Moda circular: contra el fast fashion, larga vida a las prendas

Fuente: La Nación ~ La compañía pronosticadora de tendencias WGSN es clara: “El reciclaje de textiles ofrece la clave para cerrar el círculo de la moda”, afirma en su último reporte, poniendo de manifiesto el gran debate sobre el desperdicio textil que genera la industria del fast fashion y planteando un interrogante fundamental. ¿Dónde terminan las prendas que dejamos de usar y pasan a ser inservibles en nuestro guardarropa? La moda circular, un término del que se viene hablando hace más de un año en el mundo y hoy resuena en los medios de Argentina, parece tener la respuesta a un sistema de consumo que está cambiando desde los principales popes de la industria fashion para concientizar a los consumidores. La moda circular es, como su nombre lo indica, un sistema que promueve la larga vida de las prendas haciendo que circulen entre diferentes usuarios tanto en formato reciclado o reinventado como en sistemas de alquiler de prendas.

The Global Fashion Agenda afirma que el 73% de la ropa del mundo termina convertida en basura, utilizando solo el 15% de esta cantidad con fines de reciclaje. Si para fabricar una remera de algodón que cuesta cinco dólares en cualquier tienda de consumo masivo del mundo y los usuarios desechan a las dos veces de usarla se requieren 2720 litros de agua potable, el universo de la moda está en serios problemas. ¿Por qué nos empecinamos en comprar veinte remeras de algodón en tiendas de fast fashion si una persona promedio podría vivir tranquilamente con cuatro remeras blancas de algodón de buena calidad?

La respuesta a esta pregunta tiene que ver con varias cosas. Tiene que ver con que en países altamente industrializados como China o Estados Unidos, una remera o un jean en oferta pueden costar lo mismo que un kilo de manzanas. Tiene que ver, también, con las redes sociales y esta costumbre de las influencers de moda de “no repetir un look”, y generar esa conducta en sus miles de seguidoras adolescentes. Y a su vez se relaciona con uno de los mensajes de la apocalíptica serie futurista Years and Years: todos somos responsables por experimentar y alimentar ese placer inmediato que genera entrar a una cadena de moda masiva y comprar algo, cualquier cosa, solo porque está barato.

Alta costura responsable

El consumo responsable llegó a la moda de lujo local a través de New Dress Rent, el emprendimiento de la ex Ginebra Romina Pigretti, que desde su espléndido piso en el corazón de Barrio Parque ofrece la posibilidad de alquilar vestidos y carteras de diseñadores internacionales a precios que van desde los siete a los quince mil pesos. Valentino, Alexander McQueen o Isabel Marant son algunas de las marcas que se pueden alquilar a un precio muchísimo menor de lo que costaría uno nuevo. ¿Para qué guardar un vestido de alto lujo en nuestro guardarropas estallado si vamos a usarlo una sola vez para esa fiesta o casamiento que tanto esperamos? Y hablamos de espacio en el placard porque la moda circular, además de su costado ecológico, económico y hasta vanidoso, refleja otro problema de los tiempos que vivimos: la falta de espacio. Como siempre dijo el diseñador Pablo Ramírez, rey de la sobriedad y el minimalismo en su paleta de colores, “antes una señora tenía dos o tres pares de zapatos de buena calidad y los usaba repetidamente hasta que se rompían y había que comprar otro par. Hoy, en cambio, la gente pretende tener treinta pares de mala calidad y el placard estallado de cosas que nunca usa”.

Volviendo al alquiler de vestidos de lujo, los atuendos que circulan entre galas y festejos para luego ser devueltos a su lugar de origen mantienen un recorrido cronometrado para hacer feliz a las consumidoras sin dañar al medio ambiente.

A través de una curaduría muy estudiada, el proceso comienza con algunas preguntas clave: “¿Qué tipo de evento tenés, dónde es, cuál es tu estilo, cuáles son tus talles?”. A partir de eso, una especialista se encarga de hacer una selección sugerida que se puede probar en el showroom o pedir que se envíe a domicilio a través de la página web, donde es posible elegir entre una colección de más de 500 vestidos.

“El impacto y el desgaste que cada pieza genera es altísimo, y resulta difícil cambiar esa realidad desde el lugar del simple consumidor”, reflexiona Pigretti. “La idea es que a un vestido no lo use una sola persona una o dos veces, sino treinta”, propone. El paradigma del end of the ownership se sostiene en un consumo más colectivo, en el que muchos individuos comparten beneficios sin necesidad de acumular cosas. “Yendo directamente a la moda, este sistema permite que salgamos del uniforme negro que compramos pensando que es un clásico que podemos repetir. La realidad es que hoy en día, muy pocas mujeres compran vestidos llamativos sabiendo que solo pueden usarlos una vez”, puntualiza.

Las celebs marcan la pauta

Beyoncé, Rosalía y Kendall Jenner, además de ser grandes íconos de la moda y el pop actual, encontraron en el reciclado de prendas una doble función: ser ecológicas y estar un paso adelante en materia de tendencias. Las tres son fanáticas y grandes promotoras de Left Hand, la firma californiana que a base de jeans rotos, buzos viejos y un excelente trabajo de patchwork tiene cada vez más consumidoras preocupadas tanto por el medio ambiente como por su imagen. La estética DIY de los 90 con espíritu grunge que creó Julie Kucharski, fundadora de esta marca, otorga una segunda vida a prendas que de otro moda terminarían siendo basura contaminante en el voraz recorrido del fast fashion.

En este sentido, un caso local vino a instalarse a Buenos Aires, con una propuesta similar a la de Left Hand. Se trata de Akina Hirai (@akina.hirai) una activista ecológica, vegana, artista y emprendedora que desde sus redes aboga por el cuidado del medio ambiente. Aki está por lanzar su marca de moda sustentable, Banda de Hermanas, que busca crear una comunidad capaz de potenciarse a través de la moda sin dañar al mundo, buscando la reutilización de prendas, la intervención artística y su reparación para devolverlas al circuito comercial de una manera ecofriendly, circular y con valor agregado. “Aunque la moda muchas veces fue tildada de superficial, para mí es una herramienta muy poderosa de comunicación. Hoy, el cómo nos vestimos asume una postura social, política y ecológica. La trazabilidad de la moda está al alcance del celular, uno puede detectar fácilmente qué marcas trabajan con talleres clandestinos, qué marcas son cruelty free, cuáles pertenecen al denominado fast fashion y las terribles consecuencias que acarrean. En Netflix hay un montón de documentales para abrirnos los ojos, solo hace falta poner play e informarse”, explica. Y redobla la apuesta exponiendo su caso, que parte de la base de no seguir a rajatabla los dictados de la moda comercial: “Yo compro vintage, reutilizado, intervengo mis prendas y las reparo porque quiero que mi ropa no explote personas o destruya nuestro planeta, sino que muestre empatía y justicia social y ecológica. Además es una excelente manera de no llevar el uniforme de tendencia; mis looks no tienen temporada, voy usando creativamente prendas y colores con las que me identifico y con las que me siento bien en ese momento”.

La moda circular llegó para quedarse, con una propuesta que va más allá del reciclado y abarca conceptos que van desde el consumo responsable (esto es, comprar menos y si se puede, de mejor calidad) hasta el arreglo de cosas que en lugar de tirarse al tacho y pasar a mejor vida en el circuito contaminante, pueden arreglarse, tunearse y renacer en el cuerpo de otro usuario que les otorgue una nueva vida.

Así lo resume Akina: “Cuando hablamos de moda circular, siempre escucho hablar de las 3Rs (reducir, reusar y reciclar), pero también agregaría Rechazar y Reparar. Nos vendieron esa idea de comprar a mansalva y a la primera de cambio tirar lo que pasó de moda, convirtiendo a las prendas en material descartable y sacándoles todo el valor. Ese paradigma tiene que cambiar, cada recurso es valiosísimo, porque ya organismos mundiales (e hiperconservadores en sus informes) como la ONU y la IPCC hablan de que tenemos menos de 10 años para revertir la crisis climática. El mundo no se banca nuestro sistema de producción y consumo y está al borde del colapso”, finaliza.

Invitación al seminario “De la semilla de algodón al tejido, y más allá”

Fuente: CTS ~ El Centro Tecnológico Shituske, acompañando el “DIA MUNDIAL DEL ALGODÓN” invita al seminario “De la semilla de algodón al tejido, y más allá”  que se realizará Miércoles 20 de noviembre de 14 a 17 hs en  la Ciudad de Lujan

Inscripción gratuita en:

http://www.shitsuke.com.ar/Eventos/InscripcionSeminarioAlgodon.html

Objetivos:

– Detallar alcances del proyecto para la inmediata activación industrial, empleando herramientas técnicas del sistema multilateral de comercio con foco en la activación al entramado productivo de indumentaria, y así traccionar toda la cadena de valor del algodón como potente generador de trabajo genuino.

– Dar visibilidad y reconocimiento al algodón y a todas las partes interesadas en la producción, la transformación y el comercio del algodón, en un sistema inteligente de comercio administrado mediante las herramientas que proporcionan los organismos internacionales y Leyes Nacionales NO EMPLEADAS A LA FECHA, las que permitirán operar en el sistema de comercio multilateral en el marco de la OMC.

– Movilizar a la SOCIEDAD, la ACADEMIA, el ESTADO y al GOBIERNO, para la activación de sistemas productivos previsibles y resilientes, adaptadas a satisfacer los Objetivos para el Desarrollo del Milenio de la Naciones Unidas (ODM-NU)Identificar y promover oportunidades tecnológicas para el desarrollo genético de semillas de algodón, que permitan operaciones continuas con gradualidad, para alcanzar requisitos sobre confecciones requeridos por países centrales como potenciales consumidores de las exportaciones argentinas.

Semáforo de la Industria de la Indumentaria Argentina – Noviembre 2019

Se desploma la producción nacional de ropa

Las cantidades fabricadas cayeron 22,6% en septiembre,
la mayor contracción del año.

Fuente: CIAI ~ La crisis del sector de indumentaria argentino no da respiro: ayer el INDEC dio a conocer la caída de 22,6% de la producción en septiembre, comparado con mismo mes del año anterior. Se trata de la caída más profunda de todo 2019. En los nueve meses del año, el sector acumula una contracción de 15,3%. En paralelo, el empleo asalariado registrado en el sector se redujo 13,5% entre el primer trimestre de 2019 y el primero de 2018, según las últimas estadísticas disponibles en el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación. Dicha caída representa una destrucción neta de 5.823 puestos hasta marzo, desde entonces.

Dicha dinámica se explica fundamentalmente por la caída en la demanda de ropa por parte de la población argentina. En supermercados de todo el país, las cantidades vendidas de indumentaria se contrajeron 15,3% interanual durante agosto, mientras que en los shoppings centers del Gran Buenos Aires, la disminución fue de 1,8%. En los comercios minoristas, la caída interanual de octubre fue de 9,5%, según informó la CAME. La reducción en las ventas se dio en paralelo a un abaratamiento relativo de las prendas, cuyos precios aumentaron 47,4% interanual en septiembre, por debajo del nivel general de inflación de 54,5% medido por el INDEC.

Por su parte, la caída en las ventas obedece estrictamente a la contracción del poder adquisitivo de los argentinos. En particular, el poder de compra de los salarios de los trabajadores se redujo 7,9% en promedio durante el mes de agosto de 2019 (comparado con agosto de 2018), último dato disponible en INDEC. Adicionalmente, el poder de compra de las jubilaciones y las pensiones cayó 2,5% interanual en septiembre de 2019, según cálculos propios de la CIAI. En este contexto, llama la atención los resultados de la encuesta realizada por la Universidad Di Tella sobre la confianza de los consumidores, que tuvo una suba de 34,1% en octubre en comparación con mismo mes de 2018.

El comercio exterior de indumentaria también deja en evidencia la crisis del sector. Las importaciones cayeron 28,7% en septiembre de 2019 comparado con mismo mes del año anterior. Si se analiza en términos de cantidades, la contracción fue de 31,4%: la diferencia se explica por una pequeña suba de los precios promedio de importación (4%). La disminución de las importaciones de ropa no se explica únicamente por la caída en las ventas sino también por la devaluación del precio argentino: comparado con China, país origen de aproximadamente 60% de nuestras importaciones de ropa, el peso se depreció 3,9% en términos reales (es decir, descontando la inflación) respecto a octubre de 2018, según el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Entre las pocas buenas noticias para el sector, se destaca el incremento interanual de 42,9% de las exportaciones argentinas de indumentaria durante septiembre según información aduanera del INDEC.

En relación a los costos de las empresas del sector, aún persiste el ahogo financiero con tasas de interés por adelantos de cuenta corriente que promediaron 70,9% en octubre, según el BCRA. Por otro lado, el congelamiento de tarifas aplicado previo a las elecciones explica el aumento de sólo 20% en el precio de la nafta súper entre octubre de 2018 y octubre de 2019 y de 43% en el costo de la energía eléctrica en la Ciudad de Buenos Aires.

Por último, la encuesta de fines de octubre del Banco Central de la República Argentina (BCRA) a las principales consultoras, bancos y centros de estudios arroja resultados poco esperanzadores para lo que queda del año. En particular, se espera una caída de 3% del PBI de Argentina en 2019 y de 1,7% 2020, fundamentalmente por el arrastre estadístico que deja la crisis condensada en el segundo semestre de 2019. A su vez, el promedio de las consultoras estima una inflación minorista de 55,6% para todo 2019 y de 42,5% para 2020.

La edición de noviembre del semáforo de la indumentaria argentina deja en evidencia la gravedad de la crisis del sector y la necesidad de diseñar e implementar políticas públicas que permitan frenar la destrucción de empleo y empresas y revertir los retrocesos experimentados durante los últimos años. En particular, no sólo se requieren políticas industriales específicas en materia financiera, impositiva y de comercio exterior sino también la recuperación del poder adquisitivo de la población, variable fundamental a la hora de explicar el comportamiento de la industria nacional de fabricación de ropa. Desde la CIAI nos encontramos trabajando en una propuesta integral de políticas públicas para presentar a las nuevas autoridades gubernamentales, que también incluye compromisos de la cadena de valor para con la modernización productiva y tecnológica del sector.

Más de 270 productos de pymes distinguidos con el Sello de Buen Diseño

Fuente: El Economista ~ Más de 270 productos de empresas y pymes argentinas fueron distinguidos hoy con el Sello de Buen Diseño argentino (SBD). Los resultados de la edición 2019 se dieron a conocer durante un evento que se celebró en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y que contó con la presencia de referentes de las empresas distinguidas y funcionarios del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación y la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.

A través del SBD, una iniciativa de la Secretaría de Industria, se evalúan desde hace 9 años las buenas prácticas de diseño de las empresas y PyMEs, promoviendo su participación en exhibiciones a nivel nacional e internacional. También, se generan nuevas oportunidades comerciales a partir de reuniones y rondas de negocios con compradores nacionales e internacionales, entre otros beneficios.

Los 278 productos distinguidos este año completan el total de 1488 distinciones durante las nueve ediciones del programa, englobando un universo de 808 empresas que apuestan al diseño para generar nuevos productos, mejorar procesos y desarrollar estrategias de innovación.

Entre los destacados de esta edición, que ya forman parte del nuevo catálogo, se encuentran productos Essen, una empresa que se presentó en todas las ediciones de la convocatoria y que lleva adelante una política de innovación sostenida desde la provincia de Santa Fe. También, se destacaron propuestas de Molo Urbano, en cuanto a equipamiento y mobiliario para gobiernos locales, y de Ombú, que genera innovación en indumentaria de trabajo cumpliendo con la normativa de más alto nivel mundial.

Por otro lado, resaltaron los productos de Leistung Ingeniería, que en Córdoba desarrolla equipamiento médico con equipos que trabajan intensivamente en la innovación, el diseño y la usabilidad de sus productos; y de Ansilta, una empresa textil de San Juan que desarrolla prendas de alta complejidad para situaciones extremas.

Los sectores alcanzados por la edición 2019 del programa del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación fueron: productos para la industria y transporte; mobiliario y equipamiento; productos para el hogar, oficina y recreación; comunicación estratégica e indumentaria, calzado y accesorios.

Industria textil, se entusiasma con resurgir en un entorno protegido

Fuente: IProfesional ~ En estos cuatro años, según organizaciones del sector, la actividad perdió 500 empresas y 40.000 empleos. Esperanza en la reactivación del mercado interno

Tambaleantes y con el último aliento. De esa forma llegan a este final de período macrista las compañías del rubro textil tras sortear, según mediciones del segmento, el peor lapso comercial para la actividad en más de 15 años.

Entre las organizaciones de ese sector destacan que en estos cuatro años la pérdida de puestos de trabajo formal bordea los 20.000 empleos, pero que esa marca trepa a 40.000 si se toma en cuanta la labor informal.

En términos de empresas que bajaron sus persianas, desde Fundación Pro Tejer indicaron que durante la gestión de Cambiemos dejaron de operar alrededor de 500 emprendimientos. Otro tanto, indicaron desde la entidad, sobrevive hoy bajo un esquema de turnos acotados o alternando días de producción.

“Incluso se dan casos de empresas que operan durante un mes, cierran al siguiente, y luego vuelven a la fabricación. En época de mucha producción, las empresas textiles trabajan de lunes a sábado. Hoy, eso es algo que no ocurre”, expresó ante iProfesional Marco Meloni, vicepresidente de Pro Tejer.

A la hora de detallar los aspectos qué más operaron de forma negativa sobre la actividad textil, organizaciones, analistas e incluso fabricantes reconocen que el derrumbe llegó como consecuencia de una “tormenta perfecta”.

“Cayó la demanda porque la economía se resintió; entonces la gente, directamente, dejó de comprar. A la par, se abrió la importación de un modo indiscriminado y eso provocó una sustitución enorme de productos. A eso se le sumó el aumento de las tarifas y el costo financiero, las tasas. Todo terminó colocando a la actividad por debajo del piso histórico de 2002”, detalló Meloni.

Un fabricante con planta operativa en la zona sur del conurbano bonaerense expuso argumentos similares. “Lo que vivimos es una destrucción del sector. Además de la menor demanda se rompió la cadena de pagos. Para cuando cobrás, los montos no te alcanzan para volver a cubrir la misma cantidad de materia prima. La situación de la menor demanda es tal que hasta los importadores tienen problemas”, dijo a iProfesional en estricto off the record.

El empresario sostuvo que el actual es un “escenario jamás pensado” en un país que cuenta con materias primas básicas –como la fuerte producción algodonera– y hoy posee una actividad textil que con una capacidad ociosa del 50 por ciento. Esto, por supuesto, referido a las compañías que, al menos hasta ahora, han logrado evitar el cierre.

“Este Gobierno no le dio importancia a la industria nacional, más bien todo lo contrario”, declaró recientemente Yeal Kim, presidente de la Fundación Pro Tejer, en instantes previos al inicio de la convención anual ProTextil, el evento anual que nuclea a las compañías del rubro.

Por su parte, el economista Mariano Kestelboim, ex Pro Tejer, enfocó su opinión en la involución que evidenció el mercado interno en los últimos cuatro años.

“El consumo se reorientó a lo básico: alimentos, pago de servicios del hogar, combustibles, medicamentos y saludo en general. Eso redujo fuertemente la venta de textiles. A diferencia de la etapa de Cristina Fernández, en estos años el consumo mostró una caída de al menos un 40 por ciento. También en estos años se perdió la poca exportación textil que se llevaba a cabo”, dijo a iProfesional.

Kestelboim definió como “formidable” lo ocurrido en esta gestión que concluye en lo que hace a “destrucción de capacidad productiva y empleo” en el rubro.

“La apertura de importaciones y el cambio de precios relativos golpeó mucho a los que producen en el ámbito textil. La disparada de los costos terminó dejando fuera de la actividad a una gran cantidad de empresas. Pero, sin dudas, la pérdida generalizada del poder adquisitivo fue lo que más perjudicó a la actividad”, expresó.

Recuperación política

La novedad es que ahora en la industria hay signos de cambio de estado de ánimo, a partir de las expectativas que despierta la política industrial de Alberto Fernández.

A escasas horas de confirmado su triunfo en las urnas, Alberto Fernández recibió la primera noticia positiva, justamente, del ámbito textil. Así, el empresario Teddy Karagozian anunció la reapertura, previa inversión de 4 millones de dólares, de una fábrica de hilados en La Rioja que dará empleo a 100 personas. El inversor comunicó su decisión en el marco de un acto realizado en la localidad bonaerense de San Martín del que participó el presidente electo.

De cara a lo que viene en términos de recambio político, Kestelboim sostuvo que la expectativa en el sector está puesta en que Alberto Fernández desarrolle de lineamientos económicos que alienten el consumo interno. “Una vez que haya una recuperación del consumo, que se mejore la capacidad adquisitiva del sector interno, deberá definirse un nuevo criterio para administrar las importaciones”, puntualizó ante iProfesional.

“Lo siguiente es que se establezcan formas de garantizar el acceso al crédito para una incorporación de capital de trabajo. Con el cumplimiento de estos aspectos puede darse una recuperación bastante rápida”, dijo.

Meloni coincidió respecto de la necesidad de reactivar la financiación, al tiempo que profundizó sobre el escenario que enfrentan las Pymes endeudadas. “Es importante que se lleve a cabo una moratoria profunda. Incluso con determinadas quitas de intereses. Si no, las empresas que llegan con complicaciones no lograrán salir adelante más allá del cambio de política económica”, alertó.

“El sector de producción textil es uno de los que más rápido sufre afectación cuando hay subas de tarifas y más importación. Pero, al mismo tiempo, es uno de los que se recupera con mayor velocidad en cuanto se reactiva el consumo y se privilegia el producto local. Si se mejora la economía de la gente, rápidamente veremos un despegue del rubro. Eso es lo que esperamos”, concluyó.

De acuerdo a informes de Pro Tejer, la caída en la demanda de ropa afectó sobre todo a la producción nacional, que acumula 15 meses consecutivos de caídas. Con relación al comercio exterior del sector, la caída de las ventas de indumentaria y la suba del dólar también golpearon a las importaciones, que cayeron 35,8% interanual sólo en agosto, según registros de Aduana.

“La crisis cambiaria por la que atraviesa Argentina eleva la incertidumbre futura sobre el precio del dólar, en un contexto en el que nuestro país ha vuelto a perder el acceso a los mercados voluntarios de deuda (y a agotar el financiamiento provisto por el Fondo Monetario Internacional)”, expone un relevamiento de la fundación.

“En ese marco, se verificaron algunos casos de talleres de confección que han vuelto a recibir órdenes de producción por parte de las marcas, para las cuales la alternativa importadora dejó de ser tan favorable como hace dos años”, concluyen.

Colgados del travesaño

Desde Pro Tejer, Meloni sostuvo que el panorama a corto plazo para las empresas que siguen operando es incierto en tanto “el mostrador sigue deprimido”.

“Estamos colgados del travesaño. Hoy proliferan las empresas en terapia intensiva y otras, directamente, en agonía. No hay estímulo al capital de trabajo para recuperar la producción y la venta. Por otro lado, lo que se vende usualmente se abona a los 90 días. Muchos deben salir a vender cheques y el costo financiero termina comiéndose gran parte de la ganancia general”, detalló.

Respecto de esto, el ejecutivo destacó el peso de la inflación en los costos, que se actualizan casi de forma permanente, mientras que los comercializadores de la actividad textil no han aplicado grandes incrementos a los productos finales.

En torno a la organización destacan la enorme pérdida de participación del producto nacional a manos de una importación apadrinada por el Gobierno.

“Previo a esta gestión, la torta se dividía en un 60 por ciento de producto textil hecho en la Argentina y el resto proveniente del exterior. En estos cuatro años, la ecuación se invirtió totalmente. Creo que lo único positivo que hizo el Gobierno para nuestro sector es incrementar el control al contrabando”, comentó a iProfesional.

Meloni expuso que las compañías que aún sobreviven se encuentran muy endeudadas tras agotar sus respectivos ahorros. “Se erosionó el capital de trabajo. Las exigencias que se fueron agregando a los créditos terminaron volviendo imposible la posibilidad de acceder al financiamiento. De ahí la sucesión de cierres o las empresas que pasan largos períodos sin producir”, dijo.

La indumentaria de Forever 21 desembarca en el mercado argentino

Fuente: Crónica ~ Al final, la marca de indumentaria estadounidense Forever 21 no abrirá locales propios en la Argentina, pero sus prendas desembarcarán este fin de semana en The Luxury Outlet de Palermo y desde el martes en el local de  Luján Walk Shopping. Se trata de excedentes de sus colecciones que no llegaron a venderse en el exterior.

El empresario que importó las prendas es Arturo Alacahan y eligió comercializarlas en exclusividad en The Luxury Outlet, el mismo espacio que seleccionó para vender la indumentaria que trajo de la cadena sueca H&M que tanto furor hizo en su llegada a la Argentina.

Sergio Blanco, generador de The Luxury Outlet, emprendimiento generado por Sergio Blanco, señaló a BAE Negocios: “Las prendas de Forever 21 tienen precios imbatibles. Ofreceremos ropa de dama desde los 5 años hasta adulto y ropa para adolescentes varones. La superficie será de 500 metros cuadrados y compartirán espacio con H&M”.

Cuando hace pocos meses desembarcó la ropa de H&M el entusiasmo fue tal que los fanáticos de la marca recorrían más de 80 kilómetros para visitar el shopping de Luján y los fines de semana hasta hacían filas de 200 metros. Los precios de las prendas de H&M rondan los $1800 por un jean, $100 una remera, camisas de hombre $1700 y vestidos $1850.

Entre las prendas que llegan habrá remeras, jeans, buzos, camperas, vestidos. La marca Forever 21 es considerada “low cost” justamente por sus precios que son muy competitivos. El público va de los 5 a los 35 años, según explica la filosofía de la etiqueta estadounidense.

Los empresarios esperan que Forever 21 sea recibida de manera similar por los teenagers. Si bien, no es el mejor momento para la marca estadounidense, preferida por muchos adolescentes. En septiembre entró en bancarrota: hasta ese día, operaba 800 tiendas en todo el mundo. Fundada en 1984, anunció que cerrará 200 locales en varios países para reordenarse y seguir operando.

Aunque no se retirará de América Latina, busca concentrarse más en Estados Unidos. Hasta ahora, las y los fans argentinos de la marca iban a Uruguay o a Chile para buscar las prendas. Ahora tendrán la posibilidad, hasta el 24 de noviembre, de encontrar la marca en The Luxury Outlet ubicado en Tribuna Plaza de Palermo. Abierto de 12 a 20 horas, sólo cierra los lunes. Y en el outlet del shopping de Luján, abierto todos los días, desembarcará el martes.

En Palermo, como en Luján, comparte vidriera con con etiquetas como H&M, Prüne, Cheeky, Como quieres que te quiera, Rochas, La Martina, Levis, Legacy, María Cher, Kosiuko, Canon, Desiderata, Portsaid, System, New Balance, Perramus, Daniel Hechter, La Dolfina y Bershka, entre otras.

En el mercado internacional, Forever 21 es conocida como una marca “low cost” de moda rápida cuyos precios rondan los US$22 un vestido o blusas por US$5,5. Los que analizan su quiebra, opinan que los jóvenes ya no están interesados en un modelo de consumo tan poco sostenible. Sumado a que priorizó la apertura de tiendas, antes que el desarrollo on line que hoy representa sólo un 16% de sus ventas.

El desembarco en el mercado local de una marca tan esperada por los más chicos, podría tener una bienvenida similar a la llegada de las prendas excedentes de la marca sueca H&M. Para los que en el verano elijan Punta del Este, los excedentes de las colecciones que se venden en Uruguay estarán disponibles desde el 20 de noviembre en The Luxury Outlet Punta del Este.

El Hipódromo de Palermo presenta “La Vie en Rose”, un exclusivo desfile de la UP & EcoMujeres

Fuente: nuevacom ~ El sábado 9 de noviembre a las 18.30 hs,en el marco del Gran Premio Nacional, la carrera más importante del Hipódromo de Palermo, se realizará en la Tribuna Oficial el desfile titulado“La Vie en Rose”,presentadopor la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo a beneficio de la Fundación EcoMujeres.

Flor Fabiano, la reconocida modelo y fotógrafa, será la Embajadora del eventoen colaboración con la fundación.

“La Vie en Rose” reunirá distintas propuestas innovadoras creadas especialmente por estudiantes de la carrera de Diseño de Indumentaria de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, quienes realizaron diseños exclusivos en distintas tonalidades de color rosa buscando crear concientización, respeto y solidaridad en la lucha contra el cáncer de mama, además optaron por la utilización y versatilidad de materiales nobles.

Por quinto año consecutivo la Facultad de Diseño y Comunicación se destaca por su excelenciaal ser reconocida por la consultora internacional QS (QuacquarelliSymonds) como la mejor en Diseño en Argentina y América Latina entre las universidades privadas.

Los estudiantes que participarán son: Micaela Sol Antonelli Sanz, Olivia Balbiene, María Gracia BernalesAltamora, Lucía Agustina Ferraro, María Luz Gardien Coria, Delfina Alejandra Gómez García, Abigail Judith Kruszewski, Josefina Pediconi, Micaela Sánchez Claria, Guadalupe Micaela Sánchez Lozano, Leticia Soares De Souza, Agustina Spelzini, Delfina Sanchez Picón y Melanie Menalled.

Al mismo tiempo se presentará el lanzamiento oficial de las colecciones personales de dos diseñadoras destacadas;Delfina Sánchez Picónexhibirá “IMPAR”, inspirada en la inmigración musulmana; el traspaso y la adaptación de las mujeres y su vestimenta cultural logrando una fusión entre las tipologías como túnicas, burkas, chador y prendas básicas y trajes sastreros con distintas estampas.

Mientras que Melanie Menalledpresentará la marca “Dicotomía”, que apunta a reivindicar la delicadeza como signo de debilidad de la mujer. Esto se representa a través de constantes cortes y uniones,sumado a una paleta de colores acromáticos con un toque de color saturado de tendencia.

Como apertura del espectáculo, la tribuna será sede de una performance de Flash Mobcon danza contemporánea, a cargo de la bailarina y coreógrafa, Mercedes Abraira.

Además, durante el evento, representantes de la FundaciónEcomujeres mediránlaHuella de Carbonoa quien lo desee.

De 13h a 21h, habrá más de 10 carreras de caballos, entre las que se destacan;el Gran Premio Nacional, que se realiza en pista de arena, con una distancia de 2.500 metros para todo caballo de 3 años o más edad, el Gran Premio Maipú y el Gran Premio Palermo, siendo este día de carreras el más importantedel calendario anual del hipódromo.

Con el fin de concientizar al público y promover las buenas prácticas y usos en la industria de la moda y el consumo responsable, la Universidad de Palermo, la Fundación Eco Mujeres y el Hipódromo de Palermo se unen para brindar un show donde se destacan la moda, las carreras, la danza y la sustentabilidad.

La “Vie en Rose” 2019 agradece a Terma, Natura, Tregar,TSU Cosméticos, Moma MakeUp,Shetwork, Proyecto Dance y Mercedes Abrairapor el auspicio brindado.

Las carreras no se suspenden por lluvia.

El desfile se suspende por lluvia y se realizaría el 14 de noviembre.

La entrada es libre y gratuita.

Los hashtags del evento son: #palermoenrose, #modapalermo e #hipodromodepalermo.

Agatha Ruiz de la Prada: “En la moda para persistir hay que resistir”

“Viniendo a la Argentina me siento feliz”. Foto: Alejandro Carra.

Te lo habíamos adelantado. La diseñadora Agatha Ruiz de la Prada llegó al país especialmente invitada por el Six o’ Clock Tea organizado por Carminne Dodero en los jardines de la Embajada de España. Se trató de la 30º edición un desfile -té a beneficio de la Fundación España. Y Ruiz de la Prada fue la estrella de un show donde compartió escenario con diseñadores como su amigo Benito Fernández, Las Buttner y Rossi Tuxedo entre otros.

“Me hace muy feliz volver a esta lugar. ¿Recuerdas? Aquí hice mi primer desfile en Argentina y fue en 2009 con Para Ti. ¡Diez años ya!”, señala.

En aquel entonces se hablaba mucho de la avanzada española… De Adolfo Domínguez, de Custo Barcelona. ¿Qué sucedió con ese boom?, ¿cambia la moda?, ¿cambian los gustos?

La realidad es que ha habido gente que ha venido a España con mucha ilusión y mismo yo he ido a desfiles como en Uzbekistán y veía como otros colegas llegaban con una decena de personas (diseño, ayudantes, jefes de ventas) pensando en hacer mil negocios y, la verdad, ¡a mí me hacía gracia!… No se que habían visto en realidad y sí, las cosas han ido cambiando.

“En la moda, para persistir, se trata de resistir”. Foto: Alejandro Carra.

¿Cómo qué?

Los gustos, la moda en general… España fue el primero en tener Ley de talles. Se luchó mucho y de hecho yo veo que con esto de las Kardashian y todo el furor alrededor de ellas y estos temas se ha hecho mucho para que las mujeres pierdan los complejos  de sus cuerpos.

Hace 15 años tu ropa era “rara”. Hoy sin ése diseño diferente, algo falta.

¡Y hemos tardado años! –se ríe-. Muchos años, pero con cambios como el boom Kardashian todo ha sido positivo. Ellas que son el sumun de la hortera (vulgar) han mostrado por ejemplo como la hortera de repente puede estar a la moda. Incluso ha habido muchos años donde el “feísmo” ha estado de moda. Y se hecho mucho para que las mujeres pierdan los complejos  de sus cuerpos.

Agatha junto a Carminne Dodero y los diseñadores del Six o’ Clock Tea. Foto: Alejandro Carra.

¿Ellas marcan la tendencia o ellas reflejan la moda?

En la historia de la humanidad es así y así la moda por ejemplo, en distintas épocas ha marcado que ser gordita era ser rico. Porque los pobres eran muy flacos y cuanto más gordita más rica la persona y más sexy. Uo creo qu eeo cambia mucho y ha habido gente espectacular como Miuccia Prada que ha acogido cosas muy pero muy feas a por propósito y las ha puesto de moda.

AGATHA RUIZ DE LA PRADA SIX O CLOCK TEA
Ama y señora, Agatha Ruiz de la Prada en sus 72 horas en Buenos Aires. Foto: Alejandro Carra.

De Letizia a Juliana…

AGATHA RUIZ DE LA PRADA SIX O CLOCK TEA
Para el recuerdo. Agatha y una inédita postal con blanco ¡y negro! de fondo. Foto: Alejandro Carra.

En el backstage de la Embajada de España, hablamos con Agatha Ruiz de la Prada -diseñadora y doblemente miembro de la realeza española, cual marquesa de Castelldosríus y baronesa de Santa Pau- sobre el rol de personajes hoy como Meghan Markle o la misma reina Letizia de España.

A la hora de elegir en su perchero, ¿crees que es su deber ser embajadoras de la moda de sus países?

Primero. Para mí no hay nadie más guapa que esa que teníais ustedes, la primera dama Juliana Awada. No tenía mi estilo pero ¡ella es espectacular! Y tenía un cuerpazo…

Luego. Pienso que no: no se puede confundir ni la política ni a la realeza con los influencers y las modelos. Porque una cosa es ser modelo… pero hay un momento en que la gente agradece mucho la naturalidad. Y no pasa nada por estar gordito, por ser más bajito, ni por no salir bien en la foto, que si abrazas a un niño y te mancha, ¿o si prefieres un atuendo a otro? Así sea Meghan Markle o Letizia, uno debe poder elegir. Yo creo que es más importante el mensaje que das. Lo que importa es el ejemplo y la naturalidad que la frialdad de qué eliges usar y el mostrar “que yo soy la más guapa” o “uso esto porque es lo que va”.

Marquesa y baronesa, Agatha Ruiz de la Prada como en casa en la embajada de España.

Universo de color

Agatha se prepara para el desfiles. Se trata de un show con té incluido presentado por el embajador y adelanta que se mostrará así lookeada como está. Nada de cambios de look ni de divismos. Saluda y posa con el personal el lugar (en una foto inédita, rodeada de prendas en negro, su ‘color’ cuasi tabú). Jovial y espontánea, revisa todo a detalle (aprueba y también baja el pulgar) y siente mucha curiosidad cuando ve un calzado que le llama la atención (“me hubiera gustado tanto traer mis nuevos diseños, ¡lo lindos que quedaron!”).

En un rincón del backstage del show, la diseñadora se encarga de bajar el volumen del salón cuando el sonido empieza a tapar su voz en la entrevista: “Niñas por favor, ¡que no escucho!”, exclama.

A la hora de revisar percheros vecinos, Agatha saluda. Se saca fotos pero sigue su camino. ¿En qué se inspira la española?, ¿qué diseñadores nuevos te gustan? “¡Tampoco es que conozco a tantos! –Me encantan tus zapatos, ¿de quién son?, pregunta la diseñadora-. ¿Stella? Ah, con Stella McCartney justamente tenemos muchos puntos en común, ¡yo ni sabía que tantos! Un sello, nuestro nombre como marca, muchas cosas…”, destaca.

¿Te vas a convertir en sustentable y vegana?

No es que toda mi colección sea vegana o sustentable pero a mí me encantan los animales (y me encantaría ser vegetariana, pero no lo soy) y siempre he sido de los verdes y de la ecología. Por ahora intento no tener tantos objetos de cuero entre mis productos.

Tu marca está muy ligada a tu persona, ¿te gustaría desligarla un poco?No. Además de la ropa, yo llevo 25 años vendiendo azulejos, ¡objetos de decoración! Los vendo en 120 países del mundo y muchos conocen mi nombre y lo relacionan con el color, mis formas (corazones, flores…) por ellos. Aquí en Argentina me conocen por mis perfumes y no tanto por mí misma. No se trata solo de moda, es un todo. Yo hago todo lo que puedo y que los demás hagan todo lo que pueden también…

Los diseños de verano 2020 en Argentina. Foto: Alejandro Carra.

¿Una casa de moda necesita integran un grupo -LVMH, PUIG, Kering- para salir adelante?

Es muy importante. De otra manera es muy difícil sobrevivir -a no ser que hagas las locuras que hago yo: de venirme hago un desfile a Buenos Aires, ¡volver y volver! y hacerte conocer-. Hoy yo llego aquí y ya me conocen. Y cuando yo me voy, ellos -el grupo Puig que tiene mis fragancias- ¡continúa hablando de mí! Así pasa con la decoración, con las fragancias. Ahora mismo me pongo a hacer un hotel en Valencia, “agathizado” por entero, te da esa visibilidad.

En el Six o’ Clock Tea, un estilo reconocible en todo el mundo. Foto: Alejandro Carra.

Hay estilos que gustan mucho pero que sin embargo no duran. Zac Posen por ejemplo anunció que cierra…

¡Y Del Pozo también! Una pena. Aquí lo más importante es aguantar el tirón. Para persistir se trata de persistir. Es muy triste ver la cantidad de gente que ha empezado y que no ha sido capaz de aguantar.

AGATHA RUIZ DE LA PRADA SIX O CLOCK TEA
Esmeralda Mitre, en el cierre del desfile del Six 0′ Clock Tea. Foto: Alejandro Carra.

¿Tu secreto?

Es cuestión de resistir. Y la mejor manera es que te lo pases muy bien que sea muy agradable, que tu viaje con lo que estás haciendo en la vida sea muy divertido.

El sector privado propone 21 medidas a Alberto Fernández para reactivar el consumo

Fuente: Ambito ~ Distintas alternativas para reactivar el consumo para “mejorar la vida cotidiana de la gente” – están siendo evaluadas por estos días por el presidente electo Alberto Fernández y su equipo económico. En este marco, Ámbito consultó a referentes de los principales sectores económicos sobre qué medidas debería implementar el próximo gobierno para incentivar la economía sin profundizar la espiral inflacionaria.

Acuerdo social y económico, mantener el cepo cambiario, reactivar el programa Ahora 12 y prorrogar la rebaja del IVA en alimentos, son algunas de las propuestas.

Indumentaria

Desde la Fundación Protejer, indicaron que “el último período de la economía ha sido letal para la industria, principalmente porque se ha perdido el consumo y nuestro país como la inmensa mayoría de los países del mundo, sustentan su competitividad y producción en el mercado interno, para desde esa plataforma insertarse inteligentemente al mundo”.

Las propuestas de este sector son:

Firmar un acuerdo económico y social donde estén representados los sindicatos, las empresas y el estado, de manera de dar previsibilidad a variables críticas (alimentos de primera necesidad, tarifas, salarios y rentabilidad, entre otros) que contengan la inflación con un techo razonable.
Incentivar el consumo con Ahora 3, 6 y 12 con tasas preferenciales y en lo posible de un dígito.
Ofrecer promociones con tarjetas de crédito, en un inicio con bancos nacionales y provinciales, para que luego se sumen los bancos privados.

Comercio minoristas

Desde la Cámara Argentina de Comercio y Servicio (CAC), indicaron a Ámbito que “si bien la demanda por consumo será satisfecha en el corto plazo sin generar mayor presión inflacionaria debido a la capacidad ociosa que hoy presenta la industria, no habría que perder de vista que, en el mediano y largo plazo, deberá haber mayor fomento a la inversión propiciando el crecimiento sostenido sin las distorsiones de precios observadas en el pasado”.

Para la CAC, las medidas que deberían impulsarse para la recuperación del consumo en el corto plazo son:

Estabilizar la evolución de precios y reestablecer las expectativas y confianza del consumidor al evitar dilación en la toma de decisiones y que estas sean contunden y sostenibles.
Ampliar Ahora 12, 3, 6 y 18 a más rubros manteniendo los diferenciales de tasa.
Disminuir plazos de acreditación de las tarjetas de crédito y débito para abaratar los costos financieros asociados a los medios de pago, incluidos los medios de pago electrónico, para bajar el precio final del producto (a mayor precio, menor demanda).
Disminuir los impuestos más distorsivos (por ejemplo Ingresos Brutos) que terminan impactando fuertemente en los precios finales y que forman parte del “costo argentino”.
Prorrogar la rebaja de IVA para productos de la canasta básica.
Reflotar programas sectoriales de estímulo al consumo (plan Cero Kilómetro, Semana de la Moda, etc.).
Reestablecer la devolución general de IVA para las compras hechas con tarjetas de débito y crédito que no solo fomenta el consumo, sino, la bancarización de la economía.
Incrementar el límite de devolución diferenciada de IVA para las compras realizadas por jubilados y receptores de Transferencias Monetarias del Gobierno.
Disminuir las tasas de interés para incentivar los créditos al consumo.

PyMES

El vocero de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Pedro Cascales, resaltó a Ámbito que “casi el 50% de todo lo que paga el consumidor es impuestos municipales, provinciales y nacionales; y que el 40% de la economía es informal” y propuso en base a ello:

Orientar el consumo a través de pago con tarjeta de débito u otros instrumentos bancarizados de manera tal de premiar al comercio formal (y a través del comercio a toda la cadena formal de la economía) y al consumidor incentivarlo con devolución parcial del IVA de sus compras, lo que le generaría un ahorro.
Impulsar planes de financiación Ahora 12 con tasas de interés promocionales, que ya demostraron ser un mecanismo que genera mayor actividad y consumo.

PyMes industriales

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, habló de la necesidad de dinamizar el sector fabril con medidas de corto plazo que impongan un cambio en el rumbo económico, retorne la inversión y se vuelva a generar empleo privado y de calidad.

Entre muchas otras, se destacan las siguientes propuestas:

Pesificar la energía dado que la dolarización en naftas y electricidad, provoca presión sobre la inflación de costos de las Pymes industriales; y su efecto en las góndolas en los productos de primera necesidad.
Disminuir en forma significativa las obligaciones que deben afrontar las Pyme, ya que traen aparejados costos administrativos que son improductivos para el normal funcionamiento de la actividad que permitirá salir del ahogamiento que atraviesa la industria.

Supermercados

Yolanda Durán, la titular de la cámara empresarial que nuclea a los supermercados chinos, planteó:

Firmar un “acuerdo social” en la que todos los sectores (primario, industrial y de comercio) se comprometan a no incrementar los precios.
Impulsar canastas navideñas, baratas y surtidas, para que las familias “que están muy triste y nerviosa porque no saben que Fiestas les espera”.
Establecer un acuerdo específico con el sector de los comodities (harina, aceite y azúcar, entre otras), con el objetivo de que el 50% de la producción sea destinada al mercado interno al precio local. “Los empresarios quieren ganar en dólares y por ende desatienden a los consumidores argentinos”, dijo.
Mantener el cepo cambiario porque, con esta medida, se evita que se dispare el dólar, que –sabemos, aseguró Durán- impacta en el incremento de los precios.

Jugueterías

Emmanuel Poletto, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, señaló como sugerencias:

Reducir la tasa de interés del Programa Ahora 12 para potenciar la producción y el consumo de bienes locales, fiscalizando el correcto uso de este instrumento.
Apoyar las campañas del sector tales como la “Noche de las Jugueterías” con promociones y descuentos aplicables a juguetes de fabricación nacional con bancos públicos como el Nación y Provincia.

Textiles mantienen los precios y apuntan a mejorar las ventas en temporada

Fuente: 0223 ~ La cuenta regresiva de cara al verano 2019/2020 ya está en marcha y los distintos sectores productivos de Mar del Plata ya se preparan para tratar de aprovechar al máximo la temporada. Ese es el caso de los textiles, que ya anticiparon que mantendrán los precios porque tienen en cuenta que prácticamente no hubo variación en los salarios y el poder adquisitivo de la gente se mantiene bajo.

“Con un mercado recesivo no se puede acompañar la inflación porque sino no venderíamos nada. Aún haciendo esfuerzos muy grandes, tratamos de mantener los precios porque de lo contrario es muy difícil vender los productos”, definió el presidente de la cámara textil de Mar del Plata, Juan Pablo Maissonave.

Por otra parte, el empresario evaluó que “no fue bueno” el saldo que dejó en el sector las políticas económicas que llevó adelante el gobierno de Mauricio Macri, y reconoció que más allá de haberse producido la caída del poder adquisitivo, se asistió a la “destrucción del mercado interno”.  No obstante, aclaró que también “han tenido algunas cosas buenas” y señaló, por ejemplo, que se les haya dado la posibilidad de “abrirse al mundo”.

En ese sentido también destacó que durante los últimos casi cuatro años se propiciaron debates vinculados a reclamos del sector empresario e industrial, y subrayó la necesidad de que el próximo gobierno los tenga en agenda. “Sin una reforma tributaria y una modernización del régimen laboral, es muy difícil lograr un país competitivo”, puntualizó Maissonave en declaraciones a 0223 Radio.

“En los últimos 50 años los trabajos fueron evolucionando en todo el mundo y creemos que acá también deben modernizarse cuestiones relacionadas, por ejemplo, con el salario: todos coincidimos en que un empleado gana poco, pero no se dice que lo que cobran es el 50% de lo paga la empresa y que se va en concepto de cargas sociales, prorrateo de vacaciones, etcétera”, explicó. “Si no hay un cambio en este sentido va a ser muy difícil que se fomente el empleo genuino en el sector privado, que es lo fundamental para que cualquier país crezca”, subrayó.

Además, Maissonave sostuvo que el próximo gobierno deberá apuntar a la financiación de las pymes porque de lo contrario será “muy difícil” que haya una reactivación. “El tipo de cambio que tenemos hoy puede llegar a ser competitivo pero sin financiación o con una tasa por encima del 80%, es inviable que cualquier sector industrial pueda funcionar”, enfatizó.