Una marca de ropa mendocina pinta remeras con vino Malbec

Fuente: IProfesional ~ Se llama Knauer-Ropa Cómoda. Elabora prendas estampadas de forma artesanal, utilizando tintes naturales de vino Malbec, procedentes de viñedos de Mendoza

En Mendoza una marca de ropa decidió ponerle una impronta bien local a sus prensa y lo hizo de una manera muy curiosa, elabora remeras teñidas con vino Malbec.

La empresa textil se llama Knauer-Ropa Cómoda. Y las estampas las realiza de forma artesanal así que no hay una prenda que sea igual a otra.

“Al igual que en la elaboración del Vino, el proceso de producción de esta prenda no se encuentra sujeto a un proceso en serie, sino a una elaboración cuidadosa en donde se acondiciona el textil para permitir la fijación del color, y además se prepara el tinte natural a partir de la concentración de vino Malbec”, contó Andrés García, gerente de Knauer-Ropa Cómoda. al sitio Massnegocios.

La perfecta combinación de taninos, antocianos, mordientes naturales, y la vinificación han guiado el proceso artesanal y ecológico que ha dado por resultado esta prenda exclusiva.

El empleo de tintes naturales es sin duda beneficioso para el contacto con la piel de quien utilice la prenda final en comparación con los tejidos sintéticos, y llega a su máximo exponente con el empleo de fibras textiles sustentables.

Se viene BAFWEEK edición otoño invierno 2019

Fuente: Infobae ~ Empezó la cuenta regresiva para la temporada de desfiles en Buenos Aires. Todas las novedades y las tendencias que vienen estarán arriba de la pasarela del BAF.

La temporada otoño invierno 2019 ya está lista para arrancar con todo a pesar de que el verano se resiste a irse. Como sea, acaba de anunciarse la primera semana de la moda porteña, BAFWEEK ’19, y habrá muchos desfiles para ver.

Además, el evento anticipa charlas, rondas de negocios, presentaciones de colecciones y, por supuesto, la presentación de las nuevas temporadas de marcas top, diseñadores consagrados y emergentes.

Una imagen de la última edición de BAFWEEK.

Una imagen de la última edición de BAFWEEK.

Custo Barcelona, Roman Renom con Reebok, House of Matching Colours y Valdez, entre otros, serán de la partida en esta edición. ¿Qué se usa?, ¿qué tendencias colgarán de los percheros? Y más. La cita es del 6 al 8 de marzo en el Centro de Convenciones Buenos Aires -Av. Presidente Figueroa Alcorta 2099- y la entrada general al predio será gratuita.

La moda en todo su esplendor y una agenda que vas a poder seguir desde www.bafweek.com.ar

A diferencia del resto del país, la industria textil de Mar del Plata “viene bien”

Fuente: 0023 ~ Lo afirmaron desde el gremio de textiles de la ciudad. Valoraron que empresas como Textilana están reincorporando personal. Las fábricas chicas “aguantan” la crisis.

A diferencia de la industria textil del resto del país, que tuvo una contracción del 12% en 2018, en Mar del Plata las grandes empresas han repuntado e incluso algunas como Textilana están pidiendo personal. Las fábricas chicas en cambio intentan morigerar el adverso momento económico y dieron vacaciones adelantadas a sus trabajadores.

“Genoa, Textilana, Giardino y otros grandes se quejan de las ventas pero están produciendo bien. En Textilana, por ejemplo, a pesar que echaron a 88 personas por un reordenamiento de la producción, ahora están necesitando 60 empleados nuevos. Parece que están vendiendo a Chile y Uruguay y para todos nosotros es una buena noticia”, afirmó José Frías, secretario general de la Asociación Obrera Textil MDP, en diálogo con 0223.

En ese punto de análisis, el gremialista razonó que “Mar del Plata por suerte es la excepción al resto del país, que tiene una crisis sostenida en el sector” aunque remarcó que las empresas chicas de 5 o 10 empleados “desde hace un tiempo la están pasando mal”.

“Ya desde el año pasado que las fábricas chicas en momentos de baja del consumo, dan vacaciones adelantadas. Ayer hicimos una recorrida por Juan B.Justo y los muchachos están preocupados. No hay venta en negocios chicos, a pesar de que vino más gente que el año pasado y el clima ayudó, no llegó a levantar lo flojo del año”, cerró Frías.

Quién es la mujer que sucederá a Karl Lagerfeld en la dirección creativa de Chanel

Fuente: Clarín ~ Horas después de que se conociera la muerte del diseñador alemán, se anunció su reemplazante.

Virginie Viard, la elegida para suceder al diseñador alemán.

Este martes, horas después de que se conociera la muerte del diseñador alemán Karl Lagerfeld, se supo que Virginie Viard lo sucederá en la creación de colecciones. La mujer se desempeñaba como directora del estudio de creación de moda de Chanel y fue durante año la mano derecha del emblemático modisto.

Ella misma, en calidad de directora, se encargó de asistir al último desfile de Alta Costura de Chanel en París en lugar del káiser, lo cual despertó todo tipo de rumores sobre la salud del diseñador. Viard se encargó de aparecer públicamente junto a una de las modelos del desfile en representación de Lagerfeld. Lo que podría haber sido un caso puntual y aislado, se convirtió en todo un debate mediático sobre el posible fin de Lagerfeld al frente de la ‘maison’ y la sitúo como una de las posibles herederas de la dirección creativa de la firma.

Desde hace varios años, los medios especializados en el sector habían barajado una amplia lista de nombres, entre los que se encontraban Phoebe Philo, Hedi Slimane o incluso Jacquemus. No obstante, existe un elemento fundamental que condicionaría la elección de un nuevo director creativo. ¿Quién estaría capacitado para mantener y ampliar el legado de Lagerfeld y Coco Chanel? Esta incógnita descartó cualquier candidato posible, apuntando directamente a Viard después su aparición como sustituta del modisto el pasado enero en el Grand Palais de París.

La directora de los estudios de la maison creó una próspera carrera en una de las firmas más icónicas de la industria por casualidad, dejándose llevar por su intuición. Desde pequeña, Viard creció entre telas. Su familia tenía una fábrica textil y algunas de sus aficiones se centraban en imaginar colecciones de ropa que creaba con telas. Aunque nunca tuvo una fijación por la moda, Viard empezó elaborando vestuario cinematográfico hasta que conoció al Lagerfeld.

Viard es uno de los nombres ocultos en la moda, una profesional que se desenvuelve detrás de las cámaras y que batalla con la dura realidad del ‘atelier’, donde la creatividad y los bocetos toman forma. En 1987 empezó a caminar junto a Lagerfeld como becaria y con el tiempo fue tomando distintos cargos y responsabilidades hasta ser la encargada de coordinar los estudios que elaboran las colecciones de Alta Costura, Resort y Prêt-à-porter.

“Es a Virginie Viard, directora del estudio de creación de moda de Chanel y la más cercana colaboradora de Karl Lagerfeld desde hace más de 30 años, que Alain Wertheimer (copropietario de Chanel) ha confiado el cuidado de asegurar la creación de colecciones para seguir manteniendo con vida la herencia de Gabrielle Chanel y Karl Lagerfeld”, según el comunicado de la firma.

Lagerfeld dirigía tres marcas (Chanel, Fendi y su grifa epónima), pero para el gran público, su nombre seguirá siendo indisociable de Chanel. Cuando llegó en 1983, la firma se había quedado un poco anticuada. Bajo su impulso, volvió a ser joven y deseable. Durante más de 30 años reinventó la marca cada temporada, jugando con sus códigos, empezando por el famoso traje de chaqueta.

Viard, junto a la modelo italiana Vittoria Ceretti, durante la presentación de la nueva temporada de Chanel. (AFP)

Viard, junto a la modelo italiana Vittoria Ceretti, durante la presentación de la nueva temporada de Chanel. (AFP)

La quebradiza salud del diseñador quedó a la vista de todos durante los últimos desfiles aunque fue precisamente en el último, en enero, en el que muchos temieron lo peor, cuando dejó el saludo final de su pasarela alta costura primavera-verano 2019 en manos de Viard, directora del estudio.

La firma trasladó además sus condolencias a la familia del diseñador y saludó su “creatividad prolífica” y su “infinita imaginación” con la que reinventó los códigos de la casa.

Karl Lagerfeld: dónde se consiguen sus diseños en Argentina y qué precios tienen“Un individuo extraordinariamente creativo, Karl Lagerfeld reinventó los códigos creados por Gabrielle Chanel: la chaqueta y el traje Chanel, los bolsos acolchados, el vestidito negro, los preciosos ‘tweeds’, los zapatos bicolor, las perlas”, apuntó la marca en un comunicado.

El trabajo del creador al frente de la firma fue hacer lo que a la difunta Coco Chanel le hubiera gustado, según él mismo dijo.

Vierd tendrá el enorme trabajo de seguir la huella dejada por Lagerfeld.

La firma recordó el trabajo de Lagerfeld no solo al frente de sus colecciones, también en la fotografía y la dirección de cortos.

“Gracias a su genio creativo, su generosidad, su excepcional intuición, Karl Lagerfeld fue un avanzado a su tiempo al que contribuyó ampliamente con el éxito de Chanel a través del mundo”, apuntó Wertheimer.

Ley de talles: la industria asegura que no puede producir para todos los cuerpos

Fuente: Perfil ~  Un proyecto en el Congreso espera un estudio antropométrico a cargo del INTI. Los consumidores piden ampliar la oferta y las marcas proponen ‘normalizar’ medidas.

En 15 días el Congreso Nacional volverá al ruedo y en medio de proyectos como la reforma del Código Penal o la Carta Orgánica del Banco Central, los legisladores tienen en carpeta un proyecto de Ley Nacional de Talles que pretende que en todos los locales de indumentaria del país haya un mínimo de ocho medidas disponibles.

Esos talles serán resultado de un “estudio antropométrico” que el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) está llevando adelante: es una medición de los cuerpos de los argentinos, teniendo en cuenta diferencias por regiones, que debería dictaminar cuántos centímetros tiene que tener el talle más chico y cuántos el más grande.

Según una encuesta de la ONG, al 38% de los argentinos siempre le cuesta conseguir su talle mientras que otro 31% dijo que eso le pasa frecuentemente.

El proyecto de ley presentado por la diputada Victoria Donda establece un plazo de 12 meses para el relevamien- to. Frente a la propuesta y el reclamo de ONGs como Any- body, que promueven la aceptación de todos los cuerpos, desde el sector de indumentaria advierten que, por escala y costos, “la industria no puede producir todos los talles”.

“Lo que hay que permitir es que cada empresa defina dónde está su consumidor y cuál va a ser el sector rentable”, sostuvo Alicia Hernández, de la Cámara de Indumentaria Argentina (CIAI). Hoy la curva de talles vigente está basada en un modelo regulado por las normas IRAM y las empresas aseguran que es una curva amplia. Pero los talles varían de marca en marca, no son uniformes, y en los locales de los shoppings centers no suele haber variedad de medidas.

La contrapropuesta de la industria es el de una ley de “normalización” de talles, donde si una persona es talle 50 en una marca, lo sea en todas. Tras el estudio antropométrico del INTI, señaló Hernández que el paso siguiente es construir una nueva curva de talles. “Lo empezamos a hacer con el gobierno anterior. El estudio es costoso porque hay que medir gente en todo el país y se tienen que trasladar. Nos prometieron que lo tienen que terminar en esta gestión”, remarcó la vocera de CIAI.

Oferta y demanda. “No es un tema de producción sino de consumo”, sostuvo Hernández. A eso suma el contexto de la industria textil que opera a la mitad de su capacidad instalada.

“La ley de talles, más allá de cumplir con una variedad, lo que tiene que hacer es generar una relación que haga que la prenda quede bien”, asegura Romina Kolsky, de Lecol, una firma de indumentaria que fabrica talles reales, que agrega que en la Argentina hay falta de oferta.
Las marcas tampoco tienen en los locales todos los talles. Un paliativo podría llegar de la mano del e-commerce. Hay marcas que ofrecen más variedad de talles por internet. Es un modelo que está creciendo en el exterior, en locales que fabrican con bajo costo y gran escala, como el caso de H&M o Forever 21. “El segmento más complicado es el de adolescentes y jóvenes porque es la identidad con la marca y estas empresas buscan soluciones, por caso puntual”, asegura Hernández.

Kolsky agrega que la comparación con Estados Unidos o Europa no es correcta. “Ellos confeccionan en China. Nosotros no podemos exportar porque no podemos competir”, agrega y cuenta que reciben pedidos de Uruguay pero los costos no cierran. “Los impuestos, el transporte, duplican el costo”.

El problema de los talles para la industria es que ampliar la variedad tiene un costo mayor. “Los costos son distintos. Una remera nuestra es entre el doble y triple de una remera común. Pero no es solo la tela que ves ahí sino también el desperdicio que hay en un corte”, explica Kolsky.
Las marcas que están en los shoppings solo representan el 30% de la producción de indumentaría argentina. “En La Salada hay ropa para todo el mundo”, concede la representante de la industria.

Modelo rentable. “Hasta hace diez años, el modelo era la mujer anoréxica. No querían una chica excedida de peso. Hoy ya no es políticamente correcto pensar en ese concepto”, detalla la fabricante de talles reales.
“De parte de las supermar- cas no veo un cambio. No están más inclusivas”, agrega sobre las que pueblan los locales de los shoppings.

Según Hernández, la industria no va a registrar determinadas demandas de la sociedad hasta que no sean rentables. “Y hacer una curva amplia de talles no es rentable para las empresas”, agregó.

Pero Kolsky asegura que el negocio puede funcionar si deja de ser solo de talles grandes. “Con la marca estamos yendo a cuerpos de hasta 200 kilos, pero se puede estar vestida de la misma forma que un talle 3. Le va a quedar igual y no es que aumenta de a dos centímetros cada talle. No son diseños para talles chicos que se van agrandando linealmente. Ya está pensado para que le quede bien, a un talle 14 a un talle 4”, explica sobre lo que debería pasar en base a la ley detalles.

RADIOGRAFIA ♦ Una encuesta realizada por la ONG Anybody revela que el 38% de los encuestados -hombres y mujeres- en la Argentina siempre tiene dificultades para conseguir su talle.
♦ Otro 31% respondió que frecuentemente tiene esas vicisitudes.
♦ De los que respondieron que tienen problemas para dar con la prenda adecuada, el 63% señaló que los pantalones o jeans son el mayor escollo.
♦ La mayoría de los casos se dan entre los 18 y 34 años.

Por la fuerte baja del consumo, casi ninguna marca de ropa puede escaparle a la crisis

Fuente: IProfesional ~ A los empresarios se les hace muy difícil cumplir con sus obligaciones en dólares y buscan renegociar el precio de los alquileres de locales

La devaluación del peso que se inició en abril pasado impactó con mucha fuerza en la industria textil y muchas empresas debieron concursarse para no cerrar sus puertas. Otras, directamente, decidieron bajar las persianas definitivamente.

En la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), por su parte, dan cuenta de bajas menos pronunciadas, pero igual de contundentes. Según su relevamiento, el sector de indumentaria y lencería cerró 2018 con una caída del 11,5% en unidades, mientras que en el caso de los textiles la baja llegó al 8,1 por ciento.

Durante el último año se multiplicaron los casos de las marcas nacionales que optaron por el concurso de acreedores de manera de poder organizar su situación financiera. La lista incluye desde Legacy, que en junio se presentó en convocatoria, hasta Big Bloom, la sociedad dueña de las marcas Wanama y John L. Cook, que un par de meses después terminó siguiendo sus pasos.

Hoy las estrategias de supervivencia pasan por limar los costos aún más a fondo, cambiar la estructura de capital de la compañía, bajando deuda al máximo, subir al mínimo los precios, renegociar alquileres con los shoppings y, para algunos, convocarse.

A otras empresas del rubro la caída en las ventas directamente las llevó a cerrar todos sus locales, como en el caso de Chocolate. La casa de indumentaria femenina decidió cerrar en septiembre la última tienda que tenía y sus dueños están en busca de un comprador para la marca, que fue fundada a fines de los 80 por Susana Fandiño y Mónica Rivas. En su mejor momento, llegó a tener más de veinte locales y presencia en los principales shoppings del país. Tras el cierre de sus tiendas, las fundadoras pusieron en venta la licencia para el uso de la marca.

El cambio de manos también fue el camino recorrido por Topper. La histórica marca deportiva, que estaba en poder del grupo Alpargatas, fue adquirida en septiembre por el empresario brasileño Carlos Wizard Martins, que pagó u$s24 millones para hacerse con el control de la firma en el mercado local.

Fue la misma decisión que tomó la firma Tileye (Eyelit), especializada en ropa interior, que a fin de año le bajó la persiana a una de sus dos fábricas, en Catamarca, mientras que la brasileña Paquetá -que producía zapatillas para Adidas- también optó por esta vía ante la fuerte caída de la demanda, destacó La Nación.

En el caso de las marcas Wrangler y Lee, la decisión de la empresa dueña directamente fue dejar de operar en el país. A través de un comunicado, la multinacional VF Corporation anunció una reestructuración a nivel global que incluía la separación en dos compañías independientes. Las marcas de jeans como Wrangler y Lee quedaron en manos de una nueva sociedad, bautizada Kontoor, que decidió dejar de operar localmente ante la falta de interesados por el manejo de sus licencias. La reestructuración además incluye el cierre de su planta de producción en Benito Juárez, provincia de Buenos Aires.

Textiles: “No está siendo la temporada que nosotros esperábamos”

Fuente: El Marplatense ~ Lo reconoció el titular de la Cámara Textil de Mar del Plata, Juan Pablo Maisonnave, quien coincidió con otros sectores con la baja en las ventas. Insistió al Gobierno con la necesidad de tomar otras medidas para modificar la macroeconomía. “Sino no vamos a tener un futuro mejor”, sostuvo.
El titular de la Cámara Textil de Mar del Plata, Juan Pablo Maisonnave, compartió una mirada similar a la de otros sectores comerciales y sostuvo que la temporada de verano que transita Mar del Plata no está acorde con las expectativas que se planteaban en la previa.

“Quedó plasmado que vino casi la misma cantidad de turistas y no vimos en los comercios un resultado positivo como el que se esperaba con la variación del tipo de cambio. Sumado a la baja del poder adquisitivo del último año, no fue la temporada que esperábamos“, sintetizó.

En declaraciones a Radio Mitre Mar del Plata, el máximo referente que tiene la entidad empresaria sostuvo que se esperaba “más cantidad de gente con mayor poder adquisitivo” pero lamentó que finalmente no se haya visto reflejado ese escenario sobre las calles de la ciudad.

“Las fábricas están trabajando ya con la producción de invierno; está la doble tarea de trabajar en temporada pero pensando también en lo que serán los próximos meses”, manifestó el referente del sector.

En este sentido, Maisonnave también reconoció que las fábricas tuvieron algunas “bajas” en los pedidos porque cayó también la demanda de diferentes productos del rubro. “Estamos en recesión y creo que no hay una industria que le esté yendo bien”, consideró, en el programa Antes que sea Tarde.

El responsable de la cámara local apostó al proyecto para realizar diferentes intervenciones urbanísticas sobre la Avenida Juan B. Justo en los próximos meses, con el objeto de embellecer la zona y hacerla “más amigable” para el turista, pero insistió en que la mejora del flujo turístico “no parte solamente de una arteria  comercial”.

“Esto está atado a como se presenta la ciudad con respecto a la limpieza y otras cuestiones. El turista tiene que venir a Mar del Plata porque quiere venir acá y no elegir otro destino. Hay que tratar de mejorar la calidad para el turista“, analizó.

Con respecto a la situación económica, el titular de la entidad celebró diferentes convenios acordados con la Provincia y si bien también destacó algunas medidas “positivas” del Gobierno nacional remarcó que “el contexto no está ayudando”.

“Las últimas medidas macroeconómicas tampoco ayudan. La devaluación ayudó para mejorar la competitividad pero sigue habiendo dificultades importantes en muchos otros aspectos. Hay temas macro que tienen que empezar a cambiar para tener un futuro mejor al presente que transitamos”, concluyó.

Seis diseñadoras demuestran que es posible minimizar o evitar el descarte textil

Fuente: La Nación ~ El concepto zero waste o residuo cero describe la intención de reducir el impacto negativo de la actividad humana en el planeta. Como filosofía alcanza tanto a los sistemas de producción como a los hábitos de consumo. La moldería sin desperdicios es uno de los recursos que adopta este movimiento en la moda, que en combinación con otras acciones como el reciclaje, busca redefinir un sistema cuestionado.

Del diseño bajó esta metodología y resultan prendas simples, elementales, que en su esencia remiten a las primeras formas que adoptó la vestimenta. La socióloga Susana Saulquin cita a la túnica como una de las prendas emblema del futuro. Y la pronosticadora de tendencias Li Edelkoort rescata al cuadrado, representado en el quimono, el poncho y el sari, como la forma ancestral que delineará los próximos años de un indumento que no hará distinción de género y buscará priorizar la comodidad.

La diseñadora Andrea Suárez, vestuarista y profesora fundacional de la carrera de Diseño de Indumentaria en la UBA, dicta clases desde los 90. Sus cursos experimentales sobre diseño de prendas sin moldería tienen una mirada antropológica y proveen herramientas técnicas para minimizar los desperdicios textiles. “Para estas prendas se trabaja con el textil como lo hicieron los pueblos originarios de todas las culturas. El inicio de este oficio como la conocemos hoy, con recortes y líneas curvas, se remonta a fines de la Edad Media y se consagró en el Renacimiento. Cuando la vestimenta concebida para la realeza fue adoptada por la burguesía, el sistema se instaló definitivamente. Desde entonces generamos descartes.

Se sabe que el desperdicio textil de la moldería tradicional es de entre el 15 y el 20%”, señala la especialista, y destaca dos modos de construir prendas sin moldes. “Uno parte del textil como base, sin cortes. Las prendas se confeccionan a partir de un solo paño o la unión de varios, dependiendo de su tamaño. Antiguamente los telares eran angostos. Los de quimono medían entre 37 y 39 cm de ancho.

El otro toma la forma del cuerpo y sus medidas como esencia misma y juega a adaptar las telas copiando su forma. Su tratamiento es más plástico, similar al de la escultura, siendo que la moldería de cálculo se acerca más a la arquitectura”, apunta. “En nuestro país, trabajar con el textil respetando su expresión es un saber ausente que se vincula con el origen de la carrera. La concepción del diseño como un proceso proyectual separado de su ejecución, favorece la producción de descartes, básicamente, por desconocimiento”, concluye Suárez.

Los diseñadores argentinos que crean bajo premisas zero waste, combinan formas experimentales de moldería con técnicas de reciclaje, intervenciones textiles y tintes naturales, entre otras acciones.

Lucía Chaín

Su sistema de moldería sin descartes parte de observar las características propias de los tejidos. “Como la mayoría de las telas que utilizo proviene de una cooperativa, sus dimensiones varían en ancho. Mis siluetas son oversize, por lo que la moldería es bastante amplia. La adapto según la dimensión del material que vaya a utilizar mediante cálculos matemáticos simples que me permiten abarcar todo el ancho y no generar residuos. De esta forma, una misma remera en un nuevo textil demanda un nuevo molde. A pesar de eso, siempre se generan descartes pequeños. Si decido no incluir los orillos -borde de la tela- en una prenda, los empleo para testear tintes naturales, realmente nada se desperdicia. Aplico el mismo criterio a todo: aprovechar la basura o
no generarla”, explica.

Carla Andrea Escalera

“A pesar de reducir las curvas al mínimo, tengo sobrantes que uso en detalles, terminaciones y vivos; con tintes naturales unifico los colores. Lo que no puedo reutilizar -por lo general piezas geométricas muy pequeñas- se las cedo a mi hermano, Gonzalo Escalera, que es artista plástico y trabaja con materiales descartados. Sigo investigando, trabajar de este modo significó amigarme con la costura”, dice Escalera.

Juliana García Bello

Lleva adelante un proyecto sustentable con su abuela Dorita Duba, que busca poner el valor textiles y prendas olvidadas. Juntas idearon un sistema de reciclaje de prendas: “Es una serie de moldes inspirados en la moldería tradicional, que sirve de base para la actualización de prendas existentes. Establecemos ejes en las tipologías más difundidas, sobre los cuales apoyamos las piezas a renovar. Los recortes normalizados, como el canesú de una camisa, sirven de guía para la deconstrucción. Los baches se pueden completar con otra tela, como un algodón biodegradable, tratando de minimizar los
recortes. Mediante recursos constructivos como elásticos, frunces o cintas, la prenda se termina de ajustar al cuerpo. Así logramos no desperdiciar tela”, señala.

Anabela Oviedo

Prioriza las telas de producción local y combina remanentes de bambú y tencel con algodones crudos de la cooperativa Inimbo, denim sin procesar o un algodón orgánico sembrado en pequeñas cantidades. Vale mencionar que la diseñadora adquirió un profundo conocimiento de las materias primas regionales como co-creadora de la marca deportiva Fluxus que lideró hasta el año 2017. “Cada material es un disparador. También aprovechamos descartes plásticos en intervenciones experimentales, como los estampados por termofusión”, agrega.

“Los retazos que nos quedan se donan a un centro comunitario para la elaboración de collares, pequeñas alfombras o posavasos que procuran un ingreso económico”. También, con el colectivo Entretejidas que formamos con Emilia Velasco y Luján Signoris, los empleamos en una instalación artística que exhibimos en la Bienal Internacional de Escultura de Resistencia. Somos un grupo de mujeres que trabajamos juntas, con la convicción de que una moda más ética es posible”, afirma la creadora de la marca que en Buenos Aires se consigue en Tienda Ina Ini – Perchero Federal, Galería del Liceo.

Quier

La marca también le encuentra destino a los descartes dentro de su proceso productivo circular. “Por un lado, desarrollamos un textil acolchado cuyo relleno está resuelto en gran medida con recortes. Por el otro, creamos un textil nuevo a partir de retazos que es industrializable, sin costuras y reversible. De requerirse, puede ser impermeable,transparente o elastizado”, agrega.

Daniela Sartori

“Siempre tengo en cuenta el ancho del tejido para que las piezas puedan acomodarse con un mayor rendimiento. Para aprovecharlo al máximo hago despieces, trazos, cortes, uniendo partes y pegatinas para lograr la pureza de la forma con la menor cantidad de recortes posible. Son prendas atemporales, únicas, durables en el tiempo en un sentido material y estético. Es un camino muy difícil y perseverancia pura, pero es con lo que mejor me siento”, concluye.

Si no se no corrige el rumbo económico “va a llevar al país al precipicio”

Fuente: InfoNews ~ Yeal Kim, presidente de la entidad textil explicó que la capacidad ociosa en su sector alcanza al 70%. “Hemos retrocedido 17 o 18 años, la situación es similar al 2002”, expresó

Yeal Kim, presidente de la Fundación ProTejer consideró que el si el Gobierno no corrige el rumbo económico “va a llevar al país al precipicio”.

En declaraciones a Maldita Suerte por FM La Patriada, el empresario textil explicó que “la crisis del sector es global pero ningún país esta tan mal como Argentina”, donde la capacidad ociosa “alcanza al 70%”.

“Hemos retrocedido 17 o 18 años, la situación es similar al 2002. Los problemas de la industria son producto de las políticas macroeconómicas del Gobierno”, afirmó.

“El futuro es muy negativo, vemos un túnel totalmente oscuro. Hay una crisis muy grande, si seguimos así no sabemos si vamos a pasar el segundo semestre de este año”, explicó el empresario, que aseguró que el “80% del problema es por la falta de la demanda”.

“Las medidas que están tomando junto al FMI van a matar todas las industrias del país. En un país donde no hay demanda, no hay mucho que hacer”, concluyó.

Damián Regalini, empresario textil: “La paz cambiaria es la paz del cementerio”

Fuente: Perfil ~ El vicepresidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Medias consideró que el viaje de Macri al sudeste asiático va a “primarizar la economía”.

La tasa volvió a bajar pero el impacto en la actividad no llegaría hasta junio Damián Regalini es un empresario textil, que que representa al sector de fabricantes de medias. Semanas atrás se cruzó con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, cuando ella señaló que las pymes que se fundían eran “menos competitivas”.

En aquella ocasión, Regalini le contestó, a través de Twitter, de manera contundente. “Invertí en las máquinas más modernas del mundo, nos capacitamos para usarlas en Italia, tengo una maestría de negocios en la Universidad de San Andrés y la mitad de las máquinas están paradas. No soy un inútil, gobernadora, ni mi fabrica ineficiente. Su gobierno destruye el trabajo”. Aquel tuit se viralizó y tuvo un fuerte eco entre cientos de empresarios pyme. En esta entrevista con PERFIL, Regalini va más allá en sus críticas contra el Gobierno.

– ¿Le sorprendió el impacto que tuvo aquel mensaje que escribió usted desde su cuenta de Twitter?

No, para nada. Porque la trascendencia tuvo que ver con que reflejé la realidad que estamos viviendo los industriales y los empresarios en Argentina. El problema tiene que ver con las políticas desastrosas del Gobierno. Más allá de todo lo que puedan decirnos, respecto de que quieren pymes exportadoras y de todos sus slogan, nosotros cuando nos sentamos en nuestros escritorios y abrimos nuestras fábricas vemos la realidad. Y estas medidas destruyeron nuestros negocios, que estaban vivos tres años atrás. Cambiaron las políticas económicas y pasamos a ser fracasados, no competitivos, poco exitosos. Es claro lo que pasó. Cambiaron las políticas y no sirvieron para nada. Muchos empresarios se sintieron reflejados con esa realidad que yo describí.

– ¿Ven algún signo positivo para este año?

No. Las empresas nos estamos fundiendo y no parece que vaya a cambiar la cosa. Lo que sorprende y molesta a los que tenemos una industria es ver que el Gobierno anuncia con bombos y platillos la gira por el el sudeste asiático, cuando todos sabemos que ir a vender al sudeste asiático es consolidar el modelo de primarización económica. Hoy con las políticas de este gobierno, con el cuadro tarifario, con el nivel impositivo, pensar en exportar a India y a Asia en general es pensar nada más que en vender materia prima. Es decir, exportar cosas que Argentina vendía hace dos siglos. Macri habla de desarrollo y van a vender materia prima a Asia. Para vender con valor agregado necesitamos que las medidas que desarrolle sean para la industria, no solo para el agro. Argentina necesita cambiar para de una vez por todas y crecer.

– ¿Tiene algún impacto positivo para el sector que usted representa la tranquilidad cambiaria de este año?

La tranquilidad cambiaria la estamos pagando carísima, a un costo de tasa de interés de saqueo. La tranquilidad del dólar es la tranquilidad de las máquinas. El precio de tener el dólar quieto es que tenemos las máquinas paradas. Es mentira que se trate de un veranito. Frenan el dólar con una tasa de interés terriblemente alta. Es la paz del cementerio.

– ¿La situación empeoró?

Nosotros, los pequeños industriales, estamos compitiendo con los colegas que se están fundiendo. Yo salgo a competir con un producto al cual le pongo un precio razonable y tengo colegas que venden a precios del año pasado porque están quebrados. Es la liquidación antes del cierre. Yo veo una economía caótica y desordenada. Es imposible hacer una previsión de acá a un mes. Hay variables propias del derrumbe del mercado que hacen que a vos se te descontrole el tablero de comando. Porque podés tener el dólar quieto, pero si la economía se está cayendo y tus competidores empiezan a liquidar el stock y hay proveedores que discontinúan una línea de producción porque no les conviene vender, no podés producir.

– ¿Ha tenido problemas por manifestar su posición de manera abierta?

Hace tiempo que venimos diciendo que se derrumba todo. Algunos piensan que los que hablamos de esto tenemos alguna simpatía con el kirchnerismo y que hablábamos para molestar, pero no es eso. Yo tuve que achicar mi fábrica a la mitad, tengo la mitad de las máquinas paradas. Y esto está cada vez peor. Como empresario y como representante gremial de un sector tengo que dar una visión pragmática y si esto es un desastre lo tengo que decir.