida que se viene extendiendo cada vez más por todo el mundo y que en nuestro país ya fue implementada por las provincias de Jujuy, Misiones, Santiago del Estero y La Rioja, además de las localidades de Zárate, Tigre y La Matanza.

A diferencia de los barbijos profesionales destinados únicamente al personal de salud, los tapabocas pueden ser confeccionados en casa. La única condición que deben cumplir es que tapen la cara desde el tabique de la nariz hasta por debajo del mentón. La moda ya los ha convertido en accesorios de diseño.

Salvo que nuestro trabajo o nuestros intereses estén relacionados con el uso de telas que dispongamos en casa, conseguir un retazo hoy es complicado: las sederías están cerradas y la cuarentena nos impide pasar por la casa de alguna tía o abuela que nos preste. Por suerte, la confección y venta de tapabocas se ha multiplicado frente al escenario impuesto por la pandemia. Aquí recolectamos los datos de diez tiendas online que hacen entregas o retiros.

The Dignanis.

Venden pañuelos confeccionados con telas de estampas únicas creadas por las hermanas diseñadoras del negocio. Hoy utilizan la materia prima para hacer tapabocas de tres capas con elástico regulable. El 20% de las ventas será donado al Hospital Municipal José María Gomendio, Ramallo, la localidad de donde vienen las dueñas. Cuestan $380 cada uno. Se pueden retirar con Glovo o Rappi por Palermo: www.thedignanis.com .

Alabama.

La casa que ofrece ambos trendy para hombre y mujer también se sumó a la confección de cubrebocas. La iniciativa también tiene un costado solidario: la mitad de lo que cuesta cada pieza se destinará a comprar guantes y barbijos para centros de salud de La Plata, Villa Elisa y Quilmes: www.ambosalabama.com .

Carola Cornejo Sustentable.

La tienda de ropa bohemia y sustentable incorporó un diseño de tapabocas de cuatro capas de tela con bolsillo para colocar un filtro. Hay modelos reversibles y de diferente tamaño para todas las caras. Cuestan 200 pesos cada uno y hacen envíos en moto: www.carolacornejo.mitiendanube.com .

Costuras de la nada.

Los artículos de tela como riñoneras, banderines, neceseres y muñecos de este emprendimiento fueron reemplazados por el momento por simpáticos tapabocas confeccionados con bolsas ecológicas reutilizadas. Tiene capa doble con tres pliegues en el frente y bolsillo para colocar un filtro. Son lavables y reutilizables. Cuestan cuatro por 200 pesos. Se hacen envíos: @costurasdelanada.

Rebel Label.

Para los perfiles alternativos, esta marca ofrece tapabocas con estampas vibrantes y rockeras. Se confeccionan con restos de la producción de otras prendas. Vienen con doble tela y bolsillo para filtro. Hay packs para aprovechar también las remeras de diseño: un tapabocas más una remera cuesta $1100 mientras que cinco barbijos y una remera salen $2110. Se hacen envíos gratis: www.rebellabel.com.ar .

Anthology Objetos.

Las telas estampadas son las protagonistas de este emprendimiento de billeteras, bolsos, monederos, cartucheras y baberos, entre otros productos. Hoy, frente a la pandemia, la marca confecciona cubrebocas con retazos sueltos para aprovecharlo todo. Son de gabardina con tres capas y un bolsillo en la cara interna para colocar un filtro. Hacen envíos: @anthologyobjetos.

Florencia Casarsa.

La marca de vestidos de fiesta también ofrece máscaras tapabocas de dos capas con bolsillo para filtro. Se hacen envíos y también se pueden retirar por Villa Urquiza. Cuestan $250 cada uno: www.florenciacasarsa.mitiendanube.com .

New Pops.

Con las telas y las máquinas de coser que utilizan para hacer sus almohadillas terapeúticas, la marca lanzó su línea de tapabocas lavables. Están confeccionados con gabardina importada, son reversibles, tienen doble capa y un bolsillo para filtro. Salen $ 250. Por ahora, se entregan por las zonas de Belgrano y Pachecho: @newpops.

Raquel Gallardo.

La diseñadora se dedica a los vestidos de novia y a la alta costura, pero su máquina de coser también confecciona barbijos en dos tamaños: para adultos y niños. Son de algodón y doble capa con bolsillo para filtro. Los hace con cintas para atar porque de acuerdo con la experiencia de los médicos que consultó para diseñarlos, “las cintas permiten adaptar el tamaño a la cabeza y no aprietan las orejas como los elásticos”. Las promociones son: uno por $200, cuatro por $ 700 y seis por $ 1000. Se pueden hacer retiros por la zona de Belgrano: @erreraquelgallardo.

Henky Penky.

Pensadas para personalidades minimalistas y cancheras, las máscaras de la marca masculina tienen doble capa y están hechas en algodón. Son reversibles y cuestan $ 600 cada una. Se hacen envíos: www.henkypenky.com.ar .

Textil cordobesa fabricará 10 mil barbijos que serán repartidos por el Ejército

Fuente: El Diario del Centro del País ~ Cortan y cosen camisas de vestir, trajes, boxer y toda clase de prendas para hombres, pero en épocas de pandemia, pueden transformarse y ser solidarios para fabricar 10 mil barbijos en apenas una semana que el Ejército repartirá entre quienes están en la primera línea de lucha contra el coronavirus.

“Nosotros no podemos quedarnos cruzados de brazos, no son vacaciones, esto es como una invasión. Me hace acordar al Eternauta, el coronavirus es un enemigo extraño, nuevo, desconocido así que en una reunión de trabajo virtual surgió la idea de fabricar barbijos para donar, cuenta Gustavo Arce, el dueño de la textil cordobesa Agustino, que tiene 23 locales en todas las provincias.

“Teníamos las telas, las máquinas, y la voluntad de ayudar. Los chicos de diseño empezaron a ver cómo se hacían los moldes para barbijos. Empezamos a buscar las costureras que trabajan habitualmente con nosotros, para ver si se sumaban desde sus propias casas, con sus máquinas de coser, porque no podíamos abrir la fábrica como en época normal”, relata el hombre al frente de la campaña a la que bautizaron “Cuidamos a los que nos Cuidan”.

“La demanda es altísima”
Con la idea en marcha Arce y su gente hicieron números y decidieron fabricar unos 10 mil barbijos para donar. “Nos enteramos que la sastrería militar está confeccionando barbijos para hospitales y las primeras líneas sanitarias que reciben a pacientes infectados o sospechosos de portar el Covid-19; pero que los militares que hacen la logística en Córdoba y operan en el centro de campaña del Polo Sanitario, no cuentan con los barbijos suficientes. Por eso, los primeros en buscar los barbijos fueron ellos, y las casualidades del destino, hicieron que la primera entrega la hiciéramos el 2 de abril”, cuentan.

Tras la entrega del material donado la pyme que tenía su producción parada comenzó a recibir pedidos de compra. Por ahora las máquinas que se dedicaban a coser camisas y telas finas solo coserán las más vastas destinadas a los tapabocas. “La demanda es altísima y no hay talleres, el mercado no da respuestas. Nosotros aportamos nuestro granito de arena a instituciones del Estado, pero no tenemos más espalda para seguir donando. Esas mismas instituciones estatales a las que ayudamos, nos hicieron pedidos de compra, nos quieren como proveedores; así que estamos trabajando para ampliar la producción para cubrir esa demanda”, termina el empresario.

Las marcas liquidan y venden online sin fecha fija de entrega

Fuente: La Nación ~ Las rebajas llegan hasta el 50 por ciento; con la compra se garantiza el precio pero el envío a domicilio se podrá concretar una vez que finalice el aislamiento

Con sus locales cerrados durante los días de aislamiento obligatorio por coronavirus , las marcas de moda apuestan a la venta online con descuentos y promociones atractivos. Las rebajas van del 20 al 50% en promedio, sobre la colección de invierno, prendas de temporadas anteriores, básicos y algunas siguen sobre colecciones del pasado verano. La mayoría, además de facilidades de pago en cuotas, adoptó la modalidad de que la compra que se realiza en estos días vía web tendrá su entrega a domicilio recién cuando se levante la cuarentena . Aunque quien compre tendrá que esperar unos días, la idea es que se aprovechen las rebajas. La modalidad de venta online, que ya venía creciendo, se acentúa durante esta etapa de aislamiento y se prevé que la tendencia no volverá atrás.

“El e-commerce que hoy está funcionando por encima de los estadios normales, se va a consolidar como costumbre de acá en adelante. Ya lo estaba haciendo, con un crecimiento exponencial y esto va a acelerar el tipo de venta a través de este canal”, asegura Claudio Drescher, presidente de la CIAI (Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria). En el nuevo escenario de la pandemia, “las marcas de moda en el mundo están aprendiendo cómo conducirse, tanto como empresa hacia su sustentabilidad interna y en relación a sus consumidores”, agrega. “Para una situación que es totalmente nueva estamos inventando sobre la marcha. En general, las marcas con conciencia tratan de estar cerca de sus clientes, establecer lazos que antes se daban en los locales y hoy se dan en los canales de atención del cliente. Es una nueva forma de vínculo, casi de contención mutua, entre aquel que produce y el cliente”, explica Drescher.

En su gran mayoría con distintos canales de comercialización online ya instalados hace tiempo, las marcas de calzado aprovechan este tiempo de cuarentena con distintas acciones para acercarse a sus clientes . “En algunos casos hacen pequeñas presentaciones de colecciones con lo que tienen para ofrecer para esta temporada, en otros ofrecen descuentos y promociones importantes”, dice Laura Barabás, gerente de la Cámara de la Industria del Calzado. Incluso algunas “han incorporado vivos en Instagram con referentes de distintas áreas relacionadas con el cuidado personal, la moda y con otros temas que actualmente la gente suele mirar en este tiempo en el que está más en su casa”, agrega.

QUÉ SE PUEDE ENCONTRAR

La marca deportiva Reebok tiene en liquidación artículos de temporadas pasadas, tanto de invierno como verano. Además, amplió el catálogo del e- commerce para ofrecerle al consumidor aquellos productos que únicamente podía encontrar en la tienda física. Muchas de las prendas rebajadas son de entrenamiento, de manera que sirven para ambas temporadas. Por ejemplo, unas calzas básicas de algodón elastizadas antes $2499 ahora $1279, una campera deportiva holgada con cuello alto de $4399 a $3079, unas zapatillas de inspiración clásica urbana de $3799 a $2659, unas zapatillas de mujer para entrenamiento de $4199 a $2879.

También XL se lanzó a los descuentos online con un 25% de descuento para carteras, camperas y calzados de la nueva temporada de invierno y un 15% en líneas de temporadas anteriores con entrega gratuita. Lo que más sale son riñoneras y mochilas, zapatillas y borcegos. A un click se puede encontrar: una riñonera negra en cuero tipo croco, antes $2390 ahora $1792, una mochila de gamuza mix con animal print de $7290 a $5467, una campera metalizada con cuello de piel sintética antes $6490 ahora $4867, unas zapatillas símil gamuza antes $4690 ahora $3517, unos borcegos camel símil gamuza antes $4690 ahora $3517. Mientras que Puro propone un 20% off y envío gratis tanto para su colección de invierno como para temporadas anteriores. Los productos sobre los que más consultas recibe son morrales, carteras y mochilas. La marca planea para después de la cuarentena continuar con acciones online tentadoras.

Giesso tiene un 25% de descuento en la temporada actual y promociones en temporadas anteriores, por ejemplo, una polera de mujer oversize antes $ 3.986, ahora $2.989, un vestido de punto a la rodilla y manga larga antes $ 5.686, ahora $ 4.264; para ellos, un sweater antes $6.586, ahora $4.939, un gabán liviano de paño antes $29.986, ahora $22.489.

Otra que se suma a los descuentos es la marca de lencería Peter Pan, que propone un 50% off en prendas seleccionadas a través de su tienda online. Por ejemplo, un corpiño push up taza ultra soft, antes $1464 ahora $732, un corpiño triangular sin aro antes $1386 ahora $693, una bombacha tipo vedetina antes $542 ahora $271, un cullote antes $555, ahora $277,50.

Durante este período de aislamiento, Wanama y John L. Cook tienen un 25% de descuento en su colección otoño invierno y envío gratis. Por ejemplo, Wanama tiene en su tienda online un maxi sweater de lana en azul y ladrillo o ladrillo y verde rebajado de $7990 a $5993, una camisola en viscosa estampada, con cuello y lazo ajuste, mangas largas con puños elásticos de $5890 a $4418, un pantalón ancho en minicanvas de algodón de $6790 a $5093. Mientras que en el e-shop de J. L. Cook se puede encontrar un sweater con llamas de fuego en degradé en la manga de $5295 a $3971, un pantalón chino con calce ajustado en la cintura pero más holgado en piernas, antes $5495, ahora $4121.

Por su parte, Kevingston tiene productos seleccionados de verano y atemporales con un 40% de rebaja. La marca ofrece en su web, una bermuda de denim elastizado que pasó de $3290 a $1500, una camisa manga corta en poplín antes $2790 ahora $1900, o una bermuda de gabardina elastizada antes $2690 ahora $1500. Tiene envíos gratis desde compras de $1000.

Para Perramus, lo más fuerte de su venta online son los clásicos trenchs, pero también tapados y abrigos. Por estos días, en su e-shop se puede encontrar un pilotín de dama con capucha de $11.500 a $7490, o de hombre con piel desmontable de $12950 a $1099, tienen envíos gratis a partir de compras de $4000. Durante la cuarentena, Mishka incluye en su tienda online 12 cuotas sin interés y envíos gratis; además de promociones relámpago a las que hay que estar atentas sobre su toda la colección de invierno.

Con showroom en la zona de Parque Las Heras (Salguero 2533 P13 torre B), la marca Prier BA se suma a los descuentos. “En estos tiempos de cuarentena queremos acompañar a nuestras clientas y por eso tenemos descuentos especiales sobre prendas seleccionadas de la nueva colección, un super sale en temporadas anteriores y envíos en CABA sin costo”, dice Maggie Dowling, dueña de la marca. Todo se entrega una vez finalizada la cuarentena, entre los productos sobre los que más consultas reciben están los pantalones tipo elefante que están con descuento especial de $2800 a $2200, las blusas de fibrana estampada de manga larga, de $3900 a $3200 y los vestidos de jersey negro corto con volados en las mangas, antes $2900 ahora $1400.

También es el caso de Macarena Alzaga (Agüero 1595 piso 4 dpto 5), “la cuarentena nos encontró en pleno lanzamiento de la nueva temporada por lo que implementamos algunas promociones que fuimos variando mientras transcurría esta etapa. Ahora tenemos un 10% de descuento en todos los productos además de nuestra sección de temporadas anteriores que tenemos con descuentos hasta el 70% y el sale de verano a un 40%”, dice la diseñadora. Por ejemplo, se puede encontrar un mono de seda con mangas largas elástico en la cintura y broche en el escote antes $2000 ahora $1080, un pantalón de tiro alto con elástico en la cintura y lazo desmontable antes $2100 ahora $1680, una calza de eco cuero con recortes en las rodillas y elástico en cintura antes $1200 ahora $800.

En el caso de los más chicos, la marca Baby Cottons implementó un descuento sobre toda la colección, envíos gratis a todo el país, cuotas sin interés y la facilitación de cambios y devoluciones. La marca amplió el plazo de devoluciones por 6 meses sin cargo y reforzó los canales de atención sumando teléfonos para la comunicación directa de sus clientas. Además, para celebrar las Pascuas, activó un 30% de descuento sobre todo el sitio, que va desde el jueves al próximo domingo. Por su parte, Mimo & Co tiene su colección de invierno con rebajas de hasta el 25%.

EL DÍA DESPUÉS

La nueva dinámica que tendrá el consumo tras el paso de la pandemia es aún una incógnita. Para Marcelo Cantón, socio y director creativo de Mishka, va ser duro salir de la cuarentena y retomar una rutina normal. “Pero es cierto que estamos ávidos por salir, por volver a nuestras actividades y todos debemos procurar la rueda gire para activar la economía, con los recaudos aprendidos. Los viajes estarán vedados por mucho tiempo y si bien eso resta turismo, el consumo se va volcar al mercado local. Pero todo dependerá finalmente de cómo evolucione la pandemia y las medidas económicas que tome el gobierno”, asegura.

Para Barabás, en el día después van a influir las posibilidades de consumo. “Entendemos que el comportamiento va hacer el de consumir menos de todo, por supuesto que hay cosas que son de primera necesidad cómo puede ser la alimentación y la salud y luego de eso seguramente va a haber, de manera gradual, un movimiento en el consumo de artículos como el calzado qué son parte de la vestimenta que todos necesitamos para nuestra vida cotidiana”, explica.

“Personalmente, creo que la pandemia va a producir un quiebre en el sistema económico. Este quiebre tendrá mayor intensidad en los países en los que sus economías estén más débiles y sus poblaciones tengan menos posibilidad de consumo” sostiene Drescher. Para la post pandemia hay varias hipótesis que plantean los analistas de consumo y comportamiento humano, “hay dos fuertes, una dice que esto va a producir un fuerte golpe al consumo, un cambio de actitud hacia un modo de compra más responsable y consciente. La otra responde al comportamiento que tuvo la sociedad históricamente, cuando pasada una catástrofe, después de guerras mundiales o civiles, o incluso epidemias, se produce un incremento del consumo en algunos sectores donde el funcionamiento comercial estuvo parado, y es lo que está pasando ahora en Corea y China”, explica. Para Drescher, los seres humanos no hacemos lo mismo frente a las mismas circunstancias por eso es probable que nos encontremos con las dos actitudes conviviendo en una misma sociedad. “Y es posible una tercera variante, que es el respeto a los productos bien hechos, que tengan que ver con la sustentabilidad o a aquellos que por su calidad salen de lo efímero, esta posición se vincula a las dos posturas anteriores, tanto al retome del consumo como a las compras más responsables”, finaliza.

Emprendedores. Invirtieron $2 millones para crear “barbijos cool ” reutilizables

Fuente: La Nación ~ El barbijo se convirtió en un objeto de deseo y de necesidad por el avance del coronavirus. Las cajas se agotaron por todo el mundo y se vieron precios astronómicos en distintos comercios. Mientras tanto, dos emprendedores argentinos se aliaron e invirtieron $2 millones para crear versiones “cool” reutilizables.

Las máscaras faciales, que se comercializarán con el nombre The Micro Mask, tendrán cuatro capas protectoras. La primera, una exterior de polyester y lycra que repele microgotas exteriores y además permite ajustar el producto “ergonómicamente” el producto a cada rostro sin que haya efecto “bolsa”, aclara la marca en un comunicado.

Luego, dos capas de algodón hipoalergénico internas que forman un sobre para estar en contacto con el rostro. Por último, un filtro de Spunbond de 80 gramos que evita que las microgotas de quien lo usa se transmitan al exterior.

Son barbijos reutilizables. Para eso, se recomienda lavarlos diariamente. Cada unidad tiene su manual de instrucciones y 10 fitros de cinco a 10 días de uso cada uno. Es decir, la vida útil de cada máscara es de 50 a 100 días.

En cuanto al diseño, hay siete colores distintos en talle para hombre, mujer y niños mayores de ocho años. Los barbijos se conseguirán a través de la web de la marca, www.themicromask.com, en sus redes sociales y en Mercado Libre.

Las máscaras fueron desarrolladas por Gastón Greco, creador del calzado Posco, y Tito Loizeau, fundador de Caramba y emprendedor de conceptos como el Barbie Store y Promored. Ambos invirtieron $2 millones de pesos para comenzar a fabricarlos.

Para Loizeau, la única “forma prolija” de salir de la cuarentena total es si las personas que van a comenzar a circular protegen su boca y su nariz. Explicó que para poder producir el producto durante la cuarentena total hubo que adaptarse “a lo que estaba abierto” y trabajar el proyecto desde sus casas.

Para tener el producto final, detalló Greco, los emprendedores primero hicieron 40 prototipos en los que combinaron telas, con inspiración en productos similares de China y Japón. Se confeccionaron en 10 talleres nacionales. “Uno puede estar más protegido pero no tener que llevar algo estéticamente feo mientras circula”, añadió.

El proyecto, además, fue un hito positivo para los empleados de las empresas de ambos emprendedores, ya que, con sus funciones al mínimo por la reducción de posibilidades durante la cuarentena total, pudieron trabajar en los barbijos.

Quiénes son los emprendedores detrás de los barbijos

Tito Loizeau se presenta a sí mismo como un “emprendedor serial”. Fundó las agencias creativas Caramba! y Promored. En 2007 fundó el primer Barbie Store del mundo que luego replicó con 8 locales en Latinoamerica. En 2013 fundó Cien Pies Contenidos para la producción de contenidos en medios audiovisuales, factoría de proyectos como ZTV (Telefé) y Bubba y sus amigos (Disney Junior). En 2019 abrió el primer restaurant temático de cine en Norcenter, llamado El Capitan Deli Theatre. Es autor del libro Emprender hasta los 90 .

Gastón Greco nació en el Chaco. Con 23 años fundó Posco, una compañía de calzado urbano que llegó a los pies del expresidente Mauricio Macri y de la selección Argentina durante el Mundial en Rusia. Su próximo proyecto es la introducción de Posco en Nueva York y en otros mercados de Estados Unidos.